Las cosas que acompañan a la Tercera Etapa

Reproducir vídeo

Las cosas que acompañan a la Tercera Etapa

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 4 de junio de 2022
Cayey, Puerto Rico

Muchas gracias, Félix, que Dios te bendiga grandemente; Gabriel también. Que Dios reciba estas alabanzas como un perfume suave ante Su presencia. Y así estamos listos, preparados, para recibir todo lo que el Señor nos tenga en esta ocasión por medio de Su Palabra. Palabra que nos ha dejado en este tiempo, la cual produce esa fe de rapto: esa Palabra que vino por medio del Ángel del Señor Jesucristo William Soto Santiago.

Y conscientes de que el mensajero y el Mensaje es lo mismo1; por eso es como si él estuviera aquí, porque se hace uno solo. Y al hablar la Palabra que Dios ha traído por medio de él, es como si estuviéramos escuchándolo de él; pero Dios usa siempre a alguien para poder hablar.

Por eso le damos gracias a Dios que Él nos ha permitido en este tiempo, con reverencia y con respeto, hablar toda esta Palabra que nos ha dejado el Ángel del Señor Jesucristo, William Soto Santiago; por lo cual le damos un fuerte aplauso de agradecimiento a Dios, que lo haya dejado escrito, grabado, en videos, en folletos, en las imprentas que lo imprimen, y también en letra.

Cuando él decía: [WSS] “Si no lo digo, pues lo dejo aquí escrito”2. O sea, si lo va a dejar escrito no es para tenerlo guardado; es para, en un momento dado, Dios iba a permitir que el pueblo de Dios tuviera acceso a todo eso, para poderlo dar a conocer al pueblo; si no, no lo dejaría escrito, porque para qué entonces lo hubiese escrito.

Por eso estamos muy agradecidos a Dios por eso. Y todos los días le damos gracias a Dios por haberlo dejado en video, en audio, escrito en folleto, y también escrito en los libros. O sea, todo lo que Dios nos ha dejado por medio del mensajero es para bendición de nosotros, y es lo que contiene… todo eso contiene la fe de rapto; nada más y nada menos: lo que cada uno de nosotros necesita para irnos ya de aquí a la Cena de las Bodas del Cordero.

Leemos una porción aquí de la Escritura, en el Evangelio según San Juan, capítulo 15, verso 26; dice:

26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

27 Y vosotros daréis testimonio también, porque habéis estado conmigo desde el principio.

[JBP] Y el capítulo 16, verso 4, dice [San Juan]:

4 Mas os he dicho estas cosas, para que cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho.

Esto no os lo dije al principio, porque yo estaba con vosotros.

5 Pero ahora voy al que me envió; y ninguno de vosotros me pregunta: ¿A dónde vas?

6 Antes, porque os he dicho estas cosas, tristeza ha llenado vuestro corazón.

7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

9 De pecado, por cuanto no creen en mí;

10 de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más;

11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

[Rev. José B. Pérez] Que nuestro Padre celestial nos abra el entendimiento y nos abra las Escrituras, para comprender toda esta Palabra que estaremos hablando en esta ocasión. En Su Nombre Eterno como Hijo de David, como Rey de reyes y Señor de señores, William. Amén y amén.

Hoy estaremos leyendo también algún extracto acá de este saludito que él dio a los ministros en Xalapa, Veracruz, México, para que los que estén también en diferentes países conectados. Ya se subió este a la página de la Carpa y también a la página de la red social Telegram.

Este tema que colocamos acá es de esta serie que se viene hablando de la Tercera Etapa, la cual, en estos días mencionamos algunos escritos que él escribió en una de las libretas, que coloca: [WSS] «La 3ra Etapa tiene tres partes, cosas que le acompañan». Y de ahí fue que tomamos el tema: Las cosas que acompañan a la Tercera Etapa.

[Estudio bíblico]:

 

¿A QUIÉN SE ENSEÑARÁ CIENCIA?
Dr. William Soto Santiago
Cayey, Puerto Rico
Domingo, 4 de abril de 1976

Y todo eso fue abierto a la Novia, todo eso fue abierto; el Séptimo Sello fue abierto, pero ¿qué pasó? Fue abierto a la Novia como grupo pero nadie entendía lo que los Truenos hablaron, porque los Truenos darían la fe para el rapto. Fíjese todo lo que tienen los Truenos; y los Truenos son la Voz de Dios.

Entonces todo eso estaba ahí; y los Truenos, la Palabra de Dios, daría esa fe para el rapto. Pero ¿cómo sería traído eso? Esa Palabra o esos Truenos emitirían sus voces ¿como qué? Como cuando un león ruge, ¿ven? ¿Entonces sería qué? Sería dado a conocer a los escogidos como individuos. ¿Sería dado a conocer qué? Ese misterio; porque no fue abierto al público, o sea, a los individuos no fue abierto hasta que llegara esa hora.

¿Y esa hora llegaría cuándo? No mientras el velo de carne que Él usó para cumplir Su Segunda Venida. Mientras estuviera ese velo de carne aquí, ese misterio no sería abierto al público; así como no fue abierto al público el misterio de la Primera Venida de Cristo hasta que el velo de carne donde vino fue quitado; cuando fue quitado, entonces, el Día de Pentecostés fue abierto al público, sería entonces nuevamente un tiempo de Pentecostés en que sería abierto al público.

[Rev. José B. Pérez] Y allí en el libro de Citas, en la página 23, párrafo 190, dice:

190 “Él está obligado a presentárselo a usted una vez, para que usted esté sin excusa en ese día. ¡Oh! Yo siento en mi corazón, espero que algún día Dios me mande a Palestina. Los judíos esperan eso. Ellos leen el Nuevo Testamento. Ellos empiezan a leerlo. Ellos dicen: ‘Usted quiere decir que el Mesías ha estado aquí’. ‘Sí, fue muerto y levantado otra vez’. Ellos dicen: ‘Déjenos verlo hacer la señal de un profeta, y lo creeremos’. Yo quisiera verlos, llamar miles de ellos para decirles: ‘Ahora ustedes acepten este Mesías’. Entonces en el mismo fundamento que el Espíritu Santo se derramará la primera vez, Dios lo derramará otra vez en los judíos. Entonces la edad gentil finalizará. Usted sabe eso. Hollarán las paredes de Jerusalén hasta que los gentiles sean acabados. Cuando los judíos reciban el Espíritu Santo y reciban el evangelio y comiencen, ellos evangelizarán al mundo. Lo llevarán a donde los gentiles ni aun pensaron llevarlo”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «el Día de Pentecostés (pero ahora es) el Año de Pentecostés».

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice en el mensaje “PREGUNTAS Y RESPUESTAS”3, página 26 (arriba, comenzando). Esto es una serie de mensajes que él predicó de preguntas y respuestas. Dice… Y esto es de la pregunta [pág. 928]:

291. Algunos dicen que el hermano Branham es el Hijo del Hombre. Yo creía que la Columna de Fuego era el Hijo del Hombre. ¿Estoy errado?

Y en una contestación o en parte de toda esa contestación (porque fue larga), dice [pág. 931, párrs. 116-117]:

116 Entonces vigile las obras de Ella4. Ella, en medio de nosotros, prueba que el mismo Jesús que vivió una vez en Palestina, el mismo Espíritu que estaba sobre Él, ha subido a través de un Cuerpo hasta que ella regresa de mando: la Cabeza, que Él pronto viene a reclamar el Cuerpo. ¡Amén! La Cabeza viniendo al Cuerpo. ¿Lo captan? Eso será el Hijo de Dios, el Hijo del Hombre, el Hijo de David, el YO SOY, la Rosa de Sarón, el Lirio de los Valles, la Estrella de la Mañana.

117 Yo no soy Él; soy Su siervo. Y la Columna de Fuego no es Él; Él está a manera de Espíritu, ¿ven?, lo que estaba sobre el Hijo del Hombre, y ahora ha venido para ungir hijos del hombre ([JBP] y él escribe: [WSS] «Elías y Moisés»), para traer otra vez un ministerio exactamente igual como Él dijo que sería, para así unirse la Cabeza y el resto del Cuerpo.

[JBP] Y escribe:

[WSS] «un ministerio para unir la cabeza al cuerpo».

[Rev. José B. Pérez] Y también en la página 42, dice, párrafo 345 (a mitad del párrafo dice) [Citas]:

345 – “¿En qué forma viene el Hijo del Hombre ahora? Y primero aparecerá, será Moisés y Elías. Ahora, fíjense, antes que Jesús vuelva a la Tierra… Ahora, es poco antes de tiempo, pero el Espíritu de Elías volverá a la Tierra y tornará los corazones de los hijos a los padres. La Biblia lo dice. Jesús lo vio aquí, los apóstoles lo vieron aquí, el orden de la Venida del Hijo del Hombre glorificado. Él será glorificado y volverá. La primera cosa, antes que lo vieran, ¿qué era? Elías. ¿Luego? Moisés; Israel volviendo hacia allá, los guardadores de la Ley; y luego el Hijo del Hombre glorificado. ¡Amén! ¿Ven el orden de Su Venida?

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «el Hijo del Hombre glorificado».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí [“PREGUNTAS Y RESPUESTAS #2” (pág. 931)]:

118 Igual como la pirámide según edificó Enoc. Y hallamos en esa pirámide, que nunca obtuvieron la piedra angular sobre ella. ¿Por qué? La Piedra Angular aún está por venir. Los siete escalones en la pirámide… Estudiaremos eso algún día, y solo me gustaría mostrarles cómo a la verdad está perfectamente con la Escritura.

[WSS] «en el nuevo ministerio» [JBP] escribe él.

119 Y ahora, si notan en su billete americano de un dólar, en esa gran piedra angular, el ojo, dice: “The Great Seal”, “El Gran Sello”. Vendrá.

Y noten esas piedras… ¿Alguna vez, alguno aquí estuvo en las pirámides en Egipto? Bien, si ustedes notan… ahí, hay manos que están ahí atrás. Bien. Esas piedras están puestas ahí tan perfectas, y esa cima, donde la semejanza de cúpula en la cima de ella, cuando venga esa piedra, será como un gran diamante encajado ahí mismo verdaderamente perfecto en ella ([JBP] ahí está la traducción en español).

[Rev. José B. Pérez] Y en “REVELACIÓN, CAPÍTULO 4, PARTE 2”5, nos habla un poquito más de este Gran Diamante. En la página 39 abajo, dice:

184 Pero aquellos grandes diamantes, ahora, allí están, una bola grande. Pero cuando… Ellos los toman y toman máquinas eléctricas y los cortan, y hacen un diamante cortado. Entonces cuando ellos lo cortan, es para reflejar los colores de fuego de su quilate, y reflejará siete colores también.

¡Oh, como que Jesús…!

185 ¡Oh!, usted podrá tener un montón dinero, usted podría ser dueño de una flota de Cadillacs, usted podría ser un pastor de muy grande morgue o una catedral de algo, usted podría ser un obispo o un arzobispo, pero, ¡oh, hermano!, cuando usted halla esa Joya, ese Diamante, un hombre vende toda la riqueza que él tiene, lo regala, todo lo demás.

186 Mire a la virgen durmiente. ¡Oh!, ¿qué hizo ella? Ella tuvo que vender algo para comprar su Aceite. ¿Qué tuvo que vender ella? Sus viejos credos y denominaciones y cosas. Ella vendió todo lo que tenía para hallar a Cristo, Cristo es esa grande Joya. Jesús, ese cuerpo… [Cinta en blanco.—Ed.] Si solamente tengo un boleto [WSS] «token» para ir al Cielo cuando el tren pase, una de estas mañanas oscuras. ¡Oh, qué bendición! [JBP] Y él escribe: [WSS] «cuarta vigilia».

[WSS] «la Joya de gran precio / el Diamante y las fatuas».

[JBP] y arriba también escribe:

[WSS] «el Gran Diamante refleja los 7 colores del arco iris».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo [“PREGUNTAS Y RESPUESTAS #2” (pág. 931)]:

120 Ahora, esa piedra no encajará ahí abajo en ese fundamento del fondo, tampoco encajará en el segundo fundamento o en el tercer fundamento. Únicamente encajará en el fundamento de la cima, cuando todo el edificio haya sido cuadrado a la piedra. Y Jesús no puede venir hasta que la Iglesia, un Cuerpo de creyentes y el ministerio que una vez Él dejó tendrá que ser el mismo entonces como lo fue en aquel entonces… Y luego, eso trae…“Para que no fuesen perfeccionados sin nosotros” ([JBP] o sea, los de la sexta dimensión. Y él escribe: [WSS] «un ministerio igual»), Pablo dijo, Hebreos 11. “Para que no fuesen perfeccionados sin nosotros”. Ellos tienen que tener este ministerio [WSS] «Moisés y Elías, Jesús» para resucitar a los luteranos, a los wesleyanos, y a todos aquellos a través de sus edades. Cuando eso venga, cuando esa parte… donde se congregan las águilas ([JBP] lo que leímos una parte anoche)“Tal como esté el cuerpo muerto, se juntarán las águilas”, era la pregunta. Oh, es justo perfecto. Espero que eso contestó la pregunta.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «águilas se juntan».

[Rev. José B. Pérez] En el mensaje “EL SELLO DE DIOS”, o “EL SELLO DE PASCUA”6, también nos dice algo allí. En la página 36 abajo, dice:

217 ¿Por qué son estas cosas? Mire aquí, personas aquí en Phoenix. Mire a las personas que han creído en esto. Miren las personas que tienen esto, que ponen las manos sobre usted. Vigile lo que sucede. Es Poder vivificador. “Estas señales seguirán a los que creyeren”. Si ponen las manos sobre los enfermos, ese Poder vivificador, de águila para águila, algo va a suceder. Ahora, de un águila a un buitre, no funciona. Del águila al águila, se levanta del patio de la granja hacia los cielos. “Estas señales seguirán a aquellos que creen”, cuando ambos hayan creído. [JBP] Y él escribe: [WSS] «De águila a águila funciona – De águila a buitre no funciona».

218 Vean ese mismo Poder vivificador de Dios representado en estos dos profetas, Elías y Eliseo. Noten: la misma Palabra; uno de ellos es cogido, y el otro es arrebatado: tomado y arrebatado ([JBP] ahí lo traducen “cogido y arrebatado”). Él fue arrebatado con Él. Tomados con ellos, cogidos con ellos, se encuentran con ellos en el aire. “Siendo arrebatados para encontrarse con ellos en el aire”.

219 Noten, un ave tiene que tener dos alas, para él poder balancearse. ¿Eso es correcto? Elías fue una ala trasladada. Eliseo fue el ala de la resurrección. ¿Vea? Ambos, juntos, representan los santos que están viviendo y los santos que han partido.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Elías / Eliseo».

[Rev. José B. Pérez] Vamos a ir al libro de Citas, que no se nos vayan quedando algunas citas que tenía anotadas para leerles; y nos vamos por partes, y que sea el Señor el que nos dirija. Párrafo 183, abajo dice:

183 – “El hijo del hombre está siendo ahora revelado desde el Cielo ([JBP] y él escribe: [WSS] «La Venida del Hijo del Hombre»). ‘¿Vendrá después de un tiempo, hermano Branham?’. Es ahora. Yo deseo no hacer esto tan personal en esta reunión; espero que su espíritu dentro de usted, que es dado por Dios, pueda leer lo que estoy hablando. El Hijo del Hombre ya ha venido de Su gloria y se está revelando a Sí mismo por los cuantos años pasados a Su Iglesia en Su misericordia; enseñándoles Su gran presencia, haciendo las mismas cosas que Él hizo cuando Él estuvo aquí en la Tierra, revelándose a Sí mismo como Él lo hizo a Abraham antes de la destrucción. Él ha venido ahora en misericordia revelándose a Sí mismo a la Iglesia; se han reído y lo han escarnecido. La siguiente vez que Él se revele a Sí mismo, será en el juicio al mundo y las naciones que se olvidaron de Dios y pecaron su manera de gracia… Su Día de Gracia, más bien”.

[JBP] Y en la misma página 23, pero párrafo 186, dice [Citas]:

186 – “Ella corrió a la ciudad y dijo: Vengan a ver a un hombre que me ha dicho las cosas que yo hice: ¿No es este el Mesías? Y él nunca hizo eso a un gentil. ¿Por qué? Él lo dejó hasta este día. Eso es lo que dijo aquí, en los días cuando el Hijo del hombre, sea revelado del Cielo. Se está revelando a Sí mismo ahora a la Iglesia por misericordia. La siguiente vez que se revele a Sí mismo será en la destrucción, a quienes rechazaron el Mensaje”.

[Rev. José B. Pérez] Y en “LA RESTAURACIÓN DEL ÁRBOL NOVIA”7, que es donde nos habla también de esa Piedra que será encajada ahí, colocada ahí en el Cuerpo, dice en la página 43:

[511] La cuarta Luz vendrá [WSS] «Elías y Moisés», y traerá las mismas señales. Vigilen: justificación restauró la pulpa.

Santificación repuso la corteza; doctrina de santidad.

512 ¿Qué restauró a las hojas? Los pentecostales. ¿Qué es eso? Pentecostal, hojas, palmear con sus manos, gozo, regocijo.

513 Pero el cuarto es la Palabra misma. La Palabra hecha carne [WSS] «Elías y Moisés»: el fruto del fruto de la resurrección, la señal final de Cristo, después de plantada la justificación, la santificación, y el bautismo del Espíritu Santo (las organizaciones murieron), y Cristo [WSS] «Elías y Moisés» se ha centralizado de nuevo como la cúspide de la pirámide.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Cristo en la cúspide de la montaña. Es la 4ta Luz: Elías y Moisés»

[JBP] Sigue diciendo:

[513] Primera línea: «1» Justificación, «2» santificación, «3» bautismo del Espíritu Santo; entonces «4» la Venida de la Piedra Angular.

514 ¿Qué es? El grupo del Espíritu Santo envueltos de tal forma que pueda encajar con la misma clase de ministerio que Él tenía cuando se fue; de manera que al retornar los tomará en el Rapto ([JBP] y ahí está hablando de la resurrección), donde ellos son «1» justificados, «2» santificados, y «3» el bautismo del Espíritu Santo. Esa pirámide se levantará de nuevo. La Casa de Dios volverá a vivir. El Árbol de la Vida está creciendo otra vez.

[JBP] ¿Ve? ¿Y dónde es que ellos son justificados, santificados y reciben el bautismo del Espíritu Santo? Es en la Edad de la Piedra Angular.

Y al frente, en la carátula del frente: está la pirámide, pero en la parte de arriba, que es en la Edad de la Piedra Angular, él coloca allí, escribe: [WSS] «Aquí son justificados, santificados y bautizados y raptados». Pone las cuatro etapas en la Edad de la Piedra Angular.

Lutero solo tuvo justificación; Wesley solo tuvo santificación; y en el tiempo del hermano Branham el bautismo del Espíritu Santo; y en este tiempo es el rapto; pero todo eso lo reúne en la Edad de la Piedra Angular, eso es lo que él escribe allí. Y escribe: [WSS] «Apocalipsis 4:1».

[Rev. José B. Pérez] Vamos a seguir aquí leyendo del estudio [bíblico]:


LA SEGUNDA DISPENSACIÓN: LA CONCIENCIA
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 14 de marzo de 2015
Lambaré, Central, Paraguay

Así que queremos estar conscientes de que estamos haciendo historia. Conforme a como usted haga será que aparecerá en la historia de la dispensación correspondiente a la Edad de Oro, que nos llevará al Reino del Mesías y nos llevará a la Cena de las Bodas del Cordero; y antes nos llevará ¿a qué? A la transformación de nuestros cuerpos.

De todas esas cosas estaremos escuchando más adelante: en la Tercera Etapa, de la cual habló el reverendo William Branham que se cumplirá en una Carpa pequeña o cuartito pequeño, pero en una Gran Carpa Catedral; algo grande para contener algo pequeño. Y lo grande, la gente dirán: “Es ese edificio”, pero los que tienen visión profética dirán8: “Lo grande es lo pequeño que hay en ese lugar: un cuartito pequeño”. Eso es lo grande.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje que repartimos acá, en la parte donde dice… Vamos a ir a la página 6 de este mensaje:

PALABRAS DE SALUDO A LOS MINISTROS
Dr. William Soto Santiago
Miércoles, 25 de marzo de 2009
Xalapa, Veracruz, México
(Página 6)

Eso fue dicho ahí, y fue en el Sexto Sello.

Así que va a haber… vamos a ver algo de las cosas que están prometidas para el Día Postrero; pero solamente vamos a estar viendo los dolores de parto; pero el parto y la parte difícil de la gran tribulación, no la vamos a ver; solamente la antesala a esa gran tribulación.

Y en la antesala a la gran tribulación pues ya estará esa Carpa Catedral en pie; y va a ser de mucha ayuda y de mucha bendición para millones de seres humanos.

Hay un sinnúmero de cosas que están ligadas a la Visión de la Carpa. Por ejemplo, la fe para el rapto o fe de rapto, para ser transformados y raptados; el misterio y apertura del Séptimo Sello; las copas y las plagas, la predicación, la revelación de las plagas… las Copas, las Plagas, las Trompetas. De todo eso se va a estar hablando en el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

Recuerden que el reverendo William Branham siempre deseaba tener la Carpa para predicar sobre las plagas, sobre las trompetas, sobre las copas. Así que todas esas cosas van a ser tratadas en los mensajes que se van a estar predicando. Lo del Nombre Nuevo también.

Y muchas cosas Dios va a estar haciendo en el cumplimiento de la Visión de la Carpa, porque ya ahí será, esa Tercera Etapa será por la Palabra creadora siendo hablada.

Y será… no será un espectáculo público la parte de sanidades y milagros que sean hechos en ese lugar. Solamente verán que entrarán personas con problemas de salud, y por otra puerta verán que saldrán bien; y los entrevistarán y darán testimonio de lo…; y les preguntarán: “¿Qué pasó allá?”. —“No sé lo que pasó, no pude saber lo que pasó”.

Pero una cosa sí podrán decir: “Pero sí sé que antes era cojo, o antes era ciego, y ahora veo”. Como dijo el joven: “Una cosa solamente sé, que antes tenía aquel problema y ahora no lo tengo” .

Solamente el pasar por allí… ¿Qué misterio hay allí? No les digo, ya lo van… algún día lo verán; porque dice que va a ser algo muy privado.

[Rev. José B. Pérez] Y cuando él decía que solamente el Ángel del Señor Jesucristo conocería ese misterio – y conoce ese misterio, y que nadie más en la Tierra conocería ese misterio; pero recuerden, ya él no está acá, y eso fue cuando él estuvo entre nosotros. Pero cuando él ya estaba por irse él dio a conocer, eso que estará ocurriendo allí, a mí persona; y ustedes no podrán decir: “No, es que el hermano William dijo que eso no lo iba a saber nadie, solamente él”. Pero él se fue. Él tenía que dejar a alguien con todo lo que tenía que tener, esas herramientas que tenía que tener, para que eso estuviera en función. No que dependa de esa persona para que funcione; sino que a través de ese ministerio que estará allí, Dios estaría obrando en medio del pueblo de Dios. Pero de eso no se va a decir nada, de eso se quedará en secreto; pero eso sí fue hablado.

(…) ¿Qué misterio hay allí? No les digo, ya lo van… algún día lo verán; porque dice que va a ser algo muy privado. Y miren lo que se va a cumplir ahí, lo que dijo Cristo: “Cuando ores, entra en tu cámara secreta y ora a tu Padre celestial, el cual te ve; y Él te recompensará en público. El cual te ve y te oye, y Él te va a recompensar en público” .

Vean, y todo eso, vean, va a ser entonces un lugar ya destinado para una persona; y esa va a ser su cámara o su oficina, para… ya sea estar estudiando y orando por los enfermos… Eso va a ser en esa forma.

¿Y cómo lo va a hacer? ([JBP] Y si tiene que estar estudiando, pues tiene que ser una persona que está de carne y hueso. Y hasta ahí yo les puedo decir). La muestra la dio el reverendo William Branham en las cinco manifestaciones, donde vio la poderosa mano del Señor. ¿Ve? Todo eso luego vino a ser – fue una realidad; y luego se convierte en tipo y figura de lo que va a ser la Tercera Etapa en el cumplimiento de la Visión de la Carpa.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, página 120, el párrafo 1068, dice:

1068 – “¡Y ese grande don! He tratado de explicar los otros y decir cómo opera. Esto no se puede explicar. Nada más espera. No estará en operación tan perfectamente ahora. Espera cuando ese Concilio de Iglesias traiga esa persecución, entonces pasará [WSS] «sucederá, acontecerá». Esta es la razón por qué yo vuelvo a orar por los enfermos. Solamente tengo una sola cosa en mi vida que el Señor me dijo que no se ha cumplido todavía, es ese edificio o carpa donde estará un cuartito, y yo tendré que estar adentro orando por los enfermos. Esto no ha pasado todavía, que yo sepa. Esta es la única cosa que yo sé”.

[JBP] Y él escribe [WSS] «La Carpa y el cuartito».

[JBP] Y al ladito escribe:

[WSS] «Carpa»

[Rev. José B. Pérez] Seguimos leyendo aquí, del estudio bíblico; página 2, dice:

Es como el tabernáculo que construyó Moisés y el templo que construyó el rey Salomón. Todos podían decir: “¡Qué edificio tan grande o qué tabernáculo tan grande!”. Ellos pensaban que lo grande era el edificio que veían, pero lo grande era el lugar santísimo; porque allí estaba el arca del pacto, allí estaba la presencia de Dios en la Columna de Fuego, en medio de los dos querubines de oro que estaban sobre el propiciatorio; eso era lo grande, contenido en una parte pequeña del templo.

Todo eso es reflejado para el cumplimiento de la Visión de la Carpa, de La Gran Carpa Catedral, en donde se cumplirá la Tercera Etapa y donde nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero; porque es allí donde Cristo como León estará hablándonos con esa Voz representada en siete truenos, Cristo como León clamando y Siete Truenos emitiendo Sus voces. Esa es la Voz de Cristo en el Día Postrero, en la etapa o Edad de Piedra Angular, así como fue la Voz de Cristo a través del mensajero de cada edad en el pasado, pero no como León.

(…) Ahí está el misterio del Séptimo Sello, pero no vamos a tocar mucho sobre ese tema, pues le fue dicho al reverendo William Branham que de eso no hablara para que no surgieran imitaciones. Así que vamos a dejar eso quietecito hasta que corresponda para la Tercera Etapa, en el cumplimiento de La Gran Carpa Catedral, que es donde Dios nos va a permitir entender muchas cosas que actualmente se tocan suavemente, pero después, ya para ese tiempo, se van a hablar abiertamente muchas cosas que necesitamos conocer para tener la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Es en el cumplimiento de la Visión de la Carpa, en la manifestación de la Tercera Etapa, donde el misterio de la Segunda Venida de Cristo va a ser abierto a la Iglesia del Señor Jesucristo.

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice en el mensaje, en la página 155 del libro de Citas, párrafo 1384, dice: 

1384 – “Yo miré alrededor y pensé: ‘¿Qué es eso? No estoy fuera de mí. Pero aquí estaba esa espada en mi mano; brillante y resplandeciente, vislumbrando en el sol’. Dije: ‘No hay nadie dentro de millas del cañón. ¿De dónde habrá venido eso?’. Entonces oí una Voz decir: ‘Esa es la espada del Rey’. Dije: ‘Un rey arma a un hombre con una espada’. La Voz volvió y dijo: ‘No una espada de un rey, sino ‘La Espada del Rey’, la Palabra del Señor’. Dijo: ‘No temas. Es sólo la Tercera Etapa. Es la vindicación de tu ministerio”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «La 3ra Etapa es la vindicación del misterio de Elías».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo (estoy en la página 3) [estudio bíblico]:

Recuerden que los Siete Truenos de Apocalipsis, capítulo 10, revelan el misterio de la Venida del Señor, revelan el misterio del Séptimo Sello. El Séptimo Sello es la Venida del Señor, que es lo que nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Y son los Truenos, la Voz de Cristo, que nos dará la fe para ser transformados.

Así que habrá un tremendo…, un avivamiento grande, un despertamiento espiritualmente grande, un despertamiento espiritual en ese tiempo.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “YO ACUSO ESTA GENERACIÓN”9, nos dice el reverendo William Branham en la página 66, hablándonos de esa Espada y de la Tercera Etapa (como a mitad), dice:

[391] Yo te suplico que salves a cada uno, Señor.

392 Permite que venga un avivamiento de lo exacto y que un gran Poder venga a la Iglesia justamente antes que el avivamiento se vaya. No es difícil suplicar eso, porque tú lo prometiste.

Señor, estamos buscando la Tercera Etapa que sabemos que hará grandes cosas en nuestros medios por nosotros ([JBP] y ahí lo del tema “Las cosas que acompañan a la Tercera Etapa”).

393 Yo soy Tuyo, Señor. Yo me coloco en este altar, tan consagrado como yo mismo sé hacerme. Quita al mundo de mí, Señor. Quita de mí las cosas que son perecederas; dame las cosas imperecederas: la Palabra de Dios. Permite que yo sea capaz de vivir esa vida tan completamente, hasta que la Palabra esté en mí y yo en la Palabra. Concédelo, Señor. Permite que yo nunca me torne de Ella. Permite que yo sujete esa Espada del Rey bien firmemente, la agarre bien estrechamente.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «la Espada del Rey».

[Rev. José B. Pérez] Y también en el libro de Citas nos dice, en el párrafo 993, dice de la página 113 del libro de Citas, dice:

993 – “Y así como el Padre lo mandó a predicar a los vivientes, aquellos que tenían esperanza, y luego les presentó el mismo Mensaje a los que no tenían esperanza, parece que va de acuerdo con lo de ahora que tiene que ser así, porque el Espíritu de Cristo que mora en nosotros no cambia la naturaleza de Él, no cambia el sistema de Dios. Él es el mismo en cada generación. Él debe ser el mismo. Dijo: ‘Así como el Padre me envió a mí, también yo os envío a vosotros’. Los ministerios deben de ser los mismos”.

[JBP] Y él allí escribe: [WSS] «La 3ra Etapa es para:

La Iglesia-Novia
La virgen insensata
Los perdidos
Los 144.000 hebreos»

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Los Sellos (en uno de los saludos, creo que fue la semana pasado o la anterior)10, que leímos donde él escribió:

[WSS] «La 1ra Etapa
La 2da Etapa
La 3ra Etapa

[JBP] Y pone allí:

La 3ra Etapa tiene tres partes, cosas que le acompañan».

[JBP] Y escribe: [WSS] «La 1ra cosa», y no escribe nada.

Vamos a ir por aquí por partes, para ir leyendo, y vamos viendo esa primera cosa que acompaña a    la Tercera Etapa como la primera cosa.

En el libro de Los Sellos (vamos a leer del libro rojo), página 471, a mitad del párrafo anterior del último, dice:

[161]. Entonces me alzó y me colocó en un lugar muy elevado, donde había una reunión, y parecía una carpa o una especie de catedral. Yo miré, y así a un lado parecía que había una cajita, un lugar pequeño. Y esa Luz que ustedes ven sobre la fotografía estaba hablando con alguien [WSS] «5to Elías» más arriba [WSS] «octava edad» de donde yo estaba [WSS] «séptima edad». Se fue volando de donde yo estaba, y se fue a posar sobre la carpa, y dijo: “Te encontraré allí. Esto será la Tercera Etapa, y no se lo dirás a nadie”.

162. Y allá en el Cañón Sabino, Él me dijo: “Esta es la Tercera Etapa”. Hay tres cosas muy grandes ([JBP] y aquí vamos a leerlas) que acompañan la Tercera Etapa. Una de ellas se abrió ayer ([JBP] y ahí escribe la primera cosa, y él escribe: [WSS] «Moisés y Elías». Ya sabemos colocar allí en esa primera cosa: Moisés y Elías), otra hoy ([JBP] y él escribe: [WSS] «el 7mo Sello». Y en este otro libro escribe: [WSS] «la Venida del Señor»), y queda una cosa que no puedo interpretar, porque está en un idioma desconocido.

[JBP] Y esa sí la escribió él allí:

[WSS] «La 3ra cosa: será en una Gran Carpa Catedral donde el Espíritu Santo estará operando».

[JBP] Y ahí tenemos las tres cosas que acompañan a esa Tercera Etapa.

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Citas, página 1-B, párrafo 10, dice el reverendo William Branham:

10 – “¿Recuerdan que les dije que vendría un tiempo cuando los secretos del corazón de la gente serían conocidos? Eso es lo que el Señor ha hecho. Eso es lo que está haciendo ahora. ¡Y escúchenme! Escuchen… La Palabra de Dios. Aún está en pañales. ¿Pueden llevarme récord de eso? Está en su infancia ([JBP] en ese tiempo). Si yo solo puedo mantenerme humilde ante Dios y Dios me permite vivir, creo que la hora viene. Vean es como de un tributario pequeño aquí, un gran océano más allá. Algún día Él me permitirá cruzar esa última marca más allá de ese… no el tributario, sino dentro del continente, dentro del cuerpo de agua principal. Entonces grandes cosas serán hechas justamente al final, antes de la tribulación”.

[JBP] Y eso que estará ocurriendo será en una Gran Carpa Catedral, donde él escribe allí: [WSS] «será en una Gran Carpa Catedral donde el Espíritu Santo estará operando».

[JBP] Y él escribe varias citas allí de Los Sellos, que luego pueden estudiar sobre ellas.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí, en donde nos quedamos, en la página 3, dice [estudio bíblico]:

Y nos estamos preparando espiritualmente y físicamente también. Y estaremos trabajando en el proyecto de esa Gran Carpa Catedral por amor a Cristo y a Su Programa en este tiempo final.

Así que Dios les bendiga y les guarde, y adelante. Solamente tocamos así por encima la segunda dispensación, la Dispensación de la Conciencia, pero en otra ocasión ya vamos a tener más detalles sobre las siete dispensaciones.

Recuerden que tiene que ser en una dispensación siempre que se lleva a cabo el Programa de Dios. Y ahora, no se va a llevar a cabo el Programa de Dios de este tiempo final en la primera dispensación, por la sencilla razón de que esa dispensación ya pasó; tampoco se va a llevar en la segunda, tercera, cuarta, quinta o sexta, porque ya esas dispensaciones han llegado a su final, y lo que queda de la sexta es muy poco tiempo; es un tiempo de entrelace con la séptima dispensación.

Que Dios los bendiga y les guarde, les fortalezca, y nos abra a todos las Escrituras y el entendimiento para comprender, y aumente nuestra fe: a tal grado que tengamos la fe de rapto, la fe para ser transformados y raptados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. En el Nombre del Señor Jesucristo. Amén.

 

UNIDOS CON EL ÁNGEL TRABAJANDO EN LOS PROYECTOS DIVINOS
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 14 de febrero de 2015
Monterrey, Nuevo León, México

Y dijo que – le mostró al reverendo William Branham una Gran Carpa Catedral y las cosas que Él estaría haciendo allí; pues cuando vean esa promesa de una Gran Carpa Catedral, ahí será que Él va a cumplir la Tercera Etapa, de la cual el reverendo William Branham habló.

Ahora, no sabemos si será desde el comienzo de esa Visión de La Gran Carpa Catedral, o será a mediados o al final; porque no somos nosotros los que le ponemos condiciones a Dios, es Dios que tiene ya Su Programa; Él lo va a hacer de la forma que Él lo pensó antes de la fundación del mundo.

Así que usted llegó tarde para aconsejar a Dios. La Escritura pregunta: “¿Quién fue Su consejero?”11. ([JBP] Como: “No, es que así no me gusta que se están cumpliendo las cosas, no me gustan en esa manera”. ¿Ve? Llegó tarde para aconsejar a Dios). ¿Quién fue Su consejero para aconsejarle que tuviera una Gran Carpa Catedral donde se manifestaría en toda Su plenitud? Si eso Él lo pensó desde antes de la fundación del mundo. Por lo tanto, ni usted ni yo aconsejamos a Dios; pero Él nos aconseja a nosotros, ese es el consejo más importante.

En una ocasión Él dijo: “Cuando ustedes vean a Jerusalén cercada de ejércitos, esa es la hora; ha llegado el tiempo de su destrucción. Huyan fuera de Jerusalén los que estén en Jerusalén; los que estén fuera, no regresen a Jerusalén; porque ese es el tiempo para su destrucción”.

O sea que la señal de ver a Jerusalén cercada de ejércitos, lo cual fue cuando el general romano Tito cercó a Jerusalén por unos dos años, ese era el tiempo para la destrucción de Jerusalén.

¿Ven? Siempre hay señales; y esas señales que Él dijo que serían vistas, no las podemos pasar por alto. Tenemos que darnos cuenta del tiempo para el cual Dios prometió que esas profecías fueran cumplidas.

Y cuando la Visión de la Carpa, la cual está ligada completamente a la Iglesia-Novia del Señor Jesucristo, en donde la Tercera Etapa, la etapa de la Palabra hablada creadora va a ser manifestada, también nos dará la fe para ser transformados, nos dará también la revelación de la Segunda Venida de Cristo, de Su Nombre Nuevo; y así nos dará la fe, la revelación para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] Hay una porción en el mensaje (del mismo que leímos hace unos minutos atrás) “PREGUNTAS Y RESPUESTAS”12, del 30 de agosto de 1964 a.m. (o sea, por la mañana; luego por la tarde él continuó). Página 33 de este mensaje… la pregunta es:

337. Explique la diferencia entre el “Nombre de Jesús”, y el “Nombre de Jesús”. ([JBP] Entonces él dice) (Espere un minuto) ([JBP] Y ahí corrige, dice) Explique la diferencia entre el nombre “Jesús” y el “Nombre de Jesús”.

135 Bueno, ambos serán lo mismo si son aplicados en la misma forma (¿ven?), aplicados a la misma persona, el nombre Jesús, y el Nombre de Jesús. El Nombre de Jesús y el nombre Jesús es quién es Él. El Nombre de Jesús está hablando de la Persona, por lo tanto sería lo mismo… pienso que eso… ¿No suena eso sensato? ([JBP] En forma de pregunta). El nombre Jesús es de por sí la Persona, y el Nombre de Jesús es refiriéndote a esa persona. ¿Ven?

136 Digamos, mi nombre es William. Ese soy yo ([JBP] y él escribió al lado: [WSS] «William»). Muy bien. Ahora, usted dice… Estoy hablando… El nombre de William, entonces te refieres a mí. Ese es mi nombre. ¿Ve?

[Rev. José B. Pérez] Eso me acordó cuando él me puso a leer en el mensaje “PARADO EN LA ABERTURA”, que también es la porción que él escribe allí, pero…, “PARADO EN LA BRECHA”13, pero él la escribe del libro, las páginas 35, 36, y acá… no tenemos el libro aquí; aquí es la página 101 y 102 del párrafo 879, pero es la misma porción que está colocada allí, y cuando él me dice: [WSS] “Empieza a leer”.

141 Y Él me dijo: “Yo te daré una señal perpetua”, otra vez. Él me dijo: “Mira al oeste de donde tú estás”.

142 Y yo miré, y todo lo que vi fue una montaña con blancas capas en ella. Yo dije: “Yo no sé. Yo no miro ninguna señal perpetua en ella”.

143 Él dijo: “Tu nombre está escrito en toda ella”.

[…]

[148] Y había siete cumbres en la cima de la montaña, una montaña, que tenía varias millas. La última montaña antes de entrar a otra tierra; no había más montañas después de ella ([JBP] y él ahí me decía: [WSS] “Y después de ella no había más nada; siete picos, y después no había más nada”). Y corría de este a oeste, la cordillera de montañas, y estaba cubierta de nieve en la cima.

149 Los primeros dos picos eran pequeños, luego uno largo; y después otro pequeño, luego otro otro largo, después otro pequeño; y por último otro pico muy largo cubierto de nieve en la montaña ([WSS] “la Primera Etapa, Segunda Etapa y Tercera Etapa, representan esos picos altos” [JBP] eso él me lo iba diciendo allí). Y yo dije: “Señor, yo no entiendo qué quiere decir esto”.

150 Él dijo: “¿Cuántos picos hay allí?”.

151 Yo contesté: “Son siete”.

152 “¿Cuántas letras hay en tu nombre?”. ([JBP] Y el hermano Branham ahí dice) B-r-a-n-h-a-m, M-a-r-r-i-o-n B-r-a-n-h-a-m.

([JBP] Y ahí él me interrumpe, y me dice: [WSS] “Pero Marrion no es nombre, ni Branham tampoco”. Ahí fue que se sonrió, y me dice: [WSS] “Sigue leyendo”).

153 Y había allí tres picos sobresalientes. Él dijo: “Estos tres picos son primero, segundo y Tercera Etapa ([JBP] y ya él me lo había explicado antecitos ahí, lo que eran esos picos). El pequeño collado era la primera parte de tu ministerio, cerro pequeño, entonces tu primer etapa, bastante alto”. Tú sabes, la señal de la mano. Ahora, allí hay un pequeño espacio de tiempo, el tiempo que tomé para descansar un poco por sentirme muy agotado. Muchos de ustedes lo recuerdan. Entonces vino el discernimiento, la Segunda Etapa. Ahora, aquí está algo más, de esta clase de picos aquí, hace unos años, vean hacia atrás, cómo mi ministerio no era todavía, y entonces vino la Tercera Etapa.

[JBP] Y aquí, cuando él nos habla del nombre, allí él le dijo cuántos picos hay en la montaña. “Tu nombre está escrito allí”. Y él dice [“PREGUNTAS Y RESPUESTAS #3” (pág. 995)]:

136 Mi nombre es William. Ese soy yo. Muy bien. ([JBP] Y él escribió, recuerden, al lado: [WSS] «William»). Ahora, usted dice… Estoy hablando… El nombre de William, entonces te refieres a mí. Ese es mi nombre. ¿Ven? Ahora.

338. ¿Ha cambiado el Nombre del Señor en las diferentes dispensaciones?

137 ¡Sí, sí! Una vez fue llamado, Él fue llamado el YO SOY. Él era llamado Jehová, y ha cambiado muchas veces. La última vez fue cuando Dios se hizo carne y tomó un nombre humano ([JBP] y él escribe: [WSS] «nombre humano»).

138 Jehová, YO SOY, y todos esos, son títulos de un Nombre. ¿Ven? Fuiste bautizado en el Nombre de Jehová, tendrá que ser en el Nombre de Jesucristo. Fuiste bautizado en el Nombre de Jehová-Rafa (el Señor sana), Jehová-Manasés (el Señor que hace olvidar), y Jehová-Jireh (el Señor proveerá), todos esos, tendrá que ser Jesucristo. Jesucristo es el YO SOY.

[JBP] Sigue diciendo:

139 Recuerden, parado allí aquel día, y Él dijo: “Vosotros decís que coméis maná en el desierto…”.

“Nuestros padres comieron maná”.

Él dijo: “¡Y están muertos!”.

140 Ellos dijeron: “Bueno, ahora sabemos que estás loco, por cuanto solo eres un hombre y no mayor de cincuenta años, y dices que has visto a Abraham”.

Él dijo: “Antes que Abraham fuese, YO SOY” (Juan 8:58). ¿Ven? Él era el YO SOY. Y todos los títulos y nombres que alguna vez pertenecieron a Dios fueron hechos un Nombre humano, el Señor Jesucristo.

[JBP] Y en la página 72 dice, de este mismo mensaje [pág. 1028]:

303 Muy bien. Los que tienen eso… La Novia no necesita purificación alguna; Ella ya está purificada. Y los que están muertos allá en el pasado, ellos que pasan por… Ellos nunca recibieron la Luz que ha recibido esta iglesia aquí arriba; ellos vivieron bajo su justificación, santificación de esa forma, así sucesivamente. Vivieron a la Luz que tuvieron, quizás en una manera que ellos padecieron, y lo que sea por lo cual pasaron y sus persecuciones. Pero ahora, en este tiempo del rapto como este (¿ven?), tendrá que venir un tiempo ahora que esta novia (que rechaza la Cabeza de la Novia), tendrá que padecer por su rechazo, porque el Evangelio no le fue simplificado en el pasado, como les es simplificado a ustedes hoy. Ustedes lo ven tan simplificado. De hecho, han tenido todos esos años y ejemplos, los Sellos abiertos, las edades de la Iglesia expuestas, y todo de esa forma. Es tan simple que no lo puedes perder. ¿Ven? Y entonces, si lo rechazas completamente, solo hay una cosa a hacer, padecer por ello.

[JBP] O sea, por eso él nos decía siempre, el hermano William: [WSS] “Es tan sencillo que si no vigilamos nos pasaría por encima”. Todo es y será dado ¿dónde? En nuestro tiempo, en nuestra edad: la Edad de la Piedra Angular, no en las edades pasadas.

[Rev. José B. Pérez] Y ya aquí, para ir cerrando. Ya en la página 4, al final, dice [estudio bíblico]:

Estemos preparados, con nuestros ojos espirituales bien pero que bien abiertos.

Estamos en la etapa de Edad de Piedra Angular, donde todas las promesas del Día Postrero tienen que ser cumplidas.

[Rev. José B. Pérez] Bueno, hasta aquí, por hoy… Hemos visto este tema que hemos tenido de esta plática: “Las cosas que acompañan a la Tercera Etapa”, de las cuales ya hemos hablado hasta lo del Nombre, que ya debe de estar bien pero que bien claro y fundamentado en la Iglesia, en los escogidos; porque ellos allí, en el aposento alto, como leímos hace un tiempito atrás, que ellos estaban… donde él dice que ellos estaban allí en el aposento alto, y una de las cosas que colocaron allí en orden fue la adoración14. O sea que ellos conocían bien eso, lo establecieron bien, lo del Nombre15.

Así que hasta el Nombre ya debe estar bien pero que bien claro en la Iglesia-Novia que será pronto raptada. ¿Y quiénes son los que serán raptados? ¡Todos nosotros! Todos nosotros que hemos recibido este poderoso Mensaje que nos ha traído el Ángel del Señor Jesucristo, William Soto Santiago.

Hay una parte también, que íbamos a… la iba a dejar para otro momento en donde sea…, que quizás no iría en el tema, pero todo es la misma Palabra; y algunos pues han preguntado; y mientras podamos tener la contestación a algunas preguntas, pues buscamos en los mensajes y en los escritos del hermano William. Y en los mensajes, si no está ahí, pues buscamos; y así vamos comprendiendo y conociendo cómo la Iglesia-Novia debe estar para esa aparición de esos ángeles, de los siete ángeles mensajeros y el Ángel del Señor Jesucristo, el cual traerá, pasará por la sexta dimensión y traerá a todos los que están allí.

Y para esa visita tenemos que estar listos, tenemos que estar preparados; y corrigiendo lo que haya que corregir.

Y en esta parte de… porque me preguntaron de las pelucas; y encontré un lugar donde el hermano Branham habla, y así puedan estar, hermanos o hermanas tranquilas en esa parte. Déjame ver de dónde puedo comenzarles a leer aquí. Ya esto queda quizás queda fuera del tema, pero lo incluimos también. Dice… este fue del mismo día, fue predicado el 30 de agosto, pero en la tarde [“PREGUNTAS Y RESPUESTAS #4”]16. Dice:

112 Si una mujer tiene el pelo bien escaso ([JBP] o sea que lo tenga ralito, no le crezca mucho), y desea usar uno de esos postizos o lo que lo llamen ustedes ([JBP] el hermano William escribe: [WSS] «peluca»), pienso que es eso… Mi esposa lo usa. Ella dice que su pelo es escaso, y tiene cierta clase de cosa como así de grande alrededor, que parece un enorme bizcocho, extra grande ([JBP] o sea, cuando se lo coloca). Y ella envuelve su pelo alrededor de eso y lo fija con alfileres en él. Y ahora… Él, hasta donde me concierne, eso no molesta nada, mientras su pelo sea largo. ([JBP] ¿Ve? Mientras se lo deje crecer; pero si lo tiene ralito, pues… Y ahí mismo dice: “pintarse el cabello”).

113 Un ministro dijo que su esposa estaba condenada porque ella se tiñó el pelo. Y de una pregunta me enteré que eso significa una pintura ([JBP] él no sabía eso de “tiñó el pelo”) o colorante en su pelo. No puedo decir que eso esté mal; no tengo nada acerca de eso. Si ella tiene el pelo largo, eso es todo lo que yo puedo decir ([JBP] ¿Ve?, que en eso no habría problema).

114 Y ahora, un hombre… Esta persona dijo esta mañana quitándose su pelo, volviéndose a poner. Ahora, esto más bien llega aquí también, acerca del corte del pelo. ¿Ven?

115 Ahora, si un hombre no tiene pelo ([JBP] o sea, es calvo), y su esposa… He oído mujeres decir: “Bueno, si yo solo pudiera conseguir que Juan… ([JBP] y el hermano William escribe: [WSS] «peluca»). Yo creo que se vería mejor si él usara una peluca. Hermano Branham, ¿qué cree de eso? ¿Está mal que él lo haga?”. ¡No, señor! No, claro está, no está mal, no del todo. Si él quiere usarlo, eso está bien, no más que usar dientes postizos o lo que venga juntamente.

116 De paso, yo mismo tengo tres dientes postizos ([JBP] el hermano William lo subraya). No me gustaría tenerlos. Están en un alambre; siempre me están acortando la voz, y cortándome la lengua, y todo lo demás, pero tengo que tenerlos para comer. Y si yo… Cuando estoy en ultramar en esos viajes en las afueras, uso una peluca; no por el atractivo de ella, porque ustedes saben que me pararía aquí si no tuviera pelo en mi cabeza o lo que fuera. No me haría diferencia; estoy aquí para representar a Jesucristo. Pero cuando me paro allá afuera, casi la primer noche en una de esas tormentas tropicales, a la noche siguiente mi garganta está tan irritada que no puedo salir allá afuera.

[JBP] Y así le pasa también a Billy, que a veces se moja y al otro día amanece con la garganta… porque al no tener el pelo, si se expone, pues pasa eso.

117 Así que entonces, si fuese algo que yo quería hacer, y sentí hacerlo, yo lo haría. ¡Sí, señor! No hay nada que diga que no lo haga. Nada dice, hermana, que no puedas usar un postizo, o cambiar de pelo, o alguna otra cosa… Eso está perfectamente bien, pero déjate el pelo largo. Y el hombre, córtese el suyo. Lo que tengas, mantenlo cortado. ¿Ven? Entonces, eso lo concluye.

118 Y mujer, vístete como mujer. Y hombre, vístete como hombre; no trates de ser un afeminado y vestir ropa de mujeres. Y mujeres, no traten de ser masculinas y vestir la ropa del hombre, porque Dios no quiere que tú lo hagas; la Biblia condena eso.

119 Mas ahora, acerca de usar una peluca o usar pelo… Bueno, ¿qué es uno de esos postizos? ¿Cometí un error hace un rato, o es un pelucón? Es algo que una mujer se pone en su pelo para hacerlo verse aumentado… Sea lo que sea (¿ven?), no hay nada malo con eso. Siga adelante, está bien.

[Rev. José B. Pérez] Y espero haberles contestado esa pregunta del cabello: que lo tienen poquito y usan pelucas.

Bueno, como tengo el folleto de “PREGUNTAS Y RESPUESTAS”, imagínense todas las preguntas que hay ahí, pero ya sería otra actividad que pudiéramos tener de… y usar estos mensajes para contestar algunas de ellas. Veamos cómo luego Dios nos va dirigiendo a eso.

Pero aquí hay también de no mezclar matrimonios, conseguirse personas que no son creyentes, eso no está bien; pero si ya está (déjame ver si lo consigo rapidito), si ya está casada con un no creyente: no se separe, quédese con él. San Pablo decía que: “Tu, oh mujer, no vaya a ser que por ti sea salvo (o al revés, hombre), por ti sea ella salva”17; o sea, no se separen, quédense casados.

Esa era otra de las preguntas, pero no vine preparado para contestar esas preguntas; pero ya luego podemos ir contestando así, a medida que vamos consiguiendo todo lo que el hermano Braham habló y todo lo que el hermano William habló sobre eso. Porque lo que deseamos es estar bien delante de Dios, es estar preparados para ese encuentro, lo cual ocurrirá en nuestro tiempo.

Hay varias preguntas aquí y él las contesta, pero vamos a dejar eso de las parejas para otra ocasión.

Bueno, que Dios les bendiga, que Dios nos siga dando en este tiempo todo lo que necesitamos para estar listos, estar así preparados, para recibir la gran visita que tendrá la Iglesia en nuestro tiempo; y eso está muy pero que muy cerca.

Y aquí, mi deseo es que esta congregación esté preparada, esté lista, porque sabemos que aquí cosas grandes van a estar ocurriendo, y lo que debemos de hacer cada uno de nosotros es estar preparados. Así que por lo que corresponde aquí a Puerto Rico, esa es la responsabilidad que tenemos: es de estar preparados para esos grandes acontecimientos.

Y así cada pastor en cada lugar, en cada país, debe hacer lo mismo: prepararse para la transformación junto con la congregación. No colocarles a ellos una piedra en el frente; quítenle la piedra; póngale todo lo que tiene que tener la Iglesia para que estén también preparados.

Él espera una Iglesia pura, una Iglesia santa, una Iglesia que esté alineada con Su Palabra, y Él se vea reflejado en nosotros; y así Él diga: “Pero si ¡mira! ¡Si soy yo!”. Y al ver Él, y nosotros verlo a Él, seamos como Él, o sea: “Se parecen tanto a mí que los voy a transformar”; y que nos transforme. Ese es el deseo de mi corazón para la congregación aquí en Puerto Rico, la cual Él me ha dejado pastorear.

Bien, Dios les bendiga, Dios les guarde.

Y saludamos al misionero Miguel Bermúdez Marín, que al principio no lo saludamos, pero ahora él lo va a ver, porque están grabándolo allá. Que Dios lo bendiga grandemente en esta actividad que va a comenzar ya mismito allá en Colombia. Que Dios lo bendiga y lo use grandemente en esta actividad que tendrán allá en Bogotá, Colombia. Y le damos un fuerte aplauso al misionero Miguel Bermúdez Marín: Que Dios lo bendiga y lo use grandemente en este día de hoy sábado, 4 de junio de este año 2022.

LAS COSAS QUE ACOMPAÑAN A LA TERCERA ETAPA.

Con nosotros nuestro hermano Félix Caro, para así continuar con un canto, y agradecerle a nuestro Padre celestial por este día que nos ha permitido leer de Su Palabra.


1 Citas, pág. 151, párr. 1350

2 Estudio Bíblico #183, 2022mar06 (domingo), pág. 6 / 2005-06-12 “El Libro en la mano del Ángel Fuerte”

3 SPN64-0823E “Preguntas y respuestas #2”

4 [La Columna de Fuego –Ed.]

5 SPN61-0101 “Apocalipsis, Capítulo Cuatro, Parte 2”, pág. 31, párrs. 184-186

6 SPN65-0410 “El Sello de Pascua”, pág. 32, párrs. 217-219

7 SPN62-0422 “La restauración del Árbol Novia”, pág. 67, párrs. 511-514

8 [Esos son los que el hermano Branham habló allí en el libro de Las Edades, que ese es un grupo con percepción profética –Rev. José B. Pérez]

9 SPN63-0707M “La Acusación”, pág. 56 (párrs. 391-393 en inglés)

10 Estudio “El Pilar de Fuego guiándonos a la tierra prometida”, 2022may28 (sábado)

11 Romanos 11:34

12 SPN64-0830M “Preguntas y respuestas #3”, pág. 995, párrs. 135-136

13 SPN63-0623M “Parado en la brecha”, pág. 31, párrs. 141-143/148-153

14 Estudio Bíblico #190, 2022abr01 (viernes), págs. 10-12

15 Estudio Bíblico #198, 2022abr29 (viernes), pág. 15 / SPN63-0116 “El Mensajero de la tarde”, pág. 22, párr. 151

16 SPN64-0830E “Preguntas y respuestas #4”, pág. 1064, párrs. 112-119

17 1 Corintios 7:16

Ir arriba