Actividad del 11 de septiembre de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Bíblico del 11 de septiembre de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Domingo, 11 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #237
DOMINGO, 11 DE SEPTIEMBRE DE 2022

TEMA:    EL MISTERIO DEL SÉPTIMO SELLO
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 20 de septiembre de 1997
(Segunda actividad)
Chinandega, Nicaragua

Escritura: Apocalipsis 8:1-5

[Rev. José B. Pérez] Leemos en el libro del Apocalipsis, capítulo 8, que es la Escritura que él usó allí, nuestro hermano William Soto Santiago, como base de este tema que tenemos para hoy: “EL MISTERIO DEL SÉPTIMO SELLO”: el misterio de la Segunda Venida del Señor.

1 Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora.

[JBP] Y las Escrituras que coloca al ladito, es: [WSS] «Apoc 11:19, 15:5».

[JBP] Y Apocalipsis, capítulo 15, verso 5, dice:

5 Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio…

[WSS] «Mateo 17:8» ([JBP] escribe esa Escritura de referencia también allí).

 

LAS DIEZ VÍRGENES Y LA GRAN TRIBULACIÓN
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 12 de enero de 2014
Cayey, Puerto Rico

El reverendo William Branham dice que los gentiles llevarán el Evangelio a los judíos como los judíos lo trajeron a los gentiles. ¿Y qué indica eso? Si son Moisés y Elías los que van a ir con la Palabra a los judíos, y los gentiles lo van a llevar a los judíos, entonces van a aparecer estos ministerios primero en medio del cristianismo, aunque no los identifiquemos…; pero las vírgenes prudentes, recuerden, van a identificar esos ministerios.

[Rev. José B. Pérez] Y eso lo cita de la página 30 del libro de Las Edades:

109. Ahora, ¿cuándo volverá el Evangelio a los judíos? ([JBP] arriba de “Evangelio” escribe): [WSS] «del Reino» ([JBP] Y esto ocurre… escribe): [WSS] «antes del rapto» Cuando se haya terminado el día de los gentiles. El Evangelio está listo para volver a los judíos. Oh, si tan solo les pudiera decir algo que está a punto de suceder hoy, en este nuestro día ([JBP] o sea, el día gentil, escribe): [WSS] «el día gentil». Esta gran cosa que va a suceder atravesará hasta Apocalipsis 11; y aquellos dos testigos, aquellos dos profetas, Moisés y Elías, trayendo el Evangelio de nuevo a los judíos. Estamos listos. Todo está en orden. Igual como los judíos trajeron el Evangelio a los gentiles, así también los gentiles ([JBP] y escribe): [WSS] «Moisés y Elías» se lo llevarán de vuelta a los judíos, y el Rapto sucederá.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Moisés y Elías. El Rapto».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Aunque las vírgenes insensatas no lo identifiquen… Aunque habrá una bendición para las vírgenes insensatas con la apertura del Séptimo Sello en la manifestación de la Tercera Etapa, de la cual habló el reverendo William Branham.

[JBP] Eso está en la página 1057 del libro de Citas, donde él habla al final de ese párrafo, y dice que: [WMB] “la Tercera Etapa es para la Novia, es para la Iglesia, y es para los perdidos”; y para los 144.000. Y él nos dice allí que [WSS] “las vírgenes prudentes son las que van a identificar ese ministerio”; y las vírgenes insensatas no; pero recibirán una bendición en esa etapa.

[Continúa la lectura del estudio bíblico]:

Ahora, el ministerio de Elías y de Moisés son los que van a llevar el Evangelio a los judíos. ¿Cómo va a ser el Evangelio del Reino para los judíos? Eso es algo que se deja quietecito por el momento, para que no vayan a visitarlos personas que vayan a desviarlos del Programa Divino.

Los judíos van a reconocer a Moisés y Elías, van a reconocer a los Dos Olivos, van a reconocer estos ministerios. Sabrán que no será literalmente Moisés sino un profeta como Moisés, un profeta dispensacional, un profeta mayor. Y el ministerio de Elías será – y Elías viniendo por quinta ocasión será un profeta como Elías, en donde Dios por medio de Su Espíritu Santo opere el ministerio de Elías en el Día Postrero.

Y en la misma forma será el Séptimo Sello. Así como el Sexto Sello es Moisés y Elías, los Dos Olivos, el Séptimo Sello es la Venida del Señor a Su Iglesia. Y de eso no vamos a explicar hasta la Tercera Etapa, hasta que venga la Tercera Etapa en el cumplimiento de la Visión de la Carpa. Ahí es donde va ser abierto todo el misterio completamente ([JBP] es en el cumplimiento de la Visión de la Carpa), y Cristo va a obrar por medio de Su Espíritu en medio de Su Iglesia todo lo que ha sido prometido.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Citas, en la página 128, párrafo 1144, dice:

1144 – “El Séptimo Sello no ha abierto todavía, ustedes saben. Esa es Su Venida”.

[JBP] Y escribe:

[WSS] «7mo Sello = la Venida».

«No se ha cumplido o revelado».

[JBP] Y más abajo, ahí mismo, en la 1145, dice [Citas]:

1145 – “Note, el desatar de este espíritu eclesiástico. Ahora, veinte años más tarde después de esa guerra, vemos el desatar del espíritu eclesiástico. ¿Debajo de qué? El Séptimo Sello; la Séptima Trompeta al judío. Miren la luna oscureciéndose. ¿Debajo de qué? ¿Lo ven desarrollado? El Hijo del Hombre siendo echado de la Iglesia ([JBP] escribe): [WSS] «la luna = la Iglesia». ¿Qué es? Juntándose con el grupo eclesiástico”.

[JBP] Y ahí nos dice, y nos escribe:

[WSS] «7mo Sello = la 7ma Trompeta».

«Se desata el espíritu eclesiástico contra…».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí, página 2 del estudio [bíblico]:

Pero para que tengan un cuadro claro… Sé que algunos, cuando llegue ese tiempo, van a decir: “¡Pero eso era lo que yo creía, yo sabía eso!”. Las palabras para esa persona serán las mismas que Cristo dijo a Pedro: “No te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos”.

Fue dicho… El reverendo William Branham dijo también: “Estoy construyendo una plataforma para alguien más, que venga y se pare en ella”. También dijo: “Estoy construyendo una plataforma para mi Señor”.

Si es el precursor, se va a parar el precursado en la plataforma que él le preparó, la plataforma bíblica. Todo lo que él dijo acerca de la Venida del Señor preparándole el camino, va a estar basado en lo que el precursor dijo ahí; y todas las Escrituras de la Biblia estarán ahí presentes, basado en todo lo que la Biblia dice que es lo que el Espíritu Santo dijo a través del reverendo William Branham, el precursor de la Segunda Venida de Cristo, y de lo cual el Espíritu Santo nos dio más luz de esas promesas de la Segunda Venida de Cristo.

(…) La Séptima Trompeta es la que suena Dios por medio de estos ministerios. Página 128, párrafo 1143, dice [Citas]:

1143 – “Debajo de la Séptima Trompeta es para Israel (recuerde, la Séptima Trompeta para Israel) … es para Israel lo mismo que el Séptimo Sello fue para la Iglesia”.

En palabras más claras, por cuanto el Hijo del Hombre, Cristo, viene con Sus Ángeles… y Sus Ángeles son los Dos Olivos. Y esos Dos Olivos son los ministerios de Moisés y Elías repitiéndose en el Día Postrero.

Lo que será para la Iglesia-Novia del Señor Jesucristo, para las vírgenes prudentes, lo que será el Séptimo Sello, la Venida del Señor; será para los judíos la Séptima Trompeta: Moisés y Elías.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, página 86, párrafo 734, dice:

734 – “La Trompeta de Dios sonará, y esa última Trompeta sonará repentinamente al mismo tiempo que el último ángel está dando su Mensaje y el último Sello es abierto; y esa última Trompeta sonará y el Redentor saldrá para tomar Sus posesiones redimidas: la Iglesia lavada en la Sangre. / Pero ahora Él viene de aquí en este último Sello; Él no es más Mediador, Él ahora es Rey. / … y aun aquellos los cuales viven y quedan hasta Su Venida, no serán delanteros a aquellos que están dormidos, porque la Trompeta de Dios sonará, en aquella Final Trompeta, cuando el último Sello sea abierto, y cuando el Séptimo Ángel haya dado su Mensaje, la última Trompeta sonará; y los muertos en Cristo se levantarán, y nosotros los cuales quedamos, seremos arrebatados junto con ellos para encontrarlo a Él en el aire”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Él viene en el 7mo Sello».

«Cuando el 7mo Sello sea abierto la Trompeta Final sonará».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo (página 3) [estudio bíblico]:

Cuando la Iglesia sepa, conozca el misterio del Séptimo Sello, el misterio de la Venida del Señor, podrá decir: “Conozco también el misterio de la Séptima Trompeta, el misterio de los Dos Olivos”.

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a ver en la página 129 del libro de Citas, párrafo 1148, dice:

11481 – “245 Cuando es terminada la Edad de Laodicea, de acuerdo a Apocalipsis 10, el misterio de toda la Biblia sería revelado a la Novia ([JBP] él escribe): [WSS] «Apoc. 10:1-11». ¿Es verdad? Apocalipsis 10. Escuche bien ahora. La Novia, llamada fuera por la Palabra; Cristo mismo llamando fuera a la Novia, haciendo claro Hebreos 13:8: ‘Él es el mismo ayer, hoy, y por los siglos’, es el mismo. ‘El que cree en Mí, las obras que Yo hago, él hará también’. ¿Ve? Lucas 22… Lucas 17:30, y también Malaquías 4, Hebreos 4:12, todas estas Escrituras que están prometidas, esto ha de ser entre el Sexto y el Séptimo Sello, y entre la Sexta y la Séptima Trompeta. […]

[246] Recuerden, todas las Trompetas suenan en este Sexto Sello. El Sexto Sello termina el misterio, bajo el Sexto Sello, poco antes de la apertura del Séptimo. […]

250 Noten aquí, en Levítico 26, ahora el orden de las Escrituras. Después del largo periodo de pentecostés, el que termina con el llamado fuera de la Novia, la Novia es llamada fuera por un sirviente, el Rechazado, próximo para ser conocida a Israel la Fiesta de la Expiación”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El 6to Sello termina el misterio».

[JBP] Y en la 1149, dice [Citas]:

11492 – “264 Desde el Mensaje del séptimo ángel (mensajero del Séptimo Sello), y Apocalipsis 10, fue el Séptimo Sello ([JBP] ¿Que es Apocalipsis 10? El Séptimo Sello. Él lo escribe arriba): [WSS] «el 7mo Sello = es Apocalipsis 10», hasta las Siete Trompetas, entre esas dos veces…

265 ¡Oh Dios! ¿Cómo podemos decir esto para hacer que la gente lo vea?

266 Entre esa Sexta Trompeta…, y la Sexta Trompeta y el Sexto Sello tocan al mismo tiempo. Y entre la Sexta Trompeta y la Séptima Trompeta, ha de aparecer un profeta entre los gentiles, para llamar la gente otra vez a la original doctrina de Pentecostés; y los dos testigos de Apocalipsis 11 aparecen a los judíos, para mandarlos a Jesús, mientras la Iglesia está siendo subida. Todos ellos, ¡son profetas! ¡Amén! La Palabra del Señor no puede fallar. ¡No será una denominación! ([JBP] y escribe): [WSS] «Moisés y Elías». ¿Lo ven?

267 Lean en su libro y vean si entre la Sexta y Séptima Trompeta no es inyectado allí, los judíos siendo llamados fuera entre la Sexta y Séptima plaga, llegamos a los 144.000 (¿Recuerdan eso?), lo cual estaba en medio de eso. ¿Recuerdan? Entre el Sexto, el Quinto Sello y el Sexto Sello… Entre el Sexto Sello y el Séptimo Sello había un llamado fuera de los 144.000. ¿Recuerdan eso? Ahora, allí es donde estas Trompetas entran, allí mismo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El llamado a los judíos = es entre el 6to y 7mo Sello, y entre la 6ta y 7ma Trompeta».

[JBP] Y miren la 1150. Dice [Citas]:

11503 – “270 Y al mismo tiempo… Ahora, tan pronto como esta Iglesia (la Novia) es reunida, Ella es arrebatada; y el misterio del Séptimo Sello, del Séptimo Sello, el misterio de irse. Y los judíos son llamados por el misterio de la Séptima Trompeta, que son dos profetas, Elías y Moisés…”.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Moisés y Elías = el misterio de la 7ma Trompeta».

[JBP] Y en la página 85, párrafo 722, dice [Citas]:

7224 – “16. Este Libro de siete sellos es revelado al tiempo de los Siete Truenos de Apocalipsis 10. Demos lectura allí también para tener un mejor entendimiento antes de entrar más profundamente. Ahora, esto ya es el tiempo del fin porque dice así:

‘Y vi otro ángel fuerte descender del cielo, cercado de una nube, y el arco celeste sobre su cabeza…’.

17. Si usted se fija bien, es Cristo, porque Él en el Viejo Testamento fue llamado el Ángel del Pacto; y Él viene directamente a los judíos ahora, porque la Iglesia ha llegado a su fin. Bueno:

‘… y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego’.

18. ¿Recuerdan el Ángel de Apocalipsis 1? La misma cosa. Ángel es un mensajero, y él es un Mensajero a Israel. La Iglesia está preparándose para ser raptada, Él viene por Su Iglesia”.

[JBP] Esto es de la página 57 del libro de Los Sellos, ahí está la traducción más… pero es para leerles aquí lo que él escribe:

[WSS] «Apocalipsis 10: el Ángel Fuerte es el Mensajero a los judíos».

[Rev. José B. Pérez] Y es ese extracto que leímos en el libro de Citas, miren en Los Sellos, ahí cuando él habla:

16. Este Libro sellado con siete sellos es revelado en el tiempo de los siete truenos de Apocalipsis 10. Demos lectura allí también para tener un mejor entendimiento antes de entrar más profundamente.

([JBP] Y ahí habla lo que les leí).

Y arriba él escribe: [WSS] «Apoc 10:1-11 = Apoc 11:3-7, 11:15-19».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo (estoy en la página 3) [estudio bíblico]:

Como fue en el Monte de la Transfiguración, en donde Cristo estaba mostrando el orden de Su Segunda Venida. Aparecen allí: Cristo glorificado, y Moisés a un lado y Elías al otro lado; ese es el orden de la Segunda Venida de Cristo. Viene con Sus Ángeles, que son Moisés y Elías, los ministerios de Moisés y Elías repitiéndose.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 42 del libro de Citas, párrafo 345, nos dice el reverendo William Branham, dice:

345 – “Mateo 17, muy bien: ‘… y después de seis días Jesús toma a Pedro, Santiago y Juan… en una alta montaña aparte, y fue transfigurado ante ellos: y Su rostro brilló como el sol y Sus vestiduras eran blancas como la luz’. Él fue transfigurado. ¿Qué hizo? Se pasó dentro la transformación, hacia el día de Su Venida. / Ellos habían llevado a Jesús a la montaña… o Él los había llevado y Él fue transfigurado ante ellos, transformado. Sus vestiduras brillaron como el sol en medio de su fuerza y aparecieron con Él Moisés y Elías. ¿En qué forma viene el Hijo del Hombre ahora? Y primero aparecerá, será Moisés y Elías. Ahora, fíjese, antes que Jesús vuelva a la Tierra… Ahora, es poco antes de tiempo, pero el Espíritu de Elías volverá a la Tierra y tornará los corazones de los hijos a los padres. La Biblia lo dice. Jesús lo vio aquí, los apóstoles lo vieron aquí, el orden de la Venida del Hijo del Hombre glorificado. Él será glorificado y volverá. La primera cosa antes que lo vieran, ¿qué era? Elías. ¿Luego? Moisés; Israel volviendo hacia allá; los guardadores de la Ley. Y luego el Hijo del Hombre glorificado. ¡Aleluya! ¿Ve el orden de Su Venida?”.

[JBP] Y ahí escribe:

[WSS] «Moisés y Elías = la Venida del Reino».

«La Venida del Hijo del Hombre glorificado».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

En otra ocasión hablaremos más claro sobre este tema, ya que el reverendo William Branham dijo que no convenía hablar… Le fue dicho a él que no hablara ciertas cosas de la Tercera Etapa y de lo que él vio en el cuartito pequeño. Y esto es porque el enemigo trata de copiar todo lo que la Iglesia-Novia lleva a cabo. Por eso algunas veces ustedes encontrarán que salen personas tratando de imitar lo que Dios ha prometido que va a hacer. Y todo eso el enemigo lo hace para engañar a la gente, para que cuando lo verdadero se realice, la gente diga: “Eso es lo mismo”.

Pero el reverendo William Branham dijo: “De esto no habrá copia, de esto no habrá imitación”. ([JBP] Y es así: No habrá imitación de lo que va a estar ocurriendo allí dentro. De eso, ni lo habló el reverendo William Branham, ni lo habló tampoco nuestro amado hermano William Soto Santiago, ni tampoco lo hablaré yo). Solamente puede haber una imitación cuando la gente ya saben sobre lo que está prometido y comienzan a tratar de imitar lo que va a venir. Pero este misterio del Séptimo Sello el enemigo no lo conoce.

Lo van a conocer las vírgenes prudentes plenamente en el tiempo correspondiente: en el cumplimiento de la Visión de la Gran Carpa Catedral que vio el reverendo William Branham, donde el Espíritu Santo va a estar obrando, la Columna de Fuego va a estar allí, el Ángel que acompañaba al reverendo William Branham va a estar también allí; y no solamente el reverendo William Branham, de seguro van a venir también los mensajeros de las diferentes edades; pero sobre todo, el reverendo William Branham va a estar allí.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 84 del libro de Citas nos dice, párrafo 718 dice (estoy a mitad del párrafo):

718 – “Solo enseñarles la simplicidad de Dios. Y que el calcio, potasio y todo… cuando todo el material que está en usted solo hace una cucharadita. Está correcto. Y lo que eso hace es regresar a espíritu y vida. Dios solo habla y el rapto vendrá. No va a ir allá y los ángeles venir y excavar los sepulcros para sacar un viejo esqueleto muerto aquí. ¿Qué es? Es nacido de pecado; para comenzar con ello. Pero vendrá uno nuevo ([JBP] y escribe): [WSS] «teofanía», y hecho a Su semejanza…”.

[JBP] Y él allí escribe: [WSS] «Dios habla Su último Mensaje. Oirán la Voz del H.H.» (del Hijo del Hombre).

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Es que para el pleno cumplimiento de la Tercera Etapa, tendrá que ocurrir, ocurrirá, la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de los vivos.

¿Cuánto tiempo estará La Gran Carpa Catedral que vio el reverendo William Branham, funcionando hasta que ocurra la resurrección de los muertos y la transformación de los vivos? No lo sabemos. Pero el tiempo que sea, comparado con la eternidad será muy corto, y comparado con el tiempo de Cristo hacia acá también será muy corto. Pero ocurrirá lo que ha sido prometido por el Señor.

Nos toca a nosotros estar preparados, y prepararle al Señor las cosas que Él dijo que tengamos listas para Su Venida: al pueblo, y lo que Él necesita tener físicamente para Su manifestación.

Miren, la Escritura decía que el Mesías vendría en un burrito, en un pollino hijo de asna. El que criaba aquel pollino, que tenía una burrita y nació ese pollino, ese burrito…, quizás todos lo que tenían burritos querían tener también burritos, burra y burros, pensando: “Cuando el Mesías venga, yo quiero tenerle un pollino, un burrito, que nadie se haya sentado en él”. Igual que todas las madres judías deseaban ser instrumento para dar a luz al Mesías. Y vean ustedes, Dios se proveyó de ese burrito usando a un hombre que tenía ese animalito, y a la madre de ese animalito; el Señor lo necesitaba y allí estaba disponible para Él.

Para el Día Postrero, conforme a lo que vio el reverendo William Branham… Recuerde, todos desean y creen (y es normal) que Cristo en Espíritu Santo está en su iglesia, en su congregación; y eso está correcto. Y para el Día Postrero habrá una Gran Carpa Catedral, en la cual Cristo va a estar manifestado y nos va a dar la fe para ser transformados y raptados.

([JBP] ¿Dónde va a estar manifestado Cristo en el Día Postrero? En una Gran Carpa Catedral. Dándonos ¿qué? La Fe para ser transformados y raptados).

Y no importa en qué país estén las personas: eso lo verán a través de satélites, a través de internet, a través de televisión; y recibirán, donde estén, la fe para ser transformados y raptados. No tendrán que irse al lugar donde esté La Gran Carpa Catedral que vio el reverendo William Branham. Ahí estarán los que son de ese lugar y algunos que estarán de visita en algunas ocasiones, y los que siga Dios llamando para darles salvación y vida eterna.

Pero los que están en otros países podrán permanecer en el país donde vivan; y desde allá quizás verán tan nítido todo lo que está pasando en ese lugar, a través de la pantalla de televisión.

Por lo tanto, no hay que preocuparse. Si las personas viven en otra nación, no estén pensando: “Yo me voy para el lugar donde se esté cumpliendo la Tercera Etapa, en el cumplimiento de la Visión de la Carpa”.

Es importante entender estas cosas para no perder el hilo de la revelación divina. Porque la persona que pierde el hilo de la revelación divina entra en fanatismos; y en vez de ayudar, lo que hace es daño; y a nadie le interesa tener una persona o personas que estén interrumpiendo el Programa Divino, que estén causando problemas. Por lo tanto, es importante entender estas cosas y saber que cada persona permanece en su lugar, y ahí verá todo lo que Dios está haciendo en ese tiempo.

Cada ministro es responsable de tenerle los mejores equipos posibles para que vean todo lo que estará sucediendo. Así que cada pastor, cada ministro, está llamado a tenerle lo mejor a su congregación.

Estamos en un tiempo de gran expectativa de lo que Dios ha prometido y en lo que Dios ha prometido.

Sabemos que está cerca la gran tribulación, que será el lapso de tiempo de tres años y medio, que corresponde a la segunda parte de la semana número setenta de la profecía de Daniel, capítulo 9, versos 21 al 27; pero no tenemos que tener miedo a la gran tribulación.

Cuando esté ocurriendo la gran tribulación, los creyentes en Cristo, las vírgenes prudentes, estarán en la Cena de las Bodas del Cordero con Cristo, en la dimensión de Dios, la Casa del Padre celestial, la séptima dimensión. Así que no hay que tener miedo a la gran tribulación.

 

LA VISITACIÓN ANGELICAL A LA FAMILIA HUMANA
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 30 de marzo de 2014
Cayey, Puerto Rico

Tenemos la promesa, también, de que habrá una manifestación plena de Dios en medio de Su Iglesia, así como hubo manifestaciones temporales en Su Iglesia, de etapa en etapa, de edad en edad, en donde el Espíritu Santo se manifestó por medio de un mensajero e hizo realidad lo que estaba prometido para cada edad.

Para nuestro tiempo también habrá una visitación angelical, y habrá una manifestación plena de Cristo en Su Iglesia, para coronar el Programa Divino, y coronar así la Iglesia del Señor Jesucristo. Y así completar Su labor con un Sello de Oro en una Edad de Oro, que corresponde a nuestro tiempo.

Será la visitación angelical mayor, que Dios haya llevado a cabo en medio de la familia humana; porque con esa visitación nos va a dar la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Con esa visitación nos revelará el misterio del Séptimo Sello, el misterio de la Segunda Venida de Cristo, que es el misterio más grande de la Biblia. A tal grado que Jesús dijo que nadie, ni en el Cielo, sabía cuándo sería el día y la hora. El día y la hora ¿de qué? De la Segunda Venida de Cristo.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje, en el libro de Citas, página 85, este párrafo aquí de la 726, dice:

726 – “La Biblia. (Ustedes están apuntando su Escritura)… Efesios 4:30: ‘Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención’. Retengan esa palabra REDENCIÓN: porque hasta el día que el Libro de Redención haya sido revelado y el Redentor venga para reclamar Su posesión, nada puede romper ese Sello. / Sello significa una obra terminada. Y cuando el Séptimo Sello es abierto, el misterio de Dios que está sellado en estos misteriosos Sellos es terminado hasta el día en que ese Sello es abierto ([JBP] y él escribe): [WSS] «Hasta el Día de la Redención, hasta el día de la apertura del 7mo Sello». Entonces es revelado lo que se encuentra en su interior. Ahora noten. Ahora, este Libro está sellado y usted está sellado con el Libro hasta el día de la redención. Nuevamente Romanos 8:22 y 23: ‘Porque sabemos que todas las criaturas gimen a una y a una están de parto hasta ahora. Y no solo ellas, mas también nosotros mismos, que tenemos las primicias del espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, es a saber, la redención de nuestro cuerpo’. ¡Oh, vaya! ¡Oh, vaya! ¿No nos hace eso sentir bien a nosotros los viejos? Debiera de hacernos sentir bien a todos, esperando por esta hora. Nosotros entendemos que esto tomará lugar en la primera resurrección”.

[JBP] Escribe: [WSS] «La adopción = la redención del cuerpo».

«Sellados hasta el día que el 7mo Sello es abierto».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo (página 6) [estudio bíblico]:

(…) Por lo tanto, la Venida o manifestación del Hijo del Hombre plena, para el Día Postrero, Su manifestación final, será en el occidente. Eso será lo que verán los judíos y dirán: “¡Este es el que nosotros estamos esperando!”. Y ahí lo vamos a dejar.

Y no sé si tendremos que esperar hasta que llegue el momento de la apertura del Séptimo Sello, el cual los Siete Truenos, la Voz de Cristo, abrirá a Su Iglesia en este tiempo final, en la Tercera Etapa, para darnos la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] Y miren aquí lo que dice en la página 166 del libro de Citas, párrafo 1478. Dice:

1478 – “El mismo Creador, cuando Él levantó a Lázaro de la muerte, dijo: ‘No os maravilléis de eso; porque vendrá hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán la Voz del Hijo del Hombre, y saldrán’. El mismo Dios que dijo: ‘Sea la Luz’, dijo: ‘La Voz del Hijo del Hombre despertaría a los que están en la sepultura’. Tiene que acontecer en su tiempo. / Ahora, notamos aquí que en Lucas, capítulo 17 y el verso 30, que Él dijo: ‘En los postreros días, que el Hijo del Hombre se revelaría como Él hizo poco antes de Sodoma y Gomorra, y las mismas condiciones existirían’. / Ahora, mire, el Hijo del Hombre fue revelado al grupo de Abraham como un hombre, un profeta en una forma de carne humana, un profeta, un hombre ordinario, con polvo en su ropa, Abraham le llamó Elohim”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Voz de la Resurrección».

«La Resurrección: el Hijo del Hombre».

[WSS] «el Mensaje sonando, predicado» [JBP] escribe también ahí al lado.

[Rev. José B. Pérez] Y en este mensaje: “REPROCHE POR CAUSA DE LA PALABRA”5, página 2… Miren aquí, página 2 y 3 (unos párrafos de cada una de ellas), dice:

19 Ahora, pasaré a contarles la experiencia más fuerte que yo haya tenido en una visión. Eran como las diez de la mañana, y mi esposa estaba tratando de entrar al cuarto, cuando entré en una visión; en la visión estaba hablando con mi hijo, José ([JBP] Él dibuja al lado una Estrella de David).

20 Y cuando miré, vi como en forma pirámide una formación de pajaritos en un arbusto. Eran como tres o cuatro en la primera rama. Ocho o diez en la de más abajo. Y quince o veinte en la última.

21 Parecían cansados, y como que trataban de decirme algo. En la visión yo estaba en el oeste, me pareció que era Tucson, Arizona. Y los pajaritos estaban mirando hacia el este. De pronto, los pajaritos volaron hacia el este.

22 Y unos más grandes tomaron su lugar, parecían palomas, con las alas puntiagudas. Las cuales luego volaron hacia el este.

[…] 24 Tan pronto como dejé de mirar el segundo grupo de aves, torné a mirar al oeste, y vi algo que me pareció en la forma de una pirámide (como dos en cada lado y uno en la parte superior), vinieron cinco de los más poderosos ángeles que jamás haya yo visto en mi vida. A una velocidad terrible.

[JBP] Recuerden que esto fue predicado en diciembre 23 del 62; y después predicó “SEÑORES, ¿ES ESTE EL TIEMPO?”, donde ahí nos habló más claramente de lo que iba a estar ocurriendo luego, en esos días del 28 de febrero del 63. Dios le dio de antemano lo que iba a estar ocurriendo en esos próximos meses, más adelante.

[24] Sus cabezas hacia atrás, y sus alas puntiagudas, ¡volando rápidamente! Y el poder del Dios Todopoderoso me levantó de la tierra.

Yo oía a José hablando.

25 Y un gran rugido ([JBP] y él escribió): [WSS] «los Truenos» se oyó a la distancia, hacia el sur. Cuando fui levantado…

27 Y oí la explosión… pensé que yo estaba próximo a morir en una explosión. Pero José seguía hablándome, de lo cual deduje que no sería eso, ya que José hubiera muerto también”.

28 Recuerden, yo no estaba soñando. Fue una visión.

[JBP] Y más adelantito, en la página 3, dice [PÁG. 7]:

[44] Creí que era mostrándome mi próxima muerte. Pero oí la voz de José y comprendí que él no estaba muerto; por lo tanto, esa no era la razón.

45 Entonces Algo dijo: “Tú…”. Ustedes saben que yo he estado esperando por un Mensaje.

46 Como les conté anteriormente, tuve una visión donde yo estaba predicando desde el sol, hacia este lugar. Y entonces Él dijo: “Todavía falta el segundo clímax”. Y pensé que había un Mensaje.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Elías predicando desde el Sol».

[JBP] Y dibuja una pirámide, abajo las edades; y en la pirámide, adentro escribe: [WSS] «Sol».

[JBP] Y también: [WSS] «Mateo 17:1-7 y Malaquías 4:2».

47 ¿Recuerdan mi mensaje aquí? La apertura de esa piedra de cabecera, o principal donde esas siete voces y sellos no están escritos en la Palabra. Y me tomó a mí en esa pirámide.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, en la página 7-B, párrafo 72, dice:

726 – “29 No hace mucho que yo tuve una visión, algunas semanas atrás, donde yo [WSS] «Elías» estaba predicando desde el sol, y yo tenía una gran audiencia. Y sucederá. Y yo estaba predicando a mi audiencia en una catedral en el bosque ([JBP] era una Catedral en el bosque). Y el sol, sobre el cual yo estaba parado, estaba brillando sobre muchos lugares. Yo tenía que hacer dos culminaciones ([JBP] y escribe): [WSS] «4to Elías y 5to Elías», y yo estaba mostrándoles a ellos sobre sanidad divina, sobre visiones y cómo Dios había prometido y todas las cosas, y ellos se estaban regocijando.

30 Pero entonces cuando bajé para realizar la primera culminación [WSS] «4to Elías» ([JBP] escribe) era para decirles a ellos que todas estas cosas eran la Palabra”.

[JBP] Él arriba escribe (en el párrafo 72):

[WSS] «Las dos culminaciones de Elías».

«La Carpa en el bosque y el Sol».

[JBP] Y escribe:

[WSS] «El Sol de la tarde – Elías».

«El Sol de la Mañana – Moisés y Elías. La 2da Venida».

72 – “[30] Y cuando yo tuve que decir que todos tenían hambre. Yo predico tremendamente largo. Pero ellos tenían hambre y querían conseguir algo para comer, ellos empezaron a salir.

31 Y yo dije: ‘¡Esperen un minuto! Ustedes no han escuchado. Vean, yo quiero decirles de dónde viene. Es la Palabra, la Palabra’. Y cuando comencé a decirlo – hablando otra vez sobre la Palabra, y cómo fue hecho por la Palabra, todos se fueron. Bueno, esa fue la forma en que sucedió. Y cuando yo me paro allí, las Escrituras vienen a mí (en la visión, estando en una silla en mi hogar, como a las 9:00 de la mañana).

32 Y ustedes saben que cuando nuestro Señor estaba en Su ministerio joven, cuando Él estaba sanando a los enfermos y todas estas cosas, Aquel joven Rabino de Galilea, Él era un gran hombre. Pero un día Él empezó a profundizar en la Palabra. Y cuando entró en la Palabra la gente se marchó. Los 70 lo dejaron. Y entonces Él se tornó a los 12, y les dijo: ‘¿Quieren irse ustedes también?’.

33 Y entonces sucedía que yo pensaba en la visión: ‘Sí, eso es correcto’. Vean, tengo otra culminación [WSS] «5to Elías», una gran culminación que tengo que hacer. Pero ahora [WSS] «4to Elías» el sol está brillante. Pero dentro de poco, las sombras de la noche estarán cayendo. Todos ellos estarán regresando otra vez. Entonces realizaré esta otra culminación [WSS] «5to Elías». Yo levanté mis manos, y dije: ‘¡Gloria a Dios! No tengo que estudiarlo más porque el encargo que yo recibí al principio fue: ‘¡Quédate con la Palabra!’. Y yo me quedaré con eso. Y luego cuando yo empiece otra vez ([JBP] y escribe): [WSS] «5to Elías», solo pondré el trasfondo de lo que dije y entonces esperaré por esta culminación’. Y pensé: ‘No debo olvidarlo’. Y salí de la visión. Yo no sé qué – qué texto tenía, pero de seguro que viene otra culminación ([JBP] y él escribe): [WSS] «en Moisés y Elías»”.

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Otra culminación viene, el Sol cae y viene la noche».

 

LAS OBRAS DE JESÚS AL ENTRAR A JERUSALÉN
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 13 de abril de 2014
Cayey, Puerto Rico

Cada año, y muchas veces en el año, recordamos esa entrada de Cristo a Jerusalén; y así no se nos olvida ese evento tan importante, que debe ser de enseñanza para no cometer el mismo error que fue cometido en la Primera Venida de Cristo cuando lo rechazaron. Y el cristianismo debe tener conocimiento de esta parte histórica para que no cometa el mismo error que Israel cometió dos mil años atrás.

[Rev. José B. Pérez] Y hay una parte acá en el libro de Citas; en la página 106, párrafo 923, dice:

923 – “Sobre eso quiero hablar a la iglesia en esta mañana: El misterio escondido que Dios tuvo en Su mente antes del principio del mundo y cómo se ha venido abriendo hasta llegar a esta misma hora en que vivimos. Luego ustedes entenderán claramente lo que se está haciendo. Entonces Dios tiene todo esto en Sí, y es un secreto. Por eso hubo silencio en el Cielo por casi media hora, y los Siete Truenos tronaron y a Juan le fue prohibido escribirlo, la Venida del Señor. Esa es una cosa que todavía Él no ha revelado: cómo vendrá y cuándo vendrá. Y está bien que no lo dé a conocer. Seguro. Él lo ha mostrado o revelado en cada tipo que encontramos en la Biblia. Por eso la Biblia es la revelación del misterio de Dios en Cristo. La Biblia es la expresión de una sola meta que tenía Dios, o sea, un solo propósito que Él quería cumplir a través de toda la Biblia. Entonces todos los hechos de los creyentes en la Biblia han sido tipos para expresar aquel gran propósito de Dios; y ahora, en estos últimos días, Él lo ha revelado y lo ha mostrado”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Silencio 1/2 hora».

«La Venida del Señor = Moisés y Elías. Cómo y cuándo vendrá, no estaba revelado».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo [estudio bíblico]:

El reverendo William Branham dijo que la Venida del Señor será sencilla; por lo tanto, esperamos algo sencillo a la vista humana, pero grande ante la vista de Dios. Y será Dios cumpliendo lo que Él prometió llevar a cabo en este tiempo final.

Así es como lo reconoceremos: al Él estar cumpliendo cada una de las promesas que Él hizo para este tiempo final para Su Iglesia, y luego para el pueblo hebreo. Nadie más podrá cumplir esas promesas, de las cosas que han sido dichas que Cristo en Su Segunda Venida va a llevar a cabo.

[Rev. José B. Pérez] Y ahora vamos a leer lo que íbamos a leer ahorita: en la página 10 de este mensaje “REPROCHE POR CAUSA DE LA PALABRA”. Un poquito antes, dice [PÁG. 22]:

158 Notemos que (Sara y Agar) estaban tratando de manufacturar algo para ayudar a Dios cumplir Su promesa. No hay forma en que usted pueda… La Palabra de Dios se cumplirá independientemente aun cuando las circunstancias sean adversas. Lo único que usted puede hacer es permanecer en la Palabra, y decir: “Es en esta forma”, y guardar la Palabra.

159 Posiblemente los amigos de Abraham le decían: “Bueno, padre de naciones, ¿cuántos hijos tienes ya?”. Y así se burlaban.

160 ¿No es este el mismo tiempo, cuando oramos por algo y no sucede?

161 “Aquí hay un ciego, un sordo, etc. Venga y sánelo, sanador divino”.

162 ¿No se da usted cuenta que es el mismo demonio que en la Cruz decía: “Si eres Hijo de Dios baja de allí?”. “¿Si eres Hijo de Dios convierte estas piedras en pan?”. Le vendaron Sus ojos, y le decían: “Adivina quién te golpeó”.

163 Él pudo haber hecho todo aquello que le pedían. Pero ¿dónde estaríamos hoy si Él hubiese flaqueado? Ellos no conocen el plan de Dios. […]

165 ¿Así como con Abraham, sucede hoy? […] “Ustedes aquí… oró por estas personas y no se sanaron”. ([JBP] O sea, le dicen: “Usted aquí oró por estas personas, y no se sanaron”).

166 ¡Eso no importa! Si yo oro hoy por diez mil enfermos, y mañana se mueren, mañana por la noche yo volveré a ungir a los enfermos y a orar por ellos. Dios lo dijo […]. Dios lo prometió; y yo lo creo. No importa lo que ellos digan; siempre habrá burladores. Esa es la afrenta por la Palabra.

167 Abraham, permaneció fiel a la Palabra, y al final se cumplió.

168 La primera afrenta era el ser estéril. […] Sara tenía noventa años, y no podía tener hijos. Abraham a los cien años, también era ya estéril ([JBP] tenía dos en contra) pero la Palabra de Dios había dicho que Sara sería princesa, y la madre del niño por nacer. Ellos soportaron la burla, pero no dudaron la Palabra de Dios. ¡Aleluya! Dios siempre cumple Su Palabra: nació Isaac. “Y su simiente es como la arena del mar o las estrellas del cielo”. Dios contesta Su Palabra. Sí. Esterilidad al principio, luego Isaac.

169 Lo mismo con Zacarías y Elisabet. Él pudo haber escrito: “Un Ángel se me apareció, me dijo que tendremos un hijo. No puedo hablar, estoy mudo; estaré mudo hasta nazca el niño. Nacerá, y será el profeta del Altísimo. Introducirá a la Estrella de la Mañana. Será el precursor del Mesías”. Qué burlas tuvieron que sufrir. […].

[171] Era tanto el vejamen, que dice la Escritura que ella se apartó, se escondió. Pero él permaneció en la Palabra.

172 Ellos rechazaron la popularidad, las modas y las costumbres. Rechazaron mezclarse con aquella turba de incrédulos. Y con las cosas del mundo. Tuvieron que hacerlo para permanecer en la Palabra de Dios.

173 Usted hoy haga lo mismo. Sepárese de todo, excepto de Dios. No lo que haga la iglesia; sino lo que usted como individuo haga con Dios. Esto es personal entre usted y Dios.

174 Miren lo que Dios le dijo. Tanto Zacarías como Elisabet habían muerto cuando Jesús vino, pero cuando su hijo Juan salió del desierto con ASÍ DICE EL SEÑOR, Jesús dijo: “No ha nacido hombre de mujer más grande que él”. Amén. Ella sufrió el vejamen de la esterilidad. Se mantuvo en la Palabra, y dio a luz un hijo.

[175] No hay una raza de gente más numerosa que los judíos, “como la arena del mar y como las estrellas del cielo”. ¿Qué sucedió? Ocurrió en la minoría: un hijo.

176 ¿Ven lo que estoy tratando de decir? Solo hizo falta un hijo. Fue necesario tan solo un hijo para sacudir las naciones y demostrar al Mesías. Hacía falta uno que obedeciera. Dios tan solo necesita a un hombre. Él lo que quiere es un hombre bajo Su control donde poner Su Voz. ¡Oh, cómo le agrada conseguir a un hombre!

[JBP] Y miren lo que el hermano William escribe:

[WSS] «Visión de la Carpa».

[WSS] «el cuartito».

[Rev. José B. Pérez] Y miren dónde sigue esa línea. Vamos a ver un poquito más de algunas de las notas. Miren a dónde nos lleva todo eso. En la página 25 nos dice, en el párrafo 207; dice [Citas]:

207 – “Ahora, oraremos por los casos de emergencia, pero después de dos noches quiero comenzar dentro de mi nuevo ministerio. Y quiero llevarlos hacia atrás aquí en este cuarto, porque ustedes saben la visión. ¿Cuántos recuerdan la visión (seguro que sí) de la Carpa y del cuartito? Ahora, voy a llevar a Meda adentro conmigo en la primera noche, a causa de que envíen mujeres dentro”.

[JBP] Él escribe: [WSS] «la 3ra Etapa, la Carpa y el cuartito».

207 – “Pero es un ministerio que no puedo dejar ver al público. Ninguno jamás duplicará esto, ¿ve usted? No Señor. No, yo sé que está al borde ahora. Puedo solo… parece que… solo extenderme allá afuera y tomarlo, está puesto allí mismo. Anoche estaba soñando antes de levantarme esta mañana, hermano Neville. Yo… yo estaba soñando un sueño, y pensé el ministerio… yo… yo no sé qué estaba haciendo, pero sea lo que fuera, ¡oh! usted habla de cosas aconteciendo, nunca he visto tales. Desperté solo llorando; estaba alabando”.

[JBP] Y también en la página 54, párrafo 464, dice [Citas]:

464 – “‘Porque tú has escogido la senda angosta, la vía más dura; tú has andado en tu propio escogimiento’. Ahora miren, ahora, este hombre, ahora cuiden cómo está escrito. Ustedes ven que está escrito en unas palabras extranjeras. ‘Tú has escogido la decisión correcta y precisa y ella es MI VÍA’. (Bendito Dios. ‘Ella es mi vía’, Él dijo). ‘Por causa de esta decisión tan importante, una porción enorme del Cielo te espera’. (Él nunca había oído acerca de la visión, vean, ustedes recuerdan la visión). ‘… una porción enorme del Cielo te espera. Qué decisión tan gloriosa has hecho tú’. (¿Ven?) ‘Esto en sí mismo…’. (Ahora aquí está. De aquí en adelante yo no entiendo). ‘Esto en sí mismo eso es… (paréntesis grandes alrededor de ello) … lo cual dará y hará llegar a pasar la Victoria tremenda en el Amor Divino’. Yo no sé qué quiere decir eso: ‘Esto vendrá a suceder’. Tal vez en la carpa pequeña ([JBP] y él escribe): [WSS] «12 x 20» ([JBP] o sea, el cuartito pequeño. [WMB] “La carpa pequeña” ahí se refiere al cuartito de madera), uno de estos días, puesta allá atrás, Él lo hará notorio”.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Carpa pequeña = Amor Divino».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «En la Carpa pequeña, la tremenda Victoria del Amor Divino».

[JBP] Miren hasta dónde, todo lo que nos lleva (de algunas de las que están ahí), nos lleva a ese hombre que esté bajo el control de Dios, en donde Él colocaría Su Voz. Miren en la 5-A, párrafo 40, dice [Citas]:

40 – “Miren hacia mí solo un momento. ¿Perturbación en la audiencia? Estaré muy contento cuando tenga mi cuartito para mí. Entonces ellos únicamente lo escucharán a través de un micrófono”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El cuartito y micrófono».

[WSS] «La Carpa y el cuartito».

[Rev. José B. Pérez] Y también… Vamos a seguir más adelante. Dice (estoy en la página 7) [estudio bíblico]:

Por eso fue que Cristo dijo: “Velad”. ¿Velad por qué? Por la Venida del Señor para el tiempo correspondiente.

Todo el tiempo el pueblo de Dios tiene que estar velando por la Venida del Señor: que no se les pase por encima como les pasó dos mil años atrás a la gente de aquel tiempo. Porque a quien se le pase por encima: pierde la bendición de Cristo que Él tiene para Su pueblo para este tiempo final.

En las obras que Cristo estuvo haciendo cuando entró a Jerusalén, mostró por las obras quién Él era. Él decía: “Si ustedes no creen en mí, crean a las obras; porque ellas dan testimonio de mí”.

¿Cuáles eran las obras que Él hacía?

[Rev. José B. Pérez] Y fíjense, en este mismo mensaje: la página 18 de “REPROCHE POR CAUSA DE LA PALABRA” dice [PÁG. 37]:

[290] Lo mismo hacen hoy. Lo aceptan. eso es lo siguiente.

291 Cuando ella dijo eso. Usted sabe lo que ocurrió.

292 Él murió por aquellos que sufrieron por la Palabra. Ellos eran porciones de la Palabra, pero Él era la plenitud de la Palabra. Lo mismo sigue siendo hoy. Hebreos 13:8: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por siempre”.

294 Nunca escribió nada. ¿Por qué? Porque Él era la Palabra. Él era la Palabra que había sido escrita, Él era la manifestación de esa Palabra. No tenía por qué escribir nada. Él era la Palabra, y seguirá siendo la Palabra hecha manifiesta. El mismo ayer, hoy y por los siglos. “¿Eso es cierto, hermano Branham?”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Jesús fue la manifestación de la Palabra escrita».

[WMB] “Él no tenía que escribir nada”, [JBP] dice allí el hermano Branham.

295 Véalo soplar y apartar las aguas para que el pueblo de Israel pasara en seco.

296 Véanlo ordenarle a las olas que se calmen cuando amenazaban la embarcación. […]

297 Y Jehová que dejó caer gotas de rocío, para formar el maná que alimentaría a aquel pueblo.

298 Fue el mismo que tomó cinco panes y dos peces, y alimentó a cinco mil.

299 Él era la Palabra. Amén y amén. Lo es hoy y por siempre. En lo que a mí concierne, yo y mi casa serviremos a esa Palabra.

300 ¡Oh, qué feliz me siento! Hay una Palabra que mantener firme a pesar de las burlas.

Oremos.

301 Jesús, como la otra noche, yo clamé: “¡Oh, Jesús!, ¿qué quieres que yo haga? ¿Qué puedo hacer, Señor? Viendo estas cosas y conociendo la hora en que estamos viviendo”.

302 Te pido por mi iglesia aquí [Novia]. Recuerdo en la visión los pajaritos; luego los más grandes. Pero cuando aparecieron los Ángeles, la carga cedió su presión. Señor, lo primero ha sido maravilloso, Señor; pero lo que está por suceder, creo que será grandioso. Moldéanos, Señor, a Tu santa voluntad. Tú tienes esa potestad. Somos barro en Tus manos.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo (página 7 abajo del estudio) [bíblico]:

¿Cuáles eran las obras que Él hacía? Cumplir. Cumpliendo lo que Dios había prometido que el Mesías haría en Su Primera Venida. Esas obras eran las que daban testimonio de quién Él era.

Por eso Él decía: “Escudriñad las Escrituras; porque ellas dan testimonio de mí”. Ellas son… [San Juan 5:39]:

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”.

Por lo tanto, las Escrituras siendo cumplidas bajo el ministerio de Jesús daban testimonio que Jesús era el Mesías; porque nadie más podía cumplir esas Escrituras. Era Dios en y a través de Jesús cumpliendo Su Palabra prometida, Sus promesas para aquel tiempo; así será para este tiempo final.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “UNA VERDADERA SEÑAL PASADA POR ALTO”7, página 18, dice:

89 Él dijo: “Daré a Israel una señal. Toma esta vara, conviértela en una serpiente. Si ellos no escuchan eso, entonces pon tu mano en tu seno, sácala, sánate de la lepra, entonces lo creerán. Y entonces, si no lo escuchan, toma aguas del Nilo, derrámala sobre la tierra, y todas las aguas se volverán sangre”. Esa fue una señal nacional. La gente lo creerá. Cuando ([JBP] y el hermano William escribe al lado): [WSS] «Apoc 11:1-14, 11:15-19» aquellos que están listos para recibirlo, lo creerán cuando ellos vean la señal de Dios moviéndose, pero la nación tiene que tener algo diferente. Así que Él dio a todos una señal.

[Continúa la lectura del estudio bíblico]:

Por lo tanto: “Velad y orad que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas (juicios divinos que van a caer sobre la Tierra, en la gran tribulación), y estar en pie delante del Hijo del Hombre (estar en pie delante del Señor en Su Venida para el tiempo final)”. [San Lucas 21:36].

[Rev. José B. Pérez] Y miren aquí… Vamos a leer aquí algo que nos habla el reverendo William Branham en el mensaje “OBRAS ES FE EXPRESADA”, en donde él hace la referencia cuando él estaba en esa visión y escuchaba… pensaba que iba a morir; pero él dice: [WMB] “No puede ser, porque todavía estoy escuchando a José”. Y él luego allí dice…

Recuerden que José, el hijo del hermano Branham, es tipo y figura de la Segunda Venida del Señor. Así nos lo ha hablado en repetidos mensajes nuestro amado hermano William Soto Santiago, [WSS] “que José (en otros lugares dice: ‘un profeta menor’) representa la Segunda Venida del Señor”8.

Toda la familia del hermano Branham es un reflejo: su esposa representada en la Iglesia y la congregación allá también, sus hijos; todo Dios reflejó allí, lo que estaría ocurriendo en nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular.

Y miren lo que dice aquí en este relato… Dice en la página 37 de este mensaje “OBRAS ES FE EXPRESADA”9, fue predicado el 26 de noviembre de 1965, o sea, casi un mes antes de él partir, de tener el accidente. Dice:

239 Perdonen la expresión o el testimonio en este momento, justamente antes de cerrar. Recuerdo aquello aquí arriba en “Twin City”, creo que el hermano Brown y ellos estaban conmigo; y yo estaba estudiando la vida de José en la Biblia. Y leí aquella Biblia, allí había un hombre con nada en contra. Abraham, Isaac, Jacob, y todos ellos tenían algo en contra, pero José no tenía nada en su contra. ¡Qué hombre, un hombre perfecto, un perfecto tipo de Cristo! ([JBP] y escribe): [WSS] «José».

240 Cuando leí aquello, un día en el viejo cuarto del hotel, me fui a llorar. Y me fui al ropero donde tenía mi ropa colgada; junté la puerta, y dije: “Dios, quiero darte las gracias por un hombre como José, un hombre que una vez vivió sobre la Tierra, un hombre en carne igual que yo, un hombre que pudo creer en Ti y tomar Tu Palabra”. Él fue odiado por sus hermanos. Él no podía evitar ser espiritual. Él vio una visión. Él podía interpretar sueños. Todos ellos lo odiaban por eso. Él no podía evitar eso, eso era justamente lo que él era.

241 Vean, no era para los otros. Ellos debieron haberle amado, pero en lugar de eso… Cuando él les decía algunas veces cosas en contra de ellos, oh, ellos decían: “Aquí viene ese soñador”. ¿Ven? Y ellos lo odiaban sin causa.

242 Yo dije: “¿Por qué ellos hicieron eso?”. Y aun así aquel hombre nunca se movió, él se quedó justamente allí. ¿Ven? Dije: Gracias, Señor. Oh Dios, gracias a Ti por semejante hombre.

[JBP] Y él escribe… lo subraya, esa oración.

243 Y justamente entonces el Espíritu Santo me reveló, dijo: “Tú tendrás un hijo y lo llamarás José”. Me levanté de allí y di gracias al Señor. [WSS] «José».

244 Becky, que estaba sentada allí atrás, había nacido alrededor de… Ella tenía alrededor de un año de edad. Ella nació por cesárea [WSS] «cesárea»; ocurre que la familia de mi esposa tiene los hijos por cesárea; porque ellas no dilatan como sucede a las mujeres, sino que sus huesos son sólidos como los de un hombre; y ella tuvo que ser extraída de su madre por cesárea. Y el médico me dijo ([JBP] o sea, cuando nació Becky, Rebekah): “Hermano Branham, nunca tenga otro niño con esta mujer”. Dijo: “Su matriz está tan fina como un balón”. Dijo: “Mejor me deja ligar esos conductos” ([JBP] o sea, operarla).

245 Le dije: “No, no lo permitiré… No pienso hacer eso, doc. ([JBP] o sea, doctor)”.

246 Él dijo: “Bien, usted la… Ella no debe tener otro niño”. Dijo: “Usted va a perderla”. Dijo: “Ella morirá”. Dijo: “Pasamos un tiempo terrible allí” ([JBP] o sea, en esa operación, en ese parto). Dijo: “Usted sencillamente… Ella sencillamente salió bien”.

247 Y luego el Señor me dijo que yo iba a tener un hijo y se llamaría “José”. Yo nunca fui atemorizado por eso. Todos ustedes… Muchos de ustedes lo recuerdan. [JBP] Y abajo él escribe: [WSS] «el José = Cristo».

248 Yo continué adelante anunciando: “Voy a tener un hijo, y su nombre será José” [WSS] «José». ¿Cuántos lo recuerdan? ¡Seguro! En todos los alrededores, por todo el país, dondequiera, diciendole a la gente: “Voy a tener un hijo, y su nombre será José”.

249 Tal como aquel niñito en Finlandia que fue levantado de la muerte. El hermano Jack estaba allí cuando sucedió. Se lo había dicho a ustedes dos o tres años antes de que sucediera: “Habrá un niñito”, cómo estaría vestido, dónde estaría colocado. “¡Dios lo dijo!”.

250 “¿Cómo va a suceder?”.

251 “¡Yo no sé! ¡Pero me fue revelado que sucedería!”.

252 Y me fue revelado que yo iba para Arizona y allí encontraría siete ángeles. Y entonces ellos me dirían lo que… Un mensaje que yo iba a predicar. Y fueron los Siete Sellos. ¡Sucedió! ¿Cuántos me recuerdan diciendo eso? Las cintas y cosas irán sobre eso. ¡Y sucedió! Revistas y todo lo demás tomaron fotografías de ello. Aquella Luz allí en el aire, ellos aún no lo entienden. Allí estaba.

[JBP] O sea, él les está mostrando cómo, las veces que Dios le mostraba que iba a estar ocurriendo algo o que iba a suceder algo, luego Dios lo cumplía; estaba dando la evidencia de cosas que ya habían ocurrido por la Palabra del Señor. Y así iba a ser con este hijo que Dios le prometió.

253 Yo recuerdo llamando al hermano Jack, y preguntándole sobre aquello, Cristo parado allí. Y el hermano Jack me dijo: “Eso es en Su estado glorificado”. ¿Ven? Yo amo al hermano Jack, él es uno de los mejores teólogos que yo conozco; pero yo sencillamente no puedo aceptarlo bien.

254 Yo estaba parado allí, y dije: “Señor, ¿cómo es esto, un joven aquí (dije) con cabello como la lana?”.

255 Y Él dijo: “Él tiene peluca”. Busquen el libro, les dije eso antes que sucediera. Y aquel día cuando aquello sucedió subió arriba. Y entonces si usted gira la fotografía de este lado – si usted tiene la revista Look o Life. Gírela de lado. Allí está Él, perfectamente, el rostro pintado…

[JBP] Él se refiere a esta nube, que él la tenía así, y él dice que cuando la volteó, ahí; o sea, cuando él la volteó hacia acá, está el rostro del Señor Jesús mirando hacia la Tierra).

[255] El rostro de Cristo pintado por Hofmann mirando justamente hacia abajo, hacia donde yo estaba parado ([JBP] o sea, si la ponen así, está mirando hacia abajo; si la voltean así, pues ahí se ve el rostro del Señor). ¡Ahí está la revista! ¿Cuántos la han visto? Desde luego todos la han visto. Allí, mirando justamente atrás, probó exactamente que la revelación era correcta.

256 ¿Por qué con peluca? Los viejos jueces ingleses, los jueces judíos, acostumbraban usar una peluca, aún la usan en Inglaterra; cuando él estaba… Aquella autoridad suprema, él usa una peluca. Y aquello lo mostró a Él parado allí, con una peluca formada por alas de ángeles. Él es el Alfa y Omega, Él es el Juez Supremo, y no hay otro sino Él. Él es para mirarlo como Alfa y Omega. Y allí Él era un hombre joven, de no más de treinta años de edad, usando una peluca blanca. Mostrando que Él es el Dios Supremo: “El Padre ha entregado TODO juicio en las manos del Hijo”. ¡Aleluya! ¡La revelación nunca está incorrecta! Háblela de cualquier modo, no importa cómo suene, va rectamente con la Palabra.

257 Ahora recuerden, cuatro años más tarde, mi esposa, sabíamos que íbamos a tener un niño. Todos decían: “¿Viene José?”.

258 Yo decía: “Yo creo que sí, no sé, pero tendré a José”.

259 Cuando nació, fue Sarah. Entonces un hombre me llamó y se me rio en la cara ([JBP] nunca faltan los burladores), y me dijo: “¿Sabe qué? ¡Usted quiso decir Josefina!”. (El hombre murió. El hombre murió).

[JBP] Eso es lo que les pasa a los burladores: muerte espiritual, y luego muerte física.

260 Le dije: “¡Señor, yo dije… Dios me dijo que yo iba a tener un hijo, y llamaría su nombre José!”.

261 Hubo tres personas que dejaron cierta iglesia denominacional y vinieron a nuestra iglesia, y me oyeron diciendo aquello. Cuando nació Sarah, dijeron: “Ciertamente él es un falso profeta”.

262 Les dije: “Espere un minuto, señora, yo no dije cuándo, ni Dios dijo cuándo. Él me dijo que iba a tener un… Él iba a… Dijo a Abraham que ellos iban a tener un Isaac; pero Ismael nació entre aquel tiempo, pero ello no lo eliminó”. Dije: “Dios dijo que yo tendré este niño y llamaremos su nombre José”.

263 Cuando vino el médico dijo: “Reverendo, ahora voy a ligar esos conductos” ([JBP] o sea, iban a operarla). Dijo…

264 Le dije: “¡Usted no lo hará!”.

265 Él dijo: “Bien, quizás usted se case otra vez y tenga ese niño”.

266 Le dije: “¡Lo tendré con ella! ¡Dios lo dijo!”. Yo no podía leerlo de la Biblia ([JBP] o sea, no estaba escrito), pero estaba escrito en mi corazón por revelación, por fe. ¡Dios lo dijo! No quise vacilar ante la promesa de Dios por incredulidad.

Algunos dijeron: “Usted quiso decir Josefina”.

Dije: “Quise decir José”.

El médico dijo: “Ella no puede tener otro niño”.

Le dije: “Ella tendrá otro niño”.

267 Pasaron cuatro años, finalmente ella iba a ser madre otra vez.

[JBP] [WMB] “Cuatro años”, recuerden que hablamos el viernes de la cuarta vigilia; y es en la cuarta etapa, en la cuarta vigilia, donde Jesús aparece caminando…; y allí nos habla también: caminando sobre la Palabra, porque aguas representan ‘Palabra’, que es en la Edad de la Piedra Angular.

268 Entonces una mujer (una falsa profecía fue enviada a través del país) ([JBP] y él escribe): [WSS] «una falsa profecía» escribiendo palabras, dijo: “Ahora Meda va a morir durante este tiempo, porque yo fui enviada para guiar a Billy”. Y decía que: “Él no va a escucharme porque soy una mujer, y Dios va a vengarse de él ahora matando a su esposa”. ([JBP] Esa fue la falsa profecía que enviaron escrita).

269 Dije: “Dios envió a Jesucristo a guiarme”. ¿Ven? Y yo dije: “Yo soy guiado por el Espíritu Santo”.

270 Pobrecita Meda. Teníamos una enfermera que había sido sanada en una reunión, todos saben; fue la hermana, fue la señora Morgan (una de las enfermeras de la Clínica Mayo, allí se ven los peores casos). Bueno, ella fue registrada “muerta” como veinte años atrás, con cáncer, murió con cáncer, en Louisville, está justamente en los archivos del Hospital Bautista. Ella está asistiendo enfermos en Jeffersonville en el hospital ahora. Ella ha estado allí por todos estos años, porque Dios dijo: “Ella vivirá”.

271 Y así que Meda le ama, y ella dijo: “Bill, quiero que Margie venga conmigo, no siento ir al hospital”.

272 Le dije: “No hagas… Amamos a Margie, pero Margie no es nuestro Dios, Margie es nuestra hermana”. Y salí para Green’s Mill. Me tenía destrozado, desde luego yo la amo, y me fui a Green’s Mill. Y yo…

273 Y ella me dijo: “Bill, ¿piensas que voy a morir?”.

274 Y yo le dije: “Yo no sé, pero el niño nacerá de cualquier modo. Tú vas a tener un José”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Meda = la Esposa».

275 Ella dijo: “¿Es este él?”. ([JBP] O sea, ya estaba embarazada).

276 Le dije: “No sé, querida. Yo no lo puedo decir, pero Dios dijo que nosotros vamos a tener a José y vamos a tener a José. No me importa lo que cualquier otra cosa diga, vamos a tener a José. Entonces el mismo Dios que me dijo toda esta revelación me dijo eso, Él nunca falló en otras y no fallará en esa”.

277 Me fui al molino a orar. Y al entrar allí, viendo aquella Luz colgar entre dos árboles, dijo: “Regresa a tu trabajo, y a tu libro”. Regresé a este…

278 La Biblia estaba colocada en mi cuarto. Y cuando lo hice, el viento le había volado las páginas hasta donde Natán estaba con David y le dijo: “Ve y dile a Mi siervo David: Yo lo saqué de aquella majada, de alimentar aquellas ovejas de su padre; y le di un gran nombre como el gran hombre”. (No todo el nombre más grande, sino justamente como gran hombre; no lo hizo un Billy Graham, sino un… Le dio un nombre, ustedes saben). Dijo: “Bueno, yo he hecho eso, pero Yo no puedo permitirle que construya el templo ([JBP] hablando de David), pero su hijo…”. Y tan pronto como dijo: “su hijo”, oh, vaya, allí estaba.

279 Dije: “¿José?”. Eso es correcto.

280 Allí mismo en la casa que fui. Y allí estaba el amiguito, tan grande que… Ella tuvo un niño grande. Ella podía caminar con dificultad, yendo por el campo. Yo corrí, la abracé, y dije: “¡Querida, viene José! ¡José está en camino!”.

281 Cualquiera sabe que con cesárea usted no puede permitir que el niño salga. Esa noche el niño nació. [Cinta en blanco]. … rompió, todo lo demás.

282 A la mañana siguiente, a las siete, fuimos al hospital; el médico dijo: “¡Oh, misericordia, bondad!”.

283 La besé, y le dije adiós, le dije: “Querida, no tardará mucho, José estará aquí”. ([JBP] Recuerden, José representa la Segunda Venida del Señor).

Y él escribe:

[WSS] «José = nació de noche y sin cesárea».

«Meda = la Iglesia Esposa».

[JBP] Y vuelve y escribe:

[WSS] «José = el Señor en la 2da Venida».

283 La besé, y le dije adiós, le dije: “Querida, no tardará mucho, José estará aquí”. Subí las escaleras, ella fue así a la mesa de operaciones.

284 En unos minutos, la enfermera regresó, y me dijo: “¿Reverendo Branham?”.

285 Le dije: “Sí, señora”.

286 Ella me dijo: “Tiene un niño saludable, de siete libras con tres onzas” ([JBP] y él escribe): [WSS] «7 libras con 3 onzas». [3 kilos 100 gramos].

287 Le dije: “José, hijo, bienvenido”. ¡Sí, señor! ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Qué fue eso? No estaba escrito en la Biblia que sucedería ([JBP] como lo que le dijo a Juan: [WMB] “De esto no escribas nada; yo lo revelaré en el día en que tengan necesidad de saberlo”10), pero el mismo Dios de la Biblia que lo reveló a Abraham; nosotros no tomamos en consideración la esterilidad de su matriz, lo imposible de ser de esa forma. Usted no vacila la promesa de Dios por incredulidad, sino que usted alaba a Dios, sabe que va a suceder. No me importa lo que el médico dice, todo lo demás vendrá en todas las formas posibles; pero no lo crea, es una mentira del diablo. Sí señor, es verdad. La fe va junta con las obras para crear la promesa.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «fe y obra crea la promesa».

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a ver otro sitio aquí, en el libro de Citas, para tener todas esas Escrituras que él tenía allí, o parte de ellas. Recuerden que estamos en el tema: “EL MISTERIO DEL SÉPTIMO SELLO”. Miren aquí, en la página 9, vamos a ver allí qué nos dice, del libro de Citas, párrafo 79:

79 – Dedicación de José Branham.

“… Un profeta pequeñito, allá, más allá en la tierra del norte, Tú me prometiste este niño. Padre, que Tus bendiciones descansen sobre él. José, mi chico, te doy para Dios, y pueda tu vida ser una bendición. Puedas ser tú un profeta, José. Pueda la gracia de Dios descansar contigo ([JBP] él escribe arriba): [WSS] «José = dedicado profeta». Pueda el Dios de tu padre, el Señor Jesucristo, bendecirte y hacer que tu vida sea una bendición para otros. En el Nombre de Jesucristo, yo te bendigo. Amén”.

[JBP] Y en la página 104 nos dice, párrafo 901, dice [Citas]:

901 – “Mi oración es: Dios sostenme. Sostenme para predicar la Palabra y pararme en esa verdad hasta que yo mire a mi muchacho, José, de edad suficiente y lleno del Espíritu Santo; que pueda tomar esta Biblia antigua y gastada y descansarla en su mano, y decirle: ‘Hijo, llévala hasta el fin de tu vida. No te comprometas en ella’. Yo pensé quizás Billy predicaría el Evangelio. Dios nunca lo llamó. Pero yo creo que José, aun el muchacho travieso que es, yo creo que Dios lo llamó. Esa es la razón por la que los muchachos no pueden llevarla bien con él; él es un líder. Y yo sé que Dios lo llamó”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Billy y José. Uno llamado al ministerio: José».

[Rev. José B. Pérez] Recuerdo cuando… luego que… en ese tiempo que mandó al hermano Miguel a orar para que estuviera al frente de la congregación; y luego de eso el hermano William me dice… tenía una libreta, y escribió el nombre de Billy, escribió: [WSS] “William Pérez (Billy)”, y escribió varios nombres, así como salteados, y me dice: [WSS] “Escoge un copastor”. Y yo le dije: [JBP] “Pero, William, ¿quién soy yo para escoger un copastor? Eso mejor eres tú el que lo…”. Y él se reía. Y yo le dije: [JBP] “Mira, el primero que tú pusiste allí, ese fue el primero que tú pensaste”. Y aparentemente se veía algo que era, vamos a decir, inconcebible; porque Billy, ese era un poquito más gago. Y yo le dije: [JBP] “Si ese pensaste, pues yo no tengo problema en que sea él, hermano William”. Me dice: [WSS] “¡Pues es él! Él va a ser tu copastor”. Y si ustedes se fijan, Billy lee mejor que yo; cuando lee, tiene mejor audición hasta que yo mismo.

Y así fue que Billy entró también a ser parte de este ministerio, que no fue escogencia de nosotros, sino fue el mismo profeta el que así lo indicó. Y que… cómo Dios le permite al hermano Branham tener también… porque Billy fue de gran ayuda en el ministerio del hermano Branham, Billy Paul; y también le permite tener un hijo.

Y también acá en el ministerio de nuestro hermano William Soto Santiago, el cumplimiento de esa parte del Séptimo Sello, de ese Ángel que era diferente a los demás; también permite que de donde él nació, de donde nació el ministerio, también tenga dos hijos espiritualmente que tengan esas cualidades, y que se llamen igual: Billy y José. Pero para Dios no hay casualidades.

Y miren aquí otro lugar. Creo que tenemos tiempo para tener parte de este cuadro; porque hay unas cosas allí que lo vamos a dejar para cuando se estén cumpliendo. Ustedes lo van a ver y van a decir: “Verdaderamente…”, o sea, es una confirmación de lo que ustedes ya están creyendo.

Miren en la 5-B lo que dice allí, y lo que escribe el hermano William abajo. En el libro de Citas, párrafo 51:

51 – “Hace unos minutos tuve el privilegio de hablar con mi esposa y con mi pequeño José ([JBP] él escribe arriba): [WSS] «José = tipo y figura de la Venida de Cristo», el muchachito a quien yo creo que Dios permitirá tomar mi lugar cuando yo haya terminado en esta vida”.

[JBP] Y miren, él dibuja las edades, coloca una flecha donde él dice: [WMB] “cuando haya terminado en esta vida”, y pone una flecha hacia la séptima edad; y coloca la parte de José hacia la parte del cuello, la parte de la mitad (que separa de la Piedra Angular), lo coloca a José ahí.

Y escribe abajo: [WSS] «Es lo mismo que con el hijo de David: Salomón, en quien se reflejó Cristo como Rey. Y José toma el lugar del 4to Elías y sigue con el Mensaje, pero no puede tomar el lugar del 5to Elías, no él».

[JBP] O sea, sí: otro va a tomar el lugar del quinto Elías.

Y ahí coloca: [WSS] «Sellos – 399», que ustedes saben la pregunta que es: que le preguntan [WMB] “¿El Elías que viene a predicar a los judíos es el mismo Elías…?

Vamos a ver cómo es que lo dice. Página 399, pregunta número 11, dice [Los Sellos]:

11. El Elías que viene a predicar a los judíos, ¿es el verdadero Elías que estuvo en los días de Achab, o será solamente el espíritu de Elías en otro hombre?

([JBP] Y la contestación, dice):

[94]. Yo he pensado que será un hombre de este tiempo ungido con ese espíritu; porque allá, cuando Elías ya había subido y Eliseo se encontró con los hijos de los profetas, ellos dijeron: “El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo”. Es que Eliseo obró igual a Elías.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “ADOPTADOS”11, ya en la parte final, en la página 186, dice… otra de las partes donde él allí hace la referencia, dice:

220 Quiero criar a mi muchachito allá atrás, José. Lo quiero ver en el púlpito, cuando yo pueda coger esta Biblia… cuando llegue al lugar que vea a José en el púlpito predicando como un jovencito lleno del Espíritu Santo, ungido con el Espíritu de Dios sobre sí. Y yo creo que él será un profeta. El día cuando yo – cuando lo vi seis años atrás antes que él naciera, ustedes se acuerdan, contándoles que él venía. Se acuerdan cuando yo lo llamé allá al lado del altar, no sabiendo lo que yo estaba diciendo, dedicando bebés, dije: “José, tú eres un profeta”.

[JBP] Y más abajo dice:

224 Pero puedo ver el tiempo en que mamá, Meda, yo la amo, querida mía, ¿ven? Ella envejece, ven su cabellera volviéndose canosa y vernos yéndonos, desapareciendo.

225 Rebekah, estoy tan agradecido por Rebekah. Su maestra de música me dijo la otra noche, dijo: “Vaya, si ella sigue así, hermano Branham (dice), será difícil decir qué ella hará” ([JBP] o sea, que era un buen prospecto en lo que ella estaba aprendiendo a tocar). ¿Ven?, progresando en la música. Quiero a Sarah en el órgano, Becky al piano, quiero a José en el púlpito.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Rebekah, Sarah, José» y una Estrella de David.

226 Y poder ver eso suceder, yo y mamá entrar tambaleantes, yo con mi viejo bastón, alguna noche bajar por la carretera, y mirar ahí adentro y ver a mi hijo ahí parado ungido con el Espíritu Santo, predicando este mismo Evangelio. Quiero tomar esta Biblia vieja, y decir: “Hijo, aquí está, es tuya. Párate con ella, y no te comprometas en una Palabra. Permanece con Ella, amor. Tú no, no importa, no me importa quién esté en contra tuya, quién esté en contra. Dios será por ti”.

[JBP] Esas mismas palabras él me las dijo: [WSS] “No importa quién esté en contra tuya”.

[226] “Dios será por ti. Predica cada Palabra en la forma en que está escrita aquí, y papá te observará a través del río”.

[JBP] Sigue diciendo:

[226] Daré alcance y tomarla en mis manos, a mi esposa, y cruzar el Jordán.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «el río» y también dibuja una Estrella de David. Y ahí sigue relatando, ya al final de este mensaje.

[Rev. José B. Pérez] Y también, miren lo que dice en la página 7-B, que es algo que va a ocurrir muy pronto. Dice, página 7-B, párrafo 61 [Citas]:

61 – “Cuando yo vea a la gran Iglesia rescatada de Dios juntarse como una gran unidad, entonces cerraré el Libro y lo pasaré a mi hijo José y a Billy, y les diré: ‘Continúen, hijos… hijos, mis hijos, y muévanse adelante y manténganse así’. Cuando eso suceda, el Milenio estará en camino”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «José y Billy, y el Milenio».

[JBP] Y eso es del mensaje “DE AQUEL TIEMPO”12. Hay que conseguir ese mensaje, porque hay algunas otras cosas allí que él anotó. Así que hay que conseguir ese mensaje.

Pero fíjense cómo él dice: [WMB] “Cuando eso suceda, el Milenio estará en camino”.

Y ya vamos a terminar aquí esa partecita que nos queda. Leímos la página 8 [estudio bíblico]:

Por lo tanto: “Velad y orad que seáis tenidos por dignos de evitar todas estas cosas (juicios divinos que van a caer sobre la Tierra, en la gran tribulación), y estar en pie delante del Hijo del Hombre (estar en pie delante del Señor en Su Venida para el tiempo final)”. [San Lucas 21:36].

Todo va a ser sencillo. Lo veremos cumpliendo lo que Él prometió llevar a cabo en este tiempo final ([JBP] Allí cuando él leyó: [WMB] “José hablando”, y escribió: [WSS] «los Truenos»); lo veremos sonando, tocando, la Trompeta Final; lo veremos abriendo el misterio del Séptimo Sello; lo veremos cumpliendo cada promesa que Él ha hecho para este tiempo final; y luego lo veremos transformándonos a todos nosotros en este tiempo final: esa será la señal más grande.

Pero antes de eso, tenemos que creer todas las promesas que han sido hechas para Dios cumplir en este tiempo, y verlas a medida que van siendo cumplidas.

[Rev. José B. Pérez] Que Dios nos ayude a creer, siempre, en las promesas que Él ha hecho para este tiempo, las cuales pronto estarán siendo cumplidas; como el cumplimiento pleno de la Visión de la Carpa, en donde ocurrirá la resurrección y la transformación de nuestros cuerpos.


1 Cita 1148: SPN64-0719M “La Fiesta de las Trompetas”, pág. 33, párrs. 245, 246 y 250

2 Cita 1149: SPN64-0719M “La Fiesta de las Trompetas”, pág. 36, párrs. 264-267

3 Cita 1150: SPN64-0719M “La Fiesta de las Trompetas”, pág. 37, párr. 270

4 Citas 722: Los Sellos, “La Brecha”, pág. 57, párrs.16-18

5 SPN62-1223 “El oprobio por la causa de la Palabra”, pág. 4, párrs. 19-22/24-25/27-28; pág. 7, párrs. 44-47; pág. 22, párrs. 158-163/165-169/171-176; pág. 37, párrs. 290-292/294-302

6 Cita 72: 62-1125M “Convencido luego preocupado” (párrs. 29-33 en inglés)

7 SPN61-1112 “Una verdadera señal que se pasa por alto”, pág. 15, párr. 89

8 2012-10-21 “José entre los gentiles”: [WSS] Ahora, les dije que le fue prometido al reverendo William Branham que por medio de su esposa, su segunda esposa, Meda, iba Dios a darle un niño, un varoncito, y le dijo que le pusiera por nombre José.

Si su esposa representa a la Iglesia, José representa la Segunda Venida de Cristo; por eso dice en una ocasión: “Querida, ¡viene José!, ¡viene José!”. Lo cual, siendo él, José, tipo de Cristo en y para Su Segunda Venida, está anunciando dos eventos proféticos: la venida de su hijo José, lo cual le había prometido Dios, y la Segunda Venida de Cristo a la misma vez.

Así como vino José a la esposa del reverendo William Branham, vendrá nuestro José, Cristo, a Su Iglesia, que es Su Novia, Su Esposa amada, la Esposa de Cristo o Novia de Cristo; y no puedo hablarles más claro porque se abriría el misterio del Séptimo Sello, y todavía no debe ser abierto.

9 SPN65-1126 “Obras es la fe expresada”, pág. 32, párrs. 239-287

10 Los Sellos, pág. 117, párr. 79

11 SPN60-0522E “Adopción, Parte 4”, pág. 150, párr. 220; pág. 151, párrs. 224-226

12 61-0415B “De aquel tiempo” (párr. 15)

Traducciones

Ir arriba