Actividad del 16 de enero de 2022

Play Video

Estudio Bíblico del 16 de enero de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
01/16/2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #169
DOMINGO, 16 DE ENERO DE 2022
TEMA:    JESUCRISTO BUSCANDO Y LLAMANDO A LOS QUE CENARÁN CON ÉL
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 15 de noviembre de 1998
(Segunda actividad)
Juiz de Fora, Minas Gerais, Brasil

Escritura base: Apocalipsis 3:20

EL MISTERIO DEL GRANO DE TRIGO Y SU FRUTO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 19 de mayo de 1996
(Segunda actividad)
Monterrey, México

(Tomo 53)

La Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero es la reproducción del Grano de Trigo que cayó en tierra, pues la Iglesia del Señor Jesucristo es la reproducción de Jesucristo. Ha estado pasando por diferentes etapas y ha sido un misterio la Iglesia del Señor Jesucristo; pues encontramos que en el cristianismo hubo trigo y hubo cizaña: hijos de Dios e hijos del malo, del diablo. Pero en el Día Postrero, Cristo ha dicho que Él, por medio del ministerio de Sus Ángeles, llevará a cabo una separación: y echará a la cizaña, a los hijos del malo, en el horno de fuego, en la gran tribulación, donde serán quemados; y al trigo lo recogerá en el Día Postrero por medio del ministerio de Sus Ángeles, y los colocará en el Alfolí de Dios; por eso es que en el Día Postrero son llamados y juntados los escogidos de Dios en la Edad de la Piedra Angular, para pronto ser transformados y raptados.

[Rev. José B. Pérez] (Eso, en el libro de Citas, en el párrafo 1260, habla de esos Ángeles que vienen a hacer la separación).

Estamos recibiendo la Luz del Sol para madurar y llegar a la estatura de un hombre perfecto, para llegar a madurez, y ser a imagen y semejanza de nuestro amado Señor Jesucristo, el Grano de Trigo que cayó en tierra. Todos nosotros somos hijos e hijas de Dios, Granos de Trigo, que estamos recibiendo la Luz del Sol de Justicia, la Luz del Sol naciente en el Día Postrero, para madurar, y así ser transformados en este: el Día Postrero.

LO QUE OTROS DESEARON VER Y OÍR
Dr. William Soto Santiago
Lunes, 26 de febrero de 1996
Santiago de Chile, Chile

(Tomo 55)

Y en lo espiritual se tiene que tener el Testimonio de Jesucristo correspondiente para su edad para estar en carrera; de otra forma se está corriendo en vano, no cuenta para recibir el premio allá en la meta.

Ahora, los que tomaron el cetro a mitad, van llegando a donde están los últimos que correrán la última parte, y ahí se entrelazan, le entregan el cetro; y en ese entrelace ustedes ven, no cinco personas corriendo, sino a diez. Siempre en los entrelaces se ve el grupo que está terminando corriendo, y se ve el grupo que ha comenzado, el cual es el que toma más velocidad. Esto lo dijo el profeta Juan el Bautista en la siguiente forma: “A Él le toca crecer y a mí menguar”1.

En una carrera dirían los que ya han terminado, o están terminando: “A este le toca correr más que a mí; a mí me toca ir reduciendo ya la carrera, porque ya yo entregué el testimonio, el cetro, el bastón”. Ya la carrera del que terminó, aunque aparentemente se ve que va corriendo todavía, pero sin cetro no cuenta. ¿Cuándo terminó la carrera de ese? Cuando entregó el cetro, ahí terminó.

Ahora, encontramos que un gran profeta de Dios dijo: “Señor, que cuando termine mi tiempo y me lleguen las olas, que yo pueda entregar esta espada a otro que sea fiel”. Y cuando terminó su tiempo, y las olas le llegaron, y le tocó pasar al otro lado del río, a través de la muerte física, y pasó al otro lado, al Paraíso, hasta ahí le contó la carrera; y de ahí en adelante, otro tomaría la Espada para continuar hacia adelante Jesucristo la Obra correspondiente al Día Postrero en el Cuerpo Místico de Jesucristo.

(…) Ahora, ellos recibieron las primicias del Espíritu el Día de Pentecostés y del Día de Pentecostés hacia acá; pero ahora tenemos la promesa de la plenitud del Espíritu Santo para el Día Postrero, para así ser transformados y raptados, y tener un cuerpo eterno. Con la plenitud del Espíritu de Dios es que obtendremos nuestra transformación y el rapto que Él ha prometido.

Y para eso es que la Segunda Venida de Cristo como el León de la tribu de Judá está prometida en la Escritura. Pero primero tiene que cumplirse el ministerio de Cristo como León de la tribu de Judá, Su Obra de Reclamo en el Día Postrero; ese ministerio que no sabemos cuántos años necesita para completar su labor ministerial aquí en la Tierra en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo.

Pero luego, al final de ese ministerio, al final del Séptimo Sello, vendrá la plenitud y vendrá la transformación a todos nosotros. Y luego estaremos aquí de 30 a 40 días: Los muertos en Cristo ya habrán resucitado, estarán con nosotros de 30 a 40 días aquí en la Tierra, como Cristo estuvo con los santos que resucitaron con Él, estuvo 40 días aquí en la Tierra, apareciéndole a Sus discípulos; y los santos, dice que le aparecieron a muchos en la ciudad.

Luego Cristo ascendió con ellos, y el día 40 se fue; 40 días después de resucitado. Y luego, diez días después de ascender al cielo, vino el Espíritu Santo sobre 120 personas.

Así que podemos ver que para todo hay tiempo en el Programa de Dios; lo importante es, en cada edad y en cada dispensación, ver y escuchar lo que desearon ver y escuchar los que vivieron en otras edades y otras dispensaciones; o sea, ver el cumplimiento de lo que Dios ha prometido para esa edad o para esa dispensación, verlo cumplido en carne humana, en el mensajero enviado de Dios para esa edad o para esa dispensación. Ahí está la bienaventuranza; porque ahí es donde estarán viendo al Espíritu de Cristo llevando a cabo la Obra correspondiente a esa edad o a esa dispensación.

EL TIEMPO PARA EL RECOGIMIENTO DEL TRIGO Y LA QUEMA DE LA PAJA Y DE LA CIZAÑA
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 7 de junio de 1996
Cayey, Puerto Rico

Y cuando llegaron las vírgenes fatuas o insensatas, la puerta ya estaba cerrada; tocaron a la puerta…; no dicen que encontraron aceite, ellas no dijeron: “Ya hemos encontrado aceite, ya nuestras lámparas están encendidas”, ninguna de esas cosas; porque ya no había oportunidad (para ellas) de recibir aceite en sus lámparas. Y las que tenían aceite en sus lámparas, o sea, los que habían nacido de nuevo del Agua y del Espíritu: habían entrado con Cristo a las Bodas, y la puerta se había cerrado.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Las Edades, en la página 274 y 275 dice:

35. Pablo fue el primer mensajero y él dijo en Gálatas 1:8, que si algún ángel, mensajero o vicario, no teniendo importancia quién fuera, si el tal predicase cualquier otro evangelio diferente del que predicó Pablo, SEA ANATEMA. Pablo sabía que después de su partida muchos lobos rapaces entrarían. Él sabía que si Satanás mismo podía aparecer como un ángel de luz, cuánto más sus ministros. Él aconseja que este Evangelio siempre sea igual. Pablo bautizó en el Nombre del Señor Jesucristo y rebautizó de nuevo a aquellos que no habían sido sumergidos de esa manera. Puso en orden a la Iglesia de Dios, enseñó el uso correcto de los dones del Espíritu y confirmó que estos dones deberán permanecer en la Iglesia hasta el regreso de Jesús”.

Y el hermano William pone ahí [WSS] «bautismo», y pone en la nota – una nota, y dice (de esa página 275), dice: [WSS] «Bautismo en agua en el Nombre del Señor Jesucristo hasta que entre el último escogido».

[Rev. José B. Pérez] Y, en un viaje que tuvimos de San Luis Potosí, por allí a Ciudad México (y esto van a tener que creerlo por mis palabras), dice… me pasó esta (yo después les paso la foto o el papelito)… íbamos… eso fue un 28 de abril del 1998; y escribió allí… Dice: “Me lo dio en San Luis Potosí, yendo de Ciudad México a San Luis Potosí”. Y él me dice: [WSS] “Benjie, escribe”. Y dice la cita, dice: [WSS] “Pon: Cita 10-A, párrafo 99. Escribe”: [WSS] «Cuando el mundo denominacional comience a recibir este (el) Mensaje, esa es la exacta Hora de Su Venida».

Y ahí me da dos o tres…: Edades, 11 – 16 – 30, la 34, la 35. En el mensaje EL RAPTO también [Págs. 34, 35]. En el libro de Los Sellos [459, 359]. Y varias citas más [Citas, pág. 162, párr. 1445 / Citas 14-A / San Mateo 25:10-13 / Los Sellos 57 – 59 – 472 – 104 – 105 – 115, 116, 117 – 120 – 121 – 131 – 134 – 277 – 256 – 469 – 474 – 475 – 464 – 465 – 466].

Y atrás… me dice: [WSS] “Sigue escribiendo”, dice: [WSS] «Entrelace entre gentiles y judíos». Y después me dice: [WSS] “Sigue escribiendo”: [WSS] «Cuando ellas comprendieron que no tenían aceite, y vinieron a tocar, esa fue la hora exacta que vino el Esposo».

Y esto que estamos viendo ahora, pues es una señal muy grande, porque vemos que toda esa gente que está viniendo, en algún momento esa Escritura se va a cumplir plenamente: “Cuando el mundo denominacional comience a recibir el Mensaje”. Y que a nosotros nos dé Dios esa oportunidad también, de ser parte de ese recogimiento, es una bendición también grande que Dios nos da en este tiempo en que estamos viviendo.

Sigue diciendo aquí nuestro hermano William, en este mensaje:

Esto muestra que habrá un momento en la historia del cristianismo, en donde habrá desesperación; porque muchos desearán entrar a las Bodas del Cordero para así tener el nuevo cuerpo, el cuerpo eterno, ser transformados y luego ser raptados. Pero no todo el cristianismo profesante será transformado y raptado, sino los que están representados en las vírgenes prudentes, los cuales son aquellos que habrán recibido a Cristo como su Salvador y habrán nacido de nuevo del Agua y del Espíritu; y, por consiguiente, estarán dentro del Reino de Dios como miembros del Cuerpo Místico de Jesucristo.

LA REVELACIÓN DE JESUCRISTO EN SU IGLESIA EN EL DÍA POSTRERO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 19 de mayo de 1996
Monterrey, Nuevo León, México

(Tomo 53)

Y las vírgenes insensatas estarán también bajo el ministerio de este Ángel en el Día Postrero. Y no solamente las vírgenes insensatas, sino las vírgenes prudentes también. Porque este es el Ángel Mensajero que viene con el Sello del Dios vivo, con el Espíritu Santo en el Día Postrero, sonando el Mensaje Final; viene con el Mensaje de la Gran Voz de Trompeta, con el Mensaje del Evangelio del Reino, para todos los hijos de Dios. Y será el Espíritu Santo en él sonando la Trompeta Final o Gran Voz de Trompeta; porque será ungido por el Espíritu Santo para ese ministerio.

Por eso es que en Apocalipsis, capítulo 15, aparecen las vírgenes insensatas o vírgenes fatuas, y ellas dicen [verso 3]:

“Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos”.

¿Cómo le reconocen? Como Rey de los Santos, como Rey de reyes y Señor de señores. Ese es el tiempo en que las vírgenes fatuas se darán cuenta de la revelación de Jesucristo en Su Iglesia en el Día Postrero. Pero cuando ellas despierten a la realidad, ya será demasiado tarde para ser preparadas para la transformación de sus cuerpos, ya habrán entrado las vírgenes prudentes, como dice San Mateo, como dice nuestro amado Señor Jesucristo en San Mateo, capítulo 25 y verso 10 en adelante, dice:

“Pero mientras ellas iban a comprar…”.

¿A comprar qué? Aceite. O sea, mientras ellas iban buscando el Espíritu Santo en los lugares y con las personas que decían que podían darles el Espíritu Santo, orar por ellos para recibir el Espíritu Santo; mientras ellas iban a buscar aceite, a buscar al Espíritu Santo: “…vino el esposo…”; o sea, se cumplió la Segunda Venida de Cristo. Pero ellas no estaban presentes; estaban buscando por otro lado el aceite, el Espíritu Santo; y no estaban donde Él cumplió Su Venida.

Y mientras ellas iban a comprar aceite, a comprar:

“… vino el esposo; y las que estaban preparadas (o sea, el Espíritu Santo) entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta”.

¿Qué es una boda? Es la unión de dos seres que se aman. Y ahí, en la unión de dos seres que se aman, ambos vienen a ser una sola carne. Y con la Venida de Cristo, las Bodas del Cordero se realizan en la Tierra.

Las Bodas del Cordero es la unión de Cristo con Su Iglesia. Y toda cosa que Cristo ha de hacer en la Tierra, por cuanto ambos son una sola carne, Él lo hace por medio de Su Iglesia, en donde tendrá Su ministerio final; pues el Ángel del Señor Jesucristo, que es el último profeta dispensacional, será un miembro del Cuerpo Místico de Jesucristo, ungido con el Espíritu Santo, a través del cual Jesucristo estará dándonos Su Mensaje Final.

[Rev. José B. Pérez] Y también en el mensaje (para que quede también ahí esta cita), en el libro de “LAS EDADES” sin editar2, pág. 304, dice:

95. Y Jesús viene del Cielo con millones de millones de sus santos, y la Biblia dice que los cielos estaban vacíos por media hora”.

Y él pone al lado: [WSS] «La media hora de silencio».

“Entonces, ¿dónde está esta gran persona, Dios? ¿Ven? Él está en Cristo. ¡Seguro! Y al vencer por medio del Espíritu Santo, como Él venció, nos sentaremos con Él a tomar el trono terrenal de David para sentarnos y gobernar con Él, así como Él lo hizo allá arriba (¡Amén!), con poder y autoridad sobre toda la Tierra. Y la Tierra está gimiendo, aguardando la manifestación de los hijos de Dios, que sean manifestados los hijos de Dios”.


1 San Juan 3:30

2 SPN60-1209 “La Edad De La Iglesia De Sardis”, pág. 18, párr. 95

Scroll to Top