Actividad del 16 de septiembre de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Bíblico del 16 de septiembre de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Viernes, 16 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #238
VIERNES, 16 DE SEPTIEMBRE DE 2022

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín; que Dios te siga bendiciendo grandemente, allá en donde te encuentras, junto a tu esposa Ruth (la saludo también desde acá); y también allá al reverendo Jorge Hernández, y toda la congregación allá de “El Sol”, en el estado de México. A nuestro hermano Gerson también: que Dios te bendiga, Gerson, y te siga usando grandemente en esta labor tan importante que estás llevando a cabo; y que ha sido de gran ayuda para nuestro hermano Miguel y para todos los hermanos en todas partes donde vas, y también la labor que haces desde ahí, desde México, que también es de gran ayuda para todos, así que todos también oren por nuestro hermano Gerson, el cual también lleva una labor muy importante. Y como todos nosotros, deseamos también vuestras oraciones, también él necesita oración; así que todos orando los unos por los otros.

Y también a todos lo que nos están viendo a través de satélite Amazonas o internet en los diferentes países, hoy viernes, 16 de septiembre de este año 2022.

Hoy anunciaron en el boletín último de las 5:00 p.m., acá en Puerto Rico, que el sistema de tormenta, que ya está catalogada como tormenta, pasará en la madrugada del domingo, como a las 2:00 de la mañana del domingo; y el gobierno, pues ya ha emitido esa alerta para que todos estén en sus hogares, ya que viene pues mucha lluvia; y ya los terrenos están saturados, así que puede haber deslizamientos y ríos crecidos.

Así que por la seguridad de los hermanos estaremos teniendo la actividad del domingo, virtual, acá en Puerto Rico. Se estará transmitiendo, como hoy, que transmitimos así, para la seguridad de los hermanos, que no estén en la calle en la mañana del domingo, ya que el gobierno emite que todos estén… o sea, ya ha hablado de que todos estén en sus hogares.

Cualquier cambio, ya durante el sábado en la noche, en la tardecita, en la noche, o el mismo domingo en la mañana, como veamos el tiempo, pues ahí les avisaremos; pero por lo pronto, los de Puerto Rico estaremos quietecitos en nuestros hogares, viendo la transmisión a través de las redes y a través del satélite y de la radio también.

Esperemos que Dios cuide la Isla, y que ese sistema no traiga dificultad a Puerto Rico.

 

TEMA: EL MISTERIO DE LOS SIETE TRUENOS DE APOCALIPSIS, CAPÍTULO 10
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 17 de octubre de 1997
(Segunda actividad)
Tacna, Perú

Escritura: Apocalipsis 10:1-3

[Rev. José B. Pérez] Nos dice en el libro del profeta Daniel, en el capítulo 7, verso 15, y dice:

15 Se me turbó el espíritu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y las visiones de mi cabeza me asombraron.

16 Me acerqué a uno de los que asistían, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y me habló, y me hizo conocer la interpretación de las cosas.

17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.

18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies;

20 asimismo acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro que le había salido, delante del cual habían caído tres; y este mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros.

21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía,

22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

23 Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.

24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará.

25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.

[JBP] Y él escribe allí: [WSS] «Apoc. 5:1-14, 10:1-11».

26 Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin,

27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

28 Aquí fue el fin de sus palabras. En cuanto a mí, Daniel, mis pensamientos me turbaron y mi rostro se demudó; pero guardé el asunto en mi corazón.

[Rev. José B. Pérez] Nos dice… Él utiliza la Escritura de Apocalipsis, capítulo 10, verso 1 al 3, nuestro hermano y amigo William Soto Santiago, en este tema “EL MISTERIO DE LOS SIETE TRUENOS DE APOCALIPSIS, CAPÍTULO 10”.

 

LA VOZ QUE CONMOVERÁ LOS CIELOS Y LA TIERRA EN EL DÍA POSTRERO
Dr. William Soto Santiago
Miércoles, 4 de mayo de 2005
(Tercera actividad)
Talcahuano, Biobío, Chile

Y ahora veamos otras Escrituras que nos hablan acerca de estas cosas.

En Apocalipsis, capítulo 10…

Recuerden que Juan el apóstol, en la revelación apocalíptica representa a la Iglesia del Señor Jesucristo y a los mensajeros que Cristo enviaría a Su Iglesia; ahí están representados los apóstoles, están representados San Pedro, San Pablo y los demás mensajeros que Cristo enviaría a Su Iglesia.

Por lo tanto, cuando Juan escucha la Voz de Dios, ¿a través de quién la escucha? A través del Ángel del Señor Jesucristo. Es a través del Ángel que viene la revelación de Jesucristo. Por eso Juan quiso adorar al Ángel; y el Ángel le dijo que no lo hiciera; Juan dice que quiso adorar al Ángel que le había mostrado todas estas cosas.

Y ahora, vamos a ver algo más aquí.

[Rev. José B. Pérez] Y hay un escrito de las dispensaciones, cómo él escribe que en cada ángel de las diferentes dispensaciones es el Ángel en cada mensajero.

Y él escribe:

[WSS] «Las 7 dispensaciones y los pactos y los nombres compuestos de Dios».

«1ra [disp.] La Inocencia con Adán / [el Ángel en] Adán».

«2da [disp.] La Conciencia con Set / [el Ángel en] Set».

«3ra [disp.] Gobierno Humano con Noé / [el Ángel en] Noé».

«4ta [disp.] La Promesa con Abraham / [el Ángel en] Abraham».

«5ta [disp.] La Ley con Moisés / [el Ángel en] Moisés».

«6ta. [disp.] La Gracia con Jesús / [el Ángel del Pacto] Jesús» encarnado en Jesús.

«7ma. La Dispensación del Reino con ¿?».

[Rev. José B. Pérez] Y ahí vamos a seguir viendo ahora.

Miren, en el mensaje “CRISTO ES EL MISTERIO DE DIOS REVELADO”1, nos dice en la página 28 (esto es predicado por el reverendo William Branham):

204 Ahora, la Biblia está escrita en misterios. Y Jesús le dio gracias al Padre por haberla hecho así.

205 Ahora la Venida del Señor está escrita en misterios. No sabemos cuándo viene ni cómo viene, pero con toda seguridad sabemos que viene. Igualmente, todos los misterios de Dios esperaban estos últimos días. Cuando todo haya sido completado, entonces Él se revelaría para mostrar lo que ha hecho. ¡Oh, hermano! Él nunca había revelado Su misterio completamente.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Cada edad fue revelada en Su Ángel de cada edad» (como leímos allí en ese escrito).

[WSS] «William Marrion Branham en el oeste, en Tucson, es tipo y figura del 5to Elías en América [el Ángel de Jesús] esperando a que se complete la Iglesia y Cristo salga del Trono de Intercesión y le dé el Título de Propiedad o el Libro de los Siete Sellos».

[JBP] Y escribe: [WSS] «Apoc. 10:1-11, 11:1-14».

206 Es como esto, por ejemplo, comparémoslo con los Siete Sellos. Dios usó a Martín Lutero para encabezar aquella edad de la Iglesia, usó a John Wesley para sacar aquellos otros; y a través de todo esto Él estaba revelando en ellos cada edad de la Iglesia, vimos todo eso al estudiar la Biblia. Pero en los postreros días, la razón por la cual fue una cosa tan tremenda, es que Él habló de ello aquí y mostró esos Siete Truenos.

207 Y hasta por la revista Life en inglés salió la fotografía de la nube y la luz en forma de un círculo, lo cual no pudieron explicar, y aún todavía no se lo explican. Pero Él me dijo que fuera allá y esperara estos misterios que me serían revelados; y eso sucedió varios meses antes de que ocurriera; y luego, como lo vimos cumplido, aconteció exactamente como Él dijo que sería. ¿Y notaron esto? En la fotografía de la nube se ve al Ángel al lado derecho cuando viene bajando y tomando Su forma, con Sus alas extendidas y Su cabeza volteada hacia un lado; allí se ve perfectamente en la fotografía. Y esto se habló aquí varios meses antes de que sucediera, y nos dijo “que reuniría al Cuerpo de creyentes, para revelarles y traerles a un punto final, para tomar esos cabos sueltos”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «el Ángel 7mo en la nube de ángeles».

208 Lutero solamente predicó la justificación, pero la predicó fuertemente en aquella edad; aún no sabiendo qué edad era. Luego vino Wesley y predicó fuerte durante su edad, en la cual surgieron muchas otras obras e iglesias. Entonces llegó pentecostés, dándole duro a los sistemas, pero ellos también se organizaron y entraron, por tanto, a la muerte, como veremos más adelante…

[JBP] Y él escribe: [WSS] «organizacion es muerte».

209 Después de todo eso viene la revelación del misterio, para revelar la razón de todo lo anterior. Por lo cual, existían todas estas doctrinas, como por ejemplo, Lutero arrastró los catecismos y demás cosas; Wesley trajo esto, y aquello, y las otras cosas; pentecostés trajo eso de organizaciones, siendo lo mismo, y también el bautismo en el nombre del “Padre, Hijo y del Espíritu Santo”; pero hacían estas cosas sin saber algo mejor. Pero ahora, en los últimos días, todos estos misterios han sido juntados y han sido claramente explicados y revelados. ¿Por qué? Porque estos son los postreros días, cuando está siendo revelado este gran misterio que Dios tenía en Su Corazón.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William en este mensaje [estudio bíblico]:

En Apocalipsis, capítulo 10, encontramos que Cristo, luego que toma el Libro de los Siete Sellos, que está en la diestra de Dios, en Apocalipsis, capítulo 5; luego en Apocalipsis, capítulo 6, abre seis Sellos; y en Apocalipsis, capítulo 8, abre el Séptimo Sello. Y luego en Apocalipsis, capítulo 10, viene con el Librito abierto en Su mano.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, allí en la página 85, párrafo 724, dice:

724 – “¿Ven? Este ángel era un ángel de la Tierra, mensajero. Pero aquí viene uno bajando del Cielo, un arco iris, pacto. ¿Ven? Solamente Cristo puede serlo, exactamente igual como lo fue en Revelación, capítulo 1: Parándose en medio de los siete candeleros de oro, con un arco iris que parecía de jaspe y piedra de sardio” ([JBP] y escribe): [WSS] «Apoc. 10:1-6».

[Rev. José B. Pérez] El cual es: ese Ángel es ese Ángel Fuerte que en Apocalipsis, capítulo 10, viene descendiendo del Cielo.

Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Este Ángel Fuerte que desciende en Apocalipsis, capítulo 10, es Cristo; y viene con el Librito abierto en Su mano, viene con el Libro de los Siete Sellos abierto.

El Libro de los Siete Sellos es el Libro de la Vida del Cordero, es el Título de Propiedad de los Cielos y de la Tierra, es el Título de Propiedad de la vida eterna.

Y ahora, este Título de Propiedad lo tuvo Adán; y ahora, por cuanto Adán pecó: regresó a la diestra de Dios. Y Cristo, el segundo Adán, lo toma en Apocalipsis, capítulo 5. Esto todavía no ha ocurrido.

([JBP] O sea, “no ha ocurrido todavía” en ese momento que él está predicando ese mensaje, por algo…; ya más adelante van a ver que él mismo lo explica en este mensaje).

Esto todavía no ha ocurrido. Cristo no puede levantarse del Trono del Padre (donde está haciendo intercesión como Sumo Sacerdote con Su propia Sangre, por cada persona que lo recibe como su Salvador) hasta que entre hasta la última oveja, el último escogido, a la Iglesia del Señor Jesucristo.

Y entonces, cuando se complete la Iglesia: ya Cristo ha terminado Su Obra de Intercesión como Sumo Sacerdote, se levantará del Trono del Padre, tomará el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos, lo abrirá en el Cielo y hará Su Obra de Reclamo.

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a ver quién es el que hace esa Obra de Reclamo, donde él escribe allí, en el mensaje “YA SALIDO EL SOL”, en la página 20. Miren lo que él allí nos dice. Página 20 del mensaje “YA SALIDO EL SOL [SPN65-0418M “Ya salido el Sol”, pág. 19, párr. 125], predicado por el reverendo William Branham. Dice:

125 Ahora, los predestinados son los primeros en ser vivificados por el Espíritu Santo, porque el Espíritu Santo viene a reclamar los Suyos. Ahora, esto es profundo ahora, y estén seguros de captar bien esto.

[JBP] Arriba escribe: [WSS] «El reclamo lo hace el (Espíritu Santo, o sea) E.S.» (abreviado).

[JBP] Y en la parte de atrás de ese mismo mensaje, refiriéndose a esa página, escribe: [WSS] «La reclamación – (el Espíritu encarnado.

[JBP] ¿Quién hace el reclamo? El Espíritu Santo encarnado; es el que hace la reclamación, o el reclamo, la Obra del Reclamo.

Y hay otra partecita aquí que él escribe, también refiriéndose a esa página; dice: [WSS] «El Espíritu Santo viene a reclamar los Suyos, y son vivificados por el Espíritu Santo».

[JBP] ¿Cómo son vivificados los escogidos? Por medio del Espíritu Santo, que es la Palabra revelada que Él está trayendo, por la cual hace esa Obra de Reclamo.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

(…) Es la primera ocasión —aquí profetizado— que el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos, será entregado a un hombre que se lo comerá.

Adán lo tuvo, y no se lo comió. Jesucristo lo recibe, y no se lo come; pero se lo entrega a un hombre.

¡El Libro más importante de los Cielos!, del cual no había ninguna persona digna de tomar ese Libro y abrirlo, ni siquiera de mirarlo, y ahora Cristo lo toma —que era el único digno de tomarlo— y se lo entrega a un hombre.

¿Qué está haciendo Cristo? Está entregándole el Título de Propiedad de los Cielos y de la Tierra, el Título de la vida eterna.

Por lo tanto, ese Título… Sin ese Título no habrá resurrección ni tampoco habrá transformación para los escogidos. Se necesita que Cristo tome el Título de Propiedad en el Cielo, y lo traiga a la Tierra y se lo entregue a un hombre; y ese hombre recibe la orden de profetizar sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes.

Y luego, en el Apocalipsis 11, ahí está ya el ministerio profético. Dice en el capítulo 11, verso 3 en adelante:

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio (esos son los ministerios que tendrán el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos).

([JBP] ¿Quiénes son los que tendrán el Título de Propiedad? Los ministerios de Moisés y de Elías).

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra.

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos”.

En películas muestran, cuando muestran películas así de los Dos Olivos o de los Dos Testigos, muestran botando fuego por la boca; pero lo que eso representa es: hablando la Palabra. Esa Espada que sale de la boca del Jinete del caballo blanco de Apocalipsis 19, y del Hijo del Hombre de Apocalipsis, capítulo 1, es la Palabra.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Los Sellos, en la página 362 (abajo) dice:

159. Ahora, fíjense bien y no dejen que esto les escandalice ([JBP] o sea, puede hacer escandalizar a alguna persona): Fíjense quiénes abrieron este Sello: Profetas. ¡Amén! Allí lo tienen. ¡Oh, hermano! ¡Estamos viviendo en el día del Águila! Ellos abrieron el Sexto Sello porque tenían el poder para hacerlo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Profetas abren el 6to Sello».

[JBP] En uno de los libros de Los Sellos… tengo aquí 3, y en uno escribió: [WSS] «Profetas abren el 6to Sello»; y en este que estoy leyendo marca bastante donde dice: [WMB] “El poder para hacerlo”.

[159]. AMÉN. Allí se está abriendo el Sexto Sello.

[JBP] Y en este… vamos a ver… Vamos a seguir leyendo aquí:

160. Ahora, retrocediendo un poco, podemos ver que Jesús dijo que esto sucedería, y allá en el Antiguo Testamento Ezequiel también dijo cómo sería. Y ahora aquí vemos el Sexto Sello ya abierto. Usted dirá: “Eso es algo muy misterioso. ¿Cómo sucedió?”. Aquí está la clave, el secreto: fueron los profetas ([JBP] o sea, Moisés y Elías), porque así lo dice la Biblia. Ellos lo pueden abrir en cualquier tiempo; pueden hacer lo que quieran con la naturaleza. Y hacen lo mismo que hicieron en su ministerio anterior porque ya saben cómo hacerlo.

[JBP] Y él acá, en este escribe: [WSS] «cuando quieran», o sea, cuando quieran abrir el Sexto Sello; y escribe: [WSS] «Moisés y Elías».

Y en cualquier momento…, o sea, puede ser que con un sistema como este que viene, que es inminente, pueden obrar siempre —por supuesto, por la dirección divina— a que eso se detenga; como ocurrió en una de las manifestaciones, de las cinco manifestaciones que Dios le mostró al reverendo William Branham, y una de ellas era la tormenta; que él por la Palabra hablada habló, y la tormenta se deshizo, y no se sabe para dónde cogió.

Así puede comenzar también ese ministerio —conforme a la guianza divina— a operar; ya sea deteniendo una tormenta, o hablando para que venga; ya sea un terremoto, ya sea…; lo que sea; porque es el control de la naturaleza lo que esos ministerios tendrán cuando… dice en la página 362: [WMB] “Ellos lo descubren y lo abren”.

[Los Sellos]:

161. Cuando yo vi esto, me levanté de la silla y comencé a dar vueltas en el cuarto.

[JBP] Imagínense, algo tan glorioso como tener el poder sobre la naturaleza (lo mismo que tenía Adán). Y cuando él vio eso: el Título de Propiedad regresando a la Tierra, y que un ser humano pueda tener control sobre la naturaleza, él…, ahí de seguro pensó en la transformación. Porque recuerden que la Fe de Rapto está en los Truenos; y él sabía, él conocía ese misterio por el cual no podía hablar abiertamente, porque no era en la Edad de Laodicea que esa Fe de Rapto iba a ser hablada, porque no era (esa promesa) para los escogidos de esa edad. Y él tuvo que quedarse callado.

Pero al ver eso…, él por eso decía: [WMB] “Casi me extiendo para alcanzarlo”2, el cumplimiento de la Visión de la Carpa. Porque todo eso envuelve (todo lo que es la Visión de la Carpa y su cumplimiento), envuelve los ministerios de Moisés y Elías, envuelve la Fe de Rapto y envuelve todo eso, la resurrección. Por eso él dice: [WMB] “Vean cómo se mueve allí la resurrección”3.

O sea que todo eso estaría ocurriendo bajo ese ministerio que estaría en el fin del tiempo obrando en medio de la Iglesia, en el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

[Los Sellos] [PÁG. 363]:

[161]. … comencé a dar vueltas en el cuarto. Pensé: “¡Oh, cuán agradecido estoy, Padre celestial!”. Allí está, eso es. Ellos abrieron ese Sexto Sello. ¡Amén! Fíjense en ellos. Si alguno les dañare, fuego sale de su boca —la Palabra. El Espíritu Santo vino sobre los apóstoles [WSS] «el Día de Pentecostés», y también fuego, la Palabra, procedió de sus bocas [WSS] «el Año de Pentecostés».

162. Y acá en Apocalipsis, capítulo 19, vemos la misma cosa ([JBP] y él escribe): [WSS] «Moisés y Elías» ([JBP] ¿Qué es Apocalipsis 19? Moisés y Elías): “Y de su boca sale una espada aguda”. La Palabra. Es Cristo el que viene, y con esta espada aniquila a Sus enemigos, ¿correcto? Ahora, Él ya viene. Fíjense bien.

163. Estos tienen poder para cerrar los cielos, para que no llueva durante los días de su profecía. ¡Eso sí es poner una interrupción a la naturaleza!

[JBP] Y eso ahí es un entrelace que va a haber antes de comenzar la gran tribulación; porque todas las etapas se entrelazan, y ese poder será visto. Y por eso en el cumplimiento de la Tercera Etapa, que es para la Novia, para las fatuas, para los incrédulos y para el pueblo hebreo, será impactado por ese ministerio; que ya plenamente, en ese ministerio de los tres años y medio, se estará viendo manifestado plenamente; pero antes va a haber una manifestación grande de ese poder de Dios.

163. Estos tienen poder para cerrar los cielos, para que no llueva durante los días de su profecía. ¡Eso sí es poner una interrupción a la naturaleza! Ahora, ¿por cuánto tiempo cerró los cielos el profeta Elías? Tres años y medio, exactamente. Ahora, ¿cuánto tiempo dura la última parte de la semana setenta de Daniel? Tres años y medio.

164. ¿Qué hizo Moisés? Convirtió las aguas en sangre e hizo todos los demás milagros, exactamente como está predicho que sucederá bajo este Sexto Sello. Y acá los vemos en Apocalipsis 11 haciendo estas mismas cosas. ¡AMÉN! Allí tienen en tres diferentes lugares, cómo las Escrituras unen la cosa completamente. Esto es la apertura del Sexto Sello. ¡Amén! ¡Gloria!

165. Ahora, Dios está a punto de libertar a Su hijo Israel de la misma manera como lo hizo cuando las tribulaciones le vinieron allá en Egipto. Él mandó a Moisés para libertar a Israel. ¿Correcto? Y él entonces hizo estas mismas cosas.

[JBP] Vean que esto sucede…

Y él escribe: [WSS] «Israel = Moisés los liberta».

[JBP] Y si él dice allí: [WMB] “Él está a punto de libertar a Su hijo Israel de la misma manera como lo hizo cuando las tribulaciones le vinieron allá en Egipto”. O sea, con todas esas señales que Moisés hizo allá, antes de libertar al pueblo hebreo de Egipto, acá sería antes de la gran tribulación; o sea, sería… Vean cómo ahí está el entrelace, porque eso sucede justamente antes de comenzar la tribulación.

Está en este mismo libro de Los Sellos, en este mismo “SEXTO SELLO”. Vean que él dice que [WMB] “eso sucede justo antes de comenzar la tribulación”. (Debe estar un poquito antes). Página 359, miren (creo que es esa, que dice):

142. Pero Jacob dijo: “¡No te voy a dejar ir si no me bendices! No puedes partir, yo me voy a quedar contigo. Yo quiero que venga un cambio a mi situación”. Esos son los 144.000, los ganadores de dinero que han sido tan deshonestos con las finanzas; pero cuando ellos por fin ven la cosa verdadera y la posibilidad de agarrarse de ello, allí estarán Moisés y Elías. ¡Amén! Ellos también lucharán con Dios hasta que los 144.000 de las doce tribus de Israel sean llamados y sacados.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Apoc. 10:1-7 y Lucas 17:30».

143. Eso sucede justamente antes de comenzar la tribulación.

[JBP] ¿Ven?, que hay un entrelace ahí de esa manifestación de Moisés y Elías: entre comenzar la tribulación y profetizar —esos ministerios—; antes de eso ya esos ministerios estarán operando: en favor de la Iglesia-Novia, en favor de las fatuas; también para que los perdidos, los que no tienen oportunidad, sepan; y al pueblo hebreo. O sea que esa manifestación impactará a todos esos grupos.

[143]. ¡Cuán hermoso! Estos dos profetas predicarán como Juan el Bautista, y les dirán: “El Reino de los Cielos está a la mano. ¡ISRAEL, ARREPIÉNTANSE!”. ¿Arrepiéntanse de qué? “Arrepiéntanse de sus pecados y de su incredulidad, y regresen a Dios”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Antes de la tribulación».

[JBP] Y sigue diciendo… en este otro libro de Los Sellos… vamos a colocarlo también para que quede, porque él dice… en la página 363 abajo, cuando él dice:

[164]. Y acá los vemos en Apocalipsis 11 haciendo estas mismas cosas. Allí tienen, en tres diferentes lugares, cómo las Escrituras unen la cosa completamente.

[JBP] Y en este libro de Los Sellos dibuja la Estrella de David en la parte donde habla de [WMB] “el Espíritu Santo vino a los apóstoles. Después dibuja otra, que esa otra es de Apocalipsis 19. Y la de abajo es la de Apocalipsis 11. O sea, ahí tienen las tres que él ahí dice:

[164]. Allí tienen, en tres diferentes lugares, cómo las Escrituras unen la cosa completamente. Esto es la apertura del Sexto Sello.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William (estoy en la página 3) [estudio bíblico]:

Y ahora, tendrán la Palabra creadora para hablarla; y lo que hablan, ocurrirá; porque tendrán la Voz que conmoverá los Cielos y la Tierra.

Ahora, hemos visto dónde está la Voz que conmoverá los Cielos y la Tierra ([JBP] ¿Dónde está? En los ministerios de Moisés y de Elías). Está en el misterio profético de los Dos Olivos, en el ministerio profético del que se comerá el Título de Propiedad, el Libro de los Siete Sellos; está en aquel que tendrá el Mensaje de la Gran Voz de Trompeta del Día Postrero.

Esa Gran Voz de Trompeta es el Mensaje profético de Dios por medio de Cristo, por medio del Espíritu Santo a través del mensajero final, del Ángel del Señor Jesucristo.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, página 130, miren allí lo que nos dice; párrafo 1162 dice:

1162 – “¿Qué estamos esperando? ‘Cuando esa trompeta (¡la última!) el Señor tocará, y el tiempo no será más…’. (Solo entró en eternidad ‘en un momento, en un abrir y cerrar de ojos’)”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Gran Trompeta, y el tiempo no será más. Apoc. 10, 11:15-19».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

En ese Ángel del Señor Jesucristo, el Espíritu Santo (que es el único que tiene ministerios) estará operando esos ministerios, y estará hablando; y lo que estará hablando será la Voz de Dios. Eso será la Voz de Dios. Y esa es la Voz que conmoverá los Cielos y la Tierra.

([JBP] Y si está hablando, pues tiene que tener una voz; y si tiene una voz, es que tiene que tener un velo de carne para poder hablar).

Hemos visto que todo es sencillo. Todo es sencillo, pero todo está escondido aquí: en la Biblia, en el libro del Apocalipsis y en otros libros de la Biblia.

([JBP] Ahora, miren esto):

(…) Todavía Cristo está en el Cielo, en Su Trono de Intercesión; todavía la Segunda Venida de Cristo no se ha realizado; todavía la Venida del Ángel Fuerte no se ha realizado; porque Cristo todavía está en el Trono del Padre haciendo Intercesión con Su Sangre.

Él está como Sumo Sacerdote hasta que haya entrado a Su Iglesia hasta el último escogido.

Luego es que Él se levantará del Trono del Padre, tomará el Título de Propiedad, lo abrirá en el Cielo, y hará Su Obra de Reclamo. Y le dará el Título de Propiedad a un hombre, que será Su Ángel, para que se lo coma y profetice sobre muchos pueblos, naciones y lenguas. O sea, predique, profetice, los juicios divinos que han de venir sobre la raza humana, predique las plagas.

([JBP] ¿Dónde era que estaban predicadas las Copas, las Plagas, las Trompetas y todo eso? El reverendo William Branham, allí en el libro de Citas, dice que es en la Carpa).

Es como Moisés: Dios le ordenó a Moisés predicar las plagas. Le decía: “Di que va a venir tal cosa”. Si Moisés no lo decía, no venía. Pero Moisés iba y lo decía, y ocurrían las cosas. ¿Por qué? Porque es la Palabra creadora de Dios en los labios de un hombre; y cuando ese hombre hablaba esa Palabra: se materializaba, porque es la Palabra creadora de Dios.

[JBP] O sea, si es por labios de un hombre que es hablada la Palabra, tiene que ser por un velo de carne. Automáticamente se va ya la idea de que tiene que venir un ser divino a que cumpla esto: que hable y que profetice y que predique; cuando Dios siempre lo hace por medio de un ser humano, lo cual es Su Embajador. Somos Sus socios en Su Programa.

O sea que es el ministerio que Dios estaría levantando, que lo tenía oculto; pero lo tenía preparándolo para esa etapa, que era una etapa que la tenía oculta; y en el momento indicado Él estaría operando ese ministerio, cuando tuviera todos los elementos, y tuviera el tiempo específico para comenzar ese ministerio.

Por obligación tiene que ser en una Carpa; porque todo estaba profetizado y todo estaba siendo señalado que fuera en una Carpa y bajo una Carpa.

Así ministró Moisés: en carpa, ya él sabe cómo hacerlo. Y también en la parte de profetizar y hablar la Palabra, Elías (al igual que Moisés) tenía la Palabra también; o sea, lo que hablaba: Dios lo vindicaba por lo que él hablaba.

Dice [estudio bíblico]:

Si Moisés no lo decía, no venía. Pero Moisés iba y lo decía, y ocurrían las cosas. ¿Por qué? Porque es la Palabra creadora de Dios en los labios de un hombre; y cuando ese hombre hablaba esa Palabra: se materializaba, porque es la Palabra creadora de Dios.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “DIOS OCULTÁNDOSE EN SIMPLICIDAD”4, miren lo que dice aquí…

Este mensaje no es el que predicó en Los Sellos; este fue predicado el 12 de abril de 1963. Dice:

260 Y Jesús mismo dijo: “Si vuestra misma ley ha dicho que vosotros sois dioses” —dioses amateur con el control de la Tierra—. Él dijo: “Si llamaron dioses a aquellos a quienes vino la Palabra de Dios”, los cuales fueron profetas, la Palabra de Dios viene a los profetas. “Y si llamasteis dioses a aquellos, ¿cómo es que me condenáis a mí, cuando digo que soy el Hijo de Dios?”.

261 Ahora, si el poder de los toros y machos cabríos podía infundir un poder en Moisés para salir por la comisión de Dios y levantar la vara, y decir: “Que vengan las moscas”… él tenía la Palabra de Dios y la habló. Y al hacerlo cambió de ser un pensamiento, cambió de ser un pensamiento de Dios. Una palabra es un pensamiento expresado. Entonces cuando Dios lo pensó y lo colocó en la mente de Moisés, y él lo habló, allí se convirtió en palabra. Y Moisés se dio la vuelta y se fue, y quizás no había ni una mosca en todo el país. Y quizás una hora después había por allí una sola mosca verde, volando. Pero dentro de media hora había moscas a cinco kilogramos por cada metro cuadrado. ¿Qué fue? La Palabra creadora de Dios que fue hablada por los labios de un hombre mortal.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Pensamiento de Dios en la mente de Moisés, el cual él habló, y la Palabra creadora hablada. Deuteronomio 18:15».

[JBP] Y al lado escribe: [WSS] «en la mente de Moisés».

[Rev. José B. Pérez] O sea, lo colocó Dios en la mente de Moisés. (Y eso fue lo que buscamos hace poco, donde él dice que la revelación – cómo le vino a él [WMB] “en el pensamiento”5, algo así que él dijo)6. Y eso fue lo que ocurrió allí con Moisés: fue colocado ese pensamiento de Dios en la mente de Moisés, y Moisés lo habló.

Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Como cuando Dios dijo: “Sea la luz”, y fue la luz. ¿Ve? Es lo mismo. Ahora Dios hablando a través de hombres, de profetas. Así ha sido siempre.

([JBP] ¡Y así será! Siempre va a ser así. No puede hacer de otra manera).

Vean, las cosas que Jesús profetizó se han ido cumpliendo cada una en su debido tiempo. ¿Por qué? Porque eso era la Palabra creadora de Dios. Así también profetizará este que se comerá el Título de Propiedad; porque la orden es:

Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes”.

Y luego, en Apocalipsis, capítulo 11, los Dos Olivos están profetizando.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Los Sellos, en la página 364, allí nos dice:

170. Ahora, en el tiempo de la tribulación encontramos a estos dos profetas, quienes tienen el control de todo con la Palabra que Dios les da ([JBP] y él escribe): [WSS] «Moisés y Elías. Ministerios adoptados en el Monte de Sion. Tienen el Título de Propiedad». Solamente podrán hablar a medida que Dios les dé la Palabra ([JBP] ¿Ve?, que es por dirección divina. Y él escribe al lado): [WSS] «hablan a medida Dios le dé la Palabra». Ellos no son Dioses, sino apenas en el sentido superficial, porque aun Jesús dijo eso: “Si fueron llamados Dioses aquellos a quienes vino la Palabra”. A estos, Dios envía Su Palabra, y cuando ellos la hablan, ¡sucede! Y ahora aquí los vemos con una comisión de Dios para herir la Tierra cuando ellos quieran. “¡Ciérrense los cielos!”. Y así sucede. ¿Qué está sucediendo? Dios está a punto de redimir a los 144.000 que están en el Libro de la Redención. Eso está bajo el sello de la redención, en el Sexto Sello. Amigos, eso es. Ese es el Sexto Sello que ha sido tan misterioso.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «El 6to Sello = el Sello de la Redención».

[WSS] «Los 144.000 están en el Libro de la Redención».

[JBP] Y acá escribe:

[WSS] «Apoc. 10:1-11, 7:1-11».

«Adoptados».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «cuando quieran». O sea que ellos hablan cuando quieran; pero, recuerden que es por dirección de Dios.

Por eso dice: [WMB] “Solamente podrán hablar a medida que Dios les dé la Palabra”. Por eso se va a dar tremendo tropezón con esa Piedra no cortada de mano, porque viene como León; ya no como Cordero; porque en esa manifestación en misericordia que tuvo el Hijo del Hombre en nuestro tiempo…

Párrafo 183, página 22, del libro de Citas:

183 – “El Hijo del Hombre está ahora siendo revelado desde el Cielo. ‘¿Vendrá después de un tiempo, hermano Branham?’. Es ahora. Y yo deseo no hacer esto tan personal en esta reunión, espero que su espíritu dentro de usted, que es dado por Dios, pueda leer lo que estoy hablando. El Hijo del Hombre ya ha venido de Su gloria y se está revelando a Sí mismo por los cuantos años pasados a Su Iglesia en Su misericordia; enseñándoles Su gran presencia, haciendo las mismas cosas que Él hizo cuando Él estuvo aquí en la Tierra, revelándose a Sí mismo como Él lo hizo a Abraham antes de la destrucción. Él ha venido ahora en misericordia revelándose a Sí mismo a la Iglesia; se han reído y lo han escarnecido. La siguiente vez que Él se revele a Sí mismo, será en el juicio al mundo y a las naciones que se olvidaron de Dios y pecaron su manera de gracia… Su Día de Gracia, más bien”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Elías y Moisés».

[JBP] Y escribe arriba: [WSS] «Apoc. 19:11-21».

[JBP] Vean cómo todas esas Escrituras es lo mismo: Apocalipsis 10, Apocalipsis 19, Apocalipsis 11, es la Venida del Señor; porque el Señor viene con Sus Ángeles.

Y acá escribe: [WSS] «Ha venido de Su gloria».

[WSS] «Hijo del Hombre. Gracia y juicio».

[Rev. José B. Pérez] Vamos a leer en la página 369 de Los Sellos, para que quede aquí. Dice:

194. Ahora fijémonos en los últimos dos versículos de Apocalipsis 6, o sea, lo que sucederá con los que hicieron mofa y se rieron de la predicación de la Palabra vindicada [WSS] «Elías» del Dios viviente. Esos profetas estarán allí y harán toda clase de milagros, oscurecerán el sol, y todas esas cosas a través de ese tiempo. Luego aquellos clamarán a las piedras y a los montes, que los escondan de la misma Palabra de la cual antes se habían burlado, porque ahora lo podían ver que venía. Decían: “Escondednos de la ira del Cordero”. Él es la Palabra. Ellos se habían burlado de la Palabra y ahora allí estaba la Palabra encarnada. Ellos se habían mofado grandemente de esos profetas, pero ahora había venido la Palabra encarnada [WSS] «En el Ángel de Jesús. Moisés y Elías». ¿POR QUÉ NO SE ARREPINTIERON? No pudieron; ya era demasiado tarde. Y ellos conocían muy bien el castigo que les esperaba; habían oído todo eso. Ellos habían estado en cultos como este…

[JBP] Vean, está hablando de personas que están escuchando la Palabra. Y también se refiere a todos los que se han mofado y se han burlado de la manifestación del Hijo del Hombre, tanto en el cuarto Elías como también en nuestro amado hermano William Soto Santiago, como también en la manifestación final.

[194]. Ellos habían estado en cultos como este y habían escuchado todas esas cosas. Ellos sabían que estaban encarando las mismas cosas que esos profetas habían predicho. Pero lo habían rechazado; despreciaron la misericordia de Dios por última vez.

[JBP] Y él escribe abajo: [WSS] «Elías y Moisés, el que recibe Su Mensaje recibe misericordia».

[JBP] El que no recibe Su Mensaje: no va a recibir misericordia. [WSS] “Tan sencillo como eso”, diría nuestro hermano William estando en su cuerpo físico. Porque como el mensajero y el Mensaje es el mismo, al uno decir: [JBP] “Tan sencillo como eso” (con respeto yo lo digo), lo estaría diciendo él.

Y escribe: [WSS] «misericordia por última vez».

[194]. Y cuando uno desprecia la misericordia, lo único que le queda es el juicio.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «con Elías y Moisés / reclamación».

[Le pasan al Rvdo. José B. Pérez el texto que había solicitado que se buscara, respecto al pensamiento y cómo viene la revelación]:

[JBP] Vamos a ver si esa es la que él aquí había…, porque él escribió, recuerdo que él escribió [WSS] “cómo viene la revelación de los Sellos…”. Sí, aquí, esa era. Dice [Los Sellos] [PÁG. 202]:

54. Dios moró con nosotros en la carne. Él fue la Palabra. Antes de ser una palabra, es un pensamiento; y un pensamiento tiene que ser creado. Bien. Entonces los pensamientos de Dios llegaron a ser creación cuando fueron hablados por la Palabra. Así es cuando Él se presenta a usted como un pensamiento y le es revelado; todavía es un pensamiento hasta que usted lo habla.

55. Por eso sucedió con Moisés que salió a orar y a su derredor estaba esa Columna de Fuego; y Dios dijo: “Ve, alza tu vara hacia el oriente y llama las moscas”. No había ni una mosca. Pero él salió y alzó la vara, y dijo: “Vengan las moscas”. Todavía no había ni una mosca cuando él regresó a su casa. El pensamiento de Dios ya había sido hablado, ya era una palabra; y ahora tenía que cumplirse.

[JBP] Y ahí, miren, si entramos a ese tema…; porque él habla de San Marcos, capítulo 11… él escribe ahí: [WSS] «Pensamiento, palabra, materia».

[JBP] Y escribe: [WSS] «un pensamiento = tiene que ser creado».

[JBP] Y por aquí en el escrito, que fue donde yo lo leí, que él dice: [WSS] “cómo le vino la revelación de los Sellos”, porque él escribió: [WSS] «al pensamiento».

Pero ya conseguimos esa… Ahora yo con calma lo busco (no estábamos para hablar esta parte). Pero miren lo que él dice [Los Sellos]:

56. ¿Ahora entienden mejor lo que dijo Jesús?: “Si dijereis a este monte…” ([JBP] y él escribe): [WSS] «el reino gentil» ([JBP] lo que hablamos en estos días). Él no dijo: “Si yo dijere”. Más bien dijo: “Si dijereis a este monte: pásate a la mar”. ([JBP] Y ahí sigue hablando).

[JBP] Y fíjense, y él escribe: [WSS] «monte = reino».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Los Ángeles y Hollywood».

O sea, todo eso, ese terremoto que va a venir a California, será producido por la Palabra hablada. Y se hablará que ese terremoto sea una realidad en todo ese territorio de California, y sea hundido Los Ángeles, California; y todo eso va a ocurrir; porque es la Palabra creadora, la Palabra hablada (siendo hablada) y las cosas aconteciendo. Puede ser, como dice que: [WMB] “es hablado”, y como dice ahí que [WMB] “Moisés se volteó y todavía no había ni una mosca”, pero ya era la Palabra hablada a través de un profeta; y se tiene que cumplir.

Al igual como el reino de los gentiles, que él dice allí que ese reino de los gentiles será quitado por la Palabra hablada también.

Sigue diciendo donde nos quedamos por aquí [estudio bíblico]:

¿Qué es? Es el ministerio de los Dos Olivos, en el que se come el Libro, el cual está representado en Juan el apóstol: Comiéndose ese Libro, ahí está representando al Ángel del Señor Jesucristo ([JBP] ¿Vieron?), que en el Día Postrero recibirá el Título de Propiedad, el Libro, y se lo comerá; y profetizará los juicios divinos que han de venir sobre la Tierra, los profetizará sobre muchos pueblos, naciones y lenguas.

Y en la página 82 del libro de Citas, párrafo 698, dice:

698 – “Este Ángel trae el siguiente anuncio (y un ángel quiere decir mensajero), y baja del cielo vestido en un Pilar de Luz… nube, con el arco iris sobre su cabeza; y el arco iris es un pacto. Era Cristo con un pie en la tierra y uno en el mar, y juró que el tiempo no sería más”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El próximo Mensaje. Apoc. 10:1-11 / El Ángel = Cristo, el Pilar de Fuego».

[JBP] Ahí pudiéramos hablar tanto de eso: del Pilar de Fuego; porque… ¿dónde fue que lo vio el hermano Branham? En una Gran Carpa Catedral. Y él ahí dibuja una Estrella de David.

Miren el párrafo anterior, el 697, lo que él escribe aquí, dice [Citas]:

697 – “Y los Siete Truenos, aquí mismo en la revelación, aquí de Jesucristo, es algún misterio. ¿No dice la Biblia que esta es la revelación de Jesucristo? Bueno, entonces hay un misterio escondido de ello… ¿Qué es? Los Siete Truenos lo tienen”.

[JBP] Y hace un dibujo de la Estrella de David, y escribe arriba: [WSS] «la 2da Venida en carne».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Por lo tanto, estamos cerca de que llegue ese – de que ese momento, de profetizar sobre muchos pueblos y lenguas ocurra. ([JBP] Ese espacio ahí en blanco que él dejó: [WSS] “Por lo tanto, estamos cerca de que llegue ese – …”, vamos a decir, ahí dejó un espacio en suspensivos). Pero todavía la misericordia está extendida en el Cielo. Todavía hay misericordia en el Cielo, todavía estamos en la Dispensación de la Gracia…

[JBP] Vean, ¿y no decía que estábamos en la Dispensación del Reino ya? Dios ha ocultado tanto y tanto este tiempo, que, si no vigilamos, a muchos se les pasará por encima la simplicidad de cómo Dios está cumpliendo todo en este tiempo; todo lo que hablaron los profetas, todo lo que habló el hermano Branham, todo lo que habló ese poderoso Arcángel (ese Ángel que era diferente a los demás, que comenzó Su ministerio allí en el 1963, y que nos trajo todo este poderoso Mensaje); todo lo que hablaron y lo dejaron en secreto.

Pero ahí estaba todo escondido, de lo que Dios estaría haciendo y cumpliendo en medio de la Iglesia-Novia en este tiempo. Y lo mantuvo así para que ahora no hubiera en medio de la humanidad un montón de impostores (es así; y hay algunos que se han levantado), sino que solamente hay Uno verdadero.

Y no puede haber imitación de esa manifestación final: de la manifestación del Ángel Fuerte de Apocalipsis, capítulo 10, y de esa manifestación de esos ministerios de Moisés y Elías de Apocalipsis 11.

Una: no tendrán los ministerios; y otra: no tendrán el Pilar de Fuego, el Espíritu Santo, que es el que hace la Obra de Reclamo.

[Continúa la lectura del estudio bíblico]:

… todavía estamos en la Dispensación de la Gracia, todavía la Puerta de la Misericordia está abierta.

Pero en San Lucas, capítulo 13, versos 25 al 27, dice que la Puerta va a ser cerrada. Cuando sea cerrada: ya no va a entrar ninguna persona a la Casa de Dios, a la Iglesia del Señor Jesucristo…

[JBP] Y eso se vio por allí por el año 2018 (a finales), cuando él mandó a suspender los bautismos. Ya esa parte… No sabemos si ya desde antecito, ya se estaba entrelazando eso; pero sabemos que la Puerta para entrar y tener esos requisitos para nacer de nuevo, al cortar esos requisitos (que una de las cosas era el bautismo y Santa Cena también; todo eso tiene que ver)… Al eliminar todo eso (no eliminarlo, sino dejar de hacerlo, porque eso ya pertenecía a una dispensación pasada), ya automáticamente ahí la Puerta para entrar a la Dispensación de la Gracia se cerró.

Siempre la Puerta es el velo de carne. Siempre la Puerta es el velo de carne. Para entrar al Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo, la Puerta también es un velo de carne.

Porque para nacer de nuevo y obtener ese cuerpo teofánico de la sexta dimensión, se requería creer en la Primera Venida de Cristo como Cordero de Dios, que es la Puerta. “Yo soy la Puerta”, dijo Cristo. Y para obtener el cuerpo eterno y glorificado, se requiere creer en la Segunda Venida de Cristo como el León de la tribu de Judá, para poder mirar y entrar detrás del velo.

El que no pueda entrar a través de ese velo, no puede entrar al lugar donde están las promesas divinas, donde está la tierra prometida, donde está todo lo que los escogidos de Dios en este tiempo van a recibir; por consiguiente, la Cena de las Bodas del Cordero (recibiremos allí también los galardones); y luego entrar… luego de los tres años y medio regresar a la Tierra y estar en ese glorioso Reino Milenial.

[Continúa la lectura del estudio bíblico]:

Cuando sea cerrada: ya no va a entrar ninguna persona a la Casa de Dios, a la Iglesia del Señor Jesucristo; ya se habrá completado la Iglesia del Señor Jesucristo, y ya estaremos listos para ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] Que Dios nos ayude en este tiempo, a mirar y ver el cumplimiento de este gran misterio de: “EL MISTERIO DE LOS SIETE TRUENOS DE APOCALIPSIS, CAPÍTULO 10”.

Hay una parte aquí (vamos a leerla de una vez, ya que la tenía marcada). En la página 113 del libro de Citas, párrafo 989, dice:

989 – “¡Oh, Iglesia! ¡Despiértense y sacúdanse! ¡Pellízquense la conciencia y despierten en esta hora! ¡Tenemos que entrar en desesperación o pereceremos! ¡Algo viene de parte de Dios! Yo sé que es ASÍ DICE EL SEÑOR. Algo está en camino, por lo tanto, nos conviene desesperar. Es asunto de vida o muerte; y si nos descuidamos, pasará y no lo veremos”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Algo viene. ¿Qué es?».

[JBP] Y al lado escribe: [WSS] «Es el 7mo Sello – la Venida del Señor».

[Rev. José B. Pérez] Y le damos gracias a Dios que nos haya enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero: William Soto Santiago.


1 SPN63-0728 “Cristo es el misterio de Dios revelado”, pág. 31, párrs. 204-209

2 Citas, pág. 25, párr. 208

3 Citas, pág. 12, párr. 96

4 SPN63-0412E “Dios ocultándose en simplicidad”, pág. 35, párrs. 260-261

5 Los Sellos, pág. 202, párr. 54

6 Estudio Bíblico #236, 2022/sept/09 (viernes), pág. 11 del (f), pág. 11 del (T2)

Ir arriba