Actividad del 12 de junio de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Bíblico del 12 de junio de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Domingo, 12 de junio de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #211
DOMINGO, 12 DE JUNIO DE 2022

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín. Que Dios te bendiga grandemente y te restaure por completo la salud; que Dios te bendiga grandemente y tengas buen viaje en esta noche hacia México.

Esta semana, el 14 de junio… un 14 de junio del 1940, Dios envió ese Espíritu de profeta, esa teofanía de profeta a la Tierra; y era más que un profeta: era el cumplimiento de la Segunda Venida del Señor en William Soto Santiago; por lo cual le damos un fuerte aplauso a nuestro Padre celestial, que lo haya enviado un 14 de junio de 1940, a quien lo recibimos, recibimos su Mensaje y recibimos todo el amor de Dios para con el pueblo.

Él era la expresión de amor en un ser humano; porque vino a la Edad del Amor Divino, la edad perfecta, y el Amor es perfecto. Por eso estamos muy agradecidos a Él, a nuestro Padre celestial, y honramos Su Venida, honramos su vida en medio de cada uno de nosotros; porque sin la Venida de ese Ángel, usted y yo no hubiésemos tenido ninguna esperanza ahora mismo; porque la única esperanza que tenemos es la Segunda Venida del Señor, y Dios la envió en medio nuestro, en nuestro amado hermano William Soto Santiago. Por eso vamos a darle otro fuerte aplauso más a Dios.

Lo bendecimos y bendecimos también a su familia, la cual a través de él Dios trajo a este planeta Tierra; y que Dios las bendiga y los bendiga también, a todos ellos; y que sigan como cada uno de nosotros: preparándonos para nuestra transformación.

También esta semana, el 16 de junio, estoy cumpliendo 20 años en el ministerio. Fue un 16 de junio del 2002, que nuestro hermano William mandó al hermano Miguel a orar por ese ministerio que Dios colocó en mi persona; y ese día, allí estuvo mi esposa también: Sara, y estuvieron mis niñas. Y de ahí para acá Dios nos ha estado ayudando en todo momento. Yo le agradezco a Dios por Sara, que ha tenido paciencia conmigo todo este tiempo.

Y recuerdo cuando yo apenas tenía… yo cumplí 18 años el 19 de mayo, y por ahí hablé con él, fui a donde él, y le dije: [JBP] “Mira, William, para… que estamos de… conociéndonos”. Ya yo la conocía de tiempo, desde pequeños, porque estamos las dos familias en el Mensaje desde pequeños.

Y él en vez de decirme decirme: [WSS] “Bueno, ¿y cómo ustedes…?”. Sacó una libreta, y: [WSS] “Mira, yo voy a estar acá en agosto, después de un viaje que voy a hacer, así que pon fecha para casarse en agosto”. Y yo: [JBP] “Pero… ¿cómo que en agosto?”. Y ahí salimos de allí, y yo ni siquiera le había dicho que fuera mi novia; pero ya Dios nos vio juntos desde antes de la fundación del mundo; y ha estado conmigo y estará conmigo hasta la transformación.

Y así también debe pensar cada hombre que tiene su esposa. No es para cogerla y usarla y tirarla a un lado, como si fuera un carro que “no me sirve, y voy a comprar otro”. Eso no es así. Usted le prometió, cuando se casó, amor eterno, y amor hasta que la muerte los separe. Así que respete a su mujer, ámela, trátela con cariño, con amor; porque es su compañera, la que Dios le ha dado para —mientras estamos en este planeta Tierra— servirle a nuestro Padre celestial, honrar el tipo y figura que Él ha hecho con Su Iglesia, Cristo y Su Iglesia, nosotros honrar ese tipo y figura como esposo y esposa. Ámela, trátela bien; y más en este tiempo que debemos de estar más y más unidos.

Recuerden que el problema del Huerto del Edén fue por ahí: Entró por Adán y Eva. O sea que… una vez él le comentó a Nelly (después, si Nelly me escucha y puede conseguir esa ocasión exactamente y cómo fue, porque yo creo que ella lo anotó), y le dijo que: [WSS] “Al fin del tiempo iba a ser de nuevo el problema (o uno de ellos), por lo que ocasionó la caída allí en el Huerto del Edén”. O sea que ahora es donde más los matrimonios deben de estar más unidos.

Así que esta semana es una semana muy importante para este tiempo en el cual Dios nos ha permitido vivir.

Nos dice allí, este mensaje que vamos a estar estudiando en este pequeño estudio bíblico, hasta donde Dios nos dirija leer. El tema:

TEMA: EL MISTERIO DE LAS PARÁBOLAS
Dr. William Soto Santiago
Martes, 2 de septiembre de 1997
(Segunda actividad)
Coatepeque, Quetzaltenango, Guatemala

Escritura: San Mateo 13:9-17

LA PUERTA A LA TEOFANÍA
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 22 de enero de 2010
Bogotá, Colombia

Así fue para la Primera Venida del Señor. Un evento tan importante como ese y ahora Jesús les dice a ellos: “Ustedes no vayan a decir que yo soy Jesús el Cristo”.

O sea, recuerden que Cristo significa: ‘Mesías’, ‘Ungido’.

[JBP] Él… cuando me mandaba a decir: [WSS] “Dile a ellos lo que significa Cristo, diles que eso es un Ungido de Dios”. Y ahí me decía: [WSS] “Diles que yo soy el Cristo, el Ungido”. Me hizo esa salvedad, que les dijera.

“No vayan ustedes a decir que yo soy el Ungido, que yo soy el Mesías”.

Ojalá lo entiendan los del Día Postrero para la Venida del Señor a Su Iglesia.

Cristo no quería fanatismo y tampoco… Eso era una revelación ¿para quién? Para los creyentes en Él.

Por eso en las parábolas encontramos, en San Mateo, capítulo 13… porque es que algunas veces las personas creen que si algo de Dios viene para Su pueblo, eso es para todo el mundo. Vamos a ver si es para todo el mundo la revelación, o es para algunos. Capítulo 13, verso 10 en adelante, dice (esto fue luego de la parábola del sembrador):

“Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?”.

Es lo que muchas personas algunas veces dicen: “¿Por qué no nos hablan abiertamente y para todos?”. Eso es lo que están ellos hablando aquí, reclamando; porque quieren reclamarle al Señor que no les hable por parábolas sino que les hable abiertamente.

Y el que decide cómo va a ser hablado es el Enviado. Los demás no tienen ningún derecho a exigir nada en ese sentido. Porque el que trae el Mensaje es el Enviado; y como Dios lo use a él, así tiene que ser hablado; y el que tiene oídos para oír, que oiga lo que el Espíritu esté diciendo por el Enviado.

Y vean, la Escritura que leímos dice1: “El que tiene oídos para oír, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.

Es el Espíritu Santo hablando en medio de la Iglesia, de edad en edad, por medio del mensajero enviado para cada edad.

[Rev. José B. Pérez] Vamos a buscar allí en el libro de Números, y vamos a ver aquí algo muy importante, que él marcó en varios lugares; y estén pendientes de todas estas Escrituras, porque serán de gran ayuda y Luz para comprender más abiertamente el misterio del Ángel del Señor, el misterio de Apocalipsis 22:16.

Números, capítulo 16, verso 1 dice… Vamos a leerlo para ir teniendo todo: cómo Dios allí estaba en medio de ellos. Dice:

1 Coré hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, y Datán y Abiram hijos de Eliab, y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente,

2 y se levantaron contra Moisés con doscientos cincuenta varones de los hijos de Israel, príncipes de la congregación, de los del consejo, varones de renombre ([JBP] y escribe: [WSS] «250»).

3 Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová?

4 Cuando oyó esto Moisés, se postró sobre su rostro;

5 y habló a Coré y a todo su séquito, diciendo: Mañana mostrará Jehová quién es suyo, y quién es santo, y hará que se acerque a él; al que él escogiere, él lo acercará a sí.

6 Haced esto: tomaos incensarios, Coré y todo su séquito,

7 y poned fuego en ellos, y poned en ellos incienso delante de Jehová mañana; y el varón a quien Jehová escogiere, aquel será el santo; esto os baste, hijos de Leví ([JBP] y él escribe: [WSS] «escogiere»).

8 Dijo más Moisés a Coré: Oíd ahora, hijos de Leví:

9 ¿Os es poco que el Dios de Israel os haya apartado de la congregación de Israel, acercándoos a él para que ministréis en el servicio del tabernáculo de Jehová, y estéis delante de la congregación para ministrarles,

10 y que te hizo acercar a ti, y a todos tus hermanos los hijos de Leví contigo? ¿Procuráis también el sacerdocio? ([JBP] o sea, también querían el sumo sacerdocio. Y él escribe ahí: [WSS] «sumo sacerdocio»).

11 Por tanto, tú y todo tu séquito sois los que os juntáis contra Jehová ([JBP] ¿Contra quién se estaban levantando? Era contra Jehová, contra Dios); pues Aarón, ¿qué es, para que contra él murmuréis? ([JBP] O sea, también Dios se enojó porque estaban murmurando en contra de Aarón).

12 Y envió Moisés a llamar a Datán y Abiram, hijos de Eliab; mas ellos respondieron: No iremos allá ([JBP] también una falta de respeto, de no ir a ese llamado).

13 ¿Es poco que nos hayas hecho venir de una tierra que destila leche y miel, para hacernos morir en el desierto, sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente? ([JBP] y él escribe allí: [WSS] «como emperador o rey»).

14 Ni tampoco nos has metido tú en tierra que fluya leche y miel, ni nos has dado heredades de tierras y viñas. ¿Sacarás los ojos de estos hombres? No subiremos.

15 Entonces Moisés se enojó en gran manera, y dijo a Jehová: No mires a su ofrenda; ni aun un asno he tomado de ellos, ni a ninguno de ellos he hecho mal.

16 Después dijo Moisés a Coré: Tú y todo tu séquito, poneos mañana delante de Jehová; tú, y ellos, y Aarón;

17 y tomad cada uno su incensario y poned incienso en ellos, y acercaos delante de Jehová cada uno con su incensario, doscientos cincuenta incensarios ([JBP] y él escribe al lado: [WSS] «250 incensarios»); tú también, y Aarón, cada uno con su incensario.

18 Y tomó cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, y echaron en ellos incienso, y se pusieron a la puerta del tabernáculo de reunión con Moisés y Aarón.

19 Ya Coré había hecho juntar contra ellos toda la congregación a la puerta del tabernáculo de reunión; entonces la gloria de Jehová apareció a toda la congregación.

20 Y Jehová habló a Moisés y a Aarón, diciendo:

21 Apartaos de entre esta congregación, y los consumiré en un momento.

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice el libro de Citas algo que él escribió allá, párrafo 1260… vemos cómo Dios está haciendo allí una separación. Página 141, párrafo 1259 (del mensaje “Paradoja”), dice el reverendo William Branham:

1259 – “Josué, aquí, es un tipo del ministerio del último día”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Apocalipsis 1:1, 22:6, 22:16, 19:8-10, 22:8-10».

[Rev. José B. Pérez] Y en el próximo párrafo, del mensaje “Semilla de discrepancia”, dice… Hay otro lugar también… Vamos a leerle primero donde habla…, en el mensaje “LA SIMIENTE NO HEREDA CON LA PAJA”2, y ahí nos habla quiénes vienen a segar. En la página 28 de esta versión en español, dice:

167 Ahora, yo sé que hay enfermos aquí. Nuestro tiempo se nos ha ido para la línea de oración. Quizás será un tanto fuerte. Quiero que cada uno de ustedes haga algo por mí. Usted está sentado cerca de alguien; ponga sus manos sobre esa persona. Y no dude que usted está poniendo su mano sobre un águila; quizás un águila que ha estado comiendo alimento de buitres en algún lado; se ha enfermado por ello. Ellos ya no lo quieren más, ellos quieren salir de ello; ellos están enfermos y cansados de ello. Sentados aquí esta noche y ver lo que las águilas realmente pueden comer: la Palabra, y tener un Cristo viviente, viviendo entre ellos, mostrándose a Sí mismo vivo, el mismo ayer, hoy, y por siempre. Ellos no quieren ser herederos con la paja, ellos serán quemados [WSS] «la paja». La segadora [WSS] «Moisés y Elías» viene para sacar el Trigo fuera. El Señor esté con vosotros.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Mateo 13 – La cosecha».

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice aquí, párrafo 1260 de la página 141 del libro de Citas:

1260 – “Noten, en el versículo 41 (Mateo 13), los dos también muy cerca, tan cerca en los postreros días hasta que Él no hizo… Él no podía depender de alguna cierta iglesia para separarlos, digan la metodista o la bautista o los pentecostales, para separarlos. Él dijo que: ‘Envía Él Sus ángeles para separarlos’. Un ángel viene para traer la separación, la segregación entre lo cierto y lo erróneo. Y nadie puede hacer eso sino el Ángel del Señor. Él es el que va a decir cuál es cierto y cuál es erróneo. Dios dijo que Él enviará Sus Ángeles en el último tiempo. No ángeles abajo por aquí, sino ángeles en el último tiempo, y reuniría. Sabemos que este es el tiempo venidero de cosecha ahora. Ahora, un ángel es en realidad interpretado un ‘mensajero’. Y vemos que hay siete ángeles de las siete iglesias, y no ahora…, a través de las edades de la iglesia”.

[JBP] Y él escribe allí:

[WSS] «Apocalipsis 1:1, 14:14-20, 19:8-10, 22:6, 22:8-9, 22:16».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo aquí, donde nos detuvimos, en:

Números, capítulo 16, verso 22:

22 Y ellos se postraron sobre sus rostros, y dijeron: Dios, Dios de los espíritus de toda carne ([JBP] y él escribió al lado: [WSS] «Apocalipsis 22:6, 22:16, 1:1-3». Miren por dónde él va identificando todo eso), ¿no es un solo hombre el que pecó? ([JBP] y escribe al lado: [WSS] «Coré») ¿Por qué airarte contra toda la congregación?

[JBP] Y en esta otra Biblia, nos dice en Apocalipsis, capítulo 1:

1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,

2 que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 22:7».

[JBP] Y escribe abajo: [WSS] «Ángel — Teofanía».

[Rev. José B. Pérez] Y el viernes estuvimos leyendo una porción allí (para que lo unan con esto también), que él dice… una partecita aquí de todo ese escrito. Dice3:

[WSS] «… después de la ascensión de Jesús vino el Espíritu Santo, que es el mismo Señor en teofanía, sobre 120 creyentes; y fueron llenos del Espíritu Santo».

[JBP] Y miren lo que dice en Apocalipsis 22, verso 16:

16 Yo Jesús he enviado mi ángel ([JBP] y él allí escribe arriba: [WSS] «el mensajero con la teofanía») para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.

[Rev. José B. Pérez] Y si buscamos en San Juan todo este cuadro tan hermoso que él nos da allí… San Juan, capítulo 1, verso 30, dice:

30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.

32 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.

33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquel me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ese es el que bautiza con el Espíritu Santo.

34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios.

[JBP] Y él escribe allí abajo: [WSS] «Apocalipsis 22:16».

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “EL REGALO ENVUELTO DE DIOS”4, nos dice en la página 21 de esta versión:

146 No sabían nada acerca de lo sobrenatural. ¿Por qué? Aquí está la respuesta. Ellos no siguieron a la Estrella de Luz, la brújula de Dios hacia esa Luz perfecta. ¡Oh! “Guiando hacia el oeste, aún viajando, guiándonos hacia esa Luz perfecta. ¡Oh, Estrella de Belén!”. Hemos visto Su Estrella aquí en el oeste. ¿Qué clase de Estrella? La Estrella de Su Iglesia, el Espíritu Santo, moviéndose en seres humanos.

[JBP] Y él escribe al lado:

[WSS] «en Su Iglesia la Estrella = el Espíritu Santo en el oeste, América, Ap. 22:16, 2:28».

[Rev. José B. Pérez] Y también buscamos en el Evangelio según San Juan, capítulo 3, verso 31:

31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos.

32 Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio.

33 El que recibe su testimonio, este atestigua que Dios es veraz.

34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida ([JBP] y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 22:16, 22:6, 1:1-3»).

35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.

36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

[Rev. José B. Pérez] ¿Y quién es el Espíritu, quién es el Espíritu Santo? Lo leímos en alguna ocasión5, donde él nos dice, nos escribe allí, en el mensaje “¿POR QUÉ TUVIERON QUE SER PASTORES?”6; página 40 abajo, dice:

190 Y el Espíritu Santo, el Ángel del Señor, se le apareció a María, y le dijo que iba a tener un bebé, sin conocer a ningún hombre, y le dijo de la condición de Elisabet.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Gabriel», o sea, el Espíritu Santo. Allí él le dió el nombre que tenía el Espíritu Santo allí, ese Varón que le apareció a María.

[Rev. José B. Pérez] Y también en Isaías… Todas estas Escrituras, miren, todas ellas hablan de ese Ángel. Isaías 45, verso 11, dice:

11 Así dice Jehová, el Santo de Israel, y su Formador: Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de mis hijos, y acerca de la obra de mis manos ([JBP] y él escribe allí: [WSS] «Apocalipsis 4:1, 22:6, 22:16, 1:1»).

[JBP] Miren el recorrido de este Ángel, que hasta lo coloca allí: que él conoce acerca de la Obra de Sus manos, o sea, de la Creación. El misterio de ese Ángel… con razón él nos decía que no conocemos ni una milésima parte de lo grande que es el Ángel del Señor Jesucristo. Pero hasta donde Dios nos permita ir viendo el misterio de ese Ángel, más y más Dios nos va ayudando para comprenderlo.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo donde nos quedamos: en el verso 23 del capítulo 16 de Números:

23 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

24 Habla a la congregación y diles: Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Datán y Abiram.

25 Entonces Moisés se levantó y fue a Datán y a Abiram, y los ancianos de Israel fueron en pos de él.

26 Y él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos, y no toquéis ninguna cosa suya, para que no perezcáis en todos sus pecados.

27 Y se apartaron de las tiendas de Coré, de Datán y de Abiram en derredor; y Datán y Abiram salieron y se pusieron a las puertas de sus tiendas, con sus mujeres, sus hijos y sus pequeñuelos.

28 Y dijo Moisés: En esto conoceréis que Jehová me ha enviado para que hiciese todas estas cosas, y que no las hice de mi propia voluntad.

29 Si como mueren todos los hombres murieren estos, o si ellos al ser visitados siguen la suerte de todos los hombres, Jehová no me envió.

30 Mas si Jehová hiciere algo nuevo, y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas, y descendieren vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres irritaron a Jehová.

[JBP] Hay lugares donde él habla de estas dimensiones, que he estado recopilando para leerlas en un tema que tenga que ver también con lo de las dimensiones, y ahí nos muestra cómo la quinta dimensión va a estar abierta en este planeta Tierra; y así la tierra no tiene que abrirse (como pasó allí: que descendieron vivos al Seol, al infierno); y aquí la tierra no tiene que abrirse para descender vivos al Seol, sino que la Tierra va a estar… en ella va a estar abierta la quinta dimensión, y entran vivos; y eso lo detalla él en varios lugares. O sea que acá se cumple ya en una forma actualizada.

31 Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos.

32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes.

33 Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación.

34 Y todo Israel, los que estaban en derredor de ellos, huyeron al grito de ellos; porque decían: No nos trague también la tierra.

35 También salió fuego de delante de Jehová, y consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso.

36 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

37 Di a Eleazar hijo del sacerdote Aarón, que tome los incensarios de en medio del incendio, y derrame más allá el fuego; porque son santificados

38 los incensarios de estos que pecaron contra sus almas; y harán de ellos planchas batidas para cubrir el altar; por cuanto ofrecieron con ellos delante de Jehová, son santificados, y serán como señal a los hijos de Israel.

39 Y el sacerdote Eleazar tomó los incensarios de bronce con que los quemados habían ofrecido; y los batieron para cubrir el altar,

40 en recuerdo para los hijos de Israel, de que ningún extraño que no sea de la descendencia de Aarón se acerque para ofrecer incienso delante de Jehová, para que no sea como Coré y como su séquito; según se lo dijo Jehová por medio de Moisés.

41 El día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis dado muerte al pueblo de Jehová.

42 Y aconteció que cuando se juntó la congregación contra Moisés y Aarón, miraron hacia el tabernáculo de reunión, y he aquí la nube lo había cubierto, y apareció la gloria de Jehová.

43 Y vinieron Moisés y Aarón delante del tabernáculo de reunión.

44 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:

45 Apartaos de en medio de esta congregación, y los consumiré en un momento. Y ellos se postraron sobre sus rostros.

46 Y dijo Moisés a Aarón: Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha comenzado.

47 Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo; y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo,

48 y se puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad.

49 Y los que murieron en aquella mortandad fueron catorce mil setecientos, sin los muertos por la rebelión de Coré.

50 Después volvió Aarón a Moisés a la puerta del tabernáculo de reunión, cuando la mortandad había cesado.

[JBP] Y él escribe en el… (quise leerlo corrido, para no detenerme); y él escribe al lado del verso 46:

[WSS] «Apocalipsis 11:19, 15:5-8».

[JBP] Y en el verso 47… Fíjense, esto es muy importante. Voy a leer el verso 47:

47 Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo; y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo…

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «Apocalipsis 8:1-7».

[Rev. José B. Pérez] Y usted allí encuentra en Apocalipsis, capítulo 8, ese Ángel con el incensario y las oraciones de los santos. Apocalipsis, capítulo 8, verso 1:

1 Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora.

2 Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas.

3 Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.

4 Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

5 Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.

[JBP] Todo eso nos habla ahí de juicio divino.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí (donde nos detuvimos), en el estudio bíblico, página 2:

Le podían reclamar a San Pablo, a Ireneo, a Martín, a Colombo, a Lutero, a Wesley, y al reverendo William Branham, que les hablara abiertamente, pero nos habla…

Por ejemplo, el séptimo mensajero nos habla por parábolas también, por sueños, visiones, y que viene un Jinete en un caballo blanco; eso es una parábola, eso es por simbolismo.

“¿Por qué no nos habla abiertamente?”. Así fue como el Espíritu Santo habló por medio del reverendo William Branham; y nadie tiene derecho a decir que tenía que hablar en otra forma.

Bueno, vamos a ver aquí a Cristo con el mismo problema; o no a Cristo: los discípulos; porque el problema no lo tiene el mensajero, sino el pueblo. Los problemas no los tenía Moisés en aquel tiempo, sino el pueblo ([JBP] y allí vimos, en esa ocasión, que pasó aquello). ¿Ven? Reclamándole siempre al mensajero, a Moisés.

Y recuerden esto, porque profeta… dice Moisés: “Profeta como yo os levantará el Señor vuestro Dios, a él oiréis”.

No: “Con él ustedes van a estar reclamándole y luchando”, sino: “A él oiréis”. En la forma que hable. Así. Y ustedes oran a Dios para que Dios les abra el entendimiento.

(…) Tenemos que tener en cuenta todo esto que está en la historia, de lo que pasó en otras edades y otras dispensaciones, porque se va a repetir con nuevos personajes, con personas del tiempo final; y por eso tenemos la historia de lo que pasó allá en tiempos pasados de edades y dispensaciones anteriores, para que así comprendamos que va a repetirse pero con gente nueva.

 

EL MISTERIO DEL REINO DE DIOS
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 4 de enero de 1985
Maturín, Monagas, Venezuela

Cosas escondidas, que no estaban abiertamente dadas a conocer a la gente, fueron reveladas por el Señor Jesucristo, pero con parábolas; para que así, aunque la gente oían esas parábolas en donde Él estaba declarando cosas ocultas desde la fundación del mundo, no las entendían.

Pero dice que les explicaba aparte a Sus discípulos. Y Sus discípulos, como usted y yo pensaríamos en este tiempo (usted y yo), ellos también pensaban en ese tiempo: “¿Y por qué no habla abiertamente?, ¿y por qué les está hablando en parábolas? ¿Y por qué entonces a nosotros aparte nos explica las parábolas?, pero al público no les explica las parábolas sino que todo lo habla por parábolas”.

Vean ustedes, el misterio del Reino de Dios es necesario que lo entiendan los que pertenecen al Reino de Dios.

Si lo llegan a entender los que no son del Reino de Dios, los que no son pertenecientes al trigo representado en esa parábola, ¿qué es lo que han de hacer? Lo que han de hacer es tratar de destruir el Reino de Dios, afectar el Programa que Dios tiene en Su Reino ([JBP] o sea, en Su Iglesia); porque a los que no son del Reino de Dios no les interesa nada que el Reino de Dios camine hacia adelante.

([JBP] Digo “Reino: Su Iglesia”, porque hay lugares donde él escribe: [WSS] “el Reino de Dios”, y él escribe: [WSS]: “La Iglesia del Señor”.

O sea, los que… Si los que no pertenecen a ese Reino conocen, entonces, a ellos no les interesa que la Iglesia del Señor camine hacia adelante. Dice: “No les interesa nada que el Reino de Dios siga, o sea, camine hacia adelante”).

¿Qué pueden hacer de bueno los hijos del diablo en el Reino de Dios? Daño, tratar de destruir el Reino de Dios; porque el diablo puede inspirar y puede usar a sus hijos. Pero Dios puede usar a los hijos del Reino de los Cielos cuando les da a conocer los misterios del Reino de los Cielos, y les muestra el tiempo en que viven, y la Obra que se debe llevar a cabo en ese tiempo.

Por eso usted encuentra que la Biblia para mucha gente es un libro que no puede ser entendido. Hay muchas parábolas, hay muchos proverbios (una parábola es como un proverbio), hay muchos simbolismos bíblicos, hay muchos tipos y figuras; para que así solamente los entendidos entiendan ([JBP] Como Daniel allí, dice que: “Guarda, Daniel, sella. En el tiempo final los entendidos entenderán” [Daniel 12:4-10]), en el tiempo en que deben entender, lo que les corresponde en ese tiempo a ellos.

Usted y yo no tenemos que entender lo del arca de Noé. Eso lo tenía que entender Noé con los que entraron al arca de Noé. Hoy en día lo entendemos; pero donde tenían que entenderlo para ponerlo por obra era en aquel tiempo.

[Rev. José B. Pérez] Y miren lo que él nos habla allí; pone allí un tipo y figura, en el libro de Las Edades, página 430 (en el otro creo que es la 429), pero en este, esta versión, dice [página 424]:

38. La Edad Luterana fue la primavera; la Edad de Wesley fue el tiempo de verano ([JBP] y escribe: [WSS] «la Lluvia Temprana»), cuando el trigo crece; la Edad de Laodicea es el tiempo de la cosecha, cuando se junta la cizaña para quemarla, y el trigo para el Señor.

39. El tiempo de cosecha… ¿Ha notado usted que en el tiempo de la cosecha hay una aceleración de la madurez…

[JBP] Recuerden que ahí está colocando, en la Edad de Laodicea…, es tipo y figura de lo que sería la séptima edad dentro de la Edad de la Piedra Angular, que se corren siete etapas o edades también. Eso uno tiene que tenerlo siempre en mente, para que no se confunda; porque muchas veces el hermano Branham hablaba allí como que en la séptima edad era que ocurría todo; pero eso reflejaba que dentro de la Edad de la Piedra Angular estaba en esa etapa séptima.

39. El tiempo de cosecha… ¿Ha notado usted que en el tiempo de la cosecha hay una aceleración a la madurez ([JBP] ¿ve?, como algo rápido), y a la vez un estancamiento en el crecimiento, hasta que ya no hay crecimiento? ¿No es eso exactamente lo que estamos viendo en estos días? La vid falsa está perdiendo miles, quienes van a los comunistas y a otros grupos de incrédulos. Sus números no están aumentando como ellos quieren que pensemos. Su dominio de la gente no es lo que era, y en muchas ocasiones asisten a la iglesia solamente en casos de una exhibición. ¿Y qué de la vid verdadera? ¿Está creciendo? ¿Dónde están aquellas enormes cantidades de gente que siguen viniendo a los avivamientos y responden a la invitación? La mayor parte ¿no vienen en una actitud emocional, o deseosos de algo físico en vez de algo verdaderamente espiritual? ¿No es esta edad semejante al día en que Noé entró en el arca y se cerró la puerta, pero Dios conservó el juicio por siete días? Ni una sola alma fue literalmente convertida a Dios en aquellos siete días de silencio.

[JBP] Y él dibuja la pirámide solita, y escribe adentro: [WSS] «7». Y afuera: [WSS] «7 etapas».

[JBP] Y miren lo que escribe aquí al lado:

[WSS] «La puerta cerrada, siete días antes del juicio [silencio]».

[JBP] Y escribe abajo: [WSS] «La ½ hora de silencio = 7mo Sello, 7 Truenos, 7 etapas consecutivas».

40. Es el tiempo de la cosecha. Entonces tienen que llegar a la escena en esta edad aquellos quienes traerán el trigo y la cizaña a la madurez. La cizaña ya está madurando con gran rapidez bajo maestros corruptos quienes guían a la gente fuera de la Palabra; pero el trigo también tiene que madurar. Y a él, Dios está mandando al Profeta-Mensajero con el ministerio vindicado para que él sea aceptado por los escogidos. Ellos le escucharán así como la primera iglesia escuchó a Pablo, y madurarán en la Palabra hasta llegar a ser la Novia de la Palabra; y las poderosas obras serán halladas en ellas, las cuales siempre acompañan la Palabra pura y a la fe.

41. Los grupos de la iglesia falsa se juntarán en un concilio mundial de iglesias. Este concilio de iglesias es LA IMAGEN EDIFICADA DE LA BESTIA.

[Rev. José B. Pérez] Y también nos dice en este mismo mensaje que leímos: “LA SIMIENTE NO HEREDA CON LA PAJA”7, página 16 dice:

[99] “Yo y Mi Padre somos Uno”, y estas otras cosas, entonces la cáscara se aparta de ella. Pero la real y genuina Iglesia-Novia producirá la completa Palabra de Dios ([JBP] y escribe: [WSS] «la 2da Venida de Cristo»), en su plenitud en medio…, porque Él es el mismo ayer, hoy, y por siempre ([JBP] y escribe: [WSS] «la Novia producirá la Palabra»).

Note, en las matrices de María estaba la Simiente.

100 Pero cuando la Simiente fue echada, dijo: “Yo vengo a hacer la voluntad de Aquel que me envió. Yo y Mi Padre somos Uno. Si yo no hago Sus obras, no me creáis”. Allí estaba la Simiente. “¿Cuál de ustedes puede acusarme de incredulidad? Lo que la Biblia ha prometido que yo haría, lo hice. Dios lo ha verificado por medio de mí”. Él dijo: “¿Quién puede decirme a mí ahora la semilla?”. Pero la Simiente en María, la cáscara, estaba cerca de ser Eso, pero no lo era. Estaba aún en la matriz.

101 Note, y en la edad pentecostal… A través de la edad luterana, la edad wesleyana, ha sido la misma cosa durante esta edad pentecostal.

Note ahora. Pero en la apertura del Séptimo Sello, Revelación 10, la Palabra plena es nacida en manifestación de nuevo, y vindicada por el Espíritu de Dios, en toda fortaleza, como lo fue cuando estuvo aquí sobre la Tierra. Manifestada de la misma forma, haciendo las mismas cosas que hizo cuando estuvo aquí sobre la Tierra. ¡Amén! Hebreos 13:8 dice que “Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por siempre”.

En San Lucas 17:30, Jesús dijo: “En los últimos días será como fue en los días de Sodoma, cuando el Hijo del Hombre se estará revelando a Sí mismo de nuevo, será la misma cosa”.

[JBP] Escribe:

[WSS] «7mo Su apertura. La Segunda Venida de Cristo». Se refería ahí al Séptimo Sello.

[Rev. José B. Pérez] Y también en la página 432 [Las Edades], abajo dice [pág. 426]:

45. Esta edad empezó un poco después de la entrada del siglo veinte. Siendo que habría de ser la edad en que la Iglesia verdadera regresaría a ser la Novia como era en el Día de Pentecostés, sabemos que de hecho tiene que haber un regreso del poder dinámico.

[Rev. José B. Pérez] Y en este mensaje “DIOS OCULTADO EN SIMPLICIDAD”8, donde él dice:

167 Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Y estas señales seguirán a los que creen”. ¿Por cuánto tiempo? “Hasta el fin del mundo, y a toda criatura. Estas señales los seguirán” [Marcos 16]. Correcto. Ahora, yo le mostraré dónde Él le dio el poder a la Iglesia ([JBP] o sea: ‘Yo le voy a mostrar dónde Dios le dio el poder a la Iglesia’), usted muéstreme dónde fue que se lo quitó. No existe tal cosa.

[JBP] Y él escribe abajo:

[WSS] «Donde Dios le dio el poder a Su Iglesia fue el Día de Pentecostés, y no se lo ha quitado».

[Continúa la lectura de Las Edades, pág. 426]:

[45]. Los creyentes sintieron esto en sus espíritus y comenzaron a clamar a Dios para que Él les diera un nuevo derramamiento como hubo en el primer siglo. Lo que parecía ser la respuesta, vino cuando muchos empezaron a hablar en lenguas y a manifestar dones del Espíritu; entonces fue creído que esto era lo que por tanto tiempo se había esperado: LA RESTAURACIÓN. No fue eso, porque la lluvia tardía solamente puede venir después de la lluvia temprana, la cual es la lluvia de primavera, o sea, la lluvia de la enseñanza. Entonces la lluvia tardía es la lluvia de la cosecha. ¿Cómo podía esto ser la cosa verdadera cuando todavía no había venido la lluvia de la enseñanza? El Profeta-Mensajero, quien habría de ser enviado para INSTRUIR a la gente y convertir los corazones de los hijos a los padres pentecostales, todavía no había venido; entonces, lo que se pensaba que era restauración y la vivificación final para el rapto, todavía no había venido. En esto hubo una mezcla de los injustos participando de bendiciones espirituales y manifestaciones del Espíritu Santo, como le he mostrado anteriormente. También en eso hubo poder diabólico, siendo que hubo hombres bajo el control de demonios, aunque parecía que nadie se daba cuenta de esto. Y luego, para probar que esto NO ERA LO VERDADERO, esta gente (aun antes de aparecer la segunda generación) se organizó, y escribieron sus doctrinas no basadas en las Escrituras, y edificaron sus cercas así como hizo cada grupo anteriormente.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «La Lluvia Temprana. La Enseñanza».

[JBP] Y arriba: [WSS] «La Lluvia Tardía — La Cosecha».

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, en la 273 de la página 32. Dice:

273 – “En los últimos días habrá una lluvia tardía, y la lluvia temprana y tardía estarían juntas. La primera lluvia fue en el este; la lluvia tardía es en el oeste. Y en la lluvia tardía ambas lluvias, temprana y tardía, estarían juntas”.

[JBP] Y él escribe allí: [WSS] «La Lluvia Temprana = en el este.

La Lluvia Tardía = es en el oeste».

[Rev. José B. Pérez] Y en la 275 dice…, de la página 33 del libro de Citas:

275 – “Largas líneas de sanidad debieran de haber cesado desde hace mucho. Los milagros y ejecución de Dios se ha hecho más grande que eso en este día hasta que eso es algo atrasado, porque nosotros tenemos una lluvia temprana y tardía juntas. Es la hora”.

[WSS] «La Lluvia Temprana / La Lluvia Tardía» [JBP] escribe él arriba.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 33, párrafo 277, dice:

277 – “Solo recuerde que la primera vez que estuve aquí… usted recuerda, el Señor me ha dicho [que] algo iba a acontecer, un cambio en el ministerio; ello aconteció. Dijo que otro iba a acontecer y ello aconteció ([JBP] Primera y Segunda Etapa). Ahora hay otro más grande ([JBP] y esa es la Tercera Etapa; y esto no está escrito ahí, lo estoy hablando de mí), mucho más grande que todos los demás de ellos puestos juntos ([JBP] o sea, unidos esos dos es más grande), ya confirmado y listo. Yo espero que acontezca esta noche. Yo solo pudiera decir – yo no tengo el tiempo para explicárselo a usted, pero los hermanos que sí saben de ello, es hermoso ([JBP] no hay nada más hermoso y más dulce que la Palabra). Será una cosa tan grande para la gente y yo estoy agradecido con Dios que la hora está pronto a la mano (yo lo creo) ([JBP] ¡Y yo también!, y ustedes también) cuando Dios va a ayudar a Sus hijos. Especialmente para aquellos que no pueden tomar la fe para levantarse y acogerse de Dios como ellos debieren. Yo creo, el Señor está proveyendo una manera para nosotros ahora para cuidar de ellos también. Algunos corren hacia la fe que ellos pueden solo acoger y recibir cualquier cosa; esa fe grande. Otros de ellos tienen fe de semilla de mostaza y tienen que esperarse tanto para poder pasar; yo creo el Señor está haciendo una manera para esa gente ahora. Yo no sé cuándo será, pero ello será”.

[JBP] Y él escribe allí: [WSS] «La Carpa». ¡Gloria a Dios!

Y hay un papelito que él escribió:

[WSS] «La Fe de Rapto

Ninguno se ha ocupado del paciente, la Iglesia, para que obtenga la fe de Rapto, la cual se encuentra en la revelación que los Truenos dan del 7mo Sello, que es la 2da Venida de Cristo, el Ángel de Jehová, el Ángel que era diferente a los demás, el cual tiene el 7mo Sello, la Venida del Señor. Y Él mismo es el que se revela a través de Su Ángel y da a conocer Su manifestación en carne humana a través de Su Ángel. Y eso, el 7mo Sello revelado a la Iglesia-Novia y la 7ma Trompeta a Israel».

[JBP] Lo que es el Séptimo Sello para la Iglesia, que es la Segunda Venida de Cristo, es la Séptima Trompeta para el pueblo hebreo, que son los ministerios de Moisés y de Elías.

[Rev. José B. Pérez] Y acá, en la página 434 del libro de Las Edades, nos dice [pág. 428]:

48. ¿Pero qué de la simiente verdadera? Sucederá exactamente como hemos dicho. El pueblo de Dios está siendo aparejado por medio de la Palabra de Verdad procedente del mensajero de esta edad. En ella se encontrará la plenitud de Pentecostés, porque el Espíritu traerá de nuevo a la gente a donde estaba en el principio. Eso es ASÍ DICE EL SEÑOR. Y es ASÍ DICE EL SEÑOR porque así dice en las Escrituras.

[JBP] Y en la 435, a mitad de la página, dice [pág. 429]:

[49]. Y aquel tallo y la raíz van a ser restaurados. Dios no va a sembrar una iglesia nueva, sino que va a traer su planta original de nuevo a la simiente original. Lo está haciendo como dice en el versículo 23, por medio de la lluvia de la enseñanza o “temprana”. En seguida vendrá la lluvia de la cosecha o fe para el rapto.

[JBP] Y él escribe al lado:

[WSS] «La Lluvia Temprana = La enseñanza de los 7 Truenos.
La Lluvia Tardía o de la Cosecha = los Truenos, la Fe de Rapto».

[JBP] Y todo eso es en forma consecutiva.

[Rev. José B. Pérez] Hay un dibujo que lo vamos a colocar, que él dibujó las siete dispensaciones:

[WSS]: «Inocencia, Conciencia, Gobierno Humano, de la Promesa, la Ley, la Gracia y la Dispensación del Reino».

Y en la Dispensación del Reino, ahí pueden ver que escribe: [WSS] «el Ángel de Jesús», y dibuja las siete etapas dentro de la Edad de la Piedra Angular; y arribita el «8», y escribe: [WSS] «Eternidad». O sea, se corren las siete etapas dentro de la Edad de la Piedra Angular.

Ahí lo van a tener en el estudio… Todo eso ayuda para ver todo este cuadro que hemos estado viendo en esta ocasión.

[Rev. José B. Pérez] Y acá, en este estudio bíblico, él escribió: [WSS] «7 días…», refiriéndose a los 7 días que estuvo Noé allí con la puerta cerrada. Escribe:

[WSS] «Apocalipsis 10:1-11.
7 días = 7 etapas en la Edad de la Piedra Angular.
7 días de silencio.
La ½ hora de silencio en el Cielo (Ap. 8:1, 10:1-11), en el tiempo de los 7 Truenos».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo aquí… página 4 del estudio bíblico:

Y así es en cada tiempo. El Reino de Dios tiene muchas etapas aquí en la Tierra, las cuales son manifestadas y son llevadas a cabo con seres humanos que pertenecen al Reino de Dios. Y Dios tiene un Programa que ha estado desarrollando desde que colocó al hombre aquí en la Tierra. Y lo colocó de acuerdo a Su Programa; y Su Programa no se ha detenido.

Por supuesto, es un misterio el Reino de Dios, es un misterio la Obra de Dios, es un misterio aun el ser humano; pero todos esos misterios son hablados por parábolas; y luego son revelados, dados a conocer, el significado de esas parábolas, de esos proverbios, de esas profecías, en el tiempo en que debe ser entendido todo eso; para que así nadie pueda interrumpir la Obra de Dios.

[Rev. José B. Pérez] Que Dios nos ayude a continuar entendiendo todos estos misterios; porque lo que deseamos es pronto obtener la fe para el rapto, la fe de rapto.

Y que Dios nos abra el entendimiento para entender este MISTERIO DE LAS PARÁBOLAS en esta ocasión.


1 Apocalipsis 3:22

2 SPN65-0218 “La semilla no es heredera con la cáscara”, pág. 31, párr. 167

3 Estudio Bíblico #210, 2022jun10 (viernes), págs. 17 y 19

4 SPN60-1225 “El regalo envuelto de Dios”, pág. 26, párr. 146

5 Estudio Bíblico #178, 2022feb18 (viernes) / (Tomo de Febrero, pág. 90)

6 SPN64-1221 “¡Por qué tuvo que ser pastor!”, pág. 34, párr. 190

7 SPN65-0218 “La semilla no es heredera con la cáscara”, pág. 18, párrs. 99-101

8 SPN63-0412E “Dios ocultándose en simplicidad”, pág. 24, párr. 167

Ir arriba