El camino provisto por Dios para entrar a la tierra prometida

El camino provisto por Dios para entrar a la tierra prometida

Rev. José Benjamín Pérez
Miércoles, 27 de julio de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenas noches, un saludo al misionero Miguel Bermúdez Marín, y a todos los ministros y a todos los hermanos, hoy miércoles, 27 de julio de este año 2022. Le agradecemos a nuestro Padre celestial que nos haya enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero William Soto Santiago, con este glorioso Mensaje que prepara a la Iglesia-Novia para pronto ser transformada y raptada.

Nos dice en el libro de Hebreos, capítulo 9, verso 1 en adelante:

1 Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal.

2 Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición.

3 Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo,

4 el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto;

5 y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle.

6 Y así dispuestas estas cosas, en la primera parte del tabernáculo entran los sacerdotes continuamente para cumplir los oficios del culto;

7 pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo;

8 dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, en la página 140, párrafo 1252, nos dice el reverendo William Branham, precursor de la Segunda Venida del Señor, con el espíritu ministerial de Elías en su cuarta manifestación, nos dice:

1252 – “Noten, ellos se quejaron del camino provisto de Dios; fue la razón que murieron. (Ahora, de cerca, no pierdan estas últimas pocas observaciones). ¡Ellos se quejaron! Lo que hizo que murieran en el desierto, ellos se quejaron del camino provisto de Dios: por un Mensaje de un hombre, un profeta, una dirección de un hombre. Díganme cuándo Dios alguna vez usó a un grupo para guiar. Ustedes no lo encontrarán en la Biblia. Un hombre… ¡La Palabra vino a Moisés! Coré; todos nosotros sabemos que él se quejó y dijo que Dios era injusto por hacer una cosa como esa: de usar solo un hombre con el Mensaje. / Y recuerden ustedes, Judas habla lo mismo de los postreros días. Eso es correcto. ‘Ellos perecieron en la contradicción de Coré’. También sabemos lo que le pasó a Coré, y los demás que se quejaron de la Palabra de Dios y la sabiduría de Dios de esa dirección de un hombre: cada uno de ellos pereció”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «del camino provisto por Dios, de Moisés, se quejaron y murieron».

[Rev. José B. Pérez] Y en esta plática, en esta enseñanza, le colocaremos ese tema: “EL CAMINO PROVISTO POR DIOS”.

En el mensaje “DOLORES DE PARTO”, dice:

DOLORES DE PARTO
Dr. William Soto Santiago
Miércoles, 30 de octubre de 1974
Sabana Seca, Toa Baja, Puerto Rico

Cuando Dios escoge, escoge contrario a nuestros sentidos. Nuestros sentidos nos dicen: “Eso no puede ser… tenía que ser de esta manera”. Pero como la obra es por la fe, y el Señor dijo: “No es con espadas, ni con ejércitos; sino con mi Espíritu, ha dicho el Señor” ([JBP] Zacarías 4:6).

[JBP] Más adelante dice (de este mismo mensaje):

[WSS] (…) Dios ha dicho que Él escoge lo que no es, para avergonzar (¿qué?) lo que es. Ahí lo tiene, eso es lo que Dios ha dicho. ¿Por qué? Él dice: “Para que ninguna carne se gloríe delante de Mí”.

Porque siempre la tendencia de la gente es que si Dios hace algo a través de ellos, y ellos sabían de esa materia, entonces ellos dicen: “Bueno, Dios tenía que hacer esto de esa manera, porque yo sabía de eso”. Pero y cuando Dios realmente se manifiesta en simplicidad, y usted ve a Dios obrando, entonces usted tiene que ver que no es el hombre, sino que es Dios; y entonces cuando usted mira para el hombre, entonces [dice]: “Bueno, ¡qué milagro tremendo que a través de Fulano, que no sirve para nada, Dios está haciendo esta cosa tan tremenda!”. ¿Ve? Dios obrando, y entonces la gloria se le da a Dios.

[Rev. José B. Pérez] Nos dice en el mensaje “JOSUÉ, EL GRAN GUERRERO”1, en la página 14 de este folleto dice:

[34] (67) No es cuántos podemos conseguir para que se unan a la iglesia, es cuántos podemos conseguir que entren en Cristo Jesús, que crean y que se sometan ellos mismos, y que encuentren su posición y se paren como la Roca de la Eternidad en el puesto del deber y listos. Oh, yo espero que Dios los aquiete a todos en esta noche y simplemente les deje saber qué hacer en esta gran crisis. Estamos en Cades-barnea.

[JBP] Y recuerden que Cades-barnea es asiento de juicio. Ya en algunas partes más adelante, quizás, vamos a encontrar ese significado; ya lo hemos leído en otras ocasiones2.

35 (68) Miren, la razón por la que ellos rehusaron… Ellos viajaron cuarenta años más en el desierto porque la rehusaron ¿Qué es lo que ha sostenido todas estas cosas…? Yo creo que la Venida de Cristo… está en mi corazón y más vale que lo diga ([JBP] O sea, le vino ese pensamiento de algo que va a decir ahora), la Venida de Cristo es pasada de tiempo, es pasada de tiempo. Ustedes dirán: “Predicador, ¿de qué estás hablando?”. De la Biblia. “ Como fue en los días de Noé, así también será en la Venida del Hijo del Hombre”.

[JBP] Y es bueno que también consigan ese estudio bíblico donde se habló de esa generación de 40 años, y también de esos ciclos de la vida de Moisés3; y ahí pueden unirlo con todo esto de hoy, y pueden tener un cuadro más claro de todo eso. Dice:

(69) En los días de Noé, Dios fue paciente, no queriendo que ninguno pereciera. Dios es paciente, Su Venida es pasada de tiempo, hubieramos entrado al Milenio hace cuarenta años si el pueblo se hubiera sometido a Dios; pero en lugar de esto, ellos se echaron para atrás y se organizaron y se ataron, aun los pentecostales y todos los demás, debajo del viejo sistema. Dijeron: “Tendremos una iglesia, nos vamos a unir a la iglesia y veremos si podemos conseguir más miembros de ellos”.

(70) Y uno se levantó del grupo y dijo: “¿Saben ustedes?, yo no creo que Jesús viene en un caballo blanco, Él viene en una nube blanca”. Él va allá y forma una organización y mete a unos cuantos en ella.

Uno dice: “¿Saben ustedes?, yo creo que deberíamos de ser bautizados de esta forma”. Así que él se hace una organización.

El otro dice: “Yo creo que deberíamos de ser bautizados hacia adelante”. Y él se hace otra organización, una organización. Ese es el mismo viejo sistema mundano, empero Dios en estos últimos días está llamando a salir del caos, fuera de en medio de todo eso. El hombre no puede hacerlo y nunca lo hará, pero Cristo mismo vendrá y llamará, entonces cruzaremos el Jordán, cruzaremos el Jordán.

36 (71) Ahora, fíjense en ellos… Allí estaban, asentados en el desierto, aquí estaba la evidencia de regreso. ¿Por qué pensó él que podían hacerlo? Pues Moisés dijo… mejor dicho, Dios le dijo a Moisés desde la Columna de Fuego, le dijo: “Ahora miren, Yo les doy Palestina, es de ustedes; Yo se la di a vuestro padre Abraham y yo le dije a él que todos ustedes morirían allá”.

Y quiero que se fijen en otra cosa, ¿cuántas generaciones se necesitaron para salir? Cuarenta. O sea, cincuenta años es considerada una generación en la Biblia. Cuatrocientos años, eso viene a ser ocho generaciones.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «no pasará esta generación»

[JBP] Y arriba, y al lado también dibuja una pirámide con las siete etapas y el número 8 en la Piedra Angular; escribe: [WSS] «8».

(72) Fíjense, entonces, cuando menos pensaron, ellos… O sea, Moisés salió y ellos mismos se retrocedieron, se fueron por otros cuarenta años. Ellos se acercaron a Palestina, fueron otros cuarenta años. Diez generaciones, significando diez tribus y las medias tribus, por supuesto para dividir el tiempo. ¿Cómo es que ellos perfectamente cumplieron cada palabra por inspiración? No hay ni una Palabra que no sea inspirada en la Biblia, de Génesis a Apocalipsis.

37 (73) Entonces llegaron a Cades en donde podían ser juzgados. Ahora, la iglesia llegó a Cades, donde ellos podían ser juzgados.

[JBP] Y hemos llegado a Cades en donde podemos ser juzgados. Antes no podíamos.

Y entonces las iglesias estando todas establecidas y en un concilio dijeron hace algunos años: “¿Podríamos considerar este bautismo del Espíritu Santo? ¿Podríamos considerar los dones del Espíritu regresando a la iglesia? Les diremos lo que eso haría, estando nuestros documentos trazados de esta manera, no podemos dar un paso hacia eso”.

El otro dijo: “No lo podemos recibir”.

Otros dijeron: “No podemos recibirlo”.

Empero hubo algunas personas que dijeron, o mejor dicho que fueron a la tierra prometida y regresaron con la evidencia de ella, que la sanidad era correcta, que el Espíritu Santo es correcto, que los poderes de Dios son correctos, y que la misma tierra prometida que se nos ha prometido es correcta. Sí señor.

[JBP] Y él escribe abajo: [WSS] «Gene – Generación producto de los genes».

38 (74) Ahora, cuando Josué estaba allá caminando alrededor después de que cruzó el Jordán, entonces él empezó a comer del fruto de la tierra. Me puedo imaginar a Josué en esa mañana, después de haber tenido esta gran visión del Señor diciendo: “Yo estaré contigo. Así como estuve con Moisés estaré contigo”. Lo llamó una noche y le dijo: “Ahora, mira Josué…”.

(75) Él le había dado una visión y le dijo: “Ahora mi siervo Moisés ha muerto, levántate y pasa este Jordán, tú y todo el ejército de Israel. Y Jehová tu Dios estará contigo. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Como estuve con Moisés estaré contigo. Solamente que seas valiente y no te desanimes; simplemente sigue adelante, Yo estaré contigo. Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro”.

[Rev. José B. Pérez] Y eso nos recuerda esa ocasión en donde, por una visión o un sueño, le fue dada fe…, o sea, como escribe nuestro hermano William allí… Por eso que recibió en esa ocasión Gedeón… Vamos al libro de Jueces, capítulo 7, verso 13, dice:

13 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando a su compañero un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal manera que cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «Un pan = la Espada».

[Rev. José B. Pérez] Y esa Espada, recuerden que es la Palabra; lo cual, en:

Josué, capítulo 5, verso 13:

13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?

14 Él respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?

15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.

[Rev. José B. Pérez] Y miren cómo allí ese pan lo representó, o el hermano William escribe ahí que representa esa Espada. Y cómo ese pan, ahí en esa ocasión, en ese sueño, dice que:

[Jueces 7]

13 … y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.

14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.

15 Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró; y vuelto al campamento de Israel, dijo: Levantaos, porque Jehová ha entregado el campamento de Madián en vuestras manos.

[JBP] Y el hermano William escribe arriba:

[WSS] «El significado del sueño animó a Gedeón y le dio fe para obtener la victoria».

[Rev. José B. Pérez] Eso fue lo que ocurrió allí en este caso cuando (donde estamos leyendo)…, que él dice:

[WMB] Lo llamó una noche…

[JBP] Un poquito más atrás dice, para repetirlo:

38 (74) Ahora, cuando Josué estaba allá caminando alrededor después de que cruzó el Jordán, entonces él empezó a comer del fruto de la tierra. Me puedo imaginar a Josué en esa mañana, después de haber tenido esta gran visión del Señor diciendo: “Yo estaré contigo, así como estuve con Moisés estaré contigo”. Lo llamó una noche…

[Rev. José B. Pérez] Y eso… también tuve esa experiencia de ese llamado una noche.

Lo llamó una noche y le dijo: “Ahora, mira Josué…”.

(75) Él le había dado una visión y le dijo: “Ahora mi siervo Moisés ha muerto, levántate y pasa este Jordán, tú y todo el ejército de Israel. Y Jehová tu Dios estará contigo. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Como estuve con Moisés estaré contigo. Solamente que seas valiente y no te desanimes; simplemente sigue adelante, Yo estaré contigo. Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro”.

Huellas significan posesión, mi hermano. Lo que la Iglesia necesita en esta noche son algunas huellas más acá en esta tierra. No se queden mucho tiempo alrededor del Jordán, salgamos y veamos qué es lo que tenemos. Muy bien.

(76) Cada vez que él hacía una huella, cada vez que él colocaba su pie, era una posesión. Yo puedo ver a Josué, después que tuvo la visión, él dijo: “Ahora, reúnan a todo Israel y párense al lado del Jordán. Santifíquense, laven vuestras ropas y vengan a la ribera en la mañana; yo les mostraré lo que es la gloria de Dios”. Amén.

[JBP] ¿Ve? Hubo ese tiempo luego, que había que llenar esos requisitos para ver la gloria de Dios.

Amén. Él tuvo una visión. Dios le dijo en Su Palabra, la Palabra dijo: “Yo les he dado la tierra, es vuestra, es vuestra posesión”.

39 (77) Ahora, ¿por qué no fue él allá y sacó a todos los filisteos y demás? Y yo diría así: “¡Caramba!”. Ustedes tienen que hacer algo también ([JBP] dice ahí el hermano Branham). Dios no hace nada a la fuerza. Ustedes tienen que creerlo, ustedes tienen que pelear.

(78) Como Peter Cartwright le dijo al borracho aquel día. Muchos de ustedes han leído de él; dijo: “¿Qué vas a hacer aquí?”.

Dijo: “Voy a tener una reunión” ([JBP] le está hablando Peter a ese borracho ese día).

Dijo: “¿Quién te dijo?” ([JBP] contestó el borracho).

Dijo: “El Señor”.

Dijo: “Tienes que vencerme primero”.

Dijo: “Bueno, si eso es lo que tengo que hacer ahora mismo, está bien”. Se quitó su abrigo, y lo golpeó; se subió arriba de él, le dio duro en la cara, y dijo: “Yo debo luchar si voy a reinar. Aumenta mi ánimo, Señor”. Golpeó al tipo y le tiró. Y le dijo ([JBP] y le hace una pregunta): “¿Ya?”.

Dijo: “Sí”. Le dio la mano; él regresó y fue salvo.

(79) Eso es lo que necesitamos hacer. ¡Uno tiene que pelear; no con su puño, sino con el poder de Dios, con su testimonio! Así es como uno vence, por medio de la Sangre del Cordero y su testimonio. Dígale al diablo que él no tiene ninguna atadura sobre usted. “Tú me pusiste esta enfermedad, pero Cristo me libró de ella. Él me prometió esto a mí”.

40 (80) Ahora miren, Él dijo: “Yo les enviaré una señal; habrá una Columna de Fuego que los conducirá por todo el camino. Ustedes únicamente síganla; Ella los llevará”. Eso es correcto. Y ellos llegaron ahí ([JBP] o sea, llegaron hasta ahí, hasta el Jordán), y sucede que la Columna de Fuego había llegado a ser un Hombre. Él dijo: “Yo soy el Príncipe del Ejército del Señor” ([JBP] eso fue lo que les leí, la Escritura allí de Josué). Dijo: “Hemos llegado hasta aquí, ahora hay que seguir adelante”.

(81) Ahora, allí estaba toda esa gran tierra delante de ellos. Todos eran militares. Y ahora el Príncipe del Ejército del Señor era un militar también. Así que Él dijo: “Ahora, Josué, no temas. Yo estaré contigo y nadie podrá hacerte frente todos los días de tu vida”.

¡Oh, Señor! Dijo Josué: “Ahora vamos a ver cómo se ve la tierra”. Entonces él envió algunos espías. Ellos fueron, y Rahab la ramera los escondió durante la noche.

(82) Y quiero que se fijen en otra cosa, noten lo que ocurrió cuando ellos estaban allá, en la casa de Rahab la ramera.

Rahab la ramera los escondió debajo del lino en la terraza, y sacó a los hombres fuera de las puertas, y ellos regresaron y dijeron: “Miren”. Dijeron… Ahora, fíjense cómo Dios se está moviendo. Ellos están llevándole esta palabra de aliento a Josué. Dijo: “Toda la tierra desmaya por causa de ti”. Dijo: “Hemos oído lo que Jehová ha hecho por ustedes”. Amén. A mí me gusta eso. No se preocupen, Dios tiene un buen tiempo para venir en el futuro.

(83) “Todo el país tiene miedo de ustedes, al oír que Jehová secó el Mar Rojo, y les permitió cruzar; ahogó el ejército de Faraón; los alimentó con maná en el desierto, y levantó la serpiente de bronce para una expiación. Él hizo todo esto por ustedes. Y yo sé cómo ustedes destruyeron a Og y a los otros reyes. Yo vi lo que ustedes hicieron, los destruyeron completamente. Y cuando nosotros oímos esto, y que ustedes venían en nuestra dirección, desmayamos. No hay más aliento en ninguno”.

41 (84) Cuando ellos regresaron y le contaron eso a Josué, me puedo imaginar revolviendo la espada en el aire y diciendo: “¡Gloria a Dios, Él va delante de nosotros!”. Amén. ¿Qué los hizo desmayar? ([JBP] O sea, a ese pueblo, allá a donde ellos fueron, los espías) ¿Qué los hizo tan débiles cuando ellos eran más grandes? “¡Qué cosa! (dijeron ellos) Parecíamos como langostas al lado de ellos”. ¿Cómo podían ellos desmayar? Ellos estaban fortificados detrás de grandes muros, con grandes hondas y rocas y todo, lanzas, y todo. Les excedían en número por millares de millares. Ciertamente que ellos pudieran, pues estaban todos unidos. “¿Por qué no podemos hacer correr a este grupo, a ese puñado de hombrecitos despreciables con hoces viejas para pelear? Y ni aun tan siquiera son militares, la única cosa que son, caminando con esas viejas sandalias puestas, no son guerreros, ellos son unos moradores de tiendas y fanáticos y aleluyas. Bueno, ¿por qué no podemos?… Allí parados en la ribera gritando y clamando, trayendo desgracia. Bueno, ¿por qué no podemos armarnos e ir en contra de ellos?” ([JBP] Decían los de esa ciudad).

(85) Empero no había nada en sus corazones. ¿Por qué? Dios dijo: “Yo enviaré Mi temor delante de ustedes”. Amén. Ahí está. “Yo enviaré Mi temor delante, pues ustedes son Mi pueblo, Mi pueblo con Pacto. Yo los llamé por elección, Yo los he escogido, Yo los he puesto en el Cuerpo y están circuncidados. Ahora, ustedes son creyentes, y ustedes sigan adelante. Yo estoy con ustedes. Todo les pertenece.

42 (86) Ahora, comparemos eso hoy, de cómo Palestina le pertenecía a Israel. Esa era su morada. ¿Lo ven? Esa era la morada en donde Israel habitaría. ¡ESTE CUERPO ES SUYO! ¡Eso es su lugar de morada! ¡Dios quiso que usted lo tuviera! Pero el diablo ha entrado cáncer, tuberculosis, enfermedades. Usted dice: “Yo lo sacaré. Yo haré esto y haré aquello”. Pero ¿saben qué? Algo ha acontecido. Esa Columna de Fuego ha venido entre nosotros, el Príncipe del Ejército de Jehová. ¡Y cada diablo que tiene a la gente atada en esta noche está muerto de miedo! ¿Por qué? Ellos oyen… ¿Por qué desmayaron estos filisteos y demás? ¿Por qué desmayó Jericó? Por causa de que la gente que tenía la promesa, que venía en camino, estaba por llegar. ¡Amén!

(87) La gente que tiene la promesa, la gente del Pacto, la gente de la promesa que está en Cristo Jesús, aún tiene una promesa en los últimos días: ¡Que Dios levantará este cuerpo y lo hará perfecto! ¡Y nosotros tenemos los atributos de Él ahora! ¡Así que ellos tienen miedo! ¡Su padre, el diablo, ha sido derrotado en el Calvario! ¡Y el Príncipe ([JBP] y escribe): [WSS] «Cristo» del Ejército de Jehová ha entrado en la forma del Espíritu Santo!

([JBP] Y él canta ahí un canto, un corito):

Fe en el Padre, fe en el Hijo,

Fe en el Espíritu Santo, los tres en Uno;

Los demonios temblarán, y los pecadores despertarán;

Fe en Jehová sacudirá cualquier cosa.

43 (88) ¡Aleluya! ¡Los diablos se están marchando! A causa de que Jesucristo el Comandante dijo: “En Mi Nombre echarán fuera demonios”. Ellos fallaron en recibirlo hace cuarenta años, ¡empero nosotros estamos entrando ahora, poseyendo la tierra! La misma Columna de Fuego, el Príncipe, va guiando al Ejército de Jehová. ¡Es la Tierra de ustedes! ¡Dios prometió prosperar la salud de ustedes! ¡Él les dio ese cuerpo a ustedes! ¡Es suyo por herencia! ¡El diablo está tratando de tomar control de él! ¡Él no tiene la autoridad para hacerlo! Él está temblando en esta noche. ¡Aleluya!

(89) El gran poder de Dios está remolineando en el edificio, y Satanás está temblando. ¡Oh, qué si tan sólo tuvieran fe! Su corazón está casi desfalleciendo, ha desmayado dentro de él. “¡Oh! (usted dirá), bueno, el doctor dijo que yo…”. Sí, pero ellos se dan cuenta que el Ejército de Jehová está entrando ahora. Eso es correcto. No importa qué tan alto lo haya amurallado; pueda que él lo haya amurallado fuera del alcance del doctor, pero no lo ha amurallado fuera del alcance de Dios. Puede ser un gran alarde para la ciencia médica, pero no es un gran alarde para Dios. ¡Aleluya!

44 (90) Josué, el Salvador. Josué significa ‘Salvador’. Él está entrando. No se turben, ¡crean! Él está aquí esta noche para tomar control. Amén. Cómo me encanta eso. Yo creo que la Columna de Fuego está con nosotros en esta noche. El Príncipe del Ejército de Jehová está aquí en esta noche. La Espada está desenvainada. Pueda que él le tenga miedo a esa señal médica, mejor dicho, pueda que no le tema, debido a que ellos no han podido por medio… están tratando duramente, y yo espero que lo consigan, ese algo para curar el cáncer, algo con qué hacer estas cosas. Pero hasta ahora el diablo cree que él les está jugando una. Empero cuando la Espada de Cristo baje, él no podrá resistir eso. Al cortar, Él va a soltar cada cáncer; Él levantará a los ciegos y a los afligidos. Él lo está haciendo en todas partes.

(91) Y Él está aquí en esta noche; es el gran sobrenatural Señor Jesucristo, el gran Yo Soy, el gran Alfa, Omega, el Principio y el Fin. ¿Por qué? ¡La tierra nos pertenece a nosotros! “Todos los que a Mí vienen, Yo les daré vida eterna, y los resucitaré en el día postrero”. [Jn. 6:37-40 –Trad.]. ¡Amén! Nosotros tenemos la evidencia de ello aquí mismo.

(92) Gente que estaba postrada la semana pasada, moribundos, que la clínica Mayo y demás, los había desahuciado, para nunca recuperarse; realmente no supo qué hacer con ellos. Y en esta noche ellos están perfectamente normales y sanos: (93) Es la evidencia. ¡La Tierra es nuestra! ¡Aleluya! ¡Tomémosla! ¡Amén! ¡Tomemos control!

[JBP] Y usted que me está escuchando en esta noche: ¡Tenga fe en Dios! ¡Tenga fe en la tierra prometida! ¡Tenga fe! Si tiene alguna enfermedad, tenga fe que Dios lo va a sanar; y también tenga fe que va a ser transformado. Crea con todo su corazón que usted es un escogido, y que usted ha entrado en este camino para llegar, para llegar a la tierra prometida del nuevo cuerpo. ¡Es una promesa! ¡Y es suya, y es mía!

¡Dios nos la prometió a nosotros! ¡Les pertenece a ustedes! ¡Me pertenece a mí! ¡Es su posesión, si ustedes sacan la Espada! Esta es la hora. ¡Entren y derrumben los muros! ¡Aleluya!

La lucha sigue, oh, soldados cristianos…

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo aquí, en este extracto, en el mensaje:

TIEMPO DE SEPARACIÓN PARA RECIBIR LA PROMESA
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 1 de diciembre de 1974
Ponce, Puerto Rico

Por un lado será doloroso, porque si tenemos el sentido del afecto y estas cosas dominando nuestras vidas, pues vamos a sufrir mucho; pero si solamente el sentido que tenemos funcionando en nuestra vida es el sentido de la fe, el sentido del alma, oh, cada cual dice: “Yo me quedo con la Palabra. Si papá o mamá o mi pastor no se queda con la Palabra, yo me quedo con la Palabra, y echo a un lado mis sentimientos; les sigo amando, sí, y es mi hermano, y cuando me necesite aquí estoy; pero en cuanto a la Palabra, yo me quedo con la Palabra”.

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “EN CADES-BARNEA”4, dice (página 14):

120 Déjeme decirle algo. Si en esta nación convocamos cultos especiales de oración, aunque sean estos de una hora de duración, o de un día; solamente un uno por ciento de mil asistirían. Dejen que toda esta nación se vuelva a Dios y rompa todo yugo del alcohol, destilería, tabernas y todas las cosas malas; y que nuestras mujeres dejen de usar los pantalones cortos, sucios e inmorales, y que hagan votos de arrepentimiento por haberlo usado en las calles. Que podamos limpiar nuestros hogares, nuestras casas, las iglesias, y poner detrás del púlpito a verdaderos predicadores, y no unos blandengues. Hacer que se derrame un verdadero avivamiento que haga a todo hombre y a toda mujer clamar a Dios, y nuestro país sea limpiado. Esto es lo único que detendría el juicio, y la mejor defensa que podamos tener, en caso de una explosión atómica ([JBP] y ahí él escribe): [WSS] «para detener el juicio divino». Su refugio antiatómico son Sus Alas. Esa es la verdad.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «las Alas». [JBP] Recuerden que las Alas son los ministerios de Moisés y de Elías.

121 Cades-barnea, fue el lugar donde el juicio de Dios bajó. Sitio donde Moisés escogió a 12 espías, uno por cada tribu, y los envió a reconocer la tierra.

122 Cuando ellos regresaron… yo quiero que ustedes se fijen en sus reportes. Dijeron: “Oh, si es buena tierra, maravillosa tierra, verdaderamente fluye leche y miel”.

123 Diez de ellos dijeron: “No la podemos tomar. Allí encontramos a los heteos, jebuseos, amorreos, cananeos; y nos mirábamos como langostas delante de ellos. Eran unos gigantes”.

[Rev. José B. Pérez] Él decía en la… en el libro de Citas, en la 1308, que… Dice (a mitad de párrafo):

1308 – “Cuando la prueba de la Palabra vino, cuando ellos atravesaron y vieron la oposición tan grande… la oposición más grande que ellos alguna vez vieron, los amalecitas fueron… fueron diez veces el tamaño de ellos… y allí estuvieron.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «10 veces más grandes los amalecitas que los hebreos, y como nación e individuo». [JBP] O sea que eran unos verdaderos gigantes.

[Continúa la lectura del mensaje “EN CADES-BARNEA”]

[123] “Eran unos gigantes. Sus ciudades eran fuertes y fortificadas, no hay manera de conquistarlas. Y delante de ellos nuestros corazones desfallecían. No podremos tomarla”. El voto popular fue en contra.

124 Hubo dos que se mantuvieron firmes; fueron Caleb y Josué [WSS] «Elías – Moisés», quienes trajeron un gran racimo de uvas, que un solo hombre no podía con él. Levantándose, les dijeron al pueblo [Caleb]: “Cállense delante del profeta de Dios5. ¡Sí los podemos vencer! ¡Vayamos ahora mismo contra ellos!”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Vino = estímulo por la revelación».

[124]¡Vayamos ahora mismo contra ellos!”.

125 Lo que necesitamos en esta hora es un hombre que ponga como reto las promesas de Dios ante el pueblo. Dios prometió derramar la Bendición Pentecostal en los últimos días…

[JBP] Y eso es un reflejo, tipo y figura, de todo lo que Dios estará haciendo en nuestro tiempo; porque él escribe: [WSS] «tercer éxodo», y al lado contrario hace un dibujo de una pirámide, o sea, la Edad de la Piedra Angular.

[125] … me refiero a un verdadero derramamiento pentecostal, y es hora de que llegue. Otro Cades-barnea ha llegado.

[JBP] Y él escribe abajo:

[WSS] «Cades Barnea = Trono de Juicio».
[WSS] «La Roca herida = la 2da Venida de Cristo».

126 Dijeron: “Ciertamente podemos hacerlo”. ¿Qué fué eso? Aquellos miembros de iglesia, cobardes, que sólo confían en lo que sus ojos ven; pero Josué y Caleb ([JBP] y escribe otra vez): [WSS] «Moisés y Elías» miraban la promesa de Dios. No importaba cuánta oposición se pudiera presentar, cuál era el número de gigantes que podía haber y si había que vencerlos. Ellos confiaban en la promesa de Dios.

127 Si un hombre o mujer, en esta noche, quiere andar en armonía con Dios, no puede prestarle atención a lo que el mundo diga. Si dicen: “Sí podemos” o “no podemos” no importa. Lo importante es que Dios lo prometió y eso basta. “Dios dice así”. ¡Oh, cuánto amo eso! Cuando Dios lo dice, eso permanece para siempre.

128 Les digo esto esta noche: Lo que tenemos hoy es una gran cantidad de falsas pretensiones, muchas creencias manufacturadas. Tenemos unos fanfarrones exhibicionistas. Ciertamente que sí. El diablo siempre envía a sus precursores para que el pueblo se amedrente. Hemos tenido muchos falsos Pentecostés. Ha habido muchas falsas lluvias. Muchas cosas falsas se han presentado.

129 En medio de todo esto, tenemos un genuino bautismo del Espíritu Santo. Hay genuinas bendiciones pentecostales, genuinas sanidades, un genuino Espíritu y un genuino pueblo. Ahora es el tiempo para marchar.

[JBP] Y él dibuja la pirámide, la edad séptima, y arriba la Piedra Angular. Escribe: [WSS] «7» en la edad séptima; y octava [WSS] «8» en la Edad de la Piedra Angular.

130 Pueblo, ¡el momento de hacer la decisión es ya! Usted tiene que decidirse. Esta iglesia tiene que hacer su decisión. Todo hombre tiene que pasar por momentos cruciales. Hay horas cuando se tiene que tomar decisiones. Cuando es llevado delante de un juez, tiene que tomar una decisión; en la corte de juicio, se declara culpable, o inocente.

131 Y esta noche, el Tabernáculo Branham tiene que tomar una decisión.

[Rev. José B. Pérez] Y eso uno lo trae acá: Y esta noche podemos decir, y en cada lugar pueden decir: “Este lugar, esta noche: esta iglesia de aquí, de este lugar, tiene que tomar una decisión”.

[131] Tiene que decidir si continúa, o regresa a Egipto por los ajos, cebollas y las otras cosas. Tiene que decidir si continúa comiendo la Comida de Ángeles hasta llegar a la tierra prometida, donde Dios nos ha dado la promesa. Marchemos sin miedo, hasta que se derrame entre nosotros un gran avivamiento del Espíritu Santo. ¿Quiere ser un debilucho yendo de aquí para allá, ignorando hacia dónde se dirige? ¿Quiere ser como las aves que pican y pican las frutas hasta el último día en que mueren? ([JBP] Y él escribe): [WSS] «Manzanas, picadas, mordidas». Tiene que tomar una decisión. No puede estar vacilando. “¿Por qué claudicáis entre dos pensamientos?”. Dijo Elías: “Si Jehová es Dios, servidle; y si no, no tenéis por qué hacerlo”. (1 Reyes 18:21).

132 Una verdadera experiencia con Dios es lo que saca el pecado del corazón del hombre. No es pertenecer a una iglesia o a un clan, tampoco es ser miembro de una organización (aunque no tengo nada en contra de ellas).

133 La educación no lo puede producir. Lo hemos intentado muchas veces y de ello hemos obtenido cisternas con fugas. Pensamos, una vez, cuando tuvimos a los Cuatro Grandes6, que eso resolvería todas las guerras. No resolvió las guerras. Había una fuga en ello. Pensamos, una vez, que el programa educativo salvaría al mundo entero. Y educamos, ¿y qué obtuvimos? Un montón de ateos educados.

[Rev. José B. Pérez] ¿Ve? Cuando él…, hace poquito leímos que él escribió que Dios no mandó (en ese momento cuando les dijo a Sus discípulos): “Vayan y hagan escuelas, bibliotecas, hospitales”. Él mandó a predicar el Evangelio7. Y en otro lugar dice (ese no lo tengo aquí a la mano) algo de que [WSS] “eso es lo peor que se ha inventado el hombre”. Porque utilizan la misma educación, que es traída por el mismo diablo… Porque todo eso, toda esa educación mundana y todas esas cosas de esta Tierra es…, pertenece a él; ya que el Conocimiento y la Educación es el Programa Divino correspondiente al tiempo en que a uno le toca vivir. Esa es la educación perfecta, esa es la educación que Dios quiere para Sus hijos.

Por eso en el Milenio y en la eternidad, dice Habacuc [2:14]: “La Tierra será llena del conocimiento de la gloria de Dios”. Y el ser humano muchas veces no se da cuenta que utiliza esa educación para combatir, en vez de utilizarla para el sostén del día a día, conocer y aprender cómo desenvolverse en este planeta Tierra; porque estamos aquí… ya sabemos el propósito por el cual hemos pasado por esta Tierra; y usamos esa educación para buscarle toda la parte positiva, para poder desenvolvernos, para poder trabajar en la Obra, tener el sostén de nuestra familia, y así por el estilo.

Pero muchos utilizan esa educación para atacar el Programa Divino, para atacar a los instrumentos de Dios; y no se dan cuenta que están siendo utilizados como maestros del maligno para llevar la educación para mal, para atacar el Programa Divino.

[133] ¿Qué tenemos a cambio de esto? Un grupo de ateos educados. Correcto. Creímos también que la sociedad podía salvar al mundo, y se ha hallado que los más viles criminales provienen de la llamada “sociedad”. Tanto la sociedad como la educación, no pueden salvar al mundo.

[Rev. José B. Pérez] Y lo que uno tiene que hacer es buscar la parte positiva de todo eso y que sea más bien de bendición para el Programa Divino.

Sigue diciendo más abajito, en este mismo mensaje “EN CADES-BARNEA” (estoy en la página 16):

138 Tienes que tomar una decisión. Ya está usted en Cades-barnea. No puedes seguir dudando. ¿Por qué claudicas entre dos pensamientos? ¿Por qué el Fuego no está en la iglesia? ¿Por qué las congregaciones no se llenan? ¿Por qué no hay más señales y maravillas poderosas entre nosotros? No le eche la culpa al pastor. Es usted. Adentro del pueblo hay una multitud toda mezclada: uno va por aquí y el otro por allá.

[JBP] Y más abajito dice:

[138] Cada uno de nosotros daremos cuenta de nuestros pecados, y responderemos por ellos en el Día del Juicio. ¡Estamos en Cades-barnea!

[Rev. José B. Pérez] Recuerden que los escogidos no serán juzgados. Y si es un escogido, ya hemos visto allí cómo el apóstol Pablo, hemos visto en ocasiones anteriores donde el apóstol Pablo habla que si es un escogido pues tiene que arreglar todo eso; y si no, pasará por fuego8. O sea, el fuego dará la prueba de esa obra. Pero que si es un escogido, sufrirá; no se va a perder, sino que va a pasar por ciertas pruebas.

Pero hay un tiempo que para la sexta dimensión, el Paraíso, le fue mostrado al reverendo William Branham que va a venir un juicio para los que están allí; y también va a venir un juicio para los que están acá. O sea, cuando se dice que la Iglesia no pasará por el juicio, sería por el Juicio del Trono Blanco; pero sí pasaremos por esa etapa; como van a pasarla allá los de la sexta dimensión, acá será de la misma manera; y todo será en simplicidad. Y ahí se va a saber quién va a regresar de allá, de la sexta dimensión, en la resurrección; y también se va a saber acá quién será transformado.

139 La Palabra de Dios nos dice que podemos recibir un avivamiento. También dice que Él se levantará en estos últimos días y hará grandes prodigios y señales. Ya los ha hecho. Todos los que estamos aquí, lo único que podemos hacer es unirnos para que comience ya ese avivamiento. ¿Qué tiene que hacer? Tomar una decisión.

[JBP] Miren la enseñanza aquí también, que nos dice:

140 Cuando se fue a casar con su esposa, hermano, fue necesario que tomara una decisión: que si se iba a casar o no. En ese momento tenía que hacer esa decisión. Quizás alguien se acercó y le dijo: “Mira, es mejor que no te cases”. Otro se le acercaría diciéndole: “Oye, es bueno que te cases”. Y otra voz le dijo: “Serás feliz cuando te cases”. Y otro: “Compañero, usted mismo se está poniendo la soga al cuello”. Fue usted quien tomó la decisión, esa es la verdad. Los juicios de Cades-barnea se acercan. [WSS] «Los juicios».

[141] Quizás en su casa haya diferencias familiares. Probablemente está pensando en divorciarse. De una u otra manera, tiene que enfrentarse a ese problema. Pero déjeme decirle esto, mi hermano, en esta noche; lo mejor que usted puede hacer es ir a donde está su esposa, abrazarse el uno al otro, inclinarse delante de Dios, y de rodillas tomar la decisión de servir a Jesucristo, a Él solamente; y usted verá cómo esa amenaza de divorcio desaparecerá. No se trata de ir donde está el abogado para resolver el problema, sino de hablar con el Salvador. El abogado pueda que le dé un aviso, pero el Salvador es quien lo salva a usted. El abogado puede darle alguna psicología o un estudio psíquico ([JBP] él en una parte dice… hace tiempo, hace años, él dijo: [WSS] “Psicología, filosofía y toda esa porquería”9), pero Jesús le dará gracia y amor. Después de esto verá lo que pasará.

[Rev. José B. Pérez] Y esto…, con todo respeto digo eso; fue algo que él comentó de todo eso, de toda esa enseñanza. Que no estoy en contra de los que estudian psicología y todas esas cosas. Vuelvo y les digo que todo eso, si uno lo canaliza bien —para la Obra de Dios y también para el sostén de la familia—, pues uno le saca el provecho.

Pero si es para combatir la Obra de Dios, el Programa de Dios, pues mejor no. ¿Ve? Le va a hacer entonces más mal a usted que bien, conocer todo ese conocimiento de todas esas cosas… no tan solo de psicología y todas esas cosas.

Sigue diciendo aquí (para ya no leer tanto)…, pero todo esto es muy provechoso para todos nosotros. Vamos a seguir ahí mismo; dice:

[141] … pero Jesús le dará gracia y amor. Después de esto verá lo que pasará.

142 Si está enfermo, tiene que tomar una decisión esta noche; y esta es: Si acepta o no, a Cristo como su Salvador. No puede estar de aquí para allá; más bien tiene que decir: “Yo lo creo”, o “no lo creo”. “Me voy a sanar”, o “no me voy a sanar”; o decir: “No tengo suficiente fe para ser sanado”. Lo que sí es cierto es que usted tendrá que tomar una decisión.

143 Si en esta noche es un pecador, tiene que hacer una decisión. Ahora mismo está en Cades-barnea. Ahora está en el lugar donde se realiza el juicio.

144 ¿Qué representaban aquellos manantiales? A iglesias ([JBP] y él escribe): [WSS] «Los juicios en la Casa de Dios». La Biblia dice: “El juicio comienza por la Casa de Dios”10. Así lo dijo Jesús. En este momento estamos en la Casa de Dios, por lo tanto tiene que tomar su decisión.

145 Tiene que tomar la decisión: Si viene a Cristo o le da la espalda. Todo pecador aquí, tiene que tomar su decisión ahora mismo.

146 Antes de salir por esas puertas, hombre, mujer, es mejor que pase adelante, o de lo contrario saldrá peor que como entró. No puede ser mediocre en esta noche. Tiene que tomar su decisión.

147 Esto es lo que estaba en mi corazón. Estaba en mi corazón; pero ahora está en sus manos ([JBP] una vez que se habla, ya la responsabilidad es de la persona). Tiene que tomar su decisión. Quizás haya sido mucho tiempo un buen miembro de iglesia. Por mucho tiempo quizás haya tenido más sed del conocimiento de Dios. Quizás quiere hacer algo más por Dios. Recuerde, se es mortal una sola vez; y este es el tiempo cuando usted es mortal; por lo tanto, es el tiempo también cuando se tiene que tomar la decisión. O usted se acerca a Dios, o tendrá que separarse para siempre. ([JBP] Y ese es el tema que estábamos leyendo: “TIEMPO DE SEPARACIÓN PARA RECIBIR LA PROMESA”).

148 Esta noche, cuando tome su decisión, oraré por usted para que haya rendición. No importa lo que haya que rendir. Puede ser su trabajo, su familia, o sus amados, sus amigos, sus socios, o lo que sea. “Nadie que poniendo su mano en el arado, mira hacia atrás, es apto para el Evangelio”11. Correcto. “Despojémonos de todo peso de pecado que nos rodea”12 ([JBP] y él escribe): [WSS] «En la Casa de Dios — El tiempo de acercarse a Dios, ¿cómo se acerca?, o de separarse para siempre, ¿cómo se separa? Es cuando está en el cuerpo aquí». ¿Qué significa esto? “Despojémonos de todo peso, y de la incredulidad, que nos rodea, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”.

[Rev. José B. Pérez] Un poquito más adelante:

154 ¿Alguien más quiere tomar su decisión? Diga: “Ahora serviré a Cristo. Yo he llegado al final de la ruta. He llegado a la crisis. Esta es la hora. Estoy en Cades-barnea. Dios está entrando en mi corazón. ¿Podré pasar por esto victoriosamente? ¿Podré dejar a mis amigos? ¿Podré dejar a mis compañeros de parrandas? ¿Podré pasar la frontera y entrar a la tierra prometida por Dios? ¿Seré un Caleb, o un Josué de estos tiempos modernos? ¿Seré yo un Josué, o un Caleb en los libros de Dios? ¿Será posible que esta noche huya como un cobarde?”. Dios ayude a cada hombre y cada mujer a tomar una decisión esta noche.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí en el mensaje “TIEMPO DE SEPARACIÓN PARA RECIBIR LA PROMESA” (donde me quedé, dice):

[WSS] Esa fue la actitud allá, de todos los hijos de Dios que recibieron lo que Dios les prometió; y esa será siempre la actitud de los verdaderos creyentes. Es tiempo de separación para recibir la promesa de Dios para este tiempo, que es la plenitud del Espíritu Santo.

Cuando veamos que esto ocurra, sepamos que ya Dios nos lo había revelado por Su Palabra. Y recuerde que, de más de 500 que había en el tiempo que el Señor ascendió, la mayoría fue separada del grupo pequeño, y solamente 120 quedaron ahí firmes con la Palabra; y 380 o más se salieron de la Palabra, no quisieron llenar los requisitos, las condiciones que habían, y cada cual quiso interpretar la Palabra a su manera.

Pero Dios tiene una sola manera para darnos a conocer Su Palabra…

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 122, párrafo 1094, dice [Citas]:

1094 – “22 Yo confío que Dios revelará esto. Y cada vez que ustedes que reciban las cintas y las escuchan, yo espero y confío que hayan tenido un discernimiento espiritual de lo que Dios está tratando de hacer con la Iglesia sin tener que decirlo abiertamente. ¿Ven ustedes? Esto es que hay veces que tenemos que decir cosas de tal manera que reducirá el gentío; a unos los echa afuera, a otros los saca, y a otros los pone a pensar. Pero esto es hecho a propósito. Tiene que ser así.

23 Puede ser que algunos digan: ‘¿Usted me quiere decir que Dios hace eso a propósito?’ Seguramente que sí. Él lo hace así.

24 Él dijo, cuando tenía miles alrededor de Él: ‘Si no comiereis la carne del Hijo de Dios o del Hijo del Hombre, y bebiereis Su Sangre, no tienes vida permaneciente en ti’.

25 ¿Qué clase de declaración es esta?, ¿qué crees tú que un doctor o médico, o una nodriza o una persona intelectual, pudiera pensar con esta clase de declaración de un Hombre con un ministerio como ese? Porque decía: ‘¿Coman la carne? ¡Eso es para los caníbales! ¿Beber la sangre humana? ¡Eso es un vampiro! En otras palabras, Él quiere que seamos caníbales y vampiros’. Y toda la audiencia se fue de Él”.

[Rev. José B. Pérez] Y recuerden que el hermano Branham en una ocasión le dijo a Billy… Yo creo que eso lo leímos en un estudio bíblico13, le dijo a Billy: [WMB] “Billy, todo está bien, el Mensaje está bien, la edad en que estamos está bien ([JBP] algo así, por ahí), todo, está todo bien; pero veo que hay algo que está mal, y es que hay mucha gente siguiendo el Mensaje”; y eso lo dijo el cuarto Elías, el reverendo William Branham.

Y fíjense cómo él allí también estaba hablando de algo que Jesús también había dicho, en donde dijo esas ciertas cosas que muchos se fueron del lado de Él, y se quedaron allí los que se tenían que quedar. Al igual pasó esos días del aposento alto, en donde de 500 personas bajó el grupo.

O sea, lo que se estaba hablando allí, no crea que le gustó a esos que se fueron; de seguro lo que estuvo hablando allí Pedro, muchos de ellos, ya sea por lo que estaba hablando que no creían, o que no creían que todo eso que estaba trayendo Pedro era por medio del Espíritu de Dios, de la guianza de Dios, de la enseñanza que ya Jesús le había dicho a Pedro de cómo hacer las cosas; o sea, había diferentes motivos por los cuales, todos ellos que se fueron, tuvieron para irse; o sea, tuvieron ese motivo para irse.

Acá en esta ocasión nos dice… estaba hablando en ese detalle, de esa ocasión donde Él dice que: “El que no coma Mi Carne, ni beba Mi Sangre, no tiene vida permaneciente en sí”14. Sigue diciendo:

1094 – “Porque decía: ‘¿Coman la carne? ¡Eso es para los caníbales! ¿Beber la sangre humana? ¡Eso es un vampiro! En otras palabras, Él quiere que seamos caníbales y vampiros’. Y toda la audiencia se fue de Él.

26 Y había una asociación ministerial con él, como 70, que habían sido escogidos. Y les dijo: ‘¿Qué pensarán ustedes cuando miren al Hijo del Hombre…?’”.

[JBP] ¿Ve? Aquellos… ya se habían ido unos pocos. Y ahora con estos 70, les dice algo un poquito más profundo.

1094 – “ ‘¿Qué pensarán ustedes cuando miren al Hijo del Hombre ascender de donde vino?’. Esto Él no lo explicó. Él nunca explicó. Pablo lo hizo más tarde ([JBP] y él escribe): [WSS] «Jesús no lo explicó, Pablo lo explicó luego». Él solamente lo dijo. ¿Ve? Le preguntó a estos ministros: ‘¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre que sube donde estaba primero?’.

27 Sin duda que esos hombres dijeron: ‘Un momento. Nosotros comimos con Él, pescamos con Él, dormimos con Él, sabemos de dónde nació; y aun hemos visto su cuna. ¿Y cómo puede este hombre…? Dura es esta palabra’.

28 La Biblia dice que dejaron de andar con Él. Lo dejaron.

29 Le quedaban doce. Él escogió doce, y uno de ellos era un diablo. Él entonces se dirigió a los doce.

Nadie podía explicar lo que Él acaba de decir. ¿Cómo podían comer Su Carne y beber Su Sangre? ¿Cómo había descendido, cuando había nacido en la Tierra? Ellos no podían entenderlo.

Dijo entonces Jesús a los doce: ‘¿Queréis vosotros iros también?’.

30 Es cuando el apóstol Pedro dijo aquel gran dicho: ‘Señor, ¿a quién iremos?’. ¿Ve? ‘Porque nosotros estamos satisfechos que Tú y solamente Tú tienes la Palabra de Vida de esta hora’ ([JBP] y él escribe): [WSS] «ayer y hoy». ¿Ve? Ellos no podían explicarlo.

Usted no puede explicar Fe. Es algo que usted cree y es tan sólido que no hay nada que pueda tomar su lugar.

De manera que ellos sabían que Él llenaba esa Palabra escrita y prometida para esa edad, la Edad Mesiánica. ¿Qué podían hacer? ¿Irse otra vez a esa iglesia fría y formal de dónde habían salido? ‘¿A dónde iremos?’. ¿Ve? ‘Estamos persuadidos que Tú tienes la Palabra de Vida’. ¿Ve? Ellos no podían explicarlo pero lo creían. ¿Ve?

31 Y Jesús dijo eso para disminuir su gentío (¿ve?) hasta que Él pudiese juntar el grupo. De todo el gentío, solamente once entendieron quién realmente era Él. Ellos sabían que Él era Dios.

32 Mi tema esta mañana es para revelar, o para quitarle el velo a ese Dios.

33 Dios siempre se ha escondido detrás de un velo, en cada edad, en todas las edades; pero Él ha permanecido siendo Dios. ¿Ve? Pero Él se esconde del mundo, y se revela a Sí mismo a Sus elegidos, como en aquel día a los apóstoles”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Dios siempre se ha escondido detrás de un velo».

[WSS] «para disminuir el grupo».

[WSS] «Él cumplía la Palabra escrita para la Edad Mesiánica».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo acá en otro extracto:

EL AVIVAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 18 de marzo de 1976
Fajardo, Puerto Rico

Estamos en un despertamiento para ver lo que tenemos que ver, porque Él está viniendo para llevarnos; y para llevarnos tiene que encarnarse en nosotros, porque sin la Palabra no podemos irnos en el rapto. Para irnos en el rapto tenemos que tener la Palabra, y por eso tiene que venir en forma de Palabra.

Entonces, vemos que es algo grande y glorioso lo que está aconteciendo; y lo grande, lo grande es la simplicidad. Tan simple. Todo se está moviendo como fue en los tiempos pasados, se está moviendo de la misma manera; y solamente los escogidos, los predestinados, son los que se darán cuenta de lo que está pasando; porque eso entra directo al interior del escogido, porque el avivamiento es dentro del escogido.

Después, lo que haya que venir – o lo que tenga que venir que sea visible al público, eso vendrá…

[Rev. José B. Pérez] ¿Ve? Es lo que hemos estado diciendo, es lo que hemos estado hablando: primero es aquí adentro: en el alma, en el corazón, en ese cuartito de madera, que es el alma de cada individuo; ahí es donde Dios está obrando, ahí es donde está ocurriendo ese avivamiento, este despertamiento tan grande, este avivamiento que nos quema por dentro; que deseamos cada día más y más saber de todas estas cosas. Ese verdadero escogido es que clama día a día por todo esto. El que no es: no va a estar clamando; va a estar señalando, acusando.

Pero cada uno, como ya hemos hablado y hemos visto por las Escrituras, cada uno se alínea en el grupo que le corresponde.

Mientras tanto, a los escogidos: estamos gozosos, estamos contentos, tenemos ese avivamiento en nuestra alma, en nuestro corazón; y ahí está produciendo, germinando ese avivamiento; y pronto esa Palabra completa estará en nuestros corazones; que alrededor de Ella, alrededor de esa Palabra, es que vamos a ser transformados. Solamente el escogido va a obtener eso, porque está recibiendo esa Palabra. Y todo en una forma sencilla, directamente, como dije hoy, directo al interior del escogido; porque el avivamiento es dentro del escogido.

[WSS] Después, lo que haya que venir – o lo que tenga que venir que sea visible al público, eso vendrá…

[JBP] Eso es para los Tomasitos, que después entonces cuando vean, digan: “Oye, verdaderamente era Dios obrando en medio de nosotros. ¡Cómo no me di cuenta, y perdí todo ese tiempo!”. Bueno, ahí va a tener luego tres años y medio para aprovecharlo. Ya…, ya ese tiempo, ya no tendrá oportunidad para prepararse. Lo digo así: “para aprovecharlo”, pero más bien tendrá que pasar por los juicios divinos que caerán en este planeta Tierra.

Hay una parte que él dice que [WSS] “a uno, no le hubiese deseado haber conocido a esas personas, porque uno por el amor que le tiene…”, [JBP] estamos en la Edad del Amor Divino, y por el amor que le tiene, [WSS] “uno hubiese deseado jamás haberlos conocido, por lo que ellos van a recibir”. Se habla de las bendiciones, se habla de todo lo que el escogido, los hijos de Dios van a recibir, pero también se habla de los juicios divinos que han de caer sobre aquellas personas que no están alineadas con la Palabra. Se les pone la bendición y la maldición.

Por eso él decía en ese tiempo: [WSS] “Escoge, pues, la vida, las bendiciones, para que vivas”; o sea que se les da a conocer las dos.

[WSS] Después, lo que haya que venir – o lo que tenga que venir que sea visible al público, eso vendrá; pero primero tiene que venir esta parte de Dios tratar con los escogidos como individuos, y producir un avivamiento en cada escogido como individuo; y luego eso se materializará, se encarnará; y luego entonces, el que quiera ver algo: que espere a que la Palabra esté totalmente encarnada en usted y en mí.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje:

CRISTO Y SU IGLESIA VENCIENDO SIEMPRE
(Reunión de Ministros)
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 23 de julio de 2011
Santiago de Chile, Chile

Una cosa es decir que creen en las promesas de Dios, y otra cosa es cuando llega el tiempo para el cumplimiento de ellas, que crean en la forma en que Dios está obrando para cumplir lo que Él ha prometido; ahí es donde queda la identificación clara si creen o no creen.

Porque algunas veces hay personas que dicen que creen pero tiene que ser a la manera de ellos; si no es como ellos piensan que deben ser las cosas, entonces no creen. Pues no creen, porque Dios no hace las cosas de acuerdo a como las personas piensan sino a como Dios pensó, a como Dios planificó desde antes de la fundación del mundo.

[Rev. José B. Pérez] Hay una parte que nos dice, en el libro de Las Edades, en la página 193, dice [PÁG. 191]:

75. El mensajero del último día aparecerá en el tiempo señalado por Dios. Ahora, como todos saben, es el tiempo del fin, porque Israel está en su propia tierra. Ahora, a cualquier momento él vendrá según Malaquías. Cuando lo veamos, él estará dedicado a la Palabra. Él estará indicando, señalando en la Escritura, según Apocalipsis 10:7, y Dios vindicará su ministerio. Él predicará la verdad, como hizo Elías, y estará listo para el reto del Monte de Sion.

76. Muchos lo entenderán mal porque ha sido enseñada la Escritura de una cierta manera que ellos consideran ser la verdad. Cuando él venga en contra de esas cosas, ellos no creerán. Aun algunos verdaderos ministros entenderán mal al mensajero porque tanto ha sido llamado la verdad de Dios por engañadores.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Algunos ministros entenderán mal al mensajero».

[WSS] «El reto = Monte de Sion».

[Rev. José B. Pérez] Y eso ha ocurrido de edad en edad: siempre han entendido mal al mensajero algunos. O sea, algunos han entendido mal al mensajero que Dios envía o al líder que Dios tiene para cumplir las promesas para el tiempo en que están viviendo.

Sigue diciendo:

[WSS] Dios no está obligado a hacer las cosas de acuerdo a como el ser humano piensa o desea que sean hechas.

¿Cuántos millones de seres humanos hay? Tendría que complacer a cada uno; pero el ser humano está obligado a creer como Dios piensa y como Dios hace las cosas. No puede la persona cambiar la forma de Dios pensar: es eterna, y no le pidió consejo a nadie. ¿Quién fue su consejero? ¿Quién le dio a Él primero para que Dios le dé a la persona?

Por lo tanto, las cosas, las profecías, dicen lo que Dios pensó que va a llevar a cabo; esas son las profecías. Y por eso por el Espíritu Santo son dadas a través de los diferentes profetas, y Dios no se va a mover de lo que Él dijo que va a hacer.

[Rev. José B. Pérez] En la página 189 también nos dice [Las Edades, PÁG. 188]:

62. Ahora, mantengámonos firmes como Josué y Caleb. Nuestra tierra prometida está apareciendo aun como la de ellos. Ahora, Josué significa ‘Jehová–Salvador’, y él representa el líder del último día, quién vendrá a la Iglesia aún como vino Pablo, como el líder original. Caleb representa a aquellos que permanecieron fieles con Josué. Recuerde, Dios había puesto a Israel inicialmente como una virgen juntamente con Su Palabra, pero ellos deseaban algo diferente, así como también la iglesia del último día.

[JBP] Y escribe: [WSS] «7mo milenio».

[WSS] «La tierra prometida».

Fíjese cómo es que Dios no movió a Israel o no la dejó entrar a la tierra prometida hasta que fuese en Su propio tiempo asignado ([JBP] y ahí): [WSS] «La tierra prometida». Ahora, el pueblo pudiera haber puesto la exigencia sobre Josué, el líder, diciendo: “La tierra es nuestra, avancemos a tomarla. Josué, tú estás acabado, a lo mejor perdiste tu comisión, no tienes el poder que tenías antes”.

[JBP] Y él escribe: [WMB] “no tienes” y escribe: [WSS] «5to Elías» [WMB] “el poder que tenías antes” y escribe: [WSS] «4to Elías».

“Antes oías de Dios y conocías la voluntad de Dios y actuabas eficazmente. Algo está mal contigo”. Pero Josué era un profeta enviado por Dios, y él conocía las promesas de Dios, y en ellas esperaba. Él esperaba hasta obtener una decisión clara y definitiva de Dios. Y cuando llegó el tiempo para moverse, Dios colocó la dirección completa en las manos de Josué, porque él se había quedado con la Palabra. Dios podía confiar en Josué, pero no en los demás. Así se repetirá en este último día. El mismo problema, las mismas exigencias.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí en el mensaje CRISTO Y SU IGLESIA VENCIENDO SIEMPRE”:

[WSS] Por eso es que también hay una Visión de una Gran Carpa Catedral, y Dios no se va a mover del cumplimiento de esa promesa; Dios no se va a mover para hacer otra cosa sino que Dios se va a mover para inspirar y usar seres humanos para que se realice la construcción de esa Gran Carpa Catedral; lo cual será la concretación del pensamiento divino que fue dado en sueño o visión al reverendo William Branham; le mostró ahí la parte culminante de la Iglesia del Señor Jesucristo en el Día Postrero, cuando venga una apretura sobre y contra la Iglesia del Señor Jesucristo.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 20 del mensaje que leímos “JOSUÉ, EL GRAN GUERRERO”, dice:

45 (94) Oh, Señor Jesús, Hijo de Dios, el Gran Josué a la Iglesia gentil, para guiarnos fuera de este caos del desierto, pues estos pequeños peregrinos errantes están viajando a través del desierto, Señor, de arriba a abajo, de ida y vuelta, a causa de los líderes que les han robado el pan de los hijos. Oh, Josué; Josué, el Señor Jesús, el Yo Soy, entra a la escena con fe dominante. Toma posesión en esta noche de cada persona enferma aquí. Si hay un pecador, toma posesión de él, sacúdelo y déjale saber que estamos cerca del Jordán.

(95) Oh Dios, uno de estos días Tú juntarás a todos Tus hijos y los santificarás a través de Tu Sangre. Los traerás a la orilla de la ribera para ver la tierra, ser transformados en un abrir y cerrar de ojos, y cruzar el Jordán. Estamos esperando esa hora.

Padre, oramos en esta noche que Tú envíes a Jesús, y que Él pueda venir a esta audiencia ahora y haga eso que Él dijo que haría, y sane a los enfermos y afligidos, porque lo pedimos en Su Nombre. Amén.

46 (96) Tenga fe en Dios. Yo le digo a usted, mi querido hermano y hermana, que el Señor Jesucristo, el Hijo del Dios viviente, nunca falla. Él no puede fallar. ¿A qué es lo que tenemos que mirar en esta noche? Tenemos un Líder en esta noche, el segundo Josué. No es otro sino el mismo Señor Jesús, el Príncipe del Ejército de Jehová. Él está con Su pueblo. Él está aquí con el poder ([JBP] y él escribe): [WSS] «2do Josué».

[Rev. José B. Pérez] Que Dios nos bendiga, que Dios nos guarde en esta noche, en esta pequeña plática que hemos tenido, en esta pequeña enseñanza; y así, un poco informal, pero ha sido para mí un gran privilegio poder leerles todos estos extractos, y toda esta Palabra y estos escritos, que para mí (y yo sé que para todos ustedes) han sido de grande bendición.

Y continuemos en este tiempo final preparando, recibiendo, toda esa Palabra, todo ese Mensaje que va directo al interior del escogido; porque ese avivamiento es aquí, en el corazón de cada escogido de Dios. Eso lo habló en “EL AVIVAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO”.

¡Continúen! Escogidos de Dios, predestinados de Dios, predestinados desde antes de la fundación del mundo: Hemos salido para entrar a la tierra prometida del nuevo cuerpo. No se desanime en ningún momento, siga adelante, siga agarrado del Mensaje, de la Palabra, que vamos a llegar a la meta de nuestra transformación.

Que Dios les bendiga, que Dios les guarde. Continúen pasando una noche llena de las bendiciones de nuestro Padre celestial.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.

1 55-0119 “El gran guerrero Josué” (párrs. 34-46 en inglés)

2 Estudio “Octavo Día = el día de venganza”, 2022/jul/23 (sábado), pág.13

3 Estudio bíblico #189, 27mar2022 (domingo)

4 56-0527 “En Cades-barnea” (párrs. 120-133, 138-148, 154 en inglés)

5 [El hermano Branham da cuatro golpes sobre el púlpito –Ed.]

6 Los Cuatro Grandes o las Cuatro Naciones se refiere a las cuatro principales potencias aliadas de la Primera Guerra Mundial y a sus líderes que se reunieron en la Conferencia de Paz de París en enero de 1919. Los Cuatro Grandes también se conocen como el Consejo de los Cuatro. Estaba compuesto por Georges Clemenceau de Francia, David Lloyd George del Reino Unido, Vittorio Emanuele Orlando de Italia y Woodrow Wilson de Estados Unidos. Fueron los principales artífices del Tratado de Versalles.

7 Estudio “Octavo Día = el día de venganza”, 2022/julio/23 (sábado), págs. 21-22

8 Primera de Corintios 3:10-15

9 1975-01-31 “Ven y ve”

10 1 Pedro 4:17

11 San Lucas 9:62

12 Hebreos 12:1

13 Estudio “Una separación entre los llamados y los escogidos”,
2022/may/14 (sábado), pág. 13 del folleto, pág. 249 del Tomo 1

14 San Juan 6:53

Ir arriba