El patrón para el heredero ser adoptado en la Herencia de Dios

El patrón para el heredero ser adoptado en la Herencia de Dios

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 18 de junio de 2022
Cayey, Puerto Rico

Un saludo muy especial al misionero Miguel Berrmúdez Marín y a todos los que están conectados a través de internet por los diferentes medios de comunicación, hoy sábado, 18 de junio de este año 2022: Allá a todos los hermanos que están con él en Monterrey, México; y también a todos los hermanos en toda la República Mexicana, Estados Unidos, Centroamérica, el Caribe y Suramérica, y Europa.

Es realmente una bendición grande que el Señor nos ha permitido este tiempo, este tiempo sobrante, este tiempo de preparación; el cual, por la gracia divina y la misericordia que el Señor ha derramado sobre Su pueblo, por esa intercesión que hizo el mensajero en aquella ocasión que pidió más tiempo1, ese tiempo que él pidió fue para él y para el pueblo.

Para él: para poder venir en ese tiempo que Dios le permitió a él regresar y dejar todo establecido, y dejar todo preparado para esta etapa, este tiempo, al cual el pueblo iba a entrar. Luego el resto del tiempo, cuando él se fue, luego ese tiempo continuó (de ese tiempo que él pidió); luego de ese tiempo, ha continuado, desde que él se fue de esta dimensión, ha continuado en medio nuestro, lo cual debemos de aprovechar al máximo; y seguir adelante, seguir mirando las promesas con y por fe, porque todos y cada uno de nosotros somos herederos de esas promesas.

Así como el mensaje que estuvieron escuchando hoy: “EL HEREDERO DE TODAS LAS COSAS”. Y hay varias anotaciones que él ha hecho en alguna Escritura, y también en algunos mensajes que quisiera compartir con ustedes. Incluso conseguí el estudio bíblico de ese tema. Lo había guardado y gracias a Dios que lo conseguí, de ese domingo, 10 de febrero de 2002, que fue aquí en Cayey, Puerto Rico; y escribió algunas anotaciones aquí que quiero leérselas.

Por ejemplo, arribita del tema él escribe:

[WSS] «Jesús, el Hijo de Dios
El Ángel de Jesús, el Hijo de Jesús (Hijo de Dios por Jesús)».
«El paralelismo de los dos herederos».

Y él está citando la Escritura que usaron allí en ese estudio, y él escribe al lado de esa Escritura de Apocalipsis 21:3-8, en la parte donde dice:

7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

[JBP] Y él escribe al lado:

[WSS] «Es la adopción de un Hijo de Jesucristo».

Y también abajito de esa primera hoja, escribe:

[WSS] «Hay un patrón, un modelo, el cual se repite en el heredero. Va a ser adoptado en la Herencia, en la Heredad de Dios».

Y también hay otras Escrituras que él coloca allí, que ya vamos a ir luego leyéndolas.

Para obtener la Bendición de la Primogenitura, para obtener esa herencia que viene por medio de la bendición del primogénito, para obtener esa Bendición de la Primogenitura, él nos escribe en un papelito también tres etapas, para que se haga, para que se materialice esa Bendición de la Primogenitura. Y él escribe:

[WSS] «La Primogenitura y su bendición».
«Sus tres etapas para materializarse, las cuales se reflejaron en Jacob – Israel.
1: Ser el primogénito».

[JBP] O sea, tiene que ser el primogénito; porque si no, no va a recibir la Bendición de la Primogenitura.

«2: Ser hablada la Bendición de la Primogenitura sobre la persona, por un profeta».
«3: Encontrarse con el Ángel de Jehová y recibir el Nombre Nuevo de Primogénito siendo dado por el Ángel».

[JBP] O sea, son tres etapas por las cuales tiene que —el primogénito de Dios que va a recibir la Bendición de la Primogenitura— tener presente; o sea, ser el primogénito, ser dada esa Primogenitura por medio de un profeta, y encontrarse con ese Ángel para recibir ese Nombre Nuevo.

Así que podemos ver que todo tiene un orden, todo tiene un patrón; y lo hemos visto en ese modelo que Dios nos permitió ver y entender, lo cual fue Jesús. En Jesús se cumplió todo lo que en este tiempo final todo hijo de Dios iba a recibir, porque somos coherederos con Cristo Jesús, Señor nuestro.

En el libro del Apocalipsis, nos habla allí… quiero leer esa Escritura para leerles acá otra partecita que él escribió, de… en ese estudio bíblico, para que cuando cite la Escritura acá pues sepan de qué Escritura estoy hablando.

En Apocalipsis, capítulo 10, verso 1 en adelante, dice:

1 Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.

2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar…

[JBP] Y él escribe aquí en esa Biblia, escribe: [WSS] «Europa y las demás naciones».

Recuerden que aguas, mares, representan naciones. Y él escribe: [WSS] «Europa y las demás naciones».

2 … y el izquierdo sobre la tierra,

[JBP] Y él escribe: [WSS] «América».

3 y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces.

[JBP] Y fíjense que este Ángel aquí es el mismo Ángel que él identifica acá, cuando el hermano Branham vio esa visión del Ángel Ministrador, esa visión o sueño de… cuando estaba parado en esa gran ocasión cuando cada quien estaba recibiendo su corona. Dice [Los Sellos, pág. 380]:

268. Había un gran Trono, y Jesús y el Ángel que recogía los datos ([JBP] y escribe: [WSS] «Jesús y Ángel») estaban parados allí. Y había unos escalones de marfil blanco y formaban como un círculo, una cosa panorámica alrededor. Y de esa manera la gran multitud que estaba al frente podía ver todo lo que sucedía.

269. Yo estaba parado muy atrás hacia un lado. Y estaba muy tranquilo, nunca pensando que tendría que subir esos escalones blancos. Oí al Ángel llamar cierto nombre…

[JBP] Y él escribe al lado:

[WSS] «Apocalipsis 10:1-11»2.

[JBP] Miren cómo allí identifica quién es ese Ángel. Y ya vamos viendo la grandeza de ese Ángel. Con razón él nos decía, como nuestro hermano Miguel a veces también nos recuerda, que él siempre decía que ese Ángel es millones, millones, millones de veces más grande de lo que nosotros nos imaginamos.

[269]. Oí al Ángel llamar cierto nombre [WSS] «Apocalipsis 10:1-11»3 y era un nombre que yo conocía. Miraba por toda la multitud y luego veía al hermano o la hermana que iba caminando. El Ángel estaba al lado de Cristo, y se fijaba bien para ver si cada nombre estaba escrito en el Libro de la Vida…

[JBP] Y ahí sigue relatando todo ese sueño que le fue mostrado al reverendo William Branham. Eso va a ocurrir cuando estemos allí, en la Cena de las Bodas del Cordero.

Todo tiene un orden, todo tiene un proceso; y en ese orden y en ese proceso, cada uno de nosotros tenemos que ver en qué posición cada uno de nosotros se encuentra en este tiempo en el cual Él nos ha permitido estar viviendo, en este tiempo de preparación.

Hay una parte aquí, en el mensaje: “PREGUNTAS Y RESPUESTAS (Parte 3)”, del 30 de agosto del 644, dice, página 72:

303 Muy bien, los que tienen eso… La Novia no necesita purificación alguna; Ella ya está purificada. Y los que están muertos allá en el pasado, estos que pasan por… ¿Ven? Ellos nunca recibieron la Luz que ha recibido esta Iglesia aquí arriba; ellos vivieron bajo su justificación, santificación, de esa forma, así sucesivamente; vivieron a la Luz que tuvieron; quizás en una manera que ellos padecieron, y lo que sea por lo cual pasaron, y sus persecuciones… Pero ahora, en este tiempo del rapto como este (¿ven?), tendrá que venir un tiempo ahora que esta novia (que rechaza la Cabeza de la Novia), tendrá que padecer por su rechazo; porque el Evangelio no les fue simplificado5 en el pasado, como les es simplificado a ustedes hoy. ¿Ven? Ustedes lo ven tan simplificado; de hecho, han tenido todos esos años y ejemplos, los Sellos abiertos, las Edades de la Iglesia expuestas, y todo de esa forma. Es tan simple que no lo puedes perder. ¿Ven? Y entonces si lo rechazas completamente, solo hay una cosa a hacer: padecer por ello.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «rechazan la Piedra Angular».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Tiempo o Edad del Rapto».

[JBP] O sea que todas estas cosas, para esa herencia que vamos a recibir, y para esos galardones que vamos a recibir allí, hay un proceso por el cual cada uno de nosotros tiene que pasar. Y durante ese proceso tenemos que vigilar, tenemos que tener mucho cuidado en no caer en esa doctrina de Balaam, la cual en el fin del tiempo significa la muerte.

De eso nos habló, y quiero leerles aquí una parte también, de este mensaje importante: “AYUDANDO AL PROFETA A MANTENER LAS MANOS EN ALTO”, predicado el 29 de agosto de 1998 en Villahermosa, México. Este mensaje fue predicado en la mañana, y luego ese mismo tema lo predicó en la noche a la congregación. Y nos dice:

AYUDANDO AL PROFETA A MANTENER LAS MANOS EN ALTO
(Reunión de Ministros)
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 29 de agosto de 1998
Villahermosa, Tabasco, México

Y ahora, vean cómo también en el libro del Apocalipsis aparece el nombre de Balaam, y vean cómo para el Nuevo Testamento tendremos esa misma lucha, la cual continúa en el Nuevo Testamento.

Y ahora, Moisés, vean ustedes, era un mensajero de Dios, y el Trono de Dios estaba en favor de Moisés y del pueblo hebreo. Pelear en contra de Moisés y el pueblo hebreo, era pelear, luchar, en contra del Trono de Dios. Y a través de las diferentes etapas de la Iglesia de Jesucristo en el Nuevo Testamento, encontramos que Cristo ha estado en Su Iglesia de etapa en etapa, de edad en edad; y encontramos que la Iglesia en siglos pasados se contaminó por el consejo de Balaam dado a Balac, y se metió en estos sistemas denominacionales y han tomado…

Vamos a buscar en el libro de Las Edades por aquí, si me busca Miguel aquí lo que dice nuestro hermano Branham; busca en Apocalipsis lo que dice de Balaam. ¿En qué capítulo está? Por ahí en el capítulo 3 o 2 o 3… 2:14 ([JBP] del Apocalipsis, 2:14), y buscamos aquí en qué edad fue: en la Edad de Pérgamo. Vamos a ver qué es la doctrina de Balaam.

[JBP] Y eso lo vemos allí en Apocalipsis 2:14, para leer la Escritura:

14 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

15 Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.

16 Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. ([JBP] Y él escribe: [WSS] «Espada»).

[JBP] Y vamos a ver qué es la Espada (que él lo escribe ahí mismo, más adelantito, en Apocalipsis 2, verso 27):

26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,

27 y las regirá con vara de hierro ([JBP] y él escribe ahí: [WSS] «la Espada, la Palabra»), y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;

28 y le daré la estrella de la mañana.

29 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

[JBP] Y dice aquí:

[WSS] Vamos a ver lo que dice aquí nuestro hermano Branham que es la doctrina de Balaam, para que así lo saquemos directamente de lo que fue dicho de nuestro hermano Branham. Página 219 del libro de Las Edades en español, editado:

([JBP] Ahí pueden leer toda esa parte, las primeras hojas, yo solamente (para no leer mucho), todo eso lo pueden ir leyendo luego, para que vean todo lo que hay allí. Pero más adelante, en donde empieza a decir):

164. Y ahora, alguien me podrá preguntar: ‘Hermano Branham, ¿por qué piensa usted que Moab estaba organizado e Israel no? ¿De dónde saca tal idea?’. De esta misma Biblia es de donde la tomo. Aquí todo está tipificado. Todo lo que está escrito en el Antiguo Testamento en forma de relato, está escrito para nuestra admonición, para que de ello podamos aprender. Aquí está en Números 23:9:

‘Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré: he aquí un pueblo que habitará confiado, y no será contado entre las gentes (o sea, de las naciones) ([JBP] dice el hermano William)’.

([JBP] Sigue diciendo):

165. Allí está. Dios mirando de la cumbre de las peñas, no desde algún valle buscando sus puntos malos para condenarle. Dios mirándolos como quería verlos, de la altura de amor y misericordia. Ellos moraban confiados y no estaban organizados. Ellos no tenían rey. Tenían más bien a un profeta, y el profeta tenía a Dios en él por el Espíritu; y la Palabra vino al profeta, y la Palabra fue al pueblo”.

[JBP] Y vamos a ver aquí un momentito, en esta parte, donde en el mensaje “UN GUÍA”6, en la página 17 dice, en una partecita aquí:

[72] Y todo pato en el estanque vendrá directamente a él. ¿Por qué? Ellos conocen a su líder, solo por la manera en que grazna.

73 “Si la trompeta da un sonido incierto, ¿quién se puede preparar para la batalla?”. Correcto. ¿Quién se puede preparar para la batalla si la trompeta da un sonido incierto?

[JBP] Y él escribe al lado:

[WSS] «Por Su Mensaje el líder es conocido. El Espíritu Santo es el Líder. ¿Y cuál es el Mensaje que tiene que traer hoy?»

[JBP] Esa última oración la pone en forma de pregunta.

Y en la página 14, aquí nos habla de algo muy importante que es quién es el guía; porque ellos allá en el desierto caminaban siempre en pos del arca. Si la Columna de Fuego se levantaba, ellos recogían todo y arrancaban y se iban; si se paraba, se aguantaba, ellos entonces se aguantaban; o sea, siempre iban detrás del Arca, que es la Palabra.

Y dice… página 14 del mensaje “UN GUÍA”, dice [pág. 14, párrs. 54-57]:

54 Lo que necesitamos es una religión abrasadora, chapada a la antigua, enviada por Dios, que quemará esa mundanalidad de la iglesia. Necesitamos regresar al Espíritu Santo y fuego, regresar a la cosa que quema a la escoria, que trae de nuevo la predicación chapada a la antigua, que hace al Cielo alto, y el infierno caliente, recto como el cañón de un rifle. Necesitamos esa clase de predicación. Pero háganlo ustedes, hoy, su congregación los va a sacar por votación.

55 Algunas veces buenos predicadores se descarrían por su congregación. Esa es la razón de que yo no tengo denominación. Yo tengo un cuartel general, que es del Cielo. A dondequiera que Él envíe, yo iré. Lo que Él dice, yo digo. No queremos denominación alguna. Si esta iglesia habla alguna vez de denominación, ustedes han perdido su pastor allí mismo. Yo no andaría alrededor de eso, ni cinco minutos. Toda iglesia que alguna vez se denominó llegó a su fin, y díganme de una que no lo hizo, y díganme de una que se haya levantado de nuevo alguna vez. El Espíritu Santo es enviado para guiar la Iglesia, no a algún grupo de hombres. El Espíritu Santo es todo sabiduría. El hombre se pone almidonado, indiferente.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Toda denominación está muerta, llegó a su fin».

56 Dios les dijo que Él les enviaría un Guía, Él los guiaría en el camino. Y mientras ellos siguieran esa Columna de Fuego, ellos estaban bien. Él los guio hasta la entrada de la tierra prometida, y entonces hasta allí es hasta donde Él había de llegar. Luego Josué, ese gran guerrero, ¿recuerdan el día que él les dijo: “Santificaos, al tercer día Dios va a abrir el Jordán aquí y vamos a cruzar”? Ahora miren lo que él dijo (me gusta esto) en la Escritura, él dijo: “Permaneced cerca detrás del Arca, por cuanto vosotros no habéis pasado antes por este camino”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Josué 3: 3er día, el Día Postrero».

57 ¿Qué era el Arca? La Palabra. No viajen por sus rutas denominacionales ahora, permanezcan allí detrás de la Palabra, porque ustedes no han pasado antes por este camino.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «el Arca = la Palabra».

[JBP] Y eso yo les digo: ¡Manténganse detrás del Arca, detrás de la Palabra! Ustedes no han cruzado o no han pasado este camino anteriormente, ustedes no lo conocen. No se aventuren al frente. Aguarden, esperen, sean pacientes a las promesas de Dios.

Y, hermano, si alguna vez ha habido un tiempo en que la iglesia cristiana debiera de examinarse a sí misma, es ahora mismo. Estamos ahora mismo en donde esta gran reunión está aconteciendo en Roma ahora mismo, diferencias están siendo efectuadas, la confederación de Iglesias, cuando todas estas denominaciones se confederan para formar la imagen de la bestia, exactamente lo que la Biblia dice. Ustedes saben lo que dijimos esta mañana en los mensajes. Y aquí estamos, todo a las puertas, y la gente todavía siguiendo credos. ¡Más vale que se queden detrás de la Palabra! La Palabra los guiará al otro lado, porque la Palabra es Cristo, y Cristo es Dios, y Dios es el Espíritu Santo.

[JBP] Y arriba escribe:

[WSS] «La Palabra es Cristo, Dios, el Espíritu Santo».

[JBP] Y hay otro mensaje por acá que dice, en el mensaje “LA CREENCIA DE MARÍA7, en la página 22 dice:

[52] ¿Qué es ese Pilar de Fuego? Es el Ángel del Señor. ¿Qué es el Ángel del Señor? El mismo que estuvo en la zarza ardiente, el mismo que estuvo en Jesucristo, el mismo que está en ustedes en esta noche, el mismo aquí, el mismo gran Señor Jesús.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «el Ángel que estuvo en Jesucristo».

[JBP] Y sigue diciendo [“UN GUÍA”]8:

58 ¡Quédense detrás de la Palabra! ¡Oh, sí, señor! Quédense con ese Guía. Quédense directamente detrás de Él. No se pongan enfrente de Él, ustedes quédense detrás de Él. Dejen que Él los guíe, no lo guíen ustedes a Él. Dejen que Él vaya.

[JBP] No piensen: “No, pero es que este es un muchacho que no tiene la trayectoria que yo tengo. No puede ser… Estos inventos que tiene ese muchacho allá en esa isla, esas cosas no, yo no estoy de acuerdo con eso. Yo sé llevar al pueblo yo solo, yo tengo el Mensaje”.

Usted tiene el Mensaje, pero usted no sabe y no tiene las instrucciones para colocar el Mensaje, la Palabra, en el lugar correcto. Lo que usted va a producir no va a producir el rapto. Usted va a producir es muerte: muerte espiritual y luego muerte física en la gran tribulación para los que le siguen; porque el Jordán representa la muerte.

59 Josué dijo: “Ahora, vosotros nunca antes habéis pasado por este camino, vosotros no sabéis nada sobre el camino”.

60 Ese es el problema hoy en día. Ustedes no necesitan a ningún guía que los guíe por el camino ancho. Oh, ustedes conocen todos los callejones y todo lo demás.

[JBP] ¿Ve? No se puede ir por atajos, no se puede ir por atrechos. Se va por el camino donde va el Arca.

Y también, en otra partecita aquí; nos dice en este mismo mensaje de “UN GUÍA”, en la página… (tengo los dos libritos que él marcó); en la página 16 de este mismo mensaje, dice:

69 Quédense detrás de la Palabra, ahora, permitan que el Guía los guíe. “Él os guiará a toda la Verdad, y revelará estas cosas de las cuales yo les he hablado. Él les mostrará eso. Él les dirá cosas que habrán de venir”, el verdadero Guía. No vayan al obispo; vayan al Guía. No vayan a ninguno sino al Guía. Él es el que fue enviado para guiarlos. Él es el que lo hará. Dios les ha provisto un Guía. Tomen el camino provisto por Dios.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «El único Guía provisto por Dios».

[JBP] Acepten ese guía, acepten ese ministerio que Dios ha dejado en este tiempo final, el cual es el ministerio que Dios estará usando en la Visión de la Gran Carpa Catedral. Y antes de eso estará usando ese ministerio, trayendo esa enseñanza, que son los escritos, son los mensajes de él; es todo lo que Él nos ha dejado por medio de Su Ángel Mensajero: William Soto Santiago.

No hay ningún mensaje nuevo, es el Mensaje del Ángel del Señor, pero siendo colocado de la manera correcta; o sea, de la manera en la cual (cuando es hablada, y es hablado todo eso) el escogido de Dios lo capta, y ahí obtiene esa preparación, primeramente en su vida: arreglando todo, teniendo todo bien. ¿Ve? Es el Espíritu Santo haciendo ese chequeo interior, ¿ven?, todos los pasos que van obteniendo – obteniendo el escogido de Dios, hasta llegar a esa fe perfecta de rapto. O sea, ir colocando punto por punto para obtener ese conocimiento.

No podemos tratar de recibir álgebra, trigonometría y todas esas cosas, que son cosas profundas de enseñanza, cuando todavía no hemos aprendido el ABC. Dice el hermano Branham en una ocasión: [WMB] “ABC (o sea… y pone): el vestir, el hablar, el cómo conducirnos en el día”. Si usted no ha arreglado eso, ¿cómo va a pretender recibir la fe de rapto?, que eso es álgebra ya.

O sea que todo lo que está ocurriendo en este tiempo es esa preparación por medio de ese ministerio que Dios ha enviado en este tiempo para nuestro beneficio; o sea, el beneficio de obtener pronto la fe de rapto. Colocar esa Palabra, como dice allí en el libro de Los Sellos, que dice9: [WMB] “Cuando aquel grupo pueda tomar la Palabra y colocarla bien, entonces partirá…”, y ahí sigue hablando todo lo que él allí nos relata.

Sigue diciendo aquí, donde nos quedamos leyendo del libro de Las Edades, dice (un poquito antes para entrelazar aquí):

[WSS-RM] [Continúa en la lectura de Las Edades, pág. 223]

[165]. Ellos no tenían rey. Tenían más bien a un profeta, y el profeta tenía a Dios en él por el Espíritu; y la Palabra vino al profeta, y la Palabra fue al pueblo”.

([JBP] Y dice el hermano William): Fue al pueblo por medio ¿de quién? Del profeta.

[165]. Ellos no pertenecían a las Naciones Unidas. No pertenecían al Concilio Mundial de Iglesias, a los bautistas, presbiterianos, ‘Asambleas de Dios’ o cualquier otro grupo. Ellos no tenían necesidad de pertenecer a ningún grupo. Ellos estaban unidos a Dios. No tenían necesidad del consejo de los concilios. Ellos tenían un ASÍ DICE EL SEÑOR. ¡Aleluya!

166. Ahora, a pesar de que Balaam conocía la forma correcta para llegar a Dios y podía traer una revelación del Señor por medio de un don especial de poder, no obstante era, aun tomando todo eso en cuenta, un obispo en el grupo falso. Porque ¿qué hizo ahora para obtener gracia con Balac? Formuló un plan por el cual Dios estaría forzado a obrar en muerte sobre Israel. Así como Satanás sabía que podía engañar a Eva (hacerla que cayera en pecado carnal) y así causar que Dios fijara su sentencia de muerte pronunciada en contra del pecado, así también Balaam sabía que si él podía hacer que Israel pecara, Dios tendría que tratar con ellos en muerte. Así que él formuló una manera para hacerlos que viniesen a ligarse con el pecado. Él mandó invitaciones para que viniesen al banquete de Baal-Peor (venid a adorar con nosotros). Ahora, no hay duda de que Israel había visto los banquetes de los egipcios, así que no sintieron que fuera gran pecado ir a ver y quizás comer con la gente. (¿Qué pues hay de malo en el compañerismo? ¿Debemos o no amarlos? ¿O cómo es que los vamos a ganar?). Teniendo amistad con ellos no haría ningún mal a nadie; así lo pensaron. Pero cuando aquellas moabitas sensuales empezaron a bailar y a desvestirse mientras bailaban su ‘rock and roll’ y su ‘twist’, el deseo aumentó en los israelitas y fueron llevados al adulterio, y Dios en Su ira quitó la vida de 42.000 israelitas.

167. Y eso es lo que hizo Constantino y también sus sucesores en Nicea y después de Nicea. Invitaban al pueblo de Dios a su convención. Y cuando la iglesia se sentó a comer, y luego se levantó para jugar (participando en formalidades de la iglesia, y en ceremonias y fiestas paganas llamadas según ritos cristianos), ya estaba atrapada; había cometido fornicación y Dios se apartó de ellos. Cuando un hombre se desvía de la Palabra de Dios y se junta con una iglesia en vez de recibir el Espíritu Santo, aquel hombre muere. ¡Muerto! Eso es lo que es. No se una usted a ninguna iglesia. No se meta en ninguna organización ni se deje llevar por credos ni tradiciones, ni por cualquier cosa que tome el lugar de la Palabra o del Espíritu; de otra manera usted está muerto, estará terminado. ¡Usted estará muerto, eternamente separado de Dios!

168. Eso es lo que ha sucedido en cada edad desde entonces. Dios libra al pueblo. Ellos salen por medio de la Sangre (permítanme marcar esto aquí) ([JBP] dice el hermano William) (Dios libra al pueblo. Ellos salen por medio de la Sangre) ([JBP] y sigue leyendo), son santificados por la Palabra, caminan a través de las aguas del bautismo y son llenados del Espíritu; pero después de un tiempo el primer amor se enfría un poco, y a alguien se le ocurre que se deben organizar para preservarse y para hacerse un nombre, y se organizan de nuevo en la segunda generación y a veces aun antes. Ya no tienen al Espíritu de Dios, sino solamente una forma de adoración. Están muertos. Se han mezclado con credos y sistemas, y no hay vida en ellos.

169. Así que Balaam causó que Israel cometiera fornicación. ¿Sabe usted que fornicación física es el mismo espíritu que está en la religión organizada? Yo dije que el espíritu de fornicación es el espíritu de organización. Y todos los fornicadores tendrán su parte en el Lago de Fuego. Eso es lo que Dios piensa de la organización. Sí señor, la ramera y sus hijas estarán en el Lago de Fuego.

170. Sus denominaciones no son de Dios; nunca han sido y nunca serán. Es un espíritu malo el que separa al pueblo de Dios en clases jerárquicas y laicos. Es un espíritu malo el que trae estas separaciones entre el pueblo. Eso es lo que hacen las organizaciones y denominaciones. Al organizarse se separan de la Palabra de Dios y caen en adulterio espiritual”.

[JBP] Y nos dice en ese mismo mensaje, ya al final de esta lectura (hay varios lugarcitos aquí que él…), dice:

[WSS-RM] Si salieron de Egipto no pueden volver a Egipto.

Vean, los que se levantaron en contra de Moisés decían… querían apredrear a Moisés y querían volver (¿para dónde?) para Egipto, para la esclavitud. Y eso es lo que han hecho de edad en edad: cuando el mensajero ha partido se han buscado líderes que los han llevado ¿para dónde? Para Egipto de nuevo, para la esclavitud.

Por eso es que tenemos que ser cuidadosos y estar apartados de todas esas cosas que representan muerte espiritual, adulterio espiritual, para la Iglesia del Señor, porque eso trae muerte espiritual a la gente y a la edad.

[JBP] Que Dios nos ayude en este tiempo; y conozcamos que es un tiempo en donde los hijos de Dios obtendrán nuevamente esa Herencia que perdió Adán y Eva allá en la caída, y que en este tiempo será restaurada (esa Herencia) a todos los hijos de Dios; y no caer en todo eso de esas doctrinas de Balaam, y también en cosas por las cuales luego nos estaríamos lamentando de que no hayamos seguido al Arca, el Guía —y el Guía, que es el Arca, que es la Palabra—, rumbo a la tierra prometida.

Todas estas cosas se hablan en este tiempo final, en esta etapa de preparación; pero llegará un momento en donde ya lo que se estará hablando será el juicio. No podíamos… la persona no puede pensar que íbamos a seguir así como estábamos por todo el tiempo, sin entrar a un tiempo de preparación.

Todo espíritu maligno y toda cosa contraria a la Palabra de Dios, en este tiempo final, por medio de la Palabra hablada, está siendo expuesta, está siendo sacada a la luz, para que huyan —todas esas cosas que están contrarias a la Palabra de Dios— de los escogidos de Dios.

“Santificaos”, le dijo allí Dios a Josué: “Santifícame al pueblo”10; porque algo grande Dios iba a hacer en medio del pueblo.

Por eso les reitero nuevamente: Tenga cuidado, en este tiempo, de cómo usted hable del ministerio que Dios ha tenido desde un tiempito para acá (y tiene, y tendrá) en medio del pueblo de Dios, guiando al pueblo de Dios hacia la tierra prometida.

Ese ministerio estará usando la Palabra, el Mensaje que nos ha dejado el Ángel del Señor Jesucristo, porque es un ministerio escritural. No será nada de la boca y de su propia cuenta, sino… (de la boca de él, de su pensamiento, de sus ideas), sino que todo será escritural, todo tendrá base escritural.

Habrá cosas que se quedarán en secreto; pero todo lo que el escogido de Dios necesita (como lo es ahora este tiempo de preparación) para estar listos para recibir esa Visita angelical de la sexta dimensión, estamos en este tiempo, en estos momentos, obteniendo ese conocimiento de cómo debemos de corregir nuestras vidas, arreglar nuestras vidas, para tener un templo santo en el Señor para recibir esa teofanía de cada uno de nosotros, de cada hijo e hija de Dios; para así —al ver esa teofanía venir— nosotros ser transformados.

Para eso Dios nos ha dado este tiempo. Debemos de ser personas agradecidas a Dios, de que nos ha dado esta extensión de tiempo para prepararnos.

¡Es tiempo de prepararnos, hermanos! Aproveche este tiempo al máximo, porque de un momento a otro también esta puerta será cerrada; y ya será un tiempo en donde los juicios divinos serán hablados y ya no habrá oportunidad para prepararse.

Luego dirán, como dice allí en el libro de Los Sellos11: [WMB] “Ellos habían estado en cultos como este, ellos sabían lo que les esperaba, ellos sabían el castigo”. ¿Ve? Eran personas que habían escuchado, habían tenido conocimiento de todo lo que en ese momento (ahora) estaban recibiendo. Pero habían rechazado eso; habían rechazado la voz que Dios estaba usando, el ministerio que Dios estaba usando en esos tiempos, en esos días; y lo que hacían era burlarse de la Palabra.

Pero allí estaba la Palabra encarnada. Era Dios obrando ya con grandes milagros en un tiempo ya de adopción; tiempo en donde ya Dios iba a estremecer el mundo, en esos 30 a 40 días, y luego irse a la Cena de las Bodas del Cordero. Ese tiempo fue para ellos darse cuenta que ya iban a entrar ya entonces a la gran tribulación.

Ha sido para mí un privilegio y una bendición poder enviarles este saludo. (Disculpa, hermano Miguel, que me extendí).

Y yo lo que deseo es, de mi parte, es que estemos todos preparados, estemos todos con nuestras vidas arregladas a Dios. Igual, nuestro hermano Miguel tiene también ese sentir; por eso él todo el tiempo está hablándonos (de un tiempo para acá) de cómo debemos actuar y cómo debemos enfrentarnos a la Palabra en estos días finales.

Esto es más serio de lo que usted se imagina.

Y usted, ministro, también debe tomar esto en serio, junto con su congregación; porque a usted se le pedirá cuenta de la forma y la manera en que usted le ha expuesto esto al pueblo, y le ha dicho todo este tiempo por el cual hemos estado trayendo todos estos – estas recomendaciones, y estos datos tan importantes de cómo debemos estar frente a la Palabra, y cómo debemos estar frente a esas promesas que Él va a cumplir en medio de nosotros.

Así que ministros compañeros, hermanos y hermanas: estén preparados, porque pronto veremos la gloria de Dios manifestada allí en La Gran Carpa Catedral, con esas grandes señales y maravillas a nivel internacional; pero para ese momento ya tenemos que estar preparados, ya tenemos que estar listos.

Lo que no entendamos ahora, hermanos, lo vamos a entender más adelante. Si no lo entiende ahora: órele a Dios, pídale a Dios que le abra el entendimiento, las Escrituras; pero no se ponga a hablar, a blasfemar, en contra del ministerio que Dios tiene en este tiempo final.

Que Dios me los bendiga, que Dios me los guarde. Y muchas gracias, hermano Miguel, por esta oportunidad que me permites enviar este saludo, a ti allá en Monterrey, y a todos en toda la América Latina.

Oren mucho por la actividad de mañana, en donde esperamos grandes bendiciones; y que Dios use grandemente al misionero Miguel Bermúdez Marín, y también a este servidor, en favor del pueblo, trayéndoles la Palabra, el Mensaje; y también en el mensaje que estaremos escuchando el día de mañana.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.


1 [Domingo, 3 de septiembre de 2017. / Compilación de mensajes “Por amor a los escogidos”, pág. 10]

2 [Estas anotaciones fueron escritas por el Dr. William Soto Santiago en el estudio bíblico “El Heredero de todas las cosas” mencionado por el Rev. José B. Pérez –Ed.]

3 Esta es la misma anotación mencionada en el pie de página #2

4 SPN64-0830M “Preguntas y Respuestas #3”, pág. 1028, párr. 303

5 [simplificado: hecho claro (otra traducción) –Ed.]

6 SPN62-1014E “Un Guía”, pág. 17, párrs. 72-73

7 61-0121 “La creencia de María” (párr. 52 en inglés)

8 SPN62-1014E “Un Guía”, pág. 15, párrs. 58-60

9 Los Sellos, pág. 254, párr. 106

10 Éxodo 19:10

11 Los Sellos, pág. 369, párr. 194

Ir arriba