Cuando el Sello de Dios está siendo conocido

Reproducir vídeo

Cuando el Sello de Dios está siendo conocido

Rev. José Benjamín Pérez
Lunes, 14 de noviembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenas tardes. Un saludo al misionero Miguel Bermúdez Marín, y a todos los ministros y a todos los hermanos que están reunidos en el día de hoy allá en Colombia, que tienen…, es el día feriado; y hay un montón de lugares, muchas congregaciones que están reunidas, como la congregación allá “El Sol de la Mañana”, en Bogotá, allá con Camilo Montoya; también con Mario Villegas; también en la costa de Colombia, y demás lugares de Colombia.

También en Venezuela con nuestro hermano Luis Brito y nuestro hermano Neptalí Díaz, en sus diferentes lugares. También en Chile con nuestro hermano Patricio. En Perú con nuestro hermano Toribio. En Panamá, en España, en Estados Unidos, en Paraguay también, en Ecuador; y en México hay varios lugares también que están reunidos, o estarán reunidos esta noche, o el día de mañana, o en estos días.

Mencionarlos a todos pues tomaría mucho tiempo; pero ustedes saben que todos están incluidos siempre en estos saludos; que, aunque no mencione los nombres, están todos incluidos. Y muchos me piden un saludito específico para un lugar, y a veces pues se los puedo enviar, o a veces los incluyo en los saludos generales. Así que a todos (aunque no los incluya): ya están incluidos siempre en estos saludos.

Todos deseamos estar preparados para nuestra adopción, porque para eso es que hemos llegado ya hasta este lugar, hasta este tiempo: es para prepararnos para obtener esas promesas que Él hizo a través de los profetas de Dios, los cuales apuntaron a este tiempo; y ellos lo vieron de lejos. Y muchos de ellos hablaron como si fuera en su tiempo; otros hablaron como si fueran ellos mismos; y un sinnúmero de profecías que hablaban inspirados por Dios, y hablaban al pueblo, y se daba a entender como que era en su tiempo y como que eran ellos mismos. Pero iba a llegar un momento en donde ya sería una realidad.

Como cuando pasó en el tiempo del cumplimiento de la Primera Venida del Señor: vean, muchos profetas hablaron y profetizaron de la Venida del Señor, y también de los sufrimientos que Él tendría. Como por ejemplo, David, decía: “Horadaron mis manos y mis pies. Contar puedo todos mis huesos”1; todo eso se estaría cumpliendo y se estaría llevando a cabo plenamente, en una manera real, o sea, el cumplimiento de eso, en Jesús de Nazaret.

Y así, muchas profecías que hablaron acerca de la Primera Venida del Señor, muchos de ellos hablaron como si se estuviera cumpliendo en ellos en ese tiempo. Era Dios reflejándose en todos esos profetas que hablaron de la Primera Venida del Señor. Y así es para la Segunda Venida del Señor. Porque Dios no cambia Su manera, Dios no cambia Su forma: como Él lo hizo desde el principio, así lo seguirá haciendo hasta el cumplimiento pleno de Su Programa.

Quiero en esta pequeña plática que tenemos en esta ocasión, para aprovechar y enviarles este saludo a todos los que estarán reunidos – están reunidos y estarán reunidos en la noche, y mañana y pasado mañana; este saludo pues lo pueden colocar para todos. Y también, si se llega a grabar algunas palabritas más durante la semana, pues también lo pueden colocar, para compartir todas estas Escrituras y estos escritos tan importantes, que nos han sido de gran bendición y de gran ayuda y de gran conocimiento, porque eso es lo que cada uno de nosotros necesita.

Si no lo necesitáramos, entonces Dios no tendría que tener esta etapa, en la cual es el cumplimiento de lo que ya fue hablado que iba a ocurrir en una Gran Carpa Catedral; si no, entonces no hubiese hecho falta hacer una Carpa Catedral.

Ya se hizo la parte principal, y ya se está realizando todo eso que fue hablado que iba a ser cumplido antes del cumplimiento pleno de esa Visión que le fue mostrada al reverendo William Branham. Todo Dios lo está cumpliendo conforme a Su Programa.

Nos dice en el mensaje “MIRANDO LO QUE NO SE VE”2… Estoy directamente del mensaje, del folleto; fue predicado el 3 de octubre del 58, que eso está en la página 26, párrafo 216 [Citas]. Ese es el extracto que vamos a leer aquí, del mismo libro, para leer lo que el hermano William escribió aquí. Dice:

9 Y hoy en las entrevistas, el Espíritu Santo fue maravilloso. Y parece ser que esto va a continuar por cierto tiempo, quizás hasta que venga esa carpa bajo el mismo ministerio que he tenido. [WSS] «la Carpa».

[JBP] Si es el mismo ministerio, pues ya ahí nos está diciendo que es el ministerio de Elías, que también estará ahí; porque él tuvo el ministerio de Elías en su cuarta manifestación.

[9] Porque en las entrevistas de hoy hubo cuatro visiones realmente muy sobresalientes, mientras se llevaban a cabo las entrevistas. Así que parece ser que continuaré en esto hasta que comience la Carpa, o lo que sea que Él haya escogido para comenzar a declarar Su Nombre en una manera nueva. [WSS] «la Carpa y el Nombre Nuevo». Pero cuando lo haga, será tan perfecto como las otras cosas. Será tan… y estoy confiando en Dios que será más grande que los otros ([JBP] o sea que las otras dos etapas). No porque sea nuestro ministerio, sino por causa de la gente enferma y necesitada. ¡Hay tanta necesidad en la Tierra hoy en día!

[JBP] Será un tiempo de mucha necesidad; y ya lo estamos viendo, cómo está el mundo.

[Rev. José B. Pérez] Pasamos (en ese mismo mensaje)… Dice en la página 9 de este mismo mensaje, [“MIRANDO LO QUE NO SE VE”]:

55 Y la razón por la cual aún estoy en el campo de trabajo hoy es porque… por fe. Una noche allá en Green’s Mill, Indiana, cerca de diez años atrás, un Ángel del Señor que me había hablado [WSS] «Ángel» desde que yo era un niño, me dijo todas estas cosas. Y yo salí y me conecté a ellos. Muchas veces no creo en las cosas que ellos hacen, pero aun así creo que allí está la Iglesia del Dios Viviente. Y yo prefiero caminar solo con las pocas personas que realmente creen en Dios, y lo toman a Él en Su Palabra. Para qué estar con millones que lo niegan. ¡Ciertamente! Sus obras lo hacen.

[JBP] Fíjense que en el Monte de la Transfiguración allí estaba Jesús con Pedro, Jacobo y Juan, y allí le aparecieron Moisés y Elías; y abajo estaban un montón de personas, no estaban allí con Aquel que iba a ser adoptado.

O sea, los que estaban allí, ellos realmente creían en Dios y lo tomaban a Él en Su Palabra. No es que los demás no creían en Dios, pero en ese momento los que estaban creyendo lo que Dios estaba haciendo y lo que Dios estaba cumpliendo eran los que estaban allí en ese momento de adopción. Los demás, aunque creían en Dios y creían que había promesas, no estaban en el momento preciso que se estaba llevando a cabo eso allí arriba. O sea que ni siquiera estando cerca podían escuchar. Y muchas veces pueden estar escuchando y pueden estar viendo, y aun así no tomar la Palabra, como dice allí:

[55] … y lo toman a Él en Su Palabra. Para qué estar con millones que lo niegan…

[JBP] O sea, pueden estar escuchando, y no estar comprendiendo, entendiendo, y más bien lo niegan. O sea que es asunto de estar presente, pero también es asunto de creer; de creer, de recibir y creer; no es asunto de estar presente y no creer.

Sigue diciendo:

56 “Moisés se sostuvo como viendo al Invisible”. Y al final de la jornada de su vida. ¡Oh, me encanta decir esto!

57 Alguien me dijo una vez: “Señor Branham, ¿cree usted que Dios fue justo al dejar a Moisés por cuarenta años con esa gente, y luego le negó entrar a la tierra prometida?”. Pero la parte gloriosa de la historia de Moisés es que él estuvo en la tierra prometida 800 años más tarde; fue visto con Jesús y Elías en el monte Carmelo [WSS] «de la Transfiguración».

58 No solo eso, sino que al final del camino de su vida, cuando él estaba parado en la montaña, meciendo su brazo diciendo ‘Adiós’ a su pueblo, y una vez que hubo mirado más allá del Jordán, con 120 años sobre sus hombros, cuando su último aliento se acababa, él subió sobre la roca herida del desierto, allí estaba presente; y él tuvo a un Ángel portador [de su cuerpo] que lo tomó y lo enterró en algún sitio, en donde el mundo no sabía nada al respecto.    Él se sostuvo como viendo al Invisible.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Arcángel Miguel».

LA CASA DE DIOS
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 19 de septiembre de 2015
Villahermosa, Tabasco, México

En el libro del profeta Daniel lo encontramos, al Ángel o Arcángel Gabriel, trabajando en el Programa Divino en medio de los gentiles para los cambios de gobierno o cambios de imperio entre los gentiles. Gabriel anunció la Primera Venida de Cristo, y dice el reverendo William Branham que anunciará la Segunda Venida de Cristo [Citas, página 33, párrafo 282].

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a leer esa partecita allí; en el libro de Citas, página 33, párrafo 282, dice:

282 – “Y parado allí estaba un ángel: El poderoso Gabriel. Él es un mensajero a los judíos. Recuerden, Gabriel anunció la Primera Venida de Cristo, y el Ángel Gabriel anunciará la Segunda Venida de Cristo. La Biblia lo dijo así”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Gabriel = anuncia la 2da Venida de Cristo».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo nuestro hermano William [“LA CASA DE DIOS”]:

[WSS] Así que estos Arcángeles intervienen no solamente con el pueblo hebreo, sino con los gentiles también, para los cambios de gobierno; y también tienen que ver con la Casa de Dios del Nuevo Pacto, que es la Iglesia del Señor Jesucristo.

La Iglesia del Señor Jesucristo es la que está esperando la Segunda Venida de Cristo con Sus Ángeles, en donde los ministerios de los Ángeles —que son los ministerios de Moisés y Elías— acompañarán la Venida del Señor, como fue mostrado en el Monte de la Transfiguración, en San Mateo, capítulo 17, versos 1 al 13; conforme a lo que Cristo les prometió en San Mateo, capítulo 16, versos 26 al 28, cuando les dice: “Hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en Su Reino”.

[Rev. José B. Pérez] Vamos a detenernos un momentito aquí y vamos a seguir aquí leyendo del mensaje “MIRANDO LO QUE NO SE VE”. Miren, dice:

[58] Y en la hora de su muerte, el Invisible estaba allí. Me pregunto: Si él hubiera llegado a ser faraón ¿habría sido de la misma manera? Lo dudo mucho. Pero él estaba seguro cuando tomó la decisión correcta.

Y usted puede estar seguro al tomar la decisión correcta.

[JBP] Él escribe allí: [WSS] «los profetas dispensacionales tienen Arcángeles que les ayudan».

Sigue diciendo:

59 Josué cuarenta años más tarde…

[JBP] Y ahí escribe: [WSS] «Apoc. 12:1-17, 13:1- , 7:1-17, 11:1-19, 10:1-11, 14:1-9, 17:1-18, 19:11-21, 14:14-20».

[JBP] Miren todas las Escrituras que él coloca allí.

Ahora, luego, cuando dice:

59 Josué, cuarenta años más tarde, después de haber entrado a la tierra prometida, y él siendo el gran general militar. En su primera batalla, el enemigo se había protegido tras murallas, en donde no había manera por la cual él pudiera entrar hacia donde ellos estaban. Pero por fe él miró al Invisible; porque Dios le dio la promesa a Moisés mientras ellos estaban en Egipto: “Yo les he dado toda Palestina”. Y por fe él vio las murallas de Jericó tiradas en el suelo. Y marchó alrededor. Y alrededor vestidos con toda armadura, sin ninguna duda en su corazón, creyendo que Dios lo haría. Y cuando la trompeta sonó, y la gente gritó, las murallas cayeron y tomaron la ciudad. ¿Por qué? Porque él vio al Invisible.

60 Recuerden, antes de llegar a eso él estaba caminando una tarde y vio a un Hombre que estaba parado junto a la muralla, con Su espada desenvainada; y Josué sacó su espada y fue hacia él, y le dijo: “¿Eres de los nuestros o de nuestro enemigo?”.

61 Y el Hombre [WSS] «el Ángel = Cristo» le respondió: “Yo soy el Capitán [WSS] «Príncipe» de las Huestes del Señor”. Josué supo que la batalla era suya.

[JBP] Y acá escribe: [WSS] «Josué».

Y también escribe: [WSS] «El Príncipe de los Ejércitos».

Él sabía que la batalla era suya; o sea, él sabía que iba a vencer, a prevalecer en esa batalla; porque tenía a ese Príncipe, tenía al Ángel de Jehová, tenía a ese poderoso Arcángel, a esos Arcángeles en favor de él.

O sea, cómo esos profetas tienen esa ayuda de parte de Dios, los cuales se mueven a la escena cuando hay un cambio de reino, un cambio de dispensación.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo nuestro hermano William, donde nos quedamos, dice [“LA CASA DE DIOS”]:

[WSS] Por lo tanto, lo que fue mostrado en el Monte de la Transfiguración…, recuerden que la Iglesia está representada en un monte. Por lo tanto, viene a Su Reino; pues la Iglesia, los creyentes en Cristo, desde hace dos mil años (alrededor de dos mil años), ha estado esperando la Venida del Señor con Sus Ángeles.

[JBP] Es lo que la Iglesia del Señor ha estado esperando y lo que la Iglesia del Señor necesita conocer, necesita entender. ¿Y dónde es que se está dando a entender, dando a conocer ese gran misterio del Séptimo Sello? En una Gran Carpa Catedral.

[Rev. José B. Pérez] Miren el libro de “LAS SETENTA SEMANAS DE DANIEL”3, en la página 70 de esta versión, dice [PÁG. 81 – Imprenta LGCC]:

117. ¿Lo entienden? ¡Oh, vaya! Ahora, Pablo hablando… el tiempo cuando el Sello de Dios está siendo conocido, Su Espíritu, Su Nombre, Su Gracia, todos estos grandes misterios que están saliendo ahora, planes para Su Iglesia ir en el Rapto, el derramamiento del Espíritu Santo ha hecho esto. Eso es lo que Él hizo en los últimos días.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «La Fe de Rapto».

[WSS] «7mo Sello y el Nombre».

Y también dibuja una Estrella de David y escribe: [WSS] «Cuando el Sello de Dios está siendo conocido».

[JBP] ¿Cuándo es que el Sello de Dios está siendo conocido? Es en este tiempo, en donde se está abriendo ese misterio, se está dando a conocer lo que es el Séptimo Sello.

El hermano Branham abrió seis Sellos. Pero miren la bendición tan grande que tiene la Iglesia del Señor en este tiempo final, en el cumplimiento de La Gran Carpa Catedral, en donde se estará abriendo el Séptimo Sello, el misterio de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles.

Y ese misterio es el que está siendo dado a conocer; de lo cual el hermano Branham allí habló de que en una Gran Carpa Catedral se estaría dando a conocer ese misterio, y también se estaría dando a conocer el Nombre; y en una manera nueva, o sea, una forma nueva, se estaría también obrando en esas actividades allí. Y todo sería en una forma sencilla.

En esa página 26, párrafo 216 [Citas], el extracto que leímos directamente del mismo mensaje, pero es el extracto que está colocado allí, él escribe también: [WSS] «El Nombre Nuevo = en La Carpa».

Vean cómo todo eso tiene que ver con ese ministerio bajo Carpa que estaría siendo dado a conocer en este tiempo final; lo cual es la apertura del Séptimo Sello. Y eso es lo que le dará la fe para ser transformados y raptados a todos los que estarán en ese lugar que estuvo Jesús para ser adoptado, o sea: en la Cima del Monte, con todos los elementos allí para que eso sea una realidad en este tiempo; y poder ver lo que dice el hermano William allí [“LA CASA DE DIOS”]:

[WSS] La Iglesia del Señor Jesucristo es la que está esperando la Segunda Venida de Cristo con Sus Ángeles, en donde los ministerios de los Ángeles —que son los ministerios de Moisés y Elías— acompañarán la Venida del Señor, como fue mostrado en el Monte de la Transfiguración…

[JBP] Y todo eso es en este tiempo final cumplido en toda su plenitud.

Los profetas fueron un reflejo, y tipos y figuras de lo que sería Su Venida.

[Rev. José B. Pérez] Miren lo que en este mismo mensaje, “MIRANDO LO QUE NO SE VE”, más adelantito él dice:

120 Ahora, ¿creen que Dios es aún un Dios vivo? ¿Creen que estamos viviendo en los postreros días de la Dispensación gentil? ([JBP] O sea, en los últimos días. Y escribe): [WSS] «Últimos postreros días de la Dispensación de la Gracia». ¿Y las iglesias están esperando que Él venga? ¿Y creen ustedes que Él las está preparando para Su Venida? Las sombras de Su Venida ya están en la Tierra ([JBP] y escribe): [WSS] «Estamos en la sombra de lo que Él hará en Su Venida»: problemas, desesperación, perplejidades del tiempo.

121 Y la sombra de Su Venida ya está sobre Su Iglesia. Y estas cosas que hacemos en Su Nombre son solo una sombra de lo que Él hará cuando venga ([JBP] Y escribe): [WSS] «Dios, Cristo, reflejado en William Marrion Branham. El tipo y figura de Su Venida». Cuando vemos a un niño yaciendo allí con leucemia, siendo traído de vuelta a vida en cinco minutos, eso es solo una sombra de lo que será cuando Él venga.

[JBP] Miren cómo todo eso reflejó y es una sombra de lo que Él va a hacer en Su Venida.

[121] El polvo de la tierra se levantará de nuevo en la belleza de la juventud. Esta es solo una sombra, pero es para que usted sepa que ya viene. Ahora, soltémonos, y dejemos a un lado todo peso.

[JBP] Y ahí termina pero está borroso (lo completaremos luego, cuando lo busquemos en la cinta). Pero miren cómo aún habla también que…, dice:

[121] El polvo de la tierra se levantará de nuevo en la belleza de la juventud.

[JBP] Ahí habla de ese nuevo cuerpo eterno y glorificado que Él prometió para cada uno de nosotros, y que lo cumplirá en este tiempo final.

Bien, estas son las palabritas que les estoy enviando a todos los que están reunidos. Y los que no mencioné, vuelvo y les reitero que este saludo es para todos.

Y que Dios les bendiga grandemente, que Dios les guarde; y les siga abriendo el entendimiento, les siga abriendo las Escrituras, para comprender este gran misterio de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles; lo cual, esos Arcángeles están directamente en este cambio que ha habido de dispensación, los cuales nos ayudan, nos seguirán ayudando, para que así todo marche conforme al Programa Divino.

Por eso cuando él escribe allí: [WSS] «los profetas dispensacionales tienen Arcángeles que les ayudan»; y sabemos que uno de ellos es el que anunció la Primera Venida del Señor, y también anunciará la Segunda Venida, como él escribió allí en el libro de Citas, que escribió: [WSS] «Gabriel = anuncia la Segunda Venida de Cristo».

Que Dios les bendiga grandemente, que Dios los guarde; y continúen pasando un día lleno de grandes bendiciones.


1 Salmos 22:16-17

2 58-1003 “Looking at the Unseen” (párrs. 9, 55-61, 120-121 en inglés)

3 Las Setenta Semanas de Daniel – SPN61-0730E “El Séxtuple propósito de la visita de Gabriel a Daniel”. Pág. 81, párr. 117 en la publicación de la Imprenta LGCC

Ir arriba