En el Lugar Santísimo, allí le hallaréis

Reproducir vídeo

En el Lugar Santísimo, allí le hallaréis

Rev. José Benjamín Pérez
Miércoles, 31 de agosto de 2022
Cayey, Puerto Rico

(Tercer saludo)

Muy buenas tardes. Hoy miércoles, 31 de agosto de este año 2022, saludamos allí a los pastores y hermanos reunidos en:

• Yaracuy, Venezuela, congregación de San Felipe, con el pastor Yair Márquez; también se encuentra Nahúm León y nuestro hermano Daniel Jurado; y todos los que están allí reunidos en esta actividad que tendrán en esta tarde. Me estaba diciendo nuestra hermana Ruth de Bermúdez que ellos en esta tarde estarán teniendo este compañerismo y estarán estudiando la Palabra del Señor.

• Y en este trabajo tan importante que están llevando a cabo allí en Venezuela, tanto en esta gira que están llevando a cabo para las metas de La Gran Carpa Catedral, como también el trabajo de las imprentas, toda esa hermosa labor que están llevando a cabo todos los hermanos en los diferentes lugares allí en Venezuela, en favor de la Iglesia del Señor, en todos los lugares allá en Venezuela; y también en todos los sitios en toda la América Latina, que están llevando a cabo y continúan llevando a cabo esta labor de la imprenta.

• Los hermanos también tendrán esta tarde o esta noche, reunión en una vigilia, nuestro hermano reverendo Joel Álvarez allá en Durango.

• También de Ecuador nuestro hermano Alejandro Ordeñana de Guayaquil; y todos los hermanos que están allá trabajando en esta labor de la imprenta.

Y también por aquí me informaron que un grupo de hermanos del grupo del hermano Branham, de allá de Guayaquil y de esa zona, están recibiendo el Mensaje y están a la expectativa de todo lo que está saliendo bajo esa Enseñanza de la Carpa.

Y me estaba diciendo el mismo hermano Alejandro Ordeñana, que él mismo estuvo allí compartiendo con ellos estos estudios y toda esta Enseñanza, y todo lo que nuestro hermano William Soto Santiago nos ha estado trayendo en todos estos mensajes desde que comenzó el ministerio, señalando en su Mensaje la Obra que Dios llevaría a cabo al final del Séptimo Sello, al final de la Obra que Dios coronaría en nuestro tiempo, en nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular; lo cual todo apuntaría a una Gran Carpa Catedral.

Y me estuvo diciendo él que todos allá, esa congregación, recibió todo lo que se ha estado trayendo; y muchos le decían que ahora estaban viendo y entendiendo todo lo que Dios está haciendo.

Para mí fue motivo de gran alegría, cómo eso se cumple nuevamente, como pasó también en el tiempo de los apóstoles, donde un grupo o unos hermanos creyentes en el Mensaje de Juan el Bautista, luego aceptaron y creyeron el Mensaje de Jesús; y fue más adelante que ellos lo recibieron1.

O sea que todo eso nos indica que ya está marcando una etapa muy importante, en la cual Dios también sanará a la séptima edad, de ese grupo que queda fuera de la séptima edad, la cual representa ese tumor que por la Palabra hablada fue quitado de la esposa del hermano Branham y fue sanada. O sea que, por la Palabra hablada, los que quedan de ese grupo, seguidores del hermano Branham, pero que pertenecen a la Edad de la Piedra Angular, tienen que creer el Mensaje y tienen que subir a la Edad de la Piedra Angular, y tienen que recibir el cumplimiento de la Venida del Señor, la Venida del Señor glorificado, como fue mostrado en el Monte de la Transfiguración (de San Mateo, capítulo 17).

Y hay grupo de escogidos de esa edad que van a ser raptados; y ese grupo que va a hacer el rapto también, tienen, por consiguiente, que recibir el Programa Divino correspondiente a este tiempo. Pero eso lo dejamos ahí, que sea Dios el que vaya obrando en ese grupo; porque el hermano William en el libro de Los Sellos y en algunos otros mensajes, escribe y coloca que [WSS] “de la séptima edad hay un grupo que haría el rapto”, pero que tiene que subir, por supuesto, a nuestra edad; y ya esos Dios los tiene predestinados desde antes de la fundación del mundo.

• Y también allí en Ecuador nuestro hermano Andrés (Andresito, como yo le digo, mi amigo Andresito), allá en Ecuador también, que se reúnen para tener estos estudios.

• También en Colombia nuestro hermano Adair Nieto del Eje Cafetero.

• También nuestro hermano Toribio del Perú, también estuvieron en vigilias en estos días y creo que todavía van a tener algunas más, me estuvo hablando.

• También en El Salvador, me estuvo diciendo David Escobar que están teniendo estudios también allá en El Salvador.

• En Colombia también, en la congregación de Cartago, Valle, con el reverendo Mauricio Montes.

• También del Perú me estaban informando también, con el reverendo Jesús Ángel Ynga, de la Selva Central. Allá hay como 8 congregaciones, las cuales están también en estos estudios bíblicos y repasando todo el Mensaje de nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular. Lo cual ellos están muy pero que muy conscientes de que Dios en este tiempo tenía que cumplir, o faltaría de cumplir una parte muy pero que muy importante de la Tercera Etapa: que era la parte de la Enseñanza que iba a ser traída antes de comenzar a verse esos milagros físicos. Ellos están conscientes, fíjense, hasta allá, hasta la Selva Central, donde ellos tienen ese conocimiento divino, el cual les está mostrando —por medio de la Palabra— que esta etapa es la etapa que ellos estaban esperando.

O sea que todos los escogidos de Dios, que hemos sido llamados y juntados con este glorioso Mensaje de Edad de Piedra Angular —que llama y junta a los escogidos de este tiempo y los coloca en el Templo espiritual de Cristo como piedras vivas, construyendo así el Lugar Santísimo—, este Mensaje que nos ha traído el Ángel del Señor Jesucristo William Soto Santiago, es el Mensaje que nos da la Fe de Rapto.

Pero que hay cosas que estuvieron todavía sin ser habladas; solamente fueron escritas. Y fueron escritas, y fueron dejadas allí escritas para nuestro conocimiento; no fueron dejadas escritas allí para guardarlas, sino para darlas a conocer.

Todas esas cosas que a Juan le prohibió (el Ángel) escribir, ahora en este tiempo Él las escribe; y ahora es que han sido y están siendo dadas a conocer a todos y cada uno de nosotros; porque era el tiempo en que no iba a tropezar la Iglesia-Novia con eso.

No es un tiempo para dejarlo pasar, como fue allá, que el Ángel le dijo: “Esto déjalo pasar, no lo reveles ahora”. Pero ahora esto no se puede dejar pasar: esto es lo que usted y yo necesitamos para obtener la Fe de Rapto.

Todo ese tiempo, del 74 en adelante…, cómo él nos venía diciendo en un mensaje que él habla de que todo eso que fue hablado allá, a medida que Dios fue dando más luz, Dios fue —a través del mensajero, por medio de los próximos mensajes— dando más luz de todo lo que Dios fue trayendo en ese tiempo. O sea, no nos íbamos a quedar ya con eso, sino que Dios iba dando más y más luz.

Por eso él decía: [WSS] “Yo le digo a Miguel, le dije a Miguel que hay cosas que hay que ([JBP] vamos a decir) corregirlas”2, fue la parte que él había dicho en un extracto… Déjame ver si lo consigo por aquí, donde él dice (si no, lo leemos más adelante), donde él dice que hay cosas que no se pueden poner así como están, tal cual, porque sería una irresponsabilidad del pastor colocar tal y cual como está ahí hablado en el mensaje de ese tiempo, colocarlo así a la congregación; eso había – hay que revisarlo con nuestro hermano Miguel y él; y se corregía lo que había que corregir.

Así que tenemos que ser ministros fieles a todo eso que el mensajero nos dijo; y estar conscientes de que este tiempo, en esta etapa de Enseñanza, habría una sola Enseñanza, la cual es traída y está siendo traída bajo Carpa.

O sea que no es que uno agarre los mensajes: “Y yo también puedo, porque ya el Mensaje fue dado y vamos a poner esto así tal cual”; no. Se requiere la guianza del Espíritu Santo para colocar la Palabra bien.

El que no haga conforme a como está establecido ya por Dios por medio del Mensaje, la Palabra que nos trajo por el precursor de la Segunda Venida del Señor, William Marrion Branham; el que no haga conforme a como él lo habló, y como lo habló también el Ángel del Señor Jesucristo, que dijo que: [WSS] “bajo Carpa estaríamos obteniendo la Fe de Rapto”… El que se vaya por su cuenta no estará siguiendo la guianza divina, no estará siguiendo el Arca del Pacto, la Columna de Fuego, lo cual nos llevará a la tierra prometida del nuevo cuerpo.

O sea, no puede por su cuenta ponerse a guiar al pueblo. Aunque diga: “Yo tengo el Mensaje y lo voy a colocar tal como fue hablado”; eso no está bien. Porque…, y estoy refiriéndome a los mensajes del 74 al 77 o 78, que él mismo habló y dijo que había que eso verificarlo con Miguel y él; y ellos corregirían cualquier cosa que Dios más adelante la dio con más luz.

Así que no se puede y no se debe colocar un mensaje a la congregación tal cual, así como fue hablado en ese tiempo. Para eso fue que él nos dejó esa (de las tantas instrucciones que me dejó), una de ellas fue: [WSS] “Coloca, desde Puerto Rico, la serie de mensajes del 98, del 99, del 97”.

Por eso ustedes pueden ver que en Puerto Rico se colocan esos mensajes de esos años, porque luego, más adelante, van a ver el porqué. De seguro ya muchos se imaginan o piensan que es por tal o cual cosa. Pero eso, para que nadie pueda interrumpir, por eso es que ustedes pueden ver que en Puerto Rico se colocan mensajes de esos años. No fue porque yo deseé o quise colocarlos, sino porque fue directamente él que me dijo: [WSS] “Coloca esos mensajes. Y puede usar…”, o sea, que podía usar para los estudios referencias que tengan que ver con esos temas; como extractos del hermano Branham, como también del mensajero de nuestro tiempo.

Todo lo que se está haciendo es por la guianza divina. Nada de lo que se está haciendo es por voluntad propia, por voluntad humana; sino, como dice la Escritura: “Los santos hombres de Dios hablaron por inspiración divina, por inspiración y guianza del Espiritu Santo”3.

El Espíritu Santo, dice el hermano Branham, y escribió allí nuestro hermano William, que es4: [WSS] «Gabriel», el que tiene acceso al Libro de la Verdad.

Así que miren la guianza tan grande que tenemos, la cual dejó el Espíritu Santo, o sea, Gabriel, dejó en Su Iglesia. Y es la Palabra, el Mensaje, el mismo Espíritu Santo, que es el Verbo; o sea, todo es Uno: la Palabra es el Verbo, el Verbo es Dios. O sea, si uno se pone a desmenuzarlo, todo termina (cuando uno ve todo eso) uno dice: “¡Pero si es el mismo!”. Sigue siendo el Verbo, sigue siendo Dios.

O sea que es el Espíritu Santo que nos está guiando; y nos ha dejado todas estas instrucciones, para que sepamos cómo debemos seguir guiando al pueblo los ministros, para no fallar, para dar en el blanco. Porque de qué le vale que tenga los mensajes si no sabe cómo colocar bien la Palabra.

Y es por medio de la Enseñanza en una Gran Carpa Catedral que estarán siendo impartidas todas esas directrices, toda esa Enseñanza, la cual llevará a la Iglesia-Novia a la perfección, a la transformación.

Y como Dios siempre cumple todo en sencillez, en simplicidad, pues a muchos se les pasa por encima, y dicen: “¡No puede ser! Pero si él dijo tal cosa…; pero si es que él dijo que en él se iba a cumplir tal cosa…; pero si es que él es el que va a hacer esto o aquello…”. Bueno, todo eso él lo habló, como lo hablaron otros profetas; y mucho de lo que hablaron, muchas de las cosas que hablaron era: ellos reflejando lo que Dios haría más adelante.

O sea que en ellos no se cumplieron todas las cosas que ellos en su momento, uno ve y dice: “¡Pero no se cumplió en ellos!”; porque estaban reflejando lo que Dios haría más adelante, en una nueva edad y en una nueva dispensación.

Todo es sencillo. Lo único es que no podemos, por nuestro razonamiento y por nuestra propia cuenta, buscar el significado de las cosas, cuando ya Dios la ha dado, y ha dado ese significado, y lo está dando a conocer en una forma sencilla.

Con todos estos escritos y todas estas referencias que él nos ha dejado, tenemos un cuadro más claro de todo lo que significa cada promesa; y tenemos un cuadro claro de cómo prepararnos; y todos los requisitos que tiene que tener un hijo de Dios para llegar a la perfección, para llegar a la meta de la transformación.

El trabajo que ustedes hacen en la imprenta ha sido siempre una gran bendición para el pueblo, y muy pero que muy importante. Y además de imprimir los mensajes del mensajero, con todos estos libros que está sacando nuestro hermano Miguel, con todos estos estudios que está haciendo de los temas de la Primogenitura, de la Tercera Etapa, de La Carpa y todos esos estudios, que son extractos de mensajes de nuestro hermano William Soto Santiago: es una gran bendición, hermanos que trabajan en esa labor de la imprenta.

Y también ahora es una bendición también colocarle en sus manos, de cada hijo de Dios, de cada escogido de Dios que ya ha sido juntado en la Edad de la Piedra Angular con este Mensaje tan glorioso, y esta labor que hizo el Ángel del Señor Jesucristo, que le llegue…

Cuando yo dije ahorita, que dije [JBP] “hasta el último escogido”; porque ese último escogido (que ya está adentro, por supuesto), ese último escogido que todavía no ha recibido toda esta gran noticia, todas estas buenas nuevas: ¡pues que le llegue el material!, para que también se prepare con todos estos estudios, estas enseñanzas, que son escritos nada más y nada menos que por el mismo dedo de Dios, por el Ángel del Señor Jesucristo que Él mismo lo ha escrito.

Y tener, por ejemplo (no es que uno le diga que está por allá metido en la selva), pero, vamos a decir: los de la selva: Imagínense tener escritos allá en la selva, escritos del mensajero, del Ángel del Señor; y que usted y yo tengamos esa bendición de poder ayudarlos con las imprentas, y llevar ese material allá, ¡es una bienaventuranza! ¿Ve?

Apocalipsis 1:3

3 Bienaventurado el que lee, y los que oyen…

Pero hay una bienaventuranza en leer; y para leer necesita alguien que imprima. Primero necesita alguien que hable, luego necesita alguien que capte todo eso con maquinaria para pasarlo a escrito. O sea que es una labor muy importante.

Y ahora también se están llevando maquinarias para que todos sean Centros Misioneros, que todos puedan tener una imprenta. Y si no pueden tenerla todas las congregaciones, pues por lo menos la más cerca de cada una de ellas, para que mutuamente se unan y sigan imprimiendo todos estos escritos tan importantes, para que los hermanos los tengan en sus manos.

Esa labor también, además de nuestro hermano Miguel, por supuesto, que es el que está a cargo de todo eso, también ha tenido diferentes colaboradores ayudándolo en esa labor; como nuestro hermano Andrés, que también es un gran pilar fuerte de la Obra de Dios de este tiempo final, y toda esa labor que está llevando a cabo también él; y también todos los ministros, todos los hermanos.

También vemos ahora, en este tiempo, además de todo el trabajo que venía haciendo ayudando al mensajero, nos sentimos también agradecidos a Dios porque vemos cómo Dios lo está usando, a nuestro hermano Bruno con su esposa Lorena. Ustedes ven cómo ellos también están dando la mano, ayudando a los hermanos en diferentes lugares donde nunca han tenido; o si han tenido pues han sido “arcaicas” (vamos a decir), que son máquinas que son viejas, obsoletas, ahora tienen la oportunidad de tener una máquina moderna. Pues él ha tenido, Dios lo ha bendecido, y eso lo ha compartido con los hermanos, enviándoles esas maquinarias para que logren imprimir, tengan esa facilidad de imprimir en los diferentes países.

Allá en Venezuela también creo que mandaron algunas máquinas también, que son las que han estado usando; esa… Hace poquito di un saludo también para las máquinas que lograron pasar5, también con ayuda de él y de los ministros también de Estados Unidos, que también están brazo a brazo en esa labor que está llevando a cabo; y también todos los que están en esa labor de la imprenta.

¿Ve?, que Dios está usando a un sinnúmero de hermanos, de ministros y colaboradores, y hermanas también, para que esta Obra de este tiempo final sea una Obra rápida; porque es una Obra rápida la que Dios está llevando a cabo; para que así todo el pueblo de Dios que ya está juntado, ya ha sido sellado con este glorioso Mensaje, tenga la oportunidad de prepararse. ¿Ve? Siempre hay un momento de preparación, siempre hay un momento en donde Dios cumple lo que falta por cumplir.

Por ejemplo, miren aquí un detallito que él escribe al lado de un estudio bíblico, del estudio bíblico “LA FIESTA DE LAS TROMPETAS”. En este estudio bíblico él escribe un montón de cosas bien importantes, pero por ejemplo una de ellas…, esto fue predicado el domingo, 23 de septiembre del 2012, y fíjense lo que él dice aquí… Él colocó allí un extracto del mensaje “RECONOCIENDO EL DÍA Y SU MENSAJE”6, se colocó un extracto allí, y una parte dice:

[62] Él dijo que cada familia se separará y llorará y lamentará por varios días, como una familia que ha perdido su único hijo. Recuerde, la Fiesta de las Trompetas debe hacer eso. Llorarán y se afligirán por el Sacrificio inmolado que ellos rechazaron.

63 Ellos están en su tierra. Fueron esparcidos, cegados y ahora reunidos. Y todo fue bajo ese Sexto Sello, sus Siete Trompetas… sonaron para reunirlos, la Sexta Trompeta. La Séptima Trompeta es aquella grandiosa Trompeta que vimos el domingo pasado ([JBP] Porque el domingo pasado él predicó “LA FIESTA DE LAS TROMPETAS”). La Sexta Trompeta sonó bajo el Sexto Sello ([JBP] ¿Ven? Todas las seis Trompetas suenan bajo el Sexto Sello). De la misma manera que nuestro Sexto Sello fue abierto, todo al mismo tiempo; solo que las de ellos sonaron todas a la vez; mientras que nosotros hemos estado dos mil años en la Fiesta de Pentecostés.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «6 Trompetas».

[WSS] «falta la 7ma Trompeta, Apocalipsis 11:15-19».

[Rev. José B. Pérez] Fíjense cómo él escribe allí que falta todavía. Y podrán decir: “¿Pero no se supone que ya sonó la Trompeta?, ¿no se supone que ya con esa Trompeta eran llamados y juntados los escogidos?”. Recuerden que las Escrituras tienen múltiple cumplimiento y múltiple revelación.

¿Y dónde encontraríamos nosotros a Dios obrando, a Dios mostrándole a Su Iglesia las cosas que Él estaría revelando a Su pueblo en este tiempo final? De edad en edad Dios ha estado en la etapa correspondiente a través de Su mensajero.

Es como un escrito que él nos dejó también, por ejemplo, en el mensaje “LA CASA DE DIOS HOY”, predicado el domingo, 16 de junio de 2013, aquí en Puerto Rico; él escribió atrás:

[JBP] Y él escribió atrás: [WSS] «Jesús perdido tres días por José y María, pero al regresar al templo, allí estaba hablando la Palabra con los doctores de la Ley. Regresen al Templo de Dios, la Iglesia, después de los tres días (o edades) de Lutero, Wesley y pentecostales ([JBP] después de eso, regresen después de eso); allí nos encontraremos con Jesús, como se encontró en Su Primera Venida; pues es Su Templo, a Su Iglesia, que Él vendrá y se revelará; allí le hallaréis».

[Rev. José B. Pérez] ¿Dónde es que en el Día Postrero estaría siendo encontrado Jesús? En el cuarto día; o sea, eso lo encontramos en la Edad de la Piedra Angular, y lo hallamos en el mensajero que Dios ha enviado en este tiempo, nuestro apreciado hermano William Soto Santiago.

Pero recuerden que nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular, es una edad en donde corren siete etapas, y la octava es la eternidad. La etapa… últimas tres etapas que estaríamos viviendo en este tiempo (vamos a decir), que… tipo de José y María… Jesús se perdió. Colóquenlo en esa forma y vean el cuadro tan hermoso.

Pero de momento no vemos a Jesús con nosotros: “Pero ¿qué pasó?, ¿dónde está?”. Pues está en Su Templo, está en Su Iglesia; y Él se revelaría en Su Iglesia. Allí le van a hallar. Allí le van a hallar, donde usted lo dejó.

El hermano Branham en una parte en Los Sellos, dice: [WMB] “Busque a Jesús en donde usted lo dejó”, algo así dice en Los Sellos… Lo buscan ahí en la concordancia, y busquen esa parte, que [WMB] “usted va a encontrar a Jesús donde lo dejó”. O sea que es en esta última etapa de la Edad de la Piedra Angular, del Templo espiritual del Señor, que es Su Iglesia, en la parte culminante: que es en una Gran Carpa Catedral, que usted encontraría al Señor, enseñándole en este tiempo final toda esa Enseñanza a la Iglesia-Novia; la cual es una Enseñanza que ya fue profetizada por el reverendo William Branham en una Gran Carpa Catedral. Ahí estaría el Señor enseñándole a Su Iglesia todo lo que ellos necesitarían para obtener la Fe de Rapto y Transformación.

Todo es sencillo. Todo Dios lo ha hecho en esa manera sencilla en este tiempo, para que todos y cada uno de nosotros, los escogidos de Dios, entendiéramos la Obra, el Programa Divino que Él estaría llevando a cabo en el fin del tiempo; pero todo eso es solo para los escogidos, los que estarían recibiendo esa Enseñanza para Fe de Rapto y Transformación.

Pero también usted puede ver que dice que esa etapa será para las fatuas, y será para los perdidos, y será para Israel; o sea que todos serán impactados por esa etapa; pero primero es con los escogidos.

Durante esa Enseñanza, ahí estarán esos ministerios haciendo esa separación; o sea, traerá la separación entre los grupos, los cuales estarán siendo identificados, cada uno como individuo, en qué grupo pertenece; cada uno se estaría colocando, sin darse cuenta, por sus obras, en el lugar que le corresponde.

Y el pueblo hebreo verá esa manifestación gloriosa ya cuando esté siendo manifestada esa etapa en la parte culminante; y ahí verá y dirá: “Este es el que nosotros estamos esperando”.

Ellos están esperando un hombre vivo; dice el hermano William en una parte: [WSS] “Ellos están esperando un hombre vivo, no un hombre muerto”, sino un hombre vivo de este tiempo, un hombre de este tiempo final; en donde el Espíritu de Dios estará manifestándose a través de Su Iglesia, y estará mostrando las grandes maravillas de Apocalipsis 11, y estará cumpliendo un sinnúmero de Escrituras, las cuales se estarán cumpliendo plenamente en este tiempo final.

Parcialmente se cumplió en tiempos pasados y también en nuestra edad, algunas Escrituras se han cumplido parcialmente; pero en este fin del tiempo, en esta etapa en donde estamos, se cumplirá en toda su plenitud las Escrituras que todavía no se han cumplido.

Así que Dios les bendiga, Dios les guarde; y adelante en esta labor tan importante que están llevando a cabo de este trabajo de las imprentas, de tenerle a los hermanos en sus manos, tener los escritos del Ángel del Señor Jesucristo; escritos del Espíritu Santo a través de carne humana, en esa forma que Él la hacía, que uno decía: “¡Cuánto desearía yo ver, leer, los escritos del profeta!”. Pues miren, ¡los estamos teniendo en nuestras manos!; pero como es una forma tan sencilla, hasta en eso tropezamos, algunos tropiezan, hasta en eso tropiezan algunos: “No, no puede ser así”. Al contrario, dicen: “¿Cómo se le ocurre enseñar cosas privadas del profeta?, ¿cómo se le ocurre a Benjie ponerse a hacer eso?”. Bueno, a mí no se me ocurrió. Eso es ya un Plan Divino, de Dios. Esto no es una ocurrencia.

Así que todos aquellos que piensan así, mejor es que digan: “Oye, verdaderamente es Dios obrando; verdaderamente Dios me ama; porque Él me está dejando ver los pensamientos de Dios, me está dejando ver esa parte íntima de Dios, el Verbo, allá en lo profundo; me lo está dejando ver en Sus escritos. ¡Y yo lo estoy recibiendo! Yo le doy gracias a Dios: ¡Gracias, Señor, porque yo no lo veía, pero ahora lo veo! Perdóname, Señor, no sabía que era así de sencillo”. Y Dios entonces se mueve y ve su corazón, y ve allí si hay sinceridad; y ya Dios en Su Programa obrará con usted conforme a como Él ya lo ha visto desde antes de la fundación del mundo.

Así que el que esté en esa posición, pues, pídale a Dios que Dios lo ayude, y que estará ahora más brazo a brazo; y si no estaba antes, que estaba un poco retirado, o que no ayudaba, más bien hablaba, pues que ahora sea uno de los más que trabaja para aprovechar más; y como no ha leído mucho: “Pues ahora quiero leer más todavía, para ponerme al día”. ¿Ve? Y Dios ve esa intención en su corazón, y Dios ve que hay sinceridad, y Dios ve que él – esa persona quiere estar en la Cena de las Bodas del Cordero, y lo ayuda para seguir adelante; por supuesto, si es uno que está escrito en el Libro de la Vida del Cordero, Dios lo va a ayudar.

Ahora, si es uno de los que no está escrito en el Libro de la Vida del Cordero, ¡pues más todavía! Ese, como dice el hermano Branham, que dice: “Ese hombre es digno…”, o el hermano William, que dijo: [WSS] “es digno de misericordia”, porque está escrito en el Libro de la Vida, y su nombre puede ser borrado. Pero él al darse cuenta de eso, esa persona va a decir: “Espérate, que yo entonces más me esforzaré, estaré más preparado para cuando tenga que dar la vida por el Mensaje y por el mensajero”.

Así que todo ya Dios lo tiene en Su Programa, ya Dios lo tiene ya trazado; ya Dios tiene la vida de cada uno de nosotros ya destinada desde antes de la fundación del mundo. No es tiempo para discutir, no es tiempo para pelear, no es tiempo para debatir. Es tiempo para prepararse: cada grupo se va a preparar, cada individuo se va a preparar para lo que va a recibir.

Así que ¡adelante! Todos los ministros siempre unidos con nuestro hermano Miguel Bermúdez Marín, brazo a brazo, en común acuerdo con toda esta labor. Y también a las congregaciones facilitarles las cosas, para que ellos tengan acceso a la literatura. No se pongan a colocarle tampoco precios altos, caros, para que sea más caro el libro que lo que tienen que quizás comer, o que tengan que pagar en su casa o alimento, o estudios de los niños, o todo.

No tiene precio el valor de la Palabra, en eso estamos conscientes. Pero también hay que ser conscientes de que hay hermanos que no pueden, y no podemos colocarle un precio caro; y el hermanito que quiere tener un folleto, “no se le puede dar, porque no puede comprarlo”. Eso, siempre nos ha dicho nuestro hermano William que es una ofrenda voluntaria, que los hermanos de todo corazón den; y no así esforzarlos a pagar por algo; porque la Palabra no se vende.

Así que los hermanos sean, los que trabajan en imprentas…, los ministros que tienen a cargo todos esos centros misioneros. Y si no tienen: déselo, no se ponga a exigirle que lo compren, porque usted dará cuenta por eso; y está evitando que esa persona se siga preparando para su transformación.

Dios de alguna manera va a ayudarlo a conseguirlo. Así que búsquele la vuelta para que lo tengan (los hermanos); y sabemos que hay un gasto de luz, de papel, de maquinaria, de mantenimiento, en todo eso, pero Dios le va a ayudar. Dios va a abrir las puertas y le va a ayudar. Y a lo mejor un hermanito no puede dar nada, pero uno da por 10, o uno da por 20, o 5 dan por 500 personas; y a lo mejor uno o dos hermanitos no pueden dar ni siquiera para comprar su librito. Así que mejor déjelo que sea una ofrenda voluntaria.

Hay sitios donde parece que ya están establecidos así: un precio fijo y ya; pero traten de ponérselo cómodo a los hermanos, que puedan tener su literatura.

Ahí estuve platicando con nuestro hermano Miguel y nuestra hermana Ruth, a través de nuestra hermana Ruth, diciéndome la parte para hacerlo los fines de semana o por semana, para así imprimir los tomitos semanalmente; ya eso estaré hablando con Julio Ángel también, para hacerlo así. Y el que lo quiera pues del tomo grueso, pues espera el fin de mes; y quizás poner algún renglón para que el que desee por tomo, pues lo pueda imprimir por tomo; pero se colocará semanalmente.

Por ejemplo, hoy, este quedaría para agosto; pero, por ejemplo, ya a partir de este viernes, sábado y domingo, ya el lunes se puede sacar ese folletito de esos tres mensajes, o algún saludito más que se dé, pero sería este fin de semana. Después el otro fin de semana se sacaría un folletito de ese fin de semana. Y así sucesivamente, se sacarían (vamos a decir) 4 por mes. Y así es más práctico para los hermanos. Siempre buscando el bienestar del pueblo.

Así que todos unidos vamos a llegar. No se preocupen, ya la meta está asegurada. Ahora tenemos que irnos acoplando para enfocar los cañones para nuestra adopción, para nuestra transformación, porque ya sabemos que vamos a obtener la victoria; pero ahora tenemos que ser personas, instrumentos de Dios, para llegar a esa meta, a esa victoria; y ser instrumentos para lograrla, no instrumentos para estorbar.

Así que vamos a llegar a la meta.

Dios nos ha llamado con este poderoso Mensaje, y nos ha juntado con un propósito: el ser igual, a imagen y semejanza de Él; miren lo que Dios desea para nosotros. Y después Él nos tiene una gran Cena, vamos a estar todos allí.

Dice el hermano Branham que [WMB] “era una mesa larga, larga”, él la define así. Dice que: [WMB] “Era una mesa larga por miles… de larga, larga”; y él dice que: [WMB] “Saldrá el Rey y enjugará toda lágrima de los ojos de los hijos de Dios, y dirá: ‘Entren en el Gozo de Dios, que ha sido preparado, o del Reino de Dios que ha sido preparado para vosotros, desde antes de la fundación del mundo’”.

Así que, adelante, que una gran Cena nos espera, una gran Cena nos espera a cada uno de nosotros, la cual es: la Cena de las Bodas del Cordero.

Muchas gracias a todos por esta oportunidad que me permiten de enviar este saludito. Y podemos colocarle a esta plática que hemos tenido hoy … Vamos a ver aquí en este escrito, que él escribe allí: [WSS] «en el templo»

Podemos colocarle “EN EL LUGAR SANTÍSIMO, ALLÍ LE HALLAREMOS”. Ese sería el tema para esta ocasión: “EN EL LUGAR SANTÍSIMO, ALLÍ LE HALLAREMOS”.

Y eso, se nos viene a la mente rápido lo que él dijo: [WSS] “Allí me verán de nuevo”7.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos. Y le damos gracias a Dios por habernos enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero, William Soto Santiago.


1 Hechos 19:1-7

2 RM 1997-08-07 “El Sol y la Lluvia en la tierra fértil” (VI Promoción de Ministros):

[WSS] Ahora, en los mensajes que vinieron al principio, yo le dije a Miguel: “En estos mensajes quítale esto, porque ya sobre esto hay más luz; y por consiguiente, esto lo podemos entender mejor con estos otros mensajes que han venido después”.

Y por eso ustedes encontrarán que hay mensajes (por ejemplo, del 74), que fueron editados; y yo mismo, con Miguel, le eliminé ciertas cosas; y en algunos momentos le coloqué también alguna cosita que diera más luz. Y en esa forma deben tenerlos ustedes. Y no tomar la cinta de un tiempo pasado, donde no hubo tanta luz en cuanto a cierto tema, y no deben tomar esas cintas para sacar ustedes por su cuenta un folleto tal y como está allá, sin haber sido chequeado por Miguel y por mí.

No deben hacer eso; porque algunas personas que lo han hecho, lo han hecho y les ha sido contado eso como una mala intención en contra del Programa de Dios; porque lo han tomado para decir: “Pero mira, aquí está dicho así en esta forma; por lo tanto, nos vamos a quedar con esto tal y como fue dicho acá, y no vamos a aceptar lo que fue dicho después de eso con relación a esto”.

Ahí se quedan estancados, y ahí se quedan con problemas delante de Dios, porque son entonces colocados (ellos mismos) ante la presencia de Dios como rebeldes, que están en contra del Programa Divino y de la Luz a medida que va extendiéndose y va aumentando.

Ahora, podemos ver que cualquier cosa que fue dicha por allá por el 74 o 75 o 76, y luego vino más luz a través de los mensajes, eso pues, yo le he dicho a Miguel: “Esto, al sacar un folleto de esta grabación, lo chequeamos y le hacemos cualquier corrección que haya que hacerle, para que tengan ese mensaje conforme a toda la luz que tenemos en la actualidad”.

Así que por eso es que hubo algunos mensajes que los editamos para beneficio de todo el Cuerpo Místico del Señor Jesucristo.

3 2 Pedro 1:21

4 Estudio Bíblico #211, 2022/jun/12 (domingo), pág. 17 del (f), pág. 215 del (T1)

5 Estudio “Recibiendo el poder vivificador por medio de la Enseñanza bajo Carpa”, 2022/ago/16 (martes), págs. 3-4 del (f), págs. 53-54 del (T2)

6 SPN64-0726M “Reconociendo Tu Día y su Mensaje”, pág. 13, párrs. 62-63

7 Domingo, 13 de agosto de 2017. Cayey, Puerto Rico. 08:25 a.m. / Compilación de mensajes “Por amor a los escogidos”, pág. 5: [WSS] Cuando vean a ese profeta mensajero del Séptimo Sello, estarán viendo la Venida del Señor con Moisés y Elías cumpliendo las profecías de la Tercera Etapa en la Visión de La Gran Carpa Catedral; y ahí me verán de nuevo. Los amo mucho. Que Dios les bendiga. William

Traducciones

Ir arriba