El Ángel = El Espíritu Santo

Reproducir vídeo

El Ángel = El Espíritu Santo

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 19 de noviembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenos días. Un saludo al misionero Miguel Bermúdez Marín reunido allá en la congregación que pastorea el reverendo Josiel Elizondo, y todos los ministros, hermanos y hermanas reunidos allá en Puebla, México, hoy sábado, 19 de noviembre de este año 2022; y todos los que están conectados a través del satélite Amazonas o internet en este día, y también los que se estarán reuniendo en la noche; y los que se reunieron en la mañanita temprano, también; un saludo para todos ellos también en esta mañana.

Nos dice en el Evangelio según San Marcos, capítulo 3, verso 22:

22 Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios.

23 Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás?

24 Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer.

25 Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

26 Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Apocalipsis 17:11-18».

27 Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa.

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a detenernos un momentito allí, y vamos a leer en el mensaje “LA HORA ES VENIDA”1, predicado por el reverendo William Branham el 15 de abril del 1951; dice en la página 8, dice:

[20] En una ocasión, los hijos hebreos, cuando ellos fueron transportados hacia Babilonia… Escuchen. El tiempo vino cuando ellos tenían que pararse por lo que era correcto. El rey había hecho una proclamación. Y él dijo que cualquiera que no se inclinara a esta imagen, debería ser arrojado al fuego ardiente.

El tiempo vino para que Sadrac, Mesac y Abed-nego mostraran sus colores, su fe en Dios. Así que ellos le voltearon su espalda a la imagen. Ellos dijeron: “Nuestro Dios puede liberarnos del horno ardiente. Pero nunca nos inclinaremos ante cualquiera de sus imágenes”. Allí estaba eso. Hubo un tiempo, la temporada estaba allí. Así que entonces el tiempo vino cuando él iba a arrojarlos al horno ardiente, quemar esa religión y sacarla de ellos.

21 Eso es lo que el diablo trata de hacer todo el tiempo, quemarle con algo, hacer que usted esté más enfermo cuando se ha orado por usted, hacerlo pensar que ha perdido su experiencia con Dios. Él le está mintiendo.

El tiempo viene cuando usted tiene que pararse en la Palabra de Dios. Pararse solo. Pero cuando venga ese tiempo, párese. Tiene que haber un tiempo en que tenga que separarse a sí mismo entre sus sentimientos y su fe. Ese es el tiempo que es en esta noche.

El tiempo vino cuando esos hijos hebreos tuvieron que sellar su testimonio por un fuego ardiente. Yo puedo verles esa mañana. Veamos eso inmediatamente, yo puedo verlos esa mañana. Había venido un gran tiempo en Babilonia. El rey dijo: “Ahora miren, tenemos aquí algunos fanáticos, y ellos nos están causando un pequeño problema con su religión. Así que construiremos un horno de fuego aquí, y lo calentaremos siete veces más que lo que jamás haya estado caliente. Y los quemaremos y sacaremos eso de ellos”.

22 ¿Podría usted imaginarse quemando al Espíritu Santo y sacarlo de un hombre? No puede ser hecho. Note, yo puedo ver al rey sentarse a sí mismo sobre un trono. Su… tiempo vino. Ellos quemaron a esos hijos hebreos, los pusieron enfrente de allí y comenzaron a caminar hacia una plataforma donde ellos iban a caer hacia este gran horno. Yo puedo escuchar a Sadrac decirle a Mesac: “Hey, tú… ¿seguro que oraste bien?”.

A veces cuando Satán enciende el calor, tenemos que detenernos y examinar: “Señor, ¿verdaderamente te creo?”.

Yo puedo escuchar a Sadrac decir: “Sí, todo está orado ahora”.

El guardia dijo: “¿Quieres echarte para atrás, muchacho?”.

“No. Vamos entonces dispuestos a sellar nuestro testimonio con nuestra propia vida. Estamos listos ahora”.

Yo puedo escuchar al rey Nabucodonosor decir: “Ahora, si ustedes se inclinan a la imagen, yo quitaré eso”.

“No. Hemos tomado nuestro camino con los pocos despreciados del Señor. Voy a continuar con eso”. El tiempo vino para las decisiones, solo quedaban unos cuantos minutos.

23 Muchos de ustedes están aquí sentados en esta noche en esa misma condición. Problemas del corazón, atados en esas sillas, y sobre esas muletas y cosas. Solo quedan unos cuantos minutos en esta reunión. Haga sus decisiones. El tiempo ha venido para que usted haga eso. O usted va a creer que lo que yo le he dicho es la Verdad y que Dios lo ha escrito en Su Biblia, o caminará alejándose en la misma condición. Pero el tiempo ha venido.

Puedo oírle decir: “Muy bien. Que sigan caminando”. El calor comenzó a ponerse más malo.

No se preocupe. Si usted le acepta a Él en esta noche como su Sanador, Satán pondrá el calor sobre usted mañana. No se preocupe acerca de eso. Sí señor.

Ellos comenzaron a caminar un poquito más lejos, yo puedo oírlo decir: “¿Estás seguro de que has orado?”.

“Sí”.

“Muy bien”.

Se pararon allí en los escalones, en uno de ellos. Ellos comenzaron a sentir desmayo, como que ellos iban a entrar. En unos cuantos minutos, puedo ver a esos guardias con sus lanzas listos para empujarlos hacia el horno ardiente, que estaba siete veces más caliente que lo que jamás estuvo.

24 Note. Estamos dibujando un cuadro terriblemente oscuro aquí, volteemos nuestra cámara por este lado.

¡Oh! Siempre cuando hay alguna cosa aconteciendo aquí, hay algo aconteciendo allá arriba. Siempre hay dos lados de eso. Usted sabe. Cuando Satán está en el trabajo, Jesús lo está también. Aun a quien usted permita su fe, así es en la manera en que va a irse. Désela a Cristo.

[JBP] ¿Ve lo que dice él allí? “Aun a quien usted permita su fe”. O sea, si le da la fe al diablo, a Satanás, o se la da al Señor. Allí ellos querían – el rey Nabucodonosor quería que se postraran; ahí le estarían dando la fe entonces a esa imagen, o sea, al enemigo de Dios, al diablo; pero ellos estaban dispuestos a sellar su vida por el Señor.

[24] Miremos hacia arriba en esta dirección. Usted sabe, puedo verle a Él sentado allá arriba en Su Majestad, Sus vestiduras sacerdotales envueltas alrededor de Él mirando hacia abajo.

Veo venir a Su derecha a un gran Ángel, su nombre es Gabriel, un gran Arcángel. Él viene corriendo hacia arriba, sacando su espada, diciendo: “Maestro, ¿has mirado hacia Babilonia allá abajo? Tu gente está asumiendo una postura en favor Tuyo allí abajo. Ha llegado la hora de que ellos asuman una postura, y la están asumiendo. Pero ese grupo de gente allí va a empujarlos a ese horno ardiente. Déjame ir allá abajo. Yo limpiaré eso”.

[JBP] Él escribe: [WSS] «Gabriel de Su diestra».

Creo que él pudiera haberlo hecho. Sí señor. Él dijo que Él hará que Sus Ángeles hagan esas cosas. Y yo creo que los Ángeles de Dios están acampando alrededor de los que le temen.

25 Puedo escuchar al Ángel Gabriel decir: “Iré allí abajo y borraré a Babilonia fuera del mapa, si tú me dejas ir allí, ¿los has considerado?”.

Puedo escuchar al Maestro decir: “Sí, Gabriel, tú eres un Ángel maravilloso, tú me has obedecido, y estás a Mi diestra desde el día en que te creé. Pero no puedo dejarte ir, sencillamente no puedo dejarte ir”.

[WSS] «Gabriel está a la diestra» ([JBP] nuevamente escribe eso).

Entonces veo venir por este otro lado otro Ángel, usted sabe, Dios tiene ángeles en el cielo a Sus órdenes. Puedo ver a otro Ángel venir, y mirarle, él se desliza. Su nombre es llamado Ajenjo. Él se postra. Él tiene el control de todas las aguas.

Puedo escucharle decir: “Maestro, allí en Babilonia Tus hijos han asumido una postura, y ellos van a arrojarlos a un horno ardiente en esta mañana. Ellos casi están allí. Y yo me he parado a Tu lado, junto a Ti desde que tú me creaste, yo tengo los controles del agua. En la destrucción antediluviana, yo rompí las fuentes de lo profundo, y barrí la tierra, y destruí todo el mundo con agua. Déjame ir allí en esta mañana. Yo los desapareceré de la faz de la Tierra”. Yo creo que él podría haber hecho eso, ¿usted no?

Puedo oírle decir a Él: “No puedo dejarte ir. Tú has sido un buen Ángel, pero no puedo dejarte ir”.

26 “¿Los has considerado?”.

“Sí. Los he estado observando toda la noche”.

[JBP] Miren, presten atención a todos esos detalles. Recuerden que el reino de los gentiles está en una etapa oscura, de noche; pero los hijos de Dios están en ese nuevo día dispensacional: en la mañana de un nuevo día dispensacional.

[26] “Sí. Los he estado observando toda la noche”. Hermano, Sus ojos están sobre el gorrión, yo sé que Él me vigila. Él está vigilándole. Él está viendo cuánta fe usted tiene, cuánto usted tiene. Él quiere ver qué tipo de posición usted tomará. La hora ha venido ahora. ¿Qué va a hacer usted?

Él dijo: “Yo los he observado toda la noche. He oído cada oración que han orado”.

[JBP] Recuerden Apocalipsis 8: el Ángel con el incensario de oro, el cual subió con las oraciones; se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de los santos; y él subió a la presencia de Dios con las oraciones. Ya van viendo todo el cuadro allí tan glorioso y tan tremendo.

[26] “Yo los he observado toda la noche. He oído cada oración que han orado. Ustedes, Ángeles, han sido muy buenos Ángeles, pero no puedo dejarles ir, porque yo mismo voy a ir”. Amén.

Puedo verle a Él levantarse de Su asiento ([JBP] Recuerden, eso es el Trono donde Él ha estado haciendo intercesión por dos mil años; y una vez que Él se levanta de ese Trono, ya el Trono se convierte en juicio), las ropas sacerdotales alrededor de Él. Puedo verle a Él decir: “Ven aquí, viento del este, viento del oeste, norte y sur”. Todo le obedece. Puedo escucharle: “Vengan aquí”, esa gran cabeza de trueno blanca allá donde está.

[JBP] Es el Ángel Fuerte de Apocalipsis 10 que viene con ese Libro abierto en Su mano; y recuerden que ese es el Título de Propiedad. Y ese es el que clama como un león; y cuando clama, Siete Truenos emiten Sus voces, lo cual lo vemos allí en Apocalipsis, capítulo 10: la Venida de ese Ángel Fuerte.

[26] Puedo escucharle: “Vengan aquí”, esa gran cabeza de trueno blanca allá donde está. Puedo verle subir a Su Trono, y pararse allí. ¡Oh! Estirarse y agarrar de ese relámpago zigzagueante, pasar junto al Árbol de Vida y llevarse una rama.

“¿Qué es lo que sucede?”.

“Voy a Babilonia en esta mañana. Mis hijos han asumido una postura. Y yo también voy a pararme por ellos”.

[JBP] Miren qué tremenda revelación allí nos está mostrando el hermano Branham, de lo que sería la Venida del Señor, la Segunda Venida del Señor, en la mañana de un nuevo día dispensacional; y todo eso por Sus hijos. Todo eso es por usted y por mí, que hemos tomado una posición correcta, la cual es nuestra fe: nuestra fe en la Segunda Venida del Señor, conforme a como está precursado por el reverendo William Marrion Branham.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo donde nos detuvimos… Vamos a detenernos allí un momento, y vamos a continuar acá en San Marcos, capítulo 3…, nos quedamos en el verso 28; sigue diciendo:

28 De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean;

29 pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.

30 Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo.

[JBP] Y ahí donde dice: “contra el Espíritu Santo”, traza una línea con una flecha hacia un dibujo de Piedra Angular y las edades; y la flecha está hacia la Piedra Angular. O sea que en la Piedra Angular estaría el Espíritu Santo en medio de Su Iglesia.

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a ver aquí más adelante algo. Miren en el mensaje:

BIENAVENTURADOS LOS QUE NO VIERON Y CREYERON
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 12 de enero de 1975
Ponce, Puerto Rico

Si uno se pone a hablar en contra, ahí es que viene la causa para ser borrado cualquier nombre; porque al hablar en contra de algo que no entiende, siendo la verdad, ahí es que se entra en la blasfemia contra el Espíritu Santo. Por eso cuando uno no entiende una cosa: se calla la boca y lo hace mejor.

¿No dice la Biblia que en las muchas palabras siempre hay pecado2? Y uno de los pecados más grandes sería el más grande de todos: blasfemar al Espíritu Santo.

[JBP] Anoche leímos una parte allí, de “YA SALIDO EL SOL”, donde él decía: [WMB] “Cállese la boca” (algo así), [WMB] “calle la boca”, de los que le hablaban a esa Águila, y él decía: [WMB] “Cállate la boca”. En “YA SALIDO EL SOL”3 leímos eso ayer.

[WSS] Entonces, vemos que cualquier persona, aunque esté escrito ahí, puede ser borrado si cae en esa falta.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje:

DIOS, EL CREADOR
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 5 de febrero de 1976
Fajardo, Puerto Rico

Por eso seamos reverentes delante de Él; porque Él está en forma de mensaje, en forma de enseñanza en medio de Su pueblo —como Él prometió—, y Él se está dando a conocer a nosotros…

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Citas nos dice en la página 151, en el párrafo 1350, dice:

1350 – “Así, él [WSS] «El Enviado»… hallamos que cuando un hombre viene enviado de Dios, ordenado de Dios, con el verdadero ASÍ DICE EL SEÑOR, el Mensaje y el mensajero son uno y el mismo. Porque él es enviado para representar ASÍ DICE EL SEÑOR, Palabra por Palabra, así que él y su Mensaje son el mismo. Un hombre denominacional debajo de auspicios denominacionales, él y la iglesia son el ‘uno’. Un teólogo debajo de teología, hecha por alguna denominación, él y su Mensaje son uno; iglesia de teología, un teólogo. Eso es correctamente. Entonces cuando un hombre viene con ASÍ DICE EL SEÑOR, él y el Mensaje son uno. Y cuando Elías vino con ASÍ DICE EL SEÑOR, él y su Mensaje se hicieron uno. Exactamente como Jesús, cuando Él vino, Él fue la Palabra (San Juan 1). Así que la Palabra de Dios y el mensajero de la edad fueron la misma cosa todo el tiempo. / Ahora, ¿ven ustedes a dónde estoy tratando de llegar? He hablado con ustedes bastante claramente esta mañana. ¿No ven la autoridad del Dios viviente en la Iglesia viviente, la Novia? Los enfermos son curados, los muertos son levantados, los cojos andan, los ciegos ven, el Evangelio sale en su poder porque el Mensaje y el mensajero son el mismo. La Palabra está en la Iglesia, en la persona” [WSS] «(del mensajero)».

Y dibuja allí una Pirámide y las edades.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo…, acá en el mensaje “DIOS EL CREADOR”:

[WSS] … Él se está dando a conocer a Su pueblo.

Por eso nada hablemos en contra en ningún momento. Lo que no entendamos, nos callamos la boca; porque cualquiera puede cruzar la línea; porque esta no es obra de ningún hombre, sino que es la Obra del mismo Señor ahora en la forma que Él se está moviendo.

Y es la Dispensación ¿de quién? Del Espíritu Santo.

[JBP] Y recuerden, allí en San Marcos él dibujó en la Piedra Angular una flecha, donde él habla de que una blasfemia —cualquier blasfemia contra el Espíritu Santo— no será perdonado ni en este siglo ni en el juicio eterno (o sea, “ni en el venidero”, en otros lugares)4; y dibuja hacia la Piedra Angular; porque estamos en la Dispensación del Espíritu Santo.

[WSS] Y es el tiempo donde cualquiera puede caer en la blasfemia contra el Espíritu Santo, y no tiene ni perdón en este tiempo ni en ningún tiempo. No tiene perdón ni en este juicio que vino espiritualmente (ahí sale condenado, juzgado y condenado), y no tendrá perdón en el juicio que ha de venir (allá el literal)…

[JBP] Por eso es que allí, en el verso 29 del capítulo 3 de San Marcos, él dice: “de juicio eterno”, o sea, ese juicio que vendrá al final; y aquí nos habla que en ese juicio literal, allí también, no tendrá perdón tampoco:

[WSS] … allí también saldrá culpable. No tiene perdón en ningún tiempo. Por lo tanto, como salga acá, sale allá.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje:

JUNTANDO A LOS ESCOGIDOS
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 30 de enero de 1982
Valencia, Carabobo, Venezuela

Sabemos… y cualquiera que señala la Obra de Dios como una obra del diablo, corre el peligro de blasfemar al Espíritu Santo, que está haciendo esa Obra. Muchas personas dijeron: “Es un espíritu malo; es el espíritu de Beelzebú”; pero era el Espíritu de Dios.

[JBP] Y así en varias ocasiones señalaban a Jesús, y también al reverendo William Branham. Y miren, aquí en este mismo mensaje “LA HORA ES VENIDA”, miren Quién estaba obrando en la vida del hermano Branham. Y muchas personas no se dieron cuenta que era el Espíritu del Señor, el Espíritu Santo, el que estaba obrando allí; y muchos blasfemaron contra el Espíritu Santo, el cual estaba en el hermano Branham. Y pensaban que hablando mal del hermano Branham, era al hermano Branham al que estaban hablándole mal, que era a él; y era al Espíritu Santo.

Como cuando le tiró la puerta en la cara la esposa del hermano Branham, en una ocasión, porque no regañó a su hijo José por algo que había hecho; él no le puso cuidado a eso, pero a Dios no le gustó eso; porque era el Espíritu Santo el que estaba en el hermano Branham. Y ustedes saben esa historia5.

[Rev. José B. Pérez] Dice en la página 14 de “LA HORA ES VENIDA”, dice el hermano Branham:

35 Ahora, mire. Haga esto… Esta vez… Pablo dijo: “Seguidme a mí, como yo sigo a Cristo”.

Si el Espíritu de Dios, quien vino a mí esa noche y dijo que yo nací en este mundo para orar por los enfermos [WSS] «E.S.» ([JBP] o sea, Espíritu Santo), que yo iba a orar por los enfermos por todo el mundo.

[JBP] Vean, ¿quién fue el que fue y visitó al hermano Branham, el que fue esa noche y le habló todas las cosas que le dijo? Fue el Espíritu Santo.

[35] (Estoy haciendo uno de… un viaje que prácticamente cubre el mundo ahora). Y Él dijo que así como yo ore por los enfermos…, que no diga algo más acerca de eso.

La Biblia dice: “Si ellos pusieran las manos sobre los enfermos, sanarán”. Jesús envió Su Palabra y sanó al enfermo en muchas formas.

Entonces cuando yo lo interrogué, le dije que ellos no me creerían, Él dijo: “Te serán dadas dos señales, así como al profeta Moisés le fueron dadas dos señales”.

Ahora, eso no fue una cosa fácil para mí el decirlo, porque eso era… yo tenía que tomar a ese Ángel en Su Palabra. Y yo lo tomé a Él en Su Palabra. Y Él lo ha confirmado de igual manera.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Ángel».

Y escribe: [WSS] «El Ángel = el Espíritu Santo».

36 Y así como yo le amo a ustedes, gente aquí, y deseo ver y saber que usted está cerca a nosotros, y viniendo aquí esos que han estado enfermos y estar allí en esas… en, y alrededor de allí tratando de desprenderse de tuberculosis y enfermedades… Mi corazón va hacia ustedes, cómo es que yo quiero verle sano.

Por favor, crea esto en esta noche: si Jesucristo estuviera aquí, si Él estuviera aquí y ofreciera oración por toda esta multitud, y que ustedes, cada uno creyeran eso en un acuerdo, Dios sanaría a cada persona en el edificio. Él lo hará.

[JBP] O sea, recuerden que eso estará ocurriendo en esa etapa ya final del cumplimiento de la Visión de la Carpa, en donde estarían siendo sanadas miles de personas de cualquier condición. Y la condición más grande que será sanada un ser humano – en un ser humano, en un grupo de escogidos los cuales se han parado y han tomado una posición de fe en Su Venida: es la sanación de su cuerpo; o sea, Dios les dará un cuerpo eterno y glorificado. Y ahí será una sanidad total; porque cada uno estará en mutuo acuerdo, en un solo acuerdo, como lo estuvieron allí los 120 en el aposento alto el Día de Pentecostés.

Miren, en el Evangelio según San Mateo, capítulo 26, verso 63, nos dice:

63 Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios.

64 Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.

[JBP] Miren, ¿dónde Jesús estaría sentado? A la diestra del poder de Dios.

64 … y viniendo en las nubes del cielo.

[JBP] Y ahí escribe él al lado: [WSS] «Apocalipsis 10:1-11, 11:3-7», que es la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles.

Y si van al libro de Citas, en la página 17, párrafo 127, dice:

127 – “Sentado a la mano derecha de la majestad. ¿Qué quiere decir mano derecha? No que Dios tiene una mano derecha y que alguien está sentado en ella. Mano derecha significa el poder y autoridad; tiene la autoridad de todas las cosas en el Cielo y en la Tierra”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «la mano derecha = poder, autoridad».

Y dibuja una Pirámide, y abajo escribe: [WSS] «Miguel», o sea, el Arcángel Miguel.

Y recuerden que Miguel, el hermano Branham dice allí: [WMB] “y Miguel era Cristo”6; y acá nos está diciendo que [San Mateo 26]:

64 … veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.

[JBP] Ahí nos muestra Su Segunda Venida.

Recuerden, en el Monte de la Transfiguración fueron vistos: a Jesús, y a cada lado Moisés y Elías, los cuales representan los Arcángeles Miguel y Gabriel; pero al final, luego de ver todo eso —lo cual representaba allí el… cómo Dios estaba allí mostrando lo que sería el cumplimiento de la Segunda Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles—, vieron a Jesús solo.

Sigue diciendo, el verso 65 [San Mateo 26]:

65 Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciendo: ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia.

66 ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte!

[JBP] Miren cómo eso va a ocasionar que en el fin del tiempo también —en esa manifestación de la Venida del Hijo del Hombre en esa etapa del cumplimiento de los Dos Olivos, de Moisés y Elías— va a haber algo que los va a motivar y los va a convencer a ellos mismos de que serían reos de muerte. Lo vemos allí, en Apocalipsis, capítulo 11, verso 3 en adelante, que cuando ellos hubieron acabado su testimonio, la bestia que sube hará guerra contra ellos y los matará.

Y ahí reúne —en esos pequeños versos— un sinnúmero de eventos que estarían ocurriendo, los cuales los vemos en algunas ocasiones en sueños mostrados a través de los hermanos allí en el tiempo del hermano Branham. Como la hermana que soñó ese sueño cuando el hermano Branham se estuviera bajando de un carro: dice que [WMB] “esa iglesia preparará todo”; o sea que es en medio de una actividad, o algo así, en donde eso estaría siendo cumplido; o en alguna manera, alguna forma, eso se estará cumpliendo, como Dios le mostró allí en ese sueño; porque él dijo que el Espíritu Santo dijo: [WMB] “Eso no es ahora, eso será más adelante”7.

O sea que habrá algo que ellos tendrán esa unción de la quinta dimensión, comandados por el diablo, por Satanás, los cuales ungirán a esas personas para cometer ese asesinato. Lo mismo que ocurrió en el tiempo de Caín, el cual mató a su hermano Abel; o sea, sigue siendo el mismo homicida.

Y son personas que ya, al darse cuenta que ya no tienen oportunidad, o aun, ni dándose cuenta, su nombre entonces es borrado. Puede haber una mezcla ahí entre los que no están escritos: incrédulos, y los manufacturados, que su nombre está escrito, pero al hacer eso serán borrados.

Todo ese movimiento, puede ser que sean inspirados esos dos grupos; porque ¿quién conocía bien a Jesús? Judas, que estaba siempre con Él por allí; o sea que conocía dónde se reunía, conocía dónde estaba y todo eso; y él tenía su nombre escrito en el Libro de la Vida.

Y fíjense en una cosa: que él cuando entregó al Señor…; porque tanto es culpable el que manda a matar como el que mata; tanto es culpable el que maquina todo ese plan diabólico…

Y todos los que maquinan en contra de la Obra de Dios, del Espíritu Santo obrando en medio de Su pueblo, son espíritus diabólicos que están metidos dentro de esas personas, y no se dan cuenta hasta que el diablo los deja, y quedan como una pasa [uvas pasas]: todas masticadas; y ahí se dan cuenta lo que han hecho.

O sea que Judas se dio cuenta lo que hizo estando aún vivo; estando en ese cuerpo, vivo, se dio cuenta lo que hizo; y fue y se ahorcó8. Se darán cuenta, todos aquellos que han estado en contra del Programa Divino en este tiempo final, pero ya será demasiado tarde.

Verso 67 [San Mateo 26]:

67 Entonces le escupieron en el rostro, y le dieron de puñetazos, y otros le abofeteaban,

68 diciendo: Profetízanos, Cristo, quién es el que te golpeó.

[JBP] Y también, para colmo, burlándose ahí de Jesús.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí nuestro hermano William, en ese mensaje “JUNTANDO A LOS ESCOGIDOS”, dice:

[WSS] No podemos confundir las cosas de Dios con las cosas del diablo. Tenemos que ser realistas, y tenemos que enfrentarnos a la realidad de lo que Dios ha prometido para nuestros días.

Y no podemos estar esquivando nuestra responsabilidad, tenemos que enfrentarla; porque cada uno de nosotros somos responsables, como individuos, ante la presencia de Dios.

Usted no puede ponerse a decir lo que otros digan. Usted tiene que enfrentarse usted mismo a lo que Dios está haciendo en el tiempo en que usted vive, y luego aceptarlo o rechazarlo.

Por eso es que nos dice la Escritura que cada persona dará cuenta a Dios por sí misma. No podrá decir que otro fue el que lo confundió y no le dejó recibir la verdad para su tiempo. Usted es responsable porque usted tiene el libre albedrío, y ese libre albedrío nadie se lo puede quitar. Ni el mismo Dios le puede quitar a usted el libre albedrío que Él le dio; porque Él le dio ese libre albedrío, esa libertad, para que usted elija las cosas de Dios; pero usted puede aceptarlas o rechazarlas.

[JBP] O, si no la entiende, como muchas veces lo hemos hablado (y el hermano William muchas veces): [WSS] “callarse la boca”.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en este otro mensaje:

EL MISTERIO DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 22 de junio de 2000
Chicago, Illinois, Estados Unidos

Y así como a Moisés no le fue perdonado y no le fue permitido pasar a la tierra prometida, tampoco le será perdonado a los que se levantarán en contra de la Segunda Venida de Cristo.

[JBP] Miren esto, bien importante. Dice:

Ahora, la Segunda Venida de Cristo tendrá sus diferentes etapas (de lo cual hablaremos en otra ocasión). Y eso será…, en el tiempo final, levantarse en contra de la Segunda Venida de Cristo y hablar en contra de la Segunda Venida de Cristo, será blasfemia contra el Espíritu Santo.

Y eso lo vamos a dejar quietecito ahí, y en otra ocasión explicaremos desde qué etapa o en qué fase de la Segunda Venida de Cristo ya eso contará como blasfemia contra el Espíritu Santo. Y ahí lo dejaremos quietecito todo eso, para que en otra ocasión Dios nos permita comprender ese misterio ahí.

[JBP] Y está siendo dado a conocer en estos días finales eso que él dijo que en alguna ocasión se daría a conocer; y se está dando a conocer. Se está hablando claramente, para que entiendan desde qué parte de ese cumplimiento ya cuenta como blasfemia.

Miren lo que dice el hermano Branham en la página 22 del libro de Citas; allí nos muestra en qué etapa sería. Miren en la página 22, y ahí nos habla algo que lo hemos leído varias ocasiones, y muchas veces el hermano William lo ha leído; pero miren cómo todo eso viene a cumplirse plenamente ya en estos días en los cuales estamos viviendo. Página 22, párrafo 183, dice:

183 – “El Hijo del Hombre está ahora siendo revelado desde el Cielo [WSS] «Hijo del Hombre, gracia y juicio» ([JBP] y él escribe): [WSS] «con Elías». ‘¿Vendrá desde un tiempo, hermano Branham?’. Es ahora. Y yo deseo no hacer esto tan personal en esta reunión, espero que su espíritu dentro de usted que es dado por Dios, pueda leer lo que estoy hablando. El Hijo del Hombre ya ha venido de Su gloria y se está revelando a Sí mismo por los cuántos años pasados a Su Iglesia en Su misericordia; enseñándoles Su gran presencia, haciendo las mismas cosas que Él hizo cuando Él estuvo aquí en la Tierra, revelándose a Sí mismo como Él lo hizo a Abraham antes de la destrucción. Él ha venido ahora en misericordia revelándose a Sí mismo a la Iglesia ([JBP] y él escribe): [WSS] «ha venido de Su Gloria»; se han reído y lo han escarnecido ([JBP] dibuja una Piedrita Angular). La siguiente vez [WSS] «en la 3ra dispensación» que Él se revele a Sí mismo…”.

[JBP] Y también allí escribe: [WSS] «Apoc. 19:11-21», que es la Venida del Jinete del caballo blanco de Apocalipsis 19.

183 – “La siguiente vez que Él se revele a Sí mismo, será en el juicio al mundo y las naciones que se olvidaron de Dios y pecaron su manera de gracia… Su Día de Gracia [WSS] «2da dispensación», más bien”.

[WSS] «Elías y Moisés».

[WSS] «revelado del Cielo, el Hijo del Hombre».

Y escribe también: [WSS] «El Hijo del Hombre dos veces se revela».

[Rev. José B. Pérez] Y en la 186, dice [Citas]:

186 – “Ella corrió a la ciudad y dijo: ‘Vengan a ver a un hombre que me ha dicho las cosas que yo hice: ¿No es este el Mesías?’. Y Él nunca hizo eso a un gentil. ¿Por qué? Él lo dejó hasta este día. Eso es lo que dijo aquí. En los días cuando el Hijo del Hombre, sea revelado del cielo. Se está revelando [WSS] «en Elías» a Sí mismo ahora a la Iglesia por medio de misericordia, la siguiente vez que se revele a Sí mismo [WSS] «en Moisés y Elías» será en la destrucción [WSS] «6to Sello», a quienes rechazaron el Mensaje”. [WSS] «Elías y Moisés»”.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo nuestro hermano William [“EL MISTERIO DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO”]:

[JBP] O sea, ahí vamos a ver – ahí ya vimos en qué parte y en qué fase o qué etapa, como nos dijo él allí:

[WSS] … y en otra ocasión explicaremos desde qué etapa o en qué fase de la Segunda Venida de Cristo ya eso contará como blasfemia contra el Espíritu Santo.

[JBP] Y ya vimos desde qué etapa o desde qué fase ya es contado como blasfemia.

Sigue diciendo:

(…) Y, mientras tanto, seamos cuidadosos, porque la Roca —que es Cristo en Su Segunda Venida— nos dará el Agua del nuevo cuerpo, así como en Su Primera Venida nos ha dado el Agua del cuerpo teofánico de la sexta dimensión. En Su Segunda Venida nos dará el Agua del cuerpo físico, eterno, inmortal, incorruptible y glorificado.

[JBP] Ese es el Agua que nos dará en este tiempo final, al final de toda esta Enseñanza que está siendo dada a conocer en medio de Su Iglesia desde una Gran Carpa Catedral; desde el lugar en donde Dios estará al final manifestándose en medio de Su Iglesia, con esas grandes maravillas y milagros internacionales, lo cual traerá (como les dije hace unos minutos atrás) sanidades en todos los que estarán pasando por allí por el cuartito de madera; y estará también operando esa sanidad en todos los escogidos de Dios.

O sea que al pasar por aquí dentro del cuartito (vamos a decir), en esa etapa de sanidades de gente que están entrando por una puerta y saliendo; en medio de esa sanidad que se estará viendo a nivel mundial (porque todo eso se transmitirá), eso estará dando testimonio de la sanidad completa que tendrá también la Iglesia-Novia del Señor. Todo estará ocurriendo bajo un tiempo de mucha pero que mucha necesidad en medio de la raza humana.

PREPARÁNDONOS PARA EL CUMPLIMIENTO DE LAS PROFECÍAS
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 18 de marzo de 2012
Cayey, Puerto Rico

Por lo tanto, es necesario que estemos preparados para recibirlo en Su Venida en este tiempo final, para recibirlo en el cumplimiento de las profecías de este tiempo final.

Él estará cumpliendo más profecías en este tiempo que las que ha cumplido durante las edades pasadas; como cumplió más profecías en Su Primera Venida que las que habían sido cumplidas antes de la Primera Venida de Cristo durante la Dispensación de la Ley.

Hay más profecías de la Segunda Venida de Cristo que de la Primera Venida de Cristo.

La Primera Venida de Cristo tenía muchas especificaciones para poder localizar el lugar en que ocurriría, en dónde nacería el Mesías, de qué familia vendría. Sería de una virgen, de una joven virgen, descendiente del rey David; nacería – sería de Belén de Judea, de Belén; aunque viviera en otra ciudad, pero luego el nacimiento sería en Belén de Judea; y, por consiguiente, sería un descendiente del rey David; y eso significa que sería un Príncipe de la casa de David.

También estaban las profecías de Su ministerio, estaban las profecías de Su muerte, sepultura y resurrección. En esos tres años y medio de ministerio cumplió más profecías, Cristo, que antes de los 30 años en adelante. O sea, de los 30…; cumplió más profecías de 30 años a 33 años de edad, que las que había cumplido antes de esa fecha.

Cumplió las profecías de la redención para el ser humano, las profecías para la liberación de los hijos e hijas de Dios del reino de las tinieblas. Tuvo Su entrada triunfal también en Jerusalén. Todo eso era profecía que tenía que ser cumplida.

Ahora, el que Dios cumpla profecías no significa que todas las personas van a creer el cumplimiento de esas profecías. Siempre se levantarán los incrédulos, y también los hechos creyentes ([JBP] o sea, hechos creyentes), para combatir el cumplimiento de esas profecías y blasfemar en contra del cumplimiento de esas profecías, y decir que eso no es el cumplimiento de esas profecías.

Siempre habrá una lucha, una batalla; siempre la hubo y siempre la habrá. Ahora, dependerá de qué parte usted se ponga: Si se pone de parte de los que se levantarán en contra, usted perderá la bendición que hay en el cumplimiento de esas profecías ([JBP] si está en contra, usted pierde la bendición que hay en el cumplimiento de esas profecías). Si está del lado de los creyentes, y es usted un creyente en esas profecías y el cumplimiento de ellas, usted tendrá la bendición que viene en esas profecías que se estarán cumpliendo.

[JBP] Y le damos gracias a Dios porque nosotros estamos del lado de la bendición; porque nosotros creemos y estamos parados, con nuestra fe puesta en el cumplimiento de esas profecías, para verlas cumplidas. Y estamos viendo que se están cumpliendo todas esas profecías señalando el cumplimiento de Su Venida, el cumplimiento del Séptimo Sello, en esta fase y en esta etapa en la cual estamos ahora. Y nuestra fe, por consiguiente, está parada, está en la posición de creerlas; o sea, somos los creyentes en esas profecías que fueron habladas y ahora se están cumpliendo, las que corresponden a este tiempo en el cual estamos viviendo.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “YA SALIDO EL SOL”9 hay una parte que no lo leímos ayer, en la página 30…, antes de la parte que leímos; pero quiero colocarla para leerlo también, donde él también habla de esa parte del León de la tribu de Judá, para tenerla aquí, hablarla de una vez y tenerla ya en esta plática colocada también; o sea, iría a la línea con el de ayer. Miren lo que dice aquí en la página 30 [PÁG. 29]:

205 Noten. Ahora, si ese Espíritu que levantó a Jesús del sepulcro mora en ustedes, potencialmente ustedes tienen Vida, dirigida por el Espíritu, para vivificarle la Palabra, para que la crea.

[JBP] Vean que es el Espíritu de Dios, es el Espíritu Santo el que está en cada creyente; por eso debemos siempre de respetarnos los unos a los otros, y no ponernos a discutir con ningún hermano.

[205] La cosita se mantiene impulsándose hacia arriba mientras crece.

206 Noten, en Pentecostés, sus cuerpos fueron vivificados hacia una nueva Vida. Fíjense al grupo de pequeños cobardes.

207 ¿Les estoy reteniendo demasiado tiempo? [La congregación dice: “¡No!” –Ed.]. Fíjense, acabo de calentarme, sintiéndome bien. ¡Oh, vaya!

208 Noten. ¡Ellos eran cobardes! Noten. Pero ellos tenían lo mecánico. ¿Ven? Pero todos se refrenaban allí, diciendo: “Oh, les tengo miedo. No, temo salir a proclamar esto”, ¿por qué? “Oh, todos estos grandes obispos y cosas allá afuera ([JBP] está hablando de los que estaban dentro en el aposento alto, allí en el Día de Pentecostés). Oh, tengo miedo de hacerlo. Esos sacerdotes y cosas, tengo miedo de hacer esa declaración, temeroso de decir que creí en Él”.

[JBP] Vean lo que ocasionará también en este tiempo final esa apretura. Porque todo está basado como fue basada la fe en los creyentes en la Primera Venida del Señor, está basada en el cumplimiento de la Primera Venida del Hijo del Hombre, la Primera Venida del Señor; o sea que ellos estaban allí temerosos de salir y decir que creían en que Jesús era el cumplimiento de ese que estaba prometido venir, y que lo había profetizado profetas del Antiguo Testamento; o sea, ellos habían reconocido esa profecía cumplida, vivificada, en Jesús de Nazaret.

[208] “… temeroso de decir que creía en Él. Oh, es que no soy capaz de hacer eso”. ¿Ven ustedes?

209 Mas de repente llega lo dinámico. Sí, y ¿qué hizo ello? No solamente llenó su espíritu, por dentro, mas vivificó su mecánico. Sus cuerpos fueron vivificados.

[JBP] Oh, ¿eso no es lo que ocurrirá en este tiempo final? ¿Eso no es lo que ocurrirá con nuestros cuerpos mortales? ¡Eso es lo que ocurrirá! Basados en esa fe, en el cumplimiento de esa profecía, en el cumplimiento de la Segunda Venida del Señor, es que nuestros cuerpos serán vivificados, serán transformados. Y él dice allí:

[209] Ya no eran más cobardes. Salieron en la cara misma de la gente. ¡Sí señor! “¡Varones judíos, y vosotros que habitáis en Jerusalén!”. Donde antes que llegara lo dinámico, ellos solo eran lo mecánico. ¿Ven? “Varones que habitáis en Jerusalén: ¡Esto os sea notorio, y oíd mis palabras! Estos no están ebrios como vosotros suponéis”.

210 ¡Yo soy uno de ellos!

[JBP] Y cada uno de nosotros dirá: “¡Yo soy uno de ellos! Yo soy uno de los que creo en el cumplimiento de la Segunda Venida del Señor conforme al orden de Su Venida, de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles”.

210 ¡Yo soy uno de ellos! ¡Esto es! Y siempre he dicho que si esto no es Aquello, déjenme preservar esto hasta que venga Aquello”.

[JBP] Mira eso, ¡qué tremendo!

211 “No, esto es lo que fue dicho por el profeta Joel: ‘Y será en los postreros días, dice Dios, derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne’”. ¿Ven? Lo dinámico entra en lo mecánico. Ya no temían más.

212 Algunas de ustedes, personas que están temerosas que alguna mujer se reirá de ti por tener pelo largo, por dejar de usar maquillaje. Algunos de ustedes, hombres, que tienen miedo que su organización les eche fuera cuando bautizaste a tu congregación en el bautismo escritural; necesitas encerrarte en el Aposento Alto ([JBP] y dibuja una Piedra Angular, y escribe): [WSS] «Aposento Alto» hasta que llegue lo dinámico. Eso es cierto.

213 Los transformó, eso los vivificó. Les hizo diferentes. Desde ese momento en adelante era un pueblo transformado.

[JBP] ¡Y así será en este tiempo final! Será un pueblo transformado, será un pueblo que estremecerá este mundo en esos 30 o 40 días; y no le tendremos miedo a nada. Dice:

[213] Les vivificó, de una vieja vida, de un cobarde, de ser un cobarde hasta ser como el León de la tribu de Judá. Ellos absolutamente se enfrentaron a la martirología, clavados en cruces, crucificados con la cabeza hacia abajo, quemados, echados en la fosa de los leones. En ellos ya no había cobardia, en ninguna manera la muerte tuvo victoria sobre ellos. Lo dinámico estaba en lo mecánico, sí señor. Eso vivificó sus cuerpos mortales.

[JBP] Y él escribe ahí: [WSS] «León de la tribu de Judá».

Ha sido para mí un gran privilegio y una bendición poder enviarles estas palabras de saludo y esta enseñanza de esta ocasión, de hoy sábado, 19 de noviembre de este año 2022, consciente que es el Ángel, el Espíritu Santo, en medio de Su Iglesia, obrando en medio de Su pueblo.

En este tema (le colocaremos así): “EL ÁNGEL = EL ESPÍRITU SANTO”.

Que Dios te bendiga, hermano Miguel, que Dios te guarde; te siga dando entendimiento, sabiduría; y que sigas confirmando en la fe, basados en la fe del cumplimiento de las profecías de este tiempo final, a todos los ministros, a todas las congregaciones, a todo el pueblo de Dios en toda la faz de la Tierra. Que Dios te siga dando mucha salud.

Y que Dios también sea así con todos los ministros y con todos los hermanos en todas las congregaciones: que les dé mucha sabiduría, mucho entendimiento y mucha salud; y Dios nos permita a todos estar sanos y fuertes hasta el día de nuestra adopción.

Que Dios les bendiga, que Dios les guarde. Continúen pasando un día lleno de grandes bendiciones de parte de nuestro Padre celestial.

Y el día de mañana estaremos ya a las 10:00 de la mañana en la actividad del domingo, en la cual esperamos que Dios —como siempre— nos bendiga y nos abra el entendimiento, las Escrituras, para comprender todo lo que Dios está haciendo en este tiempo final.

Y le damos gracias a nuestro Padre celestial que nos haya enviado a Su Ángel Mensajero en este tiempo, nuestro apreciado hermano y amigo: William Soto Santiago.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.


1 51-0415E “La Hora ha llegado” (párrs. 20-26, 35-36 en inglés)

2 Proverbios 10:19

3 SPN65-0418M “Ya salido el Sol”, pág. 30, párrs. 216-218

4 San Mateo 12:31-32

5 Estudio “Primera actividad de sábado”, 2022/abr/02 (sábado), págs. 12-15 del (f), págs. 30-33 del (T)

6 Citas, pág. 9, párr. 73

7 Citas, pág. 114, párr. 1004

8 San Mateo 27:3-5

9 SPN65-0418M “Ya salido el Sol”, pág. 29, párrs. 205-213

Ir arriba