La Vara = La Palabra

Reproducir vídeo

La Vara = La Palabra

Rev. José Benjamín Pérez
Miércoles, 30 de noviembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenas tardes. Un saludo al misionero Miguel Bermúdez Marín y a todos los ministros y hermanos, hoy miércoles, 30 de noviembre de este año 2022.

Le damos gracias a nuestro Padre celestial que nos ha permitido en este tiempo estar en pie delante del Hijo del Hombre, y estar conscientes que de un momento a otro ocurrirán todas las promesas que faltan por ser cumplidas en medio de la Iglesia; para lo cual, estamos siendo preparados para recibirlas, y así estar pronto en la Cena de las Bodas del Cordero.

Ya este año se nos ha ido rápido; ya falta un mes, conforme al calendario gentil, para que se acabe el año 2022 y comience el año 2023.

Y conscientes de que vendrá una apretura…; la cual ya vemos que en diferentes fases y etapas está ocurriendo; a medida que se va acercando ya el final, vemos cómo se van apretando las cosas en todas las áreas; y todo eso es porque ya pronto se estará cumpliendo todo lo que falta por cumplirse en medio de la Iglesia del Señor.

Y como nos dice nuestro hermano William Soto Santiago…; y voy a leerles un poquito de este mensaje (en otras ocasiones lo hemos leído1, y quizás algún ministro también, o nuestro hermano Miguel ha leído de este mensaje)…; pero hoy leeremos un poquito de algunas áreas aquí que nos muestra nuestro hermano William muchas cosas importantes, y quería compartirlas con ustedes.

EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)
(Reunión de Ministros)
Dr. William Soto Santiago
Lunes, 16 de noviembre de 2009
(Segunda actividad)
Bogotá, Colombia

“… (que ya sabemos que es el Espíritu Santo, el Sello del Dios vivo, la Columna de Fuego, el Ángel del Pacto)”.

En él va a estar el Ángel del Pacto, el Espíritu Santo, la Columna de Fuego, obrando todas esas cosas que están prometidas; y por consiguiente, el Jinete del caballo blanco de Apocalipsis estará manifestándose por medio del instrumento que Él tenga en ese tiempo; y por consiguiente, en él estará la vestidura, el caballo y la corona del Rey, y el cetro del Rey; y en medio del pueblo en el cual él estará, tendrá el grito del Rey, ¡el júbilo del Rey!

Y ahora, vamos ya a terminar (mañana ya tenemos que… tenemos compromisos). [Los Sellos, pág. 134] ([JBP] Y él cita ahí del hermano Branham):

142. Y noten ustedes: Cuando este Espíritu Santo que tenemos llegue a encarnarse ([JBP] y dice nuestro hermano William) (ahora, va a encarnarse nuevamente; estaba encarnado en Jesús, va a encarnarse nuevamente), el que está en nuestro medio ahora mismo en la forma del Espíritu Santo, cuando Él llegue a ser encarnado en la Persona de Jesucristo, entonces nosotros le coronaremos como ‘Rey de Reyes y Señor de Señores’”.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Hebreos, en el capítulo 12, verso 25… Él allí nos escribe (en esta Escritura que está colocada en un estudio); él dice:

25 Mirad que no desechéis al que habla ([JBP] y escribe allí): [WSS] «E.S.» ([JBP] o sea, Espíritu Santo). Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra ([JBP] o sea, ‘el que nos amonestaba’ es el Espíritu Santo), mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos.

26 La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo.

[JBP] Y sigue diciendo aquí nuestro hermano William…

¿Quién es el que está…?, o sea, ¿quién allí dice que es el que amonesta?, y ¿quién es el que habla? Ahí el hermano William coloca: [WSS] «E.S»; o sea, es el Espíritu Santo el que estaría en este tiempo final hablándole no tan solo a la Iglesia, sino también al mundo.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en este mensaje [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] No solamente Israel va a tener el júbilo del Rey, el grito del Rey, el hosanna, sino la Iglesia del Señor Jesucristo también, en el tiempo final, van a tener esta bendición.

Y ahora, la promesa es que el Espíritu Santo se va a encarnar. Página 146 dice [Los Sellos]:

[192]. Y al mismo tiempo que el diablo cae del Cielo y se encarna en un hombre, el Espíritu Santo sube y viene encarnado en un hombre”.

([JBP] O sea, viene subiendo de edad en edad; y sube a la cúspide, y ahí viene encarnado en un hombre. Dice nuestro hermano William):

Está hablando de un hombre que va a ser el instrumento del Espíritu Santo, de Cristo en Espíritu Santo en medio de Su pueblo, Su Iglesia, y luego en medio del pueblo hebreo. En la página 352 nos dice el penúltimo párrafo [Los Sellos]:

[107]. Y sucederá que al tiempo cuando el anticristo venga en su plenitud, Dios también vendrá en Su plenitud para redimirnos…”.

[JBP] Y si ustedes buscan, en el libro de Los Sellos, él allí arriba escribe: [WSS] «para transformarnos»2.

[JBP] Y ahí dice nuestro hermano William:

[WSS] “… (o sea, para transformar a los vivos en Cristo y a los muertos resucitarlos en cuerpos glorificados). Siempre corren paralelos. Caín y Abel, el cuervo y la paloma en el arca, Judas y Jesús”.

Y el Judas será el anticristo. Y Jesús, Cristo, estará en Espíritu velado y revelado en el Día Postrero, operando el Espíritu Santo los ministerios de Elías, de Moisés y de Jesús. Tan sencillo como eso es lo que va a estar sucediendo en este tiempo final.

Y Cristo será el que estará obrando en este tiempo final, pero tendrá —como siempre lo ha tenido— un instrumento para obrar por medio de él. Y en el último instrumento que tenga, el último mensajero, Él va a manifestarse en toda Su plenitud cuando termine Su Obra de Intercesión en el Cielo, salga del Trono de Intercesión, tome el Título de Propiedad, lo abra en el Cielo, lo traiga a la Tierra, y se lo entregue a un hombre…

[JBP] Es como cuando en algunas ocasiones él decía que él le había pedido a Dios, o había orado a Dios, y le había preguntado si venía alguien después de él; y él dice que no iba a venir más nadie. Recuerden que él estaba hablando en ese campo espiritual, en donde él le estaba dando a conocer a la Iglesia-Novia todo lo que sucedería en la Edad de la Piedra Angular.

Así como el hermano Branham abrió seis Sellos; y estuvo mostrándole a la Iglesia todo lo que ocurrió en las edades en los primeros tres Sellos. El Cuarto Sello, dijo que es un Sello predicho. El Quinto Sello, se cumplió parte del Quinto Sello, y hay otra parte que se va a cumplir más adelante. Y el Sexto Sello, que son los ministerios de Moisés y Elías, operando el Espíritu Santo esos ministerios en el Día Postrero; y así estaría, esos ministerios, operándolos Dios al final de la Dispensación de la Gracia y comienzo de la Dispensación del Reino en medio de la Iglesia.

Y luego, en medio de la Iglesia es que el pueblo hebreo los verá, y ahí dirá: “¡Esto es lo que nosotros estamos esperando!”; y ahí se tornará Dios al pueblo hebreo, en donde llamará 144.000 hebreos: los sellará. Y todo eso ocurre, como dice nuestro hermano Branham en el libro de Los Sellos, en la página 359: [WMB] “Eso ocurre justo antes de comenzar la gran tribulación”.

Y el Séptimo Sello, que no le fue revelado; porque eso era la Venida del Señor, eso era la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles. Lo que es el Séptimo Sello y el Sexto Sello, eso quedó en secreto; aunque del Sexto Sello él habló y dijo lo que era; pero del Séptimo Sello, ahí no dijo nada, él se quedó callado; y el Ángel le dijo (en varias ocasiones): [WMB] “De esto no dirás nada a nadie”3.

Y así como él estuvo mostrándole a la Iglesia (o sea, nuestro precioso hermano William Soto Santiago), trayéndonos todo ese Mensaje del Evangelio del Reino, todo el Mensaje que prepara a la Iglesia-Novia para ser transformada y raptada; todo lo que estaba él trayéndole a Su Iglesia mientras estuvo en este planeta Tierra en su cuerpo terrenal, ese poderoso Arcángel: estuvo mostrando y dando a conocer todo lo que sucedió en tiempos pasados, en el presente y en el futuro; o sea, era un recorrido completo desde el Génesis hasta la eternidad.

Pero había cosas que él estaba representando allí en el campo espiritual. Recuerden que ese es un profeta de la sexta dimensión, y estaba en esa etapa en donde Él cumple Su Segunda Venida a la Iglesia-Novia del Señor; y en esas fases del Séptimo Sello hubo unas que él guardó en secreto para que no hubiese imitación.

Y él, cuando nos estuvo mostrando todo lo que sería la Edad de la Piedra Angular, nos llegó a decir, en cierto momento, que estábamos ya ahí en la Edad de la Piedra Angular (potencialmente). Y más adelante nos dijo: [WSS] “Todavía la Dispensación de la Gracia no ha terminado”; y algunas veces también decía, que [WSS] “hasta que ocurra la resurrección y transformación, ahí es que la Dispensación de la Gracia se cerraría”4.

Pero todo eso tenía un tiempo de entrelace. Y el mundo estaría en una condición en que no se iba a percatar, no se iba a dar cuenta, de que ya Dios había llamado y juntado a los escogidos del tiempo final, de la Edad de Piedra Angular, y ya Él no estaría en el Trono de Intercesión, y ya estaría como Juez; y el mundo seguiría igual: seguirían predicando, seguirían llevando el Mensaje; y no se darían cuenta que ya no habría oportunidad para las personas recibir a Cristo y nacer de nuevo.

Y cuando él estuvo aquí en la Tierra, mostrando todo lo que sería esa Edad de Piedra Angular, y nos dijo que de un momento a otro esa puerta de la Dispensación de la Gracia se cerraría: él ahí estaba mostrando que todavía, en realidad —o sea, en tiempo presente allí—, todavía no estábamos en la Edad de la Piedra Angular.

Ahí estaría cumpliéndose plenamente: cuando Él salió del Trono de Intercesión, toma el Título de Propiedad y lo entrega a un hombre, ahí se cumple plenamente ya esa etapa en donde se cierra la Dispensación de la Gracia, y se coloca al pueblo de Dios en la Edad de la Piedra Angular, en la Dispensación del Reino, la cual estaría manifestándose en esas siete etapas consecutivas, que son los Siete Truenos sonando consecutivamente por un mensajero; lo cual él, cuando estuvo aquí en la Tierra, estuvo hablando y representando todo eso que estaría ocurriendo en la Edad de la Piedra Angular.

Recuerden que la Segunda Venida del Señor tiene diferentes etapas y diferentes fases; y usted tiene que verlo de todas esas fases y todas esas etapas para poder comprender la Segunda Venida del Señor; la cual, en el cumplimiento de ese Ángel que era diferente a los demás, cuando comenzó ese ministerio en el 63 —que vimos que fue cumplido allí el comienzo (vamos a decir) de ese ministerio—, lo cual duró unos 56 años el cumplimiento de la Venida del Hijo del Hombre, de la Venida del Señor, lo cual fue con Sus Ángeles.

Y de esa Venida, una etapa y una fase se cumplió; pero quedaba una fase, una etapa, que se iba a cumplir en ese cumplimiento ya de la Dispensación del Reino, en donde se estaría proclamando y predicando que ya el tiempo de la Dispensación de la Gracia terminó, y que estaríamos o que estamos en la Dispensación del Reino.

Usted nunca escuchó a nuestro hermano William hablar y decir: [WSS] “Ya la Dispensación de la Gracia terminó”; porque eso le correspondía al otro mensajero que estaría cumpliendo esa segunda fase o esa otra etapa, en donde estarían los ministerios de los Ángeles: los ministerios de Moisés y de Elías.

Y todo se estaría hablando desde una Gran Carpa Catedral. Y desde ese lugar se estaría proclamando el día de venganza del Dios nuestro, se estaría dando a conocer los juicios divinos que estarían cayendo en este planeta Tierra durante la gran tribulación; y estaría Dios cumpliendo plenamente la Segunda Venida del Señor, la Segunda Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles. Se estaría hablando abiertamente; y no se estaría hablando cosas, como decimos: “Esto lo dejo quieto para no abrirlo abiertamente para que no haya imitaciones”, sino que se estaría hablando abiertamente; aun conociendo que cuando ya se vaya hablando las cosas van a surgir imitadores.

Cuando él estuvo predicando el Evangelio del Reino mientras estuvo en este planeta Tierra, y estuvo llamando y juntando a Sus escogidos de toda la América Latina y el Caribe, y los estuvo recogiendo; luego es que aparecen esos Ángeles haciendo la Cosecha. O sea, de todo eso que se recogió, estaría en este tiempo final esos Ángeles segadores sacando ese remanente para prepararlos para el rapto.

Miren lo que sigue diciendo aquí nuestro hermano William [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] … a través de ese hombre se va a manifestar en toda Su plenitud cuando se complete la Iglesia del Señor Jesucristo.

Por eso es que lo que vimos en parte (mostrado temporeramente) en el reverendo William Branham, esa Tercera Etapa que vimos, de la Palabra siendo hablada y las cosas viniendo a creación, será manifestado en toda Su plenitud…

[Rev. José B. Pérez] Recuerden que ese Ángel es un Ángel, un Arcángel-Profeta, el que nos trajo (y voy a abrir este paréntesis), el que nos trajo toda esa revelación del Libro de la Verdad; porque es el que tiene acceso al Libro de la Verdad. Y Él es el que nos trajo la noticia de todo lo que sería el cumplimiento de Edad de Piedra Angular, en donde se cumpliría esa etapa final del cumplimiento de la Segunda Venida del Señor, en donde se estaría abriendo esa segunda parte de la semana número setenta de la profecía de Daniel. Lo cual ocurrió allá, en el tiempo cuando ese Arcángel se le apareció a María, y le estuvo diciendo a ella todo lo que estaría ocurriendo y todo lo que sería en esa etapa de los primeros tres años y medio de la semana número setenta de la profecía de Daniel.

Y luego, fíjense algo allí, que Él le habló todo eso a María, se lo habló en el capítulo 1 de San Lucas, y le mostró todo eso; o sea, le estaba predicando allí todo lo que sería ese cumplimiento de la Primera Venida del Señor; pero en el ministerio del cumplimiento pleno de eso que Él le habló a ella, luego Él no estaba allí; o sea, no estaba visible; porque luego María no dice que a cada rato lo veía, sino que luego estaba ya el cumplimiento de lo que Él habló: en Jesús. Y lo estuvo viendo y mirando desde pequeño todo Su nacimiento, toda Su trayectoria, hasta que comenzó el ministerio y cumplió lo que el Arcángel le dijo, lo cual cumplió Jesús de Nazaret.

Y luego, en ese tiempo de adopción, miren allí, los que estaban presentes eran los ministerios de Moisés y Elías; tampoco dice la Escritura que estaba allí el Arcángel Gabriel. Aunque sabemos que los arcángeles y todos los ángeles están, como pasó con Eliseo, que le dijo: “Señor, ábrele los ojos a mi siervo, para que vea que son más los que están con nosotros”5. Pero me refiero físicamente allí, vamos a decir, en carne, no estaba ese Arcángel que le apareció a María.

Y en cada estudio vamos a ir sacando un poquito más de varios lugares donde nos va mostrando toda esa trayectoria de ese Arcángel; porque siempre estaba pendiente de todo; pero (desmenuzando y hablándolo en la parte que es visible aquí) Él no estaba luego que le dijo eso a María; y para el cumplimiento ya Él no estaba.

O sea que hay algo ahí que nos muestra un lapso de tiempo en donde Él se tenía que ir. Lo mismo fue cuando ya llegó el momento en que dijo: [WSS] “Tengo que irme pronto a la Casa de mi Padre celestial, de donde he sido enviado”6.

Vean los diferentes ángulos para que todo le vaya cuadrando, y entienda y comprenda, y coloque en posición correcta quién es ese Arcángel, la función que tuvo en medio de la Iglesia, qué cumplió en medio de la Iglesia, y qué faltó por cumplir de Su Segunda Venida; para que así tengamos el cuadro completo de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles.

Sigue diciendo aquí [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] … pero ese tiempo será un tiempo de apretura también.

Por eso es que el reverendo doctor Miguel Bermúdez Marín, les advierte que tengan todas las cosas al día, porque mientras mejor tengan las cosas, quizás más suave sea la apretura; si no las tienen en orden, les puede ser más difícil la apretura.

[Rev. José B. Pérez] Recuerden que hay un mensaje que lo leímos en el Estudio Bíblico #253, ahí lo pueden buscar en la página 201 y 202, un extracto que sacamos7, dice:

EL ESPÍRITU DE DIOS Y EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 8 de mayo de 2011
Cayey, Puerto Rico

Por lo tanto, cuando vean una apretura moviéndose, y que esté también dirigida en contra de esa Visión de la Carpa, recuerden: está muy cerca esa manifestación plena de Dios, está muy cerca la adopción de los hijos e hijas de Dios.

Por lo tanto, estaremos de parte de lo que Dios ha prometido, trabajando en pro del proyecto que Dios ha prometido llevar a cabo en este tiempo final. No vamos a estar de parte de los que estarán en contra, porque nos colocaríamos en la posición de todos los que se levantaban en contra del Programa de Dios en todos los tiempos.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo acá, en el que estoy leyendo de “EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA…”:

[WSS] Recuerden que mientras más cómoda estén – tenga usted todo arreglado: más cómodamente va a estar. Es como cuando usted tiene un zapato grande, cómodo (o sea, que no queda ajustado); pero el que lo compró muy ajustado, pues la apretura del pie va a ser peor. El que pues lo tiene bien cómodo, holgado el zapato: va a sentir el zapato, pero la apretura no va a ser tan fuerte, no va a estar tan apretado.

En ese tiempo de la apretura es que la plenitud de Cristo, del Espíritu Santo, de Dios, va a estar en la Iglesia del Señor Jesucristo manifestada; y es ese el tiempo del cumplimiento de la Visión de la Carpa; porque es en el cumplimiento de la Visión de la Carpa donde van a estar los grandes milagros, las grandes maravillas; y ha sido dicho que los milagros serán para Moisés y Elías, para los Dos Olivos.

O sea que la Carpa que visitó en visión el reverendo William Branham no era la de él, no era su tabernáculo, no era su carpa; era de otro.

[JBP] Por eso cuando ahorita les dije que él le preguntó muchas veces al Señor si habría de venir otro, y Él le dijo que no, es como cuando Jesús decía: “Los profetas hasta Juan profetizaron”8. Recuerden que él no estaba hablando desde el lugar de la Dispensación del Reino; él estaba hablando desde la Dispensación de la Gracia.

Y todo eso va a seguir siendo abierto, para que comprendan y coloquen en qué posición está cada cosa, para que tengan el cuadro completo.

Pero para la Dispensación del Reino —que es una de las etapas y fases que se estaría cumpliendo plenamente, cuando la Dispensación de la Gracia ha terminado y Él haya salido del Trono de Intercesión (lo cual ya ocurrió)—, eso sería el cumplimiento de otro profeta dispensacional, que estaría introduciéndole al pueblo a la tierra prometida.

Recuerden que Moisés no pudo, y se fue9; pero ese ministerio tenía que quedarse en medio de la Iglesia para introducir al pueblo a la tierra prometida.

No podía ser un simple guía que lo dejamos ahí con dos o tres instrucciones, y él va a guiar al pueblo y los va a llevar, los va a preparar. Todo eso se ha estado abriendo, porque hemos descubierto que no es solamente alguien que tiene instrucciones. Es el Espíritu de Dios en ese hombre, es un espíritu ministerial dispensacional, el que tiene que introducirlos a la tierra prometida del nuevo cuerpo, a la tierra prometida del glorioso Reino Milenial.

Y tiene que ser, por consiguiente, un profeta. “No hará nada el Señor, sin que antes le revele Sus secretos a Sus siervos Sus profetas”10.

Y él decía: [WSS] “No hay otro mensajero, no hay otro Mensaje”11; hasta donde él estaba predicando. Más adelante iba a cumplirse todo lo que Dios tendría que cumplir en medio de la Iglesia con ese que Él estaría usando en el cumplimiento de la Tercera Etapa.

Y todo el tiempo en que esa dispensación estaba abierta, él estaba hablando allí —en esa Dispensación de la Gracia—, estaba mostrándole a Su Iglesia todo lo que sería más adelante: en el cumplimiento pleno de la Dispensación del Reino.

Es colocar las cosas en su sitio. Y en unas ocasiones el hermano Branham decía: [WMB] “No podemos poner una vaca comiendo pasto encima de un árbol”12; no tendría sentido. Hay que verlo todo del punto de vista de la revelación, o sea, del Programa Divino, lo que Dios estaría cumpliendo.

Sigue diciendo [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] O sea que la Carpa que visitó en visión el reverendo William Branham no era la de él, no era su tabernáculo, no era su carpa; era de otro. Cuando él fue ya estaba hecha, estaba funcionando, se estaba predicando, se estaba haciendo llamamiento y estaban ocurriendo milagros. Fue una visita a la cual o en la cual él llegó a una Gran Carpa Catedral.

Pero ahora, si no era del reverendo William Branham, ¿de quién era? Pues de los Dos Olivos, porque son a los que les toca llevar a cabo esas labores en el Programa Divino.

Es como el pueblo hebreo y el trato con el pueblo hebreo: él estuvo allá, pero le fue dicho a él… página 41, “Reconociendo el Día y Su Mensaje”13; para no leerles mucho, dice:

“Dije: ‘Señor, aquí estoy’. Acepté el dinero y compramos los boletos e hicimos una parada en El Cairo. Dije: ‘Sí, Señor, estoy listo’.

El Espíritu Santo me dijo: ‘Este no es tu lugar, este no es tu tiempo. Te has adelantado’”.

Vamos a dejarlo ahí. Es el reverendo William Branham el que dice que el Espíritu Santo le dijo eso. Se estaba adelantando a algo que no era para el tiempo del ministerio que él tenía.

[JBP] Sigue diciendo, un poquito más adelante en este mensaje, dice:

[WSS] (…) … el que recibe EL CETRO DEL REY, ese es el hombre en el cual estará Cristo, el Jinete del caballo blanco, el Ángel Fuerte que desciende del Cielo, cumpliendo todas esas promesas.

Por eso es que también el Espíritu Santo no dio a conocer lo que era el Séptimo Sello, para que no surgieran imitaciones; por eso nos cuidamos lo más posible. Pero hay algunas veces que surgen algunas personas, y ven y salen imitando.

([JBP] O sea, ven cómo más o menos se están haciendo las cosas, y comienzan a hacer lo mismo. Dice nuestro hermano William):

Esos serán como Janes y Jambres (Janes y Jambres): por imitadores, pues van a recibir lo mismo que Janes y Jambres.

[Rev. José B. Pérez] Y miren, él escribe en un estudio, atrás: [WSS] «¿Por qué no será abierto [el 7mo Sello] al público hasta la Tercera Etapa, en el cumplimiento de Visión de la Gran Carpa Catedral, para la Fe de Rapto?».

Y él mismo escribe la contestación: [WSS] «Para que no surjan imitaciones, personificaciones, por el diablo».

Quienes hagan eso: son imitadores y personificadores del diablo; o sea, en otras palabras: es el diablo imitando.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] No se puede imitar lo que Dios va a hacer por medio de un mensajero, ni se puede imitar a ese mensajero para tratar de decir: “Yo puedo lograr eso que ese mensajero va a hacer o está haciendo” ([JBP] se ponen a sacar pecho). Eso es tratar de robarle el ministerio, posición y bendición de Dios.

Eso es lo mismo que dijo Aarón y Miriam: “¿No ha hablado Dios también por nosotros? ¿Solamente ha hablado por Moisés?”, y lepra le vino a Miriam o María, y después estaba muy asustado Aarón14. Y eran sus hermanos (!).

Y si ni a sus hermanos les fue permitido decir así y actuar para tratar de ocupar el lugar de Moisés, mucho menos a uno que no es ni familia.

[JBP] Y muchas veces ven el juicio divino cayendo en medio de ellos, y aun en ellos, y no se dan cuenta que es el juicio divino por estar tratando de imitar el Programa Divino, y tratar de colocarse en la posición del mensajero que Dios tiene en ese tiempo. Sigue diciendo:

[WSS] Imitar a Moisés era muerte.

Imitar a un mensajero para tratar de tomar el lugar de ese mensajero, a través de la historia bíblica siempre ha sido muerte.

[Rev. José B. Pérez] Miren aquí, en el mensaje “¿POR QUÉ TUVIERON QUE SER PASTORES?”15, dice el reverendo William Branham:

141 Ahora, y yendo… él estaba yendo a cambiar la naturaleza para hacer que funcionara para ellos. Observe la vara, observe la serpiente, observe el Mar Rojo, y lo demás que hizo. Mire el cayado de aquel pastor preparando el camino para que ellos pasaran. Aquel palo que estaba en las manos del pastor sobrepasó todo pedazo de teología y todas las cosas que los sacerdotes habían dicho; y aquella vara de pastor les guio a través de cuántas cosas imposibles (al hombre). Cuando Faraón trató de pensar que “las cataratas eruptaron allá en las montañas y tiró el agua, e hizo que el agua se tornara en sangre”, entonces Dios hizo llover fuego del cielo. Él hizo llover granizo del cielo, y Él hizo llover piojos sobre la Tierra, y todo lo demás.

142 ¿Qué fue lo que Él hizo? Por medio de aquella vara del pastor, no un libro de texto, no una idea de un teólogo, ¡sino la vara de un pastor! Vamos a entrar en ello en un minuto; con la vara de un pastor [WSS] «la Vara = la Palabra» Él lo hizo. No un libro de oraciones denominacionales, sino la vara de un pastor. La vara de un pastor guiando sus ovejas, quitando todo obstáculo mientras iban hacia la Palabra prometida en la tierra. ¡Qué cosa tan preciosa es esa hoy día, de la Vara del Pastor hoy, guiando Sus ovejas a la tierra prometida! [WSS] «la tierra prometida»; pasando por alto toda teología y todas las demás cosas de este mundo, y las cosas del mundo, y las denominaciones, todo; abriendo paso, y probando Su Palabra ser la Verdad; la Vara del Pastor yendo hacia adelante.

143 Y note, esa misma vara del pastor que estaba guiando a las ovejas… ¿Cree usted eso? Él ciertamente guio a las ovejas, él las sacó fuera de Egipto con aquella vara en su mano. Podemos decir mucho más acerca de eso. Pero para enfatizar, ¡él guio a las ovejas y envió juicio sobre quien lo rechazó! La misma vara que fue bendición para uno se hizo una maldición para los otros. Las mismas aguas, de la predicación de Noé, que lo salvaron a él, condenaron al mundo. La misma vara que guio a Israel a la tierra prometida, condenó a aquellos quienes rechazaron seguir al profeta-pastor. Eso es correcto, llegó a ser una vara de juicio.

La naturaleza, note cómo Dios habla en Su naturaleza. Si tan solo tuviéramos el tiempo. Yo escribí una nota aquí: Dios hablando en Su naturaleza. No tenemos el tiempo de probarlo.

144 Pero probarlo después por la serpiente de bronce sobre la vara del pastor (sobre el cual él envolvió a esta culebra, en el desierto), esto habla acerca de la expiación verdadera que venía para la enfermedad y el pecado.

145 Aquella misma vara se había convertido en una serpiente ante Faraón, y el mismo Faraón trató de imitar eso con sus magos. Y así hacen los modernos faraones de hoy, y creyentes manufacturados (imitadores carnales del Mensaje), tratan de imitar la misma cosa sin saber de dónde es que viene ([JBP] y escribe): [WSS] «los imitadores»; y lo tiran adentro de alguna cosa denominacional, cuando está tan libre de eso como lo es el aire de ser enjaulado. ¡Es verdad! Pero tratan de imitar, de hacer una imitación [WSS] «imitadores».

146 Pero note, esta misma vara de pastor se comió a las otras culebras. ¿En dónde estaban aquellas culebras? Eran varas sobre el piso, y una sola vara fue levantada. “Los cielos y la Tierra, pasarán”, dijo Jesús, “pero Mis Palabras no pasarán”. Hablaba acerca de la Expiación verdadera que habría de venir por el pecado.

[JBP] Y él escribe allí:

[WSS] «La vara de Moisés = Cristo, la Palabra, y se come las otras».

«Las varas de los magos = la teología humana, la palabra de hombre, las cuales dejaron de existir, y solo la Palabra de Dios permanecerá».

Sigue diciendo (estoy en la página 32) [PÁG. 27]:

147 También, el futuro de Israel, ofreció… y allí en donde yo hablé de Israel, ahora en el futuro… Allí fue ofrecida liberación de la servidumbre de muerte por un profeta-pastor. Ellos fueron sacados fuera de servidumbre por un profeta-pastor con una vara. ¿Ven? Hablaba acerca del futuro Libertador de Israel, de muerte e infierno, por un Pastor-Profeta del cual hablaremos.

[JBP] Que ahí es que, más adelante, él habla de ese Pastor-Profeta, que escribe: [WSS] «Moisés y Elías, el Pastor-Profeta». De ahí lo leímos hace unos estudios atrás16.

[Rev. José B. Pérez] Y miren lo que dice también aquí, en el mensaje “TRATANDO HACER UN SERVICIO A DIOS FUERA DE SU VOLUNTAD”17, en la página 24 dice:

96 ¿Para qué digo estas cosas? Para poder darles a ustedes una idea de las cosas que estamos tratando de decir, que Dios está identificando tanto en los cielos como en la Tierra que estas visiones y discernimientos son correctas. Nosotros tenemos muchas imitaciones, las tenemos siempre. Pero recuerde, antes que pueda existir un dólar falso, tiene primero que haber un dólar genuino; primero tiene que haber un dólar genuino, y luego los demás se hacen de ese. Como tuvimos un Moisés genuino y un Aarón genuino, luego tuvimos un Jambres y un Janes después de ellos. ¿Ven ustedes cómo viene todo? Ellos lo ven y entonces tratan de imitar eso, cuando hay ciertamente un original. Eso es correcto. No digo esto para lastimar o para degradar, o poner algo fuera de lugar, sino porque es la Verdad…

[Rev. José B. Pérez] Vean, ellos lo ven y entonces tratan de imitar; o sea, ven cómo se está llevando a cabo el cumplimiento de la Visión de la Carpa (eso estamos hablando ahora en tiempo presente), y ven cómo se está haciendo, y enseguida se levantan: “Yo también voy a hacer eso”, y se ponen a preparar todo, y tratando de hacer lo mismo; porque ya se está abriendo públicamente lo que sería ese misterio, lo cual él en los mensajes pasados nunca habló cómo sería.

Imagínense, si él se pusiese a hablar en los mensajes anteriores que iba a venir otro, y que en el cumplimiento de la Visión de la Carpa iba a estar ocurriendo esto y esto y esto, iba a estar dando la Fe de Rapto de esta y de esta y de esta manera, cuántos se hubiesen levantado —aun estando nuestro hermano William acá— diciendo: “Pero si yo soy mejor locutor que él. Yo creo que yo soy ese que él está hablando. Yo puedo conseguir mejores estudios bíblicos y yo puedo preparar el pueblo; y yo también puedo hacer eso”; y el pueblo desviaría la atención del Ángel del Señor Jesucristo y la pondría (la atención) a otros ministros, y traería confusión; que eso es lo que causa los imitadores: lo que causa es confusión con el pueblo.

Y Dios, eso lo dejó tan y tan reservado que no dijo nada. Muchas veces decía: [WSS] “No viene otro después”; y: [WSS] “De esto no voy a hablar nada”, y no hablaba nada de la Tercera Etapa; y cuántas veces nos decía: [WSS] “Para que no haya imitación”18.

Y vean cómo ahí dice el hermano Branham, que cuando logran ver ¿qué hacen? Imitar. Pero ya se sabe que cuando viene alguien imitando tiene que haber algo real, algo verdadero. Y Dios no va a vindicar eso. Más bien le va a pasar como a Aarón y a Miriam: el juicio divino les va a caer, si es que siguen insistiendo y tratando de desviar al pueblo hacia – y quitarle la atención al pueblo hacia la atención que deben tener: lo cual es el cumplimiento de lo que fue ya profetizado que sería la Visión de la Carpa. ¿Cómo Dios lo iba a cumplir? Eso es asunto de Dios cumplirlo; y el pueblo: creer en lo que Dios estaría cumpliendo, lo que daría la Fe de Rapto.

No podía y no puede ningún ministro decir: “Eso yo no lo veo así, no puede ser. Yo le he orado a Dios y no, no me ha mostrado que es así”. Pues entonces usted no verá el cumplimiento de la Tercera Etapa.

Como a varios él les dijo: [WSS] “Tienes que orar mucho para que Dios te permita ver la Tercera Etapa, porque no la vas a ver”; así él le dijo a varios. En vez de ponerse a orar y pedirle a Dios por eso, le piden a Dios y oran a Dios para buscar, de todas formas, en todos los lugares del Mensaje, para tratar de atacar aquello de lo cual Dios está cumpliendo, que no fue hablado y no fue escrito; porque de la Tercera Etapa, de la parte final, no hay nada escrito; [WMB] “no hay nada en qué basarse”, dice el hermano Branham19.

Por eso él decía: [WMB] “No escribas eso, déjalo pasar; yo lo revelaré el día en que tengan necesidad de saberlo”20. Por eso es que nadie podía encontrar cómo sería el cumplimiento de la Tercera Etapa; porque si fuera así, un montón se levantaría haciendo lo mismo; pero de eso no habría imitación.

Eso…, vamos a buscarlo un momentito, porque eso lo habló el reverendo William Branham en el libro de Los Sellos (yo lo estuve leyendo en estos días)… míralo aquí en la página 386, dice:

15. No se esfuerce por ser un pájaro raro para ser un cristiano, porque en eso usted se aleja de Dios. Si ustedes pudieran entenderlo, esto es la Tercera Etapa. Han debido captarlo el otro día. Recuerden: No habrá imitación de esto, como fue con las otras dos etapas. Solamente hasta allí deben saber.

[JBP] Vean, no habrá imitación de eso; y aquel que trate de imitarlo: es muerte, es muerte segura. El tratar de imitar a Moisés era muerte.

Miren aquí, vamos a ver acá…, en este otro libro él escribe: [WSS] «3ra Etapa»; o sea, en ese párrafo que leímos de la 386, él escribe: [WSS] «3ra Etapa».

[Rev. José B. Pérez] Y en la 391 dice [Los Sellos]:

43. Pero esas cosas no se pueden hablar. Lo mejor es dejarlo en paz. ¿Recuerdan lo que me dijo el Señor en cuanto a la Tercera Etapa? ([JBP] Él escribió): [WSS] «Visión Carpa — 3ra Etapa». Dijo: “No lo digas a nadie”. Ustedes se acuerdan de la visión, donde estaba tratando de introducir una cuerda gruesa a un zapato de niño. Entonces fue cuando Él me dijo: “No puedes enseñarle cosas sobrenaturales a niñitos pentecostales”. Y les dije que eso sería la Tercera Etapa; y no será conocido, por la gracia de Dios.

[JBP] Vean, no sería dado a conocer, como la Primera y la Segunda Etapa, en la cual hubo imitación.

[Rev. José B. Pérez] Y miren acá, en este otro libro, de la 391 de este libro de Los Sellos, sigue diciendo ahí donde me quedé, dice:

[43]. … por la gracia de Dios.

44. Ahora estamos en el tiempo del fin, y no queda mucho tiempo cuando el Trono de la Misericordia será el Trono del Juicio.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Trono de Juicio».

Y escribe: [WSS] «La 3ra Etapa / La Carpa».

[Rev. José B. Pérez] Hay una parte aquí donde nos dice, en el mensaje: “DEJANDO ESCAPAR LA PRESIÓN”21 (vamos a ver si es aquí), en la página 16, miren lo que dice aquí el hermano Branham, dice:

86 Como ustedes sabrán, el otro día yo tuve una experiencia de eso. Y les agradezco sus oraciones. Como yo cazo y pesco, y tiro al blanco y esas cosas, yo siempre he querido un rifle Weatherby mágnum. Bueno, uno de mis amigos me lo hubiera comprado. Si yo se lo hubiera mencionado, ellos gustosamente lo hubieran hecho. Francamente, dos o tres querían hacerlo. Pero yo no podría verlos poniendo tanto dinero en un rifle, cuando yo conozco misioneros que no llevan zapatos en sus pies; yo no puedo hacer eso. Y el hermano Wilson le dio a Billy Paul un pequeño Roberts .257. Y un hermano, amigo mío, me dijo: “Hermano Branham, la Weatherby, puede adaptar ese rifle ([JBP] o sea, adaptarlo a ese que le habían dado a Billy Paul), yo puedo lograr hacerlo por un precio barato, si usted me lo permite”. Bueno, yo le permití hacerlo ([JBP] o sea, fabricar ese rifle con otro rifle que le dieron más barato; pues, prepararlo para convertirlo en ese que era caro).

87 Fui, y coloqué un proyectil en el rifle y fui a dispararlo, y se me explotó en las manos ([JBP] o sea, ese que le prepararon ‘hecho acá’ como decimos). Y el cañón fue a caer como a cincuenta yardas de distancia, y el proyectil salió hacia atrás. Y de milagro no me cortó en dos. Había como cinco o seis toneladas de presión muy cerca de mí.

88 Uno de los médicos dijo: “Lo único que yo sé es que el Señor estaba allí para proteger a Su siervo”.

89 Ahora, aquí es donde viene lo que estoy pensando: ¡Si aquello hubiera sido un mágnum Weatherby para comenzar…! ¿Qué sucedió? Había un defecto en el rifle. La cavidad principal (headpiece) fue hecha muy holgada. Eso es lo que sucede con muchos de nosotros en nuestra conversión: nuestra cavidad es hecha muy holgada.

90 Y ahora, si aquello hubiera sido un Weatherby desde el mero comienzo ([JBP] o sea, sin ser alterado ni nada) (desde el mero acero que fue usado para hacer el cañón), hubiera sido calibrado y hecho un mágnum Weatherby ([JBP] o sea, algo original, de seguro no hubiese pasado eso. Y dice), no hubiera explotado. Pero porque se trató de convertir en algo que realmente no era, entonces explotó.

Y así es con todo hombre que profesa ser cristiano y que no tiene el comienzo correcto del nuevo nacimiento, explotará en algún lugar; hay demasiada presión sobre ello, no la soportará. Se encontrará reventando en algún lugar.

91 Gente tratando de decirle a usted, tratando de personificar el ministerio de alguna otra persona, sin haber sido llamados para ello, finalmente explotará. Usted tiene que haber sido ordenado por Dios.

[JBP] Miren dónde se meten los que tratan de personificar un ministerio. Pero miren lo que él escribe aquí al lado – él dibuja una Estrella de David, y escribe: [WSS] «Los imitadores explotarán, los que tratan de ser Apocalipsis 10 y Apocalipsis 11».

Los que se pongan a imitar esos ministerios que Dios tiene en medio de la Iglesia, en el cumplimiento de la Tercera Etapa, en el cumplimiento de la Enseñanza bajo Carpa: ¡explotarán!

O sea, no se puede imitar esos ministerios. Ya se les está diciendo lo que va a ocurrir con ellos; así que mejor ni lo intenten.

[“DEJANDO ESCAPAR LA PRESIÓN”]

[91] Tiene que ser Dios. No un estrechar de manos, no algún cuento sentimental; sino que viene sobre la base de la Sangre derramada por Cristo, y sobre su fe en lo que Dios hizo por usted a través de Jesucristo; si no es así, usted va a explotar en algún lugar. Alguien se le parará sobre los dedos de los pies y usted se irá fuera. ¿Ven? Vea, es una presión formándose todo el tiempo, y pronto explotará.

[JBP] No va a aguantar la presión, no va a aguantar el tratar de imitar a Apocalipsis 10 ni Apocalipsis 11. Eso le corresponde a Aquel que está ya predestinado para cumplir esa promesa.

[Rev. José B. Pérez] Miren lo que dice en el libro de Citas, en el párrafo 1120…, esto es de la página 126. Dice:

1120 – “Como les estaba diciendo esta mañana, nadie se atrevía a seguir a Moisés allí adentro. Dios nunca trató con dos. Él siempre trata con uno. Nadie se atrevía a imitar a Moisés. Era cosa de muerte, muerte natural, el tratar de imitarlo, de entrar en esa Columna de Fuego con él. Así que no toda la gente está hecha… Ustedes no nacen de esa manera, de entrar en lo sobrenatural”.

[JBP] Y el entrar a lo sobrenatural fue cumplido en ese momento en donde estuve con él en el hospital: nadie más entró en lo sobrenatural. O sea que no traten de imitar esos ministerios.

1120 – “Pero Dios colocó algunos en la Tierra para representarlo a Él, como un embajador de Él. Y ese embajador es ordenado por Dios para entrar en lo gran y desconocido sobrenatural y discernir, y traer a luz cosas que la mente natural no puede percibir. Trae a luz el misterio de Dios, predice cosas que son, y cosas que han sido, y cosas que serán. ¿Qué es? Dios, Dios detrás de pieles, piel humana”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Personificar a Moisés era muerte».

Y abajo escribe, al ladito allí de [WMB] “Columna de Fuego”, al lado izquierdo, escribe: [WSS] «Pilar de Fuego».

Y abajo escribe: [WSS] «Dios en carne».

«Un embajador de Dios = un profeta».

[Rev. José B. Pérez] En la página 152, párrafo 1361, dice [Citas]:

1361 – “Pero noten, ellos personificaron después de que la verdadera Palabra había sido ungida por el verdadero que Dios había enviado; siguieron secundariamente. Me pregunto si podríamos pensar por un minuto. Tomaba a la gente por la mano hace poco, hace cerca de veinte años, y una señal se mostró. Surgieron señales por dondequiera. Uno lo tiene en su mano derecha; uno lo tiene en su mano izquierda y el otro lo huele. ¿Ven? Todos tipos de… Y me pregunto… Dios no me dejará decirles a ustedes en esta hora lo que fue en realidad la verdad, pero un día ustedes lo van a descubrir. Eso fue solo para ser manifiesta la insensatez de ellos. Eso no me fue correcto desde el principio. Yo les diré un día, si el Señor permite”.

[JBP] Vean, todo eso, mira lo que dice allí: que [WMB] “es para hacer manifiesta la insensatez de ellos”. Y él escribe arriba del párrafo 1361: [WSS] «La Palabra ungida. La señal en la mano. Las personificaciones».

[Rev. José B. Pérez] En este mensaje también nos habla algo, en el mensaje “NOMBRES BLASFEMOS”22. Vamos a ver aquí… en la página 20 dice:

135 Ahora, usted dice: “Hermano Branham, ¿nosotros – debemos nosotros hablar en lenguas?”. Absolutamente, ese es un don de Dios. Pero esos dones de Dios sin estas virtudes en ellos son un tropezadero para el incrédulo. No es aceptado por Dios.

136 Eso tiene que ser primero. Y cuando usted tiene fe, virtud, ciencia, templanza, paciencia, piedad y amor fraternal, entonces el Espíritu Santo baja y lo sella a usted como una unidad, de la misma forma en que Él selló las edades de la Iglesia como una unidad.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Dios hace la Novia de la misma forma que hace al individuo».

[136] La forma en que Él hace Su Novia es la forma en que Él hace al individuo: hechos del mismo material, tal como Eva fue hecha de Adán, de una costilla del lado de Adán. Aquí están las cosas que usted tiene que tener primero. Usted no puede personificarlas; usted no puede imitarlas; tienen que ser enviadas de Dios y nacidas de Dios. Imitar solo crea confusión.

[JBP] Vean, lo que ahorita hablamos, de que imitar… Y miren lo que él escribe allí, escribe: [WSS] «La imitación solo causa confusión».

O sea que estará confundiendo todo el pueblo y tratando de desviar la atención hacia donde tiene que el pueblo mirar. Como en una parte él dice: [WMB] “Ni entran, ni dejan que entren también”23; o sea, ni comen ni dejan comer; en vez de enfocarlos todos hacia las promesas y hacia el cumplimiento de lo que ya por años se nos ha dicho que iba a estar ocurriendo en una Gran Carpa Catedral.

Que no se está cumpliendo como usted lo ha pensado y pensó: ¡eso no es asunto suyo! El asunto de usted es creerlo, aceptarlo aunque no lo entienda de momento, y decirle al pueblo: “Miren hacia allá, miren hacia la Vara, miren hacia la Palabra, miren hacia al Arca, que hacia ahí es donde nos apuntó ese poderoso Arcángel que estuvo con nosotros”.

“Hágase conmigo conforme a Tu Palabra”24, dijo María. Así tiene que hacer la Novia, tiene que hablar la Iglesia-Novia, la María espiritual.

Y decirle al pueblo: “Así es; eso es lo que tienen que mirar”. No tratar de usurpar la posición de esos ministerios, porque ya ustedes pueden ver lo que hemos leído, que es: muerte.

Sigue diciendo aquí, en donde nos quedamos, del mensaje que estamos leyendo de nuestro hermano William “EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”… Hemos visto (el domingo creo que fue)25, que leímos… recuerden que allí leímos que en la parte de arriba, en el capítulo 10, él nos escribió allí: [WSS] «el cetro = la Palabra — el Título de Propiedad».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en ese mensaje, dice [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY (Y EL CETRO)”]:

[WSS] Y si ni a sus hermanos les fue permitido decir así y actuar para tratar de ocupar el lugar de Moisés, mucho menos a uno que no es ni familia. Imitar a Moisés era muerte.

Imitar a un mensajero para tratar de tomar el lugar de ese mensajero, a través de la historia bíblica siempre ha sido muerte.

Y aun, miren a Giezi, que pidió dinero, plata y vestidos en nombre de Eliseo al general Naamán26. Los que sin autorización hacen así, son los Giezis del tiempo presente. Era para él, lo guardó, ¿ven?

[JBP] Vean que en este tiempo hay algunos que dicen: “Yo creo esa etapa”, y: “Vamos a colocar todo aquí, para que vean ustedes…”: para que el pueblo no se les vaya. Esos son los Giezis; porque ellos hacen eso, y algunos…, no estoy diciendo “todos”, estoy hablando de “algunos” que hacen eso para que el pueblo no se les vaya; pero ellos no están creyendo nada. Sigue diciendo nuestro hermano William:

[WSS] O sea que hay que tener mucho cuidado en la forma en que trabajamos en la Obra del Señor, y recordar que Eliseo sabía lo que estaba haciendo Giezi, por medio del Espíritu.

Así que no crean que Giezi actuaba y Eliseo no sabía. Si solamente… porque rodean a Eliseo los ejércitos sirios para llevárselo cautivo, secuestrarlo y llevárselo al rey para decir: “Este es el hombre que cuando tú, rey, te reúnes con tus oficiales, tus príncipes y hablas algo, ya él lo sabe allá; no importa a la distancia que él esté, ya él sabe; él está viendo todo como si tuviera un televisor ahí, si tuviera cámaras de vigilancia allá, con una cámara instalada acá; y luego se lo dice al rey: Mira, están planeando tal y tal cosa”27.

El anticristo se cree que todo lo que haga en secreto no va a ser sabido. La Escritura dice28: “No juzguéis nada antes de tiempo”. (¿Hasta qué tiempo, Miguel?). [Hno. Miguel: Dice que es hasta la Venida del Señor] ([JBP] Y dice nuestro hermano William). En donde Él dará a conocer lo oculto de las tinieblas…

[JBP] Vean cómo se estará dando a conocer lo oculto. Y todo eso lo hace la Palabra, la misma Palabra se encarga, en la Venida del Señor; y la misma Palabra hace que todos obren, se expresen, piensen, hablen, actúen de la manera que son, de la simiente que son. Sigue diciendo:

[WSS] … y por consiguiente lo oculto del reino de las tinieblas. Todo eso va a salir a la luz.

Bueno, todo eso lo va a hacer EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA, EL CABALLO Y LA CORONA DEL REY; a través de ese hombre, Cristo lo va a llevar a cabo; porque será Cristo en Espíritu Santo, el Espíritu Santo a través del instrumento que Él tenga, obrando todas esas cosas. Y Dios lo cuidará. Y cuando llega el tiempo de que tenga que partir, pues será en el tiempo destinado por Dios; pero será por tres días y medio, unas vacaciones o un paseíto al Paraíso.

[Rev. José B. Pérez] ¿Cómo va a ser posible que vayan a pensar que se va a cumplir todo el cumplimiento de la Tercera Etapa (lo que falta por cumplir), toda esa visión que vio la hermana, de esos ministerios de Moisés y Elías en lo cual ella vio esa visión que serán matados29…; y cómo va a Dios cumplirlo en alguien que se fue? ¿Y cómo van a decir que va a venir a cumplirlo?

—“No, porque va a venir adoptado a cumplirlo”.

No haría falta que Dios lo cuidara; porque una persona que es adoptada ¿para qué lo va a cuidar Dios?

Eso lo podrá decir esos ministerios; podrán decir: “Nadie me quita la vida, yo la pongo”. Por eso cuando Jesús dijo allí30: “Hagan lo que tengan que hacer”, era el tiempo designado por Dios para que hicieran lo que iban a hacer. Nadie le podía quitar la vida antes de tiempo.

Igual tampoco nadie le podrá quitar la vida a ese instrumento. Pero Dios lo cuidará, Dios estará con él hasta el final, y lo cuidará.

Tiene que ser un hombre de carne y hueso. No puede ser alguien que venga y resucite y cumpla todo, y predique y hable ahí en un púlpito, y…; eso no es así.

Y cada vez se habla más claro para que entiendan, para que comprendan; pero sabemos que solamente los entendidos, los escogidos, los que van a obtener la Fe de Rapto, van a comprender, van a entender, van a recibir, van a creer todo lo que Dios estará haciendo.

Por más que uno les muestre, por más que uno les diga; el que es incrédulo seguirá incrédulo; el que es creyente manufacturado le buscará cinco patas al gato para no creer; o sea, le buscará alguna crítica, alguna falta, porque no es para ellos.

Por eso no podemos luchar con las personas que están atacando el cumplimiento de la Visión de la Carpa (¡sin darse cuenta!). Algún día se darán cuenta, como Judas, se dio cuenta de lo que hizo31. Mientras tanto, no estaba dándose cuenta cuando fue a entregarlo; estaba ungido por el diablo. Y así son las personas que están en contra, utilizando hasta el mismo Mensaje para atacar la Obra y ministerio que Dios tiene para este tiempo final.

Pero los escogidos, ellos sí entienden, comprenden, creen, reciben. Y lo que no entienden: “Señor, yo lo creo; aunque no entienda tal y tal cosa, pero la creo; y seguiré agarrado de esa promesa, porque a través de esos ministerios es que Tú me vas a dar la Fe de Rapto”; ¡y siguen adelante! No se detienen, no se estancan; el escogido nunca se estanca.

¡El escogido nació vencedor, es vencedor y seguirá vencedor, y vencerá!, porque para eso hemos nacido; para eso hemos venido, hemos sido llamados, hemos sido juntados: para vencer; porque somos más que vencedores.

Y en esta etapa en la cual estamos ahora: estaremos recibiendo y estamos recibiendo todo lo que Dios ha prometido por medio de Su Palabra. Y vamos día a día creciendo, y esa Fe va aumentando cada día más y más, pero en una velocidad rápida.

En una velocidad tan y tan rápida que, en un momento a otro, en un pestañar, seremos transformados, cuando los veamos a ellos. Será en un abrir…, en un abrir hacia esa dimensión.

En un abrir de ojos estaremos mirando, o sea, de un cuerpo mortal…

¿Por qué en un abrir? Porque estaremos abriendo hacia una dimensión de eternidad; estaremos abriendo nuestros ojos desde estos cuerpos mortales, de estos cuerpos muertos, de estos cuerpos que no pueden vivir eternamente, a (estaríamos abriendo esos ojos, los ojos espirituales) a un cuerpo eterno y glorificado, en donde sí estaremos viviendo por toda la eternidad.

En un abrir de ojos. No será un cerrar luego, sino se quedarán abiertos: se quedará abierto ese cuerpo eterno y glorificado por toda la eternidad.

En cada edad hubo un abrir y cerrar de ojos: en un mensajero se abrió un ojo (vino el mensajero), se cerró (murió), murió su edad, y así sucesivamente.

Pero en este tiempo, con el mensajero que Dios tiene en medio de Su Iglesia, que es en el abrir de esos ojos —“Por mis dos ojos”, dijo Sansón: “Por mis dos ojos, Señor”32—, o sea, por medio de esos Dos Ojos, por los Dos Olivos, estará siendo abierto ¡y no se cerrará!

No se cerrará el Lugar Santísimo, sino que estaremos en el Lugar Santísimo operando, obrando, por el Milenio y la eternidad. Es desde ahí que estaremos gobernando por el Milenio y la eternidad.

No se cerrará esa dispensación del Lugar Santísimo, no se cerrará en cuerpo terrenal, sino que se abrirá ese cuerpo glorificado, se abrirá eternamente ese cuerpo glorificado.

Y todo eso se estará dando a conocer: de cómo esos Ojos estarán recorriendo la Tierra, durante el Milenio y la eternidad.

Por esos Dos Ojos grandes cosas Dios nos tiene para este tiempo; porque esta dispensación —en la cual estamos— es la Dispensación del Reino, en la cual estamos en estos cuerpos mortales; pero se entrelazará hacia el Milenio, hacia todo el Milenio. Es una dispensación que cubre todo el Milenio; y luego, esa que comenzará en la eternidad. Esa es la que va a coronar todas las demás dispensaciones, esa es la octava.

Vean cómo todo Dios va abriéndonos el cuadro, y cómo esta séptima dispensación llega hasta al final del Milenio; y luego esa Eternidad, la cual en el dibujo, él dibujó allí: [WSS] «Dispensación de la Eternidad»33.

Y miren cómo algo que no entendíamos antes, ahora lo comprendemos. Pero cómo la Dispensación del Reino es la que se está entrelazando, la que se entrelazó en este tiempo; y culminó la Dispensación de la Gracia y comenzó la Dispensación del Reino. Y el mundo siguió igual; porque es un entrelace, el cual ocurrió, y el mundo no se dio cuenta.

Por eso cuando el mundo se dé cuenta de que ya no hay Sangre en el Lugar Santísimo, en el Templo espiritual de Cristo, ahí va a decir a los montes y a las peñas: “Escondednos de la ira de Aquel que está sentado en el Trono”34; porque se darán cuenta, por medio de la predicación, que ya Él no está como Cordero, sino que está como León.

Pero eso está siendo dado a conocer primero a la Iglesia del Señor, la cual, para Ella le va a dar la Fe de Rapto. Para los escogidos esa revelación les será de bendición, porque les dará ese cuerpo eterno y glorificado; pero para el mundo será para juicio. Como dijo allí: [WMB] “Para el tiempo de Noé, las mismas aguas que salvaron a Noé fueron las mismas aguas que condenaron y ahogaron al mundo”; le trajo juicio al mundo.

Vean cómo en este tiempo, el mismo que estará hablándole a Su Iglesia el misterio del Séptimo Sello, el misterio de la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, y abriéndoles ese misterio, lo cual les daría la Fe para Rapto, es el mismo que estará predicando eso mismo pero en juicio, para el mundo. Y para las fatuas: para que den su vida en la gran tribulación. Y sellar —antes de comenzar la gran tribulación— a los 144.000 judíos.

Sigue diciendo… vamos a leerlo otra vez, nuevamente [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA…”]:

[WSS] Y Dios lo cuidará. Y cuando llega el tiempo…

[JBP] Hay una parte donde él dice: [WMB] “Nadie podía tocar a Moisés”35. Al igual que nadie podía tocar a ningún profeta al cual Dios haya enviado en cada tiempo, hasta que cumpliera la Obra correspondiente a ese profeta en medio de la Iglesia, o en medio del pueblo hebreo en el Antiguo Testamento. Nadie podía tocarlo, porque Dios lo iba a cuidar en todo momento.

Y así es este ministerio que estará en el fin del tiempo, y que está en medio de la Iglesia obrando, operando esos ministerios. Dice [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA…”]:

[WSS] Y Dios lo cuidará. Y cuando llega el tiempo de que tenga que partir, pues será en el tiempo destinado por Dios; pero será por tres días y medio, unas vacaciones o un paseíto al Paraíso.

Recuerden que Cristo se dio un paseo al Paraíso…

([JBP] Y hay un lugar que nos habla de esa ida al Paraíso, de esos tres días… Sigue diciendo):

Recuerden que Cristo se dio un paseo al Paraíso, aunque tuvo que pasar por otro sitio que no era muy bueno, donde tuvo una batalla y donde obtuvo las llaves del infierno y de la muerte, quitándoselas al diablo36.

Así que estamos en un tiempo muy glorioso, muy importante, en donde tenemos que tener nuestros ojos espirituales bien abiertos; también conocer las profecías bíblicas para el tiempo final, conocer las cosas que fueron habladas por el reverendo William Branham, porque él es el precursor de la Venida del Señor. Y el Hijo del Hombre viene con Sus Ángeles; por eso hablaba de la Venida de Jesús, de la venida de Elías, de la venida de Moisés, y hablaba de las cosas que iban a suceder.

Buena introducción hizo el reverendo William Branham; él dice que el Ángel le dijo: “Tu Mensaje introducirá a Cristo en Su Venida”37. Por lo tanto, se cumplirá la Venida del Señor conforme a como fue hablado en la introducción, en el Mensaje de introducción. Ni se saldrá ni a la derecha ni a la izquierda: irá por el mismo centro el cumplimiento de lo que ha sido prometido.

[JBP] Y más adelantito dice:

[WSS] (…) Que Dios te bendiga, Miguel, y te use grandemente en Su Obra en este tiempo final; y Dios te mantenga viviendo en esta Tierra y trabajando en Su Obra todos los días hasta que seamos todos transformados.

Eso mismo deseo para cada uno de ustedes también. Cuidándonos todos porque viene un momento de apretura. Van a buscar todas las formas de parar las actividades de la Novia, de cerrarle los auditorios, los templos. Recuerden que el reverendo William Branham dijo sobre eso. Dijo también que van a cerrar el de Jeffersonville, Indiana, o van a tratar de cerrarlo, o lo van a cerrar (lo puedes buscar después, Miguel)38.

Así que con todo bien arregladito, evitando problemas también, para que no echen lodo sobre las demás congregaciones. Recuerde que usted no es el único ministro, y su congregación no es la única congregación. Hay muchos ministros y muchas congregaciones. Lo que usted hace, va a hacer – a influenciar sobre las demás congregaciones, va a ser de beneficio o de daño para otras congregaciones; y por consiguiente, pues tendrá que rendir cuentas a Dios. Todos tenemos que rendir cuentas a Dios en el Tribunal de Cristo.

Así que mejor hacer las cosas como están en la Palabra, como están en los consejos del reverendo William Branham, como están en el Mensaje de la hora final. Y todas estas cosas, pues, que estén bien en todas las congregaciones y en todos los ministros también; y evitando ser tropiezo para otras personas.

Recuerden que Cristo dijo que ¡ay de los que hacen escándalos o traen escándalos! Es… Él dice: “Habrá escándalos, pero ¡ay de aquellos por los cuales vienen los escándalos!”. ¿Qué más dice después de eso, Miguel? “Mejor le fuera morirse, o sea, mejor le fuera amarrarse una piedra de molino en el cuello y echarse a lo profundo del mar”. ¿Y qué?, ¿que se lo coman los tiburones? Mejor la boca del tiburón que en el lago de fuego (!).

Bueno, pero no vayan hacer ninguno de ustedes eso. Más bien, eviten los problemas, y es lo mejor; y trabajaremos siempre juntos en el Programa Divino.

[JBP] Y más adelantito sigue diciendo:

[WSS] (…) Continuaremos viendo cómo Dios va obrando, y continuaremos viendo muchas otras cosas a medida que va pasando el tiempo.

Ya les he hablado muchas cosas muy abiertas, por consiguiente pueden aparecer imitadores…

[JBP] Vean, ya él allí nos estaba alertando de que iban, posiblemente, a aparecer imitadores; y así lo hemos estado viendo: muchos imitadores, muchos Janes y Jambres; y los que todavía están medio ocultos. Sigue diciendo:

[WSS] … y ya ustedes saben que es porque se ha hablado muy claro muchas cosas. Y el reverendo William Branham dijo por ahí, yo creo que por la página 471 del libro de Los Sellos, que el diablo no conoce ese misterio del Séptimo Sello; pero dice que si él lo llega a conocer, haría mucho daño.

[JBP] Lo que algunos querían en un año o dos atrás, o varios años atrás; e incluso hace poco: querían venir y preguntarme todo lo que yo sabía, como en buena lid (vamos a decir), para que yo les dijera. Pero eso no saldrá de mi boca. Todo se va a ir cumpliendo a medida que el Espíritu de Dios va obrando en medio del cumplimiento de esta Tercera Etapa.

Porque muchos quisieron saber dónde era que estaba el Mesías en Su Primera Venida, pero no era para ir a adorarlo; era para matarlo.

Otros querían que Jesús, ya cuando nació, ya cuando estaba al final de Su ministerio, querían Jesús les dijera que… quién era Él: “¿Qué dices de ti mismo?”. No era para ellos creer. ¡Si fuera para ellos creer no lo hubiesen crucificado! Era para condenarlo; porque cuando se los dijo allí en la cara, lo primero que dijeron fue: “¡Ha blasfemado!”39.

Así muchos están haciendo, y continuarán haciendo cuando ese ministerio cada vez se vaya identificando como ese Yo Soy, como el Pilar de Fuego en medio de Su Iglesia. Y no es para conocer y para saber que en él se esté cumpliendo todo, sino es para condenarlo.

Pero los escogidos estarán reconociéndolo; y cada vez que lo escuchen identificándose, dirán: “¡Yo lo creo! Yo te creo, Señor, en Tu manifestación final; porque yo quiero ser transformado, yo quiero obtener la Fe de Rapto”. Y se agarrarán de ese Ángel, se agarrarán de esa manifestación; y no lo dejarán ir hasta que Él los bendiga.

Vean cómo las Escrituras tienen múltiples cumplimientos, cómo las Escrituras tienen cumplimiento: uno, dos, tres, cuatro, cinco…, varios cumplimientos; y tiene también múltiples revelaciones, las Escrituras, las profecías40.

[Rev. José B. Pérez] Miren lo que dice aquí en el mensaje “EL PODEROSO DIOS DEVELADO”41; en la página 12 y 13 dice:

80 Ahora, podemos ver que Dios, después de haberse manifestado a Su pueblo en diferentes formas, se veló o escondió en pieles de tejón en Su Trono de Misericordia. Vemos…

[JBP] Y ahí escribe: [WSS] «el Trono de Dios en el Cielo se materializa en un hombre en la Tierra, y ahí está el Nombre de Dios manifestado».

[80] Vemos esto (como Salomón, cuando dedicó el templo del Señor, y las pieles de tejón estaban colgando allí, el velo) —cómo Él vino en la forma del Pilar de Fuego como una Nube, y se escondió detrás del velo, velándose para el mundo exterior. Pero por fe Israel sabía que Él estaba allí.

[JBP] Y sigue diciendo (eso lo leímos hace poco)42… Y miren aquí más adelante, en la página 16 de este mismo mensaje “EL PODEROSO DIOS DEVELADO ANTE NOSOTROS” (página 16 y 17), dice [PÁG. 15]:

[101] Los mandamientos eran la Palabra; la Palabra no había venido al pueblo todavía. Así que la Palabra viene siempre al profeta, y él era el profeta para aquella ocasión ([JBP] y él escribe): [WSS] «Apocalipsis 10:1-11, 5:1-10».

102 Como Jesús era la Palabra, Juan era un profeta, y Jesús vino a él en las aguas, porque la Palabra siempre viene al profeta, sin fallar. La Palabra viene…

103 Así que la Palabra, el mandamiento vino a Moisés, y él los tenía.

Ahora, antes de que la Palabra fuera dada y fuera manifestada, Moisés tuvo que cubrir su rostro con un velo, porque la Palabra no fue plenamente manifestada. Ellos sabían que algo había ocurrido, pero no sabían qué (el tronar de los truenos) ([JBP] y escribe): [WSS] «Moisés. Los Truenos», así que dijeron: “Que nos hable Moisés, y no Dios”.

104 Y Dios dijo: “Así lo haré. Desde hoy no volveré a manifestarme en esta forma. Les enviaré un profeta”. Así que él… Yo hablaré por medio de Mi profeta”.

105 Ahora, si Moisés con la ley natural (como nos revela Pablo en Segunda de Corintios), tuvo que cubrir su rostro con lo natural, ¡cuánto más glorioso y encubierto para el incrédulo sería lo espiritual antes de que se les manifestase! Si Moisés fue un pájaro raro para ellos, ¡cuánto más raro lo consideran a usted!, que ha escapado a través del velo, ha ido al Pilar de Fuego, y ha salido con las bendiciones. ¡Y ahora ustedes están velados! La gente no puede verlo. No pueden entenderlo.

106 Si lo natural fue glorioso, ¡cuánto más lo sobrenatural! Si lo natural, que tenía un tiempo determinado, fue glorioso, ¡cuánto más esto que no tiene fin!

[JBP] Miren eso, ¡qué tremendo!

107 Pero aún está velado, no para el creyente, sino para el incrédulo. Él no puede verlo.

[JBP] Por más que se incline, por más que grite, por más que haga ayuno, por más que haga lo que haga, el que es incrédulo no va a ver esta manifestación final, no va a ver el cumplimiento de la Visión de la Carpa hecha realidad; no estará viendo y no estará recibiendo la Fe de Rapto.

Ahora, el creyente: sí lo estará viendo, sí lo está recibiendo, sí está viendo detrás del velo, sí está viendo esa manifestación gloriosa, sí está viendo lo eternal, sí está viendo lo sobrenatural, sí está viendo eso que no tiene fin; porque está viendo a eternidad, está viendo Aquello de lo cual está entrando de lleno, que es el Mensaje, que es la Voz de Trompeta, que es los Siete Truenos, ¡lo cual lo lanzaría a eternidad!

Sigue diciendo [PÁG. 15]:

[107] Dios siempre se esconde del incrédulo. Las tradiciones lo esconden. Así como lo hicieron allá lo hacen hoy.

108 Ahora tenemos un velo espiritual donde antes estuvo el velo natural, vindicado por el profeta con la Palabra escrita, uno que viene con la Palabra escrita para hacerla clara.

109 Y ellos sabían que la Palabra estaba allí, pero no sabían su significado; y Moisés la explicó ([JBP] un mensajero dispensacional). Él dijo: “El mandamiento dice esto, y esto es el porqué”. Él lo aclaró todo. Pero antes de serle aclarado, estaba velada.

110 Y así está hoy, velada para el pueblo hasta que sea revelada y hecha clara a la gente – Dios, el poderoso Dios velado en carne humana, la Palabra.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Moisés explicó la Palabra escrita».

Y acá escribe: [WSS] «Dios siempre se esconde del incrédulo».

Y también escribe: [WSS] «Antes de ser declarada es velada en…».

[JPB] Pero vean cómo Dios se esconde del incrédulo. Y tiene que haber personas, seres humanos, que cumplan todas esas profecías; porque para cada profecía tiene que haber un cumplimiento.

Si está la Palabra donde dice: “los entendidos entenderán”43, pues tiene que haber un pueblo que entienda, que comprenda.

Pero si dice también que “será escondida de los sabios, de los teólogos”44, y será escondida también de los incrédulos, y será escondida de diferentes personas, pues tiene que haber personas que cumplan esas Escrituras también. Y ya uno puede ver, en sus frutos, si es creyente o es incrédulo.

Y la cosa de todo esto es: cómo se esmera cada individuo para cumplir esas profecías. Usted ve al creyente cómo se esmera en cumplir que es creyente; y también ve cómo el creyente manufacturado, hecho creyente, también se esmera; y también ve cómo se esmera el incrédulo (!). Cada uno se esmera para cumplir esas profecías, y cada día se esmeran más y más, y tratan de perfeccionarse en esas promesas, en esas profecías.

O sea, digo “promesas” porque para cada uno se va a cumplir lo que ya está destinado para cada individuo. Es una promesa, por ejemplo, que vamos a ser transformados. Pero también hay (podemos llamarle) “una promesa” de que el que es incrédulo, ese no va a obtener la transformación, y tampoco el manufacturado; las fatuas, las durmientes, tampoco.

Vean, cada cosa…, ellos van a cumplir la promesa correspondiente a lo que van a recibir: la promesa para esos grupos va a ser la gran tribulación. La promesa para los creyentes es: la transformación.

Sigue diciendo (página 17) [“EL PODEROSO DIOS DEVELADO ANTE NOSOTROS”] [PÁG. 16]:

[110] Hemos encontrado que Él se esconde del incrédulo, pero se revela al creyente.

111 Noten que Moisés tuvo que entrar al Pilar de Fuego solo, nadie podía acompañarlo ([JBP] escribe): [WSS] «Pilar de Fuego». No era… ¿Qué nos dice esto? Que usted no viene a esto por unirse a un grupo pentecostal. ¿Lo ven? Él nunca se revela a grupos; Él se revela a individuos. Y así sigue siendo hoy. Usted dice: “Yo pertenezco a una iglesia, yo pertenezco a esto”. Pero eso no funciona. ¿Lo ve?

112 Y para cualquiera que trata de seguir o imitar a Moisés, era la muerte. Y así es hoy, la muerte espiritual seguirá al que trate de imitar. Eso es lo que…

[JBP] Y él escribe: [WSS] «para los imitadores es muerte espiritual».

113 Esta noche estamos llegando al levantamiento entre los grupos de comparaciones carnales – alguien tratando de personificar lo real, pero viviendo una vida contraria a lo que personifica: pueden tomar, pueden fumar, las mujeres viven como les place, imitando al mundo que les rodea; se quedan en sus casas mirando la televisión y las cosas del mundo, y aun así se llaman pentecostales. Están tratando de personificar algo genuino. Aún no les ha sido revelado. Cuando es revelado es glorioso, y Algo saca eso fuera de usted cuando usted camina allí. Usted viene a ser un velo. De otra forma no funciona. Y es mortal el tratar de personificarlo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «es muerte para los personificadores».

114 Moisés velado era la Palabra viviente para el pueblo. Y hoy, el pueblo velado es exactamente la misma cosa: son epístolas leídas, leídas de todos los hombres; no una epístola nueva, sino la epístola que fue escrita, hecha manifiesta. Dios está derramando Su Espíritu sobre toda carne, sobre aquellos que creen la Palabra y la promesa de este Día; y eso es epístolas escritas. Y cuando una persona trata de hacer una personificación carnal de eso, le sale el tiro por la culata. Vuestra vida es el mejor testigo de lo que usted realmente es.

[JBP] O sea, por las acciones. Los que dicen una cosa y son otra. Y todo eso está saliendo a la luz; y lo hace la Vara, la Palabra.

[Rev. José B. Pérez] Y ya para terminar aquí dice (en el que estoy leyendo de nuestro hermano William Soto Santiago) [“EL HOMBRE QUE RECIBE LA VESTIDURA…”]:

[WSS] Así que esto se queda entre nosotros para beneficio de todos nosotros, para estar conscientes de cómo va el Programa Divino.

[Rev. José B. Pérez] Ha sido realmente una bendición y privilegio para mí, poder hablarles estas palabras bajo el tema: [WSS] «la Vara = la Palabra», o sea: “LA VARA = LA PALABRA”.

Que Dios les bendiga, que Dios les guarde; y continúen pasando una noche feliz, llena de las bendiciones de nuestro Padre celestial.

Que Dios te bendiga, hermano Miguel, grandemente, que Dios te guarde; y que te siga usando grandemente en Su Obra. Y a todos los ministros, y a todos los hermanos en toda la América Latina y el Caribe, y en donde estén en el mundo entero.

Y que Dios siga preparándolos para vuestra adopción. Que Dios siga dándoles la Palabra revelada, la Enseñanza bajo Carpa, la cual muy pronto llegará a la parte culminante, en donde Dios nos dará esa fe completa que necesitamos, para irnos con Él a la Cena de las Bodas del Cordero.

Que Dios les bendiga, que Dios les guarde a todos.

“LA VARA = LA PALABRA”.


1 Estudio Bíblico “En la 3ra Etapa: Tuvieron que reconocerlo”, 2022/nov/17 (jueves), pág. 7 del (f), pág. 17 del (T3)

2 Estudio Bíblico #210, 2022/jun/10 (viernes), pág. 20 del (f), pág. 186 del (T1) / Estudio Bíblico #233, 2022/ago/28 (domingo), pág. 16 del (f), pág. 154 del (T3) / Estudio “La Estrella de la Mañana”, 2022/ago/30 (martes), pág. 25 del (f), pág. 209 del (T3) / Estudio Bíblico #236, 2022/sep/09 (viernes), pág. 29 del (f), pág. 29 del (T2) / Estudio Bíblico #239, 2022/sep/18 (domingo), págs. 24-25 del (f), págs. 170-171 del (T3) / Estudio “El Mesías = La Palabra”, 2022/oct/18 (martes), pág. 6 del (f), pág. 6 del (T4)

3 Los Sellos, pág. 471, párr. 161

4 2017-05-14 “LA FE BASADA EN LAS PROMESAS DIVINAS”: [WSS] Por lo tanto, estamos en el tiempo más glorioso de la Dispensación de la Gracia, en donde se cerrará la Dispensación de la Gracia con la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de los que están vivos en Cristo, en el Cuerpo Místico de Cristo; y luego ir a la Cena de las Bodas del Cordero al Cielo, y estar allí en un lapso de tiempo correspondiente mientras la Tierra pasa por el lapso de tiempo de tres años y medio de gran tribulación, donde los ministerios de los Dos Olivos estarán manifestados en la Tierra.

5 2 Reyes 6:15-17

6 Tomo “La Restauración del Reino de Israel” – Cierre del Congreso Mundial de Rabinos Por un mundo mejor y los 7 preceptos de Noé, págs. 310-311

7 Estudio Bíblico #253, 2022/nov/06 (domingo), págs. 47-48 del (f), págs. 201-202 del (T1)

8 San Mateo 11:13, San Lucas 16:16

9 Deuteronomio 3:26-28

10 Amós 3:7

11 2000-03-02-1 “Un Mensaje para todos”: [WSS] No hay otro Mensaje ni hay otro mensajero para este tiempo final. Ya los demás mensajeros que Dios ha enviado están en el pasado. En el presente uno solo: el Ángel del Señor Jesucristo, con un Mensaje para todos: para niños, para jóvenes, para adultos, para ancianos, para todas las iglesias, para todos los seres humanos, para todas las naciones, para todos los pueblos, para todas las lenguas y para todos los reyes. Y con ese Mensaje son dadas a conocer todas estas cosas que deben suceder pronto en este tiempo final, con ese Mensaje es que son llamados y juntados todos los escogidos de Dios del Día Postrero, con ese Mensaje es que la promesa de la Gran Voz de Trompeta llama y junta a todos los escogidos de Dios.

12 SPN63-0728 “Cristo es el misterio de Dios revelado”, pág. 19, párr. 124

13 SPN64-0726M “Reconociendo Tu Día y Su Mensaje”, pág. 40, párrs. 212-215

14 Números 12:1-16

15 SPN64-1221 “¡Por qué tuvo que ser pastor!”, pág. 25, párrs. 141-147

16 Estudio Bíblico #239, 2022/sep/18 (domingo), pág. 7 del (f), pág. 211 del (T3)

17 SPN65-1127B “Tratando de hacer un servicio a Dios sin ser la voluntad de Dios”, pág. 13, párr. 96

18 2013-08-25 “LA SEÑAL PARA SALIR EN EL ÉXODO”: [WSS] Tenemos también la promesa de la Venida del Hijo del Hombre, de la Venida del Señor; eso es el misterio del Séptimo Sello, de lo cual no se puede explicar ahora para que no haya imitación de lo que será la Venida del Señor en este tiempo final a Su Iglesia; y luego ese misterio será abierto a la Iglesia para obtener la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero; y eso será en la Tercera Etapa, como dice el reverendo William Branham

19 Los Sellos, pág. 466, párr. 144

20 Los Sellos, pág. 117, párr. 79 / Estudio Bíblico “El tiempo de Redención terminó, dice el Ángel Fuerte de Apocalipsis 10:1-11”, 2022/nov/12 (sábado), págs. 53-54 del (f), págs. 153-154 del (T2)

21 SPN62-0513E “Dejando escapar la presión”, pág. 14, párrs. 86-91

22 SPN62-1104M “Nombres blasfemos”, pág. 19 (párrs. 135-136 en inglés)

23 Las Edades, pág. 398, párr. 125 [WMB]: “Los doctores de la teología han cerrado la puerta que conduce a la fe y prohíben la entrada a todo el mundo. Ni entran, ni permiten que otros entren”.

24 San Lucas 1:38

25 Estudio Bíblico #259, 2022/nov/27 (domingo), págs. 4-5 del (f)

26 1 Reyes 5:20-27

27 2 Reyes 6:8-13

28 1 Corintios 4:5

29 Citas, pág. 114, párr. 1004

30 San Juan 13:27

31 San Mateo 27:3-5

32 Jueces 16:28

33 Estudio Bíblico #258, 2022/nov/25 (viernes), pág. 21 del (f) / Estudio Bíblico “Este es el día más grande – hoy, el 8vo Día”, 2022/nov/24-2 (jueves), pág. 27 del (f)

34 Apocalipsis 6:16-17

35 Citas, pág. 124, párr. 1105

36 Apocalipsis 1:17-18

37 Citas, pág. 119, párr. 1058

38 SPN63-1226 “Orden de la Iglesia”, págs. 794-795, párr. 9 / SPN63-0728 “Cristo es el misterio de Dios revelado”, pág. 58, párr. 416

39 San Mateo 26:63-65, San Marcos 14:61-64

40 Estudio Bíblico #233, 2022/ago/28-1 (domingo), pág. 29 del (f), pág. 167 del (T3)

41 SPN64-0629 “El poderoso Dios develado ante nosotros”, pág. 11 (párr. 80 en inglés); pág. 15 (párrs. 101-114 en inglés)

42 Estudio Bíblico #258, 2022/nov/25 (viernes), pág. 50 del (f)

43 Daniel 12:10

44 San Mateo 11:25, San Lucas 10:21

Ir arriba