Fe para usar el poder

Reproducir vídeo

Fe para usar el poder

Rev. José Benjamín Pérez
Jueves, 15 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenas tardes. Hoy jueves, 15 de septiembre de este año 2022, un saludo al misionero Miguel Bermúdez Marín, y a todos los ministros, y a todos los hermanos que están reunidos y han estado reunidos durante todos estos días en los diferentes países, y también en el día de hoy que se encuentran reunidos en los diferentes países (que son varios lugares).

Así que a todos les saludo desde acá, desde La Gran Carpa Catedral: deseándoles las más grandes y ricas bendiciones que Dios tiene para cada uno de nosotros en este tiempo final; lo cual pronto Él va a realizar en medio de la Iglesia del Señor, en medio de nuestro tiempo, lo más grande que generación alguna haya recibido; lo cual es: esa resurrección y esa transformación que tanto hablaron los diferentes profetas del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento; y desearon estar presentes y vivir en el tiempo en que a cada uno de nosotros Dios nos ha permitido vivir.

Y algunos de ellos lo miraron desde lejos, vieron esas promesas desde lejos; y otros estuvieron en un punto en que, si estiraban la mano, lo alcanzarían, como lo fue el reverendo William Branham, que él decía que esa Tercera Etapa, dice que: [WMB] “si casi me extiendo, lo puedo alcanzar”1.

Y aun los de la brecha entre la séptima edad y la Edad de la Piedra Angular, y aun los de nuestro tiempo. Aun algunos no han logrado llegar hasta el lugar en donde Dios cumpliría esas promesas; lo cual ocurrirá en la etapa final de esas tres etapas tan importantes.

Dos de ellas le fueron mostradas al reverendo William Branham y se cumplieron en él (la Primera y Segunda Etapa); y la Tercera Etapa ya sería la parte culminante, en donde Dios va a morar en toda Su plenitud en medio de la Iglesia.

O sea que este es un tiempo en donde, además de ocurrir la resurrección y la transformación, es un tiempo en donde Dios estará estableciendo el Reino del Mesías; y estará ocurriendo ese cambio de reino: del reino de los gentiles al Reino del Mesías, al Reino de ese Trono de David, el cual estará establecido allí en Jerusalén, en Israel.

O sea que vivir en este tiempo nos hace seres bienaventurados: personas que Dios ha escogido desde antes de la fundación del mundo para que, estando vivas en estos cuerpos mortales, en estos cuerpos temporales, estemos mirando y viendo todas esas promesas siendo hechas una realidad. Somos el pueblo más que bienaventurado.

El poder ver y reconocer la edad y dispensación en que Dios nos ha colocado; reconocer el mensajero que Dios ha enviado en medio nuestro, trayendo este Mensaje que nos ha llamado y nos ha juntado; y conocerlo por su nombre a ese poderoso profeta de Dios: William Soto Santiago…, el cual Él ha enviado con este poderoso Mensaje de Edad de Piedra Angular, que nos ha llamado y nos ha juntado y nos ha colocado en la Edad Eterna, la Edad del Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo. O sea que estando ya colocados en nuestra edad, la edad vigente, ahí estaríamos viendo la gloria de Dios manifestada en medio del pueblo de Dios, y por consiguiente en medio de la raza humana.

O sea que esa Tercera Etapa, que cubriría todos los grupos, esa Tercera Etapa, la cual Dios le mostró al reverendo William Branham en esas cinco manifestaciones del poder de Dios, en la parte en donde Dios le mostró allí lo que sería ese poder de Dios en medio de la Iglesia… Aquí tengo un mensaje donde él habla de esas cinco manifestaciones y las enumera; y vamos a leerlas un momentito aquí.

Porque a cada uno de nosotros nos corresponde conocer, entender y creer todo lo que Dios estaría cumpliendo en nuestro tiempo. No es asunto de decir: “Yo recibo el Mensaje, y ya con eso me basta”. Hay que recibir al mensajero, recibir el Mensaje; y también estar conscientes de que hay unos requisitos, los cuales Dios nos exige para llegar a esa adopción.

Para un hijo de Dios ser adoptado tiene que ser probado. O sea que no basta con recibir el Mensaje, sino que también hay una serie de requisitos, los cuales Dios nos exige. Y esos requisitos, cada uno de nosotros (los escogidos de Dios) los estamos llevando a cabo; y Dios nos está ayudando en este tiempo para que tengamos nuestro cuerpo (como templo espiritual) listo, para recibir de ese poder divino y ser parte de ese cumplimiento de la Tercera Etapa en toda su plenitud.

Y digo parte, porque llegará un momento en que los hijos de Dios, por medio de la guianza divina —con la cual Dios nos estará guiando en ese tiempo ya adoptados—, tendremos una parte muy importante antes de irnos de aquí, de este planeta Tierra: que será de unos 30 o 40 días, en donde Dios llenará unos cuantos vasos y estremecerá este mundo como nunca jamás lo ha hecho2.

O sea que nosotros somos parte de esa Tercera Etapa; pero para llegar a ser parte de esa Tercera Etapa, Dios requiere que cada hijo de Dios esté preparado, esté listo, para colocarnos en las manos de Dios, y Dios usarnos de la manera que ya Él tiene predestinada desde antes de la fundación del mundo; y así llegar a esa estatura de un Varón perfecto, para que luego Dios esté en toda Su plenitud en medio de la Iglesia, y veamos a los muertos creyentes en Cristo, y cada uno de nosotros al verlos ser transformados.

O sea que es una etapa tan y tan gloriosa, la cual Dios nos ha permitido tener, que debemos de tener nuestros ojos espirituales bien abiertos para que no se nos pase por alto la manera tan sencilla que Dios la está cumpliendo.

TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA
(Reunión de Ministros)
Dr. William Soto Santiago
Viernes, 29 de julio de 2011
Cali, Colombia

Y en la Visión de la Carpa es donde se llegará a la restauración total, donde se va a repetir todo lo del tiempo de los apóstoles…

[JBP] Y leímos hace poco que serían días apostólicos, [WMB] “tiempos apostólicos”; y también habla en un lugar (que ya también mencionamos) donde en los días bajo Carpa serían días apostólicos3. Y escribe: [WSS] «Enseñanza apostólica en la Carpa» (lo leímos hace poco).

[JBP] Sigue diciendo:

[WSS] … y nos dio una muestra Dios por medio del reverendo William Branham, cuando nos dice: “He visto la mano poderosa de Dios manifestada cinco veces”.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Citas, en el párrafo 1264, nos dice:

1264 – “Sanidad divina es un [WSS] «don» menor en el Evangelio ([JBP] o sea, es un don menor en el Evangelio). Y usted nunca puede hacer de una cosa menor algo mayor”.

[JBP] O sea, recuerden que cuando él habla ahí de algo mayor que sanidad divina: es la Palabra siendo revelada; eso es el milagro más grande que Dios le ha dado al pueblo.

1264 – “Cualquier persona sabe eso. Pero es una carnada que es usada para hacer que la gente crea en la presencia sobrenatural, o Dios; lo sobrenatural está presente. Y entonces, por eso, si ellos pueden reconocer Su presencia, entonces ellos son sanados, vean, por fe, creyéndolo”.

[JBP] Y él escribe arriba: [WSS] «La sanidad divina = una carnada», y él hace un dibujo de la Estrella de David.

[Rev. José B. Pérez] Pero en este tiempo reconocemos que Dios —en Su presencia en medio de la Iglesia— nos está dando Eso que es mayor que lo que viene más adelante, lo cual le fue mostrado al reverendo William Branham, en donde personas entraban a ese cuartito de madera y salían con miembros que les hacían falta: un brazo, una pierna, o personas con impedimento, y salían sanas; ya eso es algo visible.

Pero a nosotros nos ha tocado el tiempo más glorioso, en donde la Palabra, el Verbo, se estaría haciendo carne en cada uno de nosotros: Dios abriéndonos las Escrituras, abriéndonos —por medio de la Palabra— la revelación divina para obtener esa Fe de Rapto, esa Fe de Traslación; y esa es la parte más importante para un escogido de Dios.

No llegar a esa etapa de milagros físicos…, aunque pueden ocurrir milagros físicos antes; pero el escogido de Dios estará mirando (más bien) el milagro espiritual: que es el abrir la Palabra: esa Enseñanza bajo Carpa, que es la que estaría trayendo Dios por medio de Su Espíritu Santo para obtener la Fe de Traslación, la Fe de Rapto.

Sigue diciendo [“TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”]:

[WSS] Va a escoger cinco ocasiones por dirección de Dios, y enumera las cinco…

[Rev. José B. Pérez] Hay una parte… vamos a ir a la página 23 del libro de Citas, párrafo 185; y él dice allí:

185 – “Yo creo que dentro de poco, ese próximo paso en mi ministerio está llegando ahora mismo, el cual será mucho más grande que este ahora. ¿Cómo…? ¿Hay alguien aquí que recuerde el principio de mi ministerio, ([JBP] y él escribe): [WSS] «1» cuando yo ponía mis manos en una persona? ¿Lo recuerdan? Sí, claro. ¿Cuántos recuerdan que el Señor prometió en ese momento que si yo era sincero «2» yo conocería los secretos de sus corazones? ¿Cuántos saben que fue dicho anteriormente? ¿Lo vieron acontecer? Algo más va a venir ahora, y ahora viene pronto. «3» Y va a ser aún más grande, y creo que será el último. Puede ser que no… Todo trabaja en conjunto de la misma manera”.

[JBP] Y hace un dibujo de la Estrella de David.

[Rev. José B. Pérez] O sea que luego de esa Primera Etapa, que era (la Primera Etapa) en donde él podría conocer la enfermedad que tenía la persona; luego la Segunda Etapa era conocer los secretos del corazón; y luego la Tercera Etapa, él dice que [WMB] “es algo que va a venir más adelante”; y él…

Aquí nuestro hermano William nos está diciendo de esas cinco ocasiones en donde Dios dio una muestra, por medio del reverendo William Branham, de la mano poderosa de Dios obrando en esas cinco ocasiones por dirección de Dios. Sigue diciendo… Y empieza, dice [“TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”]:

[WSS] Cuando le habló a la tormenta y la tormenta se fue, la tormenta de nieve; cuando habló… eso es poder sobre la naturaleza, ese poder lo van a tener los Dos Olivos.

[Rev. José B. Pérez] O sea, los Dos Olivos, que son los ministerios de Moisés y de Elías, tendrán ellos ese control sobre la naturaleza.

En la página 362 del libro de Los Sellos, dice en la página 361 abajo:

153. Ahora fíjense en esto: Cuando estos dos profetas están profetizando, si cualquier hombre les hace daño, entonces fuego sale de su boca, el Fuego del Espíritu Santo —la Palabra. La Palabra es Dios, la Palabra es fuego, la Palabra es Espíritu, la cual procede de sus bocas. Fíjense en Moisés: Allá en Egipto estaban maltratando a los judíos, Faraón no los dejaba ir. Entonces Dios puso Su Palabra en la boca de Moisés, eran los pensamientos de Dios entrando al corazón de Moisés; y entonces él sale para expresar estos pensamientos, y cuando los expresa, vienen a ser la Palabra de Dios. Estiró la mano y dijo: “Sean las moscas”. Y de repente aparecieron moscas. Entonces, “si alguno les dañare, sale fuego de sus bocas y devora a sus enemigos”. Allí está. Pueden hablar lo que les plazca, y así sucederá. ¡Amén! “Y si alguno les quisiere hacer daño, es necesario que él sea así muerto”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Elías y Moisés tienen la Palabra hablada».

[WSS] «la boca de Dios = la boca de Moisés».

154. Sí, hermano, Dios estará en la escena entonces. Ellos tendrán el poder para cerrar los cielos para que no llueva durante el tiempo de su profecía —el ministerio de Elías. Él sabe cómo hacer eso, porque lo ha hecho antes. ¡Amén! Moisés también sabe cómo hacerlo, porque lo ha hecho antes. Por esa razón, estos dos fueron reservados para este tiempo. ¡Amén!

155. Aquí yo podría decir algo muy tremendo, pero creo que sería mejor dejarlo para mañana. ([JBP] Y ese otro día era para predicar “EL SÉPTIMO SELLO”; esto está hablando aquí en “EL SEXTO SELLO”) Bien. Y tendrán poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y también poder para herir la Tierra con las plagas cuantas veces quieran ([JBP] ¿ve? Eso es poder sobre la naturaleza). ¿Qué es? ¿Qué otra cosa fuera de la Palabra puede producir estas cosas? Ellos podrán hacer que la naturaleza haga lo que ellos quieran.

156. ¡Aquí está! ([JBP] y escribe): [WSS] «Apocalipsis 11:3-12» Ellos son los que producen este Sexto Sello. Lo descubren y lo abren; es el poder de Dios para interrumpir la naturaleza. El Sexto Sello es totalmente una interrupción de la naturaleza.

[JBP] Y en una ocasión él me decía que [WSS] “los ministerios de Moisés y Elías lo pueden abrir cuando ellos quieran”. Hablando de esa Escritura, estábamos hablando de esa página, y él me decía: [WSS] “lo pueden abrir cuando ellos quieran; y solamente ellos estarán haciendo eso cuando lo descubran”; y eso, ya muy pronto ellos pueden abrir – ese ministerio podrá abrir ese Sexto Sello, ya con ese poder total que tendrán sobre la naturaleza, y…

Vamos a seguir aquí, dice [Los Sellos]:

157. ¿Me entienden? Allí está el Sello. ¿Quién lo hace? Son los ([JBP] dos) profetas, del otro lado del Rapto. Ellos con el poder y la Palabra de Dios condenarán la naturaleza. Podrán producir terremotos, convertir la luna en sangre, o hacer bajar el sol; en fin, cualquier cosa que ellos demanden, eso va a suceder. ¡Amén!

[WSS] «terremotos» [JBP] escribe allí:

[WSS] «la luna».

[WSS] «Moisés y Elías abren el 6to Sello. La naturaleza»

[JBP] Todo esto ya lo hemos leído, ya está en algunos estudios también4.

158. Allí lo tienen. ¿Ven cómo los Sellos se abren juntamente con las Edades de la Iglesia, y cómo muestra los mártires? Y ahora vemos a los dos profetas parados allí con la Palabra de Dios para hacer con la naturaleza lo que gusten; y hasta pueden sacudir la Tierra. Muestra exactamente quiénes hacen esto, son Moisés y Elías, porque esos son sus ministerios repitiéndose. ¿Lo pueden ver? ¿Pueden ver lo que es el Sexto Sello? Son esos dos profetas.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El 6to Sello son dos profetas. Los ministerios de Moisés y Elías repitiéndose».

[Rev. José B. Pérez] Y eso es lo que deben de reconocer los escogidos de Dios que están viviendo en este tiempo: tienen que reconocer y tienen que ver que Dios está en la escena, y que pronto esos ministerios estarán obrando con todo el poder de Dios, que hasta la naturaleza les va a obedecer.

O sea que todo lo que se necesite para que la Obra de Dios sea cumplida, y tenga que ver con la naturaleza…; aún la Tierra, la Tierra en donde vivimos; o sea, poder sobre este planeta Tierra en que estamos viviendo, en cuanto a la parte de terremotos y todo lo que tenga que ver con la Tierra, más lo de la galaxia; porque tendrá control sobre el sol, la luna, sobre el aire, sobre todo. O sea que será el poder de Dios en toda Su plenitud en esos ministerios. Eso es el poder de Dios sobre la naturaleza, que abarca todo.

Así ocurrió con Josué: él no pidió a Dios, no clamó a Dios, sino dijo: “¡Sol, detente!”5; o sea que él habló la Palabra, y le obedeció. Ese ministerio se va a repetir. O sea que lo mismo que ocurrió allá, ocurrirá también en este tiempo; y eso es el poder, el control sobre la naturaleza.

Vamos a seguir acá [“TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”]:

[WSS] Luego tenemos la otra, que fue cuando le habló a un pececito que había muerto y ya tenía media hora – como media hora de haber muerto y estaba flotando en el agua; tipo de la resurrección de los muertos, que será llevada a cabo en el Día Postrero.

[Rev. José B. Pérez] Fíjense que la Visión de la Carpa, en donde el hermano Branham allí comenta: [WMB] “Miren cómo se mueve la resurrección”6, o sea que todo lo que esa Tercera Etapa estará llevando a cabo, o que estará siendo llevada a cabo en medio de la Iglesia, tendrá que ver con la resurrección; tendrá que ver, no tan solo con la resurrección de los que han partido en nuestro tiempo, sino con la resurrección de todos los de las edades pasadas, que estarán siendo resucitados en nuestro tiempo, porque es la edad vigente.

No pueden resucitar en el tiempo de Lutero o de Wesley o del reverendo William Branham, sino en nuestro tiempo; porque es la edad en donde Dios está obrando en tiempo presente, en donde Dios tiene los ministerios obrando en medio de Su Iglesia. O sea que en donde Dios esté presente es donde Dios estaría cumpliendo en cada tiempo Sus promesas.

Y como en el tiempo presente es en el Lugar Santísimo del Templo espiritual de Cristo, pues ahí es donde Dios…, donde esté Su Presencia, donde estén esos ministerios, ahí Dios va a traer a todos los que están esperando ya para regresar en este tiempo final, en la resurrección.

Recuerden que para la resurrección también tiene que haber un grupo; y tiene que haber ese grupo ya allí en la sexta dimensión, tienen que estar completos los que van a ser resucitados, los que ya Dios desde antes de la fundación del mundo ha destinado para ese evento de resurrección.

En estos días estuvo cumpliendo año el hijo de nuestro hermano Branham, Billy Paul [el 13 de septiembre]7, estuvo cumpliendo 87 años; y nos recuerda la plática que él hizo hace como… creo que fue en el 2018, por ahí…, porque recuerdo que el hermano William lo escuchó (él tiene una camisa roja, está en internet)8, donde él allí habla unas palabras muy hermosas; y ya él allí…, el hermano William me decía: [WSS] “Mira Benjie, eso ya es como que se está despidiendo”.

Y me habló ahí de ese tiempo en donde el hermano Branham en una de las ocasiones fue a la sexta dimensión, y allí vio a Sharon, y ella le dijo: [WMB] “Ve donde mamá, que te está esperando; que yo estoy esperando aquí a Billy”9. Y él me dijo allí: [WSS] “Billy va a partir”.

O sea que si Billy va a partir es otra señal más de que todavía no va a ocurrir la resurrección, porque él todavía está aquí con nosotros. Y eso no es para entrar en que “él, cuando parta, luego va a ocurrir enseguida la resurrección”; porque ahí tenemos a alguien (por lo menos) que conocemos, que el hermano Branham habló que allí Sharon lo estaba esperando; pero luego de eso puede haber más; si faltan más todavía, pues todavía faltaría tiempo para que ese número se complete.

O sea que la señal de Billy Paul irse, para nosotros ya es otra confirmación más de otra profecía o visión que vio el reverendo William Branham confirmada. O sea que al ver que, de un momento a otro… No sabemos si en este año (que él ha comenzado a vivir) sea el año en que él tenga que partir. Y si es así, pues ya es uno más que se añade a ese grupo que tiene que resucitar.

Porque (y eso lo vamos a ver un poquito más adelante) ese grupo que queda vivo tiene que ser sanado, tiene que Dios mostrarle por medio de la Palabra…, y que ese tumor… Vamos más adelante para ya tocar ese otro tema.

Sigue diciendo nuestro hermano William… Ya vimos el de la resurrección del pececito… Recuerden, representa a los que van a resucitar. O sea que el tiempo de esa Tercera Etapa en su cumplimiento, ya en la parte culminante, una de las cosas que Dios va a hacer por medio de esa Voz —que es la Voz de la Resurrección—… esa Voz hablará y los muertos resucitarán; esa Trompeta sonará y los muertos resucitarán; o sea, tiene que haber una Voz siendo hablada, tiene que hablar la Palabra.

Todo Dios lo ha hecho por medio de la Palabra. Como creó los Cielos y la Tierra al principio, y todo lo que ha hecho Dios por todos estos miles de años, todo lo ha hecho por la Palabra creadora, por la Palabra hablada. Y todo lo que Dios hará en el cumplimiento de la Tercera Etapa será por la Palabra hablada; y la resurrección de los muertos en Cristo será por la Palabra hablada: los muertos oirán la Voz del Hijo del Hombre y se levantarán10.

¿Ve? Es una voz siendo hablada a resurrección. Lo mismo que fue en el tiempo de Jesús cuando Él dijo: “¡Lázaro, ven fuera!”11. ¿Ve? Esa misma Voz es la que dirá en el fin del tiempo que los muertos en Cristo resuciten. Y ellos escucharán. Como Job, dice allí: “Tú llamarás, y yo responderé”12.

El hermano Branham en otras ocasiones también lo hablaba, que él decía: [WMB] “Yo oiré”, o “cuando tú hables yo escucharé y yo vendré, y yo saldré”13. Hay muchas ocasiones donde él lo hablaba. O sea que los muertos en Cristo escucharán, y esos son los que están allí en la sexta dimensión: oirán esa Trompeta, oirán esa Voz decir: “¡Vengan!”. Hay un tiempo para eso, lo cual está muy cerca.

Y sigue diciendo [“TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”]:

[WSS] Luego tenemos el cáncer en un ovario de su esposa: con la Palabra hablada desapareció, lo habló fuera de existencia; poder sobre toda enfermedad y sobre cualquier cáncer espiritual que esté en la Iglesia-Novia. Todo por la Palabra hablada.

[Rev. José B. Pérez] Y eso allí, en el mensaje…, lo leímos hace un tiempito atrás: “SUS PALABRAS INFALIBLES DE LA PROMESA”14, solamente un pedacito (luego después ustedes pueden leer toda la historia), y eso está en uno de los estudios15 que ahí yo creo que se leyó prácticamente todo; pero miren lo que dice aquí en la página 27, para leerles este pedacito nada más. Dice:

137 ¡Dios todavía permanece verdadero en Su Palabra! “Cielos y Tierra pasarán, mas Mis Palabras no pasarán”. Dios, quien puede crear ardillas, quien puede quitar tumores, Él todavía es el mismo Dios en esta noche, porque Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¿Creen ustedes eso? [La congregación dice: “Amén”. –Ed.] El Padre celestial, Quien es mi testigo, con esta Biblia sobre mi corazón, sabe que he dicho esto palabra por palabra con toda la verdad. Amigos, ¿qué bien me haría el decir algo errado? ¿Para qué estoy diciendo esto? Para que les dé ánimo para creer.

[JBP] Y acá, cuando habla esto: [WMB] “Dios todavía permanece verdadero en Su Palabra”, dibuja una Estrella de David y escribe abajo: [WSS] «Bajo la 3ra Etapa será sanada la Iglesia del hermano Branham que esté viva, y los que han partido serán resucitados».

[JBP] Sigue diciendo:

138 Ahora, ¡ese gran don! Los otros he tratado de explicarlos y decir cómo fueron obrados. Pero este no puede ser explicado. Solo esperen. No estará hoy día perfectamente en operación. Pero esperen a que ese Concilio de Iglesias traiga esa persecución, entonces es cuando sucederá. Esa es la razón por la cual regreso entre ustedes para orar por los enfermos. Yo nunca he sabido de una sola cosa que Él me haya dicho en mi vida que no haya sucedido todavía, con excepción de ese edificio o carpa en donde estará un cuartito allí, y a donde yo tendría que entrar y orar por los enfermos. Eso no ha sucedido todavía de lo que yo sé. Esa es la única cosa que yo sé.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La apretura / La 3ra Etapa / La Visión de la Carpa».

[Rev. José B. Pérez] O sea que por la Palabra hablada también, vean ustedes, será sanada la Iglesia (que esté viva) del grupo del hermano Branham; y también los que estén allá van a resucitar, junto con los de nuestra edad y los de las otras edades también. O sea que será la Palabra hablada, como lo fue con ese tumor que le fue quitado a la esposa del hermano Branham cuando él habló la Palabra: cuando el doctor la fue a tocar, ya el tumor no estaba. O sea que eso ocurrió a distancia; vean, no tuvo él que estar allí.

Es el tiempo en donde los que queden del grupo del hermano Branham, tendrán una oportunidad en este tiempo para esa sanidad que Dios les va a dar. Y eso es una etapa, también, en donde la Palabra siendo hablada, ellos la estarán recibiendo. Y ahí algo grande se estará moviendo en medio de los del grupo que queda del hermano Branham, porque ellos van a ver la manifestación de Dios, el poder de Dios, en esos ministerios que Dios estará operando bajo Carpa.

Y… Vamos a seguir aquí, porque hay cosas que es mejor dejarlas que vayan ocurriendo; y ahí vamos viendo cómo Dios va a ir obrando en cuanto a todo eso, para que no empiecen a tratar de imitar también, o tratar de adelantarse, y lo que pueden hacer es daño a la Obra de Dios. Lo mejor es esperar a que Dios vaya cumpliendo todo conforme a las etapas dentro de esa Tercera Etapa.

La otra parte dice [“TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”]:

[WSS] Luego también está la creación por la Palabra hablada, la creación de ardillas. A través de las diferentes etapas hubo un alimento espiritual tipificado en diferentes alimentos que se usan…, por ejemplo, gallinas, conejo y así por el estilo; él menciona en algunos lugares…, por ejemplo, para la edad luterana, para la edad wesleyana y para la edad pentecostal, diferentes de esos animalitos que se usan como alimento.

Y luego para la Edad de la Palabra, para el Día Postrero ¿cuáles animalitos comestibles (como alimento) tipifican el Alimento que Dios tiene para Su Iglesia en el Día Postrero? Pues las ardillas que eran creadas por la Palabra creadora; y él luego las preparaba y se las comía. Ese era el alimento de Elías cuando iba a cazar; e iba de cacería para cazar ardillas, pues para comer. Y el Ángel estaba con él en todo eso.

[Rev. José B. Pérez] Vea que ese Alimento que Dios tendría en este tiempo, el Alimento para la Iglesia-Novia para el Día Postrero, está representado en las ardillas. Y ese es el Alimento que Dios nos está dando en este tiempo: Alimento para las águilas, Alimento ya que contiene todas las Vitaminas para ir creciendo y creciendo para obtener esa Fe de Rapto.

Sin ese Alimento, sin ese Alimento de ardillas, sin ese Alimento que Dios nos está dando por medio de la Palabra, por medio de la Enseñanza bajo Carpa, ninguna persona podrá ser raptada, ninguna persona podrá ser adoptada y ser raptada; porque todo tiene que venir por medio de la Palabra hablada, que es el Alimento correspondiente a nuestro tiempo. Lo cual está escondido en ese maná que fue guardado y fue escondido en el Lugar Santísimo, y hoy Dios nos lo está dando: nos está dando a conocer, nos estará dando a comer de ese Maná escondido, de ese Pan de Vida; lo cual está siendo dado a conocer y revelándose por medio de la Palabra, ese Alimento que necesitamos para obtener esa Fe de Rapto.

No podemos obtener las promesas de Dios en este tiempo final —las cuales, la finalidad de Dios es llevarnos a la Cena de las Bodas del Cordero— sin pasar por este proceso en el cual estamos hoy pasando.

Todo está dentro del Programa Divino y todo está encerrado en el cumplimiento de la Visión de la Carpa. Todo eso es lo que envuelve ese gran misterio del Séptimo Sello, todo eso envuelve el gran misterio de la Venida del Señor con Sus Ángeles. Todo lo que conlleva la Fe de Rapto está encerrada en la Segunda Venida del Señor, está encerrada en el cumplimiento pleno de la Visión de la Carpa.

Y no se puede hablar más de lo que se ha hablado, porque ya se entraría más en detalle, lo cual afectaría el Programa Divino; y es mejor… Con todo lo que se ha hablado hemos tenido un cuadro bastante claro de lo que Dios está haciendo.

Pero usted se fija que mientras más se va abriendo el cuadro, y más vayamos aprendiendo más, y vayamos comiendo más ese Alimento de ardillas, ese Alimento que Dios nos ha tenido preparado para nosotros, más el enemigo se mueve también; porque el enemigo lo que no quiere es que Dios cumpla Sus promesas.

Pero sabemos que más son los que están con nosotros que los que están en contra, más son los que están al lado de los escogidos de Dios y del ministerio que Dios tiene en este tiempo final obrando, más son los que están en esa dimensión a favor de todos los hijos de Dios, que los que están en contra. Siempre ha sido así en todos los tiempos.

Fíjense allá, cuando el profeta le dijo: “Señor, ábrele los ojos”, al siervo; y Dios le abrió los ojos; y ahí vio huestes celestiales: por todas las montañas estaba cubierto de ángeles, de gente de a caballo. ¿Ve? Los Ejércitos de Dios en favor del profeta y del siervo, y de lo que estaba ocurriendo allí16.

O sea que no podemos desanimarnos en este tiempo, porque es el tiempo más glorioso, en donde Dios envía al Arcángel Miguel y al Arcángel Gabriel con Sus Ejércitos; porque es un cambio de Reino, es un cambio de Trono, y a la misma vez es un cambio en el cual los hijos de Dios obtienen el cuerpo glorificado. La Tierra renovándose, y el cuerpo corruptible y temporal de nosotros también.

O sea, todo se envuelve en este tiempo final, en donde lo físico —nosotros como cuerpo terrenal físico y la Tierra como físico también— se une con lo divino. O sea, en todo hay un cambio en cuanto a todos los elementos, en donde en este tiempo final Dios estaría obrando por medio de Su Iglesia, tanto en la esfera física como en la esfera espiritual.

Por eso todos esos cambios de reino que hubo en el pasado, como el cambio de Persia y todos esos cambios en las diferentes etapas, de esa estatua que vio el rey Nabucodonosor17, en todos esos cambios de reino siempre hubo intervención divina.

Y en este tiempo hay una gran intervención divina en este cambio de dispensación, el cual ya ha ocurrido y estamos en ese cambio de dispensación; por lo tanto, dentro de nuestra dispensación: la Dispensación del Reino, es donde Dios enviaría esos Arcángeles con Sus Ejércitos para ayudar a la Iglesia-Novia del Señor Jesucristo en este tiempo, bajo la etapa de la Tercera Etapa, bajo el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

Todo lo que Dios estaría haciendo en este tiempo sería bajo la guianza de la Columna de Fuego, del Pilar de Fuego, que estaría en este tiempo, en medio de Su Iglesia, obrando por medio de la Palabra hablada para que las cosas ocurran, para que los cambios ocurran.

Y los cambios, hemos visto, no ha ocurrido todavía el cambio de reino, pero sí han habido cambios de reinos en nuestras vidas; o sea, cambios en la parte de hablar, de vestir, de pensar; ya vamos cambiando todo nuestro ser, de cosas que no eran conforme a la perfecta voluntad de Dios, y vamos cambiando al Reino de Dios, al Reino espiritual, al reflejo espiritual; no al reflejo de la quinta dimensión, sino al reflejo de la sexta dimensión. ¿Ve?

Ya Dios empieza a obrar en nuestras vidas en esos cambios de reino; y ya vamos quitando aquellos reinos de nuestras vidas que nos dominaban, y eran dominados por el rey de las tinieblas, el príncipe de las tinieblas; ahora los estamos cambiando (esos reinos) a los Reinos de Dios, a que sea Dios reinando en todos esos aspectos de nuestras vidas; y van ocurriendo esos cambios de reinos en nuestras vidas también.

O sea, lo que Dios está haciendo es algo tan y tan maravilloso que ahora no lo podemos ver, pero cuando Dios nos dé ese cambio de cuerpo, ahí veremos todo lo que Dios hizo en nuestras vidas en este tiempo de preparación, y diremos: “Verdaderamente fue un milagro grande lo que Dios hizo espiritualmente en mi vida. ¡Mira cómo yo era y mira ahora cómo estoy!: Con un cuerpo eterno y glorificado. ¡Valió la pena sentar en mi trono, en todos esos aspectos y en todas esas áreas de mi vida, a la sexta dimensión en mi vida, reflejar la sexta dimensión en mi vida! ¡Valió la pena, porque obtengo ahora y tengo ahora un cuerpo eterno y glorificado perfecto!”.

O sea, Dios nos ha ido ayudando, y nos seguirá ayudando, a obtener luego la plenitud de ese cambio de reino de nuestros cuerpos, el cual es un cuerpo eterno y glorificado. Y así ocurrirá también con la humanidad, la Tierra: será renovada completa, y vendrá ese cambio que Dios le dará a la Tierra para que los escogidos de Dios vivan por el Milenio y por la eternidad felices, en un mundo de paz, de armonía y de felicidad.

Sigue diciendo aquí… Y podríamos decir muchas cosas, pero vamos a ir aquí a la página… miren lo que dice aquí el reverendo William Branham: párrafo 701, página 82 y 83, dice [Citas]:

701 – “¿Es este ese clímax segundo del cual hablé el otro día? ¿Será algo que está en camino para la Iglesia? Me podía quedar en eso un poquito, pero seguiré. Podrá ser que el gran trueno o el séptimo ángel en la séptima constelación, periodo séptimo de constelación, y la pirámide hecha en una forma, tres en un lado, y uno arriba, y vinieron de la eternidad. ¿Será eso?, ¿es este el misterio de los Truenos que traerá para atrás la Piedra Angular? ¿Sabe usted?, la Pirámide nunca fue coronada. La Piedra Angular ha de venir. Ha sido rechazada. Será eso, hermanos, hermanas. O es la Tercera Etapa que él me dijo tres o cuatro años pasados, la Primera Etapa… ¿Usted recuerda qué aconteció? Traté de explicarlo. Él dijo: ‘No lo hagas’. La segunda etapa…”.

[JBP] Y él lo explicó, cuando el Ángel le dijo: [WMB] “no digas nada”, pero él lo hizo; en las dos: en la Primera y en la Segunda él lo dijo.

701 – “‘No lo hagas’. La segunda etapa… Él dijo: ‘No trates…’, y yo lo hice de todos modos. ¿Recuerdan? Todos ustedes recuerdan, está en la cinta y todo. Luego Él dijo: ‘Ahora viene una Tercera Etapa, pero no trates de explicarlo’ ([JBP] y él escribe): [WSS] «3ra Etapa» ([JBP] y dibuja la Estrella de David y la Piedra Angular con las edades). ¿Ven cómo abordé esto esta noche? No sé. Pero me siento obligado a decir algo a mi iglesia. Usted forme su propia conclusión. Ahora, ¿sería este el misterio que sería abierto que traería a Cristo, traería el poder a la Iglesia?”.

[JBP] ¿Ve? ¿Cuál es el misterio, y cuál es el ministerio que en el tiempo final estaría trayendo poder a la Iglesia? El misterio de la Segunda Venida del Señor, el misterio de la Tercera Etapa, el misterio que será cumplido en el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

Y él dibuja ahí otra Estrella de David y la pirámide con las edades abajo.

701 – “Vean ya tenemos… creemos en el arrepentimiento, siendo bautizados en el nombre de Jesucristo. Creemos en recibir el Espíritu Santo. Tenemos señales, prodigios, milagros, hablar en lenguas, y las cosas que la temprana iglesia tuvo. Y francamente, se ha hecho más aquí que lo que está escrito en el libro de los Hechos, en este grupito de gente, este pequeñito ministerio de nosotros, aquí. / Si esta es la Tercera Etapa, entonces hay un ministerio grande puesto al frente”.

[Rev. José B. Pérez] Si esta es la Tercera Etapa, la cual Dios le mostró al reverendo William Branham, ahí él está diciendo que hay un ministerio puesto al frente. Y si hay un ministerio puesto al frente, entonces es Dios obrando por medio de un hombre, el cual es el ministerio que Dios estaría operando bajo Carpa.

Y todo eso está siendo abierto ahora a la Iglesia; porque antes de este tiempo no se había hablado de ciertas cosas para que el enemigo no imitara, no se pudiera adelantar, o no dijera: “Pero si eso es así, yo entonces lo voy a hacer”. Las cosas se van hablando y se van viendo cómo son, a medida que Dios las va cumpliendo; y ahí es donde las personas (los que no son ordenados para transformación) tropiezan; porque aun los escogidos, si tienen alguna parte en su ser que no lo logra ver, dice: “De esto…, no lo entiendo, pero lo creo”, y entonces se ponen a orar, u otros dicen: “Voy a esperar”.

¿Ve? El escogido de Dios siempre estará vigilando el Arca, siempre estará con el ojo puesto en la Palabra, ¡y no se le va a perder! No se le va a perder la Palabra, el Verbo, porque es la única que va a guiar al pueblo de Dios a la tierra prometida del nuevo cuerpo. Pero el Arca, la Palabra, siempre ha estado velada y revelada por medio de los seres humanos: velada en carne humana; eso siempre ha sido así.

Dios siempre obra de la misma manera; pero a medida que Dios va cumpliendo Sus etapas y Su Programa, a medida que va haciendo más grande la bendición que Dios tiene para los escogidos de Dios en cada edad y en cada dispensación, ¡más sencillo Él lo cumple!, ¡más simple Él lo cumple!

Lo cumple de una manera tan sencilla que dirán: “¡No puede ser! ¡Es que esto es inconcebible! No puede ser que Dios esté cumpliendo lo que Él prometió por los santos profetas de Dios, cumplirlo de la manera tan sencilla. ¡Es inconcebible!”.

“Pero hermano, ¡es concebible para Dios!, y Dios lo diseñó así. Y como Dios lo diseñó así, entonces yo lo creo”; eso es lo que habla y piensa un escogido de Dios. Él se mantendrá firme, creyendo en las promesas; como Dios lo cumpla, él lo va a creer, no importa la manera en que Dios lo esté cumpliendo.

Sigue diciendo el hermano Branham [Citas]:

701 – “No sé. No puedo decir. No sé. Fíjese. Tercera Etapa. Vamos a parar allí un minuto. En la visión, el primer vuelo eran pajaritos mensajeros, eso era cuando primero comenzamos. Creció desde solamente tomando una persona de la mano. ¿Y recuerdan lo que me dijo? ‘Si eres sincero, vendrá a acontecer que sabrás los mismos secretos del corazón’. ¿Cuántos recuerdan de eso anunciado de aquí y a través de la nación? ¿Y aconteció? Exactamente. Luego Él dijo: ‘No temas, yo seré contigo’. Y seguirá. Ahora, la Primera Etapa eran pajaritos pequeñitos volando. Ellos fueron a encontrar el tiempo; encontrar la Venida del Señor ([JBP] Y él hace un dibujito de la Estrella de David); el primer Mensaje. La Segunda vez ([JBP] Lo hace en los dos extremos: uno a la izquierda y el otro a la derecha, hace dos dibujos de la Estrella de David) los secretos del corazón. Desde tomar una persona de la mano, y solo parado allí diciéndoles lo que tenían. La siguiente vez reveló sus pecados y les dijo qué hacer. ¿Está eso correcto? / Fíjese, el primer vuelo pequeño: la mano ([JBP] o sea, la señal en la mano). El segundo fue más grande, más blanco, palomas: El Espíritu Santo revelando los secretos del corazón. Y el tercer vuelo eran Ángeles (no pájaros). Y ese es el tiempo del fin”.

[Rev. José B. Pérez] ¡Ese es este tiempo! Ese es el tiempo en donde Dios nos ha colocado a vivir, y es el tiempo en donde Dios va a cumplir esa Tercera Etapa, lo cual eran Ángeles.

Y en el mensaje… Vamos a leer algo aquí muy importante en el mensaje “LA FE PERFECTA”18. Fíjense lo que dice aquí el reverendo William Branham, en esta parte acá… Aquí leímos en algún momento, leímos algo de este mensaje, pero vamos a ver aquí algo… Dice en la página 8:

41 Ahora, fe es la sustancia, y por medio de ella entendemos que todas estas cosas son hechas. No es una imaginación, es una sustancia; y especialmente la Fe Perfecta. Y sobre eso estamos hablando en esta noche, llegando a la Fe Perfecta. No es asunto de imaginación.

42 Muchos vienen y dicen: “Yo tengo toda la fe”. Sí señor, entonces ¿por qué está usted parado aquí en la línea de oración? Es que sus propios hechos prueban que usted no tiene de lo cual anda hablando. Si usted tiene esa fe, entonces ¿por qué está parado en la línea de oración? ¿Para qué entonces hace estas cosas?

43 Si usted tuviera la Fe Perfecta miraría directamente a Dios, le creería y se marcharía. Usted no tendría necesidad de pasar por la línea de oración. No tendría necesidad, porque su fe ya se lo habría producido. Mírenlo así. ¿Qué beneficio lograría yo si dijere que tengo que ponerme una camisa cuando ya la llevo puesta? ([JBP] Fíjense en eso).

[JBP] Y él escribe abajo: [WSS] «No tener fe. Si tiene fe, no hay necesidad de estar en la línea de oración».

[JBP] Sigue diciendo:

44 ¿Y cómo sabe usted que tiene la camisa puesta?

45 Pues la veo, la toco y sé que ahí está. Allí es de real también cuando la Fe Perfecta llega a ser anclada. Y usted no necesita otra cosa. La obra ya está hecha y usted lo sabe.

46 ¿Y cómo lo voy a saber?

47 ¡La fe se lo dice! Así es. ¿Entienden lo que digo? Eso es la Fe Perfecta.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La fe se lo dice».

48 Ahora, para decirlo de otra manera, me aventuro a decir: “Yo iré porque la Biblia dice: ‘llama a los ancianos de la iglesia y oren por él, ungiéndole con aceite’. Entonces yo iré al frente en esta línea y sé que seré sano”. Si usted no tiene cuidado llegará a una situación donde será solamente imaginación. Luego, al pasar por aquí, dirá: “Pues, todavía me siento algo enfermo”. Entonces allí lo tiene. Es que usted no tuvo fe.

49 La fe genuina hará la obra en el mismo acto. La fe genuina lo hará tan real a usted. Fíjense bien en la mujer, allá en el día de Cristo, la cual tenía flujo de sangre. Ella dijo: “Si tocare solamente el borde de Su vestidura seré sana”. Luego, tan pronto como lo hizo, ella sintió que su enfermedad había cesado inmediatamente. Es que ella realmente lo creyó.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La fe hará la Obra en el mismo acto».

[JBP] Hay una parte, no sé si es en este mismo mensaje que leí en estos días, que, hablando de esta mujer que le tocó el vestido, dice el hermano Branham… O sea, la mujer le toca el manto y fue sanada, y otro le escupió la cara y fue al infierno (aquel que le escupió la cara allí cuando Jesús estaba siendo juzgado). Luego lo consigo, porque él escribe algo allí, unas cosas importantes; me vino a la mente, no lo tengo aquí a la mano.

Sigue diciendo aquí en la página 9 del mensaje “LA FE PERFECTA” [PÁG. 9]:

50 Y ella al tocarlo… para probar que su enfermedad había cesado, Jesús hizo la pregunta: “¿Quién me ha tocado?”. ¡Fue esa Fe Perfecta! Y aquí en esta noche esa misma Fe Perfecta tocará a Jesucristo, igual como sucedió allá. La mujer llegó con la Fe Perfecta en ese momento.

51 Ahora, podemos ver claramente que los discípulos en el principio no tenían esta Fe Perfecta. No la tuvieron, porque tenían a Cristo caminando con ellos, pero luego fue Cristo en ellos ([JBP] y él escribe): [WSS] «los discípulos no tenían fe». Entonces usted puede ver que es muy difícil tener esta Fe Perfecta sin tener el Espíritu Santo; porque Él es quien la trae. Ahora, usted me hace la pregunta: “¿Los discípulos no tenían Fe Perfecta?”. No, porque ellos se encontraron con un niño epiléptico y estuvieron tratando de echar ese demonio del niño, pero no pudieron hacerlo.

52 Luego el padre del niño vio que venía Jesús, y le dijo: “Hemos traído a mi hijo ante Tus discípulos, mas ellos no lo pudieron sanar”.

53 Después, los discípulos le preguntaron a Jesús: “¿Por qué no pudimos nosotros sanar al niño?”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El Espíritu trae la Fe Perfecta».

[JBP] Y escribe también: [WSS] «El Espíritu Santo encarnado estando dentro del cuerpo del creyente trae la Fe Perfecta, la Fe de Rapto».

[JBP] Y en la página 10, dice:

54 Jesús les respondió: “Por vuestra incredulidad”. Correcto. “Por razón de vuestra incredulidad”.

55 Ahora recuerden, ellos tenían el poder. Jesús les había dado poder para sanar a los enfermos, resucitar a los muertos y echar fuera demonios, apenas unos cuantos días antes. Ellos tenían el poder, pero no tenían la fe para utilizar ese poder. Ahora, ¡allí está el Tabernáculo Branham! ¡Ahí está la Iglesia, la Novia, hoy! El Espíritu Santo está aquí con el poder, pero ustedes no tienen la fe para moverlo. ¿Ven lo que digo? Se necesita fe para moverlo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Novia y el Tabernáculo Branham no tenían fe para mover el poder».

[Rev. José B. Pérez] ¡Oh, Dios Eterno! Y yo les digo: “Cuando la Novia reconozca su posición, cuando la Novia…”, dice el hermano Branham. Eso está, vamos a ver, vamos a buscar aquí dónde es que está eso. [WMB] “Cuando ella reconozca lo que es…”. Vamos a ver cómo es que él lo dice. Vamos a ver si lo encontramos rapidito… Eso es del mensaje “CRISTO ES EL MISTERIO DE DIOS REVELADO”. En la página 107, párrafo 931, dice [Citas]:

93119 – “[240] El nuevo nacimiento es una revelación en la cual Dios revela a la persona este gran misterio. Ese es el nuevo nacimiento. Ahora, ¿cómo será cuando se reúna todo aquel grupo a una vez, en donde la revelación será perfectamente en armonía…?”.

[JBP] Y este es el tiempo, hermanos: Cómo ese grupo está reunido. Vamos a ponerlo en presente, y que está completo. Porque el grupo de los escogidos de este tiempo final, miren cómo han ido entrando unos primero y otros después, hasta que ya en estos días podemos ver que la mayoría ya está en esa misma línea. Porque recuerden, no todos iban a ver de momento o de cantazo esta etapa. Eso lo ha explicado también nuestro hermano Miguel: que unos lo ven primero, así paulatinamente, y otros después.

O sea que ya, a estas alturas, creo que ya podemos decir que ya están todos reunidos en un mismo sentir; o sea, todos los que estarían recibiendo la Enseñanza que el Espíritu Santo estaría obrando en este tiempo; creo que ya podemos decir que ahora en septiembre ya sería…, vamos como nueve meses, quizás un poco más, en cuanto al entrelace de todo esto que se ha ido hablando. Aunque antes de comenzar ya hubo una intervención, ya con el ministerio en operación, que no sabemos desde cuándo pudo haber comenzado; porque ya todo eso lo veremos más marcado cuando se esté cumpliendo plenamente la Visión que fue mostrada, de ese día, al reverendo William Branham.

O sea que el comienzo de todo esto pudo haber ocurrido estando el hermano William acá presente; y eso vamos a dejarlo ahí; después, más adelante, podemos ver. Porque como decía nuestro hermano Miguel, el domingo creo que fue: [MBM] “No basamos esto ([JBP] porque yo le había hablado eso en los días anteriores)20 en fechas, ni nada de eso; pero hay un conocimiento que ya tenemos”. Porque de algún modo Dios tuvo que haber comenzado todo esto; y nos da una luz de cuán avanzados estamos ya en esta etapa.

Por eso, por ejemplo, podemos decir que llevamos nueve meses (vamos a decir), contando desde enero. Pero podemos contar desde octubre del año pasado, por ahí más o menos, que algo ocurrió (finales de septiembre, por ahí); y podemos ver que llevamos más de 9 meses; vamos a decir, 9 a 12 meses llevamos ya.

O sea que ya el grupo que está en línea, que está en marcha, que la Novia está en paso, podemos decir que ya estaría… quizás falte alguno que otro; pero si falta alguno que otro, se le está haciendo tarde.

Y aquellos que no escudriñan y no escuchan…; porque muchas veces hablan sin saber, y uno les pregunta: “¿Y usted escuchó el audio de tal fecha? o ¿escuchó el saludo de tal fecha?”. —“No, yo ni tengo ese programa”, o “no, yo no puedo”, o “yo escucho los mensajes solamente los domingos”. ¿Ve? Ya ahí uno sabe que no están preparándose.

Y tendrían que irse para atrás a leer todo lo que ya todos nosotros hemos estado tan adelantados; y por eso que cuando hablamos ya cosas más profundas, no entienden; y lo que hacen es combatir; porque como no comprenden todo lo que ha sido hablado ya (para poder entender álgebra). No saben todavía ABC y están tratando de entender álgebra, lo cual se les complica; para ellos es algo demasiado – muy duro, muy fuerte; y entonces lo que hacen es burlarse o criticar.

Pero ya, a estas alturas, si falta alguien, tendría que ponerse al día rápido, para llegar a estar en la misma posición de todos los escogidos de Dios; los cuales son los que representó Dios allí en esos 120, en el aposento alto, que estaban listos el último día (hasta el último día, ese día número diez) para recibir el Espíritu Santo, las primicias.

Así en este tiempo, en la Edad de la Piedra Angular, estaríamos todos juntos preparándonos para ese gran día que va a ocurrir. Y será un proceso, lo que es la resurrección; o sea, va a ser en un proceso. Todos deseamos que sea el mismo día, pero puede ser en un lapso de tiempo de varios días, en donde va a ocurrir la resurrección y también la parte de la transformación.

Así que este es un tiempo en donde ya debemos estar todos reunidos; porque fíjense lo que él dice ahí [Citas]:

931 – “[240]¿Cómo será cuando se reúna todo aquel grupo a una vez, en donde la revelación será perfectamente en armonía…?”.

[JBP] ¿Ve?, tiene que haber armonía, tiene que haber un mismo sentir en el pueblo en cuanto a la revelación de quién es el Hijo del Hombre, quién es el Séptimo Sello revelado en medio de Su Iglesia en el cumplimiento de Su Venida, en la Venida del fin del tiempo, de la Venida de Dios, de la Segunda Venida de Dios con los ministerios de Moisés y Elías. Todo ese misterio, toda esa revelación, tendría que estar en armonía en los hijos de Dios. No podría haber ninguna duda en cuanto a ese misterio.

Recuerde que el misterio de la Primera Venida de Cristo fue el misterio que trajo a cumplimiento —al creer en ese misterio— el nuevo nacimiento. O sea que al creer en el misterio de la Primera Venida de Cristo: daría al creyente un nuevo nacimiento, nacería en el Reino de Dios, tendría ese cuerpo teofánico en la sexta dimensión. Y para Su Segunda Venida sería de la misma manera: tendrían que creer en el cumplimiento de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, para obtener así la Fe de Rapto, la Fe para ser transformados.

Sin creer en el cumplimiento de la Venida del Señor en Su Segunda Venida, no podrá ser transformada y raptada la persona. Se requiere que crean en la Venida del Señor. Y la Venida del Señor tiene varias partes. No puede creer solamente una parte de la Venida del Señor, tienen que creer en toda la Venida del Señor. Lo cual ya se ha ido abriendo ese misterio en una manera sencilla; y ahí es donde, los que no están en esa armonía con la revelación, ahí entonces tropiezan.

Bueno, sigue diciendo aquí [“CRISTO ES EL MISTERIO DE DIOS REVELADO”] [Citas]:

931 – “[240] ¿… en donde la revelación será perfectamente en armonía, y Dios expresando por medio de Su Palabra en las mismas acciones y hechos, como cuando hizo la Palabra manifiesta? ¡Oh, si la Iglesia únicamente conociera su posición! Así será algún día. Entonces acontecerá el Rapto; o sea, cuando Ella reconozca lo que es”.

[JBP] Y arriba él escribe: [WSS] «el nuevo nacimiento cuando la Iglesia reconozca su posición» y hace un dibujo hacia la Piedra Angular, una flecha.

[Rev. José B. Pérez] Y eso ocurrirá en este tiempo final, donde ese poderoso Ejército: la Iglesia-Novia del Señor, se parará firme y entenderá, comprenderá, la etapa en donde estamos; porque fíjense en el Tabernáculo Branham, él dice que no tenían esa fe para mover ese poder.

[55] Se necesita fe para moverlo ([JBP] Dice el hermano Branham allí).

[JBP] Y el hermano William escribe: [WSS] «fe para usar el poder».

[JBP] Sigue diciendo [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 9]:

56 Yo tengo allá en la casa un cartucho que cargué a mano. Yo sé exactamente lo que esa bala puede hacer según todos los datos, igual como con la Palabra, pero tengo que disparar el rifle. El fuego tiene que llegar a la pólvora. La pólvora tiene el poder pero necesita del fuego para disparar. Es la misma cosa, la pólvora está en el cartucho, pero se necesita la fe para cargarlo y dispararlo. Eso se necesita: la Fe Perfecta para incendiar el poder del Espíritu Santo, lo cual ahora tenemos desde que Él vino sobre nosotros; necesitamos la fe para incendiar, para ver grandes cosas. Fe es algo que se le presenta a usted.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «fe = la chispa».

57 Usted entra al cuarto del enfermo con un corazón lleno de gozo, sabiendo exactamente lo que va a decir. Usted al entrar ya sabe lo que va a suceder, porque algo ya ha sido revelado, y usted lo sabe. Usted puede entrar: “En el Nombre del Señor Jesucristo, levántate de allí, porque ASÍ DICE EL SEÑOR”. Allí lo tienen. Eso es la Fe Perfecta. Si hubiera diez millones de personas paradas allí diciendo que no sucederá, usted ya sabe que de todas maneras va a suceder. Va a suceder. Sin importar lo que digan los demás, usted es quien tiene la fe.

58 ¿Pueden imaginarse a Josué diciendo ([JBP] y él escribe): [WSS] «Josué» ([JBP] y arriba escribe): [WSS] «adopción» a todos los ancianos de Israel: “Hermanos, nosotros somos los siervos de Jehová, yo tengo el mismo deseo de ustedes. Oremos a Dios y pidámosle a ver si está bien que nos dé un poquito más de sol esta tarde, y que retuviera el Sol por unos momentos”?

59 ¡No! Así no fue. Él tenía necesidad de eso (él ni siquiera oró ni ninguna otra cosa). Teniendo necesidad, mandó al sol diciendo: “¡Párate!, yo tengo necesidad, y estoy en el servicio del Señor. Él me mandó acá en esta obra y estoy haciendo lo mejor que sé, y ahora el enemigo se está fortaleciendo y allí están. Si se pone el sol, ellos se reunirán y me causarán mucho daño. Así que ¡párate! Y tú, luna, ¡quédate allí!”. Amén. Y así se mantuvo por casi veinticuatro horas.

[Rev. José B. Pérez] ¿Ve lo que también ocurrirá con los ministerios de Moisés y Elías en este tiempo final (lo que leímos allí en el “SEXTO SELLO”)? Es poder con la naturaleza.

¿Quién lo hizo allá? El instrumento que Dios tenía en medio del pueblo hebreo para entrarlos a la tierra prometida. O sea que ese mismo instrumento que Dios tenía allí: lo cual era el Espíritu Santo obrando por medio de Josué, lo tendría en este tiempo final obrando en las mismas maneras y en la misma forma; porque Dios es Espíritu; y ese Espíritu Santo estaría en ese Ungido de Dios obrando todas esas maravillas en el fin del tiempo en favor de la Novia, de la Iglesia.

Porque todo lo que Dios está haciendo en este tiempo, y lo que hará, es por amor a Su Novia, por amor a Su Nombre, por amor a Sus escogidos; porque somos la niña de Sus ojos21; porque Él nos quiere sacar de esta Tierra y llevarnos a la Cena de las Bodas del Cordero.

Eso es lo que Dios quiere hacer, Él quiere sacarnos de aquí. Por eso Él decía allí en aquella oración: “Señor, guárdalos; yo me voy de aquí, pero guárdalos, en Tu Palabra, con la misma gloria que soy glorificado”22, o sea: [WSS] «teofanía»23, escribe allí nuestro hermano William. “Yo les doy…”. O sea, Él nos da de Sí mismo.

Es él el que sabía que nos íbamos a quedar en este planeta Tierra y él se iba a ir; pero él nos dejó de su Espíritu. Él depositó el Espíritu Santo en medio de la Iglesia, y Él ahora, ese mismo Espíritu Santo, Él lo retorna para atrás. Y es la Obra que Dios está haciendo en este tiempo, para llamar en este tiempo final a Su Espíritu; de Su Teofanía, llamarnos hacia Su presencia; o sea, volver nuevamente a nuestro lugar de origen, porque somos parte de esa gloriosa Gran Teofanía.

Y él escribe: [WSS] «Sucederá, aunque otros no crean» escribe al lado.

[JBP] Y también escribe: [WSS] «La Palabra hablada».

[JBP] Y en el otro lado escribe: [WSS] «Josué con fe mandó al sol de la tarde; hizo otro día por el oeste». ¡Miren eso!

[JBP] Y él escribe también, en una esquina: [WSS] «Elías».

[WSS] «Josué con fe mandó al sol de la tarde, hizo otro día por el oeste» [JBP] otro día dispensacional.

[Rev. José B. Pérez] O sea, él, al hablar la Palabra, allí nos está mostrando Dios que ese nuevo día dispensacional estaba siendo creado, estaba siendo producido, estaba surgiendo ese nuevo día, ese nuevo Sol; o sea, esa nueva Luz que traería Dios en este tiempo final, bajo un nuevo ministerio, una nueva dispensación.

Por eso cuando él me mandó a decir que [WSS] “estamos entrando a una nueva dispensación al doblar la esquina”, ya ahí él estaba mandando a pronunciar que todas las cosas que pertenecían a la Edad de la Gracia, Dispensación de la Gracia, tenían que terminar; porque estaríamos entrando a un nuevo día dispensacional, o sea, un nuevo Mensaje en cuanto a la dispensación que estábamos comenzando en esa ocasión.

Porque el Mensaje, sabemos que ha sido traído por medio del Ángel del Señor Jesucristo, William Soto Santiago, bajo esa Dispensación de la Gracia; porque él hace unos cuantos años atrás nos hablaba que todavía estábamos en la Dispensación de la Gracia24.

O sea que mientras se estaban haciendo cosas bajo la Dispensación de la Gracia, que correspondían a la Dispensación de la Gracia, no habíamos hecho todavía ese doblar de esquina. Pero podemos ver que en el setenta y pico también se nos habla de doblar la esquina25.

Vean cómo las Escrituras tienen múltiples cumplimientos26.

Pero ya a principios del 2019, por ahí ustedes pueden ver que ya se estaba entrando en esa nueva dispensación de lleno; ya las cosas correspondientes a la Dispensación de la Gracia quedaron atrás; y esa pronunciación, esa Palabra hablada de un cambio de dispensación, ya Dios la estaba haciendo en ese entrelace de dispensación, en ese entrelace dispensacional y en ese entrelace de ministerio, por medio de otra boca, de otro instrumento que Dios estaría usando en esa nueva dispensación que estaba comenzando.

Y cuando digo “un Mensaje nuevo” me refiero al Mensaje en esa dispensación, conforme a todo lo que Dios estaría obrando en esa dispensación, con el Mensaje que ya nos había traído el Ángel del Señor Jesucristo. O sea que esa nueva dispensación comenzaría todo lo que Dios estaría estableciendo en esa nueva dispensación, todo sería nuevo.

Y de eso podemos hablar más ampliamente más adelante; porque hay mucho de qué hablar de esta nueva dispensación, en donde todo lo que se estaría hablando es lo que Dios estaría estableciendo para lo que sería más adelante en el Milenio y en la eternidad. Todo estaría Dios, entonces, reflejándolo en este tiempito, lo que sería más adelante.

Ahora estamos viviendo en carne propia lo que reflejaron todos los profetas del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, y lo estamos viviendo ahora. Y lo que estaría ocurriendo en el Milenio y en la eternidad, entonces somos nosotros los que estaríamos ya colocando acá toda la base para todo lo que sería más adelante el glorioso Reino del Mesías-Príncipe. Todo Dios lo estaría cumpliendo en este tiempo en una manera en donde quedaría establecido lo que sería todo el Milenio y toda la eternidad.

Sigue diciendo [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 10]:

60 Ahora, si la Tierra está dando vueltas y él la paró, y el sol se quedó en un solo lugar sin moverse, ¿qué sucedió? Si usted trata de entenderlo se meterá en líos con los científicos, porque ellos dicen que si se detiene la Tierra, luego tiene que caer. Entonces, ¿cómo fue? Y si se pone a decir que la Palabra de Dios no es la verdad, entonces se hace un incrédulo, un pagano. Pero lo importante es que sucedió. Yo no puedo explicar la mecánica de cómo fue, pero sucedió.

61 Yo no conozco…

[JBP] Por eso en el cuartito de madera, cuando la persona entra y afuera se le pregunta: [WMB] “Pero, ¿qué pasó?, ¿qué sucedió?”, le pregunta… hay algunas partes donde él dice que es una mujer de pelo oscuro, otras partes dice [WMB] “pelo negro”, o también hay otras partes donde dice que, puede ser un… él dice: [WMB] “un hombre”. Vamos a ver si lo encontramos… dónde él dice que también puede ser un hombre… No usa la palabra “puede ser”, pero sí dice que “un hombre…” (vamos a ver si lo encuentro rapidito).

O sea que un hombre o una mujer, es la persona que estará allí entrevistando a los que están saliendo por la otra puerta de la Carpa (no lo tengo aquí ahora a la mano, pero luego lo buscan). Pero él dice que es una mujer o (ahí en ese párrafo, él dice) [WMB] “Un hombre”.

Bueno, pero un hombre o una mujer, cuando le preguntaban ahí qué había pasado dentro, ellos decían: [WMB] “Yo no sé. Yo sé que sucedió. Yo he estado en una cama ([JBP] dice la de la camilla), yo he estado en una cama por 20 años ([JBP] algo así dice), y aquí estoy sana”. Y también el hombre con muletas, también salió y dijo que no sabía cómo había ocurrido, pero que ocurrió.

O sea que todo lo que estaría ocurriendo allí no se va a saber cómo es que va a estar siendo cumplido, o sea, cómo va a estar Dios obrando allí para que todas esas cosas, de esas sanidades, cuando salga la persona, sean hechas, sean producidas. Eso será un secreto por completo.

Dice [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 10]:

61 Yo no conozco la mecánica del Espíritu Santo ([JBP] y él escribe): [WSS] «la mecánica», pero sé que cayó sobre mí. Yo no puedo explicar la mecánica, pero sí conozco las bendiciones. Y eso es todo lo que a mí me interesa: las bendiciones del Espíritu Santo. Y en cuanto a la mecánica, pues eso es asunto de Dios. Él se encargará de eso.

62 Entonces este niño no podía ser sanado, porque sucedió que los discípulos tenían el poder; Jesús les había dado poder para sanar toda clase de enfermedad, echar fuera demonios, sanar los leprosos, y hasta para levantar a los muertos. Él les dio ese poder, pero ellos no tenían la fe para hacer funcionar ese poder que tenían. En eso le hicieron la pregunta a Jesús: “¿Por qué no pudimos hacer aquello?”.

63 Recuerden, ellos tenían la Palabra, y en aquel entonces la Palabra fue encarnada. Y fue la Palabra quien les dijo: “Yo os doy el poder”. Amén. “Yo os doy poder a vosotros”. Entonces ellos tenían el poder, pero no tenían la fe para hacer funcionar la Palabra que se encontraba en ellos. ¿Entienden? ([JBP] y él escribe): [WSS] «no tenían fe para hacer funcionar la Palabra que tenían». Pero Jesús sí la tenía. Él era la Palabra y tenía fe en que sucedería lo que Él decía. Dijo: “Muy bien, traedlo acá. ¿Hasta cuándo os tengo que sufrir?”.

64 Él tenía fe juntamente con Su poder. ¿Por qué fue así? Él dijo: “Yo de Mí mismo no puedo hacer nada”. ¿Por qué? Es que Él confió en lo que Él era; confió en saber que Él era la Palabra. Y tenía fe en Dios, Quién lo hizo a Él la Palabra. Él fue Dios, la Palabra, y la Palabra estaba en Él y esto Le dio fe, porque Él entendió Su posición. Él sabía lo que era, porque las Escrituras habían prometido que Él haría esas cosas.

[Rev. José B. Pérez] ¿Vieron? Él sabía y Él entendió Su posición. Lo mismo que él nos decía, lo que les leí: [WMB] “Cuando la Iglesia reconozca su posición. Cuando la Iglesia reconozca lo que es”, ¿ve?, entonces podrá usar ese poder. Y la Iglesia de la Edad de Laodicea no lo usó; ya ven allí donde dice que, el Tabernáculo Branham, no pudieron o no tenían fe para usar ese poder.

Pero hay una Iglesia que sí lo tendrá: es la Iglesia de la Edad de la Piedra Angular, es la Iglesia-Novia, que en este tiempo se está preparando para usar ese poder: [WMB] “Oh, si tan solo esa Iglesia conociera su posición”, como dice el hermano Branham: [WMB] “Cuando reconozca lo que Ella es”, y “colocar esa Palabra también como es”, ahí les estoy citando dos o tres citas. Eso está en el libro de Los Sellos, donde él dice: [WMB] “Cuando Ella reconozca lo que Ella es; y cuando Ella…”. Vamos a leerlo rapidito, que Ella, dice que… Vamos a buscarlo aquí, si lo encontramos rapidito. Eso está en el libro de Los Sellos, en la página 254:

[106]. Espere usted hasta que esos Siete Truenos pronuncien sus voces; y aquel grupo que en verdad puede tomar la Palabra de Dios y colocarla bien, entonces cortará y partirá…

[JBP] Y él allí escribe: [WSS] «Moisés y Elías con los escogidos».

[Rev. José B. Pérez] O sea, ese grupo tendrá ese poder con los ministerios de Moisés y Elías, con el que tendrá esos ministerios de Moisés y Elías.

Y él dice ahí que [WMB] “Él sabía lo que era”. Dice, donde me quede aquí [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 11]:

[64] Él entendió Su posición. Él sabía lo que era, porque las Escrituras habían prometido que Él haría esas cosas. Y entonces todas las Escrituras se enlazan para probar que Él era exactamente lo que las Escrituras prometían, y Él sabía quién era.

65 Entonces, Él confiaba en lo que Dios había hecho de Él. Ahora, si así fue con Él ¿no podemos nosotros confiar en lo que Dios ha hecho de nosotros como creyentes? “Estas señales seguirán a todo aquel que creyere”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Saber, entender, su posición».

[JBP] Y abajo escribe: [WSS] «Confiar en lo que Dios ha hecho de nosotros».

[JBP] Sigue diciendo en la página 12 [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 11]:

[65] Él tenía fe en lo que era. Y si usted es creyente, usted tendrá fe en lo que usted es. ¡Usted es un creyente! Y si tiene fe en Dios, la Biblia nos dice: “Si nuestro corazón nos reprendiere, entonces no podemos tener fe; pero si nuestro corazón no nos reprende, entonces tenemos fe, o sea, confianza en Dios”. Tengo la Escritura anotada aquí.

66 Esto se encuentra en Primera de Juan 3:21. Carísimos: … si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Fe = confianza».

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Tenga fe en que la Palabra dice qué usted es».

67 Pero mientras usted está haciendo las cosas que no convienen, no puede tener confianza en Dios. Usted automáticamente sabe que está errado, usted automáticamente se identifica con el pecador al saber que está errado…

[JBP] Vean, por eso es que en este tiempo Dios nos ha dado este tiempo para arreglar todas las cosas; porque mientras haya cosas que no convengan, y que sean cosas que identifican —a cada uno de nosotros como individuo—, nos identifican con el pecado, o algo que tenga que ver con el pecado, y saber que eso está errado: no podemos tener esa confianza en Dios, no podemos entonces estar listos para usar ese poder.

Vean por qué [WMB] “hay que aprender primero el ABC para poder entrar al álgebra”27; tenemos que aprender primero a cómo actuar delante de la presencia de Dios en este tiempo para poder usar de Su poder.

Esa mujer que andaba por ese camino, por esa carretera, que tenía esos tacos (lo leímos hace poco)28, y la mamá del hermano Branham decía: [WMB] “Mira, ella está por ese camino”. El hermano Branham la miró, y dijo: [WMB] “Usted no puede caminar por ese camino así”. —“No, yo estoy santificada… Yo estoy justificada, santificada, yo tengo el bautismo del Espíritu Santo, yo sí puedo”, y arrancó a correr.

Vean cómo Dios dejó que esa persona siguiera caminando así, y no se cayó en los primeros escalones. Y ella lo que hizo fue voltearse y ahí se puso a burlarse: [WMB] —“Vean, no le hagan caso a ese; ese es un fanático, no le hagan caso. Mira que yo puedo”.

¿Ve? Dios le permite que siga, como decimos, “le suelta la soga”: — “Sigue…”. Y más adelante, ya cuando llegó a donde entraba a la presencia de Dios, cayó por ahí para abajo, hasta el infierno.

Y por eso este tiempo es el tiempo como cuando los hijos de Aarón entraron con fuego extraño y murieron29.

No podemos entrar con fuego extraño a la presencia de Dios. Toda cosa que no pertenezca a la presencia de Dios, al Lugar Santísimo, y traten de entrar y meter cosas de la quinta dimensión a la presencia de Dios: tendrá por consecuencia la muerte. Usted no podrá meter cosas que le pertenezcan al reino de las tinieblas dentro del Reino de Dios.

Y como él decía allí: [WMB] “Una persona de afuera, que no cree y no cree en Dios, ni en Sus Palabras, o en Sus promesas, o en el tiempo en que le ha tocado vivir”, él dice que cuando se le pregunta: [WMB] “Mire, usted está mal, haciendo tal cosa mal…”. Ponle que sea una mala mujer, una mujer de mala vida; ella, dice el hermano Branham que lo que le contesta es: [WMB] “Váyase usted, métase en sus asuntos”.

Pero a una que ha conocido y conoce el Mensaje, conoce el tiempo en que está viviendo, y se le dice que tiene que arreglar ciertas cosas, y no lo hace, dice el hermano Branham que: [WMB] “Es siete veces más terca que una de afuera”30: no tiene en su corazón ese temor; como no lo tuvo esa mujer que subió esos escalones y llegó hasta arriba, y no llegó a la cúspide de esa escalera, de esa carretera que le fue mostrada en la visión a la mamá del hermano Branham.

O sea, uno no puede ser desobediente a Dios; y más cuando es y está en juego el futuro de esta estadía aquí en la Tierra. Y tampoco se debe ser irrespetuoso frente a la Palabra de Dios. Mucho menos, hablar o blasfemar en contra del Programa Divino. Eso le toma muy en cuenta a la persona, Dios le toma en cuenta eso; y mejor es que se retracte, y a ver si a estas alturas hay alguna misericordia.

Es un tiempo muy delicado, hermanos, muy delicado. Esto no es tratando o cuestión de asustar a nadie, sino más bien de alertarlos: alertarlos de que es un tiempo en donde la presencia de Dios está en medio de Su Iglesia en Espíritu Santo; y dentro del Lugar Santísimo no se puede entrar si uno no está bien delante de Dios.

Lo que vamos a recibir es Algo muy pero que muy grande, es de Su mismo ser: es ese cuerpo eterno y glorificado, es: nuestras teofanías; y ellas no pueden venir a un cuerpo que esté en pecado, que esté reflejando la quinta dimensión. [WSS] “Tan sencillo como eso”, diría nuestro hermano William. Y lo digo yo nuevamente, lo repito: [JBP] “No se puede servir a dos dioses a la vez, no se puede honrar a dos dioses a la vez”.

Así que esto es un tiempo en donde Dios nos ha dado para arreglar.

[“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 11]

[67] … usted automáticamente se identifica con el pecador al saber que está errado; pero cuando su corazón no le reprende y usted sabe que es creyente…

[JBP] ¿Ve? Cuando no hay nada que en el corazón diga: “No, yo todo esto… voy bien, he arreglado esto, he arreglado esto, he arreglado esto”. Dice [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 11]:

[67] … y no hay nada entre usted y Dios, entonces usted puede pedir lo que desea, y sabe que le será concedido; porque es la Palabra que le fue dada, así como le fue dada a los discípulos.

68 Entonces lo único que tiene que hacer es tener fe en lo que es. ¡Tenga fe en lo que la Palabra dice que usted es!

[JBP] Y… vamos a avanzar aquí rapidito para… porque ya me he pasado ya creo que de la hora, y este era solamente un saludito. Dice… Vamos a tener que seguir, porque es algo tremendo toda esta página. Vamos a seguir aquí, Dios nos va ayudando. Y este audio después lo usan para cuando estén en su casa o en… así para estudiarlo; todo esto que el hermano Branham nos habla y todo lo que el hermano William escribe en estas próximas páginas ahora (que son dos más y ya acabamos), que es algo muy importante. Vamos a tenerlo aquí ya de una vez en este estudio.

Sigue diciendo [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 11]:

[68] Jesús tuvo fe en la Palabra de Dios que dijo lo que Él era, dijo: “De mí está escrito”. ¿No habló David de Él allá en los Salmos, y también todos los profetas? Dijo: “Yo soy el Pan de Vida que viene de Dios, de los Cielos”. AMÉN. “Yo soy el Árbol de la Vida del Huerto del Edén. Yo soy todas estas cosas. YO SOY QUIEN SOY”. Y Él sabía por la Fe Perfecta que Él era el Mesías ungido, que el Espíritu de Dios estaba sobre Él. Él dijo: “Yo de Mí mismo no hago nada, pero es mi fe en Dios”. Dios estaba en Él, la Palabra hecha manifiesta. Y cuando la Palabra de Dios entra en usted, entonces es hecha manifiesta, porque usted es un creyente. Y un creyente es la fe de Dios que se mueve en usted.

69 ¿Les gusta esto? A mí me gusta la enseñanza de lo que verdaderamente es la fe.

70 Y conociendo Quién fue Él, sin una sombra de duda, Él sabía que era el Hijo de Dios. Él lo sabía porque la Palabra lo había identificado. La Palabra de Dios identificó quién era Él. Él dijo: “Si no hago las obras de Mi Padre, entonces no me creáis; pero si las hago, entonces creedme por las obras, porque ellas son la manifestación de la Palabra prometida”. ¡Oh, si únicamente pudieran ustedes despertar a eso! ([JBP] y el hermano William escribe): [WSS] «despertar a…». ¿Lo pueden captar? La Palabra misma identificó quién era Él. Y dijo: “¿Quién me puede redargüir de pecado?”; en otras palabras: “¿Quién me puede mostrar que Mi Vida y Mis obras no cuadran perfectamente con lo que debería hacer el Mesías?”. Nadie podía decir nada porque Él era. Entonces Él tenía fe para creer, y lo que decía sucedía.

[JBP] Y él escribe arriba: [WSS] «Fe para creer, y que suceda lo que dice».

71 Entonces dio la media vuelta y dijo: “Las obras que yo hago, también vosotros las haréis. Un poquito y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis, porque yo seré en vosotros hasta el fin del mundo. No penséis en lo que vayáis a decir, porque no seréis vosotros hablando, sino el Padre que mora por dentro, Él será quién habla. No soy yo, sino el Padre que mora en mí, Él es Quien hace las obras”. ¿Ven lo que digo?

72 Ahora, la identificación escritural de un cristiano es esto, según las palabras de Jesucristo ([JBP] él escribe): [WSS] «la identificación de un cristiano»: “Estas señales seguirán a los que creyeren”. Ahora, ¿cómo va usted a llamarse un creyente, pueblo de Dios, y negar estas palabras? Y aún más, ¿cómo puede usted llamarse un creyente y negar cualquier partecita de esta Palabra?

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «No se puede negar la Palabra».

[JBP] Por eso no podemos negar la Palabra y esta etapa que Dios está llevando a cabo. Dice:

[72] No se puede hacer. En eso muestra que no es creyente y por eso las señales no le pueden seguir, porque usted solamente acepta lo que le conviene creer, y lo demás lo deja, porque no le conviene creerlo.

[JBP] Vean: “No; yo creo el Mensaje, yo me quedo con esto, yo me quedo con lo que el mensajero trajo y ya. Eso otro yo no… conmigo eso no va”. Sigue diciendo:

[72] … pero usted tiene que tomar la cosa completa y creerla. Y cuando usted verdaderamente cree (no de una manera manufacturada), entonces “estas señales seguirán a los que creyeren”.

73 Oh, hermano, ¿puede usted comparar al cristiano de hoy con aquellos cristianos de la antigüedad? Como aquellos discípulos caminaron en el poder del Espíritu fueron movidos por el Espíritu Santo, fueron prisioneros de Cristo, como predicamos hace poco, prisioneros de la Palabra y a la voluntad de Dios. No podían ni moverse hasta que Dios no los movía. ¿No les gustaría ver una Iglesia como esa? Así va a suceder. Amén ([JBP] dice el hermano Branham [WMB] “Así va a suceder”; y nosotros decimos: ¡Amén!). Tiene que venir y yo creo que está en marcha.

[JBP] ¿Ve? Se está preparando. Ese es el tiempo que tenemos nosotros ahora. Está en marcha esa Iglesia-Novia preparándose para esa Fe Perfecta. Sigue diciendo [“LA FE PERFECTA”] [PÁG. 13]:

74 La Palabra lo identificó a Él por lo que era, y ahora la misma Palabra nos identifica a nosotros. ([JBP] Y él escribe): [WSS] «viene una Iglesia como la apostólica» ([JBP] escribe él allí, el hermano William). Él dijo: “Si alguno me amare, él guardará Mis mandamientos. Y si alguien dice que me ama y no guarda Mis mandamientos (todos los mandamientos), el tal es un mentiroso, y la Verdad no está en él”.

75 Usted dice: “Pues yo no creo aquello…”. Bien, eso nos muestra que usted es un incrédulo, eso es todo. Si la Palabra lo dice, eso significa que es correcto; allí queda arreglado todo. Lo que la Biblia dice, eso es correcto.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «un incrédulo».

76 Ahora, noten bien las palabras de Jesús en San Juan 15:7: “Si estuviereis en Mí…” (pronombre personal), o sea, tener fe en Él, “y Mis palabras estuvieren en vosotros ([JBP] y él escribe): [WSS] «si estuviereis en Mí = tener fe en Él» , pedid todo lo que quisiereis”.

77 Ahora, Él sabía Quién era y por eso podía tener fe ([JBP] y él escribe arriba): [WSS] «saber quién es para tener fe». La fe podía obrar cuando Él sabía lo que era. Luego: “Si estuviereis en mí y Mis Palabras permanecen en vosotros”, entonces vosotros conoceréis quiénes sois: “Pedid todo lo que quisiereis y os será hecho”.

78 ¿No sería maravilloso lo siguiente? Que toda persona viniendo por esta línea de oración en esta noche dijera: “Yo soy cristiano. Y no siento ninguna reprensión. Yo sé que mi corazón no me reprende. Y algo me está diciendo que en esta noche cesará mi sufrimiento”. Venga usted así y entonces saldrá con algo grande. No importa cuánta emoción tenga, ni cuántas otras cosas; nada servirá hasta que la Fe Perfecta se haya manifestado y haya sido identificada en usted como la sustancia. Y cuando eso esté presente, entonces nada lo moverá.

[JBP] Y escribe: [WSS] «Si estuviereis en mí».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «La fe podía obrar cuando Él sabía lo que era».

[JBP] Sigue diciendo:

79 Si usted tuviera cáncer, y el médico dijera que usted habría de morir antes del amanecer del día de mañana (porque todo estuviese mal, el corazón, la respiración está casi en cero, el cáncer se lo ha comido, la sangre está toda contaminada con el cáncer, etc.), pero algo le viene con la sustancia de esta fe genuina, la Fe Perfecta, y esta sustancia tome ancla en usted, entonces usted podría reírse en la presencia del médico.

80 Sería como Elías allá en el monte Carmelo, cuando llegó ante aquellos idólatras y dijo: “¿Por qué no gritan un poco más fuerte? Quizás su dios esté ocupado en algo”. Él sabía lo que tenía que hacer, porque ya Dios le había dicho todo lo que sucedería. Dijo: “El Dios que responda con fuego, ese será Dios”.

[JBP] O sea, así también en este tiempo: ese ministerio sabrá lo que tiene que hacer, porque ya la dirección divina se lo ha dicho; ya le ha dicho lo que tiene que hacer, y ya le ha dicho lo que sucederá; o sea, ya le ha dicho el resultado de las cosas que él estaría haciendo.

[80] … dijo: “El Dios que responda con fuego, ese será Dios”.

81 Ellos dijeron: “Muy bien, aceptamos el reto”. Y comenzaron a poner agua sobre los altares. Ellos herían sus propios cuerpos, tenían todo preparado y clamaban a su dios: “Baal, Baal, ¡respóndenos!”.

82 Y allá por el otro lado estaba Elías, tranquilo como siempre. Él les dijo: “Griten más recio, quizás anda en un día de campo, por allá pescando. Parece que está afuera”. Y así les estaba haciendo burla, porque él sabía lo que sucedería.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Elías se reía de los falsos».

«Los ungidos de los últimos días».

[JBP] Y él escribe: [WSS] «adopción» al lado.

[JBP] ¿Ve? Ya será un ministerio adoptado.

83 Y fíjense bien, cuando tuvo todo en orden, salió y dijo: “Sencillamente, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel”. No lo llamó Jacob, lo cual significa ‘un tipo malvado’, más bien lo llamó Israel, ‘Príncipe con Dios’.

84 “Jehová: Dios de Abraham, Isaac y de aquel príncipe (Jacob), sea hoy manifiesto que yo soy Tu siervo, y que he hecho todo esto, no por deseo propio, porque esto no fue idea mía, pero fue completamente por Tu mandato que hice esto. Tú me dijiste qué debía hacer y me mostraste que todo esto sería así. Ahora he puesto el agua sobre el altar y he hecho todas las cosas según Tu mandato… ”.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «Elías colocó todo conforme al orden».

[JBP] Y ese ministerio en este tiempo final estaría colocando todo en orden, todo conforme al orden.

[84] “… sea notorio ahora”. Y al decir eso el fuego cayó del cielo. Él estaba confiado en que caería, porque tenía la sustancia. ¿Por qué? Porque así decía la Palabra.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «confiado, porque así decía la Palabra».

85 Ahora, esta Biblia es la Palabra del mismo Dios. Y cuando usted puede recibir la sustancia, la Fe Perfecta, y creer que esta promesa que Dios hizo es suya.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «cuando usted cree que la promesa es suya».

86 “Usted me podría preguntar: “Hermano Branham, ¿cómo se siente usted al estar parado delante de gente con distintos idiomas, etc., ¿siente usted miedo?”. “No señor, Él me lo dijo. Jamás he tenido temor porque Él me lo dijo, y yo creo que es Verdad”.

[Rev. José B. Pérez] Y sigue por ahí diciendo… pero vamos a hacer una pequeña pausa aquí y luego seguiremos leyendo de ese mensaje. Pero vamos a leer acá para terminar ya, de este extracto que comenzamos a leer: “TRABAJAD ENTRE TANTO QUE EL DÍA DURA”. Sigue diciendo:

[WSS] Y ahora, esas cinco manifestaciones… ¿Creo que les mencioné cuatro, o cinco? Faltó una, ¿cuál fue?

¿Ahora? La salvación de los hijos de la hermana Hattie Wright. O sea que habrá oportunidad —en la Tercera Etapa— de la Palabra hablada para salvación de los familiares.

Y ahora… y son mostrados muchos milagros y maravillas. El reverendo William Branham también dice que va a venir un tiempo en que van a ser hablados a existencia miembros del cuerpo que les falten a las personas.

[Rev. José B. Pérez] Y para el cumplimiento de la Tercera Etapa, en esa fase ya allí, se requerirá personas que crean todo lo que Dios está haciendo en este tiempo, para hacer… personas que tengan que ver con ese cumplimiento de la Tercera Etapa.

Si no es una persona que cree, y no está creyendo lo que Dios está haciendo ahora, tampoco puede estar en el cumplimiento o ser parte del cumplimiento de esa etapa; porque si ahora es un incrédulo a las cosas que Dios está haciendo, no va a esperar a que allá a última hora se llame a la persona para que también sea parte del cumplimiento de esa etapa.

El cumplimiento pleno de esa etapa ya será con personas que tendrán ya esa Fe Perfecta, esa fe en lo que Dios ha estado haciendo en este tiempo; en donde ya, con esa fe, podrán creer todo lo que Dios estará cumpliendo en ese tiempo, porque ya han tenido esta trayectoria y se han agarrado de la Palabra, se han agarrado del Arca, del Pilar de Fuego, de la Columna de Fuego, bajo el ministerio que Dios tiene en este tiempo.

Y así podrán entonces ser, en ese tiempo, personas, instrumentos de Dios, para que Dios por medio de ellos cumpla todo lo que Él estará haciendo en medio de la raza humana; porque Dios siempre usa al ser humano: somos Sus socios. O sea, tanto al ministerio que Dios tiene en este tiempo final, como al grupo de escogidos que estará Dios usando también; que tendrán esa fe tan elevada que podrán estar operando ese poder divino en medio de la Iglesia.

Es algo tan glorioso lo que Dios nos ha dado, y es algo tan glorioso conocer todo esto de la fe, y cómo se mueve esa fe en el creyente, que no tendríamos tiempo para parar de hablar de lo que es la fe. La fe es algo que no hay palabras para poder describir lo que hace una fe perfecta en el creyente.

Así que vamos a hacer una pausa aquí, y le vamos a colocar como tema… vamos a ver, colocarle aquí de una parte que él escribió: en la página 10: “FE PARA USAR EL PODER”.

Ese ha sido nuestro tema para este pequeño estudio. Lo cual, pedimos a Dios que nos ayude a comprender y a entender el tiempo en que estamos viviendo, el tiempo tan importante el cual Dios nos ha permitido vivir; y aprovecharlo al máximo, para que Él saque de nuestro ser todo lo que no esté correcto, para así servirle a Él de todo corazón; y así Él poder obrar en nuestras vidas con esa fe que mueve montañas, con esa fe de San Marcos, capítulo 11, donde dice: “Si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: quítate, y sea removido, o pásate de aquí allá…” [San Mateo 17:20].

Eso nos habla del poder que tendrán esos ministerios, los cuales estarán quitando el reino de las tinieblas, el reino de los gentiles, y colocando el Reino del Mesías-Príncipe: Será por medio de la Palabra hablada, será por medio de esa manifestación que tendrá esa Fe Perfecta, la cual también la tendrán todos los escogidos de Dios: tendrán esa Fe que podrán mover montañas. O sea, una Fe en Dios, una Fe con confianza; porque [WSS] «Fe = confianza», como nos dijo también en algún momento allí, lo escribió el hermano William.

O sea, tenemos esa Fe en Dios, tenemos confianza en Dios. Por eso no podemos tener nada en nuestras vidas que sea algo que esté entre Dios y nosotros, algo que sea pecado; para que así tengamos confianza en Dios y nos podamos parar firmes. En algún tiempo de este tiempo final, en algún momento esa Iglesia se parará firme, con confianza, con Fe Perfecta.

Que Dios les bendiga, que Dios les guarde, en este tema: “FE PARA USAR EL PODER”. A todos los que están reunidos en todos los países, a nuestro hermano Miguel, que Dios lo bendiga grandemente, y a todos los ministros y a todos los hermanos, que… mencionarlos a todos los que están me llevaría un montón de minutos, y aquí estoy aprovechándolo mejor para leerles de todos estos escritos. Así que a todos los menciono en este saludo, todos los que están reunidos durante toda esta semana, en el día de hoy, el día de mañana y todos estos días; que este saludo vaya para todos y cada uno de ustedes.

Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.


1 Citas, pág. 25, párr. 208

2 Citas, pág. 60, párr. 525

3 “La enseñanza apostólica en la Carpa”, 2022/ago/18 (jueves), págs. 16-18 del (f), pág. 86-88 del (T2)

4 Estudio bíblico #199, 2022/may/01 (domingo), pág. 20 del (f), pág. 22 del (T1) / Estudio bíblico #219, 2022/jul/10 (domingo), págs. 10 y 11 del (f), págs. 14 y 15 del (T2)

5 Josué 10:12-13

6 Citas, pág. 12, párr. 96

7 https://william-branham.org/site/research/people/billy_paul_branham

8 https://www.youtube.com/watch?v=CFgOst_SSY4

9 50-0200 “Porque no tenemos aquí ciudad permanente” (párr. 70 en inglés): [WMB] “Ella dijo: “Pero, papito, tú tienes uno aquí arriba”. Miré por todos lados a mi derecha y había un enorme y hermoso hogar. Y las luces brillaban por todas partes. Ella dijo: “Mamá te está esperando. Yo voy a esperar a Billy aquí”. / 50-0820A “La historia de mi vida”, (párr. 122 en inglés).

10 San Juan 5:25

11 San Juan 11:43

12 Job 14:15

13 Citas, pág. 28, párr. 418

14 64-0120 “Sus palabras infalibles” (párrs. 137-138 en inglés)

15 Estudio Bíblico #190, 2022/abr/01 (viernes), pág. 13 del (f), pág. 15 del (T)

16 2 Reyes 6:15-17

17 Daniel 2:1-45

18 SPN63-0825E “La fe perfecta”, pág. 8, párrs. 41-86

19 Cita 931: SPN63-0728 “Cristo es el Misterio de Dios revelado”, pág. 36, párr. 240

20 Estudio “La victoria definitiva de la Iglesia”, 2022/sep/10 (sábado), pág. 30 del (f), pág. 88 del (T2)

21 Zacarías 2:8

22 San Juan 17:9-11

23 Estudio Bíblico #199, 2022/may/01 (domingo), pág. 11 del (f), pág. 13 del (T1)

24 2015-04-26-1 “El resumen de las dispensaciones en el Programa Divino”: [WSS] Todavía estamos en la Dispensación de la Gracia, donde todavía la misericordia de Dios por medio de Cristo está disponible para todo ser humano, y está Dios llamando en nuestro tiempo a los escogidos de Dios que faltan para completar Su Iglesia.

25 1977-04-10 “Cuando la fe es ungida”: [WSS] Bueno, ya se han cogido curvas peligrosas, se dobló una esquina que era muy peligrosa; porque siempre en el doblar de las esquinas es que las gentes cuando les ha tocado doblar una esquina, han doblado algunos un poquito, y han seguido derecho por un callejón, por un camino, pero no por la carretera correcta.

26 Estudio Bíblico #233, 2022/ago/28-1 (domingo), pág. 29 del (f), pág. 167 del (T3)

27 SPN65-0911 “El poder de Dios para transformar”, pág. 38, párr. 257

28 Estudio Bíblico #234, 2022/sep/02 (viernes), págs.16, 17 y 19 del (f), págs. 82, 83 y 85 del (T1)

29 Levítico 10:1-2

30 SPN58-0128 “La unidad de la unión”, pág. 11, párrs. 83

Ir arriba