Palabras al Rev. Miguel Bermúdez Marín

Reproducir vídeo
Rev. José Benjamín Pérez
Martes, 6 de septiembre de 2022
Cayey, Puerto Rico

Dios le bendiga, hermano Miguel, Dios le guarde. Dios nos ha ido ayudando, hermano Miguel, en todo.

Y como todas las Escrituras, como decimos… hemos dicho en estos días, leyendo del hermano William esos escritos, donde él dice que [WSS] “esas Escrituras tienen múltiple cumplimiento”, y (lo último que leímos hace poco) que [WSS] “tienen también múltiple revelación”. Y eso es algo muy tremendo, porque desde diferentes ángulos uno puede ver cómo Dios cumple, también, todas las promesas que Él ha prometido para Su Iglesia en este tiempo.

Como por ejemplo: La Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, que es Su Segunda Venida, mira cómo Él cumple eso bajo… (digamos) desde que nació ese velo de carne allí en el 1940; viene a tener su trayectoria como bebé, como niño, como joven. Ya como joven, ves que ahí en ese día del 28 de febrero del 63, cómo hubo allí una manifestación poderosa de esa dimensión celestial, donde comienza un ministerio: que es el ministerio del Séptimo Sello, que es el ministerio del Ángel Fuerte, que es el ministerio del cumplimiento de la Venida del Señor; comienza a cumplirse en el 1963, y empieza ese ministerio a cumplir Su Venida.

¿Cómo cumple Él Su Venida? Trae ese poderoso Mensaje; porque el Hijo del Hombre viene con Sus Ángeles; pero entonces, Sus Ángeles es esa parte final del Séptimo Sello que cumple también Su Venida. O sea que también tiene Escrituras de trayectoria para llegar a la parte culminante de la Carpa.

Viene Él (otra Escritura más) y le aparece a la Iglesia hebrea; o sea, le aparece a la Iglesia, vamos a decir, a la Elisabet hebrea, a la Iglesia Elisabet hebrea; y le aparece allá ese Arcángel. Le da la noticia de que va a tener un niño, y le da la noticia de todo lo que ese hombre de Dios iba a realizar (esos ministerios), hasta el nombre le dio.

Igual le aparece entonces a María —María, la que tenía la promesa de que iba a dar ese hijo por medio del Espíritu Santo, que haría sombra—, y le mostró allí todo lo que iba a ser esa Obra, ese ministerio, esa Obra, que era la Obra de Redención.

Y fíjate cómo también, al Él aparecerle acá, tanto a la Iglesia de las edades…, representada allí en las diferentes ocasiones que le apareció al reverendo William Branham… ¡desde su nacimiento!, porque fíjate que hubo algo allí con la mamá: antes de dar a luz ella vio esa Luz. ¿Ve? Hubo una visita también a la mamá del hermano Branham.

Y acá, ¿ve cómo también otra Escritura cumplida en esa parte del múltiple cumplimiento?, le aparece también entonces a la Iglesia-Novia, a la María también, y le da un Mensaje, le da una noticia; y luego, más adelante, cumple entonces esa noticia: en el cumplimiento de la Visión de la Carpa ya en plenitud; o sea, ya es un ministerio final de la Obra de la Venida del Hijo del Hombre.

O sea, todo…, diferentes ángulos. Uno no puede tomar una Escritura y enfocarla en una sola cosa y dejarlo ahí, porque tiene diferentes ángulos, diferentes revelaciones, como él lo escribió allí en una ocasión.

Y cómo la Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, que es el Séptimo Sello y el Sexto Sello… Hace poquito leímos que el Séptimo Sello y el Sexto Sello se unen, se entrelazan. Y todo eso, vamos a ir viéndolo, cómo Dios nos ha ido mostrando que la Venida del Señor, Su Segunda Venida, cuando se cumple en… (vamos a decir) ya en Su comienzo de ministerio: 1963, que vino el cumplimiento de la Segunda Venida en carne humana, en William Soto Santiago, viene cumpliendo esa Obra, esa labor, con ese poderoso Mensaje que nos ha traído Voz de Arcángel. ¿Ve? Viene cumpliendo todas esas Escrituras.

Y al final, entonces: la Trompeta de Dios, que es la que al final proclama Moisés y Elías; pero también él, por un lado, dice que: [WSS] “con la Gran Voz de Trompeta llama y junta a los escogidos”. ¿Ve que son diferentes ángulos que las Escrituras tienen cumplimiento?

Y eso es algo que hemos estado viendo en estos días: cómo Dios ha estado vindicando esa Palabra escrita y hablada… o hablada primero y después escrita; y vemos cómo Dios nos ha ido mostrando todo eso en el cumplimiento de lo que estaría siendo manifestado en la Visión de la Carpa; que no es un solo día, sino que eso conlleva para atrás y para adelante, ese día que el hermano Branham vio.

O sea, lo que él vio ya estaba en una parte culminante, una parte ya donde todo estaba siendo realizado ya en un nivel bien alto; pero antes de eso, para llegar a ese día, tenía que venir subiendo, subiendo, subiendo, subiendo, o sea, hasta llegar a ese día; o sea que fue algo progresivo. Y cada vez vamos viendo cómo todo esto va progresivo, progresivo, hasta que lleguemos a ese día que el hermano Branham vio.

Y luego de ese día: todo lo que va a ocurrir luego de ese día; que eso ya lo vamos a estar viendo, de seguro, ya cuando estemos adoptados, transformados, ya veremos todo lo que estará ocurriendo ahí.

Por eso muchos quizás tropiezan en cuanto a las cosas que van siendo habladas; pero hay que tener una mente espiritual abierta para mirar todo en los diferentes ángulos, y verlo en las diferentes revelaciones que Dios está dando en esas Escrituras, que se van cumpliendo desde el 63 (vamos a decir)…; porque podemos decir desde el 1906 y 1909, que son fechas importantes: 1946 y 1940. En 1963 ya comienza ese ministerio del cumplimiento de la Venida del Señor en ese poderoso profeta en donde viene el Hijo del Hombre con Sus Ángeles.

Y más adelante, del 74, 77, ya se entra de lleno a esa hora de Su Venida. Y todo eso se va cumpliendo hasta que la hora de Su Venida se cumple, y empieza otra etapa en donde ese final del Séptimo Sello, que es el que se une con el Sexto Sello, ahí ese Sexto Sello, que son los ministerios de Moisés y Elías, empiezan a surgir.

Aunque él dice por acá que él viene…: [WSS] “Cuando ustedes vean al Ángel del Señor, van a ver que va a estar con los ministerios de Moisés y Elías”, y eso es así también. ¿Ve? Y al final vemos que esos ministerios: “No, espérate, que esos ministerios no son para la Iglesia; son para los judíos. Los milagros tienen lugar es para los judíos”, que esos son Moisés y Elías. ¿Ve? También tiene otro cumplimiento. Y tiene que tener una trayectoria también, para que Dios cumpla la Obra correspondiente al Sexto Sello en el final del Séptimo Sello, que es el que se entrelaza con el Sexto.

Y Dios va a ir cumpliendo cada promesa, cada profecía, a medida que se va avanzando más y más en el Programa Divino, en la parte final del Séptimo Sello con el Sexto Sello.

La Venida del Hijo del Hombre con Sus Ángeles, que es el Séptimo Sello para la Iglesia, es la Séptima Trompeta para Israel; pero todo es en un entrelace, y ese entrelace se hace en una Gran Carpa Catedral, en donde ya ahí, esos ministerios, Dios los opera.

O sea, el que está obrando en estos días finales es: el Espíritu Santo, la Columna de Fuego. ¿Y de quiénes son los ministerios? De Dios. Dios es el Dios de los espíritus de los profetas, y Él puede manifestar el ministerio que Él desee.

Por eso, muchos quizás van a tropezar con eso; pero para nosotros, los escogidos, tenemos esa bendición de poder ver el cumplimiento ya en la parte final, de la Venida del Señor con Sus Ángeles.

Dios te bendiga, hermano Miguel. Quería comentarte estas cositas, para que así veas por dónde es que vamos. Aunque ya sé que – yo sé que tú estás bien al tanto de todo, pero para que tengas ahí un pequeño resumencito de esta parte que quería hablarte también; lo cual es de gran bendición; está siendo de bendición toda esta etapa, donde, no tan solo conocemos ese misterio, sino que también estamos conociendo cómo Él desea que cada uno de nosotros esté, para poder reflejar esa sexta dimensión, la cual pronto se estará abriendo en medio de nosotros.

Porque una persona no puede esperar que venga su teofanía de esa dimensión, cuando todavía tiene en su cuerpo cosas de la quinta dimensión; o sea, “por eliminación” no puede ser así. Cada persona va a recibir el espíritu y va a entrar a la dimensión a la cual está reflejando.

Los que no va a reflejar la sexta dimensión, pues van derechito a la quinta dimensión, que va a estar siendo abierta – que está construyéndose aquí en este planeta Tierra, y va a ser abierta para todos los que se van a quedar. Pero para nosotros los escogidos: se está abriendo la sexta dimensión a nosotros, y hacia eso nos estamos inclinando: a reflejar la sexta dimensión.

Bueno, hermano Miguel, Dios te bendiga. Discúlpame que te tomé estos minutos, pero quería hablarte estas cositas para mantenernos al día tú y yo en estas cosas, las cuales, con mucho amor y cariño las expreso.

Que Dios te bendiga, Miguel, grandemente, Dios te guarde; te mantenga sano, fuerte; que bendiga también a Ruth, a tus niñas, a tu hijo también (Moisés), y a todos allá.

Y pronto ya no tendremos esta limitación de estar hablándonos así, sino que más bien será en persona; porque con ese cuerpo eterno no tendremos limitaciones.

Que Dios te bendiga, hermano Miguel, Dios te guarde; tengas un hermoso día.

Traducciones

Ir arriba