Actividad del 13 de noviembre de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Biblico del 13 de noviembre de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Domingo, 13 de noviembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #255
DOMINGO, 13 DE NOVIEMBRE DE 2022

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín; que Dios te siga bendiciendo grandemente. Y te felicito por esas actividades que tuvieron allá en Guatemala, las cuales para mí fueron de grande bendición (el viernes, y también ayer sábado); todo fue de gran ayuda y crecimiento espiritual por toda esa Palabra que fue hablada, la cual nos ayuda a prepararnos para nuestra transformación.

Así que, que Dios bendiga a todos los que también estuvieron allá en esa actividad presentes, todos los internacionales y todos los locales (hicieron ese esfuerzo por estar allí); y que lleven a sus países una gran bendición, la cual la llevan en sus corazones, porque es la Palabra que se están llevando para sus países; y que siga Dios usándolos, a todos los ministros, y a nuestro hermano Miguel, grandemente en favor de todo el pueblo de Dios. Porque lo que deseamos es que todos estemos listos para nuestra adopción, nuestra transformación, e irnos ya prontito de aquí: irnos a la Cena de las Bodas del Cordero.

Nos dice en el libro del Apocalipsis, en el capítulo 2, verso 1 en adelante:

1 Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

2 Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

3 y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

4 Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

6 Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

7 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

[JBP] Y él escribe allí: [WSS] «Árbol», y dibuja una Estrella de David.

Y escribe: [WSS] «Apoc. 10:8-11».

Y ahí encontramos el Librito, en Apocalipsis 10:8-11, el Librito, del cual le fue dicho a Juan —ahí en esa visión— que se lo coma: o sea, el Árbol de la Vida, el Título de Propiedad.

 

EL MISTERIO DE LA OCTAVA ESTRELLA QUE NO SE VE EN APOCALIPSIS 1:20
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 30 de octubre de 1997
(Segunda actividad)
Quintero, Valparaíso, Chile

Escritura: Apocalipsis 1:10-20

[Rev. José B. Pérez] Nos dice en el mensaje “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA” (fue un viernes; esa fue la introducción de ese tema que predicó luego el domingo: “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”). Nos dice:

LA ESTRELLA DE LA MAÑANA
Introducción—
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 11 de marzo de 2016
Villahermosa, Tabasco, México

Para el Día Postrero se va a manifestar en toda Su plenitud Cristo, el Sol de Justicia, para darnos la fe para ser transformados y raptados con Él, y llevados a la Cena de las Bodas del Cordero.

La Estrella… Hemos visto las siete estrellas, que son los siete ángeles mensajeros en línea: Pablo y los demás mensajeros, hasta el reverendo William Branham; y también hemos visto las últimas tres estrellas: Lutero, Wesley y el reverendo William Branham, en línea, viniendo de edad en edad; y después vendrá la Estrella mayor, la Estrella de la Mañana, el Sol de Justicia, Cristo en Su manifestación final en Su Iglesia en toda Su plenitud.

[Rev. José B. Pérez] Nos dice en el libro de Las Edades, en la página 265, dice (el libro editado) en la parte de la Escritura, donde dice:

[94]. “Y le daré la estrella de la mañana”.

Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente, y de la mañana.

Apocalipsis 22:16

… hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.

2 Pedro 1:19

95. Según estos versículos, Jesús es la Estrella de la Mañana. El Espíritu está haciendo una promesa a los escogidos de las Edades del Oscurantismo en relación a Sí mismo, y luego a las edades por venir.

96. Como ya hemos mencionado, Jesús se identifica con el mensajero de cada edad. [WSS] «los 8 mensajeros».

Y también allí escribe: [WSS] «la Estrella de la Mañana», y dibuja una Piedra Angular.

[96]. Ellos reciben de Él la revelación sobre la Palabra para cada edad. Esta revelación de la Palabra saca a los escogidos de Dios del mundo y los coloca en unión completa con Cristo Jesús ([JBP] dibuja una Piedra Angular y la Estrella de David encima, y las edades). Estos mensajeros son llamados estrellas porque brillan con una Luz prestada o reflejada, la del Hijo, aún Jesús. También son llamados estrellas porque son ‘portadores de luz’ en la noche. Así que en la oscuridad del pecado, ellos traen la Luz de Dios a Su pueblo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La revelación de la Palabra saca los escogidos».

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “REVELACIÓN, CAPÍTULO CUATRO, PARTE III”1, nos dice en la página 42 (abajo):

203 Correcto, ahora noten. ¿Cómo nos acercamos a Dios? “La fe viene por el oír, oyendo la Palabra de Dios”, que está siendo reflejada desde el Lugar Santísimo en el mensajero de la edad.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Desde el Lugar Santísimo se refleja la Palabra por los mensajeros».

Y dibuja una Piedra Angular y las edades.

204 Atrás, en eso… En el templo de Salomón, eso dio el reflejo, aquellos candeleros reflejaron sus luces adentro de esa fuente de bronce. Así, aquí, el ángel de la edad de la Iglesia está reflejando adentro de esa agua quién es este Individuo que está adentro aquí, reflejando Su misericordia, Su Palabra, Su juicio, Su Nombre. Todo es reflejado aquí adentro donde usted está separado por creerlo. ¿Lo captan?

[JBP] Vean, desde el Lugar Santísimo los mensajeros reflejan Su misericordia, Su Palabra; o sea, ellos en las edades reflejan eso que está en el Lugar Santísimo: reflejan Su misericordia, Su Palabra, Su juicio, Su Nombre. Vea, todo lo que está allí en el Lugar Santísimo es reflejado por esos mensajeros.

[204] ¿Lo captan?

205 Noten cuán hermoso esto aquí, hablamos sobre esto el otro día. Vigile aquí, “por tanto, siendo justificados, justificados por fe”. Correcto, segundo lugar, después de ser lavado, “santificado”; y entonces, “lleno con el Espíritu Santo”. ¡Justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo! ¿Lo ven? ¿Cómo fue Su Mensaje? Justificación por oír; santificación es lo que usted hace; y respecto a lo que usted hizo en aprecio a eso, Dios lo selló por el Espíritu Santo.

206 Ahora, a usted, mi hermano bautista, quiero preguntarle algo. Usted dice: “¿Qué más podría Abraham hacer sino creer a Dios? Y Dios se lo contó por justicia”.

207 Eso es todo lo que él podría hacer; aquí mismo, Él le creyó a Dios. Pero Dios, para aceptar su fe, le dio un sello de circuncisión y lo selló, mostrando que Dios había aceptado su fe. Y si usted profesa fe en Dios, y nunca ha sido sellado por el Espíritu Santo… Efesios 4:30, si quiere anotarlo, Efesios 4:30: “¡Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados!”. Y usted no es sellado hasta que usted ha recibido al Espíritu Santo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 7:2, 14:1».

[Rev. José B. Pérez] Pasamos un momento al libro de Citas, en la página 17, donde nos dice, párrafo 125:

125 – “Oh alguna mañana gloriosa el sol fallará en salir. Ella se moverá alrededor más allá en el oeste y tornarase sangrienta. Las estrellas [WSS] «los 7 ángeles» rehusarán de brillar, la luna [WSS] «la Iglesia en las 7 edades» se desvanecerá. Esa es la hora, Señor, que yo quiero ver, cuando aquellos muertos empiecen en la escena a salir de las tumbas para ser arrebatados en el aire. Yo quiero ser número entre ellos”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La resurrección. El Sol, la Luna, las estrellas y la resurrección».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí [“REVELACIÓN, CAPÍTULO CUATRO, PARTE III”] [PÁG. 34]:

208 ¿Cuánto tiempo dura esto? ¿Hasta el próximo avivamiento? “Hasta nuestra redención, el mismo día de redención”.

[JBP] Y escribe: [WSS] «El Día de Redención, Año del Jubileo».

Y también dibuja una pirámide y las edades; una Estrella de David, y escribe: [WSS] «el día»; y dibuja otra Estrella de David abajo.

[208] No hay manera de evitar esto. Usted no puede escaparse de Ello, porque Ello no    escapará de usted. ¿Ve? “Porque usted está sellado hasta el día de su redención”. “No hay nada futuro, nada presente, peligros, hambre, sed, muerte, ni nada puede separarnos del amor de Dios que es en Cristo”. Pablo dijo: “¡Estoy plenamente persuadido [seguro] de esto!”. ¡Allí lo tiene! Allí lo tiene, usted está sellado hasta el día de su redención.

209 Noten, eso nos lleva a lo del domingo pasado otra vez. ¿Tengo tiempo? Vigile, vigile esto, el espíritu… espíritu, alma, y cuerpo. Correcto, ¿ve?: cuerpo, alma, espíritu.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo nuestro hermano William en el mensaje “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA (Introducción)”, dice:

[WSS] Por lo tanto, estemos preparados, porque lo más grande en el Cuerpo Místico de Cristo está preparado para este tiempo final; y eso será la revelación del Séptimo Sello, la revelación de la Venida del Señor a Su Iglesia en el Día Postrero para manifestarse en toda Su plenitud; lo cual se cumplirá en la Visión de la Carpa que le fue mostrada al reverendo William Branham, en donde fue visto a Cristo en Espíritu Santo, la Columna de Fuego, entrando y manifestándose en esa actividad que estuvo el reverendo William Branham en visión; a esa Gran Carpa Catedral que le fue mostrada; ahí será la manifestación plena de Cristo en Su Iglesia en el Día Postrero. Eso será la manifestación de la Estrella resplandeciente de la Mañana.

Y habrá un despertamiento espiritual, un avivamiento tan grande que impactará al mundo entero; y eso cumplirá la Tercera Etapa, que será para la Iglesia-Novia, para las vírgenes insensatas y para el mundo. Tan sencillo como eso es el Programa Divino para este tiempo final, en el cual nosotros tenemos una parte muy importante para recibir la bendición de Dios, recibir la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Citas nos dice en la página 110, párrafo 961, dice:

961 – “Señor, te pedimos que vengas en medio de la gente y busques la simiente predestinada, Señor, tráela de alguna manera, que la luz pueda caer a través de su vereda [camino], Señor. Porque nosotros creemos que la hora ya es tarde y el sol está cayendo rápidamente en el oeste. Entonces pronto será que el tiempo no será más. Y el tiempo y la eternidad se juntarán cuando Dios y Su pueblo se juntan. Y oramos, Dios, que en ese tiempo seamos enumerados con aquellos que serán juntos con Cristo, que se llaman la Novia”.

[JBP] Y él arriba escribe: [WSS] «El tiempo no será más cuando cae la Luz de la tarde». [WSS] «El tiempo y la eternidad se juntan…», [JBP] también escribe allí.

Y hace un dibujo de la pirámide, escribe: [WSS] «8 eternidad»; y abajo las edades, y escribe: [WSS] «tiempo» (dentro) y [WSS] «7», o sea, de las siete edades, en la parte del costado ahí de la pirámide, de las edades.

Y acá escribe: [WSS] «la reunión».

Y dibuja otra vez una pirámide y las edades.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA (Introducción)”]:

[WSS] Por lo tanto, estemos preparados y orando para que pronto aparezca la materialización de La Gran Carpa Catedral, que ha sido vista por el reverendo William Branham, y que él quiso hacerlo una realidad, pero no era para su tiempo; es para nuestro tiempo.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje del domingo, que lo tituló igual: “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”… Este que leí era la introducción del viernes; y este fue el domingo. Dice:

LA ESTRELLA DE LA MAÑANA
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 13 de marzo de 2016
Villahermosa, Tabasco, México

Y ahora, para este tiempo final tenemos que ver todo ese Programa que está colocado en esos tipos y figuras, símbolos bíblicos, para comprender lo que Dios ha prometido y cómo Dios lo estará haciendo en este tiempo final; no sea que nos pase por encima, como le pasó a Israel dos mil años atrás, que vino el Mesías y no lo recibieron. No queremos que le suceda a ninguno de ustedes lo mismo.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “SHALOM” nos dice, en la página 11… Hay dos: él predicó uno el 12 de enero del 64, y otro el 19 de enero del 64. Este es el del 19 de enero del 64. Dice, página 11 del mensaje “SHALOM”2:

52 Jesús le dijo a Juan, o más bien acerca de Juan: “Él fue la luz brillante y resplandeciente, por un tiempo”. ¿Por qué? Isaías, allá setecientos doce [712] años antes que él naciera, dijo: “La voz de uno que clama en el desierto”. Malaquías, el capítulo tres, dijo: “He aquí, yo envío Mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí”. ¿Ven? Él fue esa Palabra siendo vindicada. La Palabra que fue prometida para ese día, él era la luz, porque él estaba trayendo a cumplimiento la Palabra que Dios había hablado acerca de él.

53 Y cuando Jesús vino, Juan dijo: “Yo tengo que menguar ahora; Él tiene que aparecer en la escena”. Y Él era la Luz. ¡Por todas las edades, cómo es que Dios habló de esa hora que venía!

54 ¿Cómo es que aquellos cleros fallaron en verlo? ¿Cómo es que ellos fallaron? ¿Cómo es que aquellos fariseos y saduceos fallaron en verlo? Él dijo: “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”. ¿Cómo es que ellos fallaron en verlo, hermanos? Es porque ya había sido profetizado que así harían.

55 ¡Y es igual hoy, que oscuridad está viniendo sobre la gente, y he aquí estamos! Dios ha destinado que Su Palabra sea manifestada en este día, y es la única Luz que tenemos, y Dios va a permitir que alguien manifieste esa Palabra. Alguien lo va a hacer. Él lo prometió, y Él obra exactamente como siempre ha obrado.

[JBP] Voy a leerlo de nuevo:

[55] Dios ha destinado que Su Palabra sea manifestada en este día, y es la única Luz que tenemos, y Dios va a permitir que alguien manifieste esa Palabra. Alguien lo va a hacer. Él lo prometió, y Él obra exactamente como siempre ha obrado.

56 Él nunca ha cambiado Su forma de obrar. Él profetiza lo que va a acontecer, después Él envía a alguien y lo vindica. Y eso pasa por encima de la cabeza de millones, porque tinieblas cubren la Tierra en ese tiempo. Y el pueblo ama la oscuridad mejor que la Luz, porque la oscuridad tiene mucho placer.

57 Vi una obra de Hollywood, no hace mucho, donde decía: “La vida empieza después que se pone el sol”. Allí es cuando comienza la muerte. Todos estos clubes nocturnos, y donde ellos piensan que están viviendo: ellos están muriendo.

58 Dios en el principio separó la luz de las tinieblas. Él siempre ha hecho eso. ¿Qué es lo que Él hace? Él, por fuerza, por medio de la luz venidera, Él presiona la oscuridad al otro lado de la Tierra.

59 Y eso es exactamente lo que está aconteciendo hoy. Es un poco antes del día [WSS] «antes del 7mo milenio». La Estrella de la Mañana ha salido para anunciar el día venidero ([JBP] y escribe): [WSS] «Estrella» ([JBP] dibuja una pirámide y una Estrella de David dentro, y las edades). Y el Espíritu Santo está mostrando Su Luz. Vendrá un tiempo cuando la Luz y la oscuridad tendrán que ser separadas, una de la otra. La iglesia y su orden tomarán el orden del día; mas Cristo y Su Luz—Palabra de promesa, se irán en el rapto.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Rapto», y abajo la Piedra Angular y las edades.

En el otro lado escribe: [WSS] «Rapto», también.

[59] Esa es la única cosa que les queda por hacer. Es un día… Hoy es el amanecer de un día nuevo para muchos que esperan Su Venida.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página (de este mismo mensaje) [“SHALOM”], en la página 16 (abajo) nos dice…3:

89 Ahora, “buenos días” quiere decir paz. Las tinieblas se están juntando. ¿Para qué se están juntando? Para mostrar la Luz. Isaías 60:1: “Levántate y resplandece, que ha venido tu luz”. Esa es la razón que yo puedo decir: “Shalom”, la Luz ha venido a usted, la paz de Dios a la Mujer elegida, a la Dama elegida; a los que Dios, antes de la fundación del mundo, llamó y ordenó.

90 Los demás nunca lo verán. Ellos nunca sabrán nada acerca de eso. Así dice la Biblia. Y Jesús dijo: “Ninguno puede venir a mí si Mi Padre no le trajere… y todo lo que el Padre me da, vendrá a mí”. Eso es…

91 Allí estuvo Judas; la Luz resplandeciendo aquí, pero atrás en su corazón [WSS] «alma» había simiente oscura. Cuando llegó el reto, se mostró la oscuridad.

92 Aquí estaba una mujercita, toda llena de tinieblas, aquí al frente, pero aquí abajo [WSS] «alma» había una simiente predestinada. Y cuando vino la Luz, esparció la oscuridad, y se manifestó: “Sabemos que el Mesías viene; y cuando Él venga, Él nos declarará estas cosas”.

Jesús le dijo: “Yo soy Él”.

93 Pero Judas lo dudó, sin embargo se suponía que andaba en la Luz. ¿Ven? La Luz aquí arriba [WSS] «mente» no importa; es la Luz aquí abajo [WSS] «alma» donde cuenta. La Luz aquí arriba caminará y tendrá compañerismo, y todo lo demás; pero cuando entra el verdadero poder de Dios, no puede regresar a esta simiente muerta, se reflejará en alguna denominación.

94 Pero cuando está aquí, abajo ([JBP] y escribe): [WSS] «alma», una genuina simiente predestinada, cuando esa Luz desciende aquí [WSS] «alma», y despide a toda la oscuridad de usted, y lo coloca a usted en compañerismo con Cristo ([JBP] escribe): [WSS] «alma simiente» ([JBP] y abajo la pirámide y las edades). Él fue Quien le dio a usted la Vida antes de la fundación del mundo, de otra manera usted nunca lo verá, lo que Dios ha dicho.

95 Ahora, para ustedes, la Simiente predestinada, ¡Shalom! Amén. Que la Paz de Dios descanse sobre ustedes, porque ya estamos llegando al fin. Estamos muy cerca del fin. Vamos a hablar de ese grupo, por un rato. ¡Shalom!

96 La Luz de Dios ha venido. La Palabra, la Luz, es vindicada nuevamente, para que ustedes puedan ver las manifestaciones de la promesa de Dios para este día. “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna”. Ellas testifican del día en que estamos viviendo. ¿Qué es la Luz del día? ¿Qué ha prometido la Biblia de este día? Vean qué hora es.

97 Con razón Jesús los reprendió por no creer a Juan. Él era la luz, porque el profeta dijo que él vendría. Y allí estaba él, la luz manifestada. Ellos no lo vieron. Ellos no lo comprendieron; ellos pensaban que él era el Mesías, y pensaron otra cosa, y estos otra cosa. Ellos fallaron en reconocerlo.

Jesús vino. Dos luces no pueden resplandecer a la misma vez.

98 No puede resplandecer una luz de Iglesia y la Luz de Dios a la misma vez. Tiene que ser la Luz de Dios que opaca la luz de la Iglesia.

[JBP] Y así es en el cambio de dispensación: no puede estar —ya cuando el Sol está pegando, alumbrando, para madurar el trigo, para madurar a los escogidos— no puede haber nada de esa dispensación pasada; tiene que ser solamente la Luz del Sol que le pegue a ese escogido y lo haga madurar.

[98] Y eso es exactamente lo que está aconteciendo hoy día. Dios está separando el sistema de iglesia de Su Luz de la Palabra prometida de esta hora en la que estamos viviendo. Esa es la Verdad, amigo. Puede ser que usted no quiera creer eso, pero espere y dese cuenta si es así o no. No se espere, vale más que entre hoy mismo, mientras hay oportunidad de entrar.

99 La Palabra es Luz cuando es vindicada. Mientras la Palabra prometida para este día no es vindicada, todavía no es Luz. No puede ser. Si Dios dijo: “Sea la luz”, y ningún sol vino a existencia, no existe ninguna señal de luz. Pero cuando Dios dijo: “Sea la luz”, hubo luz. Cuando Dios prometió un Mesías, el Mesías vino; entonces Su Palabra fue cumplida y Él fue la Luz de la hora. Cuando Él le prometió a Noé, y les prometió a otros, y a los demás, ellos eran la luz de la hora.

100 Y hay una Luz de la hora presente, ese es Jesucristo en el poder de Su resurrección, Su Palabra que es prometida para este día. “Las obras que Yo hago, también vosotros las haréis, y mayores que estas haréis, porque Yo voy al Padre”. ¿Mayores obras, mayores cosas que Él hizo? ¿Lo creen? [La congregación: “Amén”. –Ed.]. Yo sí lo creo. Parece humilde. Parece que pasa por encima de la cabeza de la gente. Fíjense cuando Él estuvo aquí en la Tierra. ¿Cómo podría uno hacer obras “más grandes”? Yo he traducido eso muchas veces; “más”, pero de la misma cosa. “Mayores”, dijo Él en San Juan 14:12: “mayores que estas haréis”.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo nuestro hermano William en este mensaje que estamos leyendo: “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”:

[WSS] Por lo tanto, se requiere la revelación de la Palabra dada por el Espíritu Santo para el Día Postrero, para obtener la revelación divina de todas las promesas correspondientes a este tiempo final; y verlas a medida que van siendo cumplidas; y estar siendo parte también de esa bendición, respaldando todo el Programa Divino.

Recuerden a Cristo en San Lucas, que cuando María y José fueron a buscarlo…; porque habían ido a la Pascua, y cuando se regresaron, Jesús se había quedado con los doctores de la Ley, y allí estaba Él lo más bien; y Él jovencito, de unos 12 años, hablando con los doctores de la Ley, haciéndoles preguntas también, y contestando las preguntas que ellos le hacían.

Y José y María con todo el grupo de personas que había venido de Nazaret, y sus familiares, iban viajando; y de momento buscan: “¿Y dónde está el niño Jesús?”. Se les había perdido. Recuerden que María representa al cristianismo.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “SHALOM”4, el que fue predicado el 12 de enero de 1964, dice en la página 21, dice:

[87] La Biblia dice que Él es la Palabra. Y la manifestada, o la vindicada Escritura es la Luz.

[JBP] Y escribe arriba de [WMB] “vindicada”[WSS] «hecha carne hoy».

Y arriba escribe: [WSS] «La Luz = la Escritura cumplida».

(Pueden subir un poquito, un toquecito, pueden subir un poquito más el Silbo).

[87] Ahora, a usted no le será permitido cuando esto tome lugar. Y lo hemos visto simbolizado ([JBP] y ahí dibuja una Estrella de David), dicho por inspiración antes de suceder, simbolizado por la luna, y lo muestra acontecer, y aquí está sucediendo.

88 La hora está sobre nosotros, tinieblas, oscuridad. Densa oscuridad sobre los pueblos ahora, eso es lo que es. ¿Qué quiere decir todo esto? ¿Dónde estamos parados? ¿En qué hora estamos? ¿Cuán cerca estamos de la Venida? Bueno, usted dice: “Cuando todos tienen un avivamiento”.

89 “No temáis, manada pequeña, porque al Padre le ha placido daros el Reino”. Bien.

90 ¿Qué quiere decir? Dios ha comenzado a separar la Luz de las tinieblas, vea, dejándola atrás, como hizo al principio, para mostrar el amanecer de un nuevo día [WSS] «8vo Día».

[JBP] Y escribe al lado: [WSS] «un nuevo día = la Dispensación del Reino», y una Estrella de David.

[90] Las edades de la Iglesia se están apagando. [El hermano Branham aclara la garganta. –Ed.] (Perdónenme). Las edades de la Iglesia se están apagando. Dios está presionando la oscuridad a tal punto, y tiene que hacerlo, para apagar las organizaciones de iglesias, apagar el mundo. El mundo está cubriendo el asunto, y la mundanalidad ha tomado todo el asunto. Luego, ¿no está Dios correcto? Por cosas mundanas, y el vestir mundano, y el actuar mundano, y vivir mundano, ¡ese es el mundo!

91 Ustedes no son del mundo, hijitos. Ustedes son del Cielo. Este no es su lugar.

[JBP] Dibuja una Estrella de David y la pirámide y las edades.

92 ¿Por qué yo debería añorar, hablando de nosotros los mayores, querer mirar atrás y ser joven otra vez? No podemos hacer eso. Sino que estamos mirando hacia adelante, no hacia atrás. Mirando aquí, lo que ha sido, y queremos saber lo que va a ser. Y estamos esperando esa hora, ansiando por ella. [WSS] «8va hora».

93 Tantas buenas personas sinceras hoy están atrapadas en estos credos, estas iglesias y organizaciones, “teniendo apariencia de piedad, pero negando el poder de ella”, como dice Segunda de Timoteo, el tercer capítulo.

94 Densa oscuridad, la ceguedad de Israel, fue para el alumbramiento de los gentiles. Ahora la ceguedad de los gentiles es para el alumbramiento de Israel.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La ceguedad de Israel, la ceguedad de los gentiles».

[94] Es igual como el día y la noche: un lado tiene oscuridad, el otro lado tiene luz; y luego la luz pasa al otro lado. Así que la luna pasando de la manera que lo hizo, y el reflejo de la oscuridad del mundo ocultando su luz, nos refleja que la edad de la Iglesia gentil es concluida. La Iglesia se está preparando, se ha estado preparando por un tiempo, es hora para el rapto. Porque la oscuridad se está desvaneciendo sobre los gentiles, y el amanecer pronto comenzará sobre los judíos.

[JBP] En “desvaneciendo” escribe: [WSS] «extendiendo».

[94] El sol ha viajado del este al oeste, y estamos en la costa oeste. La Luz puede hacer solamente una cosa: regresar al este, al otro lado. ¿Entienden ustedes? La Luz solamente puede regresar al este otra vez, en donde empezó: Israel. Dios los cegó por un tiempo, pero la oscuridad ahora está presionando sobre el mundo gentil cubriendo el asunto entero.

[JBP] En la Primera Venida: Israel fue cegado; en Su Segunda Venida: los gentiles serán cegados.

[94] Los gentiles hollarán a Jerusalén hasta que la dispensación gentil termine. Jesús lo dijo. Y ahora está concluida. ¡Densa oscuridad sobre las naciones! Dios reflejándolo en los cielos, como lo ha mostrado en la Tierra antes que aconteciera. Estamos en ello.

95 Buenas personas atrapadas en esta cosa, buenas personas, sinceras. Como María y José, ellos fueron bien sinceros, vean, pensando que Él estaba con ellos cuando Él no lo estaba. María y José, ustedes saben, cuando ellos estuvieron en la fiesta. Jesús, a los doce años, pensaban ellos, presumiendo Él estaba con ellos, pero Él no estaba. Buenas personas hoy piensan la misma cosa; ellos, estas personas que están organizadas en este Concilio de Iglesias, estas personas en estas organizaciones, ellos piensan que están haciendo una cosa buena. Ellos están presumiendo que Él está con ellos, cuando no lo están. Vea, muchas personas piensan que Él estaba con ellos cuando estrecharon su mano con el predicador y pusieron su nombre en el libro; pero Él no estaba. Muchas personas pensaron cuando fueron rociados, confirmados, bautizados en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, pensaban que Él estaba con ellos. Ellos son buenas personas. María y José eran buenas personas. Pero la realidad era: ¡Él no estaba allí! No presuma nada.

[JBP] Él escribe: [WSS] «José y María, y el niño Jesús».

96 ¿Qué es la Luz? ¡La Palabra hablada vindicada de Dios! Fuera de eso no hay Luz. ¿Ven? Usted no puede alumbrar la Tierra con linternas. Se necesita la Palabra de Dios que ha manifestado al Hijo.

[JBP] Y dibuja una Estrella de David.

Y escribe: [WSS] «Luz = la Palabra cumplida, encarnada».

97 Ellos eran buenas personas. Note la precisión de Su Palabra, cuán perfecta es. ¿Notó usted lo que dijo María? Ahora, a ustedes, queridas personas católicas, no tengo nada en contra de ustedes. No tengo nada en contra de ustedes. Es ese sistema en el cual ustedes están. Y ustedes protestantes, la misma cosa. ¡Son los sistemas!

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] Y comienzan a buscarlo entre los familiares y no lo encuentran. Caminaron tres días y no lo habían encontrado. No sabían que no iba con ellos.

[Rev. José B. Pérez] Y en Josué hay una parte (allí los que lo consigan) donde él habla de ese tiempo que estuvieron allí, luego de la muerte de Moisés…; porque allí él habla, el hermano William, ahí hablando de esos tres días en los cuales no lo habían encontrado… (Si lo tienen por allí).

Hay una parte donde dice: “De luto”, algo así. Porque fíjense ¿dónde fue que fue encontrado Jesús? Fue en el templo, y estaba enseñando.

[Rev. José B. Pérez] Lo que sigue diciendo ahí nuestro hermano William [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] Es importante saber que Cristo va con nosotros siempre. No nos pase como a José y María, y demás familiares, que caminaban creyendo que Cristo iba con ellos y estaba con ellos, pero no estaba.

Regresaron al templo y allí estaba. Le dice María: “Hijo, ¿por qué nos hiciste esto? Tu padre y yo te hemos buscado con desesperación”. Cristo le dice: “¿No sabéis que en los negocios de mi Padre me conviene estar?” [San Lucas 2:40-49].

¿Cuáles son los negocios del Padre? Cumplir lo que está prometido que Dios llevará a cabo a través del instrumento que Él tiene para ese tiempo. Y el instrumento era Cristo. Por lo tanto, Él tenía que estar allí para estar cumpliendo la promesa divina para aquel tiempo.

[JBP] Ese lapso de tiempo es el lapso de tiempo que la Iglesia del Señor está en quietud, como lo estuvo allí en esos días antes de entrar a la tierra prometida; y estaban todos preparándose. Ese tiempo es este tiempo.

Y muchos están buscándolo, y Él está en Su Templo, en Su Iglesia, en el Lugar Santísimo: sentado a la mesa enseñando; como se sentó a la mesa con los caminantes de Emaús, y allí empezó a impartirles el pan, cortar el pan, y ahí se dieron cuenta que era Él5.

Es al dar el alimento espiritual en la etapa correspondiente a la Edad de Oro, la Edad de la Piedra Angular, en donde los escogidos estarán identificando al Señor en este tiempo.

[Rev. José B. Pérez] Vamos a ir a Deuteronomio 34, y miren ahí esos 30 días. Dice, verso 7 de Deuteronomio, capítulo 34:

7 Era Moisés de edad de ciento veinte años cuando murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor.

8 Y lloraron los hijos de Israel a Moisés en los campos de Moab treinta días; y así se cumplieron los días del lloro y del luto de Moisés.

[JBP] 30 días, más 3 días que allí estuvo Josué: son 33.

En el libro de “LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL”…; pero no íbamos a entrar en eso (no me lo traje).

Porque esos 120 años de Moisés es un año muy importante, porque los 1954 años que Dios lidió con el pueblo hebreo (que es el mismo tiempo que lidia con la Iglesia), tienen un comienzo, y tienen una parte en donde se va a cumplir. Y como decía nuestro hermano Branham: [WMB] “No fallará ni por un minuto”6.

La vida de Moisés fue en esos ciclos de 40 años… Y recuerden que la Edad de Laodicea comenzó en el 1906; y también la destrucción del templo, allá después de Cristo, por el año 68, 69, 70; todas esas fechas… ya luego podremos tener un estudio de todo eso (no vine con todo lo que hay allí); pero ya podemos ir buscando de eso, para que estemos conscientes del tiempo en que estamos viviendo.

Aunque como yo les decía ayer: [JBP] “Los escogidos de Dios no están basados en las fechas; estamos basados en la fe, en las promesas de Dios”, pero no podemos tampoco eso no interesarnos, sino que nos interesa; porque sabemos que Israel es el reloj de Dios. Israel es (en eso), es por fechas; y todo a Israel se va a cumplir exactamente en el tiempo asignado por Dios, cuando comience a cumplirse la segunda parte de la semana número setenta de la profecía de Daniel.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William (estoy leyendo del mismo mensaje “LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”), dice:

[WSS] (…) La Edad Piedra Angular es una edad paralela a la edad de la Primera Venida de Cristo; por lo tanto, las bendiciones que hubo allá reflejan las bendiciones que habrá acá.

La Segunda Venida de Cristo es para la Iglesia del Señor Jesucristo; pero los judíos la van a ver y van a decir: “Este es el que nosotros estamos esperando”. Y va a llamar y juntar 144.000 hebreos, 12.000 de cada tribu.

[Rev. José B. Pérez] En la página 81 del libro de Citas, párrafo 689, dice:

689 – “Un día viniendo acá, hace 5 años, el hermano Norman iba manejando a lo largo del camino apenas había tenido una reunión allí, y el Señor Dios se me apareció en una visión. Estaba sentado al frente de mi puerta, allí en mi casa. Parecía ser tiempo malo. Muchos de ustedes recordarán la visión. Está escrita en mi libro de visiones. Las anoto para estar seguro que no se me olviden. En esta visión miré, había algo que había venido por la senda, y había piedras desparramadas en mi patio. Habían niveladoras y raspadoras de un lado a otro de la senda, y árboles habían sido cortados y desarraigados. Comencé al entrar al portón y estaba bloqueado todo con piedras. / Me volteé, y a mi derecha, sentado al frente de mi portón, estaba una vieja carreta de llanura. Usted sabe, un carro cubierto, con caballos enganchados en él. Y sentada al lado opuesto del chofer estaba mi esposa ([JBP] recuerden que la esposa del hermano Branham representa a la Iglesia-Novia del Señor). Miré hacia atrás, y mis hijos estaban sentados allí. Me subí a la carreta, dije a mi esposa: ‘Querida, he soportado todo lo que puedo’. Levanté las líneas, estiré el caballo principal y comencé hacia el oeste. Una voz me dijo: ‘Cuando esto venga a acontecer entonces ve hacia el oeste’”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Su Estrella hemos visto en el oeste».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] Ahora, hemos visto lo que es la Estrella de la Mañana: es Cristo la Estrella mayor, el Sol de Justicia, naciendo para los creyentes en Cristo y luego para el pueblo hebreo.

Estamos en el tiempo correcto para esperar y ver la Venida de la Estrella resplandeciente de la Mañana.

[Rev. José B. Pérez] Nos dice también en el libro de Citas, en la página 46, párrafo 390; dice:

390 – “Él dijo: ‘Yo soy Alpha y Omega’. En otras palabras: ‘Yo seré supremo en lo primero, y seré supremo en lo postrero’. La Luz sale en el este y se pone en el oeste. Ha sido un tiempo lúgubre y oscuro, pero habrá luz al atardecer… Él reveló Su suprema Deidad a la primera Iglesia, Éfeso. ¿Está bien eso? Bueno, ahora fíjese. Cada una de estas iglesias viniendo por aquí, Él se reveló a Sí mismo en la Deidad solo en Su forma glorificada; pero en esta última, Él viene a ser Z [WSS] «Omega», de nuevo al principio original. ¿Ve? El primero y el último”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Luz en el oriente (y una flecha hasta) Alpha – en oriente, 1ra Venida».

«La Luz en el oeste (una flecha) Omega – en occidente, 2da Venida».

[Rev. José B. Pérez] Y en esta tarjetita él escribe:

[WSS] «Omega Profeta / El Profeta Omega / El último profeta / Profeta Omega.

Ap. 1:10-11 / Isaías 45 / 1 Reyes. Elías: “A todos los profetas han matado, y yo solo he quedado, y me buscan para matarme”».

[JBP] Y en el otro lado, miren aquí lo que escribe, dice:

[WSS] «1er Elías. Quería morirse ya, que Dios se lo llevara antes que Jezabel lo matara. Tipo y figura [del Profeta Omega] (se reflejó) del 5to Elías, al cual la bestia, el anticristo, tratará de matar».

«Apoc 17:4, 19:19, 11:3-7, 12:1-17».

Y escribe también: [WSS] «Daniel 12:1», que es donde se levantará Miguel, el gran Príncipe.

Y escribe aquí: [WSS] «Elías, Moisés y Jesús, son uno.

Son los ministerios de Elías, Moisés y Jesús en un hombre, en el Profeta Omega (en el último).

Es el Ángel del Pacto, Cristo, el Espíritu Santo en Su manifestación final».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] (…) Estemos preparados para tan grandes bendiciones que hay. No podemos dejar que se nos escapen las bendiciones. Para lo cual, tenemos que estar al tanto de lo que Dios ha prometido y de qué hacer para estar preparados.

Estemos preparados: “Levantad vuestras cabezas al Cielo (a las cosas de Dios), porque vuestra redención (vuestra transformación) está cerca”.

La redención es la redención del cuerpo, la transformación de nuestros cuerpos, y la resurrección de los muertos en Cristo en cuerpos glorificados.

“Y le daré la Estrella de la Mañana”. La Estrella de la Mañana, hemos visto que es Jesucristo nuestro Salvador.

[JBP] ¿A quién le va a dar la Estrella de la Mañana? Al Vencedor. La Estrella de la Mañana es Su Venida.

(…) Que Dios nos ayude a ver en el Día Postrero la Estrella resplandeciente de la Mañana; como lo dice San Pedro en la lectura que tuvimos: “El Lucero de la Mañana”. Y Él nos dará la fe, la revelación, para ser transformados y llevados con Él a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Las Edades, en la página 62, dice:

79. Pero en una mirada final de este capítulo, véalo mientras está allí en medio de los candeleros de oro con las siete estrellas en Su diestra. Oh, le deja a uno sin aliento al verlo allí en Su Deidad Suprema. Él es el Juez, el Sacerdote, el Rey, el Águila, el Cordero, el León, el Alpha, el Omega, el Principio y el fin, el Padre, Hijo y Espíritu Santo, El que era, que es, que ha de venir, el Todopoderoso, el Todo en Todo.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Apocalipsis 11:15-19».

Y escribe: [WSS] «Alfa y Omega».

[79]. Allí está Él, el Autor y Consumador. ¡Digno es aquel Cordero! Él probó Su mérito cuando Él solo nos compró la salvación. Ahora Él se encuentra en todo Su poder y en toda Su gloria con todas las cosas cometidas a Él como Juez.

[JBP] Dibuja una Estrella de David.

80. Sí, allí está entre los candeleros, con las estrellas en Su mano. Es de noche, porque entonces es cuando usamos lámparas para dar luz, y entonces es cuando las estrellas se ven brillando y reflejando la luz del sol. Y está oscuro. La Iglesia está caminando por fe en la oscuridad. Su Señor partió de esta Tierra, pero el Espíritu Santo todavía brilla a través de la Iglesia, dando luz a este mundo corrupto de pecado. Y aquellas estrellas también reflejan Su luz. La única luz que tienen es Su luz. ¡Cuán oscuro está, cuánto frío hace espiritualmente! Sin embargo, cuando Él llega a la escena, entonces hay luz y calor, y la Iglesia recibe poder, y por medio de Él hace las obras que Él hizo.

81. Oh, que nosotros pudiéramos verlo como lo vio Juan [WSS] «Elías y Moisés». ¡Qué tipo de gente debiéramos ser, parados ante Él en aquel día!

[JBP] Y escribe: [WSS] «8vo Día».

Y también escribe allí: [WSS] «El Sol. Elías y Moisés».

[Rev. José B. Pérez] Y pasamos al Evangelio según San Lucas, en el capítulo 21, verso 36:

36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

[Rev. José B. Pérez] Y en Lucas 18, verso 6:

6 Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.

7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?

8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

[JBP] Y el allí escribe: [WSS] «¿Creerán en Su 2da Venida?». (Lo coloca en signo de pregunta): [WSS] «¿Creerán en Su 2da Venida?».

Y escribe: [WSS] «Apocalipsis 1:7, 6:10, 10:1-11, 11:3-7, 7:2». Y una pirámide y las edades.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “REVELACIÓN, CAPÍTULO CINCO, PARTE I”7, página 32, dice el reverendo William Branham:

161 Y muchas veces buscamos a Dios y esperamos en Dios, y si Dios estuviera en todas partes y usted tuviera un enorme… Bien, si Él tuviera un enorme trono establecido en alguna parte, todos creerían en Dios entonces. Si Dios pusiera un trono grande aquí en alguna parte, se diría: “Él se sienta en cierta ciudad y aquí Él está. Este es Dios y usted vaya a Él. Él puede solamente” [El hermano Branham suena los dedos. –Ed.], “lo torna así”, pues todos le creerían; entonces la fe sería nula. No tendríamos que tener ninguna fe en ninguna manera, ¿ve?, eso sería así. Eso será en el Milenio. Pero ahora está llamando, tratando de hallar estos quienes… Eso parece misterioso y oscuro ¿ve?, y usted no sabe cómo hacerlo. Pero ¡por fe lo creemos! Lo creemos. Esa es la razón por que Él lo hizo. ¿Todos lo ven?

[JBP] Y escribe: [WSS] «La fe sería nula».

162 Ahora, si Dios se sienta en el trono. Y dice: “Pues, aquí está ([JBP] y hace una flecha desde  [WMB] “si Dios se sienta en el trono”, hacia la pirámide y las edades, y una Estrella de David en el otro lado), allí está Dios. Él vive en cierto lugar, iremos allí”. Y diremos: “Querido Señor, Dios, ¿lo haría usted?”.

“Sí, yo lo haré” ([JBP] el hermano Branham sopla). Eso sería hecho, vea bien. “Por supuesto, eso es Dios. ¿Ve? ¡Vaya, podemos ver eso!”. Así que allí no habría necesidad de fe, sería hecha nula. La fe de nada sirve cuando uno ya está positivo [seguro]. [WSS] «la fe».

163 ¿Qué pasaría si cada persona en este mundo fuera un cristiano? ¿Qué pasaría si todos fueran un cristiano lleno del Espíritu? Pues no necesitaríamos ninguna fe, en ninguna manera. Y la fe es la misma…

[JBP] Y por eso usted está ahí: porque usted tiene fe en algo; y ese algo es: el recibir la Fe de Rapto. Ese algo es lo que lo mueve a usted a sentarse y a comer del Pan que Él le está sirviendo.

Y si usted está sentado ahí escuchando, recibiendo, el Pan que está siendo impartido, les puedo decir una cosa —como que esta Biblia está aquí—, que ¡usted estará en la Cena de las Bodas del Cordero!; porque usted haría lo mismo que haría si estuviera allá.

Si usted hace aquí algo, tenlo por seguro que lo va a hacer allá también. Si están sentados en la mesa recibiendo el Pan de Vida, les tengo esas buenas noticias: sentados estarán también en esa Cena, la cual está lista, preparada, para nosotros.

[“REVELACIÓN, CAPÍTULO CINCO, PARTE I”] [PÁG. 25]

[163] Y la fe es la misma – es la misma cosa por la cual somos salvos, es la fe. Y esa es la razón que tienen que haber algunos que no concuerdan con esto, para que podamos ejercitar la fe. ¿Lo entienden ahora? Usted tiene que tener el otro lado. ¿Ve? Usted tiene que tener una mujer mala para hacer que una genuina sobresalga. ¿Ve? Tiene que haber una mentira para hacer la verdad positiva y hacerla brillar bien. Si todo fuera verdad, sería tan común, vea ([JBP] él escribe): [WSS] «lo negativo hace que lo positivo brille». ¿Ve? Pero ¿usted ve?, es algo real, es algo genuino, cuando la verdad y la fe y demás. Ahora, allí lo tenemos.

164 Ahora, tenemos que tener esos pro y contra. Esa es la manera que va. Usted tiene que tener buenos días para hacerlo gozar… o días malos para hacerle gozar los buenos. Usted tiene que tener un poco de enfermedad para hacerlo gozar de la salud. ¿Ve? Y usted tiene que tener sus valles para hacerle gozar el tope de la montaña. Y así entonces, uno de estos días será todo el tope de la montaña, será todo salud, todo será Dios, todo será gozo, justo… habrá gozo sin fin. Pero hasta ese tiempo, vea, tenemos que tener estos pro y contra.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «tope», una Piedra Angular, y dibuja también una Estrella de David, y también otra pirámide y las edades.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] A ese será que veremos en la Tercera Etapa, esa manifestación de Dios en el Día Postrero en medio de Su Iglesia, entrando a esa visión que tuvo el reverendo William Branham, donde vio una Gran Carpa Catedral y vio al Ángel del Pacto, a Cristo, entrando y colocándose en un cuartito pequeño, y ahí manifestándose conforme a Su Programa. Todo eso está ligado a la Segunda Venida de Cristo, todo eso está ligado al Séptimo Sello.

Por lo tanto, el cristianismo tendrá el cumplimiento de la Visión de la Carpa algún día que no será muy lejano; y por lo tanto, habrá una manifestación plena de Cristo en Espíritu Santo en medio de Su Iglesia.

Estaremos viendo, entonces, ¿qué?, la Estrella resplandeciente de la Mañana. Y eso lo verán los madrugadores. Los que se levantan tarde ya les pasó el tiempo de poder ver la Estrella resplandeciente de la Mañana.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “SHALOM”8 (en el del 12 de enero), miren aquí lo que nos dice; página 28:

131 La única manera, como fue Dios, Jesucristo fue la manifestación de la Palabra hablada de Dios, la Luz de la hora.

132 Juan el Bautista fue la Luz de la hora. Él fue la Luz antes que Jesús fuera la Luz. El profeta Isaías dijo: “Voz que clama en el desierto, barred camino a Jehová, enderezad calzada”. Esa fue la Palabra hablada de Dios que estaba puesta allí, no había venido a vida todavía [WSS] «materializarse». Malaquías, el último profeta, cuatrocientos años antes de que aconteciera, él dijo: “He aquí, yo envío Mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí”. Aquí salía uno del desierto, sin denominación, sin credo, sin identificación. Pero su Luz [WSS] «Su Mensaje» lo identificaba a él. La Palabra lo identificaba.

Ellos decían: “¿Eres tú el Mesías?”.

133 Él dijo: “¡No soy! ([JBP] y escribe): [WSS] «la Palabra identifica al mensajero», ([JBP] y dibuja una Estrella de David). Pero soy la voz de uno que clama en el desierto: ‘¡Barred camino a Jehová!’”.

134 Jesús dijo: “Ustedes caminaron en su Luz”. Él era una luz brillante y resplandeciente por un tiempo. ¿Por qué? Hasta que el camino fue preparado, luego su Luz se apagó.

135 Usted no puede caminar en aquella luz, ustedes los bautistas, ¡Esta es la Luz de la hora! La Luz ha venido. Levántate y resplandece. La Palabra, Luz. La Palabra, la manifestada Palabra de Dios (identificada) es una Luz.

136 Ahora ¿qué del nuevo año [WSS] «Año 50 del Jubileo» que estamos encarando? Podríamos decir más sobre este intervalo, de la oscuridad a la Luz, la introducción de la Luz que viene en esta fase de cambio ([JBP] y dibuja una Estrella de David), pero ahora queremos entrar directamente al nuevo año. Bien.

137 Nuevo año, nuevo año, ¿qué de él? Me trae esperanza. Estamos un año más cerca. Estamos un día más cerca del que tuvimos ayer. Estamos una hora más cerca de la que estábamos cuando comencé faltando quince minutos para las once; son quince para las doce ahora. ¡Estamos una hora más cerca! No miramos hacia atrás, miramos hacia adelante. ¿Ve? ¡Oh! Sí señor. El año nuevo no quiere decir voltear una nueva página. Ah, no.

138 Como el hombre una mañana, que me contaron. Un hombre se levantó temprano y salió y tomó el periódico, regresó y se sentó, puso los pies en el diván, se puso los espejuelos, comenzó a leer el periódico. Su esposa, preparando el desayuno, ella dijo: “Juan, ¿algo nuevo?”.

139 Dijo: “No. Lo mismo de siempre, solo que con gente nueva”. Sí. Eso es cierto. Asesinos, ultrajes y todo; alguien más lo hizo, ¿ve? Verdad.

140 No es voltear una nueva página. Es voltear a la Palabra prometida para hoy ([JBP] y escribe): [WSS] «del Año del Jubileo» ([JBP] y una Estrella de David), ver lo que la Luz de hoy está supuesta a hacer. Lo que debemos hacer este año es no regresar a los credos y cosas, ([JBP] el hermano William escribe): [WSS] «no» regresar a nuestras viejas denominaciones, no regresar a las viejas denominaciones, sino volver a la Palabra, ver qué clase de Luz debe resplandecer hoy. ¡Oh, iglesia!, vuélvanse a la Palabra, regresa a la Palabra, enciende el interruptor correcto, déjese de estar dando vueltas alrededor en luces eléctricas, vea, artificial, hecho por el hombre. Torne a Su Palabra [WSS] «el precursor y el precursado» y vea la promesa de hoy. Y luego vea lo que la promesa es, y vigile por su identificación. Cuando es vindicada, entonces usted sabe si está en la Luz o no. Vea lo que es la promesa.

[JBP] Y dibuja una Estrella de David.

141 Cambiando las páginas o calendarios no cambia el tiempo. Mucha personas dicen: “Bueno, el año viejo se ha ido, botan el viejo calendario de diciembre ahora y ponen el otro: un nuevo año”. Eso es lo que el nuevo año significa para ellos.

142 En cuanto a mí, quiero ver lo que está prometido para el día. Quiero saber lo que es la Luz de la hora, para saber cómo andar en ella ([JBP] ¿De qué vale caminar en la Luz pasada?, si la Luz presente le da nuevas instrucciones para cómo caminar). Quiero saber cómo estoy viviendo, en qué edad estoy, cuán lejos hacia arriba en la carretera estoy.

143 Como dijo Pablo, puedo ponerme a citarlo de nuevo: “Olvidando ciertamente lo que queda atrás, prosigo al blanco de la soberana vocación”9, para la completa identificación, cuando todo el tiempo se desaparecerá hacia eternidad cuando venga Jesús.

[JBP] Dibuja una pirámide y las edades, y la flecha hacia la pirámide, y escribe: [WSS] «a eternidad cuando venga Jesús».

144 Haga como hizo David: pongan su futuro en Sus manos. No mire nada más, sino ponga su… David dijo aquí, él dijo: “Mi tiempo está en Sus manos”. Ustedes notan aquí en los Salmos donde lo leímos, el 62: “Mi tiempo está en Su mano. Él es mi Roca”. ¿Qué es Él? “Él es revelado a mí. Él es la Verdad revelada. Mi tiempo está en Sus manos”. Amén. ¡Oh, vaya! Allí lo tienen.

145 Mi tiempo pertenece a Él. Soy de Él. Estoy en Su mano porque Él sostiene el tiempo. No sé lo que tenga el futuro, pero sé que Él posee el futuro. Así que, Él, Quien posee el futuro me posee a mí. Así que, ¿por qué debo pensar establecer esto, aquello, lo otro, para el nuevo año? Solo me pongo en Sus manos, andar como anduvo David: “Mi tiempo está en Su mano”, sabía que Dios sostenía el futuro. David no sabía cuál era el futuro, pero él sabía que Dios poseía el futuro. No sé lo que es el futuro, ninguno de nosotros sabemos. Pero sabemos que Él posee el futuro.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] Así como hay que madrugar para ir al trabajo, madruguemos espiritualmente para ver la Estrella resplandeciente de la Mañana en este tiempo final; porque eso es la Venida de Cristo a Su Iglesia en el Día Postrero en el cual estamos viviendo.

[Rev. José B. Pérez] En la página 58 del libro de Citas, párrafo 507, dice:

507 – “Yo creo que nosotros todavía tenemos una gran Luz que viene encima ahora [WSS] «Moisés», que inundará la Tierra uno de estos días por un periodo corto, puede ser que sea en cosa de meses. Pero yo creo que hay una gran Luz que viene”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Viene una Gran Luz = la 2da Venida».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [“LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”]:

[WSS] Estamos en una etapa de preparación, preparación espiritual para recibir todas esas bendiciones que Cristo tiene para mí, ¿y para quién más? Para cada uno de ustedes también ([JBP] y para mí también).

Son bendiciones grandes las que Dios tiene para los creyentes en Cristo de este tiempo final, y las vamos a recibir.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 31 del libro de Citas, párrafo 258, nos dice:

258 – “Cuando la luna y las estrellas se hayan ido, y la tierra [WSS] «Iglesia» se haya desvanecido entre las montañas [WSS] «reinos», y los desiertos [WSS] «denominaciones» y todo ya no es, y el mundo esté tambaleándose como un borracho llegando de noche a casa, y las estrellas rehúsen lucir ([JBP] y escribe): [WSS] «luteranos, wesleyanos y pentecostales» y caigan de los cielos, y la luna se torne en sangre, y el sol se avergüence y esconda su rostro; cuando vean al Hijo del Hombre venir, usted lucirá en la rectitud de Jesucristo para salir del sepulcro como una mujer joven y hermosa para tomar su compañero, y vivir por siglos y siglos y siglos; y usted estará viviendo por toda la eternidad. Para eso es enviado el Espíritu Santo; así que si sientes el llamado más mínimo, no lo desprecies. ¿Qué es el Espíritu Santo? Dios en usted. ¿Para qué es? Para continuar Su trabajo entre Su pueblo, para traer Su Iglesia junta; para traer Su Iglesia a un lugar en este día, más allá de los luteranos, metodistas y pentecostales, a un lugar, a una adopción, a una gracia de Rapto. Y cuando esta parte de la Iglesia, cuando el Espíritu entre a la Iglesia aquí, se elevará. Y traerá hacia acá, traerá hacia acá todos los redimidos que tocaron ese Espíritu. Esos luteranos que se pararon allá con toda la Luz que tuvieron, en justificación; esos metodistas que cayeron al suelo, a quienes les echaban agua en los rostros, mientras el Espíritu les tocaba, a través de santificación; esos pentecostales, los cuales caminaron de allá para acá por las calles, a quienes llamaron ‘lenguas, y parlanchines, y lenguas de ganso’, y todo eso; ellos se pararán en la rectitud en la presencia de Dios en ese día, tan seguro como la Biblia está aquí”.

[Rev. José B. Pérez] En este tema que tenemos para hoy, ahí estaremos viendo esa Estrella: “EL MISTERIO DE LA OCTAVA ESTRELLA QUE NO SE VE EN APOCALIPSIS 1:20”.


1 SPN61-0108 “Apocalipsis, Capítulo Cuatro, Parte 3”, pág. 33, párrs. 203-209

2 SPN64-0119 “Shalom”, pág. 11, párrs. 52-59

3 SPN64-0119 “Shalom”, pág. 16, párrs. 89-100

4 SPN64-0112 “Shalom”, pág. 17, párrs. 87-97

5 San Lucas 24:13-35

6 Las Setenta Semanas de Daniel – SPN61-0730M “Instrucciones de Gabriel a Daniel”. Pág. 30, párr. 111 en la publicación de la Imprenta LGCC

7 SPN61-0611 “Apocalipsis, Capítulo Cinco, Parte 1”, pág. 24, párrs. 161-164

8 SPN64-0112 “Shalom”, pág. 22, párrs. 131-145

9 Filipenses 3:13-14

Ir arriba