Las siete dimensiones

Reproducir vídeo

Las siete dimensiones

Rev. José Benjamín Pérez
Sábado, 2 de julio de 2022
Cayey, Puerto Rico

ESTUDIO BÍBLICO
SÁBADO, 2 DE JULIO DE 2022

LAS SIETE DIMENSIONES”

[Rev. José B. Pérez] Muy buenos días a todos los aquí presentes, y también a los que están conectados a través del satélite Amazonas o de internet. Que Dios en esta ocasión nos hable directamente a nuestras almas, a nuestros corazones, nos abra así las Escrituras, y toda esta Palabra se encarne en nuestras vidas; y así seamos hoy Palabra encarnada en más porción en nuestras vidas. En el Nombre Eterno y glorioso como Hijo de David, Rey de reyes y Señor de señores, William. Amén y amén.

Para esta ocasión leemos en Primera de Pedro, capítulo 4, verso 17 en adelante:

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

18 Y: Si el justo con dificultad se salva,

¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?

19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

[Rev. José B. Pérez] (No sé si el audio… ¿lo están escuchando bien? Vamos a tratar de hablar un poco pausado, por la lluvia). ¿Ya ven? ¡Ya estamos siendo bendecidos!

En este tema que tenemos para hoy, de hoy sábado, 2 de julio de este año 2022: “LAS SIETE DIMENSIONES”, nos dice el reverendo William Branham en la página 75 del libro de Citas, párrafo 640:

640 – “Ahora, cuando nosotros venimos a lo largo, nosotros recordamos que nosotros vivimos aquí en tres dimensiones. Y yo no sé si yo las puedo nombrar o no. Una de ellas es [WSS] «1» luz, la otra es «2» materia. ¿Qué tantos recuerdan qué es la tercera? (¿Átomos?) «3» Tiempo. Correcto. Ahora, luz, materia y tiempo. Y nuestros cinco sentidos contactan esas dimensiones. Nuestra vista contacta luz. Nuestra sensación [WSS] «tacto» contacta materia, etcétera. Ahora, pero nosotros tenemos contacto a través de la ciencia con la «4» cuarta dimensión, como ella era. / «5» Ahora, la quinta dimensión es donde el pecador, el incrédulo, muere y va. La quinta dimensión es algo como el…, bueno, la dimensión horrible. Ahora, este hombre… Cuando un cristiano muere, él va dentro de «6» la sexta dimensión. Y Dios está en «7» la séptima dimensión”.

[JBP] Y al lado: [WSS] «Las 7 dimensiones».

[Rev. José B. Pérez] En la página 79, párrafo 674, ahí también relata… (para que tengan ya una base). En la 674 dice el reverendo William Branham, precursor de la Segunda Venida del Señor, con el espíritu y virtud de Elías en su cuarta manifestación; dice [Citas]:

674 – “45 Y nosotros vivimos ahora aquí en lo que llamamos tres dimensiones. Quizás no llame esto correcto. Yo pienso que las tres dimensiones son llamadas (algunos de ustedes muchachos afuera de la escuela secundaria quizás puedan corregirme en esto), luz, aire y pensamiento: tres dimensiones. Ahora… ¿está eso correcto? Luz, aire, y pensamiento. Esas son tres dimensiones, ¿lo son? Yo pienso eso está correcto. Muy bien.

46 Ahora tenemos – sabemos que hay otras dimensiones, que es la cuarta dimensión, porque la ciencia ha indagado dentro de ella y la encontró, y es el radio [WSS] «onda». No hay sentidos de nuestro cuerpo que pueda descubrir el radio o televisión sobre esa ola éter. Aunque a través de nosotros ahora están viniendo voces de la gente. A través de nosotros vienen retratos de televisión. Pero no tenemos nada en nosotros y ninguna manera para contactar eso en nosotros mismos. Se toma un cristal de alguna clase o un magneto, para contactar eso.

47 Pero habla que la quinta dimensión es donde el pecador se va cuando muere. Ahora, yo pienso que cuando el pecador muere, él se va a esta cuarta dimensión. Noten, la primer cosa, él no puede irse a la presencia de Dios porque es pecador, y su tiempo se ha terminado en esta Tierra.

48 Si yo lo tipificara para ustedes, es como tratando de dormirse y usted está en una – no puede estar dormido, y usted está en una pesadilla. Usted… Horribles cosas, usted está gritando. Usted está solo todo… Ese es el estado del malvado cuando está muerto. Él no puede entrar en la presencia de Dios porque es pecador. Él no puede retornarse para atrás a la Tierra porque su tiempo se ha cumplido. Y ha sido sorprendido entre medio de dos cosas en la quinta dimensión. Él tiene un alma, y ella no puede entrar en la presencia de Dios, porque no está cubierta por la Sangre. Es un pecador. Él no puede despertarse a sí mismo porque su tiempo se ha cumplido en la Tierra. Así que allí está él en una pesadilla atormentado. ¡Piense en ello ahora antes que usted entre! ¡Una pesadilla! ¡Grite!

49 Muchos de nosotros hemos tenido pesadillas. Es solo porque… Nos han dicho que es porque dos consciencias están pasando, sub y primera consciencia, y es atrapada entre medio. Y eso es la pesadilla [WSS] «la 5ta dimensión / pesadilla». Y cuando el pecador muere es atrapado con su alma entre la Tierra y el infierno en una pesadilla. Allí está parado.

50 Ahora, la sexta dimensión es en Cristo, los santos, santos muertos (o santos en descanso), cuyo trabajo es completamente terminado en la Tierra y han entrado en el descanso con Cristo bajo el altar, hermosamente [WSS] «bajo el Altar». Si usted lo parajea, como un sueño maravilloso del que usted no querría despertar. No es un sueño, es un natural, es real ([JBP] o sea, es natural). Pero yo solo le estoy haciendo una parábola a usted. Y desde luego la séptima dimensión es Dios solo [WSS] «7ma dimensión»”.

[JBP] Y al principio de este extracto escribe: [WSS] «El alma. Las 7 dimensiones».

[Rev. José B. Pérez] Y nos dice nuestro hermano y amigo William Soto Santiago, profeta dispensacional de la Dispensación del Reino, de la Edad de la Piedra Angular…; y es el precursado, en el cual se cumplió la Venida del Señor, en el cual se cumplió el Séptimo Sello, en el cual se encarnó ese Ángel que era diferente a los demás, que le apareció el 28 de febrero del 63 a nuestro hermano Branham, y fue el que levantó, alzó, al hermano Branham.

 

LAS DIMENSIONES
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 24 de mayo de 2015
Cayey, Puerto Rico

Hay diferentes dimensiones:

1. Tenemos la dimensión de la luz (número 1).

2. Tenemos la dimensión de la materia (número 2).

3. (Número 3) Tenemos la dimensión de tiempo o del tiempo.

En esas tres, normalmente, es que nos movemos. Con la vista se hace contacto con la luz, con nuestro tacto se hace contacto con la materia, y así por el estilo.

4. Ahora, tenemos también la cuarta dimensión, que es la dimensión de las ondas, donde está la radio y la televisión transmitiendo sus programas; transmite audio, fotos y videos, y actividades en vivo; esa es la dimensión de las comunicaciones.

[Rev. José B. Pérez] Y aquí, en la página 80, dice la 681 [Citas]:

681 – “Entonces cuando nosotros sabemos que nuestras acciones son exactamente con la Palabra, nosotros sabemos que nuestra enseñanza está correcta con la Palabra (añadiéndole nada o quitándole nada, solo la Palabra); y nosotros vemos los mismos resultados (que otros que se anclan a la misma Palabra) viviendo en nuestra vida; entonces su ancla se sostiene. La vida de Cristo siendo reproducida casi en una manera encarnada a través de usted así como fue en Cristo”.

[JBP] Sigue diciendo [estudio bíblico]:

5. Tenemos también la quinta dimensión.

[Rev. José B. Pérez] Vamos (antes de pasar a la quinta)… en la cuarta, fíjense en la cuarta, hay algo aquí en la página 9, dice párrafo 80 [Citas]:

80 – “En esta mañana vamos a hablar también acerca de demonios en la forma espiritual en el alma. Están en el alma también como están en el cuerpo. Y estamos obligados a admitir que los vemos en el cuerpo de las gentes, tal como cáncer y – y diferentes enfermedades que están en el cuerpo humano. Solo recientemente aún el cáncer ha sido declarado ser una enfermedad de la cuarta dimensión. Seguro. Demonología. Demonología. Cada enfermedad es enfermedad de la cuarta dimensión, el principio de ella”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Las enfermedades = de la cuarta dimensión».

[Rev. José B. Pérez] Y la 85, página 10, dice [Citas]:

85 – “Usted dice: ‘Hermano Branham, ¿puede usted decirme qué es lo que está mal conmigo?’. No señor, no puedo. Eso es correcto. Pero si usted lo cree con todo su corazón —ahora, no imaginárselo, pero creerlo en su corazón— Dios se lo dirá acerca de ello. Pero ahora yo no sé lo que estoy diciendo. Yo puedo irme, pero yo estoy en otro mundo… Es un sexto sentido o cuarta dimensión, o cualquiera cosa que sea. Es en la dimensión que estos retratos y cosas están viniendo a través de aquí y son dados. Lo tomaremos así por el bien de la discusión”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Un 6to sentido.

Dimensiones. La 4ta dimensión».

[WSS] «otra dimensión, 4ta dimensión».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo nuestro hermano William (página 1) [estudio bíblico]:

5. Tenemos también la quinta dimensión. Esa es la dimensión donde va el pecador, porque no aprovechó su tiempo para recibir a Cristo y ser limpiado con la Sangre de Cristo, y por consiguiente le toca ir a esa dimensión.

Dice el reverendo William Branham: “La quinta dimensión es un lugar horrible”. Es la dimensión donde las personas están como en una pesadilla (y a nadie le gusta estar en una pesadilla).

6. Pero Dios ha puesto delante del ser humano la vida (que es Cristo) y la muerte; el que no escoge la vida para vivir eternamente y para que al morir no tenga que ir a la quinta dimensión… sino que vaya al Paraíso, a la sexta dimensión, que es la dimensión donde van los creyentes en Cristo cuando mueren sus cuerpos físicos aquí en la Tierra.

[Rev. José B. Pérez] En la página 95 del libro de Citas, párrafo 818, dice:

818 – “Y así que él dijo: ‘Tú no lo puedes ver ahora. Él aún está más alto’. ¿Ven? Era todavía debajo del altar el sexto lugar, a donde el hombre va. ¿Ven? No al séptimo, dónde está Dios, séptimo; debe ser el sexto. Y todos ellos estaban allí, y ellos estaban pasando, parecía como si verdaderamente allí hubiesen millones de ellos”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «La 6ta dimensión = bajo el Altar».

[WSS] «La 7ma dim. = donde está Dios».

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Las Edades, en la página 169, dice [pág. 166]:

163. Allí está. Jesucristo vino, murió en la Cruz y efectuó la Redención (restaurando al dueño original por medio de compra o pagando un precio) y en eso nos colocó como hijos. Él no nos hizo hijos, porque ya éramos Sus hijos, pero nos colocó como hijos; porque por tanto tiempo que estuvimos en el mundo, en la carne, no podíamos ser conocidos como hijos. Estábamos detenidos, presos por el diablo. Pero sin embargo, éramos hijos. Y oiga esto: “Y PORQUE SOIS HIJOS, DIOS HA ENVIADO EL ESPÍRITU DE SU HIJO A VUESTROS CORAZONES, POR EL CUAL CLAMÁIS: PADRE, PADRE” ([JBP] en la Escritura dice: “Abba”, “¡Abba, Padre!”1). ¿Sobre quién cayó el Espíritu en el Día de Pentecostés? Sobre hijos. ¿En Corinto? Sobre hijos mientras oían la Palabra.

164. ¿Qué es el Bautismo con el Espíritu Santo? Es el Espíritu bautizándole a usted en el Cuerpo de Cristo. Es el nuevo nacimiento. Es el Espíritu de Dios entrando, llenándole después de que se haya arrepentido (habiendo oído Su Palabra) y haya sido bautizado en agua como una respuesta de una buena conciencia hacia Dios.

[Rev. José B. Pérez] Y esos hijos son los que van a esa dimensión, los que hacen contacto con la vida eterna y reciben al Señor en Su Primera Venida, en Su Obra de Redención; efectuada esa Obra allí, en la Cruz del Calvario.

Sigue diciendo en la página 2 [estudio bíblico]:

Esa sexta dimensión es a la que todo el mundo quiere ir cuando muera su cuerpo físico. Se puede ir: recibiendo a Cristo como único y suficiente Salvador. Es la oportunidad que Dios le da al ser humano para ser reconciliado con Dios, y cuando termine sus días aquí en la Tierra, pase a la sexta dimensión, la dimensión de la teofanía, de los cuerpos teofánicos, de los cuerpos angelicales.

([JBP] Y la 7):

7. ¿Y qué más hay después de la sexta dimensión? La séptima dimensión, en donde está Dios. En esa séptima dimensión es donde está Cristo como Sumo Sacerdote haciendo intercesión por todos los que lo reciben como su único y suficiente Salvador.

Es la dimensión en donde Cristo saldrá del Trono de Intercesión, en donde Él está sentado desde que subió al Cielo; de lo cual Él habló en San Lucas, capítulo 22, verso 69, cuando dijo que el Hijo del Hombre, Él, se sentaría a la diestra de Dios.

 

EL CUMPLIMIENTO DEL DÍA DE LA EXPIACIÓN EN EL DÍA POSTRERO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 13 de septiembre de 1998
Ciudad de Guatemala, Guatemala 

Y ahora, vean el por qué para Cristo efectuar Su Sacrificio tuvo que venir a la Tierra: ¿Por qué? Porque el Templo de Dios en el Cielo tiene Atrio, tiene Lugar Santo y Lugar Santísimo; y por eso le mostró al profeta Moisés cómo hacer el templo de tal forma que reflejara, representara, el Templo de Dios del Cielo.

¿Y saben cuál es el Atrio del Templo de Dios? Es esta dimensión terrenal. Aquí, en este planeta Tierra, tenemos el Atrio, y lugar del sacrificio del macho cabrío para la expiación, que representa a Cristo; y por eso Él en este planeta Tierra tuvo que efectuar Su Sacrificio, el Sacrificio de la Expiación, para expiar nuestros pecados.

Pero así como el sumo sacerdote tomaba la sangre de la expiación y pasaba por el lugar santo, y luego pasaba al lugar santísimo con esa sangre, y la presentaba delante de Dios; miren ustedes, Cristo pasó del Atrio, pasó por el Lugar Santo; o sea que pasó por donde estaban los santos del Antiguo Testamento, allá en el Seno de Abraham; y cuando pasó por allí, los santos del Antiguo Testamento fueron liberados del pecado; ya cuando Cristo derramó Su Sangre en la Cruz del Calvario, ya ellos fueron libres del pecado de ellos.

Y la pregunta es: “¿Y ellos tenían pecado?”. Claro que sí, pero estaban cubiertos con la sangre de los animalitos que ellos sacrificaban ante Dios para cubrir sus pecados. Y esos sacrificios y esa sangre que ellos ofrecían a Dios por sus pecados, era tipo y figura del Sacrificio de Cristo en la Cruz del Calvario y Su Sangre derramada en la Cruz del Calvario. Por eso ellos tenían el tipo, o sea, la sombra, de Cristo y Su Sacrificio que Él realizaría en la Cruz del Calvario.

 

LA BUENA SIMIENTE EN LA BUENA TIERRA
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 16 de noviembre de 2000
Buenos Aires, Argentina

Para que tengan una idea clara de lo que es esa quinta dimensión, y por qué todo ser humano necesita recibir a Cristo como su Salvador…; porque de otra forma, cuando muere, va a esa dimensión, a la misma dimensión donde fue el hombre rico que mencionó Jesús cuando habló del hombre rico y del mendigo Lázaro.

Vean ustedes, el hombre rico fue al infierno y el mendigo fue al Paraíso, o sea, al Seno de Abraham, que estaba cerca de la quinta dimensión, pero que había una sima, un abismo, que es una… (cima, con “c”, es arriba; y sima, con “s”, es abajo); o sea que, diríamos: un abismo (para diferenciarlo mejor); un abismo entre el infierno (la quinta dimensión) y el Seno de Abraham; pero se podían ver de un lado al otro conforme a como Cristo menciona allí.

 

LA GRAN LUZ DEL DÍA POSTRERO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 27 de mayo de 2001
(Segunda actividad)
Cayey, Puerto Rico

Vean, las personas que mueren y van al infierno, después quisieran tener la oportunidad de estar en la Tierra de nuevo para tener una oportunidad de salvación.

Allí nadie se acostumbra; ni el hombre rico se acostumbraba allí, y pedía aunque fuera un dedo mojado en agua; y siendo tan rico no tenía ni para comprar un vaso de agua allá en el infierno, porque allá no hay agua.

Así que no importa lo rico que sea una persona: si pierde su alma, de nada le ha servido vivir en la Tierra, porque al morir pasa al infierno, donde fue el hombre rico.

Ahora, por cuanto todavía el Sacrificio de Cristo no se había realizado, Lázaro entonces tenía que ir al Seno de Abraham, el cual estaba en cierto lugar cerca del infierno pero con un abismo que los separaba; un abismo que los separaba, pero podían verse de un lado al otro.

Y ahora, esto fue así porque —a causa de ellos tener sus pecados cubiertos con la sangre, al tener sus pecados todavía— no podían ir a la presencia de Dios, no podían ir a donde irían los santos del Nuevo Testamento.

 

LA SOLUCIÓN A LA ANGUSTIA EXISTENCIAL DEL SER HUMANO
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 1 de julio de 2010
Medellín, Colombia

Pero ¿qué será de los que no son creyentes en Cristo? Pues cuando mueran van a un lugar que nadie quisiera ir; y que ya, a través de la predicación del Evangelio, han escuchado que los que no sirven a Dios van a ese lugar; es la quinta dimensión.

Y si lo quieren escuchar en palabras más comunes: es llamado el infierno. Del cual Cristo habló en la parábola del hombre rico y Lázaro el mendigo; en donde mostró que el hombre rico murió y fue al infierno, y Lázaro el mendigo murió y fue al Seno de Abraham.

En aquel tiempo, por cuanto la sangre de los animales no quita el pecado, sino que solamente cubre el pecado, no podían subir al Cielo; iban a un lugar llamado el Seno de Abraham, pero que era muy bueno; y desde allí podían ver hacia el infierno o quinta dimensión; y todo eso está bajo esta Tierra.

[Rev. José B. Pérez] Y en esta libreta que él dejó (no sé si fue acá en el…), miren ustedes algo muy pero que muy importante, dice… él coloca varias Escrituras (luego van a verlas allí cuando lo coloquemos). Escribe:

[WSS] «Ezequiel, 1 Reyes, 2 Crónicas, Isaías 6;
Apocalipsis 4:1, 5:1-11, 11:15-19, 15:1-5, 8:1-5;
Marcos 14:61-64; Mateo 26:64».

[WSS] «La 7ma dimensión = Dios.
Ese es el Tercer Cielo y es infinito».

[WSS] «La 6ta dimensión = El Paraíso.
Ahí están los creyentes en Cristo nacidos de nuevo que murieron físicamente; está a 12 pies de alto».

[JBP] O sea, está… Para que tengan una idea, esta plataforma está a 12 pies del piso; o sea que está a esa altura la sexta dimensión. Y usted se fija que el hermano Branham cuando estuvo en la Visión de la Carpa, él estaba sobre la audiencia (para que vean más o menos por dónde él estaba) parado, mirando todo lo que estaba ocurriendo. Él trataba de (sus pies) bajar, y no podía, porque estaba en esa dimensión; estaba a 12 pies de donde está usted ahora sentado.

[WSS] «La 5ta dimensión = el infierno».

«La quinta dimensión tiene diferentes secciones, que son:

1. El Seno de Abraham [Lucas 16:20-25].

Donde estaba Abraham y fue Lázaro. Todavía está en función, y ahí van las vírgenes fatuas, insensatas, cuando mueren; y están ([JBP] o sea, allí están) los que no eran los escogidos del Antiguo Testamento, pero que murieron salvos; y ahí están los judíos martirizados por Hitler, Mussolini y Stalin, etc. Están bajo el Altar del Antiguo Testamento…».

[Rev. José B. Pérez] Y… una pausa ahí de la lectura de esa libreta. En Los Sellos, página 310, allí nos habla de esos mártires (en este otro, en el azul). Página 310 del libro de Los Sellos, dice:

150. A Daniel le fue dicho que el Mesías vendría y profetizaría. A Israel todavía le quedaba la semana setenta, y a la mitad de esta semana el Mesías sería quitado y cesaría el sacrificio diario. ¿Correcto? Pero después de eso todavía quedaban tres años y medio. En ese tiempo es cuando Él toma la Novia gentil. Cuando ella sube, entonces es cuando llegan los dos profetas a Israel. Y esas almas de los mártires, los verdaderos judíos que tuvieron sus nombres en el Libro, vivieron correctamente e hicieron las cosas correctas, vivieron el judaísmo al pie de la letra; estos fueron martirizados por Eichmann y muchos otros. Eran personas honestas y contaban en los millones. Los alemanes los fusilaron, los colgaron sobre las cercas de alambre, los quemaron, y en fin, los mataron en todas las maneras posibles. Los responsables fueron Hitler, Stalin, Mussolini y otros que odiaban a los judíos, y eran hombres que tenían una sed insaciable por la sangre de ellos.

151. Yo creo que esa es una de las cosas que ha servido para mantener esta democracia americana: siempre hemos respetado a los judíos, les hemos dado su lugar. Cuando usted honra al judío, Dios le honrará a usted. Ahora, hay un porcentaje de judíos que son réprobos, igualmente como también hay réprobos gentiles. Pero en cuanto al judío verdadero, Dios puso su nombre en el Libro antes de la fundación del mundo, y ahora en este tiempo fueron asesinados ([JBP] y él escribe: [WSS] «los judíos escritos en el Libro de la Vida»).

152. Ahora piense en lo perfecto de esto: Después que estos millones de judíos (gente inocente), fueron asesinados por las naciones del mundo, ahora las Escrituras dicen en este tiempo que cada uno está bajo el altar, han reconocido lo que hicieron, y les fueron dadas ropas blancas.

[JBP] ¿Ve? En este tiempo les son dadas ropas blancas, y ahora están allí, debajo del altar.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí, en este escrito [libreta]:

[WSS] «… ahí están los judíos martirizados por Hitler, Mussolini, Stalin, etc. Están bajo el Altar del Antiguo Testamento. A ese lugar es a donde irán las vírgenes insensatas que morirán en la gran tribulación, y aparecen con palmas en sus manos en Apocalipsis 7:1-11 y 15:1-6, y los 144.000 hebreos».

[JBP] O sea que a ese lugar van esos dos grupos: las vírgenes fatuas y los 144.000.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en el mensaje [estudio bíblico]:

 

JESÚS PREDICANDO EN LA QUINTA DIMENSIÓN
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 4 de abril de 2015
Cali, Colombia

Y encontramos que cuando Cristo murió, Él pasó… luego de ir y predicar a los espíritus encarcelados en esa región de la quinta dimensión, luego pasó al Paraíso, el Seno de Abraham, para traer la resurrección a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los santos del Antiguo Testamento, que esperaban allí que llegara el Mesías, el Señor.

Lo mismo sucede con los que están en el Paraíso actualmente, que están esperando por la Venida del Señor allí, para que los traiga a la Tierra, los resucite en cuerpos eternos y glorificados, y luego ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

[Rev. José B. Pérez] En la página 131 del libro de Citas, párrafo 1165:

1165 – “Y yo estaba pensando esta noche, dos manos de los cientos que quedan cuando cantábamos esa canción alrededor del tabernáculo y nos juntábamos de las manos. ‘Bendecido sea el lazo que une’. He enterrado muchos de ellos aquí mismo arriba en el cementerio. Están esperando. Los veré otra vez. Los veo de vez en cuando en una dimensión cuando miro más allá del velo; están allí”.

[JBP] Y él escribe arriba:

[WSS] «El hermano Branham los veía de vez en cuando en el Paraíso». «En la 6ta dimensión están esperando».

[Rev. José B. Pérez] Y en el libro de Los Sellos, en la página 320… Esto fue cuando… en una de las ocasiones que él fue de visita, y Dios le permitió mirar hacia allá, detrás del velo. (Ustedes pueden leer desde antes, desde la página 319). Vamos a ver la 320, dice:

195. Oí un gran ruido, y miré hacia esa dirección, y allí venía corriendo un gran número de varones jóvenes, como de veinte años. Tenían cabello oscuro, rubio, etc., y cada uno estaba vestido con una vestidura blanca, y estaban descalzos. Y llegaron y me abrazaron, diciendo: “Nuestro precioso hermano”.

196. Volví la vista, y allí estaba todavía en la cama, y pensé: “Esto en verdad es raro”. Y en ese momento una voz me comenzó a hablar, y nunca vi de dónde venía. Dijo: “Tú has sido reunido con tu gente”. Luego unos hombres me levantaron y me colocaron sobre un lugar alto, así elevado. Dije: “¿Por qué han hecho eso?”.

197. La voz dijo: “Sobre la Tierra tú fuiste un líder”.

198. Entonces dije: “Yo no entiendo esto”. Y la voz me estaba hablando, pero nunca vi de dónde venía, pero estaba más arriba hablándome. Dije: “Si yo he muerto, yo quiero ver a Jesús. Él fue toda mi vida, ahora quiero verlo”.

199. La voz dijo: “No lo puedes ver ahora. Él todavía está más arriba”. ¿Ve usted? Esto fue debajo del altar en el sexto lugar, el lugar donde va el hombre. Todavía no era el séptimo lugar ([JBP] y él escribe: [WSS] «en la 7ma dimensión»), donde está Dios; era el sexto lugar. Allí estaban todos, estaban pasando, parecía que había millones. Yo nunca había visto tanta gente. Y yo allí estaba sentado, y esas personas pasaban abrazándome y llamándome “hermano”.

200. Entonces la voz dijo: “Tú has sido reunido con tu gente como lo fue Jacob”.

201. Y pregunté: “¿Todos estos son mi gente? ¿Son todos estos Branham?”.

202. Él dijo: “No. Son tus convertidos al Señor”.

203. Y los miré muy bien y había una dama muy hermosa, la cual vino y me abrazó. Todas ellas eran casi de la misma edad; y ella vino, me abrazó y dijo: “Oh, mi precioso hermano”. Me miró, y pensé: “Parece un ángel”. Y pasó.

204. Entonces la voz me preguntó: “¿No la conoces?”.

205. Respondí: “No”. No la reconocía.

206. Dijo: “Tú la condujiste a Cristo cuando tenía más de noventa años. ¿Sabes por qué te tiene tanto amor?”.

207. Dije: “¿Esa joven tan hermosa tenía más de noventa años?”.

208. Dijo: “Ella ahora jamás podrá cambiar. Por eso está diciendo: ‘Precioso hermano’”.

209. Pensé: “¿Y de esto tenía yo temor? Estas personas son reales. No iban para ninguna parte; no estaban cansados de estar allí”. Y dije: “¿Por qué no puedo ver a Jesús?”.

210. Dijo: “Algún día Él vendrá ([JBP] y él escribe: [WSS] «de la 7ma dim – a la 6ta dimensión»), y vendrá a ti primero y tú serás juzgado. Estas personas son tus convertidos que has guiado”.

211. Dije: “¿Y por ser un líder tengo que ser juzgado?”.

212. Respondió: “Sí”.

213. Entonces dije: “¿Todo líder tiene que ser juzgado de esta manera?”.

214. Respondió: “Sí”.

215. Pregunté: “¿Qué de San Pablo?”.

216. Dijo: “Él tendrá que ser juzgado con los suyos”.

217. Entonces dije: “Si el grupo de él entra, entonces los míos también, porque he predicado exactamente la misma Palabra. Él bautizó en el Nombre de Jesucristo, y yo también. Yo prediqué…”. Y en ese momento millones gritaron a una sola voz: “EN ESO ESTAMOS CONFIANDO”. Pensé: “Si yo hubiera sabido esto antes de venir aquí, yo hubiera forzado a la gente para que vinieran. Ellos no pueden perder esta oportunidad. Fíjense…”.

218. Entonces él dijo: “Algún día Él vendrá [WSS] «Apoc. 11:3-9». Ahora, aquí no bebemos, ni comemos, ni dormimos. Todos somos iguales”. ¿No es eso perfecto? Es algo más allá de lo perfecto. No es sublime, sino aún más allá de lo sublime. No hay palabras en el vocabulario para describirlo. Simplemente cuando lleguemos allá, habremos llegado donde debemos llegar. Pensé: “Ahora, si esto es tan perfecto, entonces ¿cómo será más adelante?”. [WSS] «(En la 7ma dimensión)».

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “REVELACIÓN, CAPÍTULO 4, PARTE 1”2, dice en la página 33:

178 Elías representó a los santos muertos… quiero decir Moisés, y siendo resucitados. Elías representó los trasladados por un Pilar ([JBP] por un Pilar: por el Pilar de Fuego). Moisés fue primero…

[JBP] O sea que cuando ustedes vean a ese Pilar de Fuego, ya saben que eso representa el Rapto, porque así fue con Elías. ¿Y dónde fue que fue visto el Pilar de Fuego descender a un cuartito de madera? En la Visión de la Gran Carpa Catedral. O sea que por esos días va a estar ocurriendo toda esa serie de eventos proféticos, promesas que Dios tiene para nosotros, lo cual es la resurrección y nuestra transformación, y 30 o 40 días, y el Rapto; o sea que todo sería corrido en ese tiempo, en ese lapso de tiempo.

[178] Moisés fue primero y luego Elías. Elías estaba para ser el mensajero del último día, que con él y su grupo vendrían a la resurrección… vendrían a la… bien, vendrían al Rapto, quiero decir. Moisés trajo la resurrección, y Elías trajo el grupo raptado. Y, allí, ambos estaban representados allí mismo.

[JBP] Por eso allí él escribió: [WSS] «Apoc. 11:3-9», en la página 321.

[Rev. José B. Pérez] En la 322 dice [Los Sellos]:

219. Él dijo: “Cuando llegue Jesús, y te juzgue según tu ministerio, entonces regresaremos a la Tierra para habitar en el cuerpo nuevamente”. Ahora, yo nunca había pensado acerca de esto anteriormente, pero eso es perfectamente de acuerdo a las Escrituras. “Regresaremos a la Tierra para habitar en el cuerpo, y allí comeremos. Aquí ni comemos, ni tampoco dormimos. Allá comeremos cuando volvamos a la Tierra”.

[JBP] Y él escribe arriba: [WSS] «La resurrección y su orden».

220. Pensé: “¡Pero esto es maravilloso! ¡Oh, y yo tenía temor de esto! ¿Por qué tenía yo temor de morir para venir a esto? Esto es perfección más perfección, más perfección. Esto es maravilloso”. Estábamos directamente debajo del altar. Allí estábamos debajo del altar, esperando la Venida, esperando que Él fuera a recoger a los cuerpos que duermen en el polvo, para resucitarnos de nuevo. Pasaría y nos resucitaría, como sucedió cuando Jesús pasó por el Paraíso y trajo a Abraham, Isaac y los demás que estaban esperando la primera resurrección. Ellos entraron en la ciudad y aparecieron a muchos. Es algo perfectamente de acuerdo a las Escrituras. Si fue una visión o lo que fue, fue perfectamente escritural.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «La resurrección hoy del Nuevo Testamento, como fue con los santos del Antiguo Testamento».

[JBP] En la 323, a mitad del párrafo, dice:

[226]. Estoy agradecido. Ahora, esto pudo haber sido una visión, yo no sé. Yo no quiero decir que fui transpuesto. Si yo fui llevado al primer Cielo ([JBP] y él escribe: [WSS] «1er Cielo = 6ta dimensión») y vi todo eso entonces ¿qué de Pablo cuando fue llevado hasta el tercer Cielo? ([JBP] Y él escribe: [WSS] «3er Cielo = 7ma dimensión»). Él dijo que ni podía hablar acerca de lo que vio. Ahora yo no sé ni puedo afirmar que fue un caso como el de Pablo.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en donde nos quedamos, aquí en la página 5 [estudio bíblico]:

Ahora, podemos ver la similitud que hay entre el tiempo de Jesús, Su crucifixión – Su ministerio, Su crucifixión, la resurrección y Su ascenso al Cielo, y todo lo que ha estado haciendo desde el momento que está sentado en el Trono del Padre hasta el momento presente.

Ahora, a nadie le gustaría ir a donde Cristo fue. Pues no se preocupen que no tenemos que estar allá porque Él quitó nuestros pecados; y ese lugar es para los que tenían pecado. Y el Seno de Abraham ya tampoco está: Abraham, Isaac y Jacob, y todos esos santos del Antiguo Testamento, subieron con Cristo en el rapto (que es el primero con vida eterna), porque murieron y resucitaron para nunca más morir; por eso se le llama la primera resurrección, porque es a vida eterna.

Ahora, ahí tenemos la enseñanza de lo que pasó cuando Cristo murió y fue allá al infierno, que es la quinta dimensión, donde los espíritus… fue y les predicó a los espíritus encarcelados, que están esperando allá hasta el Juicio Final; o sea que todavía tienen que estar esperando allá.

[Rev. José B. Pérez] En la página 21 del libro de Citas, párrafo 171, dice:

171 – “Los perversos están vivos. Él está en un lugar de tormento. Él está en un lugar donde él no sabe… Así es como estos espiritistas y medio místicos llaman a estos espíritus de las gentes que se han ido. En alguna clase de travesuras, y bromas sucias y chistes que dicen; si usted jamás ha visto algo de esto”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «5ta dimensión».

[JBP] Y en la 172, ahí mismo abajo, dice [Citas]:

172 – “Y si por casualidad hay un pecador aquí esta noche, medítelo un minuto. Algún día este Evangelio que usted está oyendo predicarse hoy, usted tendrá que testificar por él. En algún lugar usted doblará su rodilla, a pesar de quién sea usted. Quizás pueden ser diez mil años de hoy a ese tiempo, quizá no vaya a ser hasta… en la mañana. En el tiempo que sea, usted se va a inclinar en algún lugar, y usted va a oír este mismo Evangelio predicándole de vuelta a usted. Pero después que esas almas estaban encarceladas, que no se arrepintieron cuando Henoch y todos ellos predicaron; y Noé… Y por el largo sufrimiento de Dios como está hoy esperando que ese tiempo llegue. Noé y Henoch y todos ellos predicaron, y estas gentes se rieron de ellos y se mofaron. Y ellos estaban en la casa de prisión, y Jesús fue y predicó a las almas que estaban encarceladas”.

[JBP] Y él escribe arriba: [WSS] «5ta dimensión = almas encarceladas».

[JBP] Y abajo escribe: [WSS] «la casa de prisión».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo, en el mensaje “EL JUICIO COMENZARÁ POR LA CASA DE DIOS”, predicado el 23 de abril del 2005 en San Pablo, Brasil…

Pero antes vamos a leer acá, en el mensaje “ALMAS ENCARCELADAS”3, página 51, dice:

[368] Ahora…

369 Con el mismo aire que usted respira, todo a su alrededor; si la gente escuchando la cinta solamente pudiesen ver lo que está sucediendo aquí ahora mismo. Todos están empujando y tratando de llegar al altar, todos llorando.

370 ¿Podría ser aquella visión, de cuando yo era un muchachito…? ¿Es esta la hora, y el tiempo cuando esos seres tan horrorosos y el infierno siendo creado aquí mismo sobre la Tierra?

[JBP] Y el hermano William escribe:

[WSS] «la 5ta dimensión – el infierno sobre la Tierra».

[Rev. José B. Pérez] Y en la 147, párrafo 1309, dice [Citas]:

1309 – “Miren todas las televisiones y cosas arreglando estas cosas ficticias. Vendrá un tiempo, yo predigo, que la gente será completamente, totalmente loca, el mundo lo será. La Biblia habla de tales vistas horribles, como nuestras películas hoy de alguna edad prehistórica, de criaturas que han vivido en el mundo por tantos miles de millones de años, criando, salir a algún… Eso es solo una cosa menor a lo que va a pasar cuando el infierno esté abierto y el diablo salga con todas estas cosas misteriosas, y mujeres… y langostas con pelo como el de mujeres, y dientes como los de leones. Pues el mundo será completamente, totalmente loco. No está sino solo cerca de un grado de ello ahora”.

[WSS] «El mundo estará loco viendo la 5ta dimensión» [JBP] él escribe ahí.

[JBP] Y arriba: [WSS] «edad prehistórica / el infierno será abierto / plagas».

[Rev. José B. Pérez] Dice, página 6 del estudio bíblico:

 

EL JUICIO COMENZARÁ POR LA CASA DE DIOS
(Reunión de Ministros)
Dr. William Soto Santiago
Sábado, 23 de abril de 2005
San Pablo, Brasil

Y ahora, por cuanto el infierno se ha abierto sobre la Tierra, en la Tierra estarán viviendo personas que ya no podrán ser salvos.

[Rev. José B. Pérez] Y vamos a ver aquí lo que nos dice en el libro de Citas, página 162, párrafo 1447; dice:

1447 – “Miren, el mundo entero prueba que está loco. Miren las matanzas y cosas que pasan ahora en el mundo. ¡Locura! La cosa entera viene a cumplir Apocalipsis. Podamos llegar a ello esta semana, donde esas cosas horrendas, esas no son naturales. Eso es cosas espirituales que hacen que la gente grite a las piedras y a las montañas, y todo más que caigan sobre ellos. La locura completa en la cual este mundo pronto entrará…”.

[Rev. José B. Pérez] En el libro de Los Sellos habla de eso… 369 de Los Sellos:

194. Ahora fijémonos en los últimos dos versículos de Apocalipsis 6, o sea, lo que sucederá con los que hicieron mofa y se rieron de la predicación de la Palabra vindicada del Dios viviente [WSS] «Elías». Esos profetas estarán allí y harán toda clase de milagros, oscurecerán el sol, y todas esas cosas a través de ese tiempo. Luego aquellos clamarán a las piedras y a los montes, que los escondan de la misma Palabra de la cual antes se habían burlado, porque ahora lo podían ver que venía. Decían: “Escondednos de la ira del Cordero”. Él es la Palabra. Ellos se habían burlado de la Palabra y ahora allí estaba la Palabra encarnada. Ellos se habían mofado grandemente de esos profetas…

[JBP] Vamos a ver acá (esta misma página, en este libro; que ahí estaba un poquito… para leer). Miren, eso es lo que dice allí:

… y ahora allí estaba la Palabra encarnada. Ellos se habían mofado grandemente de esos profetas, pero ahora había venido la Palabra encarnada ([JBP] y él escribe: [WSS] «en el Ángel de Jesús, Moisés y Elías»). ¿POR QUÉ NO SE ARREPINTIERON? No pudieron; ya era demasiado tarde. Y ellos conocían muy bien el castigo que les esperaba; habían oído todo eso. Ellos habían estado en cultos como este, y habían escuchado todas esas cosas. Ellos sabían que estaban encarando las mismas cosas que esos profetas habían predicho. Pero lo habían rechazado; despreciaron la misericordia de Dios por última vez. Y cuando uno desprecia la misericordia, lo único que le queda es el juicio.

[Rev. José B. Pérez] Y también en la página 149, dice… 159 primero; párrafo 1413 dice [Citas]:

1413 – “Entonces, cuando abramos esas, si el Señor quiere, en esas Siete Copas, y mostraremos esas cosas horrendas. Hombres serán tan locos después de un tiempecito, hasta que ellos imaginarán que están viendo hormigas del tamaño de una montaña. Estarán atormentando a mujeres; habrá langostas que vendrán sobre la tierra, con pelo largo, para atormentar a mujeres que se cortaron el cabello; tendrán cabello largo como de mujer; y dientes largos, como los de un león; aguijones en sus colas, como un escorpión, y así sucesivamente, para atormentar al hombre sobre la Tierra. Pero entonces será demasiado tarde para hacer cualquier cosa sobre ello.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «la 5ta dimensión / las 7 Copas / Apoc. 11:3, 19: ».

[WSS] «Plagas en otra dimensión».

[WSS] «La imaginación: un sentido del espíritu» [JBP] también escribe al lado.

[JBP] Y en la 149 dice, párrafo 1332 [Citas]:

1332 – “Ustedes saben, en los postreros días han de ser repetidas esas plagas otra vez. Y recuerden, un adúltero en los tiempos de la Biblia, su castigo era morir apedreado. Y la iglesia incrédula será apedreada a muerte con piedras de granizo; era una vez la manera de Dios de castigo. Él apedreará este mundo incrédulo, una generación adúltera. Lo apedreará del cielo con piedras de granizo que pesan un talento cada una, o cien libras”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Las plagas se repetirán. Apocalipsis 11:3-6, 16:3-21. (El mundo incrédulo)».

[WSS] «La iglesia = será apedreada: la plaga, con piedras de 100 libras aproximadamente».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí en el estudio, página 6 [estudio bíblico]:

Cuando Cristo termine Su Obra de Intercesión ya no habrá salvación para las personas, porque ya Cristo no estará en el Cielo como Intercesor, para perdonar los pecados de las personas y con Su Sangre limpiarnos de todo pecado; ya Él no estará como Sumo Sacerdote, sino que estará como Juez, como Rey de reyes y Señor de señores, y Juez de toda la Tierra.

[Rev. José B. Pérez] Y aquí mismo, en esta misma página que estamos, 149, párrafo 1328, dice [Citas]:

1328 – “Así que colocaremos esas copas y esas trompetas, quiero colocarlas. Les dije a ustedes que lo haría. Ellas vienen debajo de otra cosa. También las copas vienen debajo de sonar las trompetas”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Apocalipsis 11:15-19».

[JBP] Y arriba escribe: [WSS] «Las copas y las Trompetas».

[JBP] Y escribe al lado: [WSS] «Carpa».

[JBP] Y en la 161, párrafo 1432 [Citas]:

1432 – “Y estoy ansiosamente esperando la hora a donde todos podamos congregarnos en un lugar y predicar sobre esas Siete Plagas, y Siete Copas, y las Trompetas, y así sucesivamente. Todas acontecen en continuo”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Las 7 Plagas, las 7 Copas, las 7 Trompetas / La Carpa Catedral».

[JBP] Y en la página 113, párrafo 993, dice [Citas]:

993 – “Así como el Padre Lo mandó a predicar a los vivientes, aquellos que tenían esperanza, y luego les presentó el mismo Mensaje a los que no tenían esperanza, parece que va de acuerdo con lo de ahora que tiene que ser así; porque el Espíritu de Cristo que mora en nosotros no cambia la naturaleza de Él, no cambia el sistema de Dios. Él es el mismo en cada generación. Él debe ser el mismo. Dijo: ‘Así como el Padre me envió a mí, también Yo os envío a vosotros’. Los ministerios deben ser los mismos ([WSS] «Apocalipsis 7:2-5, 11:3-6, 14:1»)”.

[JBP] Y en la página 155, párrafo 1387, dice [Citas]:

1387 – “Ahora, en hacer esto, he venido aquí con el propósito de enseñar las últimas Copas, últimas Siete Copas, y las últimas Siete Trompetas, y los últimos Siete Sellos del Libro de Apocalipsis, ligándolos juntos en esta hora en que vivimos; siguiendo la apertura de los Siete Sellos, las Siete Edades de la Iglesia. Por lo cual pudiéramos obtener campo para hacerlo. Por lo cual yo espero, tan pronto como yo pueda, nosotros podemos obtener un lugar suficiente para eso, sea aquí, en Louisville, New Albany, o sea que pongamos una carpa, para que nos podamos quedar por todo el tiempo que el Señor nos guíe a hacer”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «La enseñanza en la Carpa = los 7 Truenos, las 7 Trompetas».

[JBP] Y él escribe: 

[WSS] «las 7 Trompetas
Las 7 Copas.
Los 7 Truenos».

[JBP] Y arriba, acá escribe: [WSS] «una Carpa».

[JBP] Y escribe allí al lado:

[WSS] «2002, Carpa», escribió ese año allí:

[WSS] «2002, Carpa».

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo en la página 6 [estudio bíblico]:

Y cuando Cristo se levante del Trono, ese ministerio que Él estará usando en la Tierra se convertirá en el ministerio a través del cual Él hable todas estas cosas, estos juicios que han de venir. Y bajo ese ministerio, Cristo en Espíritu Santo, a través del instrumento que Él tenga, predicará el Espíritu Santo a los perdidos que ya no tienen oportunidad, porque ya se habrá cerrado la Puerta de la Misericordia.

[Rev. José B. Pérez] En la página 161 del libro de Citas, párrafo 1433:

1433 – “Y yo seguía orando hasta que un día… Antes de comenzar Las Siete Edades de la Iglesia, yo no podía enderezar bien ese primer capítulo. ¿Cómo podía un Hombre, de treinta y tres años de edad haber resucitado en el mismo cuerpo, los apóstoles lo reconocieron, le conocieron ser; y cómo podía Él ser muy viejo, tal vez uno de ochenta o noventa años, con gran lana blanca sobre Su cara, y Su barba blanca como la nieve? Yo había leído allá en el libro de Daniel, donde él vino al ‘Anciano de grande edad, cuyo pelo fue tan blanco como la lana’. Entonces yo vi aquel Anciano de grande edad. Él fue aquel Anciano de grande edad, el mismo ayer, hoy y siempre. Vi que era un símbolo…”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El Anciano = Jesús».

[JBP] Y también en la página 114, párrafo 1008 [Citas]:

1008 – “Sí, ellos continúan igual como siempre. Pero recuerden: Por todo este tiempo Noé estaba en el arca. Igualmente, la Novia está sellada adentro con Cristo. El último miembro ya habrá sido redimido. El Sexto Sello se habrá producido y el Séptimo Sello lo trae de nuevo a la Tierra. El Cordero vino y tomó el Libro de la diestra del que estaba sobre el Trono y luego se sentó y reclamó lo que era Suyo, lo que había redimido. ¿Correcto? Siempre ha sido esa Tercera Etapa. El número tres es el número de perfección. El ministerio llegó a su perfección cuando reprodujo a Jesucristo nuevamente en lo natural entre seres humanos [WSS] «la 3ra Etapa»”.

[JBP] Y acá, arriba escribe:

[WSS] «La 3ra Etapa / 7mo Sello = lo trae a la Tierra».
[WSS] «Moisés y Elías. Apoc. 11:15-19, 8:1-5, 6:12-17».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo, página 6, la última oración [estudio bíblico]:

Ya Cristo se habrá levantado del Trono del Padre, por lo tanto ya no habrá Misericordia en el Trono de Dios; y por consiguiente, lo que Dios por medio de Cristo estará hablando desde Su Trono celestial será el juicio divino que vendrá sobre la raza humana. Y el juicio comenzará por la Casa de Dios.

[Rev. José B. Pérez] Y en esta página 114, párrafo 1002, dice [Citas]:

1002 – “La mujer que vive en esta condición mundana, mientras vive está ya muerta. Si ella rechaza la misericordia, puede cruzar la línea de separación; entonces ya no habrá lugar para ella. Entonces, ¿adónde estará con sus ojos pintados y su cabello cortado? Es que ella ha cruzado la línea y no hay manera de volver. Y tiene que haber un ministerio que le predique [WSS] «Apocalipsis 11: Moisés y Elías». Pero recuerden, para ese tiempo ya todo habrá cesado. ¡Es una cosa horrenda! Habrá un ministerio [WSS] «Apocalipsis 11:3» que mostrará grandes maravillas, Joel así lo dijo. Pero no habrá tiempo para la redención. Todo entonces es terminado, porque el Cordero ya habrá tomado su Libro y la redención habrá cesado. Jesús predicó y fue rechazado; luego prosiguió hacia aquellos que estaban encarcelados y no podían arrepentirse; ya no había tiempo para la salvación. ¡Ese mismo ministerio [WSS] «Moisés y Elías» tendrá que repetirse! ¿Qué tal si eso pudiese ser la Tercera Etapa, a los que están perdidos eternamente? ¿Qué tal si así fuera? Ojalá que no sea. Pero ¿qué si es? ¡Piénselo bien por un momento! ¿Qué tal si así es? Dios no lo permita; yo tengo hijos… Pero sí parece estar muy cerca”.

[JBP] Y él escribe:

[WSS] «Apocalipsis 11:1-19. El ministerio que les predicará a las almas encarceladas / 5ta dimensión».

[JBP] En esa misma página… la 1006, dice (página 114) [Citas]:

1006 – “La primera fue la sanidad de los enfermos; la segunda fue la profecía que salió y el conocimiento de los secretos, de los pensamientos, la Palabra misma manifestada; lo cual es tremendo. Pero recuerden, el séptimo es el final. ¿Podría este ser la última Etapa? Este sería el final. ¿Podría ser? ¡Piénselo! Piense en dónde está. El siete siempre es el final. Son tres Etapas. El ministerio de Jesús fue en tres Etapas. Primero fue la sanidad de los enfermos; la segunda fue la condenación de las organizaciones y el profetizar de lo que habían hecho, lo que era y lo que está por venir. Así lo hizo, ¿no es verdad? Pero Su tercera etapa fue cuando predicó a los perdidos que no podían ser salvos jamás. Luego vemos a Sodoma y Gomorra; Jesús mencionó ambos ejemplos cuando dijo: ‘Antes de la venida del Hijo del Hombre será como en los días de Noé; será como en los días de Sodoma’. ¡Él se refirió a Noé!, tuvo tres Etapas. La tercera fue a los perdidos después que la puerta fue cerrada”.

[WSS] «La 3ra Etapa = a los perdidos».

[JBP] En la 1007 dice:

1007 – “Pero ahora hace años que he dejado de correr por el campo evangelístico. Han pasado como cinco años [WSS] «5 años». ¿Por qué es esto? Qué ha causado esto? ¿Es por eso que ha sido como fue en el principio, en Génesis, la paciencia de Dios? ¿Ha sido tan larga la paciencia de Dios que el ministerio por medio de cintas y demás cosas ha corrido por el mundo, buscando el último? Pero quizás ese último entró recientemente. ¿Se ha cumplido la maldad que ha existido desde hace mucho tiempo? Si Jesucristo es el mismo (lo cual así es según Hebreos 13:8), entonces Su Mensaje tiene que ser igual y Su acción tiene que ser igual. Ahora fíjense bien: La primera y segunda Etapa están sin duda. ¿Hay preguntas en la mente de alguno en cuanto a la primera o la segunda Etapa? ¿Llegaron a suceder así como Él dijo que serían? Entonces ¿por qué dudar la tercera? ([JBP] o sea, la Tercera Etapa) ¿Por qué querría uno dudarlo? Las primeras dos fueron identificadas por las Escrituras. Y hoy en la mañana les probé que la tercera también es identificada por las Escrituras ([JBP] la Tercera Etapa es escritural). Recuerden esos siete picos. De allí al poniente no hay nada”.

[JBP] Arriba él escribe: [WSS] «Los 7 picos = siete montes»

[WSS] «La Tercera Etapa = 7mo pico».

[JBP] Y en la página 101 [Citas]… Miren esto tan glorioso que el hermano William escribe aquí. Párrafo 879 (este es del mensaje “PARADO EN LA ABERTURA”):

879 – “Y Él me dijo: ‘Yo te daré una señal perpetua’, otra vez. Él me dijo: ‘Mira al oeste de donde tú estás’. / Y yo miré, y todo lo que vi fue una montaña con blancas capas en ella. Yo dije: ‘Yo no sé, yo no miro ninguna señal perpetua en ella’. Él dijo: ‘Tu nombre está escrito [WSS] «William» en toda ella’”.

[JBP] Y miren lo que él escribe arriba:

[WSS] «El nombre William estaría en todas las etapas de: el 4to Elías y del 5to Elías, para la 3ra Etapa de la Carpa». ¡Gloria a Dios!

[WSS] «Isaías 59:17-21».

[WSS] «El Nombre en la Montaña».

[JBP] Sigue diciendo:

879 – “Había siete cumbres en la cima de la montaña, una montaña tenía varias millas. La última montaña antes de entrar a otra tierra. No había más montañas después de esa”.

[JBP] Y él escribió abajo:

[WSS] «Del este vino la 1ra Venida de Cristo y Su Nombre.

Del oeste viene la 2da Venida de Cristo al Israel espiritual: Su Iglesia, y Su Nombre Nuevo».

[JBP] Y ahí escribió alguito, pero ahí ya se refiló (parece) el papel, y ya, ahí no se ve.

879 – “No había más montañas después de esa. Y corría de este a oeste la cordillera de montañas, y estaba cubierta de nieve en la cima. Los primeros dos picos eran pequeños, luego uno largo; y después otro pequeño, y luego otro largo; y después otro pequeño, y por último otro pico muy largo cubierto de nieve en la montaña. Y yo dije: ‘Señor, yo no entiendo qué quiere decir esto’. Y Él dijo: ‘¿Cuántos picos hay allí?’. Yo contesté: ‘Son siete’. ¿Cuántas letras hay en tu nombre? ([JBP] y el hermano Branham allí dice:) B-r-a-n-h-a-m, M-a-r-r-i-o-n B-r-a-n-h-a-m”.

[JBP] Por eso cuando yo le decía… que él me decía: [WSS] “Lee”, y yo estoy leyendo, él ahí me detiene, y dice: [WSS] “Marrion no es nombre… Branham no es nombre…”.

879 – “¿Cuántas letras hay en tu nombre?”.

[JBP] Y el hermano William escribe: [WSS] «W-I-L-L-I-A-M»

879 – “Y había allí tres picos sobresalientes. Él dijo: ‘Esos tres picos son primero, segundo, tercera etapa. El pequeño collado en la primera parte de tu ministerio, cerro pequeño. Entonces tu primera etapa bastante alto. Tú sabes, la señal de la mano’. Ahora, aquí hay un pequeño espacio de tiempo, el tiempo que tomé para descansar un poco por sentirme muy agotado. Muchos de ustedes lo recuerdan. Entonces vino el discernimiento, la segunda etapa. Ahora aquí está algo más de esta clase de picos aquí, hace algunos años, vean hacia atrás cuando mi ministerio no era todavía, y entonces vino la tercera etapa”.

[WSS] «El nombre William y la 3ra Etapa».

[JBP] Y hay algo allí, que por eso él decía: [WMB] “Yo me iré con esto hasta la tumba”, decía el hermano Branham: [WMB] “Un humano en esta Tierra no lo sabrá”4.

Y el hermano William también había dicho… creo que fue en Austin, en el 98 por ahí (lo pueden buscar), donde él decía que… incluso sacó el… dice: [WSS] “Si esto es para mí… o si lo tendré que dar; si no, lo guardaré, y yo cada vez lo ojeo…”, algo así dice el mensaje; creo que se ha estado poniendo en el satélite, de los que hemos puesto ya5; y él lo guardó rápido. Y eso que él escribió allí es lo que hay acá, que es lo que hermano Branham vio allí; pero que habría un ministerio en ese tiempo, que conocería todo eso, para poder operar todo lo que fue visto en esa Visión que le fue mostrada al reverendo William Branham.

Y de eso no se va a hablar hasta que se cumpla ya plenamente la Visión de la Carpa para que no surjan imitaciones y no se pongan a tratar de imitar; por eso no pueden – no van a poder lograr cumplir eso.

En la página 53, párrafo 462, miren aquí algo de lo que hemos venido hablando; dice [Citas]:

462 – “96 Pero allí habrá un sistema de un hombre que vendrá adelante con el poder y el ungimiento de Elías para llevar a cabo esta profecía. Aleluya. Él la sacudirá. Y recuerden, Él les profetizó a ellos y les dijo todas las cosas, y Dios obró con él. Pero su Mensaje final fue atacado en la Casa Blanca…

97 ¿Entonces qué pasó después de eso? Escuche. Después de ese ataque su voz se aquietó, no más le oyó nadie. Dios lo llamó lejos de la escena, dijo: ‘Elías, tú has acabado de hacer tu mensaje notorio a todo Israel, ellos lo saben. Ahora ven aquí arriba en el desierto, escapa de ellos, sepárate tú mismo porque yo voy a hacer alguna cosa. Yo les voy a enseñar qué es el rechazar mi mensaje’. ¿Qué asentó dentro? Guerra, escasez, hambres.

98 Así dice el Espíritu Santo, pongan cuidado a lo que viene, pongan cuidado a lo que va a seguir. Allá hubo una escasez, aquí habrá una escasez. ¡Oh!, puede ser que no por pan, pero por escuchar la Palabra de Dios y Su Verdad ([JBP] escribe: [WSS] «escasez y hambre, plagas espirituales») […].

100 Cuando Dios manda adelante un Mensaje y les dice a la gente, y ellos no lo reciben, entonces Él retira a Su siervo y manda Sus plagas; escasez, muerte (hablando espiritualmente, físicamente también). Ustedes esperen una depresión, hermano [WSS] «una depresión». Ustedes piensan que han visto alguna cosa, esperen un poco más”.

[JBP] En la página 59, párrafo 517, dice [Citas]:

517 – “Khrushchev no es una señal para el mundo. No, señor. Hitler no era una señal para el mundo. Pero en alguna parte, en algún lugar, Dios tiene un profeta humilde esperando por la hora. Él es la señal. Él es la señal que condenará al mundo y salvará a la Iglesia – el profeta”.

[JBP] Y él escribe al lado: [WSS] «El profeta salva la Iglesia y condena al mundo».

[JBP] Y arriba: [WSS] «El profeta = la Señal».

[JBP] Sigue diciendo [continúa leyendo la cita anterior: Citas, pág. 53]:

462 – “[100] Ustedes no han visto nada. Ustedes piensan que se están muriendo por un buen avivamiento espiritual, esperen un poco más. Ustedes solo esperen, anhelarán y llorarán por oír la Palabra de Dios. La Biblia dice así. ‘Habrá una escasez en los últimos días’, dijo el profeta, ‘y no por pan y agua solo, pero por oír la verdadera Palabra de Dios’. Y esa voz estará quieta, en alguna parte en el desierto, escondida afuera […].

102 Entonces un día, después que el pecado haya tomado su colmo y Dios haya traído a Su gente a Su redil… Jezabel cogió toda cosa, ella lo borró todo arriba, y ella lo hará otra vez. Eso es: Así dice la Santa Biblia de Dios. Ella lo hará otra vez. Ella está directamente en el trono ahora, detrás de la forma de líder; torciéndola de cualquier modo que ella quiere, nadie la va a parar. Ciertamente, nadie la va a parar a ella ahora, porque lo que ellos no pudieron hacer dentro de los círculos religiosos ellos lo cortaron – lo cortaron todo en políticos y allí ellos lo hicieron. ¡Ah!, eso es exactamente lo que ellos hicieron. Lo cual, lo político hará un boicoteo exactamente para llevarlo a la marca de la bestia, tan seguro como yo estoy parado aquí […].

104 Elías se quedó allá arriba ([JBP] y él hace un dibujito de la Piedra Angular) hasta que Dios lo movió. Él no tenía avivamientos. Él no predicaba en contra de ella, o nada. Él solo se quedó allá arriba con Dios solo, afuera en el desierto, porque él era un hombre del desierto. Él fue criado en el desierto. También Juan fue creado en el desierto.

105 Él se fue al desierto solo con Dios, quitado de la iglesia después que dio su mensaje […].

107 Pero un día, Dios lo llamó otra vez [WSS] «5to Elías». Aquí viene fuera él [WSS] «5to Elías, 5ta vez». Escuche con sumo cuidado y atención ahora y no se enoje conmigo. Yo estoy diciendo ASÍ DICE EL SEÑOR. Cuando él salió fuera [WSS] «5 Elías» ¿qué hizo Dios? Él lo envió a una mujer viuda […].

[112] ¿Y qué pasó? Cuando el resto del mundo estaba pereciendo y muriendo de hambre, ella y sus hijos y su casa todos comían tres comidas buenas al día, revelación divina en la Palabra”.

[JBP] Y en la página…, vamos a ver aquí (seguimos luego acá donde nos quedamos): en la 7-B, párrafo 72 [Citas]6:

72 – “29 No hace mucho que yo tuve una visión, algunas semanas atrás, donde yo estaba predicando desde el sol [WSS] «Elías», y yo tenía una gran audiencia. Y sucederá. Y yo estaba predicando a mi audiencia en una catedral en el bosque”.

[JBP] Y el hermano William escribe:

[WSS] «Las dos culminaciones de Elías.
La Carpa en el bosque y el sol».

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “SHALOM”7 (este fue el que fue predicado el 19 de enero del 64), página 25, dice:

143 ¿Cómo va uno a saber cuál es lo correcto? La manifestación de la Palabra Hablada de Dios siendo manifiesta, la Luz de la hora. Ciertamente. Allí tienen lo que es la evidencia del Espíritu Santo, creyendo la Palabra de Dios cuando es manifestada. Él era la Palabra manifestada. Y algunos de ellos allá lo negaron, se rieron, se mofaron de Él y le llamaron un adivino, algún espíritu maligno; allí está la evidencia hablando en lenguas, y la evidencia de los frutos. La única evidencia que hay es cuando el hombre cree la Palabra escrita. Cuando esta es vindicada, camine usted en esa Luz. Jesús era la Luz de la hora porque Él era la Palabra prometida de la hora, y Él trató de decirles, pero ellos estaban en demasiada oscuridad para entenderlo. Así es hoy ([JBP] y él hace un dibujo de la pirámide, y a la Piedra Angular le pone destellos del sol).

[Continúa con la lectura en Citas, págs. 7-B, 8-B]:

72 – “[29] Y el sol sobre el cual yo estaba parado estaba brillando sobre muchos lugares. Yo tenía que hacer dos culminaciones ([JBP] y él escribe: [WSS] «4to Elías y 5to Elías», o sea, la culminación del cuarto Elías y la culminación del quinto Elías), y yo estaba mostrándoles a ellos sobre sanidad divina, sobre visiones y cómo Dios había prometido y todas las cosas, y ellos se estaban regocijando.

30 Pero entonces cuando bajé para realizar la primera culminación ([JBP] y ahí pues escribe: [WSS] «4to Elías») era para decirles a ellos que todas estas cosas eran la Palabra.

[JBP] Y él abajo escribe:

[WSS] «El Sol de la tarde: Elías.
El Sol de la mañana: Moisés y Elías. La 2da Venida».

[30] Y cuando yo tuve que decir eso, todos tenían hambre. Yo predico tremendamente largo. Pero ellos tenían hambre y querían conseguir algo de comer, y ellos empezaron a salir.

31 Y yo dije: ‘¡Esperen un minuto! Ustedes no han escuchado. Vean, yo quiero decirles de dónde viene. Es la Palabra, la Palabra’. Y cuando comencé a decirlo – hablando otra vez sobre la Palabra, y cómo fue hecho por la Palabra, todos se fueron. Bueno, esa fue la forma en que sucedió. Y cuando yo me paro allí, las Escrituras vienen a mí… (en la visión, estando en una silla en mi hogar como a las 9:00 de la mañana).

32 Y ustedes saben que cuando nuestro Señor estaba en Su ministerio joven, cuando Él estaba sanando a los enfermos y todas esas cosas, aquel joven Rabino de Galilea, Él era un gran hombre. Pero un día Él empezó a profundizar en la Palabra. Y cuando entró en la Palabra, la gente se marchó. Los 70 lo dejaron. Y entonces Él se tornó a los 12, y les dijo: ‘¿Quieren irse ustedes también?’.

33 Y entonces sucedía que yo pensaba en la visión: ‘Sí, eso es correcto’. ¿Ven? Tengo otra culminación [WSS] «5to Elías», una gran culminación que tengo que hacer. Pero ahora [WSS] «4to Elías» el sol está brillante. Pero dentro de poco las sombras de la noche estarán cayendo. Todos ellos estarán regresando otra vez. Entonces realizaré esta otra culminación [WSS] «5to Elías»”.

[Rev. José B. Pérez] Y en el mensaje “SHALOM”8, el que predicó el 12 de enero del 64, en la página 25, dice:

110 Pero, los elegidos, ¿qué es de la Luz ahora? He estado hablando tanto de la oscuridad, y la mitad de mi tiempo se ha ido, once y media. Ahora vamos a regresar; oscuridad sobre el pueblo, ahora, ¿qué de la Luz? Él dijo que habría oscuridad sobre el pueblo, pero que habría Luz: “Levántate y resplandece, porque ha llegado tu Luz”. ¿Cómo puede haber oscuridad y Luz? Tiene que estar separado. Y solamente una cosa la separa, la Palabra manifestada, separa, la lleva al otro lado [WSS] «el este»… Aquí está la oscuridad de la Tierra, mas cuando la manifestada Palabra de Dios, el sol, que fue hablado a existencia por la Palabra, se muestra, la oscuridad corre hacia el otro lado. Y eso es lo que está tomando lugar hoy: oscuridad separándose de la Luz. Ahora para la Iglesia Elegida en esta hora oscura… En lo cual, nos podemos quedar en eso por horas, pero pienso que he dicho suficiente hasta que ustedes pueden entender lo que la Escritura significa cuando dije: “oscuridad sobre este pueblo”. [WSS] «Isaías 60».

111 Ahora le digo a la Iglesia: “Shalom. La paz de Dios”. ¡Paz! Cada verdadero hebreo, cuando se encuentra con otro: “Shalom”. En otras palabras: “¡Buenos días! ¡Dios sea contigo! ¡La paz de Dios vaya contigo!”. Es: “¡Buenos días! ¿Cómo está?”. Está saliendo el día [WSS] «La Dispensación del Reino», Iglesia. Es oscuridad sobre el pueblo, pero es “Buenos días” a la Iglesia. Cristo está apareciendo entre nosotros. “Shalom. Paz”. ¡Aleluya! “Shalom”.

112 Cuando vemos la oscuridad entrando, oscuridad antes del día, sabemos que la estrella ([WSS] «Moisés y Elías. Mensajero del este» [JBP] escribe. Y antes, cuando dice “oscuridad antes del día”, escribe: [WSS] «del octavo día, del Milenio») de la mañana está allá para introducir la venida del sol [WSS] «Cristo». Es cuando la estrella de la mañana brilla. Es entre la fase del cambio. Siempre es oscuro solo unos minutos antes del día, la oscuridad viene, la luna [WSS] «Iglesia» deja de brillar. La oscuridad antes del día, es porque la luz está forzando la oscuridad. Pero la estrella de la mañana sale y dice: “Buenos días. Shalom”.

113 Ese es Él entre nosotros, Su Palabra siendo identificada. Shalom. El gran día está listo para salir [WSS] «8vo día, el Año 50 del Jubileo», cuando la mañana sale eterna, clara y serena, cuando Sus escogidos se reúnan para su Hogar más allá del cielo. Cuando se pase lista allá [WSS] «el Libro de Redención…», estaré allí [WSS] «el Libro de Redención es abierto y el nombre es llamado». Nuestros nombres están en Su Libro, estaremos allí. “Shalom. Buenos días. La paz sea con ustedes”.

[Rev. José B. Pérez] Y sigue diciendo en donde nos quedamos, aquí en la página 8-B [Citas] (un poquito antes para entrelazarlo), dice:

72 – “[33] Pero dentro de poco, las sombras de la noche estarán cayendo. Todos ellos estarán regresando otra vez. Entonces realizaré esta otra culminación ([JBP] y él escribe: [WSS] «5to Elías»)”.

[JBP] Y en la página 75, párrafo 642 dice [Citas]:

642 – “80 Uno de nuestros diáconos aquí… dijo: ‘Yo soñé que yo estaba tratando de hallar mi vía para arriba hacia el Cielo’ ([JBP] y él dibuja la Piedra Angular, y una flecha hacia la Piedra Angular). Él dijo: ‘Yo vi un hombre viniendo, un manto negro puesto, y estaba leyendo un libro’. Y él dijo: ‘Yo llegué a este hombre y le pregunté cuál vía va para el cielo’, y él dijo: ‘Pregúntale al hombre adelante de mí’. Y ese era un pastor de una iglesia que él había acudido.

81 Él fue un poco más lejos y él encontró otro hombre. Él tenía puesto un manto negro y pequeño y estaba cantando cantos, yendo a lo largo. Y ese era otro pastor; los dos pastores son amigos personales míos. Y él dijo (hombres finos) – y él dijo: ‘¿Cuál vía tomo yo para ir arriba a la cumbre de la montaña aquí?’. Él dijo: ‘Mira aquí (dijo), ¿ves parado muy lejos allá arriba en la cumbre, ese tipo pequeñito?’ ([JBP] y él escribe: [WSS] «Elías»; y hace el dibujo de la pirámide, y en la Piedra Angular escribe: [WSS] «5to Elías»). Yo dije: ‘Sí’. Él dijo: ‘Allí estaba parado un tipo con un par de pantalones de pechera puestos y un sombrero pequeño de vaquero’ ([JBP] arriba él escribe: [WSS] «Elías en la cumbre de la montaña»).

82 Alguien dijo allá en Kentucky, hablando acerca de mí, dijo: ‘Ese tipo parece cualquier cosa menos un predicador’. Puede parecer como un labrador o alguna cosa, pero… ustedes saben que no es en el parecer.

83 Y dijo que era yo parado allá arriba [WSS] «Elías». Y él subió arriba hasta que él llegó a mí; y dijo que yo lo agarré en el brazo y lo guie arriba hasta que nosotros llegamos a la cumbre del cerro. Y había un desierto que atravesar y yo dije: ‘Tengo que dejarte aquí y tú tienes que andar un poco de esto tú solo’. Él dijo: ‘Hermano Branham, ¿qué puedo hacer de aquí en adelante?’.

84 Y dije: ‘Ven aquí, Tony, mira allá abajo. ¿Ves tú aquellas huellas descalzas con sangre en ellas?’. Yo dije: ‘Eso es lo que yo he seguido todo el tiempo. Solo quédate en eso’”.

[JBP] Y él hace un dibujito de la pirámide y pies en rojo, como huellas de sangre, hasta la Piedra Angular.

[Rev. José B. Pérez] Y en esa misma página, en la 645, dice [Citas]:

645 – “Estoy aquí esta noche por Tu Gracia, y yo no sé cuándo Tú has terminado, pero yo sé que esto tiene que llegar a esto. Pero cuando llegue a ese tiempo, yo no quiero ser un cobarde. Yo quiero pararme como el resto de ellos se pararon. Pero Dios, si yo tengo que sellar mi testimonio con mi propia vida y que sea lo que debe hacerse, Señor, corónala entonces; no me corones a mí, corona el ministerio [WSS] «4to Elías, 5to Elías» que yo prediqué, Señor. Es Tu Palabra”.

[JBP] Y él escribe abajo:

[WSS] «El 5to ministerio de Elías y la coronación del ministerio de E» ([JBP] la “E”, porque ahí ya se cortó) «y la Edad de la Piedra Angular es la coronación de (las 7 Edades) la Iglesia».

[JBP] Sigue diciendo acá… estoy en la 8-B, párrafo 72 [Citas]:

72 – “[33] Yo levanté mis manos, y dije: ‘¡Gloria a Dios! No tengo que estudiarlo más porque el encargo que yo recibí al principio fue: ‘¡Quédate con la Palabra!’. Y yo me quedaré con eso. Y luego cuando yo empiece otra vez [WSS] «5to Elías», solo mantendré retirado lo que he dicho, entonces esperaré por esta culminación’. Y pensé: ‘No debo olvidarlo’. Y salí de la visión. Yo no sé qué – qué texto tenía, pero de seguro que viene otra culminación ([JBP] y él escribe al lado: [WSS] «en Moisés y Elías»)”.

[JBP] Y en la 668… Todo es como un rompecabezas. En la 668, página 77, dice [Citas]9:

668 – “Día antes de ayer en la mañana… Yo tuve una visión. / Y yo pensé que yo era la persona más contenta que jamás he visto. Yo estaba parado en el sol, S-O-L, y estaba predicando el Evangelio a una enorme, gigantesca congregación”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «predicando en el sol – Elías»; y hace un dibujo de la pirámide, y de las siete edades; y arriba la Piedra Angular, y hace muchos destellos de luz, y él escribe: [WSS] «Sol».

668 – “(Yo solo deseaba ver si estaba siendo puesta en cinta). Y ellos estaban sentados en un bosque. Y rayos del sol estaban brillando hacia abajo de ellos, solo aquí y allí, tomándolo, tomando la Palabra.

Y yo soy, como siempre, muy extenso ([JBP] y él escribe: [WSS] «en el 4to Elías se reflejó el 5to Elías, 3er Moisés y 3er Jesús»), muy tarde, predicando muy largo. Y yo prediqué tan largo, hasta que la congregación le dio hambre por comida física. Y ellos, algunos de ellos se cansaron. Así que se levantaron y se fueron afuera a obtener comida, comenzaron a irse para fuera. Yo dije: ‘No, no’.

Yo tenía dos culminaciones que yo deseaba juntar – deseaba juntar en mi sermón”.

[JBP] Y él escribe arriba:

[WSS] «4to Elías — La primera culminación en la tarde.

5to Elías — La segunda culminación en la noche».

[Rev. José B. Pérez] Él acá en este otro… Fue por la misma fecha que él relató este evento en dos mensajes distintos.

En el que les leí primero fue¿DÓNDE MORA ÉL?”, que fue en noviembre 25 del 62. Y acá en “NOMBRES BLASFEMOS”, aquí no pone la fecha…    Ah, está, por aquí lo escribió el hermano William: [WSS] «4 de noviembre del 62», él escribió pequeñito ahí: 4 de noviembre del 62; y acá 11-25. O sea que fue… este fue primero, lo relató acá primero; pero quería leerles porque ahí… lo que él escribió acá, y lo detalló con otras enseñanzas. Dice:

668 – “Yo tenía dos culminaciones que yo deseaba juntar – y deseaba juntar en mi sermón. El Señor me lo había dado. Y cualquier predicador sabe que cuando usted verdaderamente sabe de que Dios se lo dio, usted solo se está quemando por decírselo a la gente ([JBP] como un ardorcito que quema por dentro). Y yo estaba predicando, Charlie, tan duro como yo podía predicar, predicándoles, usted sabe, y diciendo: ‘Todas estas cosas grandes, esto es lo que Dios está haciendo, mire a esto. Él discierne los pensamientos del corazón. ¿Qué es? La Palabra’.

Deseo que yo pudiera recordarme lo que yo estaba diciendo ([JBP] o sea, en la visión), lo que mi texto era. Yo no podía acordarme de ello. ¿Ve? Pero yo estaba predicando; y yo me estaba viendo a mí mismo predicar. Y yo estaba predicando a ‘quien no quiere recibirlo’. Y después de un poco yo me levanté, usted sabe, y yo pensé: ‘¡Gloria a Dios!’. Yo dije: ‘¡Mientras esas cosas maravillosas!, y eso es…’.

De repente, yo noté que la gente empezó como que estaban hambrientos físicamente. Y así que ya tenían suficiente de lo espiritual, así que ellos empezaron a alejarse. Y algunos de ellos bostezaban… y empezaban a alejarse ([JBP] o sea, les daba sueño). Yo pensé: ‘¿Qué sucede con cada uno?’. Y yo mire y aquí estaba una pareja joven yendo a lo largo a mi lado. Y yo paré… Dije: ‘¡Solo un minuto, amigos! ¡Solo un minuto! Ustedes estarán aquí de regreso otra vez cuando las sombras de la tarde caerán’. Yo dije: ‘Ustedes estarán aquí de regreso otra vez. Pero, permítanme darles esta primera culminación. ¿De dónde vienen todas estas cosas que yo les he enseñado? ¿De dónde son?’. Yo dije: ‘Aquí están. Ellas están en la Palabra de Dios. Ellas son ASÍ DICE EL SEÑOR, Su promesa. Porque (yo dije) todos ustedes son testigos, presenciaron esto, que mi comisión es: Quédese con la Palabra’. Yo dije: ‘¿Qué sucede con todos ustedes? ¿No pueden entender la Palabra? Usted tiene que entenderla’. Y alguno dijo: ‘Hombre, yo desearía tener algunos bizcochos’, y alguno de… como esos.

Bueno, yo solo pensé: ‘Bueno, ¡gloria a Dios! Si ellos quieren bizcochos, déjenlos a ellos que vayan y los obtengan’. Así que yo di vuelta alrededor. Yo pensé: ‘¿Pero sabe usted qué? Las sombras van a caer después de un tiempo ([JBP] y él escribe al lado: [WSS] «usted tiene que entender la Palabra»), pronto’. Y yo dije: ‘Entonces a la noche, cuando esa congregación se reúna otra vez… Ahora yo les puse la culminación y les dije que las cosas que ellos me han visto hacer se encuentran en la Palabra de Dios, no en algún libro mítico o alguna organización. Están en la Palabra. ¿Ve? Cada uno de ellos está en la Palabra, porque soy comisionado para eso’. Yo pensé: ‘Usted sabe, ellos estarán cada uno de regreso a la noche. Así que aquí está lo que voy a hacer: ‘Yo antecederé, en cierto modo antecederle’. Usted sabe la manera que yo lo hago en estas edades de las iglesia y cosas, digo lo que dije antes. ‘Yo lo antecederé en la Palabra, y entonces esta gran, maravillosa culminación’. Yo dije: ‘¡Qué tiempo será! ¡Alabado sea Dios!’. Y yo me miré a mí mismo haciéndome muy pequeñito, y oí ese: ‘Alabado sea Dios’. Yo me miré desteñirme arriba así. Y aquí yo estaba, parado allí.

Ahora, aquí está la interpretación de esto. La primera cosa que yo he hecho, las cosas que se han hecho, han sido místicas para la gente, casi para todos. Yo no puedo decir que a los del Evangelio Pleno o los Santos de Dios, quiero decir que para la mayoría de la gente […].

Ahora, y este primer Mensaje, cuando ellos lo vieron, cada uno se reunía por ello, dijeron: ‘¡Oh, gloria a Dios! Oh, si yo pudiera ver esto, eso, y lo otro’. Y ellos se iban luego, en la misma manera que habían venido […].

Y hermanos se sentaban y decían: ‘Bueno, ¿qué haría yo si yo…?’. ¿Ve allí? Ellos no se detienen lo suficiente para reconocer que es la Palabra de Dios prometida siendo manifestada. ¿Ve? Y ellos se alejaron. Pero no se preocupe, las sombras están cerca, ¿ve?

Cuando yo retorne al campo… ¿Usted recuerda la otra noche, del mensaje que Él me dio allá arriba [cuando] yo estaba poniendo la piedra angular? Exactamente. Dijo: ‘Haz la obra…’. Dijo: ‘Cuando salgas de esa visión, lee 2da. Timoteo 4’ […].

Pero recuerdan entonces la otra noche cuando yo nunca leí el resto de ello. Los treinta algo de años que yo he predicado en este tabernáculo, nunca jamás me fui más lejos que eso, y yo no sé por qué. Yo he meditado sobre eso hasta que un día yo miré donde Jesús levantó el rollo y comenzó a leer, y leyó mitad de la profecía, y paró, y dijo (allí en Capernaúm), Él dijo: ‘Y en este día, esta profecía se ha cumplido’. ¿Por qué no leyó el resto de ello? Ello pertenece a Su Segunda Venida […].

Pablo dijo: “Yo… Todo hombre se ha tornado en contra de mí. No hay un hombre conmigo. Demas me ha abandonado, amando a este mundo presente’ […].

Pero Pablo, pobre pequeño Pablo, ¿qué era? Dios siempre permite a un ministerio que se haga así y entonces lo corona […].

Siempre llega al punto donde parece como que está verdaderamente, verdaderamente débil, listo para acabarse, entonces Dios lo corona. Oh, Señor, permítelo que acontezca. Permítelo que acontezca, Señor”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Cuando el ministerio llega a parecer que es débil, entonces Dios corona».

[JBP] Y abajo escribe: [WSS] «La coronación de un ministerio. Débil».

[Rev. José B. Pérez] Y acá para continuar, ya concluir el párrafo 462 [Citas]:

462 – “[112] Yo espero que usted lo vea, amigo […].

114 Ahora, nosotros no tenemos tiempo para sacar el resto de la historia. Ustedes saben cómo él tuvo que venir con una declaración forzada a Baal. Él lo hará uno de estos días, no se inquiete usted. Cuando él venga caminando fuera de ese desierto, ustedes cuiden qué es lo que toma lugar”.

 

DIOS, EL CREADOR
Dr. William Soto Santiago
Jueves, 15 de septiembre de 1994
(Segunda actividad)
Buenos Aires, Argentina

Por cuanto la sexta dimensión no es visible a la vista humana, por esa causa encontramos que los seres humanos no han podido tener contacto normalmente o científicamente con la sexta dimensión…

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 20 del libro de Citas, párrafo 156, dice:

156 – “El velo es la carne. El velo es lo que nos impide a nosotros para mirar a Dios cara a cara; en esta iglesia, el velo es lo que nos impide a nosotros mirar a los ángeles, en sus posiciones esta mañana parados junto a los asientos”.

[JBP] El ángel de cada uno acampa en derredor de los que le temen, y los defiende10; o sea que están ahí al lado de usted, su ángel.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «El velo = nos impide ver la otra dimensión».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí la página 7 [estudio bíblico]:

… pero a través de la historia bíblica encontramos una manifestación grande a través de la historia de la raza humana, de la sexta dimensión…

[Rev. José B. Pérez] Y en la página 2, párrafo 15, dice [Citas]:

15 – “Yo solo me pregunto que si cuando estamos llegando aún la muerte es difícil. Jesús peleó en contra de ella: ‘¿Será posible que esta copa debiera pasar?’. Que cuando estamos llegando sin demora al fin del camino y yo (yo observé a mi esposa cuando ella se fue)…, yo me pregunto, cuando nosotros lleguemos al fin del camino, allí si Dios solo no le dijera a mamá o algunos de ellos en el otro lado: ‘Mira, tu hijo viene al hogar esta mañana. Desciende allí abajo a la ribera del río’. ‘Vigila por ella’. Nosotros llegamos a verlos…”.

[JBP] Allí también, cuando el hermano Branham en una ocasión fue y Sharon lo recibió, y ella le dijo: “Mamá te está esperando allá arriba, en la casa allá, ve. Yo voy a quedarme aquí a esperar a Billy”, su hermano, a Billy Paul11. Y aquí relata… ¿Ve cómo dice?:

15 – “… allí si Dios solo no le dijera a mamá o algunos en el otro lado: ‘Mira, tu hijo viene al hogar esta mañana. Desciende allí abajo a la ribera del río’. ‘Vigila por ella’. Nosotros llegamos a verlos cuando estos ojos se están transformando de lo natural a lo sobrenatural. Entonces esa visión, cuando está contagiándonos, si la niebla solo se secaría, entonces nosotros podemos mirar al otro lado y verlos descendiendo al río. Yo espero que así sea ([JBP] yo también espero que así sea, que podamos mirar y ver). Yo no sé. Yo no pudiera decir que es verdad; yo no sé. Pero yo lo he visto muchas veces”.

[JBP] Y el hermano William escribe: [WSS] «El río y la resurrección».

[JBP] Y hay otro lugar, no lo tengo a la mano, pero recuerdo que (después lo conseguimos), que él escribió:

[WSS] «un valle, un río y un tabernáculo».

[JBP] Y acá escribe: [WSS] «El río y la resurrección».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo, en la página 7 [estudio bíblico]:

… la cual encontramos que gobierna sobre esta dimensión terrenal. Y esa dimensión influye en y sobre esta dimensión, sobre la raza humana, sobre los hijos de Dios.

[Rev. José B. Pérez] En la página 6, párrafo 47, dice:

47 – “Usted no puede ser aquí un ser espiritual, pecador o santo, sin tener una influencia del mundo abajo [WSS] «5ta dimensión» o del mundo arriba [WSS] «6ta dimensión». Si usted es influenciado de aquí, usted es de arriba. Su cuerpo celestial está esperando aquí arriba ([JBP] escribe: [WSS] «6ta dimensión»). Pero si usted es malvado, hipócrita e indiferente, su cuerpo celestial está aquí ([JBP] y escribe: [WSS] «5ta dimensión») abajo, a pesar de cuánto usted piense que está allí arriba ([JBP] en la sexta dimensión), porque el fruto que usted lleva ante la gente prueba de dónde es usted ([JBP] por eso Jesús decía: “Por sus frutos los conoceréis”12). Así que usted es aquí lo que usted es en alguna otra parte. Su vida que usted vive aquí está solo reflejando lo que su herencia es cuando usted se vaya de aquí”.

[JBP] Y él escribe arriba:

[WSS] «Hay cuerpo de la 5ta dimensión también».
[WSS] «La teofanía = cuerpo de la 6ta dimensión».

[JBP] Y en la página 76, párrafo 647, dice:

647 – “Entonces hay una representación verdadera en el reino espiritual de la otra dimensión. De ser en una triple dimensión entonces la sexta dimensión tiene su representación. Estoy tan contento por ello”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «dimensiones, representaciones».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo en la página 7 [estudio bíblico]:

También influye la quinta dimensión, y la quinta dimensión es el infierno; esa influye también sobre la raza humana.

Y desde esas dos dimensiones viene una inspiración para los seres humanos. Una dimensión inspira a los seres humanos hacia el bien, hacia las cosas de Dios, hacia el Programa de Dios; otra dimensión inspira a los seres humanos en contra del Programa de Dios.

[Rev. José B. Pérez] En la página 5, párrafo 41 [Citas]13, dice… Luego lo pueden leer completo… Vamos a leerlo completo para que quede, porque todo ese extracto es muy importante colocarlo aquí. Párrafo 41, dice:

41 – “191 Vamos a dar un retrato aquí, un pequeño retrato mental. Aquí está una corriente derecha a través de aquí14, viniendo abajo a través de la vida. Ahora obsérvelo, esto está canalizado. (Permítame toda su atención ahora para que usted no se pierda esto). Derecho abajo como esto. Ahora, en este pequeño canal, aquí moran seres mortales – usted y yo. Ahora, adentro de allí, vamos a ver qué es. Es una masa de travesura y toda cosa, pero de vez en cuando usted verá una luz. Usted ve negruras y rayas. Eso es jovialidad y travesear y diablos apoderándose de la gente. ¡Oh!, ellos se visten bien, vaya, y altamente culturados tal como lo pueden ser; eruditos ilustres, pero siempre el diablo. Pero hay renacidos, sentados allí adentro.

192 Ahora, esta gente en este canal es influenciada de dos lados diferentes. Ahora, en este lado, yendo por este lado, hay una trinidad. Ahora, en este otro lado hay otra trinidad.

193 Ahora, el primer lugar en este lado son las almas de los injustos. Cuando el hombre muere se va a un lugar esperando juicio. Jesús fue y predicó a las almas que estaban en prisiones [WSS] «1ra de Pedro» ([JBP] escribe él allí). Lo siguiente es demonios. Lo siguiente es el diablo en el infierno. Ahora, esos adentro allí son fantasmas, espíritus de hombres muertos que nunca se arrepintieron. Ellos están esperando por el juicio. La única cosa que ellos saben es travesura, y lo que ellos hicieron.

194 Ahora, acá arriba, estos cristianos son influenciados de arriba. Esta es una parábola. Aquí arriba está otro espíritu, el Espíritu Santo, el Espíritu de un hombre: Cristo Jesús, el Espíritu Santo [WSS] «la 6ta dimensión». El Espíritu Santo influencia Su Iglesia, en este reino de mortales.

195 El diablo mediante estos espíritus influencia al hombre [WSS] «5ta dimensión». Ahora mire, lo siguiente es ángeles. Lo siguiente es Dios [WSS] «7ma dimensión». Ahora cada mortal aquí es influenciado por uno de estos mundos. ¿Ve usted lo que quiero decir?

196 Ahora, lo que esa mujer hizo, ella quebró para adentro del reino y ella les está hablando a esos hombres poseídos por demonios que desde un principio eran los espíritus de esos ángeles caídos que no se arrepintieron allí en el principio, y permitieron que sus seres fueran poseídos por ellos; y ellos están esperando el juicio.

197 Y ellos que están aquí son influenciados y han renacido por el Espíritu de Dios. Y el diablo tiene sus profetas y Dios tiene los Suyos. ¿Ve lo que quiero decir? Es influir y ahí vamos. Deténgase para separarlo. Jesús, cuando Él estaba aquí en la Tierra…

198 Ahora, hoy en día Él no pudiera quebrar adentro de ese reino y sacar a un hombre justo afuera de ese reino. Él no pudiera hacerlo. Esos hombres justos ya no están allí donde estaban antes, en el Paraíso. No señor. El Paraíso fue concluido cuando la Sangre de Jesús se lo llevó”.

[WSS] «El Paraíso antes era una parte de la quinta dimensión».

[WSS] «Lucas — Lázaro y el rico». [JBP] Escribe “Lucas”, pero es el Evangelio según San Lucas.

[WSS] «Mateo 27:50-54».

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo la página 7 [estudio bíblico]:

Y uno debe estar en contacto con la dimensión de Dios, con la sexta dimensión, a la cual pertenece el cuerpo teofánico de cada uno de nosotros, el Ángel de Jehová, el cual acampa en derredor de los que le temen y los defiende.

Un ángel, un mensajero, un cuerpo teofánico, para cada hijo de Dios; ese es el cuerpo teofánico que cada uno de ustedes tendrá en el nuevo cuerpo; y ya está guiándolos a ustedes, y a mí también el mío.

 

EL TIEMPO DE JUNTAR A LOS ESCOGIDOS DE DIOS
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 8 de febrero de 1998
(Segunda actividad)
Cayey, Puerto Rico

Ahora, hay algo también que todos estamos llamados a considerar, y es ser preparados o estar preparados para ser transformados y raptados en este Día Postrero.

(…) Tenemos que estar consagrados a Jesucristo nuestro Salvador, viviendo conforme a las cosas del Espíritu de Dios, y no conforme a las cosas de la carne, para que así estemos preparados para nuestra transformación; y estemos recibiendo siempre la Palabra, para que la Palabra se haga carne en cada uno de nosotros, a medida que la vayamos recibiendo, porque la Palabra se hace carne en la persona a medida que la recibe.

[Rev. José B. Pérez] En el libro número 1 de extractos de “La Visión de la Carpa”, en la página 95 nos dice nuestro hermano William Soto Santiago… página 94 abajo. Dice:

EL NUEVO TEMPLO
Dr. William Soto Santiago
Domingo, 25 de diciembre de 1977
(Servicio de Carpa)
Cayey, Puerto Rico

Recuerde tener su vida preparada; porque ese es un cuerpo angelical, ese es un cuerpo celestial, y si usted no está preparado, no se puede acercar lo suficiente a usted para transformarlo. ¿Ve? Así que estemos preparados. En cualquier momento, algo va a suceder.

Por supuesto, todos desearíamos que fuera este año. Yo soy el primero que lo deseo. Y si usted le preguntase a nuestros amados hermanos de las dispensaciones pasadas, ¿qué cree usted que ellos dirían? Si usted le preguntase a los mensajeros de las siete edades, ¿qué cree usted que ellos dirían? “¡Nos gustaría regresar ahora mismo!”. Pero la Escritura dice que ellos están esperando por nosotros, hasta que lleguemos a la perfección.

Yo creo que ya estamos llegando, yo creo que ya nos falta muy poco ([JBP] y yo lo creo también, y todos lo creemos). Y cuando lleguemos por completo, cada uno como individuos, entonces tienen que venir los santos de las edades pasadas. Eso fue lo que el cuarto Elías dijo. No puede ser de otra manera.

Así que la parte nuestra nos toca a nosotros. La de Dios le toca a Dios.

Estemos listos, estemos preparados. Si todo se aguantase, y no pudiéramos ser transformados en este año, sería solamente por una cosa: porque no estamos preparados; y tendríamos entonces que esperar al otro año. Si no estuviéramos preparados el año que viene, tendríamos que esperar otro año más.

Pero deseamos que Él perfeccione Su Obra en nosotros, y que este año mismo, si Él nos puede acabar de llevar a la perfección, a lo que nos falta, nos gustaría que lo hiciera ([JBP] ¡a nosotros nos gustaría también!). ¿Para qué? Para que entonces seamos transformados, seamos trasladados, y nos vayamos de aquí… aunque nos quedemos aquí. ¿Entendieron?

Porque cuando nos vayamos de aquí, no estaremos muy lejos: estaremos aquí mismo pero en otra dimensión. Así que podemos trabajar más de lo que hemos trabajado, podemos predicar mejor, podemos hacer más cosas de las que hemos hecho. Así que la Obra seguirá adelante, y será limpiada esta Tierra para entonces comenzar el Milenio después ([JBP] o sea, la gran tribulación, limpiar la Tierra).

Estas cosas que hablamos, ya ustedes saben que son un material que fue almacenado por el cuarto Elías, pero que ahora lo estamos usando nosotros. Fue almacenado para nosotros usarlo. ¿Para qué? Para la Obra de este Nuevo Templo que está siendo construido, y que ya estamos en la última parte de ese Nuevo Templo. Estamos en la parte más importante, la parte de ponerle la Piedra Angular a ese Templo, ese Templo de Dios.

Por lo tanto, estamos siendo preparados, todos estamos siendo preparados. Déjese preparar por Dios, para que así se goce en grande manera cuando Dios cumpla el resto de las cosas que faltan de ser cumplidas. Estemos a la expectativa.

Recuerden ustedes que un día como ayer ([JBP] estaban ahí…) y hoy, el 24 y 25, fue que el hermano Branham partió. Él partió a las 5:49 de la mañana. Él también, cuando vino a esta Tierra, vino también por la mañana, y se fue por la mañana.

La Luz de la Tarde apareció acá por la mañana y se fue por la mañana. Así que recuerden que fue un día 24 al 25 de diciembre. O sea que sería 24 de diciembre, amanecer 25. O sea, que ya las 5:49 de esa mañana pertenecía entonces al 25 de diciembre, hasta donde puedo ver. Si fuera de otra manera, en alguna ocasión se los diré; pero como lo he visto, ha sido de esa manera.

Así que, para el mundo, el día de ayer y el de hoy es un tiempo de regocijo mundano; pero para el pueblo de Dios fue un tiempo de dolor y de tristeza, porque se nos fue el cuarto Elías para la sexta dimensión, donde lo estaban esperando. Pero él dijo que él regresaría. Él regresará en la resurrección, lo veremos nuevamente; y él dijo que era un jovencito de 18 a 21 años. Por lo tanto, algún día estará con nosotros; así que le tendremos un día con nosotros en esta Carpa.

Esto parecerá quizás un sueño, pero no es un sueño. Él se vio en otra dimensión, en una dimensión más alta; pero dijo que vino a una carpa, pero que la gente no lo podían ver a él. Así que algún día eso también lo verán cumplido en la resurrección. ¡Los estamos esperando a todos ellos!

A través del mundo entero, el ministro que pueda tener sobre él la unción correspondiente para ministrarle a un pueblo la Palabra que necesita para que llegue a la perfección, con ese grupo Dios traerá a los muertos en Cristo. Tendrán que venir; y entonces le tendrán que aparecer a ese grupo. ([JBP] ¡Gloria a Dios!).

Ahora, recuerden que todos los ministros han deseado eso. Y todos los ministros con sus congregaciones han deseado que el primer lugar que el hermano Branham visite cuando resucite sea su congregación. Por lo tanto, él dijo que cuando él estaba en otra dimensión, él descendió a un lugar donde había una carpa. ¿Ve? Así que sabemos que algo va a pasar algún día, algo tiene que pasar. Ellos no están muy lejos; ellos están muy cerca de nosotros, nos están viendo, pero no pueden pasar acá, ni nosotros pasar allá, hasta que lleguemos a la perfección.

Hemos sido colocados en el ambiente y bajo la influencia de la sexta dimensión, pero todavía con nuestros ojos no podemos mirar y ver al lado allá; pero algún día vamos a mirar y vamos a ver; y ellos podrán estar con nosotros y nosotros con ellos.

Esas son cosas que están prometidas; porque cuando el Señor resucitó, estuvo con aquellos que estaban preparados.

[Rev. José B. Pérez] Sigue diciendo aquí (página 8) [estudio bíblico]:

Por ejemplo, no se puede hacer carne en una persona algo que no ha escuchado y no ha recibido. Por ejemplo, si una persona no ha escuchado ni ha recibido la revelación de quiénes serán transformados en el Día Postrero, y no sabe que serán los escogidos de Dios del Día Postrero, pues esa persona, por cuanto no tiene la revelación de quiénes serán los que serán transformados, podrá pensar o decir: “Algún día vendrá la transformación para una generación futura”, pero no se dará cuenta que es para personas que están viviendo en este tiempo final.

Pero cuando la persona obtiene esa revelación divina: esa Palabra se hace carne en la persona; y cuando se habla de los que serán transformados, levanta sus manos y dice: “¡Yo seré transformado!”.

[Rev. José B. Pérez] Y… creo que es aquí en el libro de Citas, del mensaje “OBRA MAESTRA”. Página 128, párrafo 1137:

1137 – “Yo quiero una Obra Maestra para el Maestro. Tal vez tendré que arrancar unos pocos y como esto, pero tendré una Obra Maestra algunos días de estos, si yo lo guardo bien en esta Palabra”.

[JBP] Y él escribe: [WSS] «Una Obra Maestra para el Maestro».

[JBP] Y hace un dibujito de pirámide; o sea, una piedrita angular [WSS] «como Iglesia», una piedrita angular [WSS] «como Mensaje», una piedrita angular [WSS] «como mensajero» y una piedrita angular [WSS] «como individuos». Hace esos dibujitos de piedra angular, las cuales somos nosotros, cortados por la Mano del Maestro, cortados como piedras angulares.

[Rev. José B. Pérez] Ha sido un gran privilegio y una gran bendición poder leer todos estos extractos, que deseamos que Dios nos permita comprender todo lo que ha sido traído en esta ocasión, en el tema: “LAS SIETE DIMENSIONES”.

Ya el día de mañana estaremos hablando sobre “EL MISTERIO DE LA REDENCIÓN”. Así que estén orando para que Dios también —en la introducción, y también en el mensaje—, nos permita comprender todos esos misterios; porque ahí está, en esa Palabra que nos ha traído el Ángel del Señor Jesucristo, William Soto Santiago, está todo, ahí está todo lo que necesitamos, lo que usted y yo necesitamos para obtener pronto esa Fe de Traslación, esa Fe de Rapto.

Y le damos gracias a Dios que nos haya enviado en este tiempo a Su Ángel Mensajero: William Soto Santiago; por el cual le damos un fuerte aplauso a nuestro Padre celestial. El cual está, como hemos visto allí, muy cerquita, pero que muy cerquita, de nosotros.

Vamos a tener a nuestro hermano, el reverendo William Pérez, para así cantar un canto y luego ser despedidos en oración, y que Dios nos lleve con bien hacia los lugares donde vamos a dirigirnos. Y nos permita estar mañana aquí, en la mañana, disfrutando de las alabanzas, que es un parte muy importante. Por eso es bueno llegar siempre temprano y prepararnos: orando al Señor, meditando al Señor, entrando en ese ambiente de la sexta dimensión, para que cuando entre el culto: ya estamos en quietud y estamos ya listos para recibir de parte del Señor todo lo que Él tiene.

Hay una parte donde estaba leyendo que él escribe que cuando uno va a pasar al púlpito, dice que no es bueno…; él hace una anécdota (voy a ver si lo consigo); no… dice que cuando él va a pasar no habla con nadie (dice), porque el Espíritu se va, el Espíritu de Dios se va; algo así escribe ahí.

Así también nosotros: debemos de tratar de estar tempranito siempre, para que ese Espíritu…, ese ambiente esté alrededor de nosotros; y así las bendiciones de Dios puedan venir sobre nosotros.

Muy importante —como ya lo hemos escuchado del hermano Branham y del hermano William—esa parte de la preparación antes de comenzar el culto: el devocional, la predicación, y al final la oración – el canto con la oración.

Bueno, que Dios me los bendiga, Dios los guarde; y muchas gracias por vuestra amable atención.

Dios les bendiga.


1 Romanos 8:15, Gálatas 4:6

2 SPN60-1231 “Apocalipsis, Capítulo Cuatro, Parte 1”, pág. 27, párr. 178

3 SPN63-1110M “Almas encarceladas hoy”, pág. 53, párrs. 368-370

4 Citas, pág. 40, párr. 321

5 1999-04-12 “La liberación de la descendencia de Abraham”, págs. 18 y 19

6 Cita 72: 62-1125 “¿Dónde mora Él?” (párrs. 29-33 en inglés)

7 SPN64-0119 “Shalom”, pág. 25, párr. 143

8 SPN64-0112 “Shalom”, pág. 20, párrs. 110-113

9 Cita 668: SPN62-1104M “Nombres blasfemos”, pág. 37

10 Salmos 34:7

11 60-0716 “Desde ese entonces” (párr. 232 en inglés)

12 San Mateo 7:16, 7:20, San Lucas 6:44

13 Cita 41: SPN53-0609A “Demonología – Reino Religioso”

14 Traducción oficial: [WMB] “Aquí hay un arroyo, viene directamente por aquí, justamente en esta dirección”.

Ir arriba