ImprimirImprimir

Muy buenos días, doctor Miguel Bermúdez Marín y todos los ministros y congregaciones, por el respaldo que le están dando al proyecto de construcción de La Gran Carpa Catedral.

También quiero expresar mi agradecimiento por el respaldo que le están dando a la Embajada Mundial de Activistas por la Paz en esta cumbre en Panamá, que se estará llevando a cabo este mes de octubre en la fecha ya establecida, en donde habrá un éxito total en favor de la familia humana. Está a cargo la directora de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz: Gabriela Lara. Estará a cargo de todo en esta cumbre por la paz, CUMIPAZ, en la República de Panamá. Estén brazo a brazo con ella todos los coordinadores de todos los países y de Panamá. El éxito está asegurado.

Hoy domingo, 8 de octubre de 2017, reciban un saludo muy especial el misionero doctor Miguel Bermúdez Marín y todos los ministros y congregaciones que están en esta actividad en sus diferentes países. Que las bendiciones de Dios sean con todos ustedes y que Dios les continúe usando grandemente en Su obra en este tiempo final.

Nos dice la escritura que cuando Jesús nació en Belén de Judea llegaron unos magos a Jerusalén buscando al Mesías. Dice así la Palabra del Señor en Mateo 2, verso 1 en adelante:

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó donde había de nacer el Cristo.

Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

Y tu, Belén, de la tierra de Judá,

No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

Porque de ti saldrá un guiador,

Que aparecerá a mi pueblo Israel.

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;

y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y se postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate, y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga: porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo.

Y él, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto,

y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.

“HA NACIDO EL REY”. Es el tema que nos llama la atención para esta ocasión. La pregunta es: ¿Dónde ha nacido el Rey?

En este tiempo de la Primera Venida de Cristo, del Ungido, del Señor, fue en Belén de Judea. Fue allá donde estaba profetizado que nacería el Cristo, el que guiaría a Israel, el Ungido de Dios con el Espíritu de Dios en toda Su plenitud. Todo eso se cumplió conforme a la profecía de la Primera Venida de Cristo, del Mesías, del Ungido para el pueblo hebreo.

Es muy importante saber, conocer, cuáles son las profecías de la Primera y Segunda Venida de Cristo, del Ungido, del Mesías, porque de acuerdo a las profecías es que tiene que cumplirse la Primera y Segunda Venida de Cristo.

Tiene que nacer en algún lugar la Venida del Mesías, por lo tanto el tema para esta ocasión es de suma importancia para los que están esperando la Segunda Venida de Cristo; o sea, el cristianismo y también el judaísmo está esperando la Venida del Mesías en este tiempo final. Por lo cual es importante que hagamos como dijo Cristo: “Escudriñad las escrituras, porque ellas son las que dan testimonio de mí”.

Es importante conocer las escrituras que hablan de la Primera Venida de Cristo y la forma en que fueron cumplidas esas escrituras; y también es importante para este tiempo final conocer las escrituras, las profecías bíblicas que hablan de la Segunda Venida de Cristo, del Ungido, del Mesías.

Por lo tanto es importante saber el tiempo, la edad y dispensación en que tienen que ser cumplidas estas profecías. Hay que conocer el tiempo, las profecías y lugar donde tienen que ser cumplidas estas profecías para que podamos decir: “HA NACIDO EL REY”, y podamos decir dónde ha nacido el Rey.

El misterio más grande de toda la Biblia es el misterio de la Segunda Venida de Cristo, es el misterio que en el Séptimo Sello, cuando en Apocalipsis capítulo 8 fue abierto, Dios dijo que no lo escribiera; hubo silencio en el cielo como por media hora.

Por lo tanto, ese es el misterio más grande del cual Cristo dijo que ni los ángeles sabían cuándo sería el tiempo de Su Venida. (Él tampoco sabía hasta luego de la Resurrección).

Por lo tanto, este misterio del nacimiento del Rey es tan importante que hubo silencio en el cielo como por media hora.

“HA NACIDO EL REY”. Es nuestro tema para esta ocasión. Que Dios les bendiga, les guarde y nos abra las escrituras y el entendimiento para poder entender este misterio de la Venida del Señor en el Día Postrero para darnos la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero, lo cual obtendremos en la revelación del Séptimo Sello, en la revelación de la Segunda Venida de Cristo, del Señor, del Ungido, del Mesías.

Escuchemos: “HA NACIDO EL REY”. Ese es nuestro tema para hoy domingo, 8 de octubre de 2017. Pasemos al tema: “HA NACIDO EL REY”.

Encuéntrenos

Carretera No.1 Km 54.5
Sector Montellano
Cayey, Puerto Rico
00736

Twitter