El Hijo del Hombre en forma de Mensaje profético

Reproducir vídeo

El Hijo del Hombre en forma de Mensaje profético

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 13 de agosto de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenos días, misionero Miguel Bermúdez Marín y todos los hermanos que están reunidos contigo, allá en Monterrey, Nuevo León, México, en la congregación que pastorea el reverendo Epifanio López; y también los que están conectados a través de internet o de otro medio de comunicación.

Es realmente una bendición y privilegio poder enviarles este saludito a todos y cada uno de ustedes, y agradecerle a nuestro Padre celestial que nos haya enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero William Soto Santiago; y le damos gracias a nuestro Padre celestial, también, por él haber pedido más tiempo, tanto para él como para nosotros. Por eso estamos agradecidos a él, que haya hecho esa intercesión por nosotros, y que nos haya dejado este tiempo para prepararnos para escapar de los juicios divinos que han de venir sobre este planeta Tierra.

Debemos estar en este tiempo con nuestros ojos espirituales bien abiertos, para que todo lo que Dios nos está dando y nos continuará dando, no lo perdamos de vista, sino que podamos decir al final: “Aprovechamos bien el tiempo que él pidió para cada uno de nosotros, ¡lo hemos aprovechado bien!”.

O sea, si él pidió más tiempo, pues que ese tiempo que él pidió haya sido de provecho para nosotros; y ese es el motivo por el cual él pidió ese tiempo. Por lo tanto, cada uno de nosotros —los escogidos de Dios— estamos aprovechando bien este tiempo, para que así podamos estar preparados para nuestra transformación.

En el mensaje “VIGILANDO EL TIEMPO”… este mensaje lo colocó el hermano Miguel en varios lugares (o creo que fue un lugar, donde colocó varios extractos), y quizás también lo colocó completo en algún libro; y quisiera tener una base aquí para el corto saludo que les estaré dando en esta ocasión, y leer algunas porciones también del libro de Citas, y algún otro mensaje.

Nos dice en el mensaje “VIGILANDO EL TIEMPO”:

VIGILANDO EL TIEMPO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 16 de mayo de 1982
Cayey, Puerto Rico

Pero Jesús sabía y conocía a aquellas gentes en su interior; por lo tanto, Jesús hizo eso a propósito para reducir el grupo…

[JBP] Y ustedes pueden buscar en el libro de Citas, una cita que yo les leí allí, en la página 122 y 123, que leímos ese extracto no hace mucho1, donde él está allí hablando en la parte donde Jesús… El hermano Branham está citando ahí la parte donde Jesús habló de que “el que no comiera Su Carne ni bebiera Su Sangre, no tenía Vida permaneciente en sí”. Y también habló del Hijo del Hombre ascender de donde vino. O sea, todas esas cosas él las habló allí; y el hermano Branham en ese extracto que está en el libro de Citas, dice que eso fue hecho a propósito.

Fíjense que el hermano William aquí hace referencia a eso, por la manera que él está citando ahí; pues esa cita va con ese párrafo que les estoy leyendo aquí (para que lo anoten al lado, y no leerlo, sino para seguir adelantando). Dice:

[WSS] Pero Jesús sabía y conocía a aquellas gentes en su interior; por lo tanto, Jesús hizo eso a propósito para reducir el grupo y para que quedaran los que creían por revelación; no con una fe mental, sino con una revelación de lo profundo del corazón. Y cuando aquel hombre decía: “Hay que comerse la Carne y beberse la Sangre del Hijo del Hombre”, allí estaban los verdaderos creyentes esperando para hacerlo en la forma en que hubiera que hacerlo ([JBP] la cita que les hice referencia es de la página 122 del libro de Citas, párrafo 1094. Sigue diciendo). No entendemos cómo será, pero aquí estamos para hacerlo.

Algunas personas dijeron: “Dura es esta Palabra, ¿quién podrá recibirla?”. Y Él les dijo: “¿Quieren ustedes irse también?”. Y entonces uno de ellos dijo: “¿Y a quién iremos, si solamente tú tienes Palabras de vida eterna?”.

¿Qué quiere decir eso? “El profeta Isaías tenía palabras de vida eterna, pero ya murió. El profeta Ezequiel tenía palabras de vida eterna, pero ya murió y no está con nosotros. El profeta Moisés estuvo en la Tierra y tenía palabras de vida eterna, pero ya no está en la Tierra. También el profeta Juan el Bautista estuvo sobre la Tierra, y tenía palabras de vida eterna, pero ya no está; y solamente Tú tienes Palabras de vida eterna, aunque hagas o digas cosas que escandalicen a la gente; pero nosotros sabemos que Tú tienes el Mensaje de la hora, nosotros sabemos que ese es el Mensaje, esa es la Palabra de vida eterna; porque ‘no solamente de pan vivirá el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios’. Y eso es lo que Tú tienes”.

“Por lo tanto, te decimos: ‘Si Tú quieres que nos vayamos, ¿a dónde iremos? Si solamente Tú tienes Palabras de vida eterna. Y a nosotros no nos importa que lo que Tú has dicho escandalice a todas esas gentes; nosotros sabemos que Tú tienes el Mensaje de vida eterna; y aunque otros se escandalicen y se vayan por lo que digas o hagas, ¿a quién iremos nosotros? ¿A dónde iremos? No podemos esperar que venga otro después de Ti, porque Dios no tiene a dos profetas al mismo tiempo en la Tierra; por lo tanto, caminaremos contigo, y llevaremos la gloria y también el oprobio contigo”.

[Rev. José B. Pérez] En el libro Citas, en la página 154, en el párrafo 1380, dice:

1380 – “[46] ¿Qué es esa atracción allí arriba en el cerro? Es Dios haciendo historia, y Dios cumpliendo profecía. Eso siempre causa una atracción. Hace subir todos los críticos, los buitres y las águilas también. Todos ellos se juntan para hallar lo que está aconteciendo. Algunos por la curiosidad, algunos otros vienen para encontrar faltas, mientras otros vienen a criticar. Hay de todos los tipos que se han juntado…”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «la atracción es porque Dios haciendo historia y cumpliendo la profecía».

[Rev. José B. Pérez] Y también en la página 34, párrafo 286, dice [Citas]:

286 – “[36] Cuando Él está tomando su escuela, su entrenamiento, aún Él no podía ejercitar toda la autoridad; no lo ha hecho todavía. Él todavía es un hijo, pero no ha sido colocado. […]

37 Dios colocó en él el vestido de inmortalidad, mostrando que Él lo ha recibido. Esa es la cosa que Dios hará a Sus hijos aquí en la Tierra un día. Lo llamará a un lado, Iglesia, si solo le obedeces y te sostienes en la Palabra y la crees. Y Él colocará dentro de la Iglesia antes de la Venida de Jesucristo ([JBP] fíjense en eso), Él colocará dentro de la Iglesia… Todos los poderes que Cristo tuvo en Él estarán en la Iglesia. Todo lo que Dios era, lo derramó en Jesús; todo lo que Jesús era, Él lo derrama en la Iglesia. Dios queriendo Su trabajo hecho, Él lo mandó a Su Hijo; el Hijo queriendo el trabajo hecho lo mandó a la Iglesia.

‘En ese día sabrás que yo estoy en el Padre, EL PADRE EN MÍ, Y YO EN TI, Y TÚ EN MÍ’.

En ese día, porque el mismo poder de Dios, que estaba en Jehová Dios, descansó en Jesucristo. El mismo poder que descansó en Jesucristo descansa en los hijos colocados en el Cuerpo de Cristo.

38 Colocación de un hijo… Lo llevó a un cierto lugar, tuvo una ceremonia ante los ángeles, y lo colocó posicionalmente, lo que él es, en el Cuerpo de Cristo. Entonces esa persona tiene la autoridad.

Déjeme decir esto, si puede contarme como un fanático de esta noche en adelante: Esa misma cosa de la cual hablo será hecha. Habrá un PODER QUE ENTRARÁ A LA IGLESIA, Y AHORA VIENE, EN ESE ESPÍRITU SANTO, DE TAL MANERA ungirá a la gente, de modo que ellos DIRÁN LA PALABRA y SE CREARÁ A SÍ MISMO. No hemos visto poder como ese que viene a la Iglesia ahora. Yo sé que es realidad. ‘Di a esta montaña: ‘sea movida’, no lo dudes en tu corazón, pero cree que lo que dices acontecerá, y puedes obtener lo que has dicho.

La colocación de la Iglesia en posición DONDE LA PLENITUD DEL PODER DEL ESPÍRITU SANTO ENTRA DENTRO DE LA IGLESIA. ENTONCES LAS BOCAS DE LOS CRÍTICOS SERÁN CERRADAS. Será un corto tiempo. Jesús vino inmediatamente de la montaña y fue derecho al Calvario. Fíjese, no durará largo tiempo, pero estará aquí”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El vestido de inmortalidad. Adopción. ¡Habla! y cosas serán creadas».

[JBP] Escribe también: [WSS] «Ya adoptados antes de la Venida del Señor».

Por eso allí les dije: [JBP] “Fíjense cuándo ocurre eso”, y él escribe: [WSS] «Ya adoptados antes de la Venida del Señor».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Será un tiempo corto, un tiempo sobrante».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí, en donde nos quedamos, en este mensaje “VIGILANDO EL TIEMPO”, dice:

[WSS] ¿Qué era lo que pasaba? Que aquella gente sabía que Aquel era el hombre con el Pan de vida eterna, con el Mensaje, aunque muchos le criticaran, aunque muchos le buscaran faltas.

Mire, el que busca faltas, no está buscando el Pan de vida eterna, no está buscando la Palabra; y para eso es que vienen los momentos de prueba…

[Rev. José B. Pérez] ¿Ve? Todo este tiempo… Como en el tiempo de Moisés: los hizo (eso está en Deuteronomio 8), los hizo pasar por el desierto, por todo ese tiempo; un camino que era (ahí el hermano Miguel les puede decir) 30 o 40 días, era corto el viaje; pero fíjense, los pasó por todo ese camino para probarlos, para ver lo que había en su corazón.

Imagínese: Si hubiésemos entrado, hubiésemos —Dios permitido que cuando el hermano William se fuera—, hubiésemos todos, ahí cumplido todo, ya entrar a la tierra prometida del nuevo cuerpo, ¡cuántas personas hubiesen entrado ahí llenas de incredulidad! O sea, cuántas personas también hubiesen entrado con hipocresías, con odio; con muchas cosas que ahora, en este tiempo, usted se está dando cuenta cómo todo sale (vamos a decir) a flor de tierra, cómo se están identificando hasta los grupos, cómo estamos ahora teniendo ese conocimiento cada uno de nosotros, conociendo ya por las obras a qué grupo pertenece cada persona.

Y podemos conocer… y al conocer eso podemos tener también compasión, podemos tener también esa parte de ayudar a esas personas que no pueden entender. No las tratamos con rudeza, sino, al contrario, los ayudamos también.

¿Ve? Pero todo este tiempo tenía que ser así. Hubiese sido fácil, ya que mientras el hermano William estaba acá era fácil, pues teníamos el mensajero: ya ocurría la resurrección y todos nos vamos – seamos transformados, y de ahí el rapto y ya. Había un tiempo de prueba que Dios tenía reservado, que no estaba dicho (quizás abiertamente) que el pueblo iba a pasar por ese tiempo.

Vamos a decir que nos tomó por sorpresa a nosotros (porque a Dios no) este tiempo, porque ahí íbamos a ser probados —en este tiempo de prueba— para ser adoptados. Era un tiempo para que ese hijo que iba a ser adoptado demostrara que sí creía en la Palabra, en el Verbo: estuviera donde estuviera la Palabra revelada y velada.

Sigue diciendo:

[WSS] … y para eso es que vienen los momentos de prueba…

[Rev. José B. Pérez] Esa parte de Deuteronomio 8, para…, vamos a terminar el pensamiento:

2 para afligirte ([JBP] dice allí, una de las cosas), para probarte, para saber lo que había en tu corazón…

¿Ve? Era un tiempo para probarlos a todos esos que salieron de Egipto.

Y nosotros estamos en este tiempo de prueba también; para probarle a Dios (vamos a decir), decirle a Dios: “Señor, en las buenas, en las malas…”; y también probar que somos dignos de adopción, somos hijos dignos de tener el cuerpo eterno y glorificado, igual que el de Él, que somos dignos de ir a la Cena de las Bodas del Cordero, que somos dignos de ser reyes y sacerdotes.

O sea, le estamos mostrando a Dios el amor que le tenemos a Su mensajero, a nuestro precioso hermano William Soto Santiago, Su Venida cumplida en medio nuestro, Su Mensaje; y en este tiempo de prueba también mostrándole a Dios que nuestro corazón está abierto a Él; y Él ve allí que lo que hay es amor divino, que es lo que reina en esta edad.

Pero también ahí hay muchas cosas que están siendo sacadas del corazón, en donde no puede haber ninguna duda, ninguna incredulidad en un escogido de Dios.

Y los que permanecen en esa parte de incredulidad o permanecen en odio, en rencor, en críticas y todo eso, ya esos son catalogados en otros grupos.

Pero a nosotros lo que nos interesa es a nosotros como individuos; porque cada uno dará cuenta como individuo. Y nosotros estamos mostrándole al Señor el amor que le tenemos a Él y a Su Obra; y lo que sale de nuestro corazón es amor divino en este tiempo de prueba.

Dice:

[WSS] … los momentos en que el que no está por la Palabra es echado fuera ([JBP] ¿ve?); es atado de pies y de manos y echado a las tinieblas de afuera, a la quinta dimensión; porque está metido en un sitio que no es digno de estar; porque viene a buscar faltas, a criticar; y no debe estar mucho allí para que no esté estorbando la gran fiesta que Dios ha preparado para Sus hijos.

[Rev. José B. Pérez] En la página 106, párrafo 921 [Citas], allí nos habla un pedacito de extracto, en donde vemos que en esas Palabras a la Novia (en el mensaje “CRISTO ES EL MISTERIO DE DIOS REVELADO”), dice:

921 – “80 Sobre todo, amaos los unos a los otros. ¡Amaos los unos a los otros! No importa lo que el diablo procure decir. Por ahora todos ustedes son un grupo completo, dulce y amoroso; pero recuerden mi advertencia: Satanás no permitirá que se queden así. ¡No señor! Él disparará con todo, aunque tenga que traer a alguien que le sirva de instrumento. Él traerá a un crítico, algún inconverso ([JBP] ¿Ve? Esas personas son metidas o están ahí dentro también, dentro del grupo, para estorbar la gran fiesta que tienen Sus hijos, de este gran avivamiento), y lo pondrá para hacer que aquella persona tenga compañerismo con ustedes bajo la quietud. Entonces lo llenará con algún veneno, y empezará a correr entre la iglesia con eso; pero no vaya usted a tomar parte en eso; no tenga nada que ver ninguna cosa que no sea la Palabra. Manténganse amorosos, amables y bondadosos los unos para con los otros. Ore por aquella persona para que pueda ser salva también. Solamente oren por ella.

81 Y quédense al lado de su pastor. Porque él siendo su pastor, merece su respeto. Él los guiará porque está ordenado por Dios para hacerlo. Ahora, ¿recordarán esto?”.

[JBP] Y ahí continúa. Si ustedes se buscan el mensaje, ahí pueden continuar leyendo esas palabras a la Novia; que eso fue colocado también en unos marcadores, en donde el hermano William nos recomendó colocarlas y tenerlas en la Biblia, y leerlas. No sé si en esa ocasión dijo: [WSS] “Leerlas todos los días”. O sea que ese tiempo iba a venir, o siempre ha estado, pero quizás más abiertamente ahora en el fin del tiempo.

Sigue diciendo (para no leer mucho) aquí en la página 17 de este libro, dice [“VIGILANDO EL TIEMPO”]:

[WSS] Es como cuando la policía tiene que sacar a alguien de algún lugar. No importa los medios que use; y el que no esté de acuerdo con los medios que use la policía y trate de oponerse, puede también coger su parte; y luego ser acusado de estar obstruyendo la justicia.

Es como cuando Dios le dijo a Moisés con su pueblo: “Entren a tal ciudad, y no dejen ni a los niños”. Moisés estaba cumpliendo órdenes divinas; y sin embargo, en la ley de Dios decía: “No matarás”.

Ahora, ustedes pueden ver en la Biblia que hay muchas cosas chocantes para muchos seres humanos. Es porque no comprenden el tiempo en que están viviendo, y no entienden el Programa Divino para el tiempo en que están viviendo.

Por ejemplo, tenemos los límites establecidos en las autopistas. Si usted viola esos límites, la policía tiene el derecho de denunciarle; pero en cambio usted no tiene el derecho de acusar a la policía por violar esos límites; porque ellos están autorizados.

También tenemos que es un delito herir a cualquier persona; eso es penado por la ley en cualquier país; sin embargo, un médico le hace a usted una herida pequeña o grande, y no puede ser juzgado por eso; porque él está autorizado. Es más, usted mismo va para que él se la haga.

Muchas personas no conocen las leyes divinas, y por eso siempre están tropezando cuando llega el tiempo para cumplirse algunas de las cosas que Dios ha prometido.

Hay muchas cosas que están en la Biblia que tienen que ser cumplidas; pero vemos a través de la Biblia, que desde el comienzo hasta el final, ha habido cosas incomprensibles a la mente humana.

Si usted examina la Escritura encontrará que así como los policías, como los médicos cirujanos, y como personas de esa categoría, ha habido también hombres de Dios, desde el principio hasta el final, que hicieron cosas que conforme a las leyes de esos tiempos no se podían hacer; pero ellos las hicieron, y Dios no les recriminó por eso.

[JBP] Sigue diciendo más adelantito:

[WSS] Un profeta no puede ser juzgado, porque él es la Palabra de Dios en carne humana para ese tiempo. Haga lo que haga, eso ni le quita ni le añade para ser el profeta de Dios; sea que actúe bien conforme a la vista humana o actúe mal. Ese es el hombre de Dios para ese tiempo.

Y un día ese profeta dará cuenta a Dios por el ministerio que Dios puso en él. Algún día él irá a esa sexta dimensión, en donde Dios llamará a todos Sus mensajeros para que le rindan cuenta, para ser juzgados por el mismo Dios; y allí él dirá todo lo que hizo; y si tiene que hacer alguna explicación, él dirá: “Esto lo hice por esta causa”.

Pero ¿qué explicaciones tiene que darle a una persona que no tiene que estarle juzgando? Así son las cosas en la historia de la raza humana. Así ha sido y así será; de alguna manera cada hombre que Dios envía en cada tiempo, tiene que hacer la labor que le ha sido encomendada; y él la hará porque para eso ha sido enviado.

[Rev. José B. Pérez] En la página 125 nos dice, en el párrafo 1107 [Citas]:

1107 – “[148] Era un profeta vindicado, que abrió la Palabra y les dijo: ‘¡Tú no harás esto!, ¡Tú harás esto!, ¡Y tú no harás esto!’. ¿Ven?

149 Para dar Su Palabra a aquella generación, Él se veló en un ser humano; o la Palabra hubiese cegado aun hasta los escogidos. ¿Ven? Aun la gente que estaba allí afuera no podía tolerar ver eso. En Éxodo hallamos que ellos dijeron: ‘Que hable Moisés, Dios no’. ¿Ven por qué la Columna de Fuego no aparece demasiado? ¿Ven?

150 Dios dijo: ‘Yo haré eso. Yo les levantaré un profeta’. ¡Amén! Y él vino así exactamente. ‘Y él será la Palabra’.

151 Él dijo: ‘Si ellos quieren ver lo que es la Palabra…’. Dijo: ‘Ahora, Moisés, Yo te aparecí allá en una zarza ardiendo’. Dijo: ‘Yo voy a descender e incendiar aquella montaña. (Dijo) Ellos verán que tú has dicho la verdad. Yo apareceré aquí en la misma manera ardiente. Yo apareceré aquí y probaré a la gente. Yo vindicaré tu ministerio’. Eso es lo que Él le dijo a Moisés aquí.

152 Noten, Él dijo: ‘Ahora Yo voy a glorificarte ante la gente’. Dijo: ‘Ahora, tú les dijiste que Yo te encontré en una zarza. (Dijo) Yo voy a descender, con el mismo fuego, y voy a dejar que la gente vea que tú nunca mentiste. Tú puedes probarlo científicamente aun si quieres’, ¿ven?”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Se reveló en un ser humano, o la Palabra hubiese cegado aun a los escogidos».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Profeta les levantaré de…», está citando ahí la Escritura: “Les levantaré de en medio de ti…”, pueden ser ahí los tres puntos suspensivos; pero leemos lo que él escribió allí nada más.

Y también en la cita página 6B, párrafo 52; más o menos como a mitad de este párrafo dice [Citas]:

52 – “[43] Y la gloria del Señor retornará, y vendrá a Sion con cánticos y grande gozo, y habrá un avivamiento por todo el país que avergonzará a los críticos. El poder de Dios reconstruirá la Iglesia, y Jesús vendrá y se manifestará a Sí Mismo…”.

[JBP] Fíjense, antes, ya estaba… Ahí vuelve a decir, lo que él escribió allí: que antes de la Venida del Señor habrá un poder en medio de la Iglesia, o sea, serán hijos de Dios adoptados, o la adopción antes de Su Venida. Dice:

52 – “… y Jesús vendrá y se manifestará a Sí Mismo con grandes señales y maravillas y dones. Él está justamente en el día final esperando hasta que Su Iglesia esté en condición”.

[JBP] Vea cómo es…, lo importante que es este tiempo el cual Dios nos ha permitido tener, este tiempo de prueba, este tiempo sobrante, para estar en condición de la adopción.

En la página 14, fíjense allí lo que nos dice; porque allí le dijo a Moisés, en ese párrafo 1107 [Citas], miren allí cuando Él le dice: [WMB] “Yo apareceré…”. Dice:

1107 – “[151] ‘Yo voy a descender e incendiar aquella montaña’. Dijo: ‘Ellos verán que tú has dicho la verdad. Yo apareceré aquí en la misma manera ardiente. Yo apareceré aquí y probaré a la gente. Yo vindicaré tu ministerio’”.

[JBP] Ahora, fíjense que en la Visión de La Gran Carpa Catedral, allí, en una de las porciones donde relata el hermano Branham esa ocasión que le fue permitido estar allí mirando, parado desde la sexta dimensión…; porque él decía que trataba de ir hacia abajo y no podía, y el hermano William nos ha dicho que eso era que estaba a esa altura de 12 pies, donde está la sexta dimensión; y de allí él estaba mirando todo lo que estaba ocurriendo.

Pero fíjense quién fue el que descendió primero allí a ese cuartito de madera… Miren aquí, dice, en el párrafo 103 de la página 14… Algo estaba ocurriendo antes, porque fíjense, aquí un detalle muy pero que muy importante, dice (para no leer todo el párrafo, después lo leen ustedes)… pero por ahí cuando él dice [Citas]:

103 – “103 Parecía que se iba todo alrededor de la carpa y afuera ([JBP] o sea, la fila de oración) y por la calle… ¡tal línea de oración!

104 Vi hacia el otro lado (el cual estaba a mi izquierda. Y allí estuviera a mi derecha, si estuviera yo de pie en la plataforma fuera de ese modo). Estaba un pedazo de lona extendida allí; y en aquel… Detrás de esa lona estaba un pequeño edificio como 12 pies de ancho y 20 pies de largo… algo como eso. Pues me quedé de pie y miré eso.

105 Los vi trayendo una señora en una camilla. Y había una señora allí, pidiendo su nombre y cosas en un papel. Y por lo cual, había alguien que vino y la tomó y la empujó. El siguiente hombre que vino estaba sobre muletas, los vi ir a través de ese pequeño edificio. Y por afuera salió la señora gritando a alta voz empujando esta camilla. Entonces estaba otra señora al otro lado, parecía una mujer de pelo oscuro, y ella dijo: ‘¿Qué aconteció?’.

106 Y ella dijo: ‘Solamente no sé. No le pudiera decir lo que aconteció’. Ella dijo: ‘He estado paralizada por veinte años; y mire, me siento como que nunca he estado enferma’. Al instante salió fuera el hombre, saltando y brincando con sus muletas en sus manos. Yo miré eso, al instante.

107 Ahora, aquí hay algo ([JBP] y miren esto). Escuche bien. Hay diferencia [WSS] «diferencia» entre el Ángel del Señor y aquella Luz; porque oí algo moviéndose, como lo hace cuando viene a la plataforma por la noche. Algo como un: “whew’, ‘whew’, ‘whew’, y como un fuego azotando alrededor, una llama de fuego. Ella me dejó…”.

[JBP] Vean eso tan importante, únanlo con esa cita que les leí allí, de la 1107. Dice:

103 – “[107] … y como un fuego azotando alrededor, una llama de fuego. Ella me dejó ([JBP] o sea, esa Llama de Fuego), y se fue y descendió por encima de la audiencia, y se fue y se posó sobre la cima de aquel edificio pequeño, y luego se colocó encima de él. Y cuando lo hizo, este, quien estaba de pie a mi lado, detrás de mí, la misma voz, la voz del Ángel, él dijo: ‘Allí te encontraré a ti, y este será tu tercer halón, pero nadie sabrá nada de ello’. Yo dije: ‘Pues yo no entiendo. ¿Por qué allí?, ¿por qué allí?’. Él dijo “No será un espectáculo público esta vez’. Yo dije: ‘Yo no entiendo entrando a esa cámara así’.

108 Él dijo: ‘¿No está escrito por nuestro Señor: ‘Cuando ores no seas como los hipócritas, que quieren ser escuchados por el hombre; sino entra en una cámara secreta y ora al Padre quien ve en secreto; y Él, quien ve en secreto, te galardonará en público’?’. Es perfectamente la Escritura. Cada vez así es. Yo dije: ‘Yo entiendo’.

109 Entonces él me llevó a este lugar, me colocó en este cuarto donde yo estaba; y luego me dijo lo que hiciera por tercera vez. Ahora, amigos cristianos, cuando yo deje este mundo, eso estará en mi seno. Pero usted apunte mi palabra de lo que acontecerá”.

[JBP] O sea, fíjense cómo en esa Visión allí, le está mostrando Dios al hermano Branham, o ese Ángel al hermano Branham, o Dios a través de ese Ángel al hermano Branham, cómo esa Columna de Fuego descendió sobre el cuartito de madera; y allí luego lo que le dijo… Él dijo: [WMB] “De esto no dirás nada”, y él dijo: [WMB] “Yo esto me lo llevaré hasta la tumba”, dice en otros lugares. O sea que Dios estaba vindicando allí el ministerio que estaba operando en esos días; o sea, hasta llegar a ese día; ya Dios estaba vindicando este ministerio.

Lo mismo que él allí dice: [WMB] “Yo probaré a la gente, y Yo vindicaré tu ministerio”. Él dijo: [WMB] “Ahora yo voy a gloriarte ante la gente” (ese es del párrafo 1107). O sea, la Gloria de Dios va a estar en esa Gran Carpa Catedral, allí, en ese lugar, vindicando el ministerio, y diciendo lo que Él tendrá que decir en ese momento para esa vindicación, y haciendo.

O sea que Él estará allí respaldando, como dice más adelante aquí, lo que vamos a leer; dice… sigue diciendo… Vamos a terminar aquí de leer este pedacito de párrafo, dice [“VIGILANDO EL TIEMPO”]:

[WSS] Si tiene que llamar o traer adentro una multitud que nadie puede contar, el profeta buscará la forma para hacerlo, y nadie lo podrá juzgar de que esté haciendo bien o mal.

[JBP] O sea, recuerden, en la Visión de la Carpa hay tanta cantidad de gente; dice que no cabía la fila; seguía y todo estaba lleno. O sea, para llegar a ese momento tenía que estar ocurriendo algo para producir que esa cantidad de gente estuviera en ese momento que el hermano Branham vio, que estuvieran allí; algo los movió, a ese grupo de gente, a estar allí. ¿Ve lo que dice?

[WSS] Si tiene que llamar o traer adentro una multitud que nadie puede contar, el profeta buscará la forma para hacerlo, y nadie lo podrá juzgar de que esté haciendo bien o mal. Y si el profeta tiene la responsabilidad de sacar algún otro grupo ya señalado y enumerado ([JBP] y sabemos que hay un grupo enumerado, que son los 144.000 hebreos; y también hay un grupo enumerado, que son los escogidos, los de la Edad de la Piedra Angular), él lo hará conforme a como él crea que debe hacerlo, porque el profeta tiene que hacerlo con su fe; por lo tanto, él lo hará, y Dios lo respaldará.

[JBP] ¿Ve? Ahora se podrán levantar muchos críticos y todo eso, pero al final Dios estará vindicando con Su presencia, con el Pilar de Fuego allí descendiendo al cuartito de madera, vindicando que lo que ese ministerio estaba haciendo era la pura verdad.

Dice la página 14-A, párrafo 141, dice [Citas]:

141 – “¿Puede usted ver al Hijo del Hombre? El Hijo del Hombre en forma de Mensaje profético, regresando a Su Iglesia en profecía, revelando a Jesucristo el mismo ayer, hoy y por siempre. Nunca fue hecho a través de las edades hasta este tiempo”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El Hijo del Hombre en forma de Mensaje profético».

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “CRISTO REVELADO EN SU PROPIA PALABRA”2, página 21, dice:

[76] Él es hecho manifiesto [WSS] «en carne» en la edad que la parte de Su Cuerpo está siendo hecho manifiesto. Si es una edad de mano, debe ser una mano; no puede ser la edad de la cabeza. Si es la edad de la voz, bueno, entonces, no puede ser la edad del pie. ¿Ve? Y ahora estamos en la edad del ojo. Y ahora lo próximo es Él mismo que venga. ¡Viendo profético!

77 Vea, abajo a través de la edad, nosotros empezamos desde el fundamento, desde la primera edad de la iglesia; cuando la Semilla cayó en tierra, la Semilla completa. Entonces llegó a salir a través de los pies, Lutero; volvió a salir de nuevo a través de Wesley; entonces en los pentecostales, las lenguas y los labios, ¿ve?; ahora es en el ojo profético, de Malaquías 4 y demás. Y ahora no se ha quedado nada por venir sino Él mismo meterse en eso [WSS] «en la 2da Venida», porque esa es la última cosa que hay ([JBP] ¡miren qué tremendo!).

Lo próximo es inteligencia, y nosotros no tenemos ninguna inteligencia nuestra; es la de Él. ¿Ve? Nosotros no tenemos vista nuestra. ¿Cómo puede un hombre prever esas cosas? Él no puede hacer. Es Dios mismo ([JBP] es Dios mismo el que está obrando, es Dios mismo el que está en medio de la Iglesia). Vea, está llegando a un lugar. Y Él está gobernado el cuerpo a través de todo el camino.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Los pies = Lutero
Los brazos = Wesley
La boca = pentecostales».

[JBP] Y al lado escribe también:

[WSS] «El ojo – profético
La Mente – Cristo».

[JBP] O sea que estamos en el tiempo de la mente, de la inteligencia.

Así que en este tiempo que nos ha tocado, y en el cual estamos viendo al Hijo del Hombre en forma de Mensaje profético…, que es lo que él escribió allí, y ese sería el tema que le colocaremos aquí a esta plática: “EL HIJO DEL HOMBRE EN FORMA DE MENSAJE PROFÉTICO”.

Es realmente una bendición y un privilegio poder tener esta plática. Ha sido para mí un gran honor poder hablarles. Y que Dios nos siga ayudando, nos siga abriendo el entendimiento, nos siga abriendo las Escrituras, para estar siendo preparados para nuestra adopción.

Grandes cosas Dios tiene reservadas para cada uno de nosotros. Agárrense siempre de la Palabra, del Mensaje. Y conociendo que vendrán días difíciles para la Iglesia, en esa apretura que ha de venir, para nosotros serán días de alegría, porque vamos a estar viendo a los muertos creyentes en Cristo, y cada uno de nosotros al verlos ser transformados.

Así que cuando parezca que algo está por acabarse, como él dice allí en el mensaje “NOMBRES BLASFEMOS”, que él dice como que pareciera que se fuera, ahí entonces Dios coronaría, algo así.

Vamos a ver si lo encontramos aquí, que él dice como que parece que se va, la parte de… Aquí en uno de los escritos también, este lo tenía aquí a la mano, página 46, dice: [WSS] «Cuando un ministerio va a ser coronado, parece que perdió el poder»3.

[JBP] O sea que cuando parezca que la Iglesia del Señor Jesucristo va a estar débil, aparentemente, ahí es donde Dios nos va a coronar con el cuerpo eterno y glorificado, con nuestra transformación.

Que Dios les bendiga, Dios les guarde. Muchas gracias, hermano Miguel, por esta oportunidad que me permites de enviarles estas palabras de saludo a todos y cada uno de ustedes, allá donde te encuentras; y también a todos los que están conectados a través de internet o de otro medio de comunicación.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.

Y oren mucho por el día de mañana, para que Dios también nos siga dando todo lo que tenemos que escuchar por medio de la parte de nuestro hermano Miguel; también por medio de la introducción, de los extractos que estaremos leyendo; y también por medio del Mensaje que vamos a estar viendo y escuchando el día de mañana.

Y le damos gracias a nuestro Padre celestial que nos haya enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero: William Soto Santiago.


1 Estudio “El camino provisto por Dios para entrar a la tierra prometida”, 2022/jul/27 (miércoles), págs. 33-37 del (f), págs. 161-165 en el (T3)

2 SPN65-0822M “Cristo es revelado en Su propia Palabra”, pág. 19, párrs. 76-77

3 Estudio “El Mensaje que nos prepara para entrar a la tierra prometida”, 2022mar30 (miércoles), págs. 7-8 del (f), págs. 265-264 en el (T)

Traducciones

Ir arriba