Actividad del 29 de mayo de 2022

Reproducir vídeo

Estudio Bíblico del 29 de mayo de 2022

Rev. José Benjamín Pérez
Domingo, 29 de mayo de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO #207
DOMINGO, 29 DE MAYO DE 2022

PARTE 1

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, Félix, que Dios te bendiga grandemente, y que Dios reciba estas alabanzas como un perfume suave ante Su presencia; y así estar preparados para recibir todo lo que hemos venido a buscar en esta ocasión, en este lugar, y es la bendición de Dios, la cual contiene este Mensaje que nos ha traído en este tiempo final el Ángel del Señor Jesucristo: William Soto Santiago; por lo cual estamos muy agradecidos a Él, que lo haya enviado en medio nuestro con el Mensaje que prepara a la Iglesia-Novia para pronto ser transformados, pronto ser raptados. Esa es la parte final del Mensaje que ha traído este Ángel Mensajero; culminar esa labor es transformarnos, y eso está muy pero que muy cerca. Así que le damos un fuerte aplauso a nuestro Padre celestial, que lo haya enviado en medio nuestro.

Este próximo fin de semana tendremos la reunión, este próximo sábado, la tendremos aquí en este lugar; desde las 8:00 ya arrancamos ahí con la oración y algunos cantos, y ahí comenzaremos la plática que tenemos siempre el sábado, que hemos estado teniendo en estos últimos meses, para seguir escudriñando y preparándonos; lo cual, esa preparación, viene de la Palabra.

Es el Mensaje que nos ha traído el Ángel del Señor. Con el Mensaje que trajo Moisés, fue el Mensaje que usó Josué para entrarlos a la tierra prometida; o sea, la base, el arma más poderosa que tenía allí ese militar, era la Palabra, la que dejó Moisés. Y la Palabra que nos ha dejado en este tiempo nuestro Moisés, nuestro mensajero dispensacional, es la Palabra, esa es el arma más poderosa que él nos ha dejado, para con esa Palabra todos entrar a la tierra prometida del nuevo cuerpo, a la tierra prometida del glorioso Reino Milenial. Así que estaremos platicando en ese día algunos temas que tendremos para esa ocasión.

Sean todos muy bienvenidos. Los que hayan venido por primera vez en esta ocasión, sean también bienvenidos, y salgan de aquí con la bendición del Señor.

Bien, en esta mañana tenemos un video que preparamos, cortito, un resumen, de los trabajos que hemos estado realizando.

[Presentación del video]:

Bendecimos el Nombre de nuestro Padre celestial en esta ocasión, hoy, miércoles, 25 de mayo de este año 2022, y estamos agradecidos a nuestro Padre celestial que nos haya enviado a Su Ángel Mensajero William Soto Santiago.

Agradecemos también al misionero Miguel Bermúdez Marín, todo lo que ha estado haciendo en favor de la Iglesia del Señor de este tiempo final; en favor tanto del crecimiento del Programa Divino correspondiente a este tiempo, a los hermanos – a los ministros y a los hermanos, confirmándolos en la fe en todos estos viajes que él está llevando a cabo, como también el respaldo que le ha estado dando él, junto con todos los ministros y hermanos, a este gran proyecto de La Gran Carpa Catedral.

Estamos acá en la parte de afuera, de la entrada, que será la principal de este proyecto tan hermoso. Sabemos, y estamos conscientes ya, de que La Gran Carpa Catedral está terminada.

O sea, todo lo que es el área del edificio, las estructuras de los baños, los audios, los videos, todo lo que es el sistema de sonido y de video; también en los estacionamientos, como pueden ustedes ver, han visto, pues las reuniones las hemos estado teniendo allí; y así también ha sido de ayuda para cualquier detalle, los hemos estado ajustando, ya que los equipos van cambiando, cada año pues hay algo nuevo (muchas veces mensualmente cambian los sistemas); pero los equipos pues que son más… vamos a decir, que duran más, pues ya se tardan en cambiar la tecnología seis meses, quizás un año; y hemos estado actualizando todo eso también. O sea que ha venido bien el habernos estado reuniendo ya durante estos años pasados.

En la parte de afuera, como ya les dije, la parte del estacionamiento está terminada. Falta todavía un área que se va a preparar para eso, porque como el William me decía: [WSS] “Eso se te va a hacer pequeño; o sea, todo lo que tengas… todo lo que tengas se te va a hacer pequeño”. Al igual como nos hablaba de los alfolíes, que los alfolíes en toda la América Latina, dondequiera que este Mensaje ha llegado y ha juntado a los escogidos, él decía: [WSS] “Todos esos auditorios se van a quedar pequeños”. El hermano Miguel lo ha repetido varias veces: que todos los alfolíes se van a llenar.

Así que en el área del estacionamiento, aunque ustedes pueden ver un área que está ya rotulada, con los estacionamientos, todavía hay terreno que se va a preparar para eso, junto con unas carreteras que todavía no han estado marcadas donde van, pero ya están en proceso de eso, para pronto tenerlas también (esas carreteras) listas, con su pavimento, su cemento vertido.

También en el área del helipuerto, que es un área donde ya se designó para eso (lo han visto en algunos videos), falta todavía la conexión del helipuerto hacia la carretera, una de las carreteras que pasa por el frente; y ya esto también está en proceso para realizarse. Pero nos mudamos hacia la parte de acá de afuera, que es el frente, la entrada principal, en donde se ha estado construyendo la caseta de guardia, se preparó lo que es la parte del islote del centro.

Falta todavía la parte de la losa, unas losas gruesas que van encima (acá le dicen adoquines, no sé cómo le dicen allá en la América Latina), esa área de ahí, falta solamente esa parte. Las columnas se prepararon, que soportan el techo, que es de metal, y encima fue colocada lona, la cual es igual a la lona que usamos en La Gran Carpa Catedral (va con la misma, vamos a decir, la misma línea de techo).

Y también, en la parte ya de afuera, que es la parte donde va a conectarse con la carretera principal, tenemos una muralla o muro al lado derecho, uno al lado izquierdo. Ella pues se fabricó con columnas en cada 20-22 pies; tienen – en el centro las une un muro y lleva luces también; o sea, para que más o menos tengan una idea de cómo va a ir quedando. Van las pinturas correspondientes, los colores correspondientes, a esta muralla también.

Se preparó en los dos lados. En un lado pues está conectado hacia la entrada donde estamos usándola, y la otra se va a conectar luego (porque eso se continúa) toda la recta de la carretera número 1. Lo dejamos hasta cierto sitio, para luego continuar, porque queremos ya terminar las áreas que faltan aquí; y lo que es la acera, que es lo que se está bregando también en estos días, o trabajando en estos días, que es las aceras correspondientes en la parte de afuera de la muralla, que conecta a un portón peatonal; para de ahí, la persona que venga a pie, pues entra por esos portones peatonales, o salga. Va a haber también portones para vehículos, uno de entrada y uno de salida; ya esos están fabricados también.

En todo esto, pues también siempre el hermano William nos recomendaba la parte de tener agua almacenada; pues se está preparando también otra área, donde va a soportar unos tanques que también adquirimos. Vamos a conseguir más también; porque va a haber un tiempo difícil, en donde ese recurso natural va a ser vital; y estamos, pues, con anterioridad, preparándonos para cuando llegue ese momento; pues la Carpa, el auditorio de La Gran Carpa, pueda sustentarse sola en cuanto a esa parte, por si el agua escasea.

Recuerden que hay muchos edificios de baños, y lo más que se usa en los baños es el agua; pues una de las cosas que estamos trabajando es eso; y también más tanques vamos a estar consiguiendo, más cisternas para almacenar el agua.

Así que también eso es bueno, lo hemos dicho en algunas actividades, que eso es bueno también, que en los lugares también hagan eso: tengan… eso el hermano William lo viene diciendo desde el setenta y pico: almacenar agua, tener alimentos también, por lo que va a venir a la raza humana, que será muy duro; para nosotros es una apretura; luego para el mundo se convertirá, para las vírgenes fatuas, en una persecución. Pero ese tiempo de apretura debemos estar preparados.

Y ya en lo demás, prácticamente, estamos bastante adelantados. Una vez que ya terminemos todo eso, sabemos que Dios está esperando por nosotros, y lo que deseamos es que Dios cumpla lo que le fue mostrado al reverendo William Branham: que la Columna de Fuego descendió a ese cuartito de madera, y allí obró esas grandes maravillas; pero antes de eso, sabemos que este tiempo de preparación es muy importante para que eso sea una realidad.

Es un tiempo que Dios nos ha dejado para prepararnos, arreglar nuestras vidas, tener todo arreglado, para que entonces Dios pueda morar en toda Su plenitud en medio de Su Iglesia y cumpla la resurrección y la transformación de nuestros cuerpos.

Ese es el deseo y esa es la finalidad de todos y cada uno de nosotros, como la es la del mensajero y como la es de Dios. O sea que todos estamos en una misma línea, para que esa promesa, esa profecía, se cumpla pronto en medio de la Iglesia del Señor en esta edad: la Edad de la Piedra Angular, y en esta dispensación: la Dispensación del Reino.

Y también, a medida que se han ido acabando las áreas…, por ejemplo, la lona, ya ha habido varias veces que hay que estar lavándola; quizás una o dos veces al año, hay que estar lavándola; hay que estar retocando las pinturas también (de los edificios), lavando las carreteras… Todo ese mantenimiento, pues, también le agradecemos a todos los que han estado en esa labor también, porque las aportaciones no tan solo es para construcción, sino también para todo ese mantenimiento.

Así que le agradecemos a todos los hermanos; muy especialmente al misionero Miguel Bermúdez Marín; a todos los ministros y hermanos que se han identificado con este proyecto de La Gran Carpa Catedral: Que Dios les recompense por todo lo que continuarán haciendo – lo que hicieron y lo que continuarán haciendo en favor de este lugar, en donde deseamos que pronto Dios cumpla la promesa de la Visión de la Gran Carpa Catedral. ¿Y por qué decimos: “Cumpla esa promesa”? Porque sabemos que en esos días en que esté cumpliendo Dios esa promesa, ocurrirá la resurrección y la transformación de nuestros cuerpos.

Aprovechemos bien este tiempo que Dios nos ha dejado, para repasar y arreglar todo lo que haya que arreglar, para estar listos y preparados para pronto ser transformados.

Que Dios me los bendiga, que Dios me los guarde a todos.

PARTE 2

[Rev. José B. Pérez] Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín, que Dios te siga bendiciendo. Y también oramos por él para que Dios lo lleve con bien allá a Colombia, que estará en esta próxima semana, y también a Ecuador, que también va. Que Dios lo cuide y lo guarde, y llegue con bien de regreso a México.

 

TEMA:    EL MISTERIO DEL CABALLO BLANCO DEL APOCALIPSIS
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 24 de agosto de 1997
(Tercera actividad)
Pachuca, Hidalgo, México

Escritura: Apocalipsis 19:11-16

LA LUZ DEL ORIENTE Y DEL OCCIDENTE
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 19 de noviembre del 2000
Asunción, Paraguay

Todo tiene que estar primero simbolizado en las diferentes formas en que Él desea simbolizarlo; como simbolizó la Primera Venida de Cristo y Su Obra de Redención: la simbolizó en el Antiguo Testamento en fiestas, en sacrificios y también en los profetas.

Y ahora, la Segunda Venida de Cristo es reflejada y es simbolizada en los ángeles mensajeros. En el más que se reflejó, que se simbolizó, fue en el reverendo William Branham. Por eso es que lo encontramos apareciendo en sueños y en visiones que él tuvo (y también que tuvieron otras personas), lo encontramos montado en un caballo blanco grande, gigante, militar, y él vestido de jefe indio; eso está hablando de la Venida del Jinete del caballo blanco de Apocalipsis 19, que tiene en Su vestidura escrito: “Rey de reyes y Señor de señores”.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “Y NO CONOCES”, “Y NO LO SABÉIS”1, predicado el 15 de agosto del 65, por el reverendo William Branham, precursor de la Segunda Venida del Señor (en Norteamérica levantó este profeta), nos dice en la página 28 (es un hermano que va a contar este sueño):

257 Él dijo: “Señor Branham, yo me doy cuenta que tengo que pararme delante de Dios. Yo no sé si estaba dormido o qué aconteció. Soñé. Voy a decir que estaba dormido y yo soñé”.

258 “Yo pensé que mi hijo, en el mercado, metió su mano en un costal [(JBP) un saco]. Cuando lo hizo, era un costal de manzanas, y todas se dieron una vuelta. Cuando fui a levantarlas, todas eran manzanas verdes con una mordida ya quitada en ellas. Las estaba levantando, volviéndolas a poner en el costal. Algunas de ellas se rodaron afuera, y rodaron abajo; fui para esforzarme para obtenerlas, en la yerba. Y ellas rodaron debajo de uno de estos cercos de cadena y cerradura. Y esta grande súper carretera pasaba por allí ([JBP] yo lo estoy leyendo directo del libro, del librito; en la traducción quizás está ahora mejor traducida). Vi hacia el oriente, y la cadena estaba enganchada en frente de una roca grande en el oriente ([JBP] él escribe [WSS] «oriente»). Fui allá atrás, pensé bajar yo esta cadena, y luego volver a coger las manzanas para el hombre. Empecé a bajar la cadena”.

259 “Y una voz sacudió la tierra entera. La tierra se sacudió…”.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “REVELACIÓN, CAPÍTULO 4, PARTE 1”2, página 26, abajo dice:

    134 En este lugar, entonces, él vio la Venida o el ensayo. Y ¿qué fue la primera cosa… qué cosa él vio? La primera cosa que él vio en la Venida fue a Moisés, representó los santos muertos que serían resucitados. Elías estaba en pie allí.

135 ¡Oh!, deseo que se den cuenta lo que sucederá. Allí estaba Moisés, primero; esas son todas estas seis edades en que ellos durmieron, seis edades de la Iglesia. No solo eso, pero allí estaba Elías; el mensajero del día final, con su grupo, ¡oh!, transfigurado y raptado. ¡Amén! Ahora, en el futuro; esperando la Venida.

136 ¿No fue Él todo? Todo que se había reunido con Él. ¡Oh, vaya! ¿Qué fue eso? Su promesa a Pedro, Jacobo y Juan fue cumplida. Eso es correcto. Porque Él dijo: “Hay algunos de los que están aquí que no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino”, y ellos vieron el ensayo de esto. Entonces, después de esto, después de la resurrección…

[JBP] Y él escribió: [WSS] «La Venida del Reino. La Venida del Hijo del Hombre».

[JBP] Y arriba de “la Venida fue a Moisés”, escribió: [WSS] «Moisés y Elías».

[JBP] Y sigue diciendo [“Y NO LO SABES” (pág. 34, párrs. 259-264)]:

[259] Él dijo: “Después que terminó sacudiendose, oí a una voz. Hermano Branham, era su voz; yo sé; algo me dijo. Dijo: ‘¡Yo cabalgaré esta vereda una vez más!’”.

260 “Empecé a mirar hacia arriba por la roca, así, y seguí mirando más allá de las nubes. Y muy allá arriba, parado en una roca que se extendía desde el oriente hasta el occidente, en una forma puntiaguda así, como una pirámide, se extendía hacia el oriente, y allí usted estaba parado, sobre un caballo que yo jamás en mi vida había visto tal cosa; un gran caballo blanco ([JBP] y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 19: », [WSS] «Yo cabalgaré otra vez» y una pirámide con la Piedra Angular), el crin blanco ([JBP] o sea, la crin) colgando hacia abajo. Y usted estaba vestido como un jefe indio, con todas las cosas que los indios usan. Tenía un peto; y esas ajorces [brazaletes] en los brazos, y todos alrededor allí como eso. Usted tenía sus manos [levantadas] así como esto. Aquel caballo militar, con una cabriola así, andando”. Yo parado, quieto. Él dijo: “Usted le jaló a las riendas, y se fue cabalgando hacia el occidente”.

261 “Miré hacia allá, y allí había un montón de científicos”. La siguiente mañana… que fue sábado ([JBP] eso ocurrió viernes), en la siguiente mañana prediqué sobre los científicos son del diablo. Y [él] dijo: “Científicos, ellos estaban echando cosas en tubos, y mezclándolos. Usted paró al caballo, alzó sus manos y empezó a gritar: ‘¡Yo cabalgaré esta senda una vez más!’”. Y dice que la tierra entera se sacudió. “Esa gente se sacudió ([JBP] ahí escribe: [WSS] «terremoto»), se vieron el uno al otro, miraron hacia arriba hacia usted, se encogieron sus hombros, y siguieron con sus investigaciones científicas. Usted empezó a irse hacia el occidente”.

262 “Y cuando lo hizo, yo vi este hombre que se llamó un profeta, usted sabe, él vino sobre un caballo que estaba mezclado con blanco y negro ([JBP] ese es el anticristo, la bestia) juntos. Él llegó detrás de este gran caballo grande. Esto estaba más arriba de las nubes, y el camino no estaba más ancho que eso. Aquel caballo solamente corría con el viento soplando las plumas, todas sus vestiduras, entonces el crin del caballo y la cola soplando. Un gran maestro, un gran caballo blanco, caminando en línea. Y este individuo corrió detrás de usted ([JBP] ahí describe el caballo blanco, y luego describe a este que viene detrás de él), vino de rumbo a Canadá”, y el hombre vive en Canadá. Y él dijo: “Se regresó y tomó su caballo pequeño, esforzándose en tumbar el caballo grande de usted afuera; dándole vuelta, haciendo que sus caderas golpeasen contra él… Él jamás movió al caballo grande; él no más siguió andando”.

263 “Luego, de repente, [usted] dio la vuelta. Aquella sería la tercera vez que usted habló, pero la segunda vez usted dijo: ‘Yo cabalgaré’. Usted no habló como habla, usted mandó. Usted se dio la vuelta y llamó al hombre por el nombre, y dijo: ‘¡Quítese de aquí! Usted sabe que ningún hombre puede cabalgar este camino aquí, a menos que Dios lo haya ordenado para hacerlo. ¡Quítese de aquí!’” ([JBP] y él escribe: [WSS] «la 3ra vez que él habló»).

264 Él dijo: “El otro hombre dio la vuelta. El hombre me ha escrito cartas. A través de las caderas de su caballo (aquel negro y gris mezclados juntos), a través de las caderas de su caballo estaba escrito su nombre, y firma exactamente como está en su carta. Él cabalgó hacia el norte” ([JBP] Y él escribe: [WSS] «Rusia. Canadá»).

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Los Sellos nos dice allí el nombre que trae ese caballo. El nombre del caballo blanco es VIDA, y el nombre del caballo amarillo… Página 246, dice:

72. Ahora quiero que noten: Este es el último de los jinetes por los cuales se revela la obra del anticristo. Mañana veremos las almas bajo el altar, luego el juicio, luego la salida al fin de la edad; y será el fin del tiempo y de todas las cosas. En ese Séptimo Sello son derramadas las copas y todo lo demás ([JBP] y él escribe: [WSS] «las Copas en el 7mo Sello»). Todavía no sé lo que es.

73. Pero vemos en este Sello que este animal es un águila. En otras palabras, hay cuatro períodos de esto. Hubo el período del león, y ahora este es el cuarto período. Y él dijo: “Ven y ve el cuarto misterio del Libro de la Redención que ha sido escondido en este Libro. Ven y ve”. Entonces Juan fue para ver, y vio un caballo amarillo; y de nuevo era el mismo jinete, pero ahora tiene un nombre, que es Muerte.

74. Note bien que en las otras ocasiones, mientras cabalgó sobre los otros caballos, no tuvo ningún nombre, pero ahora es llamado Muerte. No había sido mencionado su nombre, pero ahora es revelado lo que es: Muerte. Podríamos predicar sobre ese punto para hacerlo suficientemente claro, pero cualquier cosa que es anti, o que es en contra de lo verdadero, eso tiene que ser muerte, porque solamente hay dos cosas: Vida y Muerte. Eso prueba que la revelación del Espíritu Santo en este día es exactamente la verdad cuando dijo que es anti. Él es muerte, porque la Palabra, como veremos más adelante, es VIDA. Pero este hombre tiene por nombre, Muerte.

[WSS] «La Palabra = Vida» [JBP] escribe nuestro hermano William.

75. En los otros Sellos el nombre de este jinete no fue mencionado, pero ahora ha sido declarado que su nombre es Muerte. Bajo la revelación del león, el período primitivo, esto no fue revelado; el próximo período fue el del buey, la Edad del Oscurantismo, tampoco fue revelado lo que era; ni tampoco fue revelado en la edad del hombre, la edad de la sabiduría, la edad que representaba Lutero, Wesley y los reformadores; pero en la edad del águila, la última edad, la edad profética, en la cual habría de surgir una proliferación profética; y los secretos siempre vienen a los profetas.

[WSS] «A profeta viene la revelación» [JBP] escribe él al lado.

[Rev. José B. Pérez] Sigue aquí donde nos detuvimos [“Y NO LO SABES” (pág. 35, párr. 265)]:

265 “Luego usted descendió; aquel gran caballo dio la vuelta, tan lejos al occidente como usted pudo. Usted se paró, alzó sus manos así como eso”. Luego él empezó a llorar. Él dijo: “Hermano Branham, ver a ese caballo parado allá, gorra de guerra y todo como eso, y aquella armadura del pecho y todo resplandecer”. Él dijo: “Usted alzó sus manos un ratito. Y miró para abajo otra vez, levantó las riendas, y dijo: ‘¡Yo cabalgaré esta vereda solamente una vez más!’ ([JBP] y él escribe: [WSS] «5to Elías»). Él dijo: “La tierra entera se sacudió de un lado a otro, así como eso. Y ya no permaneció más vida en mí; solamente caí abajo al lado de la roca, y desperté”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Terremoto = cuando cabalga el caballo blanco».

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de “LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL”, en la página 124, dice [pág. 143 Imprenta GCC]:

178. Ahora, estos dos profetas, ¿qué harán ellos? Son Moisés y Elías, que se levantarán en la escena. Ellos le dirán a estos judíos su error. Y de ese grupo de judíos que están allí ahora, serán los 144.000 que Dios llamará con estos profetas… ¿Qué es eso? Es el Espíritu de Elías de esta Iglesia gentil ([JBP] y él escribe: [WSS] «el 5to Elías»), justamente continuará y entrará a esa Iglesia j/udía, y llamará a Moisés con él. ¡Aleluya! ¿Lo ve usted? Y Él predicará este Mensaje de Pentecostés a estos judíos…

[Rev. José B. Pérez] Acá en el mensaje “ÚNICO LUGAR PROVISTO POR DIOS”3 también nos habla de ese recorrido, página 2, dice:

[6] … “¿Habrá otro avivamiento? ¿Veré otra época?”. Y tan solo recuerde: Del occidente [WSS] «América» vendrá un Jinete en un caballo blanco. Recorreremos este sendero nuevamente [WSS] «5to Elías con 2do Moisés». Eso es correcto. Tan pronto como… estamos casi preparados. Es una promesa.

[Rev. José B. Pérez] Continúo leyendo acá de “LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL”, página 124 [pág. 144 Imprenta GCC]:

[178]. … que ellos rechazaron al Mesías ¡Amén! ¿Ve usted eso? Será el mismo Mensaje Pentecostal que estos judíos predicarán a ellos. Y ellos aborrecerán a estos judíos tanto que los matarán ([JBP] o sea, a los Dos Olivos). Y ellos serán odiados por todas las naciones. Y en la mitad de la semana… Porque ellos habían levantado un grande poderoso 144.000 ([JBP] o sea, a ese grupo, los recogió) Ellos tenían el Espíritu Santo; y hermano, usted habla acerca de hacer milagros, ellos los hicieron. Ellos detuvieron los cielos, y no llovió los días de su profecía; hirieron a la Tierra con plagas frecuentemente como ellos quisieron. Ellos causaron plagas y todo. Ellos darán a estos romanos un camino duro para andar; pero finalmente ellos serán muertos. Nuestro Dios es un Dios terrible cuando Él está enojado. Pero recuerde, eso es en la septuagésima semana; y la Iglesia en gloria. ¡Amén! Y la Cena de las Bodas está efectuándose.

179. Ahora, note. Eso es donde vemos que están regresando al Templo milenial aquí en el fin de la Edad Judía – el Ungido. Aquí Él viene sobre un caballo blanco – aquellos le siguieron sobre caballos blancos (caballos – poderes) vestidos de blanco, sangre – o vestidura teñida en sangre; escrito sobre Él: “La Palabra de Dios” ([JBP] y él escribe: [WSS] «el Verbo»). Él viene, el Poderoso Conquistador (¡Sí, Señor!) para establecer el Milenio – viniendo al Templo. ¡Gloria! Allí Él encuentra a esos 144.000.

[Rev. José B. Pérez] Y en la 269 de Los Sellos dice (abajo):

196. Entonces, si Él es la Palabra y Su Nombre es la Palabra, la Palabra es Vida. Ahora, el anticristo… Cualquier cosa que comienza con anti, significa que es en contra. Anticristo es en contra de Cristo, la Palabra. Tiene que ser un credo o denominación en contra de la Palabra. Yo no veo cómo se puede pasar esto por alto. ¿Entienden? ¿Cómo puede ser? Correcto. “Anti” es en contra, quitar de; y así es él. Viene sobre su caballo mezclado. Lo vemos aquí en la Palabra de Dios y también cuando estudiamos “Las Edades de la Iglesia”. Ahora, aquí lo está mostrando en los Sellos, mostrando las cosas que sucedieron durante las distintas edades de la Iglesia. Anti es “en contra de la Palabra”. Entonces ¿puede ver usted por qué estamos tan en contra de los credos y denominaciones? Porque están en contra de la Palabra.

197. Aquí vemos la Vida y la Muerte llegando a su último encuentro. El caballo blanco de Vida verdadera y el caballo amarillo de credos mezclados. La cosa está llegando a un verdadero reto ([JBP] y él escribe: [WSS] «el reto»).

[Rev. José B. Pérez] Seguimos aquí donde nos quedamos [estudio bíblico]:

LA TRAYECTORIA DEL TRONO DE DIOS
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 31 de diciembre del 2000
Cayey, Puerto Rico

Y ahora, también tenemos a los mensajeros como tronos de misericordia de edad en edad. Pero para el Día Postrero, Cristo (el cual ha estado en Sus mensajeros, que han sido tronos de misericordia, los cuales han reflejado y a través de los cuales se ha reflejado el Trono de Dios celestial y la Misericordia de Dios extendida desde el Trono celestial), Cristo en el Día Postrero, en Su trono-mensajero de la Edad de la Piedra Angular, estará primeramente en ese trono como un trono de misericordia; pero luego que se complete el Cuerpo Místico de Cristo, entre hasta el último de los escogidos, luego se convertirá en un trono de juicio, el cual reflejará el Trono de Juicio celestial, y reflejará todo lo que estará siendo manifestado y siendo hablado desde el Trono celestial, cuando ya no habrá Sangre sobre el Trono celestial, ya será un Trono de Juicio.

[Rev. José B. Pérez] Y en el capítulo 16, dice, verso 15 [Apocalipsis]:

15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.

16 Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 19:11-21», que es ese Jinete del caballo blanco del Apocalipsis.

Y también en el verso 21 de este mismo capítulo 16, dice [Apocalipsis]:

21 Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.

[JBP] Y él escribe allí: [WSS] «Josué 10:11», que fue la que leímos en el día de ayer4.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “HACIENDO UN SERVICIO A DIOS FUERA DE SU VOLUNTAD”5, la página 30, dice:

142 ¿No puede usted sentir al Espíritu Santo clamando dentro de usted? “Oh, Estados Unidos y el resto del mundo, cómo quise reuniros y tú no quisiste. Mas ahora tu hora ha llegado. Tu dios de placer, tu dios de inmundicia, el dios de Sodoma y Gomorra, ha llegado hasta ti ([WSS] «U.S.A. y el mundo» [JBP] escribe él)”. Incluso nuestros pequeños muchachos, con cortes de cabello a la moda, con flecos en sus rostros ([JBP] y él escribe: [WSS] «los recortes». Por eso los recortes, uno debe de cuidarse de esas modas, porque eso refleja la quinta dimensión), empezando a ser pequeños pervertidos. Nuestras mujeres se han acabado, están más allá de poder ser redimidas. Nuestros hombres han llegado a ser grandes afeminados, usando pantalones cortos, y actuando como mujeres, y con el cabello colgando por la espalda. Y hemos llegado a ser sodomitas, y el fuego de la ira de Dios espera por nosotros ([JBP] y él escribe: [WSS] «el juicio»).

143 ¿Sabe usted cómo Él ha de matarla, cómo Él habrá de destruirla? De la misma manera en que Él siempre lo ha hecho. Cuando alguna prostituta hacía algo malo, ella era apedreada a muerte; recogían piedras y apedreaban a aquella mujer que era prostituta hasta matarla. Así es como Él hará de matar a la iglesia. La Biblia dice que Él hará que del cielo lluevan piedras de granizo ([JBP] lo que leímos allí: Apocalipsis 16, verso 21), que han de pesar cien libras cada una, y Él los ha de lapidar. ¿Y quién podrá detenerle? ¿Qué ciencia podría decir que no puede ser hecho?

[Rev. José B. Pérez] Hay una parte aquí, del que estábamos leyendo “Y NO CONOCÉIS”6, en la página 19. Y esto es para nuestra enseñanza, con todo el respeto a la audiencia:

[159] Bueno, es exactamente lo que es la iglesia, como nació, pero “nació en pecado, concebida en iniquidad”. ¿Ven lo que quiero decir?

160 Ahora dígale usted que es incorrecto cortarse el cabello; la Biblia lo dice. Es incorrecto que se ponga pantalón corto; la Biblia lo dice. Ella dirá: “Es absurdo”. ¿Por qué? Su meta no es aquí en el tercer hombre ([JBP] y él escribe: [WSS] «alma»), el alma que está predestinada y dada por Dios. Pero su meta es en una organización aquí afuera ([JBP] y él escribe: [WSS] «en la carne»), que algún hombre ha organizado aquí afuera de Esto.

161 Pero si la Palabra de Dios está aquí dentro de esa alma, dice: “¡Amén! Lo veo”. Se alinea con Ella. Ahora miren aquí. Así es de que el hombre que nace del Espíritu de Dios…

162 Miren, aquí está la carne afuera. Ahora yo hablo en un auditorio mixto, pero lo digo como pastor de ustedes, como hermano de ustedes. Aquí está la carne, es débil, es su destino… Una dama camina por la calle; y un joven en su juventud, cuando tiene diecisiete, dieciocho, veinte años, veinticinco años, treinta, camina por allí… Y esta jovencita viene torciendo toda forma de su cuerpo, caminando en un par de zapatos de tacón alto; su vestido pegando todo enfrente y detrás; y vestidos tan cortos así arriba de la rodilla, o un par de pantalones cortos puestos. ¿Saben ustedes que la Biblia dice que ella se portaría así? Saben ustedes, la Biblia dice que así se portaría ella, cómo se portaría tan sucia ([JBP] y él escribe: [WSS] «zapatos de tacos altos»).

163 Leyeron aquí, el Reader’s Digest7 de este mes, que: “El hombre y la mujer de esta manera, muchachitas, de los veinte a veinticinco años, están en la menopausia”, que usted pasa por el cambio de vida en la mediana vida, según la ciencia, entre los veinte y veinticinco años. Antes era como a los treinta o treinta y cinco, en mi tiempo. Y en el tiempo de mi madre, una mujer nunca llegaba a la menopausia hasta la edad de los cuarenta o cuarenta y cinco.

164 ¿Qué es esto? Es por la ciencia, es la comida, el híbrido, que ha pervertido a todo el cuerpo humano hasta que nos hemos envuelto – y nos hemos envuelto un montón de una masa de corrupción. Bueno, si el ser físico está corrompido, ¿y la célula cerebral no está en el ser físico? ([JBP] y él escribe: [WSS] «la célula cerebral corrompida y verán la 5ta dimensión»).

165 Ahora vean al Espíritu proseguir esto. Habrá un tiempo, en el Nombre del Señor, cuando la gente se volverán completamente locos. La Biblia lo dice. Gritarán y clamarán; cosas enormes, monstruos en su imaginación. Los radios y cosas, o programas de televisión, la están produciendo. Habrá tales cosas como hormigas que se levanten en la tierra, que tendrán la estatura de catorce árboles de alto; habrá un pájaro que volará por la tierra, con las alas cuatro o cinco millas de ancho [Seis y medio u ocho kilómetros de ancho. –Traductor]; y la gente los verá, gritarán y clamarán, llorarán por misericordia. Pero será la plaga. Esperen cuando predique de la apertura de las plagas.

[Rev. José B. Pérez] Y sigue aquí diciendo, donde nos quedamos en “HACIENDO UN SERVICIO A DIOS FUERA DE SU VOLUNTAD”8, ahora en la página 31:

[143] Él ha de hacer lo mismo, como cuando hizo el arca e hizo flotar a Noé a salvo, Él lo hará nuevamente para Su Iglesia.

Y por Sus propias leyes y de Su propia forma, Él habrá de apedrear a esa prostituta que ha cometido adulterio con los reyes y capitanes de cientos y de miles. Él la ha de apedrear por causa de Sus leyes que Él ha establecido. ¿Y quién ha de decirle que Él no puede hacer una piedra de granizo?

[JBP] Y más adelante, en este mismo mensaje, página 33:

153 Fíjese en la visión de la otra noche. Exactamente la misma Novia que venía de este lado, venía del otro lado. Después de aquellas prostitutas vistiendo sus atavíos habían pasado con sus pequeñas prendas sucias a la moda y danzando al compás del “rock and roll”, y así misma llamándose la Iglesia.

Usted dirá: “Bueno, nosotros no hacemos eso”.

Pero esa es la forma en que Dios le ve a usted. No es como usted se mira a sí mismo. Sino como Dios le ve a usted. Ningún hombre se mira a sí mismo errado. Es cuando usted se mira en el espejo de la Palabra de Dios, lo que le dice si usted está errado o no. Si David hubiese hecho eso, o si aquellos profetas hubiesen hecho eso, ellos jamás se hubieran venido a encontrar errados.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Ningún hombre se cree estar errado, la Palabra es la que le dice si lo está o no está».

[Rev. José B. Pérez] Y también en el mensaje “CRISTO REVELADO EN SU PROPIA PALABRA”9, página 36:

131 “Si yo voy a la iglesia y solo hago las cosas que yo creo que están bien, y trato de mantenerme firme en lo que yo pienso que es correcto”, bueno, usted estará perdido.

“Hay un camino que parece derecho al hombre; pero su fin es camino de muerte”. ¿Ve? Usted no será salvo; usted estará perdido. ¿Ve? Debe ser lo interior controlado.

132 “Bueno, yo hablé en lenguas, hermano Branham. Bueno, ¿no cree usted en hablar en lenguas, hermano Branham?”. Absolutamente. “Bueno, yo grité; ¿no cree usted eso?”. Sí, señor. “Yo vivo una buena vida cristiana. ¿No cree usted eso?”. Sí, señor. Pero con todo no significa que usted es salvo; usted es una buena persona, limpia, moral, santa, buena persona. También aquellos sacerdotes religiosos hasta el corazón, tan religiosos hasta que uno mal interpretaba, serían apedreados a muerte. La penalidad de muerte de bromear con la Palabra de Dios era muerte.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El bromear con la Palabra, la pena es muerte».

[JBP] Por eso no conviene, no es bueno, bromear con la Palabra, ni con cosas de la Biblia, ni con mensajes; no conviene ese tipo de bromas, porque eso es muerte.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en la página 2 del estudio bíblico:

Y por consiguiente, el trono humano como mensajero, en donde Cristo estará manifestado en el Día Postrero (que primero comienza como un trono de misericordia en la Edad de la Piedra Angular), luego, cuando ya no haya Sangre en el Trono de Dios en el Cielo (porque Cristo ya se habrá levantado del Trono de Intercesión), entonces el trono humano de Cristo será un trono de juicio.

Por consiguiente, desde ese trono humano, Cristo estará hablando todos los juicios divinos que han de venir sobre la raza humana; y así se estará predicando, proclamando, el día de venganza del Dios nuestro: desde un trono humano en la Iglesia del Señor Jesucristo, en la Edad de la Piedra Angular, que es la Edad del Trono de Jesucristo.

Ahí estará el trono humano de Jesucristo, en la Edad de la Piedra Angular, primero como trono de misericordia, mientras Cristo está en el Trono de Intercesión, sentado haciendo Intercesión; pero cuando se levante del Trono de Misericordia, la Silla de Misericordia en el Trono de Dios, entonces se convertirá el Trono de Dios en el Cielo en un Trono de Juicio; y saldrá el juicio divino desde ese Trono.

[Rev. José B. Pérez] En la página 38 del libro de “LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL” [pág. 42 Imprenta GCC], dice:

167. Un hombre vino a mí, no hace mucho, dijo: “Oh, la hermana McPherson enseñaba que la Iglesia iría a través de la tribulación, porque seremos luces brillantes en ese tiempo”. Eso es Israel entonces, no los gentiles. Los gentiles se han ido, la Iglesia. Ellos no tienen que ir a través de ninguna tribulación. El dragón arrojó agua de su boca (capítulo 17) e hizo guerra contra el remanente, las vírgenes durmientes ([JBP] o sea, las fatuas), no la… La Iglesia verdadera se ha ido. Ella ya está en la Cena de las Bodas para estos – el espacio de tiempo donde la Cena de las Bodas continuará hasta la última semana. Y eso es cuando la tribulación se establezca ([JBP] y él escribe: [WSS] «las copas / plagas / el establecimiento de la tribulación»), cuando las langostas y las persecuciones se levanten sobre las iglesias, y cosas como esas. Entonces en el fin, en el capítulo 19, aquí viene ella con su Novio (Aleluya), Rey de Reyes y Señor de Señores, vestidura teñida en Sangre, y las huestes celestiales montadas en caballos blancos viniendo con Él. Allí ella viene para tomar su lugar para el Milenio.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí, en la página 3 de este estudio bíblico:

Y desde el trono humano de Cristo, luego saldrá hablado todo lo que estará siendo hablado por Dios desde Su Trono de Juicio en el Cielo. Todo será hablado por medio del trono humano de Jesucristo, que se convertirá en un trono de juicio, a través del cual Cristo anunciará el juicio divino que vendrá sobre la raza humana.

Ahora, podemos ver el Trono de Dios en Su trayectoria, lo podemos ver cómo será en la eternidad: estará en la Nueva Jerusalén.

Pero ahora lo hemos visto en el ser humano, en el alma del ser humano: el alma del ser humano. Y ahora lo hemos visto en la Iglesia de Jesucristo: trono de misericordia durante las diferentes edades. Y en este tiempo final, en la Edad de la Piedra Angular, el trono de misericordia se convertirá en trono de juicio; por lo tanto, la Edad del Trono, que es la Edad de la Piedra Angular, se convertirá en una edad que hablará el juicio divino. Pero primero habla la misericordia divina, para que todo ser humano tenga la oportunidad de arrepentimiento y perdón de sus pecados, y salvación.

LA GRAN LUZ DE SU VENIDA
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 15 de octubre de 1989
Villavicencio, Colombia

Él viene en Su Segunda Venida para recoger a todos los escogidos. Y Él en Su Venida trae esas teofanías, esos cuerpos teofánicos de la sexta dimensión; Él recoge esas teofanías. Y con el Mensaje que corresponde para el recogimiento de esas teofanías son juntados todos los dueños de esos cuerpos teofánicos.

Por esa causa, la teofanía de cada hijo de Dios estará respondiendo al llamado de Dios y guiando a cada hijo de Dios, y cuidándolo de todos los peligros terrenales, todos los peligros espirituales.

Estará cuidando a los hijos de Dios: La teofanía de cada hijo de Dios, lo estará cuidando del jinete del caballo amarillo, y lo estará guiando juntamente con el Jinete del caballo blanco, que viene en este tiempo final y tiene por nombre: el Verbo de Dios. Y tiene escrito en Su muslo y en Su vestidura: Rey de reyes y Señor de señores.

A Ese seguirán esos cuerpos teofánicos y los dueños de esos cuerpos o espíritus teofánicos. Estarán siguiendo al Jinete del caballo blanco, que “de Su boca sale una Espada aguda, para herir con ella a todas las naciones”. O sea, sale el Mensaje de este tiempo final, el Mensaje que corresponde a la tercera dispensación. Y ese Mensaje sale de la boca del que viene sobre ese caballo blanco, y sale para bendición de los hijos de Dios, pero para juicio del reino de los gentiles.

[Rev. José B. Pérez] Luego leeremos allí lo que habla en el mensaje “LA MÁS GRANDE BATALLA JAMÁS PELEADA”, que es, esa batalla, la más grande es aquí en la mente.

Y en el mensaje “SEÑORES, ¿ES ESTE EL TIEMPO?”10, en la página 33, dice:

225 Ahora, “Señores (según titulé esto), ¿es esta la señal del tiempo?”. ¿Dónde estamos viviendo? ¿Qué hora del día es? ([JBP] y él escribe: [WSS] «es la hora cero, se acabó el tiempo, o cuenta regresiva, para regresar y ser raptados»). Como el luchador cansado, durante la noche levantándose y prendiendo el reloj para mirar y ver qué hora es, prendiendo la luz. ¡Mi oración es: “Dios permítenos prender la luz”!

226 Estoy parado en un lugar terrible, si solo ustedes lo supieran. Recuerden, en el Nombre del Señor, digo que les he dicho la Verdad. Y algo se está preparando para ocurrir.

227 Yo no sé. Ahora ustedes en la grabación, ¿captan eso? ¡Yo no sé! Voy a tratar de – lo que a mí vino ayer, en mi cuarto de estudio. No digo que esto sea verdad, fue solo algo moviéndose en mi corazón cuando caminé los pisos.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, en la página… Este es uno de los libros que él tenía, y miren lo que él escribe allí, en la página 119, párrafo 1054 (del mensaje “Hay un hombre que puede prender la luz”), dice:

1054 – “Cuando esta persecución venga, no te asustes; hay una luz que dice que se llevará a Sus hijos. Ella no pasará por la tribulación. Ella nunca lo hará. Él dijo que Ella no, Ella será levantada”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El rapto = una Luz los raptará».

¡Que así sea pronto!


1 SPN65-0815 “Y no lo sabes”, pág. 34, párrs. 257-259

2 SPN60-1231 “Apocalipsis, Capítulo Cuatro, Parte 1”, pág. 22, párrs. 134-136

3 SPN65-1128M “El único lugar provisto por Dios para la adoración”, pág. 1, párr. 6 / Citas, pág. 166, párr. 1485

4 Estudio “El Pilar de Fuego guiándonos a la tierra prometida”, pág. 16

5 SPN65-0718M “Tratando de hacer un servicio a Dios sin ser la voluntad de Dios”, pág. 26, párrs. 142-143

6 SPN65-0815 “Y no lo sabes”, pág. 22, párrs. 159-165

7 [revista Selecciones –Ed.]

8 SPN65-0718M “Tratando de hacer un servicio a Dios sin ser la voluntad de Dios”, pág. 27, párr. 143; pág. 29, párr. 153

9 SPN65-0822M “Cristo es revelado en Su propia Palabra”, pág. 33, párrs. 131-132

10 SPN62-1230E “Señor, ¿es esta la señal del fin?, pág. 28 (párrs. 225-227 en inglés)

Ir arriba