Actividad del 25 de septiembre de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Bíblico del 25 de septiembre de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Domingo, 25 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #241
DOMINGO, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2022

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín. Que Dios te siga bendiciendo también grandemente, y te siga usando grandemente en la Obra del Señor de este tiempo final, en favor de todos los escogidos de Dios.

Sean todos muy bienvenidos, los que nos visitan por primera vez, de los diferentes países, y también lleven muchos saludos, todos, de la congregación acá de La Gran Carpa Catedral.

El día de ayer partió con el Señor nuestro hermano Samuel Motta Morales; y esta congregación y este servidor se une en el dolor, que sabemos que es pasajero, porque estos cuerpos sienten, padecen y sentimos dolor cuando un familiar se nos va, pero tenemos la esperanza de que lo vamos a volver a ver, muy pronto.

Y Samuel, el día 13 de septiembre estuvimos platicando por teléfono, no recuerdo si él quería hablar conmigo antes (o sea, eso hace ya como diez días o doce días antes de él partir), ya estaba en la casa.

Y mientras estábamos hablando, yo le estaba saludando; y mientras le estaba hablando le dije: “Cuando llegues allá le dices esto y esto y esto, si es que Dios está en los planes de que te vayas; y si vas a estar acá, pues también que Dios te prepare para también recibir la transformación”. Y ayer partió, pero fue con unas buenas nuevas. Yo tuve la oportunidad de grabarlo, porque mientras estaba hablando, yo dije… sentí grabarlo, y grabé esas últimas palabras que le…; ya había como 3 minutos que estaba hablando con él, pero cuando grabé, se grabaron como 5 minutos, y están ahí. Escuchó allí creo que Samy (el hijo), y yo creo que Esther también estaba (Esther, su esposa).

Y ya eso va a ser algo como el hermano Branham habló: de que las sanidades y todo va a ser algo común entre nosotros; así va a ser también con esa dimensión. Va a ser algo de enviar y recibir, porque ya eso está ocurriendo de una manera que está entrando en una manera muy pero que muy sencilla.

Y el pueblo debe estar preparado para, cuando todo eso se abra, encontrarse bien delante de Dios, y nos caigan las bendiciones; porque Dios no puede estar donde hay incredulidad o donde hay pecado. Y eso va a ser algo tan común que llegará el momento en que ya los vamos a estar viendo, y vamos a decir: “¡Fuf!”, y nos transforma. Eso va a ser algo así en ese ambiente que va a haber. Por supuesto, todo eso va a comenzar también ya de lleno cuando comience esa apretura.

El hermano Branham dice… una parte (déjame ver si lo consigo) que él dice que Dios le permitía ir (no sé si lo tenía anotado aquí). Página 131 del libro de Citas, párrafo 1165, dice:

1165 – “162 Y yo estaba pensando, esta noche: ‘Dos manos de los cientos, que quedan’, cuando cantábamos esa canción alrededor del tabernáculo, y nos juntábamos de las manos. ‘Bendecido sea el lazo que une’. He enterrado muchos de ellos aquí mismo, aquí arriba en el cementerio ([JBP] le quedaba cerca de allí, del tabernáculo). Están esperando. Los veré otra vez. Los veo de vez en cuando en una visión, cuando miro más allá del velo; están allí”.

[JBP] Y el hermano William escribe:

[WSS] «El hermano Branham los veía de vez en cuando en el Paraíso».

«En la 6ta dimensión están esperando».

[Rev. José B. Pérez] Recuerden que en el hermano Branham se reflejó todo lo que en este tiempo en toda su plenitud sería manifestado. Y eso va a ser así: vamos a estar viéndolos, y va a llegar el momento en que va a ser tan común verlos, hasta que ya estemos todos juntos en esos 30 o 40 días que vamos a estremecer este mundo.

Que reciban, la familia Motta, consuelo de esta congregación y de este servidor, por la partida de nuestro hermano Samuel Motta, sabiendo que pronto lo vamos a volver a ver.

El tema que tenemos para hoy:

 

TEMA: EL MISTERIO DE LA PALABRA PROFÉTICA
Dr. William Soto Santiago
Miércoles, 24 de septiembre de 1997
David, Chiriquí, Panamá

Escritura: Segunda de Pedro 1:19-21

[Rev. José B. Pérez] Y en Hebreos, capítulo 4, nos dice… verso 9 en adelante dice:

9 Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.

10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

11 Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

EL MISTERIO DE LA PALABRA PROFÉTICA”.

 

DIOS SUPLIRÁ TODO LO QUE OS FALTE
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 27 de septiembre de 2014
Valencia, Carabobo, Venezuela

Todas esas bendiciones van a estar siendo cumplidas en el cumplimiento de esa Gran Carpa Catedral que tendrá la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero, en donde estará escuchando la Voz de Cristo en el Día Postrero, clamando como cuando un león ruge y siete truenos emitiendo sus voces.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Las Edades, en la página 14, nos dice:

44. Note que según Jesús mismo, Quien escribió el Apocalipsis, Él está sentado con el Padre. El Espíritu en Pablo (el cual es el Espíritu de Cristo, porque ese es el Espíritu de Profecía por la cual viene la Palabra), dice que Él está sentado a la diestra de Dios; pero cuando Juan miró, solamente vio a uno sobre el Trono. Y no fue hasta Apocalipsis 5:6-8 (lo cual sigue a Apocalipsis 4:2-3 en sucesión de tiempo) que vemos al Cordero tomando el Libro de Aquel que estaba sentado en el Trono, como indica Apocalipsis 4:2-3 y 9-11. ¿Qué es? Es el misterio de UN DIOS. ÉL (Jesús) salió de Dios, fue manifestado en carne, murió, resucitó y volvió al seno del Padre. Como dijo Juan en el capítulo 1, versículo 18 ([JBP] y él escribe): [WSS] «el Espíritu de la profecía»: “… El unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le declaró”.

45. Era tiempo para que Dios (el Mesías) volviera a llevar Su Novia, y entonces presentarse (hacerse conocido) [WSS] «por Moisés y Elías» a Israel. Así que vemos a Dios viniendo nuevamente para tomar una relación humana con el hombre como el Hijo de David, Rey de reyes y Señor de señores, y como el Novio de la Novia gentil. No son dos Dioses, sino simplemente UN SOLO DIOS manifestando Sus poderosos oficios y títulos trinos.

46. La gente sabía que Él era profeta. Ellos conocían la señal del Mesías, que solamente podía venir a través del profeta.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «León».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Esa será la Voz de Cristo como León; ya no como Cordero sino como León, revelando el misterio del Séptimo Sello, que es el misterio de Su Segunda Venida, para darnos la fe para ser transformados y raptados con Cristo, arrebatados con Cristo, para ir a la Cena de las Bodas del Cordero. Todo eso está en el programa de la Visión de la Carpa. Por eso encontramos que el reverendo William Branham trató de tener esa visión hecha una realidad.

Encontramos también que tuvo en una visión la primera etapa, que fue pescando peces en una laguna; después, para la segunda etapa, era para sacar los peces; y luego la tercera etapa fue más arriba, donde vio una Gran Carpa Catedral. La tercera etapa está ligada a una Gran Carpa Catedral.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje… Aquí colocaron ese mensaje que contiene el extracto de la visita del Ángel al hermano Branham, y colocaron aquí este extracto. Y vamos a leer aquí en la página 74 de este libro. Está en el mensaje “LOS UNGIDOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS”. Dice:

VISIÓN DE LA CARPA EXPLICADA1
Magazín de “La Voz”

Vol. IV, No. 2. Marzo, 1956

Y entonces a mi lado derecho, de atrás, una voz amable y tierna, pero firme, preguntó: “¿No fue dejado nuestro Señor con doce, cuando miles lo dejaron, después que les empezó a enseñar la verdad?”.

Vi una mano que salió frente a mí, de mi lado derecho; y cuando esto sucedió, parecía que yo entraba a una dimensión aún más alta ([JBP] la mano salió de este lado para mostrarle, y él escribe): [WSS] «el Ángel por el lado derecho» ([JBP] Siempre el Ángel está acá, al lado derecho). Ya no podía oír a Meda, mi esposa, allí en ese cuarto. Yo estaba parado junto a un lago hermoso, y yo nunca he visto aguas tan cristalinas en toda mi vida. Cuando empecé en el ministerio hace nueve años, yo había visto una visión, y yo estaba pescando, pero los peces tenían unas enormes manchas blancas y negras, no parecían estar bien. Pero ahora, en esta visión, yo vi en este lago tan claro unas truchas grandísimas y muy bonitas, y el lago era muy grande. Todo alrededor, había centenares de ministros cogiendo peces muy pequeños.

Dije en mi corazón: “Yo soy tan buen pescador como ellos, o aun mejor que ellos”. Yo quería coger los peces grandes y bonitos, y empecé a preparar mi línea y señuelo.

[JBP] Y él escribe arriba:

[WSS] «peces grandes = los escogidos, las vírgenes prudentes y los 144.000. 

Peces pequeños = las vírgenes insensatas».

Entonces de mi lado derecho, de atrás, vino la misma voz del Ángel del Señor ([JBP] y vuelve a escribir): [WSS] «el Ángel del Señor lado derecho» ([JBP] y dibuja una Estrella de David), quien me había hablado desde que era niño, y me dijo: “Yo te enseñaré cómo pescar; pero tienes que guardar silencio, no digas nada acerca de ello”. Yo contesté: “Yo lo haré”.

Él dijo: “Asegura tu señuelo”. Lo hice. Entonces dijo: “Ahora, para coger los peces grandes tienes que salir allá donde está muy hondo el agua”. Yo con toda mi fuerza arrojé la línea y se salió toda. Él dijo: “¡Bien, bien hecho!”. Cuando el señuelo se hundió casi al fondo del agua cristalina, Él dijo: “Ahora, empieza a jalar despacito para atraer la atención de los peces pequeños. Entonces jala más rápido para que los peces pequeños no lo puedan agarrar, y entonces los peces grandes vendrán persiguiéndolo cuando vean que los peces pequeños lo están siguiendo. Recuerda, quédate quieto y no le vayas a decir a nadie nada de esto. Para la Tercera Etapa asegura bien tu línea –¡estás listo para la captura!”. Dije: “Entiendo”.

[JBP] Y escribe: [WSS] «la 3ra Etapa para los peces grandes». O sea, los representados en los 153 peces2.

Todos los ministros vinieron acercándose, diciéndome: “Hermano Branham, nosotros sabemos que usted puede coger los peces grandes” ([JBP] dibuja otra Estrella de David). Dije: “Oh sí, yo sé cómo hacerlo”. Entonces les empecé a explicar el mismo método que me fue dicho por el Ángel del Señor.

Me animé tanto mostrándoles a los ministros cómo pescar, que arranqué el señuelo completamente afuera del agua, sacando a un pez como el tamaño del señuelo. Parecía que la piel del pez estaba estirado bien sobre el señuelo. Pensé: “¡Cómo se lo voy a quitar!”.

El Ángel del Señor vino caminando desde atrás de mí, por mi lado derecho ([JBP] y vuelve y escribe): [WSS] «el Ángel por el lado derecho», y vino directamente frente a mí —el mismo que siempre he visto— un hombre alto, fuerte, como el tamaño de un hombre de 100 kilos, brazos gruesos, vestido con un manto blanco, descalzo, cabello oscuro. Y me miró directamente a la cara, y me dijo: “¡Exactamente lo que te dije que no hicieras, eso hiciste!”. Pensé: “¡Este es el fin para mí!”.

Él dijo: “La primera vez que te dije que halaras despacito y te quedaras en silencio acerca de ello, fue cuando te di a entender las enfermedades de la gente, cuando ellos ponían sus manos sobre las tuyas. Tu segunda etapa, cuando te dije que halaras más rápido y que te quedaras quieto acerca de ello, fue cuando te di visiones para saber los secretos de los corazones de la gente, y como tú predecías lo que te dije, yo hice exactamente lo que te dije. En vez de quedarte en silencio acerca de estas cosas, te subiste a la plataforma e hiciste una exposición pública de estos dones divinos. Mira lo que has causado: ¡una multitud de personificaciones carnales!”. ([JBP] Y él escribe al lado, bien grande): [WSS] «CUIDADO».

Empecé a llorar turbulentamente. Dije: “¡Señor, estoy avergonzado de que hice eso!”. La línea estaba toda acumulada alrededor de mis pies ([JBP] ahí le había dado el jalón, y estaba toda ‘embollada’). Tenía el señuelo en mi mano, y estaba llorando; empecé a estirar la línea a través de mis dientes ([JBP] como para uno desenredarla) con el fin de enderezarla. Entonces Él me miró con firmeza, y dijo: “¡No vayas a enredar tu línea en tiempos como estos!”. Dije: “¡Haré un gran esfuerzo por no enredarlo de nuevo, buen Señor!”.

Entonces parecía que yo entraba a una dimensión aún más alta. La línea de pescar que tenía en mis manos se convirtió en un cordón de zapato como de media pulgada de diámetro. Yo estaba sosteniendo un zapato de niño que tenía agujeros para el cordón como de un octavo de pulgada de diámetro, yo estaba tratando de meter este cordón de media pulgada en un agujero de una octava de pulgada, y había quebrado muchos de los hilos del cordón.

Y el Ángel del Señor todavía estaba en frente de mí, y me preguntó firmemente, pero también cariñosamente: “¿Qué estás tratando de hacer?” ([JBP] y él escribe): [WSS] «el Ángel del Señor». Le contesté: “Estoy tratando de meter este cordón en este zapato”. Él dijo: “Tienes el cordón al revés” ([JBP] y él hace un dibujo ahí del cordón en la Edad de Laodicea, y también en la Piedra Angular, y ahí está en la forma correcta. Luego lo van a ver). Me fijé, y en el otro cabo del cordón me di cuenta que estaba reducido y que estaba atado con una punta de metal que muy fácilmente entraría en el agujero. Dije: “Oh, Señor, perdóname, yo no me había dado cuenta que estaba usando el cabo equivocado”. Él dijo: “¡No puedes enseñarles a los niños cosas sobrenaturales sin causar comparaciones carnales!”.

([JBP] Y dibuja las edades, y arriba la Piedra Angular; y hace una flecha hacia la Piedra Angular).

Luego sentí que entré a una dimensión aún más alta. Yo estaba parado en el aire bajo la carpa más grande que he visto en toda mi vida. Yo estaba arriba de la gente con la plataforma debajo de mí. Acababa de predicar y había hecho la invitación.

[Rev. José B. Pérez] Recuerden que ahí él se está reflejando en eso; donde nos escribe el hermano William acá… En el párrafo 211 de la página 25 del libro de Citas, una parte dice:

211 – “Un simpático hombre de habla suave salió a la plataforma, y dijo: ‘Ahora formen una línea de oración mientras el hermano Branham se alista’”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Elías reflejándose».

[“VISIÓN DE LA CARPA”]:

Había centenares por centenares de gentes con sus manos alzadas en el aire, llorando. Yo estaba tratando de hacer que mis pies bajaran a donde estaba la gente, pero permanecí en el aire ([JBP] y escribe él ahí): [WSS] «en otra dimensión estaba». Un hombre de apariencia agradable…

[JBP] Vean, todo eso está ocurriendo aun el Ángel y el hermano Branham estando en esa dimensión, mirando hacia acá; pero ya estaba ocurriendo todo.

Un hombre de apariencia agradable y de buen corazón salió ante la gente, y dijo: “Queridos amigos, mientras nuestro hermano Branham está reposando por un momento de esta invitación tan maravillosa, formaremos una línea de oración aquí a la derecha”. Se formó una línea de oración, todo alrededor del interior de la carpa, afuera en la calle, y a lo largo de la calle, hasta donde yo ya no podía ver.

Adentro de la Carpa, vi una lona estirada a una altura de unos cuatro pies, con una puerta en esta cerca de lona. Adentro de esta cerca vi un pequeño cuarto cuadrado de madera. Una dama estaba a la puerta de la cerca de lona tomando el nombre y la tarjeta de oración de una dama que estaba acostada en una camilla de ruedas. Detrás de la camilla estaba un hombre con muletas, y la dama tomó su nombre y tarjeta también. Salió un hombre fuerte y empujó a la dama en la camilla por la puerta en la cerca de lona, y por medio de una puerta entró en este cuarto pequeño de madera.

Yo oí el sonido silbante [WSS] «sonido silbante», el sonido conocido producido por la Luz que acompaña mi ministerio, y vi que se fue de mí al cuartito. El Ángel del Señor todavía estaba junto a mí allí en el aire. Él me dijo: “¡Te encontraré allí!”. Vi que Su mano señalaba al cuartito. Él siguió: “¡Esta es la Tercera Etapa!”. Dije: “Yo no entiendo esto”. Él respondió: “¡Allí adentro, te encontraré!”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «es el ministerio del Señor en Su 2da Venida».

Yo me fijé y vi a la damita enferma saliendo por una puerta al otro lado del cuartito. No estaba sobre la camilla, sino que la estaba empujando. Allí estaba una dama para tomar su testimonio en una grabadora y le preguntó qué había sucedido en el cuartito. Ella contestó: “¡Yo no sé!” ([JBP] y él escribe ahí bien chiquito, bien pequeño): [WSS] «otro idioma». Entonces salió el hombre cargando sus muletas. La dama le preguntó qué había pasado en el cuartito, y él le contestó: “Yo no sé”.

El Ángel del Señor dijo: “Esto no será un espectáculo público. ¿No está escrito en la Escritura las palabras de nuestro Señor: ‘Cuando ores, entra en tu cámara, y cerrada tu puerta ora a tu Padre que está en secreto [WSS] «el Cielo» ([JBP] o sea, en el Cielo); y tu Padre que ve en secreto te recompensará en público’? No seas como los hipócritas, que hacen su espectáculo público de las cosas, pero entra en tu cámara secreta”. Entonces el Ángel del Señor y yo descendimos al cuarto pequeño. ¡Lo que Él me dijo allí, tendré que guardar como secreto el resto de mi vida!

[JBP] Y él escribe: [WSS] «LA CARPA y el 5to Elías, 2do Moisés y 2do Jesús».

[JBP] Y ahí está el misterio de la Tercera Etapa.

Sigue en la página 2 [estudio bíblico]:

Encontramos también que las tres etapas fueron mostradas primero en pajaritos pequeños, luego más adelante en unas palomas, y luego más adelante en siete ángeles que le aparecieron al reverendo William Branham; y los ángeles estaban volando de oeste a este.

Porque así es el Programa Divino; porque será en el oeste la visita de Cristo a Su Iglesia; y de ahí, rumbo al este, a Israel. Tan sencillo como eso. Así será el Mensaje de Gran Voz de Trompeta o Trompeta Final.

[Rev. José B. Pérez] En la página 43 de este libro de Las Edades, dice:

22. Juan estaba en el Espíritu, y estando así, él vio el grande y maravilloso Día del Señor Jesús y todo Su santo poder [WSS] «Día del Señor». El futuro estaba a punto de desenvolverse porque Dios le iba a enseñar. Juan no dijo que era trompeta. Fue como una trompeta. Ahora, cuando una trompeta suena, tiene algo de urgencia en su sonido. Era como el heraldo, el mensajero del rey, viniendo al pueblo. Él suena una trompeta. Es un llamado urgente. La gente se junta a escuchar (Israel siempre fue juntado por medio del sonido de la trompeta). Algo importante está a la mano. Escúchelo. Así que esta voz tenía la urgencia como de trompeta. Era clara y fuerte, alarmante y despertadora. ¡Oh! que nosotros oigamos la voz de Dios como una trompeta en este día, porque es la ‘Trompeta del Evangelio’ sonando la ‘Palabra de Profecía’ para anunciarnos y prepararnos para lo que viene sobre la Tierra.

[JBP] Escribe: [WSS] «Trompeta».

Y arriba: [WSS] «el mensajero del Rey suena la Trompeta».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

(…) Si la Visión de la Carpa era para ser cumplida en el día que vivió el reverendo William Branham, tenía que ser bajo la dirección, liderazgo del reverendo William Branham, y los creyentes que estaban recibiendo el Mensaje que Dios estaba hablando a través de él; porque en él estaba la Espada del Rey, que es la Tercera Etapa; pero ya él se fue.

Si conseguimos a quién le fue dada la Espada del Rey, o fue traspasada del reverendo William Branham a otra persona del cual dijo [Los Sellos, pág. 479]: “… concede…”.

[188]. Luego, cuando me llegue el tiempo de descanso, cuando llegue allá al río y me lleguen las olas, oh Dios, concede que pueda entregar esta Espada a otro que sea honrado y que lleve la verdad”.

Si conseguimos a esa persona a la cual la Espada del Rey, el Mensaje, la Palabra de Dios creadora que estaba en el reverendo William Branham, y encontramos a quién Dios la pasó; estaremos trabajando con él para el cumplimiento de la Visión de la Carpa y el cumplimiento de la Tercera Etapa.

[Rev. José B. Pérez] Y miren lo que dice acá. Ayer leímos lo que él escribió en uno de los libros de Los Sellos; y en este otro, en esa partecita allí, donde dice: [WMB] “… concede que pueda entregar esta Espada a otro que sea honrado y que lleve la verdad”, él dibuja una Estrella de David y escribe:

[WSS] «la Palabra, la Espada, entregarla a otro. Al 5to Elías y 2do Moisés».

«Apocalipsis 11:3. San Mateo 24:31».

[Continúa la lectura del estudio bíblico]:

Y lo que faltó de la revelación de los Siete Sellos, que fue la revelación del Séptimo Sello, vendrá a través del cual tenga la Espada del Rey. Porque vendrá por medio de la Espada del Rey la Palabra creadora de Dios, esa revelación.

Y eso será los Siete Truenos hablando, Cristo hablando como cuando ruge un león y siete truenos emitiendo sus voces. O sea, que ya estará como León, como Rey; y por consiguiente con un Nombre que ninguno conocerá sino Él mismo, el cual estará escrito en Su vestidura, y será: Rey de reyes y Señor de señores. Pero recuerden que “rey” no es nombre propio, es un título.

([JBP] Esto lo leímos también ayer. Dice):

 

SI NO COMÉIS LA CARNE DEL HIJO DEL HOMBRE, Y BEBÉIS SU SANGRE, NO TENÉIS VIDA EN VOSOTROS
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 22 de noviembre de 2014
Cali, Valle del Cauca, Colombia

Y esa Tercera Etapa ¿dónde va a cumplirse? En una Gran Carpa Catedral.

Si fuera para el tiempo de San Pablo, el hermano Branham tenía que ir al tiempo de San Pablo para estar allí, como invitado de honor de San Pablo.

Vamos a leer en otro lugar. Página 479, al final dice ([JBP] y fue la Escritura que leímos, parte) [Los Sellos]:

[188]. Santifícanos en Tu Palabra. Concédelo, Señor. Luego, Señor, ruego que me ayudes. Estoy comenzando a decaer. Sé que mis días sobre esta Tierra ya no pueden ser muchos. Ruego que me ayudes y me concedas ser sincero, honesto y verdadero para que así pueda llevar el Mensaje hasta donde me es ordenado llevarlo. Luego, cuando me llegue el tiempo de descanso, cuando llegue allá al río y me lleguen las olas, oh Dios, concede que pueda entregar esta Espada a otro que sea honrado y que lleve la verdad ([JBP] Allá, en ese otro libro, escribió): [WSS] «Moisés y Elías / el Ángel de Jesús». Concédelo, Señor. Mientras llega ese momento, ayúdame a ser fuerte, sano y valeroso. Ayuda a mi iglesia. Bendícenos aquí juntos”.

Ahora, la Espada él dice que la va a entregar a otro; la va a entregar a otro, así como pasó de San Pablo al segundo mensajero, del segundo mensajero al tercero, del tercero al cuarto, del cuarto al quinto, del quinto al sexto, del sexto al séptimo; y del séptimo pasará al que le toque la labor del trabajo que está relacionado a la construcción y función de La Gran Carpa Catedral; ahí estará la Espada del Rey, la Palabra; y por consiguiente ahí estará el Espíritu Santo. Y la Espada del Espíritu ¿es qué? La Palabra, porque la Espada del Espíritu es la Palabra de Dios.

Por eso por la Palabra es que ocurrirán las cosas que están prometidas, las cuales vimos reflejadas, manifestadas, en el reverendo William Branham temporalmente; que habló la Palabra y las cosas acontecerían.

 

EL EVANGELIO REGRESARÁ A LOS JUDÍOS
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 14 de septiembre de 2014
Cali, Valle del Cauca, Colombia

Por eso en Apocalipsis, capítulo 19, dice que tiene un Nombre que nadie conoce sino Él mismo, el cual es el Verbo de Dios. O sea, que será la Venida de Cristo, del Verbo, en el Día Postrero, con un Nombre Nuevo.

Pero eso, siendo un misterio que todavía no debe ser conocido por el cristianismo y por el pueblo hebreo, lo dejamos quietecito hasta que se complete la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero; y cuando esté plenamente manifestada la Tercera Etapa en el cumplimiento de la Visión de la Carpa, ahí los Truenos estarán emitiendo sus voces; y lo que contienen las voces de Cristo (el León de la tribu de Judá clamando como cuando un león ruge, y siete truenos emitiendo Sus voces), es el misterio del Séptimo Sello, el misterio de Su Segunda Venida de Cristo.

En la Primera Venida de Cristo no lo recibieron en Israel; en Su Segunda Venida lo recibirán. O sea que tendrían que esperar dos mil años para recibir al Mesías, al Ángel del Pacto, al Ángel de Dios que le dio a Moisés la Ley, los diez mandamientos, y leyes y estatutos para Israel.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Las Edades, página 59, dice [PÁG. 60]:

73. Aquel día viene muy pronto. La higuera ha brotado. Los israelitas están esperando al Mesías. Ellos lo están esperando y sus esperanzas casi están a punto de cumplirse. Israel será renacida espiritualmente, porque su Luz [WSS] «Moisés» y su Vida [WSS] «y Elías» están a punto de revelarse a ella.

[Rev. José B. Pérez] O sea que es a través de esos ministerios. Así como el Evangelio vino a los gentiles, representado en Pedro y Pablo, el Evangelio regresará a los judíos bajo los ministerios de Moisés y de Elías.

Hoy es el Año Nuevo, Rosh Hashaná, de Israel; debe estar ya entrelazándose3, porque la diferencia de hora… Es el cambio de año 5783 (creo que es el año), en donde ellos están hoy, a la caída de… en la tarde, cuando sale ya la primera estrella que se ve, ahí ya entra ese nuevo año Rosh Hashaná.

Y nos dice en este libro “LA RELIGIÓN DE ISRAEL”, él escribe allí… (Tengo este otro, porque este me ayuda para la… donde aquí está [que] casi no se nota, aquí con este puedo… lo tengo ahí para ver si tengo algo que no entienda acá, porque está un poco usadito).

Miren lo que dice aquí y el hermano William escribe…:

Rosh Ha-Shaná. Año Nuevo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «las Trompetas».

El Año Nuevo israelita, el 1.º de Tishri, es el día augusto ([JBP] y él escribe): [WSS] «grande» y terrible en que, de acuerdo con nuestras tradiciones, Dios juzga a los hombres y fija sus destinos de acuerdo con sus obras.

La Santa Escritura, que indica la causa y el objeto de todas las demás fiestas, dice del primero de Tishri solamente: “Que ese día sea para vosotros de reposo, una conmemoración de trompetas (teruá) y una santa convocación” (Levítico XXIII, 24). Ese silencio acerca de esa fiesta tan solemnemente anunciada es uno de los indicios más graves en favor de la tradición.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Bajo el 7mo Sello. Silencio. Apoc 8:1, 11:1-7, 11:15-18, 6:12-16».

La opinión de algunos escritores, según la cual el séptimo mes debía tener su importancia, como el séptimo día y el séptimo año, no basta para explicar y motivar esa gran solemnidad ([JBP] y él escribe): [WSS] «al final de las 7 edades», esa santa convocación ([JBP] y aquí escribe): [WSS] «Mateo 24:31», tanto menos cuanto que el reposo agrícola del séptimo año no se celebraba con una fiesta al igual del primer día del séptimo mes. En todo caso, no podría haber en eso más que una analogía sin causa real. El séptimo día (sábado) es de reposo para el hombre, el séptimo año (shemitá) es de reposo para la tierra ([JBP] Y él escribe): [WSS] «el 7mo milenio es de reposo para el planeta»; el quincuagésimo año ([JBP] y escribe): [WSS] «Año 50» —siete veces siete— (yobel), es de reposo para el esclavo que recobra su libertad, y de devolución del campo venido, que vuelve a su antiguo propietario. El quincuagésimo día, siete semanas después del 16 de Nisán, es la fiesta de las Primicias. ¿Pero qué recuerdo evoca, qué idea representa el aniversario del séptimo mes, si no es el recuerdo y la idea del juicio de Dios, revelados por la tradición?

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «El Día del juicio divino».

«Apocalipsis 11:15-18, 6:12-17».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en la página 5 [estudio bíblico]:

Pero todo estaba en el Programa Divino. Jesús tenía que venir y morir en la Cruz del Calvario llevando nuestros pecados, para que el Reino del Mesías sea un Reino con vida eterna.

 

DIOS PROVEYENDO LO QUE FALTA PARA LA CULMINACIÓN DE SU OBRA FINAL
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 7 de septiembre de 2014
San Salvador, El Salvador

El reverendo William Branham dijo también de la Visión que tuvo de esa Gran Carpa Catedral, la manifestación gloriosa de Cristo, esa manifestación en toda Su plenitud donde llevó a cabo cosas que fueron hechas cuando él estuvo en la Tierra. Habrá sanidades, milagros y todas estas cosas; y, sobre todo, la predicación de la Palabra del Señor para el Día Postrero, que dará la fe para ser transformados a los creyentes en Cristo y ser llevados a la Cena de las Bodas del Cordero.

[JBP] ¿Qué habría en el cumplimiento de la visión, de esa visión? Predicación.

[Rev. José B. Pérez] En el párrafo 1376 de la página 154 del libro de Citas, dice:

1376 – “La Primera Etapa: sanidad; Segunda Etapa: profecía; Tercera Etapa: el abrir de la Palabra, los misterios revelados. No más, no hay orden más alta para revelar la Palabra que los profetas. Pero la única manera en que el profeta puede ser vindicado es por la Palabra. Y recuerden que la Tercera Etapa fue el abrir de estos Siete Sellos para revelar la Verdad escondida que ha sido sellada en la Palabra”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «3ra Etapa = los Sellos».

«3ra Etapa = abrir la Palabra = por profeta».

[JBP] Y también en el párrafo 1380, dice [Citas]:

1380 – “¿Qué es esa atracción allí arriba en el cerro? Es Dios haciendo historia y Dios cumpliendo profecía. Eso siempre causa una atracción. Hace subir todos los críticos, los buitres (del Mensaje de esta mañana) y las águilas también. Todos ellos se juntan para hallar lo que está aconteciendo. Algunos por curiosidad, algunos otros vienen para encontrar faltas, pero otros vienen a criticar. Hay todos tipos que se han juntado…”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La atracción es porque: Dios haciendo historia y cumpliendo la profecía».

[Rev. José B. Pérez] Esa es la atracción arriba en el Cerro; y ahí se juntan de todo tipo, ahí hay de todo. Pero en este tiempo esa es la labor de los Ángeles segadores: separarlos.

Sigue diciendo [estudio bíblico]:

Eso será lo que nos dará la fe para nuestra transformación: lo que estará sucediendo y hablando Cristo por medio de Su Espíritu a Su Iglesia, en el cumplimiento de la Visión de La Gran Carpa Catedral.

Por lo tanto, deseamos que Dios nos provea lo que falta para esa gran culminación; y que pronto se concluyan todos los trabajos físicos que hay que hacer, lo que corresponde a la parte física que la Iglesia tiene que llevar a cabo, para que venga la culminación final de parte de Cristo en medio de Su Iglesia.

Lo que Dios nos dará, nos hablará, será lo que habló a Juan el apóstol en Apocalipsis, capítulo 10, cuando descendió del Cielo envuelto en una nube y el arco iris sobre Su cabeza, y en Su mano derecha un Librito abierto, que es Libro que había estado sellado con siete sellos, y clamó como cuando un león ruge.

¿Por qué clamó como león? Porque ya para ese tiempo no será como Cordero, ya no estará como Sumo Sacerdote, sino como León, como Rey de reyes y Señor de señores.

Y lo que nos estará hablando ahí será el misterio de Su Segunda Venida, que nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] En la página 65 de este mensaje “LOS UNGIDOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS”4, dice nuestro hermano Branham:

[259] “De la manera que Jannes y Jambres resistieron a Moisés”, la Palabra ungida de la hora, “así también estos hombres”, no hombre, “hombres”, ungidos, “resisten a la Verdad”.

260 En el mismo día en que el Hijo del Hombre es revelado — Apocalipsis 10:1 al 7 (léanlo en la casa) — “el Mensaje del séptimo ángel, abriendo los Sellos”. ¿Qué es? El ángel no es el Hijo del Hombre; pero el mensajero está revelando al Hijo del Hombre. ¿Ahora lo pueden separar? Allí es donde parece ser tan difícil para ustedes. No es el Hijo del Hombre mismo, sino que el séptimo ángel, el séptimo mensajero, está revelando al público el Hijo del Hombre, porque la Vida ha dejado el forro.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Los falsos».

«Janes y Jambres = incrédulos y manufacturados».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «El Hijo del Hombre revelado en Su Ángel».

[260] No lo pueden organizar. Es el Grano mismo de nuevo.

“Y en ese día, Jannes y Jambres resistirán”, ungidos (creyentes manufacturados e incrédulos: la iglesia formal y los pentecostales), estarán opuestos al Grano verdadero, “pero déjenlos, su insensatez será hecha manifiesta, como fue también con aquellos”. ¿Ahora entienden?

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Los pentecostales estarán en contra de la Novia».

261 Apocalipsis 10 dice: “En los días de la voz del séptimo ángel”. Ahora recuerden, séptima Edad de la Iglesia, Laodicea. “La voz de aquel ángel”, cuando esa edad de la Iglesia se haya denominado y llegado a ser una edad de la Iglesia, cuando ya está en su organización pentecostal; cuando el mensajero a esa…

¿Qué fue cada mensajero? ¿Qué fue Martín Lutero? Una reprensión a los católicos. ¿Qué fue Wesley? Una reprensión a aquellos luteranos. ¿Qué fue pentecostal? Una reprensión a los demás. Ahora, ¿a dónde se ha ido la Vida? Lejos de una organización. Ya no es forro, es Grano. ¿Qué es? Una reprensión a los pentecostales (¿ven?), para cumplir la Escritura de esta hora. ¿Entienden?

[JBP] Él hace un dibujito de la pirámide con la brecha, y dos flechas: hacia la brecha y la Piedra Angular.

262 Noten, en el mismo día cuando este mensajero… no cuando principia, sino cuando empieza a declarar su Mensaje. ¿Ven? La Primera Etapa, sanidad; Segunda Etapa, profetizando; Tercera Etapa, ¡la apertura de la Palabra, la revelación de los misterios! No hay oficio más elevado para revelar la Palabra que profetas. Pero la única manera en que el profeta puede ser vindicado es por medio de la Palabra. ¡Recuerden que la Tercera Etapa fue la apertura de aquellos Siete Sellos, para revelar la Verdad escondida que ha estado sellada en la Palabra!

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La 3ra Etapa. La apertura de la Palabra».

[JBP] Y abajo: [WSS] «Profeta: para revelar la Palabra».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en la página 7 [estudio bíblico]:

Por esa causa fue que a Juan no le fue permitido escribir lo que los Truenos hablaron, porque el contenido de los Truenos es el contenido del Séptimo Sello de Apocalipsis, capítulo 8, verso 1; el cual, cuando fue abierto en el Cielo hubo silencio, nada se movió, silencio por completo para que nadie supiese – nadie supiera el contenido del Séptimo Sello; nadie conociera el misterio de la Segunda Venida de Cristo, para que no pudieran imitarlo; porque siempre surgen imitadores que tratan de obstruir el Programa Divino; y algunos, pensando que lo están haciendo bien, están siendo instrumentos del enemigo y están estorbando el Programa Divino.

Recuerden, en el tiempo de Moisés se levantaron también opositores al Programa Divino; en el tiempo de Jesús también, en el tiempo de los apóstoles también; también en el tiempo de los profetas hubo opositores a los profetas y a la Palabra de Dios que ellos hablaban.

Siempre habrá esa lucha. Y si el enemigo no sabe lo que Dios va a hacer, entonces no puede imitar; porque una imitación es algo… una copia del original, pero no es el original.

Es que Dios quiere que Su Iglesia sea la que conozca ese misterio cuando le sea revelado bajo el Séptimo Sello ([JBP] Vean, es para la Iglesia-Novia; no es para más ningún otro grupo; porque ese misterio es lo que nos dará la Fe de Rapto), cuando le sea revelado bajo el capítulo 10, 8 y 10 de Apocalipsis; o sea, la Voz de Cristo revelando ese misterio, hablando en forma consecutiva en Su Iglesia en este tiempo final, en la etapa de oro de la Iglesia, la etapa de Piedra Angular.


1 Citas, págs. 12-13, párrs. 97-98 / Compendio de extractos “La introducción de la Segunda Venida de Cristo a Su Iglesia”, pág. 306 / https://digitalshowcase.oru.edu/voice/38/

2 San Juan 21:11

3 En ese preciso momento en que se mencionó, estaba iniciando el año nuevo judío en Jerusalén, Israel –Editor

4 SPN65-0725M “Los Ungidos en el tiempo del fin”, pág. 59, párrs. 259-262

Traducciones

Ir arriba