En la mañana: los Truenos y la lluvia

En la mañana, los Truenos y la lluvia

Rev. José Benjamín Pérez
Lunes, 20 de junio de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenos días al misionero Miguel Bermúdez Marín, y a todos los ministros, hermanos y hermanas, que se encuentran reunidos en los diferentes países, hoy lunes, 20 de junio de este año 2022.

Hoy varios lugares están congregados, teniendo compañerismo alrededor de la Palabra de Dios, y teniendo estudios bíblicos en los diferentes países, y me han pedido pues unas palabras de saludo; y para todos van mis saludos desde acá, desde Cayey, Puerto Rico, para todos y cada uno de ustedes. Y pidiéndole a Dios que nos siga ayudando, y nos siga dando en este tiempo todo lo que cada uno de nosotros necesita para obtener esa Fe de Rapto; y la promesa es que la vamos a obtener.

Dios en Sus promesas, cuando Él las habla, en cada edad y en cada dispensación, no es para que se queden allí en letra; sino que son habladas por medio de los santos hombres de Dios, profetas de Dios, inspirados por el Espíritu Santo para hablarlas, y —en el tiempo asignado por Dios— Dios hacerlas una realidad en medio del pueblo que recibiría esas promesas.

Por lo tanto, esas promesas cuando son ya habladas, ya al ser una Palabra hablada, tiene que tener su cumplimiento; no puede quedarse en letra, tiene que hacerse realidad; esa Palabra tiene que hacerse viva, tiene que traer, surgir vida (esa Palabra, esa promesa), y así ser cumplida.

Se cumple en el momento que se hable, o tarde un poco de tiempo; pero nunca se va a tardar ni se va a adelantar: siempre va a ser en el momento en donde Dios ya prometió que esa promesa se va a cumplir. Por lo tanto, las promesas que Dios ha cumplido de edad en edad y de dispensación en dispensación, todas las que Él ha hecho para cada tiempo, Dios las ha cumplido.

Y en nuestro tiempo hay promesas que Él tiene, que van siendo cumplidas a medida que va pasando el tiempo, el año, el mes, el día, el minuto… Cuando llegue ese ciclo, ahí Dios cumple esa promesa que fue hablada.

La promesa para cada hijo de Dios en este tiempo, que ha sido llamado y juntado por el Mensaje de Gran Voz de Trompeta que nos ha traído el Ángel del Señor Jesucristo, William Soto Santiago, contiene todas las promesas en ese Mensaje; contiene todas esas profecías, todas esas promesas, para Dios cumplirlas en este tiempo final.

Cada una de ellas se van a ir cumpliendo a medida que el pueblo de Dios vaya siendo preparado para recibirlas.

No podemos recibir las promesas de Dios, las que van surgiendo en cada edad y en cada etapa dentro de la Piedra Angular, si no estamos listos para recibir tales promesas.

Y para el fin del tiempo, nos ha sido hablado por el reverendo William Branham y por el Ángel del Señor Jesucristo William Soto Santiago, que habrá en el fin del tiempo una Gran Carpa Catedral, en donde la Gloria de Dios, el Pilar de Fuego, estará allí obrando grandes maravillas a nivel internacional.

Pero antes de eso, el milagro más grande que estará ocurriendo será el abrir la Palabra, el milagro de la revelación. Ese es el milagro más grande que una persona podrá recibir. Aunque le falte un pie, o un ojo, un brazo: restaurarlo eso es sencillo; pero traer la revelación, abrirle los ojos espirituales a un escogido, a un ser humano, eso es un milagro mayor.

Y en nuestro tiempo, ese Pilar de Fuego que ha estado en medio de la raza humana, está allí obrando en medio del pueblo, para bendición de todos los escogidos de Dios.

Luego ese mismo Pilar de Fuego se moverá al cuartito de madera; lo cual ya allí hará todos esos milagros y maravillas, ya siendo vistos; o sea que serán milagros que se pueden ver; no cómo van a ocurrir, sino que se va a ver el resultado de ese milagro.

Y el resultado del milagro que Dios está haciendo ahora, dentro del alma, dentro de ese cuartito, allá en el corazón, dentro del Lugar Santísimo de cada uno como individuo; luego Dios va a dar a conocer ese milagro que está ocurriendo dentro del cuartito allí de nosotros; ese milagro luego Dios lo va a mostrar públicamente: en hijos e hijas de Dios en cuerpos eternos y glorificados, los cuales estremecerán el mundo; como fue hablado en el día de ayer, que el Señor llenaría unos cuantos vasos, y va a sacudir este mundo1. Y el mundo va a ver el milagro tan grande que ocurrió dentro de cada hijo e hija de Dios.

Así también el mundo estará viendo allí ya milagros, como piernas, brazos, y personas que tengan alguna enfermedad, las van a ver públicamente; pero el milagro más grande que va a hacer Dios por medio de un ser humano, que son los hijos e hijas de Dios, es el milagro de transformar estos cuerpos a cuerpos eternos y glorificados, y todo eso lo ha producido la Palabra, la revelación: el milagro de abrirnos nuestros ojos espirituales, para poder tener y obtener la Fe de Rapto.

Todo será sencillo, como nuestro hermano William muchas veces, repetidas ocasiones, lo ha dicho: [WSS] “Todo será en una forma sencilla”. Y de ese Pilar de Fuego nos habla nuestro hermano William en un mensaje que está colocado en un extracto de “La Visión de la Carpa – Volumen I”, página 122. Dice:

EL AMOR DIVINO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 28 de mayo de 1989
Cayey, Puerto Rico

Jesús dijo: “Salí de Dios, y vuelvo a Dios”. Así que Él regresó a ser nuevamente el Pilar de Fuego…

[JBP] Hay una parte que él escribe (creo que lo pusimos en estos días, lo colocamos)2, que él escribe: [WSS] «Jesucristo = el Pilar de Fuego».

[WSS] … y le apareció a San Pablo en forma de pilar de fuego. Y ese Pilar de Fuego era Jesús, el que había aparecido en carne humana, y había tenido aquel ministerio de tres años y medio, y había muerto por usted y por mí; pero había regresado a donde y de donde Él había venido.

Y encontramos que así, a través de las edades de la Iglesia, se estuvo moviendo Jesús, el Pilar de Fuego, como en el desierto: caminando desde Egipto hasta la tierra prometida; en medio de los gentiles: desde el este hasta el oeste, de edad en edad, y de mensajero en mensajero; pasando de un mensajero a otro, llevando a cabo Su Obra a través del tiempo.

Hasta que llega a este tiempo, en donde fue visto en la Visión de la Carpa, la visión que tuvo nuestro amado hermano y amigo William Marrion Branham. Él lo vio volar de él…

Porque siempre ese Pilar de Fuego, Jesús, ha estado en el mensajero de cada edad; y cuando ha terminado Su labor en un mensajero, en una edad: ha volado, ha pasado a otra edad, a otro mensajero, a otro pueblo, para guiar a ese pueblo hasta llegar a la tierra prometida; lo cual ocurre en este tiempo final.

Ahora, siendo el séptimo mensajero el instrumento de ese Pilar de Fuego, el instrumento del Señor Jesucristo en forma de Pilar de Fuego, encontramos que estaba con él, estaba en él. Y luego, cuando vuela de él, vuela mostrándole (en esa visión) que Él pasaba de ese ministerio en la cuarta manifestación de Elías, pasaba a una nueva edad, para una nueva manifestación en un nuevo ministerio, en una nueva edad, para un nuevo pueblo.

[JBP] Por eso, recuerden que siempre tienen que tener en mente que las Escrituras tienen doble y hasta triple (escribió él) cumplimiento. Las profecías, las promesas, la Palabra, las Escrituras, tienen uno, dos o tres cumplimientos. O sea, pueden cumplirse en cierta forma en un mensajero, en cierta forma (de otro ángulo) en otro mensajero…; y así también lo es con naciones, con pueblos. Y eso debemos de tenerlo siempre en mente, para saber identificar, localizar, esa promesa o esa Escritura en el tiempo en el cual estamos viviendo, pero en el tiempo presente.

Dios, recuerden que es un Dios presente; no es un Dios del pasado. Él es un Dios que vive siempre en un Eterno Presente.

Sigue diciendo [“El Amor Divino”]:

[WSS] Por eso él lo vio volar de él y se fue a otro lugar. De lo cual no estaremos hablando muy detalladamente, porque hay cosas que todavía faltan por ser cumplidas, las cuales no queremos interrumpir.

[JBP] Y fíjense todo lo que ha ocurrido de ese tiempo para acá, todo lo que Dios obró por medio del mensajero, etapas que pasamos con él, todo eso; si él se ponía a decir allí todo lo que iba a estar ocurriendo, el enemigo de Dios podía hacer mucho daño a la Obra de Dios.

[WSS] Ahora, en esa visión encontramos que el Ángel del Señor le dice a nuestro hermano Branham3: “¿Recuerdas el nombre que tú buscabas cuando tuviste la Visión de la Carpa?”. Porque en esa Visión de la Carpa y de ese cuartito pequeño, ahí hay un nombre, el cual tiene que ver con la Obra que corresponde para el cumplimiento de la Visión de la Carpa, la cual corresponde a una nueva edad.

[JBP] Hay una parte que él… en la Biblia, citando Primera de Reyes, capítulo 9, verso 1 al 3 (lo pueden anotar allí)… Y él allí nos dice:

Primera de Reyes, capítulo 9, verso 1:

1 Cuando Salomón hubo acabado la obra de la casa de Jehová, y la casa real, y todo lo que Salomón quiso hacer,

2 Jehová apareció a Salomón la segunda vez, como le había aparecido en Gabaón.

[JBP] Y el hermano William escribe:

[WSS] «Dos veces le apareció Jehová».

3 Y le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tu ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días.

[JBP] ¿Ve? Allí Él colocó Su Nombre, y él dice que… dice: “Y en ella estarán mis ojos”.

Y vean cómo esas Escrituras allí, usted se va al Apocalipsis, capítulo 11, y encuentra allí los Dos Olivos.

Y también él escribe allí al lado:

[WSS] «1 Reyes 11:9, Ezequiel 48:35, Isaías 65:15, Zacarías 14:9; Apocalipsis 3:12, 2:17, 22:4, 14:1, 7:2, 19:11-16».

Todas esas Escrituras coloca allí; pero vean allí cómo Él está diciendo que estará allí: “Mis ojos”.

En este tiempo son los ministerios de Moisés y Elías.

Cómo el Nombre de Dios está: fue ese templo, esa edificación que hizo Salomón allí. Dice: “Que has edificado, que he santificado, para poner Mi Nombre en ella para siempre”.

Y acá ustedes pueden ver que el Ángel le dijo: [WMB] “¿Recuerdas el nombre que tú buscabas cuando tuviste la visión?”. ¿Ve? También hay un nombre allí.

¿Y cuál sería ese nombre? Por consiguiente, no hay otro nombre más glorioso y más grande que el Nombre Eterno y Nombre Nuevo de Dios, el cual está colocado en esa Gran Carpa Catedral.

Por consiguiente, Dios estaría habitando donde estaría ese Nombre. Y ese Nombre, si está allí y Dios va a habitar allí, dondequiera que el Nombre esté va a estar el Pilar de Fuego, va a estar la Columna de Fuego.

Por lo tanto, en cada Templo espiritual (porque somos Templo de Dios), en el Lugar Santísimo está colocado ese Nombre; por lo tanto, Dios entonces habitará también en nuestro Templo, porque Su Nombre está en nosotros.

Sigue diciendo aquí [“El Amor Divino”]:

[WSS] Y luego de la séptima edad, nuestro hermano Branham precursó la Segunda Venida del Señor, precursó la nueva edad que vendría: la Edad de la Segunda Venida del Señor, la Edad de la Piedra Angular, la Edad del Amor Divino.

Él quedó entre la séptima edad y la edad octava, preparando a la gente para entrar a una nueva edad, una edad eterna.

[JBP] Ahora, quiero hacer una pausa aquí porque quiero leerles en el mensaje “EL EVANGELISMO DEL TIEMPO FINAL”4. Y fíjense en algo muy importante. No sé si este extracto lo llegamos a conocer, lo llegamos a hablar en algún estudio, pero es bueno que quede ahora acá también, y lo repasen.

Página 22 de este mensaje predicado por el reverendo William Branham. Dice… él viene hablando de cuando ya entraron al arca y se cerró la puerta; y él venía diciendo que el primer día había un sol bien bonito; y bueno, ahí sigue diciendo:

91 Usted sabe, y sin duda Satanás se sentó allí arriba, en el tope de ese agujero en el arca, en esa ventana, y dijo: “¿Piensas tú que todavía tienes la razón?”. Pues esa es la manera que el diablo hace a todos nosotros. Pero mientras Dios lo ha dicho, quédese con eso. ¡No importa lo que pase, quédese con eso!

92 El segundo día pasó, y pasó el tercer día. Noé estaba perseverando. Pero finalmente, después de los siete días…

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «las 7 edades de la Piedra Angular / y las 7 dispensaciones»5.

[JBP] Y eso es algo muy importante, porque vean cómo eso tiene un cumplimiento en este tiempo muy pero que muy marcado en estas siete etapas y edades que pasa la Edad de la Piedra Angular; y luego es esa edad eterna, esa edad octava.

Así como hay siete edades de la Iglesia y está la Edad de la Piedra Angular, dentro de la Piedra Angular se recorren siete etapas también; y ya la octava es eterna.

Hay unos dibujos que se enviaron también en algún estudio, que él lo pone de esa forma6.

[92] Eso fue el 17 febrero, cuando entró. Y entonces después de los siete días, entonces en esa mañana cuando se despertó, los truenos estaban rugiendo. Muy grandes gotas de lluvia estaban cayendo alrededor.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «En la mañana: los Truenos y la Lluvia».

[JBP] Vayan localizando todo eso en el Programa Divino, y verán que cuadro tan hermoso Dios nos está mostrando allí, en todo lo que Dios iba a tener en este tiempo tan y tan glorioso. Verdaderamente que no hay palabras para agradecerle a Dios por todo lo que Dios está haciendo en medio de Su pueblo en una forma sencilla.

[92] Aquellos que habían venido y permanecieron un día o dos para averiguar, diciendo: “Bien, veremos si algo está acontece”, fue demasiado tarde entonces. Ellos tocaban y gritaban, las calles se llenaron de agua y comenzó a subir sobre las colinas. La gente recurrieron a las tierras altas. Ellos trataron de entrar en barcos y demás ([JBP] y eso es algo tremendo ahí), pero si el barco no fue construido de Dios…

[JBP] Interpretaciones humanas que le dan al pueblo (ministros y personas), tratando de que con eso van a salvar al pueblo de los juicios divinos de la gran tribulación, están muy lejos de la verdad; porque no son construidos por Dios. Sistemas denominacionales, ismos y cosas, que lo que hacen es enjaular al pueblo, y no le dan esa libertad para que se preparen y se monten en el Barco construido por Dios para escapar.

Ellos trataron de entrar en barcos y demás, pero si el barco no fue construido de Dios ([JBP] o sea, ‘construido de Dios’: no fue construido de la mano de Dios; más bien fue construido por hombres, seres humanos) aquel muy grande sacudimiento de la tierra, en ese tiempo lo sacudió debajo de las aguas.

[JBP] Y ahí el juicio divino vino sobre todos aquellos que no creyeron en el tiempo de Noé; los cuales, cuando Cristo murió, fue a las partes más bajas y le predicó allí a las almas que fueron desobedientes en ese tiempo de Noé7.

Vamos a seguir aquí en donde nos quedamos [“El Amor Divino”]:

[WSS] Por eso cuando él habla de la Visión de la Carpa, él une la Visión de la Carpa con la victoria del amor divino; porque es en la realización de la Edad de la Piedra Angular en donde la Visión de la Carpa se lleva a cabo en forma gradual: primeramente en forma espiritual, y luego —más adelante— tomará otra forma, para beneficio de la Novia (o sea, los elegidos, los escogidos), para beneficio también de las fatuas (la Iglesia), y para los perdidos ver una manifestación divina, la cual no será para salvación de ellos.

Esa es la Tercera Etapa en el cumplimiento de la Visión de la Carpa y el cumplimiento de la Gran Victoria de y en el Amor Divino; la cual se realiza en la Edad del Amor Divino.

Ahora, ya hemos visto que nuestra edad es la Edad del Amor Divino, porque es la Edad de la Piedra Angular. Y usted ha visto que hay siete pasos o siete virtudes; y luego de esos siete pasos o siete virtudes, lo próximo es Amor: amor divino; y es nada menos que Dios, el Espíritu Santo.

[JBP] ¿Ve? Eso que acabamos de leer, ahí lo une con todo esto, y ya puede estar viendo allí todas esas virtudes dentro (también) de la Edad de la Piedra Angular; y luego lo próximo es el Amor Divino; por eso es que la Gran Victoria será en el Amor Divino.

[WSS] Así que estando en la Edad del Amor Divino, la edad en donde el Señor Jesucristo, el Pilar de Fuego, que es Jesucristo en forma de Espíritu… Y Jesucristo, en forma de Espíritu fue prometido para ser manifestado en toda Su plenitud en este tiempo final.

Por eso el séptimo mensajero dice8: “Y cuando el Espíritu Santo que nosotros tenemos hoy, llegue a encarnarse, nosotros le coronaremos Rey de reyes y Señor de Señores”. Eso está prometido para nuestra edad, la Edad del Amor Divino.

[JBP] Y si hay una victoria es porque va a haber una batalla en este tiempo final.

Nos dice en la página 50 del libro “Las Profecías del fin del tiempo – Parte 8”:

LA BESTIA Y LA IMAGEN DE LA BESTIA
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 5 de julio de 2014
Cali, Valle del Cauca, Colombia

Recuerden, el trono de los Césares, cuando estaba en las piernas de hierro vino a ser el trono de Satanás que le ofreció a Cristo; y por consiguiente, Cristo no lo aceptó; y entonces se levantó en contra de Cristo, el Rey del Trono de David. Fue una lucha en aquel tiempo. Por eso Cristo decía: “El príncipe de este mundo vendrá, el príncipe de este mundo ha de venir”9, o sea, el príncipe del reino de los gentiles.

Y luego, en la etapa de los pies de hierro y de barro cocido, sigue esa herencia; y eso es lo que corresponde al anticristo, vean… de Segunda de Tesalonicenses, capítulo 2, verso 1 en adelante.

Y habrá una persecución grande en este tiempo final en contra de los escogidos de Dios, de la Iglesia del Señor Jesucristo; y esa persecución vendrá del reino de los gentiles, de la etapa de los pies de hierro y de barro cocido. En otra ocasión estaré dando más información sobre las cosas que sucederán.

El reverendo William Branham dijo que cuando esa apretura venga: no nos preocupemos (en el sentido de tener miedo), porque en ese tiempo será que Dios se manifestará en toda Su plenitud10, que la Tercera Etapa que fue mostrada parcialmente a través del reverend William Branham, hablando la Palabra creadora, estará en plena manifestación cuando venga la apretura.

Y que la Tercera Etapa será en una Gran Carpa Catedral que tendrá un edificio pequeño, un cuartito de madera; y ahí estará el Ángel del Pacto, Cristo, el Espíritu Santo, la Columna de Fuego, llevando a cabo una Obra Divina en favor de los creyentes.

Por eso queremos que pronto se cumpla la Visión de la Carpa, porque sabemos que ahí será que la misma Columna de Fuego, el Ángel del Pacto, Cristo en Espíritu Santo, que ha estado en Su Iglesia de edad en edad, desde Jerusalén y toda Judea, y todo Israel, y luego Asia Menor (entre los gentiles), y luego Europa en cinco edades, y luego Norteamérica; y en Norteamérica en la séptima edad acompañando al reverendo William Branham, y acompañando a los creyentes en Cristo; pasará a una manifestación plena en el Día Postrero, en medio de la Iglesia del Señor Jesucristo, que en algún lugar tendrá el cumplimiento de una Gran Carpa Catedral, donde estará la presencia de Dios, la presencia de Cristo en Espíritu    Santo en la Columna de Fuego; y de ahí se extenderá toda esa revelación divina, toda esa manifestación divina, a través de internet, de satélite, de televisión, y así por el estilo, para todos los creyentes en Cristo de todas las naciones.

[JBP] Por eso tenemos que tener en nuestros países todos los equipos correspondientes, para que el cumplimiento – mientras se esté cumpliendo esa etapa de La Gran Carpa Catedral, desde el principio no esperar a que llegue la etapa de los grandes maravillas y milagros internacionales físicos, no esperar a que llegue ese tiempo para ponernos a prepararnos, sino que desde ya (y ya yo creo que se le está haciendo tarde).

Así que aproveche y tenga todo listo, porque todo lo que está siendo ya cumplido es, en este tiempo, es todo esto que ya él ha venido hablando, que cuando él dice: [WSS] “Cuando eso ocurra…”.

Muchas cosas ya están ocurriendo en nuestros propios ojos. Y es bueno que en cada lugar ajusten bien todo el audio, el sonido.

Fijense que en el hermano Branham hay una parte, en el libro de Citas, que habla de que se estará oyendo Su Voz. Eso está allí en el 97… En el libro de Citas hay varios extractos que él habla de esa Visión de la Carpa… el párrafo 87, en el 97… pero hay uno que habla… el 100 (aquí como a mitad, por ahí habla), dice: 

100 – “Se suponía que yo fuera a Arizona durante ese tiempo y armara una Carpa. Y allí yo iba a tener —en la visión— este lugar pequeño en el lado, justamente como Él me había dicho y cómo hacerlo, donde yo no estaría en la presencia de la gente. Ustedes… El micrófono saliendo hacia afuera, hablando de todo ello”.

[JBP] Mira qué hermoso eso, cómo uno ve todo eso siendo materializado en cada tiempo, justo en ese momento que va a estar ocurriendo eso.

O sea que muchas veces uno piensa: “¿Cómo será?”. Y es una de las cosas que se puede estar cumpliendo ahí también. Y Dios es mi testigo que lo estoy hablando de mi corazón, con mi corazón abierto, de lo que puedo yo hablar; porque es algo que está ocurriendo.

Por ejemplo: Ustedes ahora me están escuchando por la bocina, ¿ve? La voz está saliendo por un micrófono que está captando mi voz y está saliendo ahora a ustedes a la bocina. Eso puede representar algo que más adelante ya se cumpla plenamente, eso que el hermano Branham habló allí; pero ya estamos familiarizados con eso nosotros, ¿ve?: Nos mandamos saluditos, nos hablamos, nos decimos: “Dios les bendiga, hermano”, por medio de audio. ¿Ve? Ya era algo que al mismo hermano Branham Dios le mostró que vendría una etapa así. Es algo… ya ustedes pueden ver que es algo común entre nosotros.

Pero allí, en esa ocasión, él está profetizando algo que va a estar ocurriendo; y ya luego veremos cómo todo eso se va a cumplir ya plenamente, esa palabra que él está hablando aquí en este relato. Dice:

100 – “El micrófono saliendo hacia afuera, hablando de todo ello. Él dijo: ‘Esto no será imitado’. Así entonces, cuando ello se estableciera al lado ([JBP] o sea, al lado izquierdo que es donde él vio ese cuartito de madera). Pero entonces ustedes podrían oírlo… ([JBP] fíjense) Pero la gente es la que opera ese don. No soy yo. Yo no tengo nada que ver con ello. Es sólo someterme y ustedes mismos hacen la operación de ello. Vuestra fe es lo que lo hace. Y allí es donde entonces, cuando toda la fe comienza a venir, ahora ustedes sólo se pueden imaginar lo que le hace a ustedes. Y yo solo puedo quedarme por unos pocos. Pero cuando lo tenga fijo y arreglado en esa manera, yo puedo tomar cientos tras cientos de ellos cada noche ([JBP] él decía que eso era un fila interminable). Y el Señor hará lo excesivamente abundante. Ustedes sólo anoten eso.

[JBP] O sea, escriban eso, que eso es ASÍ DICE EL SEÑOR; por lo tanto, eso se va a cumplir.

Bueno, muchas gracias por… Era un saludito a varios grupos que estaban reunidos hoy, y muchos me decía que tenían libre; y miren todo lo que se leyó; que yo sé que todo esto es de gran bendición para todos nosotros, porque esto es Palabra del Señor, esto es ASÍ DICE EL SEÑOR, lo que hemos estado leyendo, que es lo que necesitamos cada uno de nosotros para seguir creciendo en el conocimiento del Programa Divino y así seguir obteniendo la Fe de Rapto, la fe que lo trae los Truenos.

Todo lo que Dios va a cumplir en este tiempo, que son las profecías y las promesas para nuestra edad y nuestra dispensación, tienen que ser habladas para que esa Palabra se encarne, se haga viva en cada uno de nosotros; y germine y produzca cuerpos eternos, cuerpos glorificados; que es lo que va a producir toda esa Palabra con la Fe de Rapto que nos está siendo traída por medio de la Columna de Fuego, el Espíritu Santo, obrando en medio nuestro, en medio de Su Iglesia; tal como lo prometió el Señor y fue hablado por medio de los profetas, y más abiertamente por el reverendo William Branham, y todavía más aún, más abiertamente, por nuestro apreciado hermano William Soto Santiago.

Ellos no hablaron más de lo que tenían que hablar, para que el diablo no interrumpiera el Programa Divino; y eso estuvo muy bien. O sea, nosotros le agradecemos que dejó todo como tenía que quedarse; y le agradecemos, y le estamos agradecidos a Dios, por la manera en que Dios dejó este tiempo final para Él cumplir y culminar la Obra en medio de la Iglesia-Novia.

Nosotros no nos quejamos de la manera en que Dios lo ha hecho sino que le decimos:

Gracias, Señor, que lo has simplificado; que lo has puesto y lo has cumplido en una forma tan sencilla que todos los niños y todo…; lo has hecho en el común del pueblo, en algo tan sencillo.

Y por eso te alabamos, te glorificamos, y te agradecemos por la manera que ya Tú tenías en Tu mente desde antes de la fundación del mundo para cumplir las promesas, de darle al pueblo de Dios, a la Novia, a los escogidos de este tiempo final, de la Edad de la Piedra Angular, darles la Fe de Rapto, darles la fe para ser adoptados y ser raptados, y luego irnos a la Cena de las Bodas del Cordero, luego que este mundo sea estremecido por 30 o 40 días; y así irnos luego allá a la Casa de nuestro Padre celestial.

Que Dios les bendiga que Dios les guarde.

Ha sido un gran honor y privilegio poder enviarle este saludito a ustedes, reyes y sacerdotes, que son pertencientes a la Realeza de nuestro Padre celestial, de ese Reino eterno, los cuales nos estamos preprando para nuestra transformación.

Adelante, escogidos de Dios, primogénitos de Dios, que la victoria ya sabemos cuál será: Será la Gran Victoria en el Amor Divino.

Continúen pasando un día feliz, una semana de grandes bendiciones…; que muchas puertas se abran; y que estemos siempre en comunión con el Señor todos los días de vuestra vida, pensando, meditando, en las cosas del Señor.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.


1 Estudio Bíblico #213, 2022jun19 (domingo), págs. 36 y 40

2 Estudio Bíblico #203, 2022may15 (domingo), pág. 34 / Estudio Bíblico “El Pilar de Fuego guiándonos a la tierra prometida”, 2022may28 (sábado), pág. 5

3 Citas, pág. 40, párr. 321 / Compilación de extractos “La Introducción de la Segunda Venida de Cristo”, pág. 316, párr. 24

4 SPN62-0603 “El Evangelismo en el tiempo del fin”, pág. 18 (párrs. 91-92 en inglés)

5 Ver fotografía del escrito en la página 12

6 Estudio Bíblico #211, 2022jun12 (domingo), págs. 27, 36-38

7 1 Pedro 3:18-20

8 Los Sellos, pág. 134, párr. 142

9 San Juan 14:30

10 Citas, pág. 119, párr. 1054

Ir arriba