La victoria definitiva de la Iglesia

Reproducir vídeo

La victoria definitiva de la Iglesia

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 10 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muy buenas tardes, misionero Miguel Bermúdez Marín y todos los que están allá en Ciudad Victoria, México, en la congregación, en el nuevo auditorio, la congregación que pastorea el reverendo Francisco Guerra, en esta dedicación de ese nuevo auditorio, el día de hoy y el día de mañana. Son dos días de actividades que están teniendo allí, junto con nuestro hermano Miguel Bermúdez Marín y su esposa Ruth, y todos los que lo acompañan; y todos los ministros que están de diferentes lugares, y también hermanos de diferentes lugares, y también la congregación allí presente, en el tema “La victoria definitiva de la Iglesia”. Ese es el tema que están desarrollando en estas actividades que tienen de esta dedicación del nuevo auditorio allá en Ciudad Victoria, México, el auditorio “En Victoria”.

Que Dios les bendiga grandemente y que Dios use grandemente al misionero Miguel Bermúdez Marín en esta dedicación de este nuevo lugar para adorar a Dios y escuchar la Palabra profética de este tiempo final, la cual nos ha traído Dios por medio de Su Ángel Mensajero William Soto Santiago; y nos ha dado en este tiempo de preparación, este tiempo para estar listos para recibir nuestra adopción, nuestra transformación.

Que Dios sea en ese lugar; y que cuando clamen y oren a Dios, Dios les escuche; y que también muchas de las personas que estén por alrededor, también sean impactadas con ese lugar y que obtengan vida eterna; la cual la obtienen recibiendo el Mensaje, la Palabra, y así escapen de la marca de la bestia.

Porque este es un tiempo en donde se prepara la Iglesia-Novia, pero también es un tiempo en donde las vírgenes fatuas estarán recibiendo también bendición, porque la Tercera Etapa es para ellas también; y la parte de ellas es que obtengan vida eterna y no reciban la marca en sus frentes o en sus manos, la marca de la bestia; para que den sus vidas, y así puedan luego resucitar después del Milenio, y entrar a la eternidad.

Y también que en ese lugar, todos los que estarán siendo preparados escuchando todos estos mensajes y toda esta Palabra que está siendo traída, que sean preparados para la transformación. Así también en todos los lugares, como en este lugar ahí en Ciudad Victoria, que también estén preparándose para ese evento, que también todos los que están en esta etapa de preparación sean preparados y listos para la transformación. Ese es mi deseo para ese lugar nuevo que están inaugurando hoy y mañana allí en Ciudad Victoria.

• Y también en los diferentes lugares allá de Estados Unidos, que tienen reunión hoy allá en el norte de Estados Unidos, con nuestro hermano, reverendo Joel Ortiz, ministros y también maestras de niños, y todos los hermanos de diferentes lugares del norte de Estados Unidos, y ministros también.

•    Y también allá en la congregación que pastorea el reverendo Geovanny Sobuleto, allá en “El Viñedo”, la congregación “El Viñedo”. “El Séptimo Sello” en Barcelona, que también está allá nuestro hermano Jesús Barroyeta, allá en Venezuela, y en todos los lugares de Venezuela.

• También en el Ecuador, allá en la reunión que tienen de todos los ministros nacional, en Santo Domingo, allá en la congregación de Vicente Celi; y también los que se encuentran de la congregación de nuestro hermano, reverendo Andrés Sañudo, y él también que está allí; y también nuestro hermano Francisco Martínez, que se encuentra también allí, de Quito; y todos los que… ministros de Santo Domingo y de todos los lugares de Ecuador que están en esta reunión allí a nivel nacional reunidos hoy; también nuestro hermano Antonio, el reverendo Antonio también, y todos los demás ministros que estén allí reunidos.

Y también… déjame ver si no se me queda alguien, porque son muchos los que me han informado que están reunidos. Si no los menciono a algunos, pues me disculpan.

• También Alejandro Ordeñana que también se encuentra allá, y creo que va a tener unas reuniones con algunos hermanos del grupo del hermano Branham, que me estuvo diciendo también.

Y todos los lugares de…

• En el Perú también, una reunión que tienen allá con nuestro hermano Ronald Ríos.

• También nuestro hermano Toribio, que ha tenido reuniones en estos días.

• Y también en Santa Cruz, allá con nuestro hermano Christian Jessen, con nuestro hermano Joel Ortiz, Ramiro Ríos, Marcos Barrios, y todos los hermanos de Bolivia que han tenido actividades también en estos días.

• Y también allá en Panamá, nuestro hermano Ariel tuvo algunas reuniones allá también en las comarcas indígenas.

• También en Chile nuestro hermano Patricio Lara, y también con todos los ministros allá en el sur; nuestro hermano José Hernández.

•    En Brasil nuestro hermano Oswaldo Natale en São Paulo.

• También en Rondônia, en el norte, y en todos los lugares allá de Boa Vista y todos esos sitios que también me han saludado en estos días.

• En Santo Domingo también.

• En España, y con nuestro hermano Gustavo, y con todos los hermanos allá de España.

• Y también en Centroamérica. ¡Y en todos los lugares!

• Colombia también, que han estado reuniéndose también en estos días.

Que Dios les bendiga grandemente en este día (y disculpen si no mencioné alguno, pero saben que son muchos; que tendría yo que pasar todo el día mencionando nombres y lugares y países, porque todos desean la bendición de Dios, y todos desean que Dios los bendiga). Y así es, así Dios lo va a hacer: Dios nos está bendiciendo por medio de Su Palabra. Así que a todos los que no mencioné, también que Dios los bendiga, y que Dios les ayude a todos (y nos ayude a todos) a seguir preparándonos para nuestra transformación.

Estamos en un tiempo en donde la victoria Dios nos la dará, porque ya está profetizada; y será la Gran Victoria en el Amor Divino, será la Gran Victoria que Dios obtendrá sobre la bestia, sobre el reino de las tinieblas.

Será como la victoria que obtuvo Jesús en la crucifixión, en donde cualquiera podría mirar y podría ver una derrota, pero fue la victoria más grande que Cristo en Su Primera Venida realizó en favor de los hijos de Dios, en favor del Programa Divino. Con la muerte de Cristo allí en la Cruz del Calvario fue la victoria sobre Satanás, porque le quitó las llaves del infierno y de la muerte; o sea, obtuvo una gran victoria.

Y en el fin del tiempo, en este Día Postrero, obtendrá Cristo, en Su Segunda Venida, la Gran Victoria en el Amor Divino; porque el reino de los gentiles será quitado y será establecido el Reino del Mesías-Príncipe, en donde la capital será Jerusalén; y desde allá será gobernado todo el planeta Tierra, todo el universo entero. O sea que grandes promesas Dios tendrá en medio de la raza humana, y muy especialmente en medio de los hijos de Dios, lo cual será esa Gran Victoria en el Amor Divino.

Y será en la cuarta vigilia, será a la cuarta vigilia, la cual estuvimos viendo anoche en algunos extractos que estuvimos viendo; lo cual nos mostró cómo es que en la cuarta vigilia estaría apareciendo el Señor caminando sobre las aguas, que son pueblos, naciones.

Y también vimos cómo eso representa la Palabra: Vendrá caminando sobre la Palabra pura, la Palabra del Evangelio del Reino, lo cual traerá la Fe para ser transformados todos los hijos e hijas de Dios. Y es en la cuarta vigilia en donde también vendrá el juicio divino.

Miren lo que dice aquí, en un extracto acá del mensaje “OBRAS ES FE EXPRESADA”1, nos dice en la página 52:

334 Pero recuerden, los elegidos, predestinados, preordenados del Pacto, Abraham y su grupo tienen un mensajero también. Observen lo que él hizo. Él les dio una señal de que el tiempo en que el fuego iba a caer estaba cerca.

[JBP] Y el hermano William escribe:

[WSS] «Al otro día, en la madrugada (4ta vigilia), caería el juicio».

«Al otro día = al otro día milenial — 7mo milenio

al otro día dispensacional — 7ma disp.

al otro día de edad — la 8va — la Piedra»

Y ahí hace un dibujito de la Piedra Angular.

[JBP] Sigue diciendo:

[334]Ahora, es fuego lo que están buscando, fuego atómico, la ira de Dios.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Fuego atómico = la ira de Dios».

335 Ahora, aquel Mensajero hizo algo. Él habló sobre una mujer que tenía a Su espalda, y le dijo que ella estaba dudando lo que Él estaba diciendo, le dijo su condición y lo que sucedería. ¿Es eso correcto? ¿Dijo Él que el Hijo del Hombre se revelaría a Sí mismo en la misma forma en aquel día? Bien, ¿creen ustedes que esa es la Verdad?

Bueno, aquí está una mujer…

336 Y ese mensajero, el cual es Jesucristo, el mismo ayer, hoy y por siempre, está aquí en la unión invisible de la Iglesia, la Novia, con Cristo.

337 Ahora, Él solamente habla a través de Sus profetas. ¡La Biblia dice así! “Él no hace nada sin antes darlo a conocer a Sus profetas”. Amós 3:7. Él siempre lo ha hecho. Él no cambiará Su patrón. ¿Ve? Y el profeta, si es confiable, solamente habla lo que Dios le dice. ¿Es eso correcto? Esa es la verdad.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Ap. 22:16, 22:6, 1:1-3, 4:1, 10:1-11, 11:3-7, 7:2, 11:15…» (en adelante).

[JBP] Son Escrituras que nos muestran cómo Dios estaría obrando siempre por medio de un profeta. O sea que todas esas Escrituras y toda la labor, las obras que estaría Dios cumpliendo —por medio de esos eventos que estarían ocurriendo—, los haría por medio de un profeta.

Y miren cómo escribe al lado: [WSS] «Dios habla solamente a través de profeta».

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice en la página 22 del mensaje “RELIGIÓN DE JEZABEL”2. (Este extracto está en el libro de Citas, en la página 53, párrafo 462). Y vamos a ver aquí lo que dice en el mensaje (o sea, en el panfleto), y vamos a ver allí lo que él nos habla. Desde la página 21 él viene hablando de ese sistema hecho por el hombre. Dice:

93 Yo sé que usted dice: “Esa es mi denominación”. ¡Hermano, usted está equivocado! Juan vino con un sistema de un solo hombre para introducir a Un Hombre: Jesucristo. Y el Elías no será un sistema, eso será un hombre, Jesús lo dijo. Será un hombre que es ungido del Espíritu Santo. Y él no introducirá ningunos tres o cuatro dioses, él introducirá Uno: el Señor Jesucristo; porque su Mensaje sacudirá los hijos pentecostales de nuevo a la fe de los padres otra vez.

[JBP] Está hablando del cuarto Elías, precursor de la Segunda Venida del Señor; pero recuerden que las Escrituras tienen múltiples cumplimientos3. Dice:

94 Usted recuerde, hermano, si yo digo estas cosas para ser deshonesto, yo necesito llegar al altar. Yo se lo estoy diciendo, es: “¡ASÍ DICE EL SEÑOR!”. Si Dios no ha vindicado que he dicho la Verdad alrededor de la nación, alrededor del mundo, entonces muéstrenme dónde está el error. ¡Yo les estoy diciendo la Verdad! ¡Regrese a Dios rápidamente! Salga de estos sistemas, porque la Biblia dice en el libro de Revelación ([JBP] o sea, de Apocalipsis) que las jerarquías católicas romanas era una “prostituta” y ella era “madre de rameras”. ¿Qué es eso? Iglesias, sistemas.

95 Y ¿de dónde la iglesia metodista, de dónde la iglesia luterana, vino? ¿De dónde la metodista, bautista, de dónde vinieron todas esas organizaciones? Dios nunca organizó una iglesia. La iglesia católica dice que ellos comenzaron allá atrás, cuando “Jesús organizó la iglesia”. Yo quiero – yo quiero la página en la historia o la página en la Biblia. Nunca hubo una organización por trescientos seis años después de la muerte del último apóstol. Ellos formaron el Concilio de Nicea e hicieron una organización. Y cuando Lutero salió… él era un gran hombre de Dios, pero tan pronto cuando partió, ese pequeño grupo de personas salieron y formaron otra organización. Luego el Espíritu Santo salió sobre Juan Wesley; él nunca organizó nada, pero después que él partió, luego ellos se organizaron. Luego el Espíritu Santo entró con los pentecostales, y ellos salieron de los metodistas. ¿Y qué sucedió? Luego ellos se organizaron.

96 Pero habrá un sistema de un solo hombre que saldrá hacia adelante con el poder y el ungimiento de Elías ([JBP] y él escribe): [WSS] «un sistema de un hombre», para cumplir esta profecía. ¡Aleluya! Él la estremecerá. Recuerden, él les profetizó a ellos, y profetizó y les dijo todas las cosas, y Dios obró con él [WSS] «5to Elías». Pero su Mensaje final fue atacado en la Casa Blanca. Cuando Juan vino, su Mensaje final fue atacado en la Casa Blanca de ese día. El Mensaje final de Elías, cuando él caminó por ese camino aquella mañana [WSS] «en la Dispensación del Reino» ([JBP] recuerden que eso es en la cuarta vigilia) luego de estar en la presencia de Dios [WSS] «en el Lugar Santísimo» allá afuera, caminó por ese camino con su vieja cabellera sobre él, su cabeza calva brillando, sus barbas soplando ([JBP] ahí está refiriéndose, hablando de Elías en los días de Acab), aquellos pequeños viejos ojos brillando con la gloria de Dios. Tenía aquella vara en su mano ([JBP] y él escribe): [WSS] «la Palabra», y sus pies tan firmes ([JBP] y escribe): [WSS] «Moisés y Elías»

[JBP] Miren cómo él, en el primer Elías, está aquí reflejando el ministerio de Moisés y Elías —que sería el ministerio de los Dos Olivos de Zacarías, capítulo 4, y de Apocalipsis, capítulo 11—, cómo serían esos ministerios y qué estarían haciendo esos ministerios al final, en el fin del tiempo.

[WMB] “y sus pies tan firmes”, y escribe: [WSS] «Moisés y Elías». Y recuerden que los pies son de bronce: y eso es juicio divino.

[96] … y sus pies tan firmes como podían estar. ¿Qué está haciendo él? Caminando directamente desde Samaria ante la presencia de la Casa Blanca, y diciendo: “¡ASÍ DICE EL SEÑOR!”. Sin temer nada. Las iglesias lo habían rechazado, las gentes lo habían rechazado, así que ahora está dando su ataque final sobre la Casa Blanca.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Casa Blanca y el Evangelio del Reino» y una Estrella de David.

[JBP] Y escribe las Escrituras: [WSS] «Apoc. 10:1-11, 11:3-19, 17:8-18, 19:11-21».

97 Luego, ¿qué sucedió después de eso? ¡Oigan! Después del ataque, su voz vino a ser silenciada, nadie lo oyó más. Dios lo llamó fuera de la escena, dijo: “Elías, tú has hecho conocer tu Mensaje a todo Israel, ellos lo conocen. Ahora sube acá al desierto, aléjate de ellos, sepárate, porque Yo voy a hacer algo. Yo les voy a mostrar lo que es rechazar Mi Mensaje”. ¿Qué comenzó? Guerra, hambre, inanición ([JBP] y el hermano William escribe): [WSS] «debilidad».

[Rev. José B. Pérez] Ahora, vamos al libro de Primera de Reyes, en el capítulo 19, verso 1, dice:

1 Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas.

2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos.

3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado.

4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

5 Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come.

6 Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.

7 Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta.

8 Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.

[Rev. José B. Pérez] Y fíjense acá (vamos a ir leyendo de un lado a otro), en el mensaje que estamos leyendo “RELIGIÓN DE JEZABEL”, dice [PÁG. 19]:

98 ASÍ DICE EL ESPÍRITU SANTO: “¡Vigile lo que viene! ¡Vigile lo que le va a seguir! ¡Allá hubo hambre, y habrá hambre!”. ¡Oh!, quizás no por pan, sino por oír la Palabra de Dios y Su Verdad. Todas las iglesias socializarán e igual entrarán en eso así como ya han sido absorbidas por aquello.

99 ¿Qué hizo Elías? Él encontró un arroyo escondido, allá arriba en la montaña, donde él consiguió alguna Agua de Vida, divinas revelaciones de Dios mientras estaba allá    bajo el poder de Dios. Las revelaciones siendo un pequeño arroyo escondido, mientras el resto de ellos estaba hambriento.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «En la cima del monte encontró agua de vida = revelaciones de Dios (los 7 Sellos), los 7 Truenos».

[JBP] Y escribe: [WSS] «Apoc. 22:17, 22:1, 21:6, 22:1» (también lo vuelve a escribir).

[Rev. José B. Pérez] Y fíjense dónde él encontró esas revelaciones: en ese pequeño arroyo allá escondido. Y fíjense en algo aquí en el mensaje “EL SELLO DE DIOS” (este es del libro que hay dos: “El SELLO DE DIOS” y “LA MARCA DE LA BESTIA”). En el mensaje “EL SELLO DE DIOS”4, página 40, dice:

85 Padre Dios, ellos son Tuyos, sellados en el Reino de Dios. El Espíritu Santo está lidiando con ellos. Ahora ruego que pueda encontrarme con cada uno en aquella mañana…

[JBP] [WMB] “En aquella mañana”, recuerden que es la mañana… se refiere a la cuarta vigilia (lo que hemos estado hablando). Y él en el mensaje “EL RAPTO”, nos dice que [WMB] “el rapto sucederá de 6 a 9 de la mañana”, que corresponde a la cuarta vigilia. Dice:

[85] Ahora ruego que pueda encontrarme con cada uno en aquella mañana… en aquella ribera esplendorosa ([JBP] y él escribe): [WSS] «la resurrección / en la ribera del río». Entonces habrán desvanecido todas las tristezas. Oh, Padre, ¿no será maravilloso? Con los corazones llenos de gozo, y cantando. Será un tiempo glorioso. Son Tuyos. Y ruego que los guardes por Tu Gracia hasta cuando nos encontremos en aquel río en aquella mañana ([JBP] y él escribe): [WSS] «río».

[JBP] Ahora, fíjense en algo aquí: Él escribe al frente de ese mensaje, dice: [WSS] «Nos encontraremos en las riberas del río en la mañana gloriosa», que es… Escribe: [WSS] «pág. 40», que es esta página 40.

[JBP] Y arriba, en la parte donde él escribe: [WSS] «en la ribera del río», arriba de la palabra el [WSS] «río», escribe: [WSS] «[¿en cuál?]», en forma de pregunta, como preguntando: [WSS] “¿En cuál río?”.

[Rev. José B. Pérez] Y miren aquí algo. Me imagino que ya están viendo por dónde Dios nos está llevando en esto tan tremendo. Miren, en el libro de Citas, en el párrafo 638, que es de la página 74 (y vamos a ver también en la 135, pero vamos primero a la 74), dice:

638 – “El Señor Jesús me levantó en la mañana del día que nosotros íbamos a poner la piedra angular, temprano como a las 6:00. / Y yo recuerdo esa mañana cuando yo desperté y acostado en el cuarto (el piso de arriba, aquí mismo en la calle 7), algo dijo: ‘Levántate sobre tus pies’. Y yo me levanté. Y yo vi como si fuera un gran lugar. Y era como un lugar donde… había un río [WSS] «un río» que corría en el valle [WSS] «un valle». Y yo fui allá abajo al río ([JBP] escribe): [WSS] «río» ([JBP] otra vez), y yo entendí que ello era un lugar donde Juan el Bautista [WSS] «Elías» había estado bautizando a la gente, y ellos lo habían convertido en un lote de puercos”.

[JBP] Recuerden, arriba en este valle, hay un lugar donde le dicen “las lechoneras”. Los que han venido a Cayey saben que arriba hay esos restaurantes donde venden comida de puercos; y todo el río, desde la montaña, pasa por detrás de todos esos sitios y llega hasta acá, hasta el valle; y se ha contaminado mucho; pero claro, con los tratamientos y las bombas y todo eso de tratamientos filtrantes, pues hacen lo mejor que pueden para servirle agua a la comunidad, al pueblo.

638 – “Y yo era muy crítico de ello, solo diciendo que eso no debería ser hecho. Y mientras yo estaba allí, hubo una Voz que me habló y me llevó hacia arriba, y yo noté el tabernáculo, así como está ahora mismo. Pero había…”.

[JBP] Esto, cuando estaba yo leyéndolo en una ocasión, él, así mismo me interrumpía y me decía: [WSS] “Mira, espérate un momentito: recuerda que allá arriba en la montaña, y camino hacia esa zona de la montaña, de esa parte, hay restaurantes que venden comida de puerco, y detrás pasa el río”, y me iba diciendo así mismo como les estoy contando, para que sepan más o menos la conversación que tuve con él, cuando yo le estaba – estábamos leyendo esta porción del libro de Citas. Dice…:

Y cuando yo le decía:

638 – “… y me llevó hacia arriba y yo noté el tabernáculo, así como está ahora mismo”.

[JBP] Él me decía: [WSS] “¿Ve? Él… vamos a decir, Benjie, que estaba él abajo, ahí en esa… en el río; y de ahí sube (porque hay una cuestita ahí cuando uno sube) y ve arriba el llano donde está la Carpa”.

Dice:

638 – “Pero había tanta gente hasta que solo estaban apiñados adentro, en el tabernáculo, en esta condición, así como está ahora. Y yo estaba feliz, parado detrás del púlpito diciendo: ‘Dios, qué bueno eres Tú para darme un tabernáculo’. Y en ese tiempo el Ángel del Señor me habló, y dijo: ‘Pero este no es tu tabernáculo’”.

[JBP] Y él escribe ahí:

[WSS] «Un valle, un río y un tabernáculo».

[WSS] «Este no es tu tabernáculo».

[JBP] Y escribe una pregunta: [WSS] «¿De quién es?».

[Rev. José B. Pérez] O sea que ese tabernáculo, ese lugar, al que él se refiere ahí, es de otra persona: del que estará obrando en ese lugar; o sea que será de otro que estará ministrando allí.

Y ese río, él lo representa en eso que él está hablando allí de revelaciones divinas, revelaciones de Dios que estaba recibiendo Elías allá en el monte, en la cima del monte; lo cual representa esa agua que él estaba tomando para sustentarse. Y fíjese cómo él lo pone: que es revelaciones de Dios. O sea, coloca los Siete… Sellos es (logré leer ahí): [WSS] «…los 7 Sellos…».

Dije: “Edades”, pero es, dice: “Sellos”. Luego ahí lo corregimos bien.

[WSS] «En la cima del monte encontró agua de vida = revelaciones de Dios (los 7 Sellos), los 7 Truenos».

O sea, parece que él escribió por encima; pero es: [WSS] «los 7 Sellos y los 7 Truenos». O sea: Los Siete Sellos, los Siete Truenos, en la cima del monte. ¿Ve cómo en la cima del monte es donde Elías encontró ese arroyo?, y fue y bebió de ese arroyo. Y cómo él allí dice que [WMB] “Dios, permíteme en aquella mañana, encontrarnos en aquel río en aquella mañana”. Y él coloca: [WSS] «la resurrección».

O sea, por eso es que ustedes vieron en algunos lugares donde leíamos anteriormente, en estudios pasados, donde decía que: [WMB] “Miren cómo se mueve…”. [WSS] «La Carpa = resurrección»5. Miren todo lo que envuelve este lugar de La Gran Carpa Catedral.

Cómo todo eso el hermano Branham lo hablaba en diferentes momentos, y todo indicaba y apuntaba hacia ese lugar. Todo Dios lo estaba enfocando a esa parte culminante. Lo cual iba a ocurrir, lo más grande primero: que es la revelación, la Palabra siendo traída en enseñanza, en forma de enseñanza; y luego la resurrección y la transformación.

Miren todos los eventos proféticos tan importantes que envuelve la Visión de la Gran Carpa Catedral: el valle, el río, todo está en un mismo hilo de pensamiento; y también está en el territorio, está con el pueblo, y está con los ministerios que ya Dios había señalado y predestinado desde antes de la fundación del mundo. Por eso no podía ser en otro lugar, por eso tenía que ser en una isla; y ya hasta ahí podemos dar, identificar ya el sitio, porque ya sabemos el sitio.

Pero hay cosas que a medida que vamos viendo, en cuanto a su cumplimiento, mientras se vayan cumpliendo, ahí más todavía, Dios va a seguir vindicando el lugar en donde fue colocado el hermano Branham en esa visión.

O sea que cada cosa que se va a ir cumpliendo, cada cosa va a ir dando en el blanco, y cada cosa va a ir vindicando que ese es el lugar en donde Dios le mostró al reverendo William Branham esa actividad en específico.

Pero a medida que se va acercando ese momento, Dios va a ir vindicando más y más ese lugar, y el pueblo, y el ministerio; porque todo es (vamos a decir) un solo paquete, un solo package en inglés (no sé si se dice así, pero cuando uno habla así de: “Eso es un package”, o sea, un solo paquete). Todo en un solo conjunto de lugar, de grupo, de pueblo y de ministerio también. Y Dios nos va a ir abriendo todo ese misterio a medida que se va cumpliendo, para que no surjan imitaciones.

Sigue diciendo aquí donde nos quedamos… O vamos a buscar rapidito donde dijimos, de leer también algo aquí: En la página 135, que él nos habla allí también de la resurrección (hay varios extractos aquí que hablan de eso), en la 1202 dice [Citas]:

1202 – “Ahora, la primera cosa acontece cuando somos resucitados… / A los que están durmiendo en el polvo, serán despertados primero, y ellos – estos cuerpos corruptibles se pondrán en incorrupción en la gracia de rapto del Señor. Y entonces todos nosotros nos reuniremos. Y cuando ellos comienzan a reunirse ([JBP] Recuerden: [WMB] “Mire cómo se mueve la resurrección”6), entonces nosotros, que vivimos y quedamos, seremos cambiados”.

[Rev. José B. Pérez] Y por eso él allí, en eso que leímos de… [“EL SELLO DE DIOS”]:

85 Ahora ruego que pueda encontrarme con cada uno en aquella mañana… en aquella ribera esplendorosa.

[JBP] Y más adelante, dice:

[85] Y ruego que los guardes por Tu Gracia hasta cuando nos encontremos ([JBP] o sea, nos reuniremos) en aquel río en aquella mañana.

[Rev. José B. Pérez] Sigo en el libro de Citas:

1202 – “Estos cuerpos mortales no verán muerte, sino que solo de pronto, será como un arrebato pasa sobre nosotros, y ustedes son cambiados. Ustedes son vueltos atrás como fue Abraham: de un hombre viejo a un hombre joven, de una mujer vieja a una mujer joven. ¿Qué es este cambio repentino? Y después de un rato ustedes están viajando como un pensamiento, y pueden ver entonces a los que ya están resucitados. ¡Oh, qué hora! Entonces nos reuniremos con ellos y entonces seremos arrebatados con ellos para encontrarnos con el Señor en el aire. / Sí, toda la Iglesia estará junta, pero después, después de que la resurrección y el rapto hayan comenzado”.

[JBP] Y escribe arriba: [WSS] «Todos estarán juntos».

[JBP] Y también escribe: [WSS] «Resurrección y rapto».

[JBP] Y escribe acá al principio del párrafo 1202: [WSS] «Nos reuniremos». Tiene que haber un lugar entonces, para reunirnos. [WSS] «La resurrección y la transformación (también acá lo escribe también) y el rapto».

[WSS] «Viajando como el pensamiento».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo acá donde nos quedamos, en Primera de Reyes, dice (voy por el verso 9 del capítulo 19):

9 Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?

10 Él respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

11 Él le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová ([JBP] y él escribe): [WSS] «1ro.» «poderoso viento fuerte / Lutero»; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras [WSS] «1» el viento un «2» terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto.

[JBP] Y al lado escribe: [WSS] «2do.» «Terremoto / Wesley».

12 Y tras el terremoto un «3» fuego; pero Jehová no estaba en el fuego ([JBP] y él escribe): [WSS] «3ro.» «Fuego / pentecostés». Y tras el fuego un «4» silbo apacible y delicado.

[JBP] Y escribe: [WSS] «4to.» «Silbo (y una pirámide) la Piedra Angular».

13 Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?

[JBP] Y hace un dibujo de la pirámide y las últimas tres etapas: [WSS] «1» «2» «3», que es: Lutero, Wesley y Branham (o sea, pentecostales). Y arriba, en la Piedra Angular, escribe: [WSS] «4».

14 Él respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

15 Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco; y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria.

16 A Jehú hijo de Nimsi ungirás por rey sobre Israel; y a Eliseo hijo de Safat, de Abel-mehola, ungirás para que sea profeta en tu lugar.

17 Y el que escapare de la espada de Hazael, Jehú lo matará; y el que escapare de la espada de Jehú, Eliseo lo matará.

18 Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

[JBP] Y esos siete mil representan a los 144.000 que serán sellados por el Ángel.

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice en el mensaje “¿QUÉ HACES AQUÍ?”7, dice en la página 15 (eso es del mensaje “¿QUÉ HACES AQUÍ?”):

121 ¿Qué oyes tú? Sabe usted, yo pienso que estamos demasiado interesados en escuchar con atención todas las cosas del mundo y cosas como esas, que no podemos escuchar esa pequeña y suave Voz.

[JBP] Y él dibuja una pirámide, y escribe: [WSS] «Apoc. 4:1, 22:6, 22:16».

122 Escuchamos decir a nuestros pastores: “Solo únanse a la iglesia, y todo estará bien”. Escuchamos decir a algunos: “Solo hable en lenguas, y asunto terminado”. Algunos de ellos dicen: “Solo grite, y eso es todo”.

123 Usted no podrá oír esa suave Voz apacible y delicada, que coloca Algo rico y profundo en la vida, y lo hace a usted lo que debería ser.

124 Un trigo no trae trigo porque está en cierta rama o tallo. Una cizaña también está en un tallo. Pero se necesita la vida dentro de ese tallo para traer trigo. Las aguas que caen riegan ambas. Ambas se regocijan. Ambas crecen.

125 Los hombres y las mujeres pueden crecer gritando y alabando a Dios, hablando en lenguas y perteneciendo a la iglesia, danzando en el Espíritu y pagando sus diezmos, y aun así no estar en sus corazones esa suave y apacible Voz delicada del amor profundo [WSS] «ágape» y rico de Dios ([JBP] y hace un dibujo de la pirámide, y escribe): [WSS] «suave Voz».

126 “Aunque entregare mi cuerpo para ser quemado como un sacrificio, y no tengo amor, nada soy. Aunque diere todos mis bienes para alimentar a los pobres, aún nada soy. Aunque tuviere fe para mover montañas, nada soy. Aunque hablare lenguas humanas y angélicas, nada soy”. ¿Ve? Es esa Voz suave, apacible y delicada que habla acá dentro en su corazón [WSS] «alma», que cambia cada actitud, que hace diferente su naturaleza, y usted llega a ser una nueva criatura en Cristo.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La Voz suave para el alma, para el lugar santísimo», y hace una flecha hacia la Piedra Angular.

[JBP] Y en la página 16 dice [PÁG. 17]:

134 Y ayuda a esta iglesia, Señor, para que puedan esperar en Ti, y renueven su fe, y su fuerza, para que levanten alas como águilas. Que ellos estén escuchando, Señor, no el ruido, no el grito, sino que estén escuchando esa Voz suave y apacible.

[JBP] Y él hace un dibujo de la Piedra Angular, escribe: [WSS] «4» adentro. Y escribe: [WSS] «Águila», y [WSS] «suave Voz», señalando hacia la Piedra Angular.

135 Señor, dentro de unos pocos días estaré yendo hacia una cueva, a esperar. ¡Oh, Dios, ayúdame, Señor! Ciégame y cierra mis oídos de las cosas del mundo, de la popularidad y la fama, y de cualquier cosa vana que este mundo pueda ofrecer. Déjame permanecer allí, Señor, hasta que escuche esa Voz suave y apacible.

[Rev. José B. Pérez] El domingo estaremos hablando algo muy importante, en una de las citas que se van a estar leyendo de… Y en el escrito de esa cita van a ver algo de esa Voz, lo cual estará siendo cumplida en el cumplimiento de la Visión de la Carpa; estará cumpliéndose ese momento que el hermano Branham allí habla de la Voz; y estará ya plenamente, ya en ese momento, ese cumplimiento; pero antes estará siendo cumplida, estará cumpliéndose eso ya en una manera en la cual estaremos escuchando y viendo lo que Dios estará mostrando en la apertura del Séptimo Sello abierto al público.

O sea, la apertura del Séptimo Sello completamente, la apertura de lo que trae la Fe de Rapto, la Fe de Transformación —que lo trae los Truenos—, eso será en el cumplimento de la Visión de la Carpa, en el cumplimiento de esa etapa de Enseñanza; la cual ya estamos cumpliéndolo. No es algo que va a ocurrir, sino: está ocurriendo; y no se nos debe pasar por alto.

Lo que la trayectoria del cumplimiento pleno de la Visión de la Carpa, lo que va a llevar a ese cumplimiento pleno: ya estamos en ese entrelace, en ese camino rumbo a ese evento; porque todo comienza en una forma progresiva y en una forma sencilla también. Porque Dios, cuando va a hacer algo grande, lo cumple en simplicidad, en sencillez; y cuando va a hacer algo más grande, lo cumple más sencillo todavía.

Es como cuando…, ustedes pueden ver allí algo que ocurrió, por ejemplo, cuando Jesús se les perdió a ellos (eso fue cuando Él tenía 12 años), lo encuentran en el templo; y luego, después de eso, no sabemos más nada de Jesús, hasta los 29 años y medio, por ahí de 28 a 29 años y medio, donde lo encontramos ya comenzando un ministerio o el ministerio mesiánico por el cual Él había sido enviado.

Y luego lo encontramos (luego de esos 3 años) ya siendo adoptado en el Monte de la Transfiguración, y teniendo una Obra de 6 meses ya adoptado, para poder dar Su vida en la Cruz y poder tomarla; o sea, por eso Él dice: “Nadie me quita la vida; yo la pongo por Mí mismo, para volverla a tomar”8. O sea que tenía que estar adoptado para hacer esa labor.

Y así también, en el tiempo final habrá ese lapso de tiempo de… 15 a 17 años; si usted saca cuenta desde de ese día o ese momento en que Jesús tenía 12 años hasta el momento en donde Él comenzó Su ministerio, fue unos… (12 años más… hasta los 29): 17 años que no se sabía o no hay registrado (luego lo vamos a conocer) esa historia de ese tiempo, que no está registrado en la Biblia, ese tiempo de la vida de Jesús. Y todo va a ser igual, porque todo será paralelo a la Primera Venida del Señor.

Y habrá un tiempo de, más o menos, por ahí 17 años, en donde ese tiempo, luego de que ese ministerio sea… porque tendrá un comienzo la parte… (vamos a ver cómo… para no tener que dar quizás alguna fecha) pero tendrá una parte en donde comienza, y luego se marca esos 17 años, en donde, si colocamos ahí esa fecha del 2019, en donde de ahí (vamos a decir) hacia atrás, pueden ustedes sacar cuentas por ahí, alguna fecha; y también, luego de eso, haber un entrelace; porque allá, al cumplirse los 29 años y medio del comienzo del ministerio de Jesús…

Fíjense que todo Dios lo cumplió exactamente para comenzar esa Obra de la primera parte de la semana número setenta de la profecía de Daniel, o sea, esos primeros 3 años y medio; lo cual resta todavía 3 años y medio más, que corresponden al pueblo hebreo (la segunda mitad, la segunda parte de la semana número setenta de la profecía de Daniel). O sea que ahí Él marcó el comienzo de esos 3 años y medio primeros, y su culminación fue en la Cruz del Calvario.

Pero acá, ese entrelace de cuando comience ese ministerio ya plenamente, puede comenzar – puede haber comenzado – puede comenzar (no les voy a dar esa fecha)… vamos a ver… Porque no podemos basarnos tampoco en… Nuestra fe está basada es en las promesas y está basada en que Dios va a cumplir todo. O sea, lo creemos sí o sí. Sea mañana, sea pasado mañana, sea de aquí a un año, sea de aquí a 20 años, nosotros creemos en que Dios nos va a transformar.

Ahora, hay una serie de eventos que tenemos que ir teniendo conocimiento, para que no se nos pase por alto lo que Dios está haciendo.

Dios lo que está haciendo con nosotros es ayudándonos, nos está llevando de la mano, para no tener que creer y obtener esa fe por cosas que nos están atucuñando para que las creamos, sino por revelación, por fe. Pero hay fechas que están ahí y tienen que ser habladas, para que luego quede como la historia de todo lo que se estuvo cumpliendo.

Y como estamos hablando así en forma de… entre amigos; porque somos todos amigos, somos hermanos, pues hablamos así de esta forma. En este tipo de actividades es bueno, esta forma de actividades es bueno, porque así podemos platicar así de esta manera, familiarmente.

Y si usted ve el comienzo de esos tres años y medio de la gran tribulación (conocer esa fecha), ya ahí conoceríamos, de ahí para atrás, cuánto tiempo sería ese ministerio, en el momento en el cual ya llegará a esa parte culminante que se le quita la vida. Pero en esa parte culminante ya ese ministerio estaría adoptado, como pasó con la Primera Venida del Señor: Ese ministerio de Jesús fue adoptado antes de cumplir el motivo por el cual, o la Obra por la cual, Él había sido enviado; ya era…, ya estaba adoptado para hacer esa labor.

Y para el final de ese ministerio: el ministerio de Moisés y Elías, al final, ya será un ministerio adoptado, el cual podrá también, él podrá decir: “Nadie me quita la vida; yo la pongo por mí mismo para volverla a tomar”. Y allí se cumplirán todas esas promesas y profecías que están allí en el libro del Apocalipsis, y muy especialmente en Apocalipsis, capítulo 11.

El cumplimiento de ese tiempo —luego de la historia bíblica cuando vemos allí ya a Jesús comenzando Su ministerio—, luego de esa fecha del 2019 puede Dios ya estar obrando en ese año, y en el otro año, buscando ya que ese ministerio esté siendo preparado para que Dios cumpla (en algún momento) esa parte del comienzo de ese ministerio; lo cual, en el tiempo de Dios, puede estar ocurriendo en un lapso de tiempo para dejar oculto exactamente el comienzo.

O sea que será algo que se entrelazará con la Obra que Dios está llevando a cabo, con todo lo que Él ha prometido en medio de Su Iglesia; lo cual es la promesa de una Gran Carpa Catedral en medio de la Iglesia del Señor. Y a la vez que el pueblo de Dios está preparando el lugar para esa manifestación gloriosa, Dios también está preparando un hombre para cumplir esa promesa.

Y Dios estará en una forma sencilla obrando: comenzará en una forma progresiva, mostrándole al pueblo, primeramente, cómo Él estuvo haciendo ese entrelace dispensacional y cómo comenzó esa nueva dispensación. O sea, vendrá en la base de la Palabra, vendrá caminando en la Palabra, mostrándole al pueblo ese cambio de dispensación, mostrándole al pueblo que los escogidos están juntos, mostrándole al pueblo que ya estamos en un nuevo día dispensacional, mostrándole al pueblo que estamos ya en la cuarta vigilia.

O sea que a medida que el pueblo va preparándole algo físico para Dios, Dios está preparando a un hombre —espiritualmente— para cumplir la Obra que Dios ya predestinó desde antes de la fundación del mundo. “Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que antes revele Sus secretos a Sus siervos, los profetas” [Amós 3:7]. O sea que Dios estará preparando a un hombre para que, a medida que Dios va preparando el lugar, los hijos de Dios estén preparando el lugar para ese cumplimiento, Dios también está preparando a Su hombre; para que así llegue a la parte en donde ya todo esté listo, y entonces Dios cumpla ese día exactamente.

Pero ya antes venía una trayectoria, y se estaba entrelazando ese ministerio con todo lo que Dios estaría cumpliendo físicamente; donde ya vemos, allí en ese lugar, que personas entraban faltándole un brazo y los brazos siendo creados, personas en camillas, personas en muletas; todo eso ya lo estaremos viendo en toda su plenitud, ese ministerio obrando en favor de todos los necesitados; porque la humanidad estará ya – ¡ya está en una necesidad grande!, pero en ese momento ya habrá más necesidad en el mundo; porque el hermano Branham decía en el libro de Citas: [WMB] “Hay tanta necesidad en el mundo”9, y todos van a desear recibir el beneficio de lo que Dios estará trayendo por medio de esos ministerios.

Pero antes, el beneficio primero lo tendrán los escogidos: trayéndole —ese ministerio— la Palabra revelada, trayéndole a cada uno de los hijos de Dios lo que se necesita para obtener esa Fe de Rapto. Por lo tanto, la primera sanidad que Dios hará a un ser humano será la sanidad del cuerpo completo, dándonos ese cuerpo glorificado. Esos son los primeros seres humanos, que es la Novia de Dios, los escogidos de Dios de la Edad de la Piedra Angular, en donde obtendrán el beneficio; son los primeritos que obtendrán el beneficio de ese ministerio bajo Carpa: obtendrán el beneficio de sanidad total, sanidad completa, sanidad de alma, espíritu y cuerpo; porque nos dará un cuerpo eterno y glorificado.

Ya tenemos un cuerpo teofánico allá en la sexta dimensión, representándonos a cada uno de nosotros allá. Pero ¡esa sanidad será completa!: Vendrá Dios y nos dará ese cuerpo eterno y glorificado, y ahí nos estará dando los beneficios de la Tercera Etapa, los beneficios de la sanidad; no tan solo de un brazo, no tan solo de un pie, sino del cuerpo entero; o sea, un cuerpo eterno y glorificado.

Luego, los que estén en esos días, que tendrán el beneficio de sanidad para entrar ya y enfrentar dentro de la gran tribulación todo lo que va a venir, ya ellos tendrán el beneficio de un brazo, de un pie, de vista, de oídos (cuando son mudos pues pueden hablar); o sea, todos esos beneficios los van a recibir ya el mundo. Y ya eso será para que, cuando entre la gran tribulación, ya tengan ese beneficio para luego dar su vida por el Mensaje, dar su vida por Aquel que les trajo esa oportunidad; porque Dios ve sus corazones y ve que son gente buena; esos son gente que aman a Dios y creen en Jesucristo. O sea que ellos conocerán también el misterio de la Segunda Venida del Señor.

Así que en esa etapa, en la cual estará Dios mostrando esas grandes señales y maravillas, será ya un tiempo en donde el mundo verá esa manifestación gloriosa, y también el pueblo hebreo. El pueblo hebreo dirá: “Este es el que nosotros estamos esperando. ¿Qué hace allá?, ¿qué hace nuestro José allá?”. Y él les mostrará la Lluvia Temprana y la Lluvia Tardía. La Lluvia Tardía porque ellos la van a ver, la van a recibir, van a creer; pero él les mostrará lo que fue la Lluvia Temprana, lo que fue la Primera Venida del Señor. Y todo eso obrará para bien para los hebreos también.

Ayer estuvimos sacando la cuenta también de esas fechas, de los tres años y medio luego de la partida del mensajero (que fue el día de ayer). Muchos todavía estaban sacando la cuenta de que era hoy; pero esos cálculos que son de computadora y eso, me estuvieron diciendo que es que no cuentan el día 30 de marzo, sino que empieza a contar desde el 31; pero si usted coge un calendario, y vamos a decir que lo hacemos a lo arcaico, lo hacemos a lo manual, y usted se pone a contar uno por uno todos los días: los 1260 días caen el día de ayer.

Así que algo grande ocurrió el día de ayer (ya en la nochecita para hoy, para el día de hoy), en el Programa Divino; porque son etapas que se cierran y se abren otras.

Es como también en el mes de octubre, creo que este año cae el 4 o el 5, por ahí, del día de la expiación; cae por ahí (estuvieron verificándome) el 4 o el 5 de octubre. O sea que este mes completo de septiembre, el mes de octubre, son meses muy pero que muy importantes en el Programa Divino; y en la parte espiritual Dios siempre obra; y para los hijos de Dios muchas bendiciones son derramadas.

Estemos a la expectativa de todo. Dios todo lo cumple en forma sencilla.

Ahora, no sabemos cuánto tiempo lleva ya ese comienzo de ese ministerio, o que esté en ese entrelace; porque una cosa sí está ya marcada: y es el comienzo de la gran tribulación. O sea, ya comenzando la gran tribulación, ya se sabe, de ahí para atrás, cuánto tiempo es, y también se sabría cuánto tiempo o cuándo comenzaría.

Recuerden que hay unos días de entrelace, en donde… Por ejemplo, Dios dijo: “120 años, y raeré la Tierra”10; Él dijo 120, pero después pasaron ciertos días más11. ¿Ve?

Igual el Día de Pentecostés: pasaron 10 días más.

Igual el día de Josué: también pasaron varios años.

O sea que hay que verlo conforme al calendario profético y conforme al Programa Divino, para que así no vengan tampoco imitadores tratando de imitar; o si saben el día, pues viene ese día y hacen una imitación, que pueden engañar hasta a los escogidos, en cuanto a eso; porque en cuanto a muchas cosas también hay imitadores, los cuales tratan de desvirtuar a los hijos de Dios, a los escogidos; pero los escogidos no serán engañados.

Por eso los escogidos se están basando, y se basarán siempre, en la fe; en la fe, en las promesas; y por la fe es que creen; y por la fe es que luchan y se mantienen firmes hasta la transformación. Ellos no necesitan fechas. Ellos necesitan es saber que Dios lo prometió y que lo va a cumplir, y que cada uno de nosotros lo cree; eso nos basta a nosotros.

Pero decimos estas fechas para que vayan teniendo un cuadro bastante claro de cómo Dios va en el Programa Divino. No basamos nuestra fe en las edades (en las edades que tenemos como años), o en fechas de tiempo; sino que basamos nuestra fe en las promesas, que es lo importante; para no entrar en fanatismo. El fanatismo echa a perder las bendiciones de Dios.

Nunca se incline al fanatismo, nunca lo haga. Como en el libro de Los Sellos (ustedes pueden buscar allí), que dice que [WMB] “por el fanatismo echaron a perder lo de Elías”12, algo así dice. ¿Ve? No se puede entrar en fanatismo.

Bueno, ya vamos a ir redondeando. Quedé – quedamos quizás en algunas cositas por ahí, pero ya eso lo dejaremos para otra ocasión en donde… Vamos a leer aquí entonces, para terminar, aquí en la página 16 que nos quedamos a mitad, en el mensaje “¿QUÉ HACES AQUÍ?” [PÁG. 17]:

[134] Que ellos estén escuchando, Señor, no el ruido, no el grito, sino que estén escuchando esa Voz suave y apacible.

135 Y Señor, dentro de unos pocos días estaré yendo hacia una cueva a esperar. ¡Oh, Dios, ayúdame, Señor! Ciégame y cierra mis oídos de las cosas del mundo, de la popularidad y la fama, o de cualquier cosa vana de este mundo que pueda ofrecer. Déjame permanecer allí, Señor, hasta que escuche esa Voz suave y apacible. Entonces deja salir a Tu siervo, Señor, montado sobre las alas de un Águila.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Suave Voz, Águila». ¿Y cuáles son esas Alas? Los ministerios de Moisés y de Elías.

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 14-A del libro de Citas, miren lo que dice allí (para leerlo ya de una vez, para que quede aquí esta cita), párrafo 144 dice:

144 – “Así que hagamos lo que podemos mientras es de día, y algún día habrá un… las alas de un Águila blanca [WSS] «Moisés y Elías» ([JBP] escribe) bajarán y Él nos llevará”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El Rapto = Águila blanca los rapta».

[Rev. José B. Pérez] Que Dios les continúe bendiciendo grandemente, que Dios les guarde; y continúe Dios abriéndonos el entendimiento, las Escrituras, para comprender todo lo que Dios está haciendo en este tiempo; y que no se nos pase por alto en la manera, en la simplicidad que Dios lo está cumpliendo en medio de nosotros.

Muchas gracias, misionero Miguel Bermúdez Marín; que Dios te siga bendiciendo grandemente, que Dios te siga dando mucha salud, mucha fortaleza; y también a ti, Ruth, que Dios te bendiga; y a todos los ministros allá en esta dedicación del auditorio “En Victoria”, en este tema que tienen en estos días: “La victoria definitiva de la Iglesia”.

Y ahí nos quedamos a mitad, en esa página 23, de la “RELIGIÓN DE JEZABEL”, pero luego ya la continuaremos leyendo en alguna otra ocasión.

En este tema que le colocaremos aquí en esta plática, el tema que le tienen allí para esa dedicación en la congregación que pastorea el reverendo Francisco Guerra, en este nuevo auditorio, el tema que le tienen: “LA VICTORIA DEFINITIVA DE LA IGLESIA”. Ese ha sido el tema que tenemos también para este estudio bíblico de esta ocasión, de hoy sábado, 10 de septiembre de este año 2022.

Ha sido realmente un gran privilegio y una bendición que Dios me ha concedido poder hablarles; y ya mañana podremos continuar en esta parte de Enseñanza, la cual está en el Programa Divino y está basada en las Escrituras; porque Él está en nuestro tiempo caminando sobre las Aguas de la Palabra.

“LA VICTORIA DEFINITIVA DE LA IGLESIA”.

Que Dios les bendiga y Dios les guarde a todos.


1 SPN65-1126 “Obras es la fe expresada”, pág. 46, párrs. 334-337

2 SPN61-0319 “La religión de Jezabel”, pág. 18, párrs. 93-99

3 Estudio Bíblico #233, 2022/ago/28-1 (domingo), pág. 29 del (f), pág. 167 del (T3)

4 61-0216 “El Sello de Dios” (párr. 85 en inglés)

5 Estudio “La Dispensación de la Adopción”, 2022/ago/22-1 (lunes), pág. 18 del (f), pág. 18 del (T3)

6 Citas, pág. 12 párr. 96

7 SPN59-0301E “¿Qué haces aquí?”, pág. 15, párrs. 121-126; pág. 17, párrs. 134-135

8 San Juan 10:18

9 Citas, pág. 26, párr. 216

10 Génesis 6:3

11 Génesis 7:4

12 Los Sellos, pág. 272, párr. 214

Ir arriba